Infortelecom

Noticias de conflictos

07-01-2020 | Fuente: abc.es
El secretario de Defensa desmiente a Trump y niega que EE.UU. vaya a destruir patrimonio de Irán
El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijo este lunes que seguirán las «leyes de los conflictos armados» tras la amenaza lanzada por el presidente Donald Trump de atacar 52 objetivos iraníes, algunos de ellos importantes para la cultura persa, en caso de una represalia de Teherán. En una comparecencia en el Pentágono, Esper pareció matizar la advertencia del mandatario, al ser consultado por la prensa si su respuesta significaba que no atacarían sitios culturales. «Esas son las leyes del conflicto armado», insistió el jefe del Pentágono, según reseñan medios locales. El pasado sábado, Trump, aseguró que tiene identificados 52 objetivos de Irán para responder «muy rápido» y «muy fuerte» a las eventuales represalias de Teherán por la muerte en un ataque selectivo estadounidense del poderoso general iraní Qasem Soleimaní. «Que esto sirva como una ADVERTENCIA de que si Irán ataca a cualquier estadounidense o activo estadounidense, tenemos identificados 52 sitios iraníes (que representan a los 52 rehenes estadounidenses tomados por Irán hace muchos años), algunos de ellos de muy alto nivel e importantes para Irán y la cultura iraní, y esos objetivos, e Irán mismo, SERÁN GOLPEADOS MUY RÁPIDO Y MUY FUERTE», sentenció Trump en Twitter. «¡EE.UU. no quiere más amenazas!», añadió el mandatario, que eligió el número 52 por los 52 funcionarios estadounidenses que fueron tomados como rehenes en el asalto a la Embajada de Estados Unidos en Teherán en 1979, cuando los dos países dejaron de tener relaciones diplomáticas. La declaración del gobernante llevó a que este lunes la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, señalara que Estados Unidos se ha comprometido en múltiples convenios internacionales a respetar el patrimonio cultural en caso de conflicto. La responsable de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) se reunió con el embajador iraní ante la misma, Ahmad Jalali, para abordar la situación en Oriente Medio y las amenazas sobre el patrimonio, según un comunicado de la organización. Azoulay recordó que tanto EE.UU. como Irán han suscrito las Convenciones de 1954 para la protección de bienes culturales en caso de conflicto y de 1972 para la protección del patrimonio mundial, en la que los países «se comprometen a no tomar deliberadamente ninguna medida susceptible de dañar el patrimonio cultural y natural» en los países signatarios. También señaló que la resolución 2347 del Consejo de Seguridad de la ONU, adoptada por unanimidad en 2017, condena los actos de destrucción del patrimonio cultural.
06-01-2020 | Fuente: abc.es
Aumenta el islamismo radical en Francia cinco años después del atentado contra «Charlie Hebdo»
Cinco años después de las matanzas islamistas del 7 de enero, contra el semanario satírico « Charlie Hebdo », y el 13 de noviembre de 2015, en la sala de conciertos « Bataclan », que se cobraron más de un centenar de muertos, los servicios de seguridad del Estado de Francia y varios estudios especializados confirman el crecimiento llamativo de un islam francés, salafista, yihadista, terrorista y subversivo. Según fuentes policiales, en Francia viven entre 40.000 y 60.000 musulmanes salafistas. Entre 12.000 y 15.000 de entre ellos serían «particularmente virulentos». En 2004 apenas 5.000 musulmanes franceses eran salafistas. En 2015 unas 120 de las 2.000 mezquitas existentes en Francia predicaban un islam salafista. El salafismo está considerado como una de las variantes más radicales del islam «tradicional». Los especialistas estiman que el islam salafista, yihadista, terrorista y subversivo se propaga en Francia a través de cuatro «variantes»: el salafismo «clásico», el movimiento Tabligh, los Hermanos musulmanes y el yihadismo. Bernard Rougier, especialista emérito en el islam medio oriental y en el islam francés, comenta el proceso en curso de este modo: «Las distintas ?familias? del islamismo radical han terminado imponiéndose en todo Oriente Medio. Comencé a estudiar su influencia en El Cairo. Son ellos los que han transformado buena parte del movimiento palestino que en otro tiempo ?controlaban? Yasser Arafat y la OLP. El islamismo ha transformado el movimiento nacional palestino. Y ha comenzado a conquistar o tomar posiciones hegemónicas en el Islam de Francia. El islamismo está creciendo de manera llamativa entre los musulmanes de Francia». En Francia (67 millones de habitantes) hay entre 5 y 6 millones de musulmanes, el islam es la segunda religión nacional (tras el catolicismo) y la tercera (en número de lugares de culto, tras el protestantismo). Sin embargo, las distintas familias del islam salafista, yihadista, terrorista y subversivo han crecido de manera llamativa en los guetos y suburbios, la banlieue de París y grandes ciudades como Lyon, Marsella, Lille, Burdeos. Bernard Rougier ha dirigido varios estudios y publicado un ensayo de referencia que lleva este título: «Los territorios conquistados por el islamismo». A juicio de Rougier, el islamismo se ha propagado en Francia, durante el último quinquenio, utilizando tácticas que habían funcionado con éxito en Oriente Medio y se han convertido en una amenaza creciente en los «territorios abandonados de la Francia suburbana», comentando: «Los islamistas utilizan varios discursos paralelos y están comenzando una ruptura de fondo con la sociedad francesa. En su retórica se utiliza un antisemitismo larvado, que cuenta con los apoyos directos o indirectos de los multiculturalistas de izquierda y derecha que están facilitando la propagación de un islam radical cuya aspiración última es evitar el nacimiento de un islam liberal e integrador, compatible con los valores de la República y nuestras instituciones. Se trata de un proyecto hegemónico para intentar imponer sus criterios al resto del islam francés». Jóvenes con velo en manifestaciones Por vez primera en la historia de los conflictos sociales, en Francia jóvenes musulmanas con velo han participado activamente en las manifestaciones callejeras de los últimos doce meses, «integradas» en los cortejos de la extrema izquierda multicultural. Durante las manifestaciones contra la reforma del mercado laboral (2018) y durante las recientes protestas contra la reforma del sistema nacional de pensiones, han tenido mucho éxito los «tenderetes» que vendían pinchos morunos («auténticamente» morunos, claro está). Incluso hubo jóvenes musulmanas, con velo, en bastantes manifestaciones de «chalecos amarillos», durante los últimos quince meses. Son las manifestaciones menos problemáticas del crecimiento del islam salafista y yihadista en Francia. Más de 1.500 franceses musulmanes decidieron enrolarse en organizaciones subversivas internacionales (Daesh, Al Qaida) durante el último quinquenio. Las matanzas islamistas que comenzaron el 7 de enero de 2015 «solo» fueron el principio de una «ola» inconclusa y ensangrentada de crímenes. Otros sesenta atentados se han cobrado la vida de 255 franceses en los últimos cuatro años. Bilel Ainine, especialista en la radicalización violenta de los jóvenes musulmanes franceses, comenta: «Algunas formas del salafismo francés tienen comportamientos de sectas, incontrolables. Y los servicios de seguridad son conscientes que muchos imanes predican un islam peligroso». Bernard Rougier añade: «Inevitablemente, el ecosistema islamista, yihadista, alimenta la ?transición? de la ?piedad radical? a la violencia criminal. En los suburbios de París y otras grandes ciudades, como Marsella, el proyecto hegemónico de ese islam radical está ganando terreno contra el resto de las sensibilidades religiosas musulmanas y contra el Estado».
05-01-2020 | Fuente: abc.es
Guaidó busca una segunda oportunidad para acabar con la dictadura de Maduro
No hay tregua en Venezuela. La Asamblea Nacional -de mayoría opositora y declarada en desacato por el Supremo- elegirá hoy su nueva y última junta directiva del periodo legislativo 2016-2021. El desafío de Juan Guaidó será superar en votos al régimen chavista, que con una jugada sucia pretendía comprar por un millón de dólares votos en contra del líder opositor para así frustrar su reelección como jefe del Parlamento y, por tanto, como presidente interino del país. En su intento por reducir políticamente a Guaidó dejándolo fuera del juego político, Nicolás Maduro intentó sacar ventaja con chantajes multimillonarios para retomar el único poder que no ha podido controlar y que no lo reconoce como presidente de Venezuela. Sin embargo, todo apunta a que su mayor rival obtendrá hoy los 84 votos necesarios (mayoría absoluta) para mantenerse a la cabeza de la lucha por recuperar la democracia. La votación de los parlamentarios no se resume a una sola persona sino a una Junta Directiva conformada por cinco personas. La Junta saliente estuvo integrada por Juan Guaidó (Voluntad Popular) en la presidencia, en la primera vicepresidencia, Édgar Zambrano (Acción Democrática), quien recuperó su libertad en septiembre luego de quedar preso en mayo por órdenes del régimen de Maduro que lo acusó de participar en el levantamiento militar de abril pasado. La segunda vicepresidencia la ocupó Stalin González (Un Nuevo Tiempo), encargado de planificar la ruta electoral y convocar elecciones transparentes en el país sudamericano. Edinson Ferrer (PJ) estuvo a cargo de la secretaría y José Luis Cartaya (independiente) de la subsecretaría. La nueva Junta Directiva Este diario pudo saber que la nueva Junta, que intentará ratificarse a las 5 de la tarde hora española (12 del mediodía hora local), estará presidida por Guaidó. En la primera vicepresidencia hasta el cierre de esta edición no había sido definido si la ocuparía Ángel Medina o Juan Pablo Guanipa (ambos de PJ) por el riesgo que representa que al diputado Guanipa lo encarcelen a penas el régimen se entere de su postulación por tener ya procedimientos abiertos. La segunda vicepresidencia estará a cargo de Carlos Berrizbeitia (partido minoritario), el secretario será Angelo Palmiari (UNT) y la jefatura de la bancada opositora recaerá en Carlos Prosperi (AD). Las diversas maniobras de Maduro por truncar el movimiento opositor se han centrado principalmente en la persecución y el hostigamiento a más de 30 diputados que han tenido que huir y ahora se encuentran en el exilio, en clandestinidad o en la cárcel como es el caso de Juan Requesens y Gilber Caro para evitar que los legisladores opositores sumen la mayoría absoluta que les daría el control nuevamente de la Cámara. Aunque la oposición salió triunfante en las elecciones legislativas de 2015 con 112 de los 167 escaños, es decir, se alzó con el 67% de los diputados las riñas políticas internas han cambiado un poco el panorama con la aparición de nueva formaciones opositoras minoritarias que no necesariamente están de acuerdo con una nueva gestión de Guaidó. Si no hay ningún contratiempo, el joven de Voluntad Popular se reeligirá como jefe del Parlamento con 96 votos a favor conformados respectivamente por 85 votos del G4 (los cuatro partidos más votados) y 11 de Concertación por Venezuela. En contra -aunque pueden también abstenerse- se contabilizan 71 votos: cuatro de la fracción 16J, integrada por Convergencia, Vente Venezuela (partido de la radical María Corina Machado) y Alianza Venezuela; los siete de Concertación por el cambio de Timoteo Zambrano; los 5 independientes que han sido señalados de traidores por aceptar los pagos del Gobierno y los 55 de la bancada chavista. En estos cuatro años, la Asamblea Nacional se ha mantenido incólume a los zarpazos del régimen venezolano, que no solo reunió esfuerzos para desacreditarla, sino para perseguir, amenazar y encarcelar a una buena parte de los diputados opositores, desatando de esta manera, una estampida de muchos de ellos hacia el exilio, y otros en legaciones diplomáticas en Caracas. El desacato, según el Supremo venezolano, se dio luego que la oposición se negara a la decisión, e incorporara a tres diputados que representaban al estado Amazonas, luego de que se filtrara información sobre la presunta compra de votos y el TSJ ordenara apartarlos de la plenaria. Retos del último año El choque entre las instituciones del Estado ha estado siempre latente en Venezuela. En marzo de 2017, las protestas dentro del territorio venezolano comenzaron a tomar protagonismo para rechazar el desacato del TSJ, y la represión por parte del régimen no tardó en llegar. Los venezolanos, que no reconocen el Gobierno chavista, salieron durante más de 100 días a las calles para rechazar dos sentencias del TSJ, en las que se atribuía las funciones de la Asamblea Nacional y extendía los poderes de Maduro. La ONG Observatorio de Conflictos, indicó que 163 personas fueron asesinadas en 14 estados del país: 150 hombres y 13 mujeres; y 3.000 quedaron detenidas. El final de la ola violenta llegó con la elección de la Asamblea Nacional Constituyente el 30 de julio, en unas elecciones en la que la oposición estuvo ausente. En enero de 2021 se vence la legislatura y se deberán renovar todos los escaños. Las elecciones están programadas para el último trimestre de este año, aunque el régimen venezolano insinuó varias veces en 2019 adelantarlas. Este 5 de enero, Guaidó iniciaría su segundo mandato, y será un año decisivo para su carrera. Con 36 años, el ingeniero industrial se estrenó como jefe del Parlamento el 5 de enero de 2019, y el 23 de ese mismo mes desafió al régimen de Maduro proclamándose como presidente interino. Desde entonces, le han abierto tres investigaciones, y su inmunidad parlamentaria ha estado amenazada. De quedar reelecto, Guaidó tendrá que continuar con la ruta trazada para el cese de la usurpación, la instalación de un gobierno transitorio y llamar a elecciones libres y transparentes. Tendrá también la tarea de recuperar la confianza de los venezolanos, que viven su peor crisis migratoria, con una economía inestable, en la que un dólar se cotiza en casi en la mitad del sueldo mínimo (73.000 bolívares).
05-01-2020 | Fuente: abc.es
Bolsonaro se desinfla tras un año de constantes polémicas
Un año cargado de polémicas y de conflictos ha dejado un gusto amargo en las evaluaciones que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha recibido al cumplir su primer año de mandato. La encuestadora Ibope, la más tradicional de Brasil, concluyó que el ultraderechista es el mandatario peor evaluado en su primer año desde Fernando Collor de Mello (1990-92), destituido a la mitad de su Gobierno. Bolsonaro llega a los doce meses con un índice de satisfacción de apenas el 29%, empatado con Collor, que perdió popularidad al confiscar las cuentas de ahorros. Sin ninguna medida tan radical, Bolsonaro ha derretido su popularidad con polémicas dentro y fuera del país, en las que se ha enfrentado, e incluso ha insultado, a políticos, artistas, científicos y hasta presidentes extranjeros, desatando crisis diplomáticas como la que generó con el francés Emmanuel Macron, al decirle que la Amazonia era un problema brasileño en el que no tenía que meterse. «Es un Gobierno muy difícil, el peor evaluado entre todos los presidentes en su primer año, y eso es muy raro», compara el politólogo Humberto Dantas, doctor de la Universidad de Sao Paulo (USP). «Se trata de un Gobierno que en pocos meses ya fue cuestionado con propuestas de destitución, que es sometido a apuestas sobre si termina o no el mandato, que ha perdido sustentación y popularidad en muy poco tiempo», analiza el investigador. Dantas se refiere a esas polémicas y otras, como pelear con los principales líderes del partido por el cual fue elegido, hasta el punto de salirse de él y tener que crear el suyo. En noviembre anunció la fundación de Alianza por Brasil, su décimo partido en tres décadas de carrera, que dirige al lado de sus hijos, por quienes también ha peleado a toda costa. «Es un Gobierno en conflicto, que es el propio conflicto», comenta el analista sobre un presidente de temperamento difícil. Otro problema que contribuye a su descenso de popularidad es que Bolsonaro no se ha enfrentado a la corrupción, que fue uno de los temas que ayudó a su elección. «No hay un combate a la corrupción en su Gobierno. Al contrario, carga un pasivo gigantesco de sus hijos, llevándolos incluso al interior del poder», explica Dantas. Por los hijos, Bolsonaro se ha peleado con políticos, con medios de comunicación y ha pedido incluso la intervención de jueces o presionado a legisladores para apartarlos del ojo de la tormenta. El mayor de ellos, el senador Flavio Bolsonaro, está envuelto en un escándalo de corrupción que ha salpicado al Gobierno. A su tercer hijo, el diputado Eduardo, llegó a presentarlo como candidato a embajador de Brasil en Estados Unidos, el puesto más importante de la carrera diplomática, por el hecho de «hablar inglés». Ciencia y cultura Otro punto de desgaste ha sido la carga ideológica con la que Bolsonaro y algunos de sus ministros vienen atacando temas como la ciencia, la cultura y la educación, sectores que generaron las primeras protestas contra su Gobierno en el primer trimestre. En esas áreas han sido constantes los ataques a intelectuales y se han realizado cortes financieros que han golpeado a las universidades y a la vida cultural. «Es lamentable y peligroso el desgobierno que Bolsonaro viene realizando. Ha sido un año de un retroceso enorme en la cultura», reclama el actor y productor cultural Fernando Trauer, que compara las estrategias de censura y maniobras del Gobierno con los tiempos de la dictadura militar, cuando se reprimía la libertad de expresión bajo el camuflaje de la «moral y preceptos cristianos», uno de los argumentos del mandatario que se ampara en sus electores neopentecostales, uno de los grupos conservadores que crece con fuerza en Brasil. Para Dantas, esa ha sido una de las fortalezas de Bolsonaro, la de ser capaz de dialogar con un grupo de un conservadurismo exacerbado, que no se sentía representado por el Partido de los Trabajadores (PT), de Lula da Silva, que antes de ser investigado por corrupción, tenía una popularidad altísima, del 83%.
04-01-2020 | Fuente: abc.es
Miles de iraquíes marchan al grito de «Muerte a América» en el funeral por el general Suleimani
Decenas de miles de personas marcharon este sábado en Bagdad para rendir tributo al poderoso general iraní Qassem Suleimani, y jefe adjunto de las Fuerzas de Movilización Popular de Irak, Abu Mahdi al Muhandis, muertos en un ataque con un dron de Estados Unidos este viernes. Durante la procesión, que abre unos funerales que durarán varios días, se escucharon gritos de «Muerte a América». El primer ministro en funciones de Irak, Adel Abdul Mahdi, encabezó el acto, secundado por el ex primer ministro Nuri al Maliki, y un nombre particularmente destacado: el sustituto del fallecido Al Muhandis, el jefe de la Organización Bard, la rama militar del Consejo Islámico de Irak, Hadi al Amiri. Tras ellos, la multitud ha avanzado entre gritos de rabia contra Estados Unidos y cánticos de «Muerte a América», a la que han descrito como «el peor Satán», según informa la agencia de noticias kurda Rudaw. La procesión en Irak tiene una envergadura de «funeral de Estado», dada la importancia de la figura de Soleimani entre la sociedad chií de Irak, informa Ep. Repatriación del cuerpo a Irán El cuerpo de Suleimani será repatriado a Irán donde, ya el domingo, tendrá lugar una nueva ceremonia en otro recinto sagrado, el mausoleo del imán Reza, donde sus restos mortales descansarán durante un día entero antes de la despedida final en Teherán, el próximo lunes. El martes, el cuerpo de Soleimaini será enterrado en su provincia natal de Kerman, según informa la agencia de noticias iraní Tasnim. Ambos comandantes murieron junto a otras ocho personas por el ataque desencadenado por un avión no tripulado MQ-9 Reaper del Ejército estadounidense cerca del aeropuerto internacional de Bagdad, en una escalada de tensión sin precedentes en los últimos 40 años entre Estados Unidos y la república islámica. Soleimani era una figura fundamental para entender la presencia de Irán en los principales conflictos de la región y como brazo ejecutor de la política del líder supremo de la República Islámica, Alí Jamenei. El ayatolá ha reconocido que se trata de una «amarga pérdida» para Teherán y ha prometido «venganza».
04-01-2020 | Fuente: abc.es
Trump eleva al máximo la tensión con Irán al matar a un general en un ataque
La orden de Donald Trump de matar con un ataque aéreo al general Qassem Suleimani, el militar más poderoso e influyente en Irán, ha elevado la tensión entre Washington y Teherán hasta niveles no vistos desde la revolución islámica de 1978 y la toma de rehenes posterior, algo que ha provocado la protesta no sólo de buena parte de la comunidad internacional sino también de la oposición demócrata al presidente norteamericano. Adversarios desde hace cuatro décadas, Estados Unidos e Irán nunca han estado tan cerca de la guerra como lo están después de este ataque El presidente Trump autorizó la operación en la tarde del jueves desde su residencia en Florida, donde ha pasado las festividades de año nuevo. Ya de madrugada en Irak, un dron (avión no tripulado) sobrevoló la carretera del aeropuerto de Bagdad y disparó un misil a un vehículo en el que viajaba Soleimani, jefe de las temidas Brigadas Quds, la unidad de acción en el extranjero de la Guardia Revolucionaria. El general murió en el acto, junto con su acompañante, Abu Madi al Muhandis, el líder de las Brigadas de Movilización Popular, una amalgama de milicias proiraníes en Irak. Sin pedir autorización al Capitolio ni informar antes a los líderes demócratas, el presidente Trump tomó en unos minutos la decisión más importante en política exterior y militar de toda su presidencia, de mayores consecuencias que la misión de octubre contra el líder del «califato» y el grupo terrorista Daesh, Abu Bakr al Bagdadi. Al fin y al cabo, como destacaron ayer los aliados y detractores del presidente, el general Suleimani y sus Brigadas Quds tienen presencia por medio de aliados y satélites en casi todo Oriente Próximo, desde Líbano hasta Yemen. Según dijo ayer el propio presidente Trump, y reafirmaron tanto el Pentágono como la diplomacia norteamericana, a Suleimani se le considera responsable de casi 700 muertes de soldados estadounidenses en la guerra de Irak (2003-2010) y de ataques recientes como un bombardeo en la localidad iraquí de Kirkuk en el que murió un contratista con nacionalidad norteamericana, además del asalto a la embajada de EE.UU. en Bagdad del pasado 31 de diciembre. Odiado y temido «El general Qassem Soleimani ha matado o herido a miles de americanos durante un largo periodo de tiempo, y estaba planeando matar a muchos más, pero fue sorprendido en el intento. Era alguien directa e indirectamente responsable de la muerte de millones de personas incluidos muchos manifestantes a los que mató en Irán. Aunque Irán no lo va a admitir, a Suleimani se le odiaba y se le temía dentro del país», dijo ayer el presidente. Después de que la República Islámica de Irán prometiera responder a la muerte de Suleimani, describiéndola como una declaración de guerra, el servicio diplomático estadounidense ordenó a todos los ciudadanos norteamericanos que evacúen Irak de forma inmediata. El Pentágono también ha ordenado el refuerzo en la seguridad de su embajada en Bagdad, que asedió brevemente una turba de manifestantes, y ha aumentado en 3.500 el número de tropas en bases de la región, especialmente en Kuwait. A pesar de que Suleimani fue en vida responsable de graves ataques contra soldados y civiles estadounidenses, e instigó y ejecutó las injerencias de Irán en conflictos como los de Siria y Yemen, donde los civiles han muerto por decenas de miles, los demócratas se esforzaron ayer por distanciarse del presidente Trump, al que condearon por temerario e inconsciente. El más ácido en sus críticas fue Joe Biden, que fue vicepresidente entre 2009 y 2017 y que ahora se presenta a las primarias para la presidencia. «El presidente ha lanzado dinamita en un polvorín», dijo en un discurso. Sin lugar a dudas, la decisión de Trump fue inesperada. No hay constancia de que el Gobierno de EE.UU. hubiera intentado matar antes al general de mayor rango y con más poder en Irán. En junio, cuando la República Islámica derribó un ?dron? estadounidense en aguas del golfo Pérsico, el presidente norteamericano autorizó una respuesta con misiles. Sin embargo, al ser informado de que en ese ataque moriría una decena de personas, todos militares iraníes, Trump lo abortó, alegando después que no quiere abrir más conflictos en Oriente Próximo. Giro en el acuerdo nuclear Lo que sí ha hecho Trump en sus tres años de presidencia es deshacer toda la política de concordia y acercamiento hacia Irán de su antecesor en el cargo, Barack Obama. Si Obama negoció, con la ayuda de Europa, un acuerdo de desnuclearización con levantamiento de sanciones incluido, Trump se salió de él unilateralmente y ha reanudado la asfixia económica del régimen de los ayatolás, alineándose de nuevo con Israel, que lleva años advirtiendo de la creciente beligerancia de Irán. Desde el punto de vista de la inteligencia norteamericana, el general Suleimani fue el responsable de consolidar el poder de Hizbolá en Líbano y Hamás en Gaza; de afianzar a Bashar al Assad en el poder en Siria a costa de cientos de miles de vidas de civiles; de mantener abierta la guerra civil en Yemen con el apoyo a los hutíes, y, más recientemente, de convertir a Irak en un satélite y teatro secundario de operaciones de Irán. EE.UU. mantiene a 5.000 soldados en territorio iraquí.
29-12-2019 | Fuente: elpais.com
Vivir sin esperanza o emigrar
La sucesión de conflictos pone al límite la situación humanitaria en Afganistán
27-12-2019 | Fuente: abc.es
Menos periodistas asesinados en un mundo con menos periodismo
No hay que aceptar todas las invitaciones al optimismo por muy seductoras que parezcan en un primer momento. Aunque el informe anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF) presentado la semana pasada en Madrid se hacía eco de un dato positivo, que 2019 ha sido el año en el que menos periodistas han muerto desde 2003, lo cierto es que las causas de ese descenso en el número de decesos puede ocultar un reverso preocupante, vinculado con el desánimo y cierta derrota de la profesión: «Celebramos que haya menos muertos, pero muchos tememos que los haya porque el periodismo internacional, el que cubre los conflictos, esté de capa caída», explica el presidente de la sección española de la organización, Alfonso Armada. Las causas de esa decadencia son múltiples, aunque principalmente se relacionan con el discurso populista, de izquierdas o derechas, que tiende a deslegitimar el periodismo para presentarse como defensor de las verdades del «sentido común» propias del pueblo, y a las dificultades económicos que atraviesa un oficio que ha tenido que encarar numerosos desafíos en los últimos años: «La cifra de muertos esconde una realidad preocupante. El odio a los periodistas aumenta en todo el mundo. Eso pone en peligro sus vidas. Los grandes medios cada vez dedican menos espacio a cubrir conflictos, por lo que hay menos periodistas expuestos a riesgos. También, hay periodistas locales, como en Yemen, que prefieren dedicarse a otras tareas», añade Armada. Distopía en Xinjiang En ese escenario preocupante, con 49 periodistas asesinados, 57 secuestrados y 389 encarcelados en todo el mundo, la persecución que la profesión padece en China, donde las autoridades comunistas castigan con detenciones a los reporteros, inquieta a RSF. «China es una zona prioritaria. En la región de Xinjiang, los uigures, la minoría musulmana, están siendo encarcelados en campos de concentración. Las autoridades chinas dicen que pretenden convertirles en mejores ciudadanos, pero en realidad se trata de una ofensiva contra su religión y de establecer un sistema de control policial que se parece mucho al de algunas distopías, como la que retrata la serie ??Black Mirror??: mediante tecnología punta, con reconocimiento facial e inteligencia artificial. Hay un proceso de destrucción de una minoría», denuncia Armada. En noviembre, el diario estadounidense «The New York Times» publicó documentos que demostraban la represión que las autoridades de Pekín llevan a cabo en la zona, donde los ciudadanos son sometidos a un sistema de vigilancia propio de una novela distópica. Los reporteros locales plantan cara con sus informaciones son arrestados. Un total de 120 están entre rejas, aunque la cifra puede ser mayor, ya que la opacidad del régimen impide conocer cada caso. «China es implacable. En parte, eso explica la reacción de los jóvenes de Hong Kong», razona el presidente de la sección española. Con todo, la conciencia de las dificultades no debe empujar al desánimo. Los hechos prueban que el combate por la libertad de prensa no es un esfuerzo inútil. Matthew, el hijo de la periodista maltesa Daphne Caruana Galizia, asesinada con un coche bomba en 2017, lo demostró durante la presentación del informe de RSF en Madrid. «Matthew recordó que un movimiento cívico ha logrado que varios ministros dimitan, y que el primer ministro prometa que lo va a hacer a principios de enero», concluye Armada. El caso de la reportera, que está siendo investigado y no va a quedar impune, actúa como consuelo y foco de esperanza para todas las víctimas que honraron el oficio con su pelea por la búsqueda de la verdad.
26-12-2019 | Fuente: elpais.com
Estas serán las habilidades profesionales más demandadas en 2020
Saber trabajar en equipo, resolver conflictos o tener capacidad de liderazgo figuran entre las competencias más buscadas por los empleadores. La formación, clave en el futuro laboral
21-12-2019 | Fuente: elpais.com
Tenemos malas noticias: le ha tocado el Gordo
Los premios de la lotería, particularmente en el sorteo de Navidad, son una fuente inagotable de conflictos