Infortelecom

Noticias de conflictos

17-01-2020 | Fuente: abc.es
Detienen en Indonesia a un matrimonio por estafa y por autoproclamarse «reyes del mundo»
La Policía de Purworejo, en el sur de la provincia de Java Central, ha detenido este jueves a un matrimonio que se había proclamado «reyes del mundo» y están acusados de estafar a cientos de personas, muchas de las cuales llegaron a pagar casi 8.000 dólares a cambio de supuestos cargos de importancia en el reinado que, aseguraban, iban a regentar tras recibir él una revelación de sus antepasados. Totok Santoso Hadiningrat y Fanni Aminadia habían logrado reunir a casi 450 fieles para ese supuesto «Gran Reino en la Tierra», el Keraton Agung Sejagat, que ambos dirigirían de forma «pacífica» para resolver «todos los conflictos que ocurren en todo el planeta». «Prometió a la gente que si lo seguían estarían libres de peligro y sus vidas serían mejores», ha contado el jefe de la Policía de Java Central, Rycko Dahniel, quien ha detallado cómo Totok había creado documentación falsa de Naciones Unidas y utilizado las redes sociales para extender sus embustes. Por otro lado, el portavoz de la Policía, Iskandar Fitriana Sutisna, ha explicado que la pareja se enfrenta a penas de hasta diez años de prisión al haber violado una ley acerca de la prohibición de difundir información errónea, tal y como han apuntado desde el periódico indonesio «The Jakarta Post». Totok y Fanni contaban también con un «consejero real», que se ha encargado de explicar a los medios de comunicación locales el origen del supuesto reino, fundado, ha dicho, hace 500 años, cuando un tal rey Dyah Ranawijaya, que controlaba gran parte del sudeste marítimo asiático en el siglo XIII, pactó con los portugueses en 1518 y, tras el final de ese acuerdo en 2018, se produjo el fin de la dominación por parte de occidente de la región.
14-01-2020 | Fuente: abc.es
El mariscal Haftar rechaza la firma de un alto el fuego en Libia
El comandante en jefe del Ejército Nacional Libio, el mariscal Jalifa Haftar, y el jefe del Gobierno de Unidad Nacional reconocido por la ONU, Fayed al Serraj, cuyas respectivas tropas libran desde hace meses encarnizados combates a las puertas de Trípoli, no lograron ayer en Moscú alcanzar un acuerdo que ponga fin a las hostilidades en el país norafricano de forma definitiva. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, presente en unas conversaciones que duraron más de siete horas, salió para comunicar a la prensa que, pese a que se puede hablar de «avances», la declaración para un alto el fuego permanente fue suscrita solamente por una de las partes, por el Gobierno de Unidad Nacional y por el Alto Consejo de Estado (Parlamento). Serraj estampó su firma en el documento y también Jaled al Mishri, jefe del órgano legislativo, pero no así Haftar, quien, según Lavrov, «ha pedido de plazo hasta el martes por la mañana para reflexionar y tomar una decisión». Tampoco firmo Akil Saleh, presidente de la Cámara de Diputados sita en Tobruk, que apoya al mariscal rebelde. Haftar, que controla prácticamente todo el este de Libia, insiste en que sus tropas puedan entrar en Trípoli y en la formación de un nuevo Gobierno. Ni siquiera se vio personalmente con Serraj, aunque, según palabras de Lavrov, «valoró positivamente» el contenido de la declaración. «Hemos rechazado reunirnos con Haftar y no nos sentaremos con él bajo ninguna circunstancia», aseguró Jaled al Mishri, en declaraciones a la televisión libia Al Ahrar. Puntualizó que sus interlocutores en Moscú son las autoridades rusas y turcas. El documento llamado a establecer la paz a Libia, además del cese total de las hostilidades, según la prensa rusa, prevé establecer una «línea de contacto» supervisada para evitar choques armados y la adopción de medidas para normalizar la vida en las principales ciudades del país, en especial el reparto de ayuda humanitaria. El encuentro de ayer en Moscú fue propiciado por Rusia y Turquía, países con fuerzas en los dos bandos enfrentados, pero cuyos presidentes, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, acordaron el pasado miércoles en Estambul impulsar el proceso de paz. Quienes ayer condujeron las negociaciones fueron precisamente Lavrov, su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu, además de los ministros de Defensa de ambos países, Serguéi Shoigú y Hulusi Akar. A tenor del acuerdo al que llegaron Putin y Erdogan, desde el domingo está vigente en Libia un alto el fuego, aunque con choques esporádicos denunciados por ambas partes. Reducir el flujo migratorio Esta tregua y las negociaciones fallidas de ayer deberían ser la antesala para una conferencia de paz a convocarse, en principio, para el próximo 19 de enero en Berlín, pero su celebración está ahora en el aire. La canciller alemana, Angela Merkel, estuvo el sábado en Moscú y le comunicó al presidente Vladímir Putin su disposición a organizar el evento en la capital germana. Europa, que recibe refugiados procedentes de Libia y Siria, confía en que la resolución de ambos conflictos contribuya a reducir el flujo migratorio. Ayer por la mañana, Putin mantuvo una conversación telefónica con su homólogo francés, Emmanuel Macron, quien le transmitió su preocupación por la situación en Libia y la esperanza de que la reunión en la capital rusa dé frutos. Según un comunicado difundido por el Elíseo, Macron le dijo al jefe del Kremlin que «el alto el fuego debe ser creíble, duradero y verificable». Francia, al igual que Rusia, apoya a Haftar.
13-01-2020 | Fuente: abc.es
Cuba, la mayor cárcel del mundo
Esta mañana se ha presentado en Madrid un informe que recoge los datos penales «más significativos» de Cuba actualizados «y hasta ahora inéditos». Elaborado por la ONG europea Cuban Prisoners Defenders, recoge el número total de presos del sistema penitenciario, número de presos por causas, así como el número de presos por su conducta (condenas pre-delictivas), y que afecta principalmente a aquellas personas que va en contra «con la moral socialista», esto es, disidente, opositores y emprendedores. Según el documento, en la actualidad habría alrededor de 90.000 presos en las cárceles cubanas, lo que convertiría a Cuba en el país con mayor población reclusa del mundo, con 794 reclusos por cada 100.000 habitantes (el segundo lugar lo ocupa EE.UU.). Un dato que desmiente las cifras que el régimen cubano ofreció, a través del periódico «Granma», su órgano de propaganda, en 2012, cuando indicó que la población reclusa era de 57.336, lo que rebajaba a 510 el número de presos por cada 100.000 (y situaba a Cuba en el sexto puesto a escala mundial). Estos datos son los únicos que estaban todavía vigentes, a falta de una actualización oficial, según la información publicada por el Institute for Criminal Policy Research (ICPR) en su página web, donde se mantienen los de 2012. El informe indica que al año se inician en Cuba más de 32.000 causas penales, que se traducen en que entre 35.000 y 40.000 personas son acusadas anualmente en sede judicial, y entre el 93 y el 95% declaradas culpables. Esto es, entre 32.000 y 37.000 personas. De los declarados culpables reciben sanciones de privación de libertad el 69% a nivel nacional, es decir, entre 22.000 y 25.500 personas obtendrán sanciones de prisión o de trabajo correccional en establecimiento penitenciario. Estos datos, inéditos hasta ahora, han podido ser elaborados por la ONG Prisoners Defenders gracias «a documentación interna del régimen que he remitido a enlaces diplomáticos y está contrastada e indubitada», explica a ABC Javier Larrondo, presidente de la ONG. El informe, presentado hoy en la sede de la Fundación Transición Española, hace hincapié en los expedientes de pre-delictiva, «presos sin delito, datos que hemos obtenido de estudios de prisiones, fichas de expedientes y datos macro obtenidos de filtraciones de aparatos del Estado. Sabemos desde hace casi un año que son del orden de 11.000 casos, 8.400 directamente entre rejas como ahora conocemos con exactitud, y que confirman los documentos internos contrastados con la documentación oficial». Una documentación a la que ha tenido acceso este periódico y ha podido consultar. Larrondo denuncia vehementemente, este tipo de condenas, que reflejan «la represión de derechos de opinión y la arbitrariedad que se destila con los 11.000 presos por pre-delictiva, es decir, por prejuicios y sin delito, es algo tristísimo. Son 11.000 familias afectadas cada año, con familiares con penas de 1 a 4 años, sin que hayan cometido delito alguno, donde la pena media es de más de 2 años de prisión». Prisiones y campos de trabajo forzado Sobre la divergencia de cifras, entre las que admitió el régimen en 2012 a través de «Granma», frente a las recogidas ahora, Larrondo subraya la veracidad de estas últimas. «Yo tengo documentación oficial contrastada que he podido enseñarles, y "Granma" es un mero diario propagandístico que no es siquiera oficialmente del gobierno. La cifra que da Prisoners Defenders, por desgracia, es cierta y exacta. Son 90.300 los presos convictos, y 37.500 los condenados que están en otras situaciones de tipo penal no carcelaria, a cierre del primer semestre de 2019». Según el informe, habría en la actualidad un total de 127.800 personas que están cumpliendo tipos penales en Cuba, «y la mayoría internados en prisiones y campos de trabajo forzado. Es una barbaridad». Estos datos sitúan a Cuba como la mayor cárcel del mundo «sin duda alguna, y lleva siendo así desde hace decenas de años. El problema es que sólo ahora hemos podido demostrarlo con documentos oficiales indubitados», subraya el presidente de PD en referencia a la opacidad del régimen cubano. El informe se detiene también en los indultos masivos y excarcelaciones que viene realizando el Gobierno cubano desde hace años, para controlar el gasto penitenciario y hacer sitio en las cárceles hacinadas para nuevos condenados, especialmente los condenados por conducta antisocial (que afecta a disidentes, opositores y emprendedores). «Los presos comunes son liberados o pasados a otros regímenes para abaratar los costes del sistema carcelario, y esta política es constante desde 2015. El porcentaje de presos políticos, sobre el total, aumenta cada año que se hacen políticas de liberación y drenaje carcelario de presos, porque no afecta a los políticos ni los desafectos con el sistema. Ni los indultados presidencialmente cada año para abaratar los costes de prisión (drenaje carcelario), entre 2.000 y 3.000 anuales, ni los que obtienen medidas diferentes a las de encarcelación, afectan en igual grado a los presos políticos o a los desafectos con la "revolución" que a los presos comunes», señala Larrondo. Según los datos recogidos en el informe, 21.600 reclusos comunes obtienen al año beneficios de excarcelación anticipada en Cuba. Tras tener estos datos en la mano, el presidente de PD, ONG que ha denunciado al régimen cubano, ante la ONU y la CPI de La Haya, por la explotación de los médicos cubanos en las misiones internacionales, y que ha hecho campaña pidiendo la liberación del opositor encarcelado José Daniel Ferrer, asegura que lo más grave que ha podido contrastar es la represión que sufre la población cubana. «Una población no delictiva, tranquila. En Cuba no hay clanes, mafias ni conflictos raciales, religiosos o de otro tipo. En Cuba la población es buena, sencilla, de buen corazón. Su único delito es tratar de sobrevivir. El sistema no puede castigar ese intento de supervivencia cuando es incapaz de darle al cubano los mecanismos para ella, porque se ha enfrentado con todo el mundo, y porque su política de derechos económicos, amén de otros derechos, no le permite por Ley al cubano ni importar, ni recibir inversión para un negocio, ni tener suministro alternativo de insumos cuando los del Estado no son suficientes.». Acostumbrado a desmentidos y a la manipulación de los hechos por parte del régimen, Larrondo no cree que en este caso el Gobierno de Cuba niegue estas cifras: «No lo tengo del todo claro, porque no conocen los documentos, muchos, oficiales, del más alto nivel, contrastados, y que ya fuentes diplomáticas tienen. Sería un precio de descrédito muy fuerte tanto externo, como interno con sus dirigentes, que saben que las cifras que damos son ciertas. El Dr. Edel González mismo [que ha estado en esta mañana en la presentación del informe, y al que ABC ha podido entrevistar] nos ha confesado, tras verlo cuando llegó a Madrid y dejarle estudiar los documentos, copias fidedignas, analizadas y contrastadas por expertos, que lo que hemos obtenido en Prisoners Defenders y Civil Rights Defenders es tristemente irrefutable».
13-01-2020 | Fuente: abc.es
Rusia confirma que Hafter y Al Serraj celebrarán reuniones este lunes en Moscú
El comandante en jefe del Ejército Nacional Libio, el mariscal Jalifa Haftar, y el jefe del Gobierno de Unidad Nacional reconocido por la ONU, Fayed al Serraj, cuyas respectivas tropas libran desde hace meses encarnizados combates a las puertas de Trípoli, deberán reunirse hoy en Moscú para suscribir un acuerdo que ponga fin a las hostilidades en el país norafricano. El encuentro ha sido propiciado por Rusia y Turquía, países con fuerzas en los dos bandos enfrentados, pero cuyos presidentes, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, acordaron el pasado miércoles en Estambul impulsar un proceso de paz. A tenor de ése acuerdo, desde ayer domingo está vigente en Libia un alto el fuego, aunque con choques esporádicos denunciados por ambas partes. Esta tregua y las negociaciones de hoy deberán ser la antesala para una conferencia de paz a celebrarse en Berlín este mismo mes. La canciller alemana, Angela Merkel, estuvo el sábado en Moscú y le comunicó al presidente Vladímir Putin su disposición a organizar el evento en la capital germana. Europa, que recibe refugiados procedentes de Libia y Siria, confía en que la resolución de ambos conflictos contribuya el reducir el flujo migratorio. Esta misma mañana, Putin ha mantenido una conversación telefónica con su homólogo francés, Emmanuel Macron, quien le transmitió su preocupación por la situación en Libia y la esperanza de que la reunión de hoy en la capital rusa dé frutos. Según un comunicado difundido por el Elíseo, Macron le dijo al jefe del Kremlin que "el alto el fuego debe ser creíble, duradero y verificable". Francia, al igual que Rusia, apoya a Haftar. Tras su aprobación en el Parlamento, Turquía envío a Libia hace justo una semana a sus primeros 35 efectivos en apoyo del Gobierno de Serraj mientras que Rusia tiene en Libia, en el bando de Haftar, unos 2.500 mercenarios del grupo Wagner. El sábado, durante la conferencia de prensa conjunta con Merkel, Putin reconoció que hay mercenarios rusos luchando en Libia contra el Gobierno de Unidad Nacional, pero dijo que lo hacen por su cuenta y «no representan los intereses de Rusia», argumento que no convence a nadie y menos a Erdogan y Serraj. En cualquier caso, el hecho de que Rusia haya organizado con gran celeridad el encuentro previsto para hoy en Moscú entre Haftar y Serraj indica que hay interés en parar la guerra en Libia. El Kremlin envía primero tropas, como en el caso de Siria, y cuando el equilibrio de fuerzas es favorable a sus aliados, promueve iniciativas para detener los enfrentamientos. Debido a sus riquezas petrolíferas y situación geográfica, Libia tiene para Moscú una gran importancia estratégica.
13-01-2020 | Fuente: finanzas.com
El metal amarillo ha subido más y ha corregido menos que el crudo por lo que es una apuesta más segura ante este tipo de conflictos. La visión largoplacista y de activo refugio clásico del oro le otorga una menor volatilidad y un mayor rendimiento de lo que ofrece el petróleo.
12-01-2020 | Fuente: finanzas.com
El metal amarillo ha subido más y ha corregido menos que el crudo por lo que es una apuesta más segura ante este tipo de conflictos. La visión largoplacista y de activo refugio clásico del oro le otorga una menor volatilidad y un mayor rendimiento de lo que ofrece el petróleo.
12-01-2020 | Fuente: abc.es
Por qué a Trump se le resiste la misión de retirar las tropas norteamericanas de Oriente Próximo
Cuando presentó su candidatura a la presidencia, Donald Trump resumió su principal propuesta en materia de política exterior en una frase sucinta que se convirtió en unos de los lemas de su campaña: «Devolveremos a las tropas a casa». Han pasado cuatro años desde entonces, y ese regreso sigue siendo una promesa, porque en lugar de retirarse de Oriente Próximo, principal teatro de operaciones militares de Estados Unidos, Trump ha enviado a miles de soldados más al golfo Pérsico. Se le puede preguntar al Pentágono, como ha hecho este diario, cuál es el número exacto de soldados enviados por EE.UU. a Oriente Próximo. La respuesta siempre es equívoca. Los portavoces ofrecen algunas cifras, siempre divididas por países, y ocultan la mayoría por razones de seguridad. Sumando estimaciones del propio Pentágono, la Casa Blanca y el Capitolio, que aprueba el gasto militar, hay en el arco de comprende desde la costa este del Mediterráneo hasta Afganistán al menos 80.000 soldados de EE.UU. El presupuesto presentado por el ministerio de Defensa en marzo de 2019 contempla gasto para la manutención de 12.000 soldados en Afganistán; 5.800 en Irak y Siria, y 60.000 en otras bases en Qatar, Kuwait y otros. La tensión con Irán, que viene aumentando desde que Trump retirara a EE.UU. unilateralmente del acuerdo de desnuclearización en 2018, sólo ha incrementado el número de soldados en la zona. El Presidente envió un destacamento de 3.500 al golfo Pérsico tras un ataque con drones contra campos petrolíferos saudíes en septiembre, que elevó en otros 3.500 la semana pasada tras ordenar un ataque con misiles contra un general iraní.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">The United States has spent EIGHT TRILLION DOLLARS fighting and policing in the Middle East. Thousands of our Great Soldiers have died or been badly wounded. Millions of people have died on the other side. GOING INTO THE MIDDLE EAST IS THE WORST DECISION EVER MADE...</p>&mdash; Donald J. Trump (@realDonaldTrump) <a href="https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1181905659568283648?ref_src=twsrc%5Etfw">October 9, 2019</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Según los analistas, el único motivo que Trump contempla en este momento para mantener tropas en Oriente Próximo es contener a Irán. Es la razón mediante la cual los generales le han convencido de que le conviene, al menos de momento, no precipitar el repliegue total. Cuando condenó los ataques de Irán contra las bases militares de EE.UU. en Irak, Trump quiso destacar que, desde su punto de vista, ni siquiera asegurar el suministro mundial de petróleo en el Golfo es ya prioridad de EE.UU. «Somos el primer productor de petróleo del mundo. Somos energéticamente independientes, y no necesitamos más petróleo de Oriente Próximo», dijo el presidente. Las referencias al petróleo son constantes en los discursos de Trump sobre asuntos militares. En una entrevista concedida el viernes por la noche a la cadena Fox News, el Presidente dijo que la razón por la que ha aceptado dejar 500 soldados en Siria, tras ordenar un repliegue total que luego abortó, es controlar los campos petrolíferos. «Los únicos soldados que tengo se están llevando el petróleo», dijo el presidente. Preguntado por si de verdad estaba extrayendo petróleo de un país extranjero, algo ilegal, Trump respondió: «No lo sé. Puede que nos lo llevemos. De momento, lo tenemos nosotros» Esas promesas de replegarse han hecho de Trump alguien popular entre los soldados (un 57% le apoya en un sondeo de julio del prestigioso centro Pew), pero menos entre los generales, confundidos al enfrentarse a un Presidente que se resiste a sus recomendaciones de incrementar la presencia militar en Oriente Próximo para contener no sólo a Irán sino el resurgimiento grupos yihadistas sucedáneos de Al Qaeda o el Daesh. Formó Trump en 2017 un Gobierno repleto de generales, en activo o retirados: H.R. McMaster como Consejero de Seguridad Nacional; John Kelly como Secretario de Interior y después Jefe de Gabinete, y John Mattis como secretario de Defensa. Todos han sido despedidos, sustituidos por políticos o disciplinados funcionarios más dóciles y hábiles en ejecutar las órdenes del Presidente. La prueba más evidente de la confusión que Trump ha creado en el Estado Mayor Conjunto es la petición de salida de las tropas de EE.UU. que aprobó el Parlamento de Irak el 6 de enero. El Presidente confirmó que él quiere salirse de Irak. Los generales le convencieron de que eso sería una victoria para Irán, una potencia con milicias desplegadas desde Líbano hasta Afganistán. Trump reculó, pero antes los generales habían mandado una carta a sus homólogos en Bagdad notificándoles movimientos inmediatos de cara a una posible salida a medio plazo. Abochornado, el jefe del Estado Mayor, general Mark Milley, tuvo que pedir disculpas por el error. Según William F. Wechsler, que dirige el centro Rafik Hariri sobre Oriente Próximo en el ?think tank? Atlantic Council, la presidencia de EE.UU. en la zona es importante por varias razones: estabiliza y previene conflictos entre las dos potencias en liza (saudíes e iraníes); refuerza a sus aliados más estrechos, como Israel y Jordania, y asegura el suministro mundial de crudo. Según Wechsler un Oriente Próximo «carente de un liderazgo americano claro y convincente, vería cómo los recursos energéticos son menos seguros; a un Irán más agresivo; una Turquía tentada por sus aspiraciones expansionistas, y mayor poder e influencia de China y Rusia. Otros actores regionales ?socios, competidores y adversarios? se verían libres de cualquier limitación».
11-01-2020 | Fuente: abc.es
Muere el sultán Qabús bin Said de Omán a los 79 años
El sultán Qabús bin Said de Omán falleció la noche de este viernes tras varios años de enfermedad de la que poco se ha sabido, sin dejar descendencia y sin nombrar sucesor, informó la madrugada del sábado la agencia oficial omaní ONA. «Con corazones creyentes en el destino de Dios y con toda la tristeza que tenemos con la situación completa del orden de Dios, el Sultanato anuncia el obituario del sultán Qabús bin Said, que fue elegido por Dios para estar con él el viernes 10 de enero por la noche», anunció ONA. La agencia, que no ofreció detalles sobre las causas de su deceso, anunció tres días de luto y de suspensión de los trabajos tanto en el sector público como privado, además de otro periodo de 40 días durante en el que las banderas permanecerán a media asta. El estado de salud del monarca, de 79 años, era una cuestión muy sensible y en general se ha mantenido en secreto, excepto por algunos viajes al extranjero para someterse a controles o tratamientos médicos. Qabús llegó al poder en 1970, después de derrocar a su padre Said bin Taimur en un golpe palaciego no sangriento, y se le atribuye la modernización y desarrollo del país árabe, que no cuenta con grandes reservas de petróleo como otros vecinos del golfo Pérsico. Venerado en Omán, poco se conoce de su vida privada más allá de que nunca se casó ni tuvo hijos, ni ha señalado entre sus familiares a un posible candidato a sucederle en el trono, al menos de forma pública. Omán ha conseguido mantenerse al margen de los conflictos en el golfo y Oriente Medio, y trata de mantener una postura neutral entre el eje suní liderado por Arabia Saudí y el chií, con Teherán a la cabeza. Incluso, Mascate ha mediado entre sus vecinos enfrentados y ha buscado poner fin al conflicto en el Yemen. Además, fue el primer Gobierno del golfo Pérsico en establecer lazos de bajo nivel con Israel.
11-01-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. revela que intentó sin éxito matar a otro poderoso comandante iraní en Yemen
La Casa Blanca acusó este viernes directamente al régimen de Irán de ser responsable de la caída del vuelo PS752 con 176 personas a bordo, y prometió una respuesta adecuada cuando las pesquisas hayan concluido. Según la legislación internacional, las autoridades norteamericanas tienen la potestad de participar en la investigación, porque el avión siniestrado, un Boeing 737-800, fue fabricado en Estados Unidos. El Gobierno estadounidense hizo pública su respuesta oficial al ataque con misiles contra dos de sus bases militares en Irak, cuya autoría ha reivindicado Irán. La Casa Blanca dictó sanciones contra ocho altos mandos del régimen iraní, entre ellos el comandante de las fuerzas paramilitares Basij, Gholamreza Suleimani, y el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Ali Shamjani. Además, EE.UU. penalizará el sector industrial metalúrgico de Irán, que considera una de las principales fuentes de liquidez del régimen. «Con estas medidas, le cortamos al régimen de Irán el acceso a miles de millones de dólares», dijo al anunciar las sanciones el secretario del Tesoro [ministro de Economía] Steven Mnuchin. «Seguiremos aplicando sanciones económicas hasta que Irán desista de sus acciones terroristas y se comprometa a no desarrollar armas nucleares», añadió. Fue precisamente en el anuncio de esas sanciones, que ya había avanzado Donald Trump, cuando el Gobierno de EE.UU. reveló que dispone de información que confirma que el vuelo PS752, de la aerolínea Ukraine International Airlines, fue abatido por un proyectil iraní, probablemente lanzado por error. Según dijo el secretario de Estado [ministro de Exteriores] Mike Pompeo: «Creemos muy probable que el avión fue abatido por un misil iraní. Vamos a esperar a que culmine la investigación antes de llegar a una conclusión final». El jefe de la diplomacia norteamericana añadió que «cuando la investigación llegue a su fin, el mundo tomará las medidas adecuadas en respuesta». Ya el jueves, Trump en persona había avanzando que su Gobierno estaba convencido de que el responsable de derribar el avión era el régimen iraní. «Puede que fuera un error», dijo el presidente norteamericano, sin dar más detalles. Posteriormente, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, acusó de forma más directa a Irán. De los 176 muertos, al menos 56 eran pasajeros canadienses. El avión cayó el miércoles, horas después de que Irán atacara con misiles balísticos dos bases militares de EE.UU. en Irak, en respuesta a la muerte, ordenada por Trump, del general Qassem Suleimani, uno de los comandantes con mayor poder en la República Islámica. En esos ataques, contra posiciones militares de EE.UU. en la provincia de Al Anbar y en Erbil, no hubo ninguna baja. Ataques a embajadas Durante el anuncio de sanciones de este viernes, los ministros de Trump no revelaron los motivos que llevaron al presidente norteamericano a autorizar la muerte del general Suleimani en un ataque con misiles lanzados desde un dron [avión no tripulado]. El jefe diplomático fue escueto en sus explicaciones cuando fue preguntado por la prensa. «Teníamos información concreta de una amenaza inminente, y esa amenaza incluía ataques contra embajadas de EE.UU., y eso es todo lo que puedo decir», dijo Pompeo. El jueves, el presidente Trump había dicho que la embajada estadounidense en Irak podía haber sido uno de los objetivos. El miércoles la Casa Blanca dio explicaciones sobre el ataque contra Suleimani en el Capitolio. El secretario de Defensa, Mark Esper, y la directora de la CIA, Gina Haspel, se reunieron con líderes republicanos y demócratas en la Cámara de Representantes y el Senado para trasladarles los detalles de inteligencia de los que disponían. Esas reuniones no contentaron a todos, y un senador republicano, Mike Lee, dijo que había recibido «los peores informes de la historia, al menos desde el punto de vista militar». Un día después, el jueves, la Cámara de Representantes, con mayoría demócrata, votó a favor de limitarle a Trump la capacidad de declararle la guerra a Irán. Esa moción aún debe ser refrendada por el Senado, que controlan los republicanos. El Gobierno norteamericano también reveló que el jueves de la semana pasada, el mismo día en que mató al general Suleimani, el presidente Trump autorizó otra operación, contra un comandante responsable en parte de las operaciones de Irán en Yemen, Abdul Reza Shahlai. Esa otra operación fracasó, según publicaron ayer varios medios nacionales estadounidenses, entre ellos la cadena CNN. La muerte de Shahlai, sumada a la de Suleimani, hubiera sido un duro golpe para la república islámica, mermando su capacidad de interferir en los conflictos de otros países en Oriente Próximo. El general Suleimani era el máximo responsable de las operaciones de Irán en Irak, en cuyo conflicto mató, según el Pentágono, a casi 700 soldados estadounidenses. De hecho, Suleimani murió en Irak, cuando acababa de aterrizar en el aeropuerto de Bagdad. En Yemen, el régimen iraní ha apoyado a los rebeldes hutíes, que en 2014 tomaron la capital, Saná, y abrieron una guerra civil que ha dado pie a una de las peores crisis humanitarias del mundo. Recientemente, el número de bajas en el conflicto en Yemen superó los 100.000 muertos. Desde el inicio de las hostilidades, Irán se ha enfrentado a Arabia Saudí por el control de ese país. Los saudíes han formado una coalición árabe que ha bombardeado posiciones estratégicas, pero que no ha sido capaz de doblegar a los rebeldes apoyados por Irán.
07-01-2020 | Fuente: abc.es
El secretario de Defensa desmiente a Trump y niega que EE.UU. vaya a destruir patrimonio de Irán
El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijo este lunes que seguirán las «leyes de los conflictos armados» tras la amenaza lanzada por el presidente Donald Trump de atacar 52 objetivos iraníes, algunos de ellos importantes para la cultura persa, en caso de una represalia de Teherán. En una comparecencia en el Pentágono, Esper pareció matizar la advertencia del mandatario, al ser consultado por la prensa si su respuesta significaba que no atacarían sitios culturales. «Esas son las leyes del conflicto armado», insistió el jefe del Pentágono, según reseñan medios locales. El pasado sábado, Trump, aseguró que tiene identificados 52 objetivos de Irán para responder «muy rápido» y «muy fuerte» a las eventuales represalias de Teherán por la muerte en un ataque selectivo estadounidense del poderoso general iraní Qasem Soleimaní. «Que esto sirva como una ADVERTENCIA de que si Irán ataca a cualquier estadounidense o activo estadounidense, tenemos identificados 52 sitios iraníes (que representan a los 52 rehenes estadounidenses tomados por Irán hace muchos años), algunos de ellos de muy alto nivel e importantes para Irán y la cultura iraní, y esos objetivos, e Irán mismo, SERÁN GOLPEADOS MUY RÁPIDO Y MUY FUERTE», sentenció Trump en Twitter. «¡EE.UU. no quiere más amenazas!», añadió el mandatario, que eligió el número 52 por los 52 funcionarios estadounidenses que fueron tomados como rehenes en el asalto a la Embajada de Estados Unidos en Teherán en 1979, cuando los dos países dejaron de tener relaciones diplomáticas. La declaración del gobernante llevó a que este lunes la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, señalara que Estados Unidos se ha comprometido en múltiples convenios internacionales a respetar el patrimonio cultural en caso de conflicto. La responsable de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) se reunió con el embajador iraní ante la misma, Ahmad Jalali, para abordar la situación en Oriente Medio y las amenazas sobre el patrimonio, según un comunicado de la organización. Azoulay recordó que tanto EE.UU. como Irán han suscrito las Convenciones de 1954 para la protección de bienes culturales en caso de conflicto y de 1972 para la protección del patrimonio mundial, en la que los países «se comprometen a no tomar deliberadamente ninguna medida susceptible de dañar el patrimonio cultural y natural» en los países signatarios. También señaló que la resolución 2347 del Consejo de Seguridad de la ONU, adoptada por unanimidad en 2017, condena los actos de destrucción del patrimonio cultural.
1
...