Infortelecom

Noticias de comunicacion

25-05-2018 | Fuente: abc.es
Maduro recupera a Cabello como número dos para su Gobierno
De nada ha servido el rechazo a las elecciones presidenciales que se celebraron el pasado domingo en Venezuela por parte de la comunidad internacional. El presidente Nicolás Maduro, adelantó ayer su toma de posesión y juró el cargo, pese a que su actual mandato no se agota hasta el próximo mes de enero. Un buen número de organismos internacionales como la ONU, la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos o el Grupo de Lima han denunciado falta de transparencia, legitimidad y garantías en los comicios celebrados. «Juro cumplir y hacer cumplir la Constitución y llevar adelante todos los cambios revolucionarios», dijo en su toma de posesión. Y para no dejar lugar a dudas ha vuelto a mostrar la cara más oscura y dura del chavismo al rescatar a Diosdado Cabello como vicepresidente ejecutivo, el auténtico hombre fuerte del país y un político que lo ha sido todo a lomos de la revolución bolivariana. El actual número dos del régimen lo ha sido todo en la Venezuela chavista. Fue presidente interino durante una de las operaciones a las que se sometió Chávez, vicepresidente, ministro de Interior y Justicia, de Obras Públicas, de Infraestructuras, de Secretaría de la Presidencia, además de gobernador del estado de Miranda, presidente de la Asamblea Nacional, y diputado de este mismo organismo, último cargo que ha desempeñado desde las graves acusaciones vertidas contra él por corrupción y vinculado con el narcotráfico, como ya denunció ABC en 2015. Meses más tarde, en noviembre de ese mismo año, son arrestados en Miami un sobrino y un ahijado de la mujer de Maduro, Cilia Flores, por introducir 800 kilos de cocaína. Ambos confesaron haber actuado bajo las órdenes de Cabello. «Rectificación profunda» Con todo, ayer, el reelegido presidente venezolano quiso empezar con buen pie y reconoció en su toma de posesión que «no se han hecho las cosas bien. Tenemos que cambiarlas y hacerlas mejor», al tiempo que prometió una «rectificación profunda» para aliviar la grave crisis que sufre el país. Como primer paso, Maduro se mostró dispuesto a liberar a un número no determinado de presos políticos en pos de la «reconciliación». También se comprometió a reanudar el diálogo con la oposición. En cuanto al resto de su gabinete son personas de su entera confianza, que estarán a las órdenes tanto de él como de su número dos y hombre fuerte, Diosdado Cabello. En las elecciones del pasado día 20, según datos del Consejo Nacional Electoral (CNE), Maduro ganó un segundo mandato con 6.224.040 votos, frente a los 1.917.036 votos conseguidos por el disidente chavista Henri Falcón, su principal rival. La abstención se situó en torno al 54 por ciento, según este organismo, aunque la empresa demoscópica Meganálisis lo eleva hasta un 88%. La Mesa de Unidad Democrática (MUD), principal fuerza opositora del país, no presentó candidato y llamó a los venezolanos a no votar, por lo que ha interpretado la baja participación electoral como una victoria. El nuevo Ejecutivo ?Diosdado Cabello. Vicepresidente ejecutivo ?Jorge Rodríguez. Vicepresidente de Servicios de Salud ?Aristóbulo Istúriz. Educación ?Alí Rodríguez Araque. Pte. de PDVSA ?Carlos Mendoza Potella. Petróleo ?Manuel Fernández. Vicepresidente de Servicios Públicos ?Pascualina Cursio. Economía ?Remigio Ceballos. Ministro de Estado Frente de Guerra Occidental ?María Alejandra Díaz. Comercio ?Tony Boza. Presidente del BCV ?Juan Valdez. Pte. del Seniat ?Ernesto Villegas. Comunicación ?Freddy Bernal. Interior ?Jorge Arreaza. Relaciones Exteriores ?Suárez Chourio. Defensa ?Gabriela Jiménez. Agricultura ?Ronald Rivas. Juventud, Mujer, Pueblos Indígenas y Comuna
24-05-2018 | Fuente: abc.es
Trump cancela por carta su cita en Singapur con Kim Jong-un
Donald Trump no va a hacer historia con Corea del Norte, al menos, de momento: «El encuentro de Singapur no tendrá lugar». El presidente estadounidense ha transmitido por carta a Kim Jong-un la cancelación por su parte de la entrevista que ambas partes habían fijado para 12 de junio en el pequeño país asiático. La difusión de la misiva se produce apenas 24 horas después de que el secretario de Estado, Mike Pompeo, mantuviera ante el Senado que la cita se mantenía en los términos previstos y de que fuentes de la Casa Blanca aseguraran que una delegación norteamericana estaba preparada para viajar este fin de semana a Pyongyang, a fin de iniciar los preparativos de la entrevista. Pero, en medio de las crecientes dudas y recelos por el cambio del régimen norcoreano hacia un tono agresivo, se ha impuesto finalmente la opinión de los asesores del presidente que aconsejaban no seguir adelante con el proceso. En la carta, con fecha de ayer, Trump justifica a su homólogo la decisión de no acudir al compromiso en «la rabia y la abierta hostilidad» con la que el régimen estalinista se ha expresado en sus mensajes más recientes. En el último de ellos, la viceministra Choe Son Hui amenazaba con un «enfrentamiento nuclear» entre ambos países y tachaba de «marioneta política» al vicepresidente de Estados Unidos, en respuesta a unas declaraciones de Mike Pence en las que avisaba de que Corea del Norte podía terminar como Libia, «si Kim Jong-un no hace un acuerdo con nosotros». Un aviso directo al dictador norcoreano, quien precisamente ha expresado repetidas veces a Trump su demanda de garantías de seguridad durante el proceso, para no correr la suerte de Muammar Al Gadafi, derrocado y muerto a manos de las milicias opositoras, años después de haberse comprometido a renunciar a su arsenal nuclear. Pese a todo, Trump no cierra la puerta a una futura entrevista con Kim Jong-un, a quien le insta a comunicarle esa posibilidad, «por teléfono o por escrito, si cambia de idea», asumiendo implícitamente desde un principio que el propio régimen ya tenía previsto renunciar a la cumbre de Singapur, a la luz de sus agresivos mensajes. La comunicación del presidente estadounidense a Kim Jong-un sitúa la pelota en el tejado de Pyongyang, quien tendrá que decidir ahora si el proceso negociador que el mismo impulsó (como le recuerda Trump en la carta) sigue adelante a pesar del aplazamiento. Tras un periodo de máxima tensión, el dictador norcoreano emprendió una serie de guiños a Washington junto al compromiso de negociar una renuncia a su arsenal nuclear. Entre los gestos más llamativos, además de destruir esta misma semana el lugar sino donde se han llevado a cabo las pruebas nucleares desde 2006, procedió a la liberación de tres norteamericanos detenidos por el régimen los últimos dos años. Un paso que Trump le agradece expresamente en su carta. A letter from the President to Chairman Kim Jong Un: "It is inappropriate, at this time, to have this long-planned meeting." pic.twitter.com/3dDIp55xu1? The White House (@WhiteHouse) May 24, 2018
24-05-2018 | Fuente: abc.es
Corea del Norte dice estar dispuesta a retomar el diálogo con EE.UU.
Donald Trump no va a hacer historia con Corea del Norte, al menos, de momento: «El encuentro de Singapur no tendrá lugar». El presidente estadounidense ha transmitido por carta a Kim Jong-un la cancelación por su parte de la entrevista que ambas partes habían fijado para 12 de junio en el pequeño país asiático. La difusión de la misiva se produce apenas 24 horas después de que el secretario de Estado, Mike Pompeo, mantuviera ante el Senado que la cita se mantenía en los términos previstos y de que fuentes de la Casa Blanca aseguraran que una delegación norteamericana estaba preparada para viajar este fin de semana a Pyongyang, a fin de iniciar los preparativos de la entrevista. La respuesta de Corea del Norte llegó varias horas más tarde, en boca de su viceministro de Exteriores, Kim Kye-gwan, en un comunicado publicado en la agencia estatal KCNA: «Expresamos nuestra disposición a sentarnos cara a cara con EE.UU. y resolver asuntos en cualquier momento y de cualquier manera». El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, sugirió poco después que lo mejor para ambas naciones es que se sigan dando pasos para «crear las condiciones» idóneas para que la conversación cristalice. Pero, en medio de las crecientes dudas y recelos por el cambio del régimen norcoreano hacia un tono agresivo, se ha impuesto finalmente la opinión de los asesores del presidente que aconsejaban no seguir adelante con el proceso. En la carta, con fecha de ayer, Trump justifica a su homólogo la decisión de no acudir al compromiso en «la rabia y la abierta hostilidad» con la que el régimen estalinista se ha expresado en sus mensajes más recientes. En el último de ellos, la viceministra Choe Son Hui amenazaba con un «enfrentamiento nuclear» entre ambos países y tachaba de «marioneta política» al vicepresidente de Estados Unidos, en respuesta a unas declaraciones de Mike Pence en las que avisaba de que Corea del Norte podía terminar como Libia, «si Kim Jong-un no hace un acuerdo con nosotros». Un aviso directo al dictador norcoreano, quien precisamente ha expresado repetidas veces a Trump su demanda de garantías de seguridad durante el proceso, para no correr la suerte de Muammar Al Gadafi, derrocado y muerto a manos de las milicias opositoras, años después de haberse comprometido a renunciar a su arsenal nuclear. Pese a todo, Trump no cierra la puerta a una futura entrevista con Kim Jong-un, a quien le insta a comunicarle esa posibilidad, «por teléfono o por escrito, si cambia de idea», asumiendo implícitamente desde un principio que el propio régimen ya tenía previsto renunciar a la cumbre de Singapur, a la luz de sus agresivos mensajes. La comunicación del presidente estadounidense a Kim Jong-un sitúa la pelota en el tejado de Pyongyang, quien tendrá que decidir ahora si el proceso negociador que el mismo impulsó (como le recuerda Trump en la carta) sigue adelante a pesar del aplazamiento. Tras un periodo de máxima tensión, el dictador norcoreano emprendió una serie de guiños a Washington junto al compromiso de negociar una renuncia a su arsenal nuclear. Entre los gestos más llamativos, además de destruir esta misma semana el lugar sino donde se han llevado a cabo las pruebas nucleares desde 2006, procedió a la liberación de tres norteamericanos detenidos por el régimen los últimos dos años. Un paso que Trump le agradece expresamente en su carta. A letter from the President to Chairman Kim Jong Un: "It is inappropriate, at this time, to have this long-planned meeting." pic.twitter.com/3dDIp55xu1? The White House (@WhiteHouse) May 24, 2018
24-05-2018 | Fuente: elpais.com
Elon Musk arremete contra los medios de comunicación por poner en duda su rentabilidad
El fundador de Tesla ya se enfrentó a los analistas por cuestionar algunas cifras de su negocio
24-05-2018 | Fuente: abc.es
Lenín Moreno se aleja del socialismo tradicional en Ecuador
Lenín Moreno cumple su primer año de gobierno, este 24 de mayo, flanqueado en su gabinete por un ministro de Economía y Finanzas proveniente del Comité Empresarial Ecuatoriano, y por un general como ministro de Defensa. Son dos de sus más recientes nombramientos que grafican el momento de apertura que experimenta el gobierno, luego de que durante los 10 años que gobernó Rafael Correa esas carteras de Estado estuvieron en manos de personajes más bien identificados con la izquierda. Tampoco se habría esperado que Lenín Moreno llamara a «abandonar el socialismo del siglo pasado para impulsar un socialismo nuevo, inclusivo e incluyente», como lo planteó la semana anterior en un foro con empresarios e inversionistas. Marcar distancia con Correa parece haber sido el desafío de Moreno, y lo ha logrado. Puede parecer anecdótico, pero uno de sus récords es no haber insultado a ningún ecuatoriano, lo que marca una gran diferencia con su antecesor que lo hacía casi a diario; y tampoco hay registro de persecución a opositores. Pero la mayor diferencia con su antecesor es el respeto a la libertad de expresión, que estos días ha sido destacada por el presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Gustavo Mohme, de visita al país, que ha elogiado el envío de una reforma a la Ley de Comunicación, a la que esa organización calificó como la más restrictiva del hemisferio, tras ser puesta en vigencia por Correa, en 2013. En lo político, una frágil mayoría en la Legislatura, ha llevado a Moreno a apuntalar su gestión en el Consejo de Participación Ciudadana de Transición, integrado tras la consulta popular y cuya acción es ampliamente respaldada por el pueblo. El Consejo ha cesado en sus cargos al superintendente de Comunicación, al fiscal general de la Nación, al defensor del Pueblo y nombrado sus reemplazos. Y se apresta a evaluar al Consejo de la Judicatura, considerado la clave para recuperar la independencia de la justicia, usada como arma en contra de los opositores por el gobierno pasado. «El Consejo de Participación Ciudadana marca la ruta», comenta el politólogo Gabriel Hidalgo sobre el rumbo del gobierno de Moreno. «Cirugía mayor a la corrupción» Una de las ofertas pendientes de Lenín Moreno es la «cirugía mayor» a la corrupción, a pesar de que no dudó soltar la mano a su vicepresidente Jorge Glas, apenas se conoció que estaba involucrado en el caso Odebrecht, por el cual hoy él y otros altos cargos cumplen sentencia en la cárcel. «Este año Moreno prendió la luz», dice María Paula Romo, docente universitaria y exlegisladora. La alegoría ilustra la acción presidencial para trasparentar la realidad del país con una enorme deuda pública que rebasa lo permitido por la ley; el sobreprecio de las megaobras, la corrupción negada por el correísmo y hasta la realidad de la frágil frontera con Colombia. Esa frontera fue el epicentro del más doloroso episodio del primer año de gobierno de Moreno, con el secuestro y posterior asesinato de tres periodistas de El Comercio, por la disidencia de las FARC, y la muerte de cuatro infantes de Marina, que parece fue el punto de inflexión para poner en manos de los expertos la seguridad del país.
22-05-2018 | Fuente: abc.es
El Papa recibe en audiencia privada a Rodríguez Zapatero
El Papa Francisco ha recibido en audiencia privada el martes por la mañana al expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, según una escueta comunicación de la Oficina de Prensa de la Santa Sede. En medios vaticanos se considera que el motivo del encuentro ha sido recibir informaciones sobre la crisis de Venezuela, que se agrava continuamente. No se sabe si el político español se ha limitado a contar sus impresiones o ha traído algún mensaje confidencial de Nicolás Maduro. El Papa sigue de modo continuo la evolución del desastre en Venezuela y promueve tanto el envío de ayuda humanitaria como la acogida a los refugiados en los países vecinos. Pero, tras el fracaso de las propuestas de diálogo que apoyaba el Vaticano -rechazadas tanto por Maduro como por los partidos de oposición- la Santa Sede no ha vuelto a respaldar ninguna iniciativa política. El pasado domingo, en plena jornada electoral, el Papa extremó la prudencia al respecto limitándose a pedir para «todo el pueblo venezolano - todo, gobernantes y pueblo- la sabiduría para encontrar el camino de la paz y la unidad. Rezo también por los detenidos que han muerto ayer». El Santo Padre sigue de cerca todo lo que sucede en el país a través de informaciones del cardenal de Caracas y de contactos del propio cardenal secretario de Estado, Pietro Parolin, antiguo nuncio en Venezuela.
22-05-2018 | Fuente: as.com
El Independiente: Rubiales ficha para la RFEF a la exdirectora de comunicación de Cifuentes
Marisa González, quien fuera jefa de Gabinete de la expresidenta de Madrid, será una de las nuevas incorporaciones de la Federación.
22-05-2018 | Fuente: as.com
Rubiales ficha para la RFEF a la exdirectora de comunicación de Cifuentes y Gallardón
Marisa González trabajó 20 años con el exalcalde de Madrid y los tres últimos con la expresidenta de la Comunidad, cazada en un supermercado llevándose dos botes de crema.
22-05-2018 | Fuente: abc.es
El español como arma racista
Aaron Schlossberg quizá no midió bien qué hacía y dónde lo hacía. Este abogado está en el centro de la ira de EE.UU. después de que apareciera en un vídeo en un restaurante en Nueva York, en el que insultaba a los empleados por hablar español y les amenazaba con llamar a las autoridades de inmigración. Criticar que alguien hable español en una ciudad donde el 27,5% de la población es hispana, hay barrios enteros donde solo se escucha la lengua de Cervantes y toda la comunicación pública es también en este idioma es, además de racista, temerario. Schlossberg ha sufrido escraches delante de su oficina y de su casa y corre el riesgo de perder el alquiler de su despacho de abogados, que además ha recibido una campaña de desprestigio en la plataforma de opiniones Yelp. La realidad, sin embargo, es que una parte importante de EE.UU. comulga con la opinión de Schlossberg. El «aquí se habla inglés» forma parte del credo del ala más extremista del conservadurismo de EE.UU.: despegó con el Tea Party y Donald Trump se abrazó a ello en su ascenso presidencial. Su campaña de las elecciones de 2016 arrancó poniendo a los mexicanos la etiqueta de «criminales y violadores» y no tardó en criticar a sus rivales, también del partido republicano, por hablar español. Se cebó en especial con Jeb Bush, que al comienzo de las primarias era el favorito y está acostumbrado a hablar español en sus campañas. La mujer de este hijo y hermano de presidentes es de origen mexicano y Bush fue durante años gobernador de Florida, un estado con fuerte implantación hispana. «Debería predicar con el ejemplo y hablar inglés cuando esté en EE.UU», dijo Trump. Él sí cumplió: desterró el español de su campaña, en contra de una tradición de los candidatos que se remonta a John Fitzgerald Kennedy. El multimillonario neoyorquino sabía dónde apuntaba con ese discurso: el electorado de corte racista, intimidado por el creciente peso de la comunidad hispana, que desconoce que EE.UU. no tiene lengua oficial. Desde la aquella campaña presidencial, el goteo de ataques contra personas que hablan en español no ha parado. Solo llegan a la opinión pública los que son capturados en vídeo, como el de Schlossberg o el de un incidente el año pasado en un aeropuerto de Nevada, donde un hombre que hablaba español por teléfono fue insultado durante varios minutos por un desconocido. Hablar español también puede ser un motivo para ser arrestado, como se acaba de demostrar en Montana. Dos mujeres con ciudadanía estadounidense, de origen mexicano, fueron detenidas la semana pasada en una gasolinera por un agente de la policía de frontera. Ocurrió en la localidad de Havre, a unos cincuenta kilómetros de la frontera con Canadá. Ambas charlaban mientras hacían cola para pagar en la tienda y el agente les detuvo y les pidió que se identificaran. Una de ellas grabó en vídeo las explicaciones del policía. «Señora, la razón por la que he pedido su identificación es porque he entrado aquí y he visto que hablaban español, lo que no es muy habitual por aquí», les explicó. A preguntas de las afectadas, el agente negó que fuera racismo: «Lo hago porque habláis español en la tienda, en un estado predominantemente de habla inglesa». La Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU, en sus siglas en inglés) está investigando el caso para determinar si el agente vulneró los derechos civiles de las ciudadanas. La policía de fronteras emitió un comunicado en el que aseguraba que los agentes tienen «autoridades amplias» para ejercer su labor y pueden «interrogar a individuos, arrestar y obtener y considerar pruebas». Sin embargo, la ley establece que deben tener una «sospecha razonable» de que se está cometiendo una violación a la normativa migratoria o un crimen. Para este agente, hablar español lo era.
21-05-2018 | Fuente: abc.es
Las relaciones que explican el efecto en cadena bélico en Oriente Próximo
En el agitado Oriente Próximo cada movimiento produce una reacción en cadena entre países aliados y enemigos. El traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén originó protestas de palestinos en Gaza, reprimidas letalmente por Israel, y recrudeciendo el enfrentamiento diplomático con Turquía, entre otros. El bombardeo de Irán en los Altos del Golán, territorio tomado por el Estado judío a Siria, fue contestado con el ataque israelí a posiciones iraníes desplegadas en siria, donde cada país de la región apoya a un bando en la guerra civil. Todos los hilos están unidos. Estos son los aliados y enemigos del complejo tablero en Oriente Próximo: Israel Aliados El principal aliado de Israel en la región no está en Oriente Próximo. Estados Unidos es su mejor apoyo. La decisión del presidente Donald Trump de trasladar la embajada a Jerusalén es la última muestra. En menor medida, y a pesar de guerras pasadas, Egipto ejerce de contención a la animadversión general de la región hacia el Estado hebreo. Su límite con la convulsa Franja de Gaza le compromete en un papel pacificador para calmar su frontera, como ha hecho ahora presionando a Hamás para apaciguar las protestas que han acabado con la muerte de más de 60 palestinos a manos de las fuerzas israelíes. Neutralidad o desconfianza La masacre israelí con las protestas en Gaza ha sido el motivo del último enfrentamiento diplomático con Turquía. Ambos se guardan una enorme desconfianza, con choques abiertos como el ataque a la flotilla del Mavi Marmara, pero mantienen cooperación económica y militar. Mejor es la situación de Israel con Arabia Saudí, de casi perfecta neutralidad. No mantiene relaciones diplomáticas formales con el reino wahabí, pero les considera fundamentales para la estabilidad de una región que le es mayoritariamente hostil, especialmente para la contención de Irán. Hostilidad y enemigos Irán e Israel han protagonizado este mes el último enfrentamiento militar abierto, con el bombardeo iraní en los Altos del Golán y la destrucción por parte del Ejército israelí de posiciones en Siria desplegadas por el régimen de los ayatolás en apoyo al gobierno de Al Assad. Irán se presenta como valedor de la causa palestina, en defensa del Islam, y tiene como objetivo la destrucción del Estado judío. Apoya de forma activa a grupos armados en Gaza, Cisjordania y el sur de Líbano. Israel, por su parte, es la principal oposición al desarrollo del plan nuclear iraní, y el país que más ha presionado y celebrado la ruptura del acuerdo firmado con Estados Unidos. Irak y Siria son otros enemigos del Estado judío. Al Assad incluso ha amenazado con atacar Israel en caso de una intervención militar occidental contra su régimen en la guerra civil siria. Irak, desde la caída de Sadam Hussein, ha bajado su actividad como promotora de grupos insurgentes, pero sigue siendo hostil a Israel. Los palestinos, sin poder militar, viven a expensas del apoyo internacional. Palestina Los países árabes simpatizan con la causa palestina, pero su apoyo es menos activo de lo que desearían, suficiente para mantener el status quo de eterno conflicto. Arabia Saudí y Turquía les ofrecen sustento económico. El presidente turco, Erdogan, califica a Hamás de organización no terrorista, para escarnio de Israel, y se reúne periódicamente con su líder. El apoyo de Irán está más dirigido a Hamás, mientras que con la Autoridad Palestina se limita a mantener relaciones cordiales. El líder palestino Mahmud Abbas tiene unas estupenda comunicación con el gobierno de Irak. Egipto, preocupado por su frontera con Gaza, ejerce un papel neutral, pero también de contención de la agitación de Hamás. Estados Unidos no tiene una hostilidad manifiesta contra la Autoridad Palestina (sí contra Hamás), pero apoya incondicionalmente a su enemigo, Israel. La relación con Siria es tirante. Neutral en la guerra civil, la penosa situación de los refugiados palestinos en siria es fuente constante de conflictos. Irán Irán es el archienemigo de Israel en la región, con el objetivo último de la desaparición del Estado judío. El régimen de los ayatolás es también enemigo de Estados Unidos, una animadversión encendida ahora por la ruptura del acuerdo nuclear por parte de Donald Trump. Mantiene también una hostilidad directa con Arabia Saudí, régimen de la corriente político religiosa wahabí, derivada de la rama suní del islam, mayoritaria, enfrentada al chiísmo del régimen de los ayatolás. Irán colabora estrechamente con Irak, de mayoría chií, a quien ha proporcionado ayuda en su lucha contra los terroristas islámicos de Daesh. Teherán extiende también su influencia en Siria proporcionando soporte militar, armamentístico y económico al gobierno de Damasco, de la minoría religiosa alauí, derivada del islam chií. Estos apoyos a Irak y Siria generan la animadversión de Turquía. Irán y Turquía, potencias regionales enfrentadas desde tiempos de los otomanos y los persas, viven en un estado de paz fría, sin injerencias, pero llena de desconfianza. Arabia Saudí Como le ocurre a Israel, el mejor apoyo de Arabia Saudí en la región está fuera de Oriente Próximo. Estados Unidos mantiene una excelentes relaciones con el régimen saudí. Las hostilidades de Riad son principalmente hacia Irán y, por extensión, sus países de influencia, Irak y Siria. El reino saudí da apoyo militar a los rebeldes sirios. El Egipto del general Al-Sisi, como lo fue el de Hosni Mubarak, es otro aliado. Arabia Saudí destinó una fortuna para reponer un régimen militar en el país. Egipto Además de Arabia Saudí, Egipto cuenta con el apoyo militar de Estados Unidos, que recientemente ha modulado para presionar a Al-Sisi por la falta de respeto a los derechos humanos. El presidente egipcio también mantiene unas excelentes relaciones con el gobierno iraquí, que le apoyó en el derrocamiento del líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Mursi. Al contrario que Turquía, que condenó el golpe de Estado contra Al-Sisi. Mursi animó apoyó a los rebeldes contra Al Assad, pero ahora El Cairo mantiene neutralidad, no exenta de desconfianza, en el conflicto siria. Siria En Siria, las alianzas están tejidas con los diferentes bandos de la guerra civil. El régimen de Al Assad tiene el firme apoyo de Irán, que proporciona apoyo militar, e Irán; y la oposición manifiesta de Israel, Arabia Saudí y Turquía, que apoyan a la oposición moderada. Turquía, a su vez, es enemiga de los kurdos, cada vez más fuertes en el norte de Siria, y que suponen una amenaza terrorista para Ankara. Turquía e Irak La relación de Turquía con los kurdos del norte de Irak supone una fuente de tensión con Irak, que lo considera una injerencia en su territorio. Irak y Turquía chocan por sus diferencias en las relaciones con Irán y Egipto, aliados de Bagdad y enemigos de Ankara. El gobierno iraquí, a su vez, es aliado de Estados Unidos; mientras que Turquía mantiene una relación de desconfianza con Washington, empeorada por las divergencias en la estrategia de la guerra en Siria, a pesar de los intereses militares compartidos.
1
...