Infortelecom

Noticias de comision europea

01-07-2020 | Fuente: abc.es
Alemania disuelve una unidad de élite de su ejército en la que germinaba terrorismo de extrema derecha
Antes de marcharse a Bruselas a presidir la Comisión Europea, la exministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, reconoció que la presencia de ultraderechistas en el Ejército alemán es mayor de lo que se sospechaba y advirtió que se dejaba un trabajo de limpieza a medio hacer: 280 investigaciones abiertas y el desmantelamiento de una red de extrema derecha infiltrada en la Bundeswehr que planeaba incluso atentar contra varios políticos. La actual ministra, Annegret Kramp-Karrenbauer, ha decidido poner fin al asunto y ha tomado una decisión tan drástica como ejemplarizante: disolver la unidad de élite, la KSK. «No puede continuar bajo su forma actual», dijo ayer, «tiene que ser modificada en su estructura y en su composición e integrarse mejor en la Bundeswehr». El informe del Ministerio de Defensa presentado ante el parlamento alemán, con el que justifica la medida, recoge como último incidente la detención en mayo de uno de los miembros de la KSK, que había ocultado explosivos, armas y municiones sustraidos al Ejército en el jardín de su casa y se hallaba en posesión de parafernalia nazi. Este cuerpo de las fuerzas especiales es acusado en el informe de haberse separado demasiado del Ejército, lo que ha favorecido la emergencia de «dirigentes tóxicos» y la difusión de «ideas extremistas». Con carácter de inmediatez, la segunda compañía de la KSK, donde parecía concentrarse la raíz del problema, será disuelta sin ser reemplazada. La unidad de élite sólo conservará a partir de ahora tres compañías y no participará en ejercicios ni misiones internacionales hasta que no sea consumada su renovación. El Ejército alemán emplea a cerca de 180.000 personas y es evidente que se trata de casos aislados, pero «sólo un caso ya es demasiado», como ha declarado el portavoz adjunto del Ministerio de Defensa, Boris Nannt. Además los mandos habían permitido que a sus espaldas se fraguasen planes tan abyectos como el destapado por la Fiscalía General alemana en 2017, cuando presentó pruebas del rebuscado intento de creación de un grupo terrorista en el seno del Ejército. La confabulación se remontaba a 2015, cuando la masiva llegada de refugiados desbordaba a las autoridades alemanas y el soldado Franco A. se presentó en un centro de acogida de Baviera y se registró falsamente como un solicitante de asilo sirio. Con unas pocas palabras en árabe y otras pocas en francés fingió estar en peligro y se hizo con una identidad falsa, incluso consiguió ayuda social de 400 euros al mes y el alquiler de un apartamento a cargo del Estado con el objetivo de cometer atentados y que las pruebas llevasen a un refugiado como culpable, permitiendo así azuzar los sentimientos xenófobos. En la lista de sus objetivos mortales, una lista manuscrita con la inconfundible caligrafía de otro soldado, Maximilian T., figuraban el ex presidente alemán Joachim Gauck y el ministro de Justicia, hoy de Exteriores Heiko Maas. «Ni la violencia por su cuenta ni el extremismo de derecha tienen nada que hacer en la Bundeswehr», ha dicho ahora la ministra Kramp-Karrenbauer, «quien nombra los agravios ayuda a remediarlos. Quien calla es cómplice y parte del problema». En octubre volverá a revisarse la situación interna de las compañías restantes de la unidad. Si los miembros de la KSK «no han escuchado esta primera salva de avisos, entonces abordaremos una reorganización» más amplia, ha sido su advertencia. Creada en 1996, bajo el modelo del Special Air Service (SAS) británico, la unidad de operaciones secretas está formada por unos 1.400 soldados, entre miembros de operaciones y apoyo logístico. Entre sus misiones figuran repatriar a los alemanes de zonas de guerra o en crisis, trabajos de inteligencia o entrenar a fuerzas aliadas. Un depósito de armas y municiones descubierto en mayo en el jardín de uno de los miembros de este cuerpo de élite, la reciente desaparición de 48.000 cartuchos y 62 kilos de explosivos de los almacenes de la KSK y la carta de preocupación de un oficial a la ministra de Defensa hacen pensar que lo descubierto hasta ahora no eran casos aislados y ha servido de detonante de la disolución. «La gran mayoría de los soldados del ejército alemán son firmemente fieles a la Constitución alemana y el KSK sigue disponible en su tarea de salvar vidas», ha defendido la ministra al conjunto de la institución, «pero debo eliminar sin contemplaciones a los extremistas violentos de derecha y seguiremos tomando las medidas necesarias hasta haberlo logrado por completo».
30-06-2020 | Fuente: abc.es
Londres retoma la negociación con Europa sin próroga posible
Con una pandemia de efectos terroríficos en todo el país y graves consecuencias económicas, varios ataques con arma blanca que hacen recordar los peores actos terroristas, pocos británicos se han parado a pensar que hoy martes acaba el plazo para poder pedir una nueva prórroga que evitaría que si no hay un acuerdo sobre sus relaciones futuras con la UE, el 31 de diciembre se queden completamente desconectados desde todos los puntos de vista. En parte, el hecho de que la pandemia y la cuarentena obligatoria que ha decretado el Gobierno de Boris Johnson ya ofrece una especie de entrenamiento psicológico les permite hacerse una idea de lo que podría ser esta ruptura total con el continente, si no se llegase a un acuerdo. Ayer lunes empezó una nuevas ronda de negociaciones, por fin en directo, es decir, no por videoconferencia, por lo que se supone que la posibilidad de que finalmente se desbloquee la situación no es todavía imposible. De todos modos, el Gobierno británico había declarado en todos los tonos posibles que no pediría ninguna nueva extensión del periodo transitorio y en la última ronda de negociaciones, el equipo de la Comisión Europea que dirige Michel Barnier había tomado nota ostentosamente de esta voluntad, porque en este caso también le complicaría mucho las cosas. Si el Reino Unido quisiera alargar la situación actual más allá del 31 de diciembre, debería empezar a contribuir al presupuesto comunitario del año que viene, lo que supondría también un rompecabezas para las cuentas del Ejecutivo comunitario y necesitaría probablemente negociaciones tan complejas como las que se están llevando a cabo. En todo caso, por ahora los problemas centrales de la negociación subsisten y nada hace prever que un acuerdo vaya a ser fácil. Barnier ha advertido que deberá lograrse un resultado antes de que acabe octubre, de modo que sea posible el proceso de ratificación que debe pasar por todos los parlamentos nacionales. Normalmente, un acuerdo de este tipo con un país tercero puede tardar varios años. Con el Reino Unido se trata de diverger desde una posición muy cercana como era la de su pertenencia a la UE, así que en cierto modo será más sencillo, siempre que la voluntad de llegar a un acuerdo prevalezca. Por ahora, no es el caso en el tema de las reglas comunes para seguir teniendo acceso al mercado europeo ni sobre la pesca.
30-06-2020 | Fuente: abc.es
Londres retoma la negociación con Europa sin prórroga posible
Con una pandemia de efectos terroríficos en todo el país y graves consecuencias económicas, varios ataques con arma blanca que hacen recordar los peores actos terroristas, pocos británicos se han parado a pensar que hoy martes acaba el plazo para poder pedir una nueva prórroga que evitaría que si no hay un acuerdo sobre sus relaciones futuras con la UE, el 31 de diciembre se queden completamente desconectados desde todos los puntos de vista. En parte, el hecho de que la pandemia y la cuarentena obligatoria que ha decretado el Gobierno de Boris Johnson ya ofrece una especie de entrenamiento psicológico les permite hacerse una idea de lo que podría ser esta ruptura total con el continente, si no se llegase a un acuerdo. Ayer lunes empezó una nuevas ronda de negociaciones, por fin en directo, es decir, no por videoconferencia, por lo que se supone que la posibilidad de que finalmente se desbloquee la situación no es todavía imposible. De todos modos, el Gobierno británico había declarado en todos los tonos posibles que no pediría ninguna nueva extensión del periodo transitorio y en la última ronda de negociaciones, el equipo de la Comisión Europea que dirige Michel Barnier había tomado nota ostentosamente de esta voluntad, porque en este caso también le complicaría mucho las cosas. Si el Reino Unido quisiera alargar la situación actual más allá del 31 de diciembre, debería empezar a contribuir al presupuesto comunitario del año que viene, lo que supondría también un rompecabezas para las cuentas del Ejecutivo comunitario y necesitaría probablemente negociaciones tan complejas como las que se están llevando a cabo. En todo caso, por ahora los problemas centrales de la negociación subsisten y nada hace prever que un acuerdo vaya a ser fácil. Barnier ha advertido que deberá lograrse un resultado antes de que acabe octubre, de modo que sea posible el proceso de ratificación que debe pasar por todos los parlamentos nacionales. Normalmente, un acuerdo de este tipo con un país tercero puede tardar varios años. Con el Reino Unido se trata de diverger desde una posición muy cercana como era la de su pertenencia a la UE, así que en cierto modo será más sencillo, siempre que la voluntad de llegar a un acuerdo prevalezca. Por ahora, no es el caso en el tema de las reglas comunes para seguir teniendo acceso al mercado europeo ni sobre la pesca.
27-06-2020 | Fuente: abc.es
Las elecciones en Polonia ahondan la división frente a la UE
Como lleva sucediendo repetidamente en la última década, las elecciones presidenciales polacas sirven sobre todo para profundizar las divisiones del país. Sin gran sorpresa, las que se celebran este domingo volverán a ser un pulso entre el nacionalismo populista y el liberalismo europeísta, entre el partido conservador radical Ley y Justicia (PiS), que apoya la reelección de Andrzej Duda, y el alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski, que representa la otra mitad del país que quisiera verlo conectado con las corrientes liberales y modernas de sus vecinos occidentales. Las encuestas prevén la victoria de Duda aunque probablemente no obtenga una mayoría suficiente para eludir una segunda vuelta. Estas presidenciales polacas y la segunda vuelta de las municipales francesas, que también se celebran este domingo, son la primera convocatoria electoral en tiempos de esto que se quiere describir como «nueva normalidad». En Polonia, debían haberse celebrado el 10 de mayo y el PiS hizo todo lo que pudo por mantenerlas para aquella fecha, con la teoría de que todo el país podía votar por correo. Pero en un ambiente político tan dividido, esta idea levantó no pocas suspicacias, porque hacía prácticamente imposible la verificación razonable del recuento. Incluso la Comisión Europea emitió un comunicado en el que -sin decirlo claramente- daba a entender que ello planteaba serias dudas. Teniendo en cuenta que Polonia está siendo severamente reprendida por las instituciones europeas a costa de las reformas que ha impuesto el PiS en el sistema judicial y que Bruselas piensa que socaba la independencia de los jueces, el Gobierno se resignó a este aplazamiento, no sin grandes tensiones en el seno de la mayoría gubernamental. El primer efecto de este cambio de fecha ha sido, en efecto, que el candidato a la reelección ha pasado de esperar una victoria aplastante en una primera vuelta a una ventaja insuficiente con la perspectiva de una segunda votación que debería tener lugar el próximo 12 de julio. Andrzej Duda: reforzar el proyecto Duda está considerado como el heredero político de Lech Kaczynski, el más activo e inteligente de los dos hermanos gemelos fundadores del PiS y que fue presidente de la República hasta su fallecimiento el 10 de abril 2010, en un controvertido accidente aéreo en el aeropuerto ruso de Smolensk. Duda era la persona de su máxima confianza pero en las elecciones que se celebraron después del accidente, el partido prefirió presentar al hermano gemelo de Lech, Jaroslaw Kaczynski, que sería derrotado. Cinco años después, Duda se tomó la revancha y fue elegido pesidente, un puesto desde el que a pesar de sus limitadas competencias ha logrado apuntalar al PiS en el Gobierno a pesar de sus complicadas disputas internas. Trzarkowski gana terreno La candidatura de Trzarkowski ha ganado mucho terreno en las últimas semanas, pero no lo suficiente como para dar la vuelta a las previsiones. A Duda se le pronostica entre un 40 y un 45 %, frente al 30 o 35 % para el alcalde de Varsovia. El tercer candidato en discordia es el periodista televisivo Szymon Holowni a, que en realidad no pertenece a ninguno de los dos bloques y que se ha presentado como la alternativa a la división recurrente del electorado. Las encuestas afirman que en la primera vuelta no tiene ninguna posibilidad, porque a pesar de que ha dedicado todo el periodo del confinamiento a hacer campaña en la red, se le atribuye apenas un 12% de la intención de voto. Esas mismas encuestas afirman, sin embargo, que si la segunda vuelta fuera un pulso entre Holownia y Duda, el periodista ganaría con cierto margen. Los pronósticos para un más probable pulso directo entre Duda y Trzaskowski, sin embargo, pronostican un empate que debería resolverse contando hasta el último voto. Rafal Trzaskowski: la vía proeuropea y liberal Al alcalde de Varsovia, que ha sido eurodiputado como Duda y tiene también la misma edad (48 años),le respalda la Plataforma Ciudadana (PO, del grupo Popular europeo), del ex primer ministro y expresidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. Hasta el inesperado aplazamiento de la votación, la candidatura de Trzaskowki no estaba siquiera en la imaginación de los polacos. En el escaso tiempo que ha tenido para hacer campaña a favor del liberalismo proeuropeo, ha obtenido un resultado muy prometedor, pero está por ver si será suficiente para provocar la celebración de una segunda vuelta. Su gestión como alcalde de la capital le proporcionará probablemente un apoyo sólido en los sectores urbanos. Bajo el Gobierno del PiS, Polonia se ha atrincherado en la coalición de países conocida como «el grupo de Visegrado» en el que figuran Hungría, la República Checa y Eslovaquia, todos ellos envueltos ahora mismo en una atmósfera euroescéptica. Los cuatro reciben importantes beneficios de su pertenencia a la UE, sobre todo Polonia, pero no están de acuerdo en los temas más delicados y difíciles como las cuotas de refugiados. En política exterior también ha preferido orientarse hacia Estados Unidos, en lugar de hacia sus aliados europeos.
23-06-2020 | Fuente: elmundo.es
Josep Borrell advierte: la ayuda europea "no será gratis", pero tampoco "habrá 'hombres de negro'"
Los independentistas le atacan por "amparar el genocidio" en América o por querer aplicar "una solución eugenésica" en Cataluña, pero el vicepresidente de la Comisión Europea prefiere no responderles 
23-06-2020 | Fuente: abc.es
Conte planea una gran rebaja fiscal para reactivar la economía italiana
«No es suficiente con reformar el país. Ha llegado la hora de reinventar Italia». Así concluyó el primer ministro, Giuseppe Conte, los Estados Generales de la economía convocados por él en Villa Pamphili de Roma. Se baja el telón tras nueve días en los que Conte ha tenido unos 150 encuentros con empresas, sindicatos, asociaciones e instituciones, incluyendo el mundo de la cultura y del espectáculo. El objetivo era recoger ideas para el plan de recuperación italiano, que se presentará a la Comisión Europea en septiembre con vistas a recibir el dinero de los fondos comunitarios. Del plan de reconstrucción de 750.000 millones de euros que negocia la Unión Europea, Italia espera obtener 170.000 millones (80.000 de subsidios y 90.000 de préstamos). De las ideas que un sinfín de personalidades han expuesto, Giuseppe Conte las ha resumido en cuatro «grandes directrices»: «Queremos un país más moderno, más digital, más verde y más inclusivo». No asistieron los partidos de la oposición del centro derecha, porque estimaron que los Estados Generales representaban «una pasarela» para Conte, solicitando que el plan de relanzamiento del país se discuta en el parlamento. De todas formas, el primer ministro espera recibir a sus líderes (Matteo Salvini, Giorgia Meloni y Silvio Berlusconi), con la idea de lograr un pacto social. «Este diálogo nos fortalece» «Aquí no ha habido pasarelas», les replicó Giuseppe Conte, quien en tono eufórico pretendió enviar un mensaje de esperanza al país: «Este diálogo nos fortalece, me fortalece a mí y a todos los ministros. Nos fortalece en los objetivos, en las líneas de intervención sobre las que queremos actuar». Pero el temor de quienes asistieron a los Estados Generales es que, una vez más, el gran elenco de proyectos se quede en buenas palabras. Especialmente críticos son los empresarios y su patronal, Confindustria. Por ejemplo, Alessio Rossi, presidente de los Jóvenes Empresarios y vicepresidente de Confindustria ha hecho este resumen sobre los Estados Generales: «Conte es un bravo showman. Hemos asistido a un cine en un bello lugar, Villa Pamphili, pero no hubo ningún mensaje claro, ningún elemento concreto. Sirven hechos y no palabras», dijo el empresario romano Alessio Rossi. Seguramente para mostrar algo concreto, Giuseppe Conte lanzó la idea de rebajar impuestos a las empresas y reducir temporalmente el IVA para relanzar el consumo, que ha caído un 30% por el coronavirus. La propuesta ha desencadenado una reacción general, con división de opiniones y con reservas incluso en el Gobierno. Actualmente el tipo general en Italia está en el 22%. Una primera estimación fija en unos 10.000 millones de euros el coste de la reducción del tipo general. El Gobierno tiene claro que se deben bajar los impuestos, según declara a «La Repubblica» la diputada Laura Castelli, viceministra de Economía: «Estamos listos para disminuir inmediatamente los impuestos. Trabajamos también para una reducción del IRPF. Al estimular la demanda, habrá un incremento del Producto Interior Bruto». Fría acogida inicial Había expectación por conocer el plan Colao, el proyecto de relanzamiento económico encargado por Conte a Vittorio Colao, exgerente de Vodafone, al frente de 17 expertos. Previamente, ese plan con un centenar de propuestas había tenido una fría acogida. «Ha sido una contribución importante para el debate de estos días con el objetivo de elaborar el plan de relanzamiento económico del Gobierno, porque corresponde a la política fijar los objetivos a cumplir», dijo Conte. Dado que el plan Colao puede ser la base general del proyecto definitivo del Gobierno para el relanzamiento económico, ABC pidió la opinión del economista independiente Carlo Cottarelli, excandidato a primer ministro técnico a propuesta del presidente Matarella y hoy director del Observatorio sobre las cuentas públicas italianas de la Universidad de Milán: «El plan Colao está lleno de buenas intenciones. Creo que en buena parte pueden ser realizadas. Pero el problema es que no ha hecho una valoración del costo de las medidas, lo que hace un poco difícil escoger o dar prioridad a algunas medidas». Cottarelli sí ha hecho con su Observatorio una valoración exacta del coste económico del plan Colao: 170.000 millones de euros en cinco años para completar las seis grandes áreas del plan: «Individuos y familias» (56.800 millones), «Turismo, arte y cultura» (48.100 millones), «Infraestructura y medio ambiente» (43.600 millones), «Empresas y trabajo» (12.000 millones), «Administración pública» (5.300 millones) y «Educación, investigación y habilidades» (1.800 millones). El plan de recuperación Economía digital. Hacer accesible la fibra óptica a todo el país, con una red única nacional a bajo costo. Bonus a los consumidores para promover los pagos digitales, combatiendo así la evasión fiscal. Infraestructuras. Reforma del código de los concursos para contratos de obras, favoreciendo las obras públicas y privadas. En la próxima semana se aprobará el decreto de «Simplificaciones». Trabajo. Reforma orgánica para poner en el centro la productividad, el empleo y la lucha a las desigualdades. Administración. La clave es eliminar la burocracia, un grave problema en Italia. Teletrabajo para al menos 30% de los empleados. Impuestos. Profunda reforma fiscal con reducción de impuestos. Ayudas a las empresas del sur. Sostenibilidad. Plan para favorecer la economía verde. La «sostenibilidad», palabra clave.
21-06-2020 | Fuente: abc.es
La Unión Europea deja de considerar a Cuba una «democracia de partido único»
En el último informe sobre los Derechos Humanos en Cuba, la Unión Europea se ha mostrado más crítica con el Gobierno de Miguel Díaz-Canel que en ocasiones anteriores. A la denuncia de las restricciones a la libertad de expresión y de asociación, las detenciones arbitrarias y el aumento del número de presos de conciencia, se suma su endurecimiento de postura hacia la nueva Constitución, respecto al informe de 2018. Si bien entonces tan solo se trataba de un proyecto, que no sería aprobado hasta febrero de 2019 a través de un referéndum bastante cuestionable, la UE se mostraba tibia sobre «ciertas limitaciones al sistema político presidencial». Y aceptaba como buena la versión de que el borrador constitucional había sido sometido «a un amplio proceso de consultas con la posibilidad para la ciudadanía cubana de proponer cambios». Algo muy lejos de la realidad. Un año después, y en referencia al referéndum en el que fue aprobada la nueva Carta Magna, la UE certifica que los defensores de un «no voto» o abstención fueron «excluidos del debate público o de los medios oficiales y desacreditados por el gobierno». Si bien reconoce que la nueva Constitución contiene algunos cambios notables, «incluidos los principios del hábeas corpus y la presunción de inocencia», matiza que «muchos de los cambios aún requieren una legislación secundaria». Y subraya que la nueva Constitución conserva «el actual sistema socialista de un solo partido», y describe el papel del Partido Comunista de Cuba (PCC) como «la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado». Es este punto el más ampliamente aplaudido por algunos organismos.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Calificamos de «paso de avance» reporte anual de la <a href="https://twitter.com/hashtag/UE?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#UE</a> sobre los derechos fundamentales en <a href="https://twitter.com/hashtag/Cuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Cuba</a> <br><br>?&quot;Importantes restricciones, numerosas detenciones arbitrarias y encarcelamiento de varios presos de conciencia&quot;<br><br> <a href="https://t.co/waNXen9WVR">https://t.co/waNXen9WVR</a> <a href="https://t.co/vjuyEKoNdK">pic.twitter.com/vjuyEKoNdK</a></p>&mdash; Observatorio Cubano de Derechos Humanos (@observacuba) <a href="https://twitter.com/observacuba/status/1273658728575897601?ref_src=twsrc%5Etfw">June 18, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Esta afirmación, que difiere de las realizadas anteriormente por representantes de la UE, ha sido bien acogida por ONGs, como el Observatorio Cubano de Derechos Humanos. «En opinión de OCDH, el cambio no es solo de percepción, es de aptitud y es notable, porque hemos pasado de la ?democracia de partido único?, como se llegó a plantear en tiempos de Federica Mogherini (Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad entre 2014 y 2019), al reconocimiento de restricciones de viaje, arrestos domiciliarios, represión contra líderes opositores entre otras violaciones de derechos humanos», explica a ABC, Alejandro González Raga, director del Observatorio. «El planteamiento sobre la nueva Constitución identifica al principal obstáculo para las transformaciones que necesita Cuba, el partido comunista», subraya. En cuanto a la violación de DD.HH., el último informe es bastante más concreto e incisivo sobre los abusos que sigue realizando el régimen cubano contra los que no se alinean con él. «En 2019, la libertad de expresión, asociación y reunión siguió estando sujeta a importantes restricciones, con informes de numerosas detenciones arbitrarias, así como con el encarcelamiento de varios presos de conciencia designados por Amnistía Internacional, incluido el destacado líder disidente José Daniel Ferrer», indica el informe de la UE. «Activistas políticos, defensores de los derechos humanos y periodistas independientes siguen enfrentando restricciones a viajar dentro del país y al exterior». Y añade que en los últimos meses, «ha habido una tendencia a poner a activistas políticos y defensores de derechos humanos bajo arresto domiciliario o se les ha impedido abandonar sus hogares». El texto también se hace eco del último instrumento utilizado por el régimen cubano para silenciar a los que denuncian abusos. Se trata del decreto 370/2018, conocida popularmente como «Ley Azote», «sobre la digitalización de la sociedad cubana», que «ha generado la preocupación de que podría usarse para restringir los medios independientes», indica la UE. Una afirmación que se queda muy corta, pues ya se ha aplicado dicha ley castigando con cuantiosas multas a periodistas, artistas y disidentes. Una aplicación de sanciones que se ha incrementado además durante la crisis de la pandemia, como han denunciado varios organismos, entre ellos el OCDH, que ha pedido a la Asamblea Nacional que sea declarada inconstitucional por ir en contra de varios artículos de la Carta Magna cubana. La ONG Prisoners Defenders también ha recogido en detalle los abusos de este decreto a través de una denuncia que remitió el pasado 8 de junio a la ONU. «Entendemos que el documento europeo marca un punto de inflexión en la visión sobre los derechos sociales en Cuba, anteriormente totalmente idílica y alineada con el discurso oficial cubano», señala González Raga. LLamada de atención al régimen Para el presidente de Prisoners Defenders (PD), Javier Larrondo, el informe de derechos humanos de la Comisión «es claramente una llamada de atención al régimen para que deje de engañar a los contribuyentes europeos y a su pueblo, y está en la línea marcada por el Parlamento Europeo, por la cual el Acuerdo de Diálogo podría ser suspendido si la represión y la falta de derechos humanos no dan paso a cambios en este ámbito», señala a ABC. «Es un mensaje parecido al que en febrero el Grupo Parlamentario Socialista le dio a altos cargos en La Habana. Desde mi punto de vista, la socialdemocracia europea se está cansando de tanto engaño».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">¡Atención! Análisis del informe de derechos humanos en Cuba de la Unión Europea.<br>PDF en inglés: <a href="https://t.co/BzgnliE5k3">https://t.co/BzgnliE5k3</a><br>PDF en español: <a href="https://t.co/UwW42po3Xk">https://t.co/UwW42po3Xk</a> <a href="https://t.co/Y4FgB23o2d">pic.twitter.com/Y4FgB23o2d</a></p>&mdash; Cuban Prisoners Defenders (@CubanDefenders) <a href="https://twitter.com/CubanDefenders/status/1274097533627904001?ref_src=twsrc%5Etfw">June 19, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> La ONG ha realizado un análisis sobre este último informe de la UE, en el que ve algún avance positivo, aunque sigue mostrándose muy crítica sobre su actuación frente a los abusos del régimen cubano: «A pesar de que se ha avanzado desde la definición en 2016, bajo el mandato de Federica Mogherini, de Cuba como una ?democracia de partido único?, sin embargo, hay cuestiones en las que se omiten hechos fácticos que, no obstante, la Comisión Europea tiene por probados entre sus diplomáticos y servicios de documentación, por lo que intuimos, como carácter general de este informe, un expreso deseo de ?no enfadar en demasía? al régimen, pero, al mismo tiempo -continúa Larrondo-, y es el giro positivo que podemos entrever en la política del nuevo Canciller Borrell, una necesidad de comunicar que el Gobierno de Cuba no ha realizado avances en modo alguno en derechos humanos y que estos son imprescindibles para otros avances o incluso, como ya el Parlamento ha solicitado, para evitar revisiones y por ende retrocesos notables en las relaciones».
19-06-2020 | Fuente: abc.es
Dinamarca abre sus fronteras a Europa, excepto Portugal y Suecia
«Me complace que podamos dar un paso significativo hacia la normalización». Con estas palabras, el ministro de Exteriores danés ?el socialdemócrata Jeppe Kofod? anunció este jueves la apertura el próximo 27 de junio de las fronteras de Dinamarca a la mayoría de los países europeos, excepto Portugal y Suecia. «Estamos en una circunstancia significativamente mejor de lo que nos habríamos atrevido a pensar hace muy poco», justificó Kofod. El Gobierno danés ?pilotado por la (también socialdemócrata) Mette Frederiksen? permitía ya desde este lunes la entrada de residentes en Noruega, Alemania e Islandia, con condiciones, pero no del resto, y solo aconsejaba viajes turísticos a esos tres países. Ahora relaja la circulación hacia y desde el país escandinavo utilizando un nuevo sistema de medición de peligrosidad de los países receptores y que ha diseñado la agencia de enfermedades infecciosas de Dinamarca (SII). El sistema de la SII que estrena Copenhague divide los países de la Unión Europea y el área Schengen, así como el Reino Unido, en «abiertos», «en cuarentena» o «cerrados» dependiendo de la cantidad de infecciones por cada 100.000 habitantes: si un país ha registrado menos de 20 infecciones por coronavirus por cada 100.000 personas durante la semana anterior ?la gran mayoría de países incluido España?, se clasifica como «abierto», si ha registrado menos de 30 casos, se trata de un país «en cuarentena» y si se ha registrado por encima de 30, se clasifica como «cerrado». Suecia tiene 75,5 casos por cada 100.000 personas; mientras que Portugal tiene actualmente 20,2 casos nuevos. Esta es la razón por la que España no se encuentra entre los países prohibidos para los ciudadanos de Dinamarca. Otros criterios que utiliza el nuevo sistema son el régimen de test empleado y la reciprocidad entre países. Copenhague difundirá una lista actualizada el día 25, pero en la situación actual «la mayor parte de los países de la Unión Europea y el área Schengen, así como el Reino Unido, serán países abiertos», indicó Kofod. El caso de Suecia Con el resto de los países nórdicos, el Ejecutivo danés ha hecho algunas excepciones ?el llamado «mecanismo nórdico»; si bien estas afectan exclusivamente a su vecina Suecia?: Copenhague permitirá el acceso a territorio danés de personas provenientes de regiones con bajo contagio a pesar que el país pueda estar clasificado como «cerrado». Este último es el caso de los residentes en Skåne, Sörmland y Västerbotten, en Suecia. Los turistas que lleguen a Dinamarca deberán demostrar que han reservado alojamiento durante al menos seis noches, requisito que no se aplicará residentes de «regiones fronterizas» como Schleswig-Holstein, Skåne, Halland y Blekinge. Salvo Islandia, el resto de los países nórdicos han negado la entrada a los ciudadanos de Suecia por la peor situación epidemiológica de este país, lo que ha provocado las críticas de Estocolmo y ha puesto en cuestión una cooperación histórica. El ministro de Interior sueco, Mikael Damberg, ha recordado que Suecia no ha cerrado sus fronteras, sino solo a viajeros procedentes de fuera del espacio Schengen, siguiendo las directrices de la Comisión Europea (CE). También ha destacado que la CE ha instado a todos los países miembros de la Unión Europea a levantar los controles internos impuestos por el Covid-19 el lunes de esta semana.
19-06-2020 | Fuente: abc.es
Los líderes de la UE inician la discusión del plan de recuperación sin expectativas de acuerdo
La de este viernes puede ser la última cumbre telemática de los líderes europeos, después de tres meses de confinamientos y fronteras cerradas. Los Veintisiete se dedicarán esencialmente a una conversación preliminar sobre el plan de reconstrucción propuesto por la Comisión Europea y que se eleva a 750.000 millones de euros. Nadie espera un acuerdo, pero los más optimistas creen que existen posibilidades de que quede claro al menos cierto grado de consenso político que prepare las cosas para la reunión que muy probablemente será convocada para primeros de julio, esta vez ya presencial, y en la que empezarán las discusiones serias. Fuentes diplomáticas europeas creen que la de este viernes será una reunión «de calentamiento» en la que se darían por satisfechos si las cosas no degeneran, teniendo en cuenta las posiciones de los cuatro países llamados «frugales» (Holanda, Austria, Suecia y Dinamarca), que son los únicos que se oponen a que una parte de esas ayudas a los países más afectados por la pandemia sea en forma de subvenciones y no de créditos. En su carta de convocatoria, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, no les pone una meta a los jefes de Estado o de Gobierno, más allá de recordarles la premura con la que están obligados a llegar a un acuerdo para que pueda ser ratificado por todos los países antes del primero de enero. Pero sí les recuerda que la pandemia ha hecho estragos en muchos países miembros y centra el asunto central en ese dilema de si las ayudas han de ser mayoritariamente créditos o serán a fondo perdido, además de las reglas de condicionalidad. El plan que ha propuesto la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, consiste en que los países acepten un presupuesto europeo ordinario de 1,1 billones de euros para los próximos siete años y que le permitan endeudarse por otros 750.000 para un plan de reconstrucción económica para los próximos dos años. Esta emisión de deuda sería un caso extraordinario, inédito e irrepetible, y se pagaría, por parte de los países, en los próximos 30 años. Las reticencias de los cuatro «frugales» Los primeros ministros de los cuatro países reticentes publicaron hace tres días una carta conjunta en la que reconocen abiertamente que el plan de reconstrucción es necesario y que aceptan contribuir a su financiación, pero no están de acuerdo en que las ayudas que reciban los países más afectados sean a fondo perdido, a pesar de que se trata de Italia y España, que son dos países que ya están altamente endeudados. En privado, algunos diplomáticos de estos países han reconocido que no se esperaban que Alemania cambiara de opinión y se pusiera del lado de la propuesta de la Comisión junto a Francia. Es decir, que son conscientes de que cuando Francia, Alemania y la Comisión están de acuerdo, es muy difícil oponerse. Fuentes españolas asumen que hay «un consenso bastante general», aunque no necesariamente suficiente, porque en este caso se necesita el acuerdo de todos y cada uno de los países. Para tratar de flexibilizar las posiciones, el presidente del Consejo cuenta con muchas palancas dentro del presupuesto plurianual, aunque en estos momentos nadie se atreve a hacer previsiones. Para una mayoría sería posible un acuerdo en julio; según el Gobierno holandés, habrá que esperar hasta el otoño.
15-06-2020 | Fuente: abc.es
Johnson afirma que aún es posible llegar a un acuerdo con la Unión Europea
Con su habitual impetuosidad, el primer ministro británico Boris Johnson dijo este lunes que no ve ningún inconveniente para llegar a un acuerdo con la Unión Europea en el mes de julio, dado que cree que las posiciones ya están muy próximas. No se ha informado con mucho detalle del contenido de esta reunión por vídeoconferencia entre Johnson y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, del Consejo, Charles Michel, y el Parlamento, David Sassoli, lo que probablemente es un síntoma de que no hay mucho que anunciar más allá de lo que contó el propio Johnson en la televisión de su país y que desde Bruselas fue respondida con una advertencia por parte de Michel en redes sociales: «No aceptaremos que nos vendan una burra». En el comunicado las dos partes coinciden en que las negociaciones necesitan «un nuevo impulso» algo que por ahora no tiene más consecuencia que el hecho de que las rondas de negociaciones se mantendrán en julio y agosto, como ya se pactó la semana pasada. La declaración insiste además en que, tanto los europeos como los británicos mantienen su voluntad de hacer todo lo posible por llegar a un acuerdo que beneficie a las dos partes y reafirman su compromiso de aplicar en todos sus términos el acuerdo de retirada. Una de las razones por las que los europeos empiezan a desconfiar de Johnson y de sus declaraciones gradilocuentes es que hoy mismo empezaron ya las negociaciones entre el Reino Unido y Estados Unidos con el mismo objetivo, es decir, establecer un marco de relaciones económicas lo más favorable posible. El problema es que esto convierte la situación en un imposible, porque Estados Unidos y la UE mantienen grandes divergencias, sobre todo regulatorias y reglamentarias, y en determinados campos ambas se excluyen mutuamente. Cuando más se acerque el Reino Unido a EE.UU, sus relaciones con Europa se parecerán más a las que tiene Canadá y menos a las que tiene Suiza o Noruega. Así que la declaración reafirmando que el objetivo sigue siendo «concluir y ratificar un acuerdo antes de finales de 2020», para evitar una desconexión traumática, ahora se establece como primer paso la idea de alcanzar un «acuerdo de principios» lo antes posible, para no dejarse arrastrar por los desacuerdos.
1
...