Infortelecom

Noticias de comercio

21-06-2018 | Fuente: elpais.com
Las tiendas de ropa adelantan las rebajas tras una primavera floja en ventas
Las grandes marcas se anticipan al periodo estival 'oficial' mientras la patronal y el pequeño comercio reclaman volver a un calendario estricto
20-06-2018 | Fuente: elpais.com
Uno de cada cuatro hogares de España compró a través de Internet en 2017
El gasto en comercio electrónico creció un 3,8% frente al año anterior, hasta 1.723 euros por hogar
19-06-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un, en Pekín para informar al presidente Xi Jinping de su cumbre con Trump
Tras su histórica cumbre de la semana pasada en Singapur con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha llegado este martes a Pekín. Según informa la televisión estatal CCTV, su visita durará hasta el miércoles. Aunque ni China ni Corea del Norte han anunciado oficialmente este viaje, lo más probable es que Kim Jong-un se reúna con el presidente Xi Jinping para informarle sobre su reunión con Trump. En dicho encuentro, el joven dictador se comprometió a «la completa desnuclearización de la Península Coreana», acabando así con la tensión militar de los últimos años y abriendo una nueva era de entendimiento con Washington. Aliado histórico del régimen comunista de Pyongyang, Pekín ha estado muy pendiente de este deshielo impulsado por el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in. En su primer viaje oficial desde que tomó el poder tras la muerte de su padre, el «Querido Líder» Kim Jong-il en 2011, el dictador norcoreano viajó a Pekín a finales de marzo. En aquella ocasión, lo hizo por sorpresa y a bordo de un tren blindado que levantó todas las sospechas entre los medios de comunicación internacionales. Pero el régimen chino no confirmó su visita ni difundió imágenes de sus reuniones hasta que Kim hubo cruzado la frontera de vuelta a Pyongyang. A principios de mayo, Kim Jong-un volvió a viajar hasta la ciudad china de Dalian para encontrarse con Xi Jinping, quien está siguiendo muy de cerca las conversaciones de Corea del Norte con la Casa Blanca. Pekín se ha mostrado decisivo en este proceso por presionar a Pyongyang aplicando las sanciones internacionales para reducir el comercio a través de su frontera, lo que parece haber dañado el sensible crecimiento que venía experimentando la economía norcoreana. Pero, protegiendo sus propios intereses, tampoco ha dejado caer al régimen de Kim Jong-un, multiplicando sus contactos con él durante los últimos meses e incluso prestándole un Jumbo 747 de Air China para acudir a la cumbre de Singapur. A tenor de la agencia surcoreana Yonhap, en esta ocasión Kim Jong-un ha viajado a Pekín en un Antonov 148 de la compañía estatal Air Koryo, su avión habitual en desplazamientos internos. Poco antes de su aterrizaje en el aeropuerto de Pekín a las 9:30 de la mañana (3:30 de la madrugada, hora peninsular española), otro aparato de transporte norcoreano había llegado con el equipamiento propio que suele usar la comitiva de Kim Jong-un. A continuación, y bajo fuertes medidas de seguridad, su convoy, formado por una veintena de vehículos de lujo y microbuses, se ha dirigido a la residencia estatal de invitados de Diaoyutai. Al igual que hicieran su abuelo, Kim Il-sung, y su padre, Kim Jong-il, durante la Guerra Fría, el joven dictador juega habilidosamente sus cartas con esta tercera visita a China en plena distensión con la Casa Blanca.
18-06-2018 | Fuente: elpais.com
El Rey defenderá el libre comercio frente al proteccionista Trump
Felipe VI recordará al inquilino de la Casa Blanca que España tiene déficit comercial con Estados Unidos
18-06-2018 | Fuente: abc.es
Guerra comercial de Trump: así son las relaciones comerciales de China con el mundo
«No habrá ganadores en una guerra comercial. Seguir el proteccionismo es como encerrarse uno mismo en un salón oscuro: puede que evite el viento y la lluvia, pero también se quedarán afuera la luz y el aire». Estas palabras fueron pronunciadas por el presidente chino, Xi Jinping, en el Foro Económico Global de Davos que se celebró el pasado mes de enero. Palabras bastante sorprendentes si se tiene en cuenta que vienen del presidente del mayor país comunista desde que en 1991 desapareciera la Unión Soviética, y que se ha convertido en el abanderado del libre comercio y de la globalización. Esta posición del líder chino no se entiende sin tomar en consideración de las iniciativas que el presidente estadounidense, Donald Trump, ha llevado a cabo. El pasado viernes, Donald Trump anunció la imposición de aranceles al 25% de las importaciones chinas, por valor de 50.000 millones de dólares. Los sectores más afectados serán el acero y el aluminio. El repetido y famoso «American First» de Trump es el ejemplo más sencillo para entender este giro en el comercio norteamericano y también mundial. Un cambio en el sistema comercial multilateral apoyado, además, en negociaciones basadas en la fuerza, en el poder y en el tamaño. Esta situación está siendo aprovechada por China, que ya desde su apertura a la economía de mercado sin renunciar al socialismo con la llegada al poder de Deng Xiaoping en 1978, junto con otros países como India y otros asiáticos, entendieron la necesidad de abrir sus mercados y transformar sus estructuras productivas para beneficiarse de los movimientos globalizadores de los países occidentales China respondió con nuevas medidas arancelarias por valor de 50.000 millones de dólares a productos norteamericanos. Estas imposiciones se harán sobre 659 productos, como productos agrícolas, en particular la soja, que es el producto más perjudicado ya que China es el principal comprador de esta semilla a Estados Unidos, por un valor de 12.000 millones de dólares. Datos macro de China-EE.UU. Según un estudio realizado por la consultora Price Waterhouse Coopers (PwC), la República Popular China se convertirá en 2050 en la primera economía del mundo, por delante de Estados Unidos superándolo en un 30%, manteniendo una tasa de crecimiento de un 6.8% y de esta manera aumentar la renta per cápita China es el mayor exportador e importador de bienes en el mundo y la primera potencia industrial. Entre las exportaciones principales de China podemos destacar: equipos tecnológicos (43%); textiles (12%); metales (7,3%) y productos químicos (4,6%). Los principales países a los que China exportan sus productos son: Estados Unidos (19%); Japón (6.3%); Corea del Sur (4.6%) y Alemania (3.2%). En 2016 las importaciones en China cayeron un 5.5% respecto del año anterior, representando en el PIB el 14.17%, que es una baja proporción si la comparamos con la del resto de los países. Ocupa el puesto 10 de 188 países del ranking de importaciones respecto al PIB. China es el segundo país con mayor volumen de importaciones. Los productos principales son circuitos integrados y microestructuras eléctricas (14.4 %); aceites crudos de petróleo o de mineral bituminoso (7.3 %) y minerales de hierro y sus concentrados (3.6%). Los principales países proveedores son Corea del Sur (10%); Japón (9.2); Estados Unidos (8.5%) y Alemania (5.4%). Como medidas arancelarias e impuestos a la importación, China posee un umbral de aduanas de 50000 CNY por el valor de la mercancía y de 50 CNY por el monto de los impuestos. Los aranceles promedio, sin contar productos agrícolas, están en un 8.37% según la CNUCYD. Se trata de una tasa relativamente baja.
18-06-2018 | Fuente: elpais.com
El despertar de la conciencia ecológica en China, el país más contaminante
El gigante asiático ya no importa desechos plásticos, pero el boom del comercio electrónico ha disparado el consumo interno de este material. La catalana Andrea Guallar trabaja para evitar la contaminación asociada a su uso.
18-06-2018 | Fuente: abc.es
Singapur derrite la Guerra Fría con la cumbre Trump-Kim
No había mejor lugar que Singapur para celebrar la histórica cumbre del martes entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un. Con su riqueza y elevado nivel de vida, esta pequeña y calurosa ciudad-Estado del Sudeste Asiático era ideal para convencer al joven tirano de las ventajas del capitalismo y derretir el último conflicto que queda de la Guerra Fría. Pero sin asustarlo con los riesgos que entraña la libertad porque, tras su deslumbrante fachada de rascacielos y prosperidad, Singapur esconde una «democracia tutelada» al modo confuciano con ciertos tics autoritarios. Con un PIB per cápita de 53.000 euros que está entre los cinco primeros del planeta, esta isla de 707 kilómetros cuadrados y 5,6 millones de habitantes es uno de los epicentros de la economía global. Además de ser la cuarta plaza financiera del mundo tras Londres, Nueva York y Hong Kong, cada año se disputa con esta última el puerto de mercancías más transitado de la Tierra. Al igual que Hong Kong, que también fue colonia británica, Singapur creció a un ritmo del 8 por ciento entre los años 60 y 90 y atrajo numerosas multinacionales y bancos que la han convertido en una de las capitales mundiales del comercio y el lujo. Para este siglo XXI, está apostando con fuerza por la tecnología y la investigación. Singapur y su «milagro económico» Aunque su economía es de las más libres del planeta, el Gobierno gestiona dos poderosos fondos de inversión internacionales, GIC y Temasek ? que controla el 6% de Repsol ?, y funciona como una gran empresa que paga sueldos millonarios a los mejores para dirigir sus ministerios. Junto a Corea del Sur, Hong Kong y Taiwán, Singapur es uno de los cuatro «tigres de Asia» que han protagonizado un «milagro económico» de libro. En pocas décadas, ha llevado a su pueblo de la pobreza en que vivía en 1965, cuando fue expulsada de la Federación de Malasia tras un baño de sangre interétnico, al desarrollo actual. Además de tener acceso a servicios médicos y educativos punteros, los singapurenses residen en viviendas de protección oficial con los más exigentes estándares de calidad. «Singapur ha sido elegido por motivos de seguridad y para que Kim Jong-un muestre a su pueblo en un vídeo de la propaganda que su país podría lograr similares resultados», analiza para ABC David Kim, experto del Foro Pacífico CSIS que durante la Administración Obama coordinó las relaciones con Asia Oriental y la no proliferación nuclear. El vídeo al que se refiere es un documental de 42 minutos de la televisión norcoreana sobre la cumbre en Singapur de Trump y Kim Jong-un, quien también aparece visitando la terraza con espectaculares vistas del casino Marina Bay Sands y el puerto. Apuntándose un tanto diplomático, el joven dictador ha mejorado su imagen paseándose por calles abarrotadas donde los curiosos le saludaban y hacían fotos. Pero, tras la opulencia que reflejan los futuristas rascacielos y gigantescos centros comerciales de Singapur, se oculta uno de los sistemas políticos y sociales más controlados del mundo. Aunque hay democracia, las elecciones las lleva ganando el Partido de Acción Popular (PAP) desde antes incluso de su independencia. Con 83 de los 89 diputados del Parlamento, su primer ministro es Lee Hsien Loong, hijo de Lee Kuan Yew, fundador del país y artífice de este modelo político en el que tanto se fijan dictaduras como China o Corea del Norte. Pasando por las urnas, el poder también se hereda en Singapur. Debido al carácter multicultural de la población, dividida entre chinos (80%), indios (12%) y malayos (8%), una educación muy estricta moldea a los singapurenses bajo un fuerte espíritu nacional y una uniformidad política de la que pocos se salen. Por si osan hacerlo, las manifestaciones están prohibidas fuera de un «Speaker´s Corner» muy limitado, lo que sin duda habrá decidido a Kim Jong-un a escoger Singapur como sede del encuentro con Trump. Junto a la autocensura que impera en los medios, unas severas leyes antidifamación silencian las redes sociales y a los políticos opositores, como Chee Soon Juan o el fallecido JB Jeyaretnam, con astronómicas multas que los arruinan. «No hay democracia en Singapur porque las elecciones e instituciones no son libres», se quejaba hace años a ABC Chee Soon Juan en un mitin del Partido Democrático. Al igual que él, despedido por malversación de fondos de la Universidad Nacional de Singapur tras entrar en política, otro alto cargo de su formación, John L. Tan, fue destituido en 2008 como profesor en un centro privado y encarcelado 15 días y multado por vestir una camiseta de un canguro vestido de juez. Ambos denunciaban que el clientelismo del partido en el poder en todas las esferas sociales hace que nadie se atreva a hablar contra el Gobierno. «Corea del Norte quiere beneficios económicos como los de Singapur pero con el control absoluto de Kim», pronostica el experto David Kim, quien vaticina «una reforma sin apertura». Aunque admite que «podría haber cambios en el camino», cree que los planes de Kim Jong-un para su pueblo son «mantener sus estómagos llenos y sus corazones llenos de miedo». Con su despotismo ilustrado, quizás Singapur le inspire. «Amnesia» sobre los derechos humanos En su histórico encuentro en el Hotel Capella de la isla de Sentosa, Trump y Kim Jong-un hablaron de la desnuclearización, la normalización de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Corea del Norte y hasta de cambiar los misiles de Pyongyang por hoteles de lujo en la costa. Pero a ambos se les ?olvidó? la violación de derechos humanos de la que se acusa al régimen comunista de Pyongyang, uno de los más brutales y represivos del mundo. Además de adoctrinar a su pueblo con un bombardeo de propaganda y culto al líder propio de una secta, se calcula que entre 80.000 y 120.000 prisioneros se pudren por motivos políticos en campos de trabajos forzados (kwan li-so) sacados del horror nazi. Pero Trump, movido por el pragmatismo, prefirió no mencionar esta infamia para no arruinar su esperada cita con Kim Jong-un, con quien intenta iniciar un diálogo para que renuncie a sus armas atómicas y abra finalmente su régimen.
17-06-2018 | Fuente: abc.es
Dos mujeres compiten por la vicepresidencia por mérito propio
Los dos candidatos a la presidencia de Colombia, Iván Duque, del partido de derecha Centro Democrático, y Gustavo Petro, líder del movimiento de izquierda Colombia Humana, han coincidido en estas tres últimas semanas, tras la primera vuelta del pasado 27 de mayo, en ajustar sus promesas de campaña pateándolas más hacia el centro de la cancha donde quedaron sin juego 4,5 millones de electores que veían en Sergio Fajardo una tercera opción. Ese electorado es el trofeo que ambos persiguen, que en el caso de Duque le reforzaría la diferencia de 12 puntos que podría sacar de ventaja, mientras que no serían suficientes para que Petro sea el próximo residente en la Casa de Nariño. Pero llevamos una semana sin encuestas públicas, solo especulaciones que hablan de una diferencia menor al 10%, dato que expertos consideran estrategia para mover a los votantes. La mayoría de la clase política tradicional está con Duque, mientras las figuras alternativas y grupos de centro izquierda han preferido la opción Petro. El voto en blanco se calcula entre el 12% y 10%. Las mujeres y el presidente Las fórmulas vicepresidenciales juegan a la par de los candidatos. Ninguna está como simple invitada. Tanto Marta Lucía Ramírez, la fórmula de Duque, como Ángela María Robledo, la llave de Petro, aspiran a ocupar la vicepresidencia de Colombia con méritos propios. Aunque en orillas ideológicas muy distintas, ambas traen a la mesa experiencia en el sector público y en el Congreso, además de un electorado propio. En el caso de Ramírez es de casi dos millones de votos logrados como presidenciable en 2014. Por su parte, Ángela María Robledo ha llegado dos veces a la Cámara de Representantes (2010 y 2014) con su electorado de Bogotá, ciudad clave hoy y a la que conoce bien como exdirectora de Bienestar Social, cargo alineado con la ruta profesional de esta psicóloga con maestría en Política Social, quien antes fue decana de Psicología e investigadora de la jesuita Universidad Javeriana, la misma de la que se graduó Ramírez como Abogada con especialización en Derecho Comercial. Son el perfil de la mujer profesional colombiana, trabajadora, con metas claras y hecha a pulso. Y es precisamente por el trabajo realizado que el electorado las apoya, aunque nadie desconoce que ser mujeres influyó para ser parte de la ecuación. De igual forma, los candidatos han dicho que la mitad de su gabinete estaría conformado por mujeres. Sin embargo, ¿pesa el voto femenino en estas elecciones que por primera llevará a una mujer al cargo de la Vicepresidencia de la República? Para Juan Fernando Londoño, director del Centro de Análisis Político, «no mucho. En Colombia la situación es similar a la de otros países: las mujeres votan por quien más les gusta independientemente del género». Para Carlos Suárez, director de Estrategia & Poder, «pesarán factores como su procedencia política, trabajo con las bases y hoja de vida, como sucede con Ramírez en el Partido Conservador, que tiene además un espacio de la opinión electoral sin connotación de género. Lo mismo pasa con Robledo: su carrera política y posiciones de izquierda a favor de temas de género, inclusión, equidad para la mujer y defensa de los menores son su fortaleza para conquistar votos». Esa experiencia es la que también reciben los dos candidatos. En el caso de Duque, con poca trayectoria en el sector público, Ramírez aporta un amplio conocimiento: ha sido viceministra y ministra de Comercio Exterior, de Defensa, senadora y embajadora, entre otros. Además de su paso por el sector privado como presidenta de gremios y del sector bancario, litigante y docente. De llegar a la vicepresidencia, hará énfasis en temas de lucha contra la corrupción y en asuntos de desarrollo económico. Sabe que una buena gestión en temas de transparencia la acercará a la presidencia en el 2022. Robledo tiene reconocida capacidad de gestión y ha dicho que su labor será la de coordinación, elemento fundamental para el poder del Ejecutivo. Esa sola tarea bien lograda, además de ubicarla en un punto estratégico y poderoso, dará contenido a un cargo cuyo fin es reemplazar al presidente ante una falta temporal o absoluta, pero no cuenta con responsabilidades ni recursos propios, a menos que le sean delegados específicamente.
17-06-2018 | Fuente: abc.es
Alemania, motor de la UE, será la más afectada por los aranceles de Trump
«El cambio se acerca», escribió Trump amenazante en su cuenta de Twitter apenas terminó la cumbre del G-7 que Merkel calificaría como «deprimente». «Solo pagan una pequeña parte de los costes y se ríen de nosotros», apuntaba sin nombrar expresamente a Alemania, el país al que más daño harán los nuevos aranceles comerciales. «Dentro de Europa, Alemania es el objetivo más obvio de las medidas de Trump», admiten los expertos de Rabobank en un informe que analiza la nueva política comercial estadounidense. En abril, el Departamento del Tesoro publicó su última lista de los principales socios comerciales «que merecen una atención especial debido a sus prácticas monetarias y macroeconómicas». China, Japón, Corea del Sur, Suiza, India y Alemania están siendo vigilados de cerca, precisan estos analistas, pero especialmente Alemania está en el punto de mira de Trump porque «tiene el mayor superávit por cuenta corriente del mundo en dólares, 299.000 millones en 2017, y ha tenido el mayor superávit la mayoría de años desde 2011». Por sectores, el automovilístico es el que EE.UU. tiene entre ceja y ceja. El Departamento de Comercio ha iniciado una investigación sobre las importaciones de coches para determinar si, al igual que el acero, también podrían considerarse una amenaza para la seguridad nacional. En 2017, los europeos vendieron coches por valor de casi 43.000 millones de dólares y componentes por un total de 18.000 millones a EE.UU. Casi la mitad de esas ventas fueron alemanas. Según los cálculos del instituto IFO de Múnich, el golpe de los nuevos aranceles sobre la economía alemana será de algo más de 5.000 millones de euros, 8.500 millones para toda la UE. «En Alemania se perderían unos 60.000 puestos del trabajo [..] En toda Europa podría llegar a 130.000», estima el analista de IFO Gabriel Felbemayr. Pero solo una mirada miope podría leer estos datos como la única clave del desbarajuste que percibe Berlín en el socavamiento de la relación trasatlántica. Tan importante como la económica, o más, se presenta la vertiente política. El primero en entender el fondo de la jugada fue Karl Theodor zu Guttenberg, ex ministro de Defensa de Merkel y futuro truncado de la derecha alemana al que la canciller dejó caer con indolencia tras la aparición de unas acusaciones de plagio en su época universitaria cuya procedencia era más que dudosa. «La victoria electoral de Donald Trump es una seria señal de alarma para las élites europeas», dijo entonces zu Guttenberg, ya exiliado en EE.UU. Y el tiempo le está dando la razón. «Alemania interpretó la llegada de Trump a la casa Blanca como el inicio de cuatro años que terminarían pasando, antes de volver a la normalidad», afirma Klaus von Dohnanyi, ex alcalde de Hamburgo y que augura peores tormentas globales que las que Trump ha desatado hasta ahora, «pero lo que vemos es que la esencia política que Trump destila desde Washington está calando en electorados por toda Europa, que se repliegan en torno a supuestos intereses nacionalistas y dan al traste con décadas de esfuerzos internacionales». Gran parte de esa esencia política consiste en derribar los principios no escritos del trato entre gobiernos y en dinamitar los métodos y foros de trabajo de que dispone la comunidad internacional, dejando al mundo huérfano de instancias superiores al ejecutivo de turno. «Habíamos estado hablando de temas clave, habíamos llegado por fin a un acuerdo, y entonces retiró su apoyo ¡a través de un tuit!», se quejó, desconcertada, Merkel, en el G-7. La revista alemana Wirtschafts Woche ha informado que Trump sugirió recientemente a Macron que será más tolerante con los coches franceses porque su objetivo es detener a los automóviles Mercedes-Benz que circulan por la quinta avenida de Nueva York. «El riesgo es que las políticas de Trump podrían abrir una brecha entre Alemania y sus aliados de la UE», advierten desde Rabobank. Incluso el nuevo embajador estadounidense en Berlín, Richard Grenell, ha reconocido que llega con la misión de «impulsar» los movimientos antisistema o populistas en Alemania y en toda Europa. El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas , reconoce esa estrategia y señala como gran peligro el avance de «los nacionalismos, chovinismos y populismos», como «corrientes que se están extiendo y se retroalimentan en distintas partes del mundo», frente a las cuales debe actuarse «reforzando la política europea». Desolado, Maas, confesó el miércoles que «jamás hubiera imaginado que un ministro de la República Federal se vería en una situación como la actual». «Tenemos que buscar un nuevo equilibrio», pensaba en voz alta, denotando la zozobra de Berlín y la dificultad de Alemania para reajustar su lugar en el mundo tras descubrir que el amigo americano, en el que ha confiado ciegamente desde 1945, parece, inexplicablemente, dispuesto a destruirla. En 1901, cuando el abuelo alemán de Trump emigrado a EE.UU. volvió a su país con su mujer y su hija, las autoridades bávaras le denegaron la entrada por no haber cumplido con el servicio militar obligatorio. Se diría que su nieto busca ahora na venganza a lo grande.
17-06-2018 | Fuente: abc.es
«Hay que modificar los Acuerdos de Paz para que existan verdad y reparación»
Hoy 36 millones de colombianos están llamados a las urnas para elegir quien será su próximo presidente. Entre los dos candidatos elegibles destaca Iván Duque, del partido Centro Democrático, al que todas las encuestas dan como favorito. Este joven abogado de 41 años, padre de familia y al que sus amigos definen como un «bacán» por su risa fácil y su incorruptible amistad hacia sus seres queridos, se ha posicionado como un vendaval de aire fresco en el resbaladizo albero de la política colombiana. Su programa rompe de lleno con el discurso de la exaltación de la lucha de clases que hasta la fecha ha reinado en el ADN del país. Sus contundentes mensajes contra la corrupción y el caciquismo político, su voluntad de construir una paz duradera y justa, y sus propuestas económicas en las que conviven tanto la defensa de la libertad económica como la de una responsabilidad social, han logrado inspirar a una gran mayoría de la sociedad colombiana hastiada del inmovilismo y la demagogia política reinante en el país. Doctor Duque, sus oponentes políticos aseguran que su gobierno estará marcado por su relación y proximidad con el expresidente Álvaro Uribe Vélez.. Yo por el presidente Uribe tengo aprecio, amistad y admiración. Es una persona que valoro y respeto pero yo voy a ser el presidente de Colombia y espero que él desde el congreso nos ayude a liderar la bancada del centro democrático para sacar adelante las reformas que necesita Colombia. «Colombia debe retirarse de Unasur, creado para proteger la dictadura de Venezuela» Uno de los grandes problemas que sufre Colombia es la corrupción y el caciquismo político, ¿usted pretende combatirlo?, ¿qué medidas tomará si es elegido presidente para acabar con estas lacras? Lo primero será quitar a los caciques políticos el control de las entidades del Estado. Muchos de ellos durante los últimos años se han apoderado de entidades del gobierno y las han convertido en la caja menor de sus movimientos o de sus aspiraciones electorales. Tenemos que arrebatárselas para que las entidades del estados sean técnicas y estén siempre al servicio del ciudadano. Tenemos que apoderar a la ciudadanía para que denuncien a los corruptos y que estos sepan que toda la sociedad les está mirando. A su vez como gobierno tendremos que sacar adelante la extinción del dominio express, para que los condenados por corrupción respondan frente a la pena impuesta hasta con el último peso de su patrimonio y endurecer las penas para que no haya casa por cárcel ni reducción de penas para los corruptos. Esas son una de las propuestas más drásticas que tomaremos. Sus oponentes políticos han manifestado públicamente que usted quiere hacer trizas los acuerdos de paz firmados en La Habana entre el gobierno del presidente Santos y la guerrilla de las FARC-EP. Para mí la Paz es un anhelo de todos los colombianos, todos queremos la paz. El peor error que se cometió en los últimos años fue cuando el gobierno pretendió dividir a los colombianos entre los amigos y los enemigos de la paz con el propósito reeleccionista del año 2014. Eso fue una gran factura. Yo quiero unir a los colombianos entorno a una paz duradera y a una paz justa. Y esa paz justa requiere no hacer trizas los acuerdos, pero si hacer todas las modificaciones que se requieran para que exista verdad, reparación y el cumplimiento de penas proporcionales. Eso me parece vital. Por otro lado quiero garantizar todo su tránsito a la reconciliación, a la protección y el acceso a proyectos productivos, a la base guerrillera que se ha desmovilizado, desarmado y reinsertado. Pero a su vez necesitamos que los máximos responsables de crímenes de lesa humanidad digan la verdad, reparen a las víctimas y cumplan sus penas. Si es elegido presidente, ¿cuáles serían los pilares de su política económica para los próximos 4 años? Primero, simplificar el sistema tributario; segundo, bajar las tarifas de impuestos a los generadores de empleo, es decir a las micro, pequeñas y medianas empresas; tercero, reducir la evasión fiscal en los impuestos de renta e IVA en un 50% en los próximos cuatro años de tal manera que podamos bajar impuestos, aumentar la inversión y mejorar los salarios de los ciudadanos colombianos. Lo otro que necesitamos es eliminar muchos de los trámites burocráticos innecesarios para que haya un mejor clima de inversión. Necesitamos en vez de tener tantas ventanillas donde acudir para cumplir con los trámites con el Estado, tener solo una ventanilla digital de comercio y emprendimiento donde el empresario mediante el acceso a una sola plataforma se pueda conectar con el Estado para cumplir todos sus trámites. Y por último creo que necesitamos una gran agenda de reconversión industrial y diversificación exportadora. Esos serían mis ejes centrales de mi agenda económica. «Garantizo el paso a la reconciliación, a la protección y al acceso a proyectos productivos a la guerrilla que se ha desmovilizado» Colombia es un país con un serio problema a nivel de infraestructuras. ¿Qué plantea usted para solucionar este problema endémico y modernizar el país y lograr un mayor desarrollo social? Existe una infraestructura vial y proyectos que están en ejecución. Lo primero es tener un buen plan para acabar con las obras que están en curso. Por otro lado, hay que dimensionar nuevos proyectos para los próximos 20 o 30 años. Necesitamos buscar más proyectos que se puedan financiar a través de los mercados de capital y dentro de estos poner en marcha un muy ambicioso plan de infraestructura social y rural. En el ámbito social hablamos de acueductos y alcantarillado rurales, vías terciarias, más aulas escolares para tener una jornada completa de 7 horas y una red hospitalaria mejor dotada y con mayor densidad en el territorio nacional. En lo que corresponde en el sector rural sería una mayor inversión en distritos de riego, reservorios de agua, centros de acopio para facilitar la producción agrícola con miras a la exportación y al consumo nacional. Colombia tiene un gran potencial turístico aún por explotar. ¿Qué plantea usted para este sector? Nuestro sector turístico requiere una mayor inversión en infraestructura aeroportuaria, en la infraestructura vial pero sobretodo tener una especie de ecosistema propicio para el turismo. Es decir, una mayor capacitación técnica, incentivos tributarios para la construcción de hoteles y una mayor especialización en las cinco o seis variedades de turismo donde debemos consolidarnos. Tenemos que marcarnos la meta para que en los próximos 4 años superemos el umbral de los seis, siete millones de turistas año, lo cual dejaría muchos recursos para el país y un gran detonante de empleo Su país es rico en recursos minerales estratégicos. ¿Se plantea una nueva regulación en la distribución de la regalías que beneficien más a las comunidades locales de los lugares donde se explotan estos recursos estratégicos? Nosotros deberíamos de ser un país con una aparato productivo mucho más diversificado. El petróleo representa más del 50% de las exportaciones, más del 40% de la inversión extranjera en ID y tenemos reservas para menos de 7 años. Tenemos que diversificar nuestra economía, despetrolizarla. Yo quiero un país que tenga otras fuentes de crecimiento vía el desarrollo agropecuario, la «economía naranja» donde está la industria cultural y creativa, hacer un gran énfasis en el sector de servicios donde también esté el turismo. ¿ Para qué?, para que nuestro PIB este mucho más diversificado. Sin duda las industrias extractivas son muy importantes para Colombia. Y en este sentido necesitamos primero una mayor transparencia en la aplicación de estándares sociales y ambientales. Necesitamos que haya una reforma de las regalías para que los recursos puedan llegar a las regiones vía pagos anticipados de regalías o obras por regalías para que las empresas respondan a los anhelos de las comunidades lo cual que me parece vital. Pero desde luego el otro gran reto que tenemos es las energías renovables. Colombia tiene hoy cerca de 16.600 megas de capacidad instalada y las energías renovables instaladas, por lo menos la eólica y la voltaica, son menos de 50 megas. Mi meta es tener una base de 150 megas , es decir triplicar lo que tenemos hoy. Pero sin duda mi meta aspiracional es dejar asentadas las bases para llegar a 1.500 megas en los próximos ocho años. «Quitaré a los caciques políticos el control de las entidades del Estado» En Colombia existe una gran brecha social. ¿ Qué políticas sociales propone para acabar con ella? Si queremos hacer una gran agenda social necesitamos emprendimiento. La mejor política social para mi es un empleo digno y estable. Y, ¿ quién genera un empleo digno y estable?: las empresas micro, pequeñas medianas y grandes. Y ¿ por qué no lo están haciendo? Porque están axfisiadas con impuestos y por tramites burocráticos. Por tanto, poder bajar tarifas y simplificar trámites es una forma de estimular el emprendimiento y al estimular el emprendimiento lo que buscamos es que se generé un mayor interés en contratar y renumerar mejor. También en materia de agenda social es clave a nivel de educación garantizar la alimentación de los niños más vulnerables y que tengamos una red de preescolares que esté por lo menos en el 90% de los municipios de Colombia. Por otro lado implementar que en los últimos tres años del bachillerato demos a los alumnos formación para el empleo para que se graduen tanto con el título de bachiller como el de técnico. Y por último tenemos también como objetivo avanzar hacia la educación universitaria gratuita para los estratos 1 y 2 que son los sectores más vulnerables de la población , con una educación presencial y virtual. En material de salud, lo que nosotros queremos es que las empresas de salud no solo se les pague por número de afiliados porque muchas terminan abusando. Por eso, lo que yo propongo es tan sencillo como que no solo le paguemos a estas empresas por el número de afiliados sino que también por la calidad del servicio ofrecido acreditado por los usuarios y esa acreditación de los usuarios es la que nos puede determinar cuales son las EPS que deberían ser cerradas por su servicio ineficiente y cuales se deberían quedar en el sistema. Como gobierno, ¿cuál será su política frente a la dictadura Venezolana y cual será el papel de Colombia como país en Latinoamérica y en el mundo? Hace un año yo denuncié a Nicolas Maduro ante la Corte Penal Internacional con 70 firmas de senadores colombianos y 50 parlamentarios de Chile. Lo hicimos con la plena convicción de que era lo correcto porque es como cuando uno tiene un vecino que toda la noche golpea a su mujer y a sus hijos y uno escucha sus llantos, el deber no es guardar las buenas formas ni los modales para saludar al vecino el otro día como si no pasara nada, si no que hay un imperativo moral categórico que es denunciar. Yo como presidente seguiré con en esa misma actitud. Colombia debe retirarse de Unasur, un organismo creado para proteger esa dictadura, debemos fortalecer el sistema interamericano y tenemos que participar en todas las agendas diplomáticas internacionales que tengan como objetivo quitar peso y legitimidad a esa dictadura. Debemos seguir presionando para que en Venezuela se de un tránsito a unas elecciones libres. ¿Qué seguridad jurídica ofrecería su gobierno a la inversión extranjera? La que más se pueda. Que se cumplan las reglas de juego, que haya un sistema tributario transparente, que tengamos estabilidad regulatoria, que tengamos unas normas precisas sobre las actividades económicas y que no se esté regulando por la via de las decisiones judiciales. Y por último, que haya por supuesto un gran estabilidad en la contratación.