Infortelecom

Noticias de ciencia

21-05-2020 | Fuente: abc.es
Rusia logra por primera vez que el número de curados empiece a ser superior al de infectados por Covid-19
Por primera vez, desde el comienzo de la pandemia de Covid-19, Rusia registró ayer en un solo día más pacientes curados de la enfermedad que nuevos casos de contagios. El miércoles se contabilizaron 8.764 nuevos infectados cuando el número de personas restablecidas fue de 9.262. Los especialistas consideran que este es el primer indicador de que la epidemia tiende a remitir. En el conjunto del país se han restablecido ya 92.681 pacientes en lo que va de pandemia. Hoy, sin embargo, ha habido más infectados (8.849) que recuperados (7.289) mientras el número de fallecimientos diarios en toda Rusia se mantiene alto con 127 nuevos decesos. En el caso de Moscú, foco principal del coronavirus en Rusia, se mantiene la tendencia positiva. Hoy ha habido 2.913 contagios frente a casi 3.700 pacientes curados, según la vicealcaldesa, Anastasia Rákova. Ha caído también la cifra de muertos diarios, de 75 el miércoles a 68 hoy. Rusia alcanza ya los 317.554 infectados, tras registrar en las últimas 24 horas 8.849 nuevos casos. Sigue siendo así el segundo país del mundo por detrás de Estados Unidos en cuanto a ése indicador, y anota un total de 3.099 decesos, después de experimentar desde ayer un incremento de 127, ocho menos que el miércoles. En Moscú los contagios han aumentado en 2.913, un poco más que el día anterior, sumando en total 155.219 infectados. Los decesos se han incrementado en 68, siete menos que el día anterior, con lo que eleva el total a 1.794 muertos. La representante de la OMS en Rusia, Melita Vujnovic, cree que Rusia «se encuentra en fase de estabilización» de la enfermedad y animó a mantener la prevención y restricciones sobre todo en las regiones más afectadas. Dos tercios de los territorios rusos siguen sin levantar el confinamiento obligatorio aunque se ha suavizado con respecto a abril al permitirse paseos y la práctica de ejercicios físicos en muchos de ellos. La directora del Centro Federal de Endocrinología y miembro de la Academia de Ciencias rusa, Natalia Mókrisheva, ha declarado al canal de televisión RT que la mortalidad entre los pacientes con trastornos metabólicos es de dos a cuatro veces mayor que la observada en personas sin tales enfermedades. Según su opinión, a los grupos de riesgo hay que incluir a personas con endocrinopatías: «pacientes con lesiones sistémicas, diabetes mellitus, enfermedades de las glándulas suprarrenales y del sistema inmunológico».
20-05-2020 | Fuente: abc.es
La presidenta de Taiwán abre su segundo mandato rechazando de nuevo la unión con China
Tras su abrumadora reelección en enero, la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, ha tomado posesión este miércoles reforzada por su éxito en la lucha contra el coronavirus. A pesar de su cercanía y estrechos contactos con China, esta isla de 23 millones de habitantes solo ha tenido 440 contagios y siete fallecidos gracias a las medidas de prevención y concienciación ciudadana que tomó en cuanto estalló la epidemia en enero en Wuhan. Todo un ejemplo para el resto del planeta que, sin embargo, se ve mermado por su ausencia en la Organización Mundial de la Salud (OMS) debido al veto de Pekín, que reclama su soberanía pese a que Taiwán es un país independiente con su propio Gobierno elegido democráticamente, Ejército, moneda, pasaporte y fronteras. Aprovechando su respaldo electoral y su buena gestión frente a la pandemia, reconocida internacionalmente, Tsai ha vuelto a hacer gala de su discurso soberanista rechazando el principio de «un país, dos sistemas» que le propone China continental para una futura reunificación. «Ambas partes tienen el deber de encontrar un modo de coexistir a largo plazo y prevenir que se intensifiquen el antagonismo y las diferencias», pronunció en su investidura, según informa la agencia Reuters. Aunque la presidenta reiteró las palabras «paz, paridad, democracia y diálogo», dejó claro que «no aceptaremos el uso de las autoridades de Pekín del (modelo) ?un país, dos sistemas? para degradar a Taiwán y minar el ?statu quo? en el Estrecho (de Formosa)». Alegato por la independencia De hecho, fue el miedo a ese principio lo que llevó a Tsai Ing-wen a la victoria electoral, ya que es el mismo modelo que está vigente en Hong Kong pero ha quedado en entredicho por las protestas del año pasando reclamando democracia. Para Taiwán, que sufrió cuatro décadas de dictadura bajo el Kuomintang (1949-1987), es imposible dejarse seducir por un régimen autoritario por mucho que su economía dependa de China y haya un millón de empresarios con fábricas con el continente. «Continuaremos con estos esfuerzos y tenemos voluntad de implicarnos en un diálogo con China para hacer más contribuciones a la seguridad regional», propuso Tsai en una ceremonia celebrada en el jardín del Palacio Presidencial, antigua residencia del gobernador japonés durante la época colonial. Sin mascarillas, pero con distanciamiento social, al acto acudieron personalidades de la vida pública y diplomáticos de los solo 15 países que reconocen a Taiwán como Estado, ya que Pekín impone el principio de «una sola China» para aislar internacionalmente a la isla. Felicitación de Pompeo Pero Tsai recibió en vídeo felicitaciones desde Corea del Sur, Japón, el Reino Unido y Alemania y un mensaje muy especial del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, que fue leído en voz alta. «Su coraje y visión dirigiendo la vibrante democracia de Taiwán es una inspiración para la región y el mundo», aseguró Pompeo en una misiva que levantará ampollas en Pekín, como también hizo la llamada de Tsai a Trump para felicitarle por su victoria electoral a finales de 2016. Con el recrudecimiento de la «Guerra Fría» entre EE.UU. y China por el coronavirus, y la creciente hostilidad occidental hacia el régimen del presidente Xi Jinping, Taiwán está potenciando su papel internacional. Aunque la isla no ha podido participar ni como observador en la Asamblea anual de la OMS, como habían reclamado EE.UU., la Unión Europea, Japón y otros países, Tsai Ing-wen prometió seguir luchando para integrarse en organizaciones internacionales y reforzar sus lazos con sus aliados democráticos. Por delante tiene cuatro años en los que el mundo, y la posición de China, serán muy diferentes por el impacto de la pandemia.
20-05-2020 | Fuente: abc.es
La OMS aprueba la investigación de la pandemia en medio de amenazas de EE.UU.
La asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se cerró ayer con la aprobación de una resolución para llevar a cabo una «evaluación imparcial, independiente y completa» de la respuesta global a la pandemia de coronavirus. Se acordó sin la objeción de ninguno de los miembros, incluido EE.UU., que en las últimas horas ha redoblado la presión contra la OMS. Su presidente, Donald Trump, ha acusado desde hace semanas a la organización encuadrada en la ONU de estar al servicio de China -a quien responsabiliza de la pandemia- y el lunes por la noche envió una carta muy crítica a su director general, Tedros Adhanom. La resolución fue auspiciada por la Unión Europea y contaba ya con el apoyo de más de cien países. La investigación también revisará la actuación de la OMS, pero no está definido cuándo arrancarán las pesquisas, qué amplitud concreta tendrá y qué papel jugarán en ella las autoridades de la organización internacional. Sí está claro, sin embargo, que la aprobación del texto no reduce la escalada de tensiones entre EE.UU., la OMS y China en lo que se refiere al coronavirus. Pekín firmó el documento, pero dejó el apoyo a su aplicación en el aire. «China apoya la idea de una revisión integral de la respuesta global al Covid-19 después de que se hay controlado para sumar la experiencia y responder a las deficiencias», defendió el presidente del país, Xi Jinping, en su discurso, según informa Pablo M. Díez desde Pekín. El estudio deberá «basarse en la ciencia y en la profesionalidad, dirigido por la OMS y conducido de manera objetiva e imparcial». La presión de algunos países a la OMS para que investigue la responsabilidad de China ha sido respondido con represalias por parte de Pekín. Ayer se supo que ha impuesto un arancel adicional a la cebada a Australia, después de que el país defendiera la investigación del origen del virus, que se expandió desde la ciudad china de Wuhan. EE.UU. también apoyó el texto de la OMS, pero constató varias objeciones. Una de ellas es el compromiso del documento a mantener el acceso a la «salud sexual y reproductiva» durante la pandemia. Otra, más relacionada con el futuro control del virus, tiene que ver con el llamamiento a un «acceso universal, a tiempo y equitativo» a una posible vacuna contra el Covid-19. Según la delegación de EE.UU., ese lenguaje envía un «mensaje equivocado a los innovadores» en lo que tiene que ver con la defensa de la propiedad intelectual de esos progresos médicos. Esta semana, un laboratorio de Massachussetts ha presentado resultados prometedores para una vacuna que podría estar lista a finales de año o principios del que viene. Congelación permanente de la financiación Antes de la aprobación, sin embargo, Trump calentó la asamblea el lunes por la noche con el envío de una carta a Tedros, en la que le amenaza con eliminar de forma permanente la financiación de EE.UU. y con dejar de ser miembro de la OMS si no ejecuta reformas estructurales y demuestra «independencia frente a China». Frente a la indefinición del calendario para realizar la investigación sobre la pandemia, Trump advirtió que «no tenemos tiempo que perder» y exigió a la OMS acción inmediata: «Si la OMS no se compromete a mejoras sustanciales en los próximos 30 días, convertiré en permanente el congelamiento temporal de la financiación de EE.UU. y reconsideraré nuestra pertenencia a la organización». El pasado mes, Trump anunció la suspensión de la financiación a la OMS, a la que ha aportado el 20% de su presupuesto en los dos últimos años. En la carta, Trump enumera los errores y la lentitud de la OMS a la hora de informar a la comunidad internacional sobre la pandemia, las alabanzas sobre la gestión de China de la crisis -aunque es algo que también hizo el presidente de EE.UU.- y su permisividad con Pekín a la hora de confiar en su información y de supervisar su respuesta a la emergencia. Trump ha calificado a la OMS de «marioneta de China» y que calificado su gestión de la crisis de «extremadamente costosa para el mundo».
20-05-2020 | Fuente: as.com
La UEFA que el Espanyol no debió jugarse en Leverkusen
32 años después de la fatídica final, las deficiencias en el Ulrich-Haberland-Stadion cuestionan si se debería haber cambiado de feudo o suspendido.
19-05-2020 | Fuente: abc.es
Trump amenaza por carta a la OMS con cortar la financiación de forma permanente y sacar a EE.UU.
Las tensiones entre EE.UU. y la Organización Mundial de la Salud (OMS) viven un nuevo momento crítico en medio de la pandemia del Covid-19. Este lunes, Donald Trump envió una carta a Tedros Adhanom, director general de la OMS, en la que le amenaza con eliminar de forma permanente la financiación de EE.UU. a la organización internacional y con dejar de ser miembro si no ejecuta reformas estructurales y demuestra «independencia frente a China», a quien Washington acusa de originar la pandemia y ocultar y falsificar información sobre el virus. La carta la compartió el propio Trump en su cuenta de Twitter, y llega el mismo día en el que la OMS ha pactado con China una investigación de los orígenes de la pandemia en Wuhan, con una resolución que se votará este martes en la Asamblea Mundial de la Salud. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">This is the letter sent to Dr. Tedros of the World Health Organization. It is self-explanatory! <a href="https://t.co/pF2kzPUpDv">pic.twitter.com/pF2kzPUpDv</a></p>&mdash; Donald J. Trump (@realDonaldTrump) <a href="https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1262577580718395393?ref_src=twsrc%5Etfw">May 19, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> En la víspera, el secretario de Sanidad y Servicios Humanos de EE.UU., Alex Azar, criticó en ese mismo foro la gestión de la crisis por parte de China, que intentó buscar un acercamiento con la comunidad internacional con su predisposición a una investigación y con las promesas de compartir la vacuna para el coronavirus si la consigue y de dedicar 2.000 millones a combatir la epidemia en África. «Iniciaré una evaluación independiente en cuanto sea el momento apropiado para revisar las experiencias conseguidas y las lecciones aprendidas y para hacer recomendaciones para mejorar la preparación y la respuesta nacionales y globales», dijo Tedros en la reunión. «Esa evaluación afectará a toda la respuesta por parte de todos los actores, en buena fe». Eso no parece ser suficiente ni suficientemente rápido para Trump. «No tenemos tiempo que perder», escribe en la carta a Tedros. «Por eso es mi deber, como presidente de EE.UU. informarle de que , si la OMS no se compromete a mejoras sustanciales en los próximos 30 días, convertiré en permanente el congelamiento temporal de la financiación de EE.UU. y reconsideraré nuestra pertenencia a la organización». Trump anunció la suspensión de fondos el mes pasado, tras acusar a la OMS de ser demasiado amable con Pekín y de no haber informado a tiempo y con eficiencia de la expansión del coronavirus. Trump lo hace en medio de acusaciones dentro de EE.UU. de que su gestión de la pandemia fue tardía, poco eficiente y descoordinada. «No puede permitir que el dinero de los contribuyentes estadounidenses siga financiando una organización que, en este momento, claramente no sirve a los intereses estadounidenses», añade Trump. EE.UU. es, con diferencia, el país que más fondos aporta a la OMS. De sus arcas estatales ha salido el 20% del presupuesto de la organización. En la carta, Trump enumera los errores y la lentitud de la OMS a la hora de informar a la comunidad internacional sobre la pandemia, las alabanzas sobre la gestión de China de la crisis -algo que también hizo el presidente de EE.UU.- y su permisividad con Pekín a la hora de confiar en su información y de supervisar su respuesta a la emergencia. Trump compara la labor de la organización dirigida con Tedros con la reacción que Gro Harlem Brundtland, su antecesora en la OMS, tuvo con China en la epidemia de SARS de 2013, cuando censuró a Pekín por tratar de ocultar el brote. «Muchas vidas se hubieran salvado si hubiera seguido el ejemplo de Brundtland», asegura Trump, que califica la reacción de la OMS a la pandemia de coronavirus de «extremadamente costosa para el mundo».
19-05-2020 | Fuente: as.com
Haaland: así se fabrica un 'killer'
El ariete de moda combina la genética familiar con la ciencia. Su sprint rivaliza con el de los velocistas de 60m lisos. "Ganó 12 kilos de músculo en poco más de un año".
19-05-2020 | Fuente: abc.es
Más Estado que nunca
Los liberales de verdad -no confundir con los oportunistas de la privatización y libertarios del chanchullo- tienen sobrados y legítimos motivos para preocuparse ante las consecuencias políticas, económicas y sociales del Covid-19. Aunque la politización de la respuesta a la catástrofe sanitaria está resultando especialmente beneficiosa en algunos países para populistas de izquierda y derecha, el liberalismo corre el peligro de convertirse en un lujo del pasado insostenible en el mundo de la pospandemia. Dentro de la tradición liberal forjada por Adam Smith, John Stuart Mill, la Ilustración y la Declaración de Independencia Americana destacan una serie de cuestiones esenciales que se han visto directamente afectadas por los efectos devastadores del coronavirus. En esa lista de líneas rojas, ahora mucho más difuminadas que hace dos meses, figuran desde los límites al poder del Estado hasta el balance entre derechos individuales y colectivos, pasando por la privacidad de los ciudadanos y la existencia de derechos universales. Como argumentaba Gideon Rachman en el Financial Times, si el liberalismo gozase de una preexistente buena salud, esta involución podría resultar temporal y revertirse al salir del profundo agujero del coronavirus. El gran problema es que el liberalismo además de su polisemia arrastra una década miserable, marcada por la crisis financiera del 2008 y sus secuelas. Durante este periodo, la izquierda radical y la derecha nacionalista no han perdido el tiempo. Todos juntos se han encargado de convertir lo «liberal» en sinónimo de corrupción y elitismo. Sin embargo, el liberalismo con un obligado examen de conciencia debería ser más relevante que nunca ante la mayor expansión de autoridad gubernamental registrada en varias generaciones y que coincide con una pésima gestión pública, graves vulnerabilidades sociales y una problemática desigualdad. Sin liberalismo será todavía más difícil superar el coma económico inducido para reducir las muertes del coronavirus, por muchos billones de dinero público destinados a recuperar la salud física y metafórica.
18-05-2020 | Fuente: abc.es
Xi Jinping rechaza ante la OMS una investigación del coronavirus hasta controlar la pandemia
Señalado por todos por la pandemia del coronavirus que azota al mundo, el presidente de China, Xi Jinping, ha comparecido este lunes por videoconferencia ante la Asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se centra en la respuesta internacional contra la enfermedad COVID-19. Ante los 194 miembros de este pleno telemático forzado por las circunstancias, Xi ha defendido la «transparencia» y «rapidez» de su país en la gestión de una crisis que, originada en la ciudad china de Wuhan, lleva ya 4,5 millones de contagiados y más de 300.000 fallecidos por todo el planeta. «Durante todo el tiempo hemos actuado con sinceridad, transparencia y responsabilidad. Hemos proporcionado información a la OMS y a otros países con la mayor rapidez. Hemos publicado la secuencia genética lo antes posible. Hemos compartido las experiencias del control y el tratamiento con el mundo sin reservas. Hemos hecho todo en nuestro poder para apoyar y asistir a las naciones que lo necesitaban», leyó Xi Jinping en su discurso, difundido por la agencia estatal de noticias Xinhua. Frente a las demandas de una investigación «imparcial e independiente» sobre el coronavirus, lanzadas por Estados Unidos, la Unión Europea, el Reino Unido y Australia y apoyadas por más de 110 países, Xi respondió contemporizando a la manera habitual de China, es decir, diciendo «sí pero no». «China apoya la idea de una revisión integral de la respuesta global a Covid-19 después de que se haya controlado para sumar la experiencia y responder a las deficiencias», esquivó la cuestión. A su juicio, «este trabajo debería basarse en la ciencia y la profesionalidad, dirigido por la OMS y conducido de manera objetiva e imparcial». Con el coronavirus convertido en un nuevo frente de batalla en la Guerra Fría entre China y EE.UU., el país más castigado con 1,5 millones de infectados y 90.000 muertos, el autoritario régimen de Pekín se ha negado en banda a una investigación internacional que no pueda controlar. No solo le mueven su tradicional opacidad y la ocultación inicial de la epidemia, cuando silenció a los médicos de Wuhan que alertaron de una nueva enfermedad parecida al SARS, sino también las dudas sobre su cifra oficial de 4.643 fallecidos y las sospechas de que no compartió toda la información sobre su gravedad. Entre ellas destaca el relevante papel de los enfermos asintomáticos en su transmisión, que parece haber sido decisivo para su propagación por Occidente, donde por otra parte tampoco se tomaron las medidas oportunas para, si no impedir, al menos paliar la pandemia. Para defenderse de su desastrosa gestión, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha disparado además sus acusaciones contra el superlaboratorio P4 de virus que hay en Wuhan. Aunque los más prestigiosos científicos internacionales insisten en que el coronavirus tiene un origen natural, la Casa Blanca explota la sospecha de un accidente para atacar a China. «En vista de las debilidades y deficiencias destapadas por Covid-19, necesitamos mejor el sistema de gestión para la seguridad de la salud pública. Tenemos que responder más rápidamente a las emergencias de salud pública y establecer centros de reservas regionales y globales de suministros antiepidémicos», propuso Xi Jinping dentro de su ofensiva diplomática para mejorar la imagen de su país y ganarse apoyos. La vacuna china, un «bien público global» Además de prometer que la vacuna china será un «bien público global» cuando esté disponible, para asegurar así su acceso a los países en vías de desarrollo, anunció 2.000 millones de dólares (1.834 millones de euros) en ayudas durante los dos próximos años a dichas naciones, sobre todo las africanas, muy beneficiadas durante las últimas décadas por las inversiones y la ayuda médica de Pekín. Con la promesa de colaborar con 30 hospitales de dicho continente y ayudar a montar centros de control y prevención de enfermedades, habrá que ver lo que votan los 54 miembros del bloque africano, que en principio apoyan el borrador sobre la evaluación de la OMS y la búsqueda del origen del coronavirus. Frente al corte de fondos de Trump, Xi pidió una mayor colaboración con la OMS y apoyó expresamente a su director general, el cuestionado Tedros Adhanom Ghebreyesus. Sobre la mesa de esta Asamblea Mundial de la Salud también está la admisión como miembro u observador de Taiwán, cuya presencia es vetada por China al reclamar la soberanía sobre esta isla independiente «de facto», pero reconocida solo por 15 Estados, entre ellos el Vaticano. Su éxito contra el coronavirus, con solo 440 contagiados y siete fallecidos pese a su cercanía y contactos con China continental, ha avivado las voces reclamando su participación en la Asamblea, donde ya estuvo en 2009 y 2016 como «observador» pero luego fue vetado por Pekín.
18-05-2020 | Fuente: abc.es
Austria abre fronteras con seis países vecinos, aún no con Italia
Austria ha abierto este pasado fin de semana sus fronteras con seis de sus ocho países vecinos, después de negociaciones bilaterales con sus respectivos gobiernos. El que durante dos meses ha sido cierre hermético, ha pasado a ser poroso y los controles no son ya sistemáticos, sino aleatorios. El objetivo es permitir la libre circulación de personas y bienes, reanudando la vigencia del espacio Schengen, y facilitar que puedan seguir trabajando los miles de ciudadanos que trabajan en un país y residen en otro. La apertura será progresiva y a partir del 15 de junio los controles fronterizos serán totalmente eliminados. Además de con Alemania, Austria abre sus fronteras con Suiza, Liechtenstein, República Checa, Eslovaquia y Hungría, pero tal y como ha acordado con Alemania mantendrá cerrada su frontera con Italia, por tratarse de un país con un nivel de contagios muy superior. Eslovenia, que también comparte frontera con Austria, anunció el viernes su decisión particular de abrir sus fronteras, pero Viena insiste en que debe haber una negociación antes de abrir su parte de esa frontera. El presidente regional de Carintia, Peter Keiser, ha solicitado al gobierno de coalición entre los conservadores de Sebastian Kurz (ÖVP) y Los Verdes, que se lleven a cabo cuanto antes esas negociaciones. «Al mantener cerrada esta frontera se está privando a muchos habitantes de Carintia el natural contacto con familiares y amigos que viven al otro lado de la línea y una circulación comercial que es vital para la economía de nuestra región», reclamó ayer Kaiser en una entrevista con la cadena de radio ORF. Con 16.167 contagios confirmados y 629 fallecidos, Austria da por superada la crisis y garantiza que la apertura de fronteras no supondrá un estrés excesivo para su sistema sanitario. «Quizá algunas personas no tengan conciencia de lo bien que se ha desarrollado la situación en Austria», ha dicho Kurz a la revista Stern, «estoy muy contento de haber logrado llegar a este acuerdo que supone un éxito importante para el turismo y para la industria turística de nuestro país». «Alemania y Austria no solo están entrelazados económicamente, sino también en términos de intercambio humano» ha dicho el canciller austriaco, «vigilaremos de cerca cada peligro y confiamos en las altas capacidades de test, especialmente para los empleados del sector turismo, para garantizar la máxima seguridad». «Dado que en Austria las vacaciones tienen lugar en los lagos, en las montañas, al aire libre y en entornos extremadamente sanos, somos muy optimistas», agregó el canciller.