Infortelecom

Noticias de ciencia

10-07-2020 | Fuente: abc.es
La instauración de la pobreza en Venezuela
El enorme impacto que ha producido la publicación de los resultados de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida 2019-2020 -ENCOVI-, realizada por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales, de la Universidad Católica Andrés Bello, tiene una muy probable explicación: ha llegado para ratificar, con los adecuados y precisos instrumentos de las ciencias sociales, lo que los venezolanos constatamos todos los días en nuestra experiencia cotidiana: que Venezuela ha perdido aquel halo o aquella imagen o aquella esperanza de país rico, para devenir en poco más de dos décadas, en un país no solo empobrecido, sino cada día más y más venido a menos. Estructural y extendidamente pobre. El informe demuestra que los padecimientos no se corresponden a situaciones aisladas o coyunturales, sino que hablan de una nación entera doblegada a los múltiples padecimientos de carencias, estrecheces, dificultades y falta de perspectivas. Somos un país pobre, que ha perdido un pedazo sustantivo de su población efectiva, 5 millones de personas que, en un cortísimo período de tiempo, han migrado -han huido- a otras naciones. Somos un país súbitamente envejecido, que liquidó una parte de su bono demográfico (que es la ventaja que consiste en que el número de personas en edad de trabajar supere al número de personas dependientes -niños y adultos mayores-). Somos un país paupérrimo, en el que aumenta la tasa de mortalidad infantil; disminuye la esperanza de vida; crece el número de las viviendas en condiciones de precariedad; en el que sube la tasa de hacinamiento; donde la inmensa mayoría de los hogares han sido sometidos a erosivos procesos de desestructuración. Somos un país devastado y exhausto: que solo excepcionalmente tiene acceso a servicios básicos como agua, electricidad e internet. Somos un país mísero, en el que 96% de las familias vive en condiciones de pobreza, y en el alrededor de 4 de 5 de estas familias vive en condiciones de pobreza extrema. Somos un país en el último peldaño de la existencia, donde la inmensa mayoría pasa hambre, vive subalimentado -no se consumen las mínimas proteínas necesarias para la vida-. Somos un país desgarrado, donde la desnutrición infantil tiene la categoría de epidemia: afecta a 30% de la población, lo que autoriza a cualquier ciudadano de bien, a presumir las peores expectativas al respecto, es decir, que todas estas realidades continuarán empeorando mientras se mantenga el régimen de Maduro en el poder. Este proceso de empobrecimiento rápido y masivo no es el producto de una desgracia sobrevenida. Es la meta de un plan con un específico propósito: erosionar a la sociedad venezolana, hacerla dependiente del uso político de la renta petrolera, debilitar su capacidad de defender la democracia y las libertades. Ya lo sabemos: no había ni programa industrial, ni ejes de desarrollo, ni modelo económico alternativo, ni genuino deseo de erradicar la pobreza. El régimen nunca escuchó las advertencias que, en marzo de 1999, economistas y gremios empresariales comenzaron a formular con urgencia: las políticas que se anunciaban nos conducirían a la destrucción de la economía productiva, arrasarían con el empleo, provocarían realidades de hambre y enfermedad en todo el territorio. Las denuncias que se hicieron entonces, tenían un legítimo fundamento: apenas se hizo con el poder en Cuba, Fidel Castro se embarcó en la tarea de destruir la economía de la isla, cuyo saldo no tardó en materializarse: un brutal empobrecimiento, del que no han podido recuperarse nunca, y que ha convertido al comunismo cubano en un poder mendigo, especializado en someter a su población y vivir de la ayuda extranjera. Pero lo que probablemente nadie previó, al menos hasta 2004-2005, es que la destrucción sería tan eficaz, tan amplia, tan sistemática y tan profunda. No se estimó que la corrupción y los ilícitos adquirirían la categoría de políticas de Estado, ni que con fundamento en prácticas diseñadas de violación de los derechos humanos y políticos, se produciría una apropiación de los bienes públicos, que la nación venezolana sería manejada como un botín, y que una pequeña oligarquía político-militar haría suyo hasta el último dólar de las arcas públicas, en una operación delincuencial, que ha acabado por empobrecer, de forma extrema, a la inmensa mayoría de la nación venezolana, ese 96% del que habla el reporte de la Encuesta de Condiciones de Vida 2019-2020. Hay que reconocerlo: han superado las peores expectativas. Han sido capaces de violar las leyes, de desconocer los poderes legítimos, se han apropiado de las riquezas y más de tres centenares de bandas organizadas se han repartido pedazos enteros del territorio para usarlo, explotarlo de forma ilimitada y con plena garantía de impunidad. El poder practica la ruindad, se asocia con delincuentes y narcotraficantes, busca aliados entre terroristas y ladrones de toda ralea y, cada vez que lo cree necesario, detiene, tortura y mata. El debate sobre el hambre en Venezuela es, ahora mismo, un callejón sin salida: todos los indicadores sugieren que continuará empeorando. Se incrustará, con sus atroces efectos, en cada familia venezolana. Venezuela está en medio de una crisis humanitaria, cuya prospectiva es todavía más sombría. Así las cosas, la sociedad venezolana y sus aliados internacionales están obligados a actuar de inmediato: unir las fuerzas, concentrar la presión y producir en corto plazo, el cambio que las familias venezolanas demandan. Es cosa de vida o muerte.
10-07-2020 | Fuente: abc.es
Los fracasos de Sánchez en la UE: sin presidencia del Eurogrupo ni socialista al frente de la Comisión
Cuando llegó a la Moncloa, una de las grandes pretensiones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, era elevar a España a los altares de la Unión Europea (UE), situando al país en la primera línea de decisiones de Bruselas y ganando un peso que los hechos demuestran que se le ha escapado de las manos. La última prueba de este fracaso se produjo ayer, con la ministra de Economía, Nadia Calviño, perdiendo la presidencia del Eurogrupo frente al irlandés Pascal Donohoe, una derrota que se derramó como un jarro de agua fría sobre Madrid. Solo un día antes, la ministra de Exteriores, Arancha González-Laya, había renunciado a la carrera hacia la presidencia de la Organización Mundial del Comercio (OMS), después de que el apoyo de Estados Unidos a su candidatura quedara en entredicho, en un momento en el que las relaciones con la Casa Blanca se tambalean. Con estas noticias tan poco esperanzadoras, Sánchez parece desorientado a nivel internacional. No es la primera vez que el presidente se enfrenta a una decepción en sus ambiciones más allá de nuestras fronteras. Estos episodios tienen su antecedente en otro fracaso que cosechó hace apenas un año, cuando no consiguió que un político de la familia socialista se hiciera con la presidencia de la Comisión Europea (CE), que finalmente fue a parar a manos de la alemana Ursula Von der Leyen, exministra de Defensa en el Gobierno de Merkel. En esa ocasión, se tuvo que conformar con que Josep Borrell, en su día presidente del Parlamento Europeo (PE) y buen conocedor de los pasillos de Bruselas, se hiciera con el puesto de Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. Berlín, París y Washington Tras esos tropiezos, el deseo de convertir a Madrid en la tercera columna de la UE parece deshacerse como una ilusión poco consistente. A finales de mayo, se supo que la canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se disponían a hacer una gran declaración con calado europeo. Fue el día 18, cuando anunciaron un fondo de reconstrucción de 500.000 millones de euros para enfrentar la crisis económica provocada por el coronavirus. De nuevo, en los despachos de Berlín y París se mantenían conversaciones donde Sánchez parecía no participar, a pesar del golpe asestado por la pandemia en España. Además de su desplazamiento en las discusiones europeas, Sánchez también tiene que enfrentarse a la mala sintonía en la que transcurren sus relaciones con Washington. El pasado febrero, ABC informó de que un alto funcionario estadounidense había lamentado que Madrid se hubiera convertido en el gran obstáculo de la UE para una política común de rechazo del régimen chavista en Venezuela. Ese mismo mes, el presidente del Gobierno había calificado al presidente interino, Juan Guaidó, de «líder de la oposición», degradando su legitimidad. Por entonces, la Moncloa lidiaba con el llamado «Delcygate». Ante este panorama, la última apuesta de Sánchez para ganar un organismo internacional es que el ministro de Ciencia e Innovación, el exastronauta Pedro Duque, acceda a la presidencia de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés). Solo el tiempo dirá si logra que esa ambición sí salga adelante.
09-07-2020 | Fuente: que.es
El consejero de Sanidad, Blas Trujillo, informó hoy en sede parlamentaria sobre las medidas adoptadas para atender la demanda asistencial durante la pandemia y la Nueva Normalidad El número de consultas telefónicas se ha incrementado un 50 por ciento durante estos tres meses y se ha mejorado la resolutividad y la eficiencia de las mismas […] La entrada Los profesionales de Atención Primaria atienden un millón y medio de consultas telefónicas desde el estado de alarma se publicó primero en Qué!.
08-07-2020 | Fuente: as.com
La última de Jovic ha terminado con mi paciencia y la de muchos madridistas
08-07-2020 | Fuente: que.es
El profesor de Ciencia de la Actividad Física y del Deporte de la ULPGC, Dr. Antonio González Molina, es el moderador de una conferencia web organizada por el Ministerio de Turismo en Ecuador, titulada ?Investigación y Desarrollo para el futuro turístico?. Esta conferencia, que se desarrollará mañana miércoles 8 de julio, de 17 a 19 horas (horario de Ecuador), […] La entrada Dos profesores de la ULPGC participan en una conferencia web sobre futuro turístico organizada por el Ministerio de Turismo de Ecuador se publicó primero en Qué!.
07-07-2020 | Fuente: que.es
/COMUNICAE/ El laboratorio Angelini Pharma España impulsa el proyecto DIOSTOP con el objetivo de concienciar a los médicos de la importancia de controlar el dolor irruptivo en el paciente con cáncer para mejorar su calidad de vida. En dicho proyecto ya han participado hasta ahora más de 250 médicos especialistas – oncólogos médicos, paliativistas, oncólogos […] La entrada El Dolor Irruptivo Oncológico (DIO) está todavía infradiagnosticado e infratratado se publicó primero en Qué!.
07-07-2020 | Fuente: as.com
De científico a coloso
Bryson DeChambeau no es un golfista clásico. Su uso de la ciencia y la dieta que ha seguido para ganar 20 kilos son los responsables de sus éxitos recientes.
06-07-2020 | Fuente: as.com
Berlín pide no usar desodorante para luchar contra el coronavirus
La empresa encargada de gestionar los transportes públicos de la ciudad ha puesto en marcha esta original campaña para concienciar sobre el uso de las mascarillas.
02-07-2020 | Fuente: as.com
Ricardinho explica los detalles de su "triste" salida del Movistar
El portugués charló con el periodista portugués Rui da Cruz en Instagram: "Me voy con la conciencia tranquila". Y aseguró que siempre estuvo con sus compañeros.
1
...