Infortelecom

Noticias de centroamerica

21-11-2017 | Fuente: abc.es
Trump lastra la imagen de EE.UU. en la región, pero mejora la del peor Obama
La imagen de Estados Unidos en Latinoamérica ha empeorado con la presidencia de Donald Trump, de cuya elección se acaba de cumplir un año este mes de noviembre. Su actitud hacia los hispanounidenses y hacia México ?país donde más ha descendido la apreciación de EE.UU.?, ha contribuido a empeorar la imagen de la gran potencia entre sus vecinos continentales, como indican los últimos datos de Latinobarómetro. La apreciación de EE.UU. (favorable entre el 67% de los latinoamericanos), no obstante, sigue por delante de la de China (60%) y la Unión Europea (60%) En cuanto a la valoración del propio Trump, México es igualmente el país más crítico con el presidente estadounidense, mientras que Venezuela, quizás premiando las medidas adoptadas por la Casa Blanca contra el régimen de Nicolás Maduro, da a Trump una nota por encima de la media. La encuesta de Latinobarómetro, por otra parte, detecta también el desvanecimiento de la figura de Fidel Castro, en un progresivo deterioro de imagen, cuando se cumple un año de su fallecimiento. Obama-Trump Donald Trump lastra la imagen de su país en América Latina, dada la gran identificación que suele hacerse en el exterior entre Estados Unidos y el presidente que en cada momento está en la Casa Blanca. De todos modos, el número de quienes tienen hoy muy buena o buena opinión de EE.UU. (el 67% de los latinoamericanos) es mayor que el que había cuando Barack Obama enfiló la recta final de su segundo mandato (65% en 2015). Ciertamente que durante la era Obama, la opinión sobre EE.UU. en Latinoamérica fue alta (74% en 2008, en su llegada a la Casa Blanca), pero esa apreciación se fue erosionando ligeramente con el tiempo. La incapacidad de Obama para imponer una reforma migratoria que resolviera la situación de los numerosos inmigrantes ilegales hispanos en EE.UU. y su alta ejecución de deportaciones acabaron por empañar su aureola hacia 2015. El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana y su presentación desde la Casa Blanca como una cierta reconciliación con todo el continente permitieron un repunte de la imagen estadounidense en 2016. La encuesta de Latinobarómetro constata el gran acoplamiento entre la imagen exterior que existe de Estados Unidos y la imagen que ofrece su presidente. No obstante, caben algunos matices. La aceptación hoy del presidente Trump en América Latina es incluso peor que la opinión que existe sobre EE.UU. La valoración de Trump es de 2.7 puntos (en una escala de 0 a 10), mientras que la que tuvo Obama en su primer año fue de 7. Por su parte, la política de George Bush de una mayor implicación en el continente con la negociación de tratados de libre comercio con varios países hizo que en muchas naciones americanas mejorara la apreciación sobre las relaciones bilaterales (así ocurrió en 2005), a pesar de que la imagen de EE.UU. y del propio Bush se vio castigada a partir de 2003 por la invasión de Irak. Fidel Castro se desvanece Los países donde EE.UU. tiene una mejor imagen son República Dominicana, las naciones centroamericanas y Colombia; la menos positiva corresponde a Bolivia, México y Argentina. La mayor caída de imagen de EE.UU. ha ocurrido en México, donde entre 2016 y 2017 (la llegada de Trump al poder) el número de quienes tienen una idea muy positiva o positiva del gran vecino ha descendido 17 puntos. Por lo que afecta a la valoración no ya de EE.UU. sino de Trump, México vuelve a ser el país que pone la peor nota (1,6 puntos), seguido de Uruguay (1,7). En cambio, por encima de la media, aunque tampoco son muy excelentes puntuaciones, están Venezuela (3,6), Perú (3,7) y Paraguay (4,1). Por otro lado, los latinoamericanos puntúan de forma mucho más generosa al Papa Francisco (una valoración de 7,2 en 2016 y de 6,8 en 2017), mientras que el paso del tiempo va castigando cada vez más la imagen de Fidel Castro (valoración de 4,4 en 2005 y de solo 3,8 en 2017).
21-11-2017 | Fuente: abc.es
Trump acaba con el TPS para Haití, del que se benefician 59.000 haitianos
El Gobierno de Donald Trump ha anunciado el fin del Estatus de Protección Temporal (TPS) para Haití, y dio un margen de 18 meses a sus 58.706 beneficiarios para que regresen a su país o se busquen una alternativa. De este modo, el TPS para Haití verá su fin el 22 de julio de 2019, según detalló el Departamento de Seguridad Nacional (DHS). Con los 18 meses de margen, Estados Unidos espera que los haitianos afectados «preparen su salida o pidan un estatus migratorio alternativo» y que Haití prepare, con la asistencia de agencias estadounidenses, «el regreso y reintegración de sus ciudadanos». Esta decisión llega apenas dos semanas después de que Estados Unidos también pusiera fin al TPS para Nicaragua, al que están acogidos 5.349 inmigrantes, a los que dio, en ese caso, 12 meses para preparar su regreso antes del 5 de enero de 2019. El TPS es un programa migratorio creado en 1990 con el que Estados Unidos concede permisos de forma extraordinaria a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales. En los últimos años, los beneficiarios del TPS han visto cómo su permiso se renovaba de manera automática por periodos de 18 meses, pero el Gobierno de Donald Trump decidió reevaluar las condiciones que justificaron la concesión del programa. En el caso de Haití, Estados Unidos concedió el TPS en 2010 tras el catastrófico terremoto que dejó unos 300.000 muertos y sumió al país en el caos. Para su decisión de hoy, el DHS determinó que «las condiciones extraordinarias pero temporales causadas por el terremoto de 2010, ya no existen». «Desde el terremoto de 2010, el número de personas desplazadas en Haití ha descendido un 97 %. Se han hecho pasos significativos para mejorar la estabilidad y calidad de vida de los haitianos, y Haití es capaz de recibir con seguridad a ciudadanos retornados», afirmó el DHS. «Haití -añadió- ha demostrado un compromiso para prepararse adecuadamente para cuando se termine el TPS». Junto con la decisión de hace dos semanas de poner fin al TPS para Nicaragua, Estados Unidos anunció una prórroga de seis meses para el TPS para Honduras, al que están acogidos 86.163 inmigrantes, aunque advirtió que la opción de terminarlo está sobre la mesa. En enero, Estados Unidos tiene que tomar una decisión acerca del TPS para El Salvador, el mayor de todos, con 263.282 beneficiarios. Estados Unidos concedió el TPS a Honduras y Nicaragua en 1998 tras el paso del devastador huracán Mitch por Centroamérica y a El Salvador en 2001 producto de una serie de sismos.
17-11-2017 | Fuente: elpais.com
Sergio Ramírez, espejo de América
El novelista y periodista nicaragüense se convierte en el primer escritor de un país centroamericano que obtiene el mayor reconocimiento de las letras en español
17-11-2017 | Fuente: abc.es
La noche en que los militares salvadoreños «perdieron la cabeza» y mataron a Ellacuría
En la noche del 16 de noviembre de 1989, en plena guerra civil salvadoreña (1980-1992), una unidad de élite del Ejército asesinó a seis jesuitas y a dos mujeres en la Universidad Centroamericana (UCA) de San Salvador. Cinco días antes la guerrilla del FMLN había lanzado una «inesperada y dura» ofensiva sobre la capital, y «los militares perdieron la cabeza», según relató a ABC el padre Rodolfo Cardenal. En la víspera del asesinato múltiple, el entonces viceministro de Defensa, Inocente Montano, participó en una reunión donde su superior, René Emilio Ponce, ordenó recurrir al temido batallón Atlácatl para asesinar al rector de la UCA, el vasco Ignacio Ellacuría. «Maten al padre Ellacuría y no dejen ningún testigo», conminó Ponce. Durante el encuentro de los militares, Montano supuestamente facilitó la localización del jesuita español, según aparece en escritos de la acusación. Los militares «pensaban que el padre Ellacuría era la cabeza intelectual de la guerrilla, pero probablemente sea más cierto porque estaba haciendo de puente entre el entonces presidente Alfredo Cristiani y la dirección de la guerrilla», explicó Cardenal. Testigos molestos Los testigos asesinados eran los jesuitas Ignacio Martín Baró, Segundo Montes, Amando López, Juan Ramón Moreno, Joaquín López y López. Así como la empleada doméstica de la residencia de los jesuitas, Elba Julia Ramos, y su hija de 15 años. Ellacuría había regresado de España tres días antes, a petición del entonces presidente Cristiani, quien «le había llamado varias veces urgido probablemente para tratar de parar esa ofensiva» del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).
17-11-2017 | Fuente: abc.es
«Recibieron la orden de matar a Ignacio Ellacuría y no dejar testigos»
Rodolfo J. Cardenal Chamorro (Managua 1950, aunque se considera salvadoreño) es un superviviente del asesinato de seis jesuitas y dos mujeres ocurrida el 16 de noviembre de 1989 en el campus de la Universidad Centroamericana (UCA) de El Salvador. Solo tres días antes de la matanza contra su comunidad de jesuitas había cambiado de residencia a Santa Tecla, a 10 kilómetros. Formado en la teología de la liberación, Cardenal ha sido vicerrector de la UCA y hoy dirige el Centro Monseñor Romero, el arzobispo de San Salvador asesinado mientras celebraba una misa en 1980. -¿Cómo valora la decisión del Tribunal Supremo de EE.UU. de autorizar la extradición a España del excoronel Inocente Montano, acusado de la masacre? -Es muy positiva porque va a permitir que se inicie al fin, después de 28 años, un juicio sobre los asesinatos en la UCA. En El Salvador no se ha podido porque el Estado ha impedido de una u otra forma el juicio. Cuando España hace unos meses solicitó por segunda vez la extradición de los militares acusados, la Corte Suprema salvadoreña denegó la extradición. Por lo tanto, es la primera oportunidad en que se podrá establecer la verdad jurídica sobre los asesinatos de la UCA. -¿Usted fue testigo? -No estaba, los únicos testigos fueron los autores. A las dos mujeres (la empleada doméstica Elba Julia Ramos y su hija Celina, de 15 años) las mataron porque se las encontraron. Dormían en dos sofás de la sala en las mismas dependencias, lo pidieron por la inseguridad de la guerra. La orden fue matar a Ellacuría y no dejar testigos. El marido y padre de la menor se había escondido y no lo encontraron. Sin embargo, no fue testigo. Yo soy superviviente porque esa era mi comunidad, pero tres días antes había cambiado de residencia. -¿Por qué cree que ahora se ha autorizado la extradición? -Han pasado muchos años desde que se supo que este militar vivía en EE.UU., estaba capturado porque mintió a Inmigración y lo iban a deportar a El Salvador. España, donde ya se había abierto la causa, pide la extradición de Montano. Se cumplen una serie de recursos y apelaciones hasta que al final, curiosamente cuando se cumplen 28 años, el Tribunal Supremo de EE.UU. aprueba la extradición. Ha sido un largo proceso judicial en el que Montano ha agotado todos los recursos a su disposición para evitar la extradición porque sabe lo que le espera. -¿Por qué los militares ordenaron asesinar a Ignacio Ellacuría? -Ordenaron la muerte del padre Ellacuría y todos los testigos porque pensaban que era la cabeza intelectual de la guerrilla. Pero probablemente sea más cierto porque estaba haciendo de puente entre el presidente Alfredo Cristiani y la dirección de la guerrilla para acabar la guerra con una negociación política. Eso molestaba a algún alto mando del Ejército, que pensaba que podía ganar la guerra militarmente e intuía que si se acababa, terminaba su carrera militar. -¿Los jesuitas de la UCA eran aliados de la guerrilla del FMLN o solo hicieron de puente entre ambas partes? -En absoluto, en toda la producción intelectual de la Universidad de años anteriores se pedían reformas estructurales en la economía y la política porque el país iba hacia el conflicto. Monseñor Romero hace lo mismo, buena parte de su predicación es hacer cambios para evitar un conflicto armado que se veía venir. Y cuando estalla, la postura de la Universidad fue que primero se respetaran los derechos humanos y el derecho internacional de la guerra y segundo comenzar a buscar una salida negociada. A eso llegamos diez años después. -¿Qué huella ha dejado el padre Ignacio Ellacuría? -Fue un hombre que defendió al pueblo salvadoreño y que reclamó justicia. Como filósofo y teólogo todavía su pensamiento tiene una enorme relevancia en el mundo intelectual español y del resto del planeta.
16-11-2017 | Fuente: elpais.com
Sergio Ramírez, espejo de América
El novelista y periodista nicaragüense se convierte en el primer escritor de un país centroamericano que obtiene el mayor reconocimiento de las letras en español
16-11-2017 | Fuente: elpais.com
?Me siento en estado de gracia?
El escritor dedica el Cervantes a Nicaragua y Centroamérica, cuya literatura, dijo, ha ido ganando peso a nivel internacional
16-11-2017 | Fuente: elpais.com
La vida del galardonado Sergio Ramírez con el Premio Cervantes 2017, en imágenes
El jurado escogió a Ramírez, primer centroamericano en recibir el Cervantes, por reflejar en su obra "la viveza de la vida cotidiana, convirtiendo la realidad en una obra de arte", indicó Méndez de Vigo al leer el fallo
16-11-2017 | Fuente: elpais.com
Australia no le da opción a Honduras y llega a su cuarto Mundial consecutivo
Un gol de rebote en una falta y dos de penalti apean en la repesca a la selección centroamericana, incapaz de ofrecer una respuesta ante un rival superior
16-11-2017 | Fuente: abc.es
El Supremo de EE.UU. avala el envío a España del salvadoreño acusado de matar a cinco jesuitas
El Tribunal Supremo de Estados Unidos avaló hoy la extradición a España del excoronel y exviceministro de Defensa salvadoreño Inocente Montano, acusado de asesinar a cinco jesuitas españoles, entre ellos Ignacio Ellacuría, durante la guerra civil de El Salvador (1980-1992). Una portavoz del Tribunal Supremo informó a Efe de que el presidente de la corte, John Roberts, respaldó la entrega de Montano a España al rechazar un recurso de su defensa, que ha tratado de bloquear su extradición desde que fuera aprobada en febrero de 2016 por una jueza de Carolina del Norte. La entrega a España puede proceder en cualquier momento, puesto que no cabe recurso contra la decisión del Tribunal Supremo de EE.UU. y, además, el Departamento de Estado ya ha firmado una orden para permitir el envío de Montano a España, indicó a Efe un portavoz de la diplomacia estadounidense. Montano, de 74 años, está acusado de haber ayudado a orquestar la masacre perpetrada la madrugada del 16 de noviembre de 1989, cuando fuerzas del Ejército salvadoreño asesinaron al español Ignacio Ellacuría, rector de la Universidad Centroamericana (UCA) e ideólogo de la Teología de la Liberación, y a otras siete personas. Entonces, un «escuadrón de la muerte» irrumpió en el Centro Pastoral de la Universidad de los jesuitas, les ordenó salir al jardín y tumbarse boca abajo en el suelo, donde aparecieron a la mañana siguiente sin vida y con varios tiros en el cuerpo. Los otros cinco sacerdotes asesinados son los también españoles Amando López, Juan Ramón Moreno, Segundo Montes e Ignacio Martín Baró, así como el salvadoreño Joaquín López. También murieron la cocinera Elba Julia Ramos y su hija Celina, de 16 años, ambas salvadoreñas. A principios de este mes, el Gobierno de Donald Trump urgió a los jueces del Supremo a aprobar la extradición a España y responder «sin dilaciones indebidas» a la orden de detención contra Montano emitida por primera vez en 2011 por el juez de la Audiencia Nacional española Eloy Velasco. En un escrito entregado al Tribunal Supremo, el abogado del Gobierno, Noel J. Francisco, consideró, además, que la extradición de Montano reforzaría la alianza de Estados Unidos con España. «España es un importante aliado de EE.UU. en terrorismo y otros casos de importancia nacional, y el cumplimiento oportuno de sus solicitudes de extradición mejora la política exterior de Estados Unidos y sus intereses en la aplicación de la ley», subrayó Francisco en su escrito. Montano ha esperado durante más de dos años la decisión final sobre su extradición en una prisión de Carolina del Norte, cárcel en la que ya cumplió una pena de 21 meses de prisión por haber mentido sobre su situación migratoria en EE.UU., supuestamente para no regresar a El Salvador y responder por la matanza. La Justicia de El Salvador celebró un juicio contra Montano y otros 19 militares, pero el juez de la Audiencia Nacional española Eloy Velasco consideró que fue un fraude de ley porque los hechos no fueron, a su juicio, correctamente investigados y, por eso, reclamó en 2011 la extradición de los acusados. El Salvador no ha respondido a las órdenes de extradición de España, por lo que Montano será el primer ex militar salvadoreño que responderá ante la Justicia española por la matanza de los jesuitas.
...
6
...