Infortelecom

Noticias de centroamerica

16-07-2018 | Fuente: abc.es
Al menos 10 muertos en enfrentamientos civiles en Nicaragua tras una nueva jornada de protestas
La Asociación Nicaragüense Por Derechos Humanos (ANPDH) ha asegurado este domingo que al menos 10 personas han perdido la vida a manos de agentes de Policía y paramilitares a favor del Gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en una nueva jornada de protestas contra su gestión enmarcadas por la violencia. Álvaro Leiva, secretario de la ANPDH, ha declarado ante una televisión local que los fallecidos perdieron la vida en una serie de ataques por parte fuerzas gubernamentales a la comunidad de Monimbó y la cercana ciudad de Masaya, que estaban bajo asedio desde primera hora del domingo. «Estamos hablando de más de 10 fallecidos en este momento», ha afirmado Leiva. «Es muy importante que el derramamiento de sangre que hoy se está dando en el barrio Monimbó y en la ciudad de Masaya está siendo reforzado todavía por 22 camionetas de fuerzas combinadas que están ingresando», ha añadido, advirtiendo que esa medida podría aumentar la tensión en la zona. Más tres meses de enfrentamientos entre partidarios de Ortega y manifestantes que piden su dimisión han dejado tras de sí más de 300 muertos, de acuerdo con grupos de derechos humanos, sumiendo al país centroamericano en su mayor crisis política desde el triunfo de la revolución sandinista hace cuatro décadas. Este mismo sábado, obispos católicos negociaron la liberación de docenas de estudiantes nicaragüenses que tuvieron que pasar una angustiosa noche dentro de una iglesia en Managua bajo asedio de grupos armados progubernamentales, en el que perdió la vida al menos un joven, de acuerdo a un grupo de derechos civiles. Tras conocerse lo sucedido en Monimbó y Masaya, a unos 27 kilómetros de la capital Managua, miembros del movimiento de estudiantes que pide la salida de Ortega del poder convocaron una nueva manifestación en apoyo de los jóvenes atrapados.
15-07-2018 | Fuente: abc.es
Al menos 60 estudiantes liberados tras el ataque a una universidad en Nicaragua que deja dos muertos
Al menos 60 estudiantes opositores han sido liberados este sábado en Managua tras pasar más de doce horas atrincherados en la iglesia Divina Misericordia, al sur de la capital nicaragüense. Los jóvenes ocupaban la capitalina Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua desde hace semanas. Allí habían levantado barricadas con adoquines y se defendían con morteros en protesta contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega. En la tarde del viernes, un grupo de civiles progubernamentales armados ?que la oposición considera paramilitares? se presentó disparando en uno de los accesos a la universidad. Un grupo de jóvenes se refugió en la cercana iglesia de la Divina Misericordia junto a un grupo de sacerdotes y periodistas. Según su versión de los hechos, los grupos de civiles armados no dejaron de disparar durante horas. Al menos dos estudiantes perdieron la vida en la operación y 16 resultaron heridos. Los jóvenes fueron liberados tras diez horas de negociación entre el Gobierno del presidente Daniel Ortega, la Conferencia Episcopal Nicaragüense, y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con apoyo de Naciones Unidas y el Nuncio del Vaticano en el país centroamericano. Dos autobuses les trasladaron hacia la catedral de Managua, donde esperaban sus familiares visiblemente emocionados. Madres, padres y abuelos se agolpaban en la verja del templo para ver a sus seres queridos, que muchos habían dado por muertos. «Nos atacaban desde los edificios que hay detrás del polideportivo. Queremos que el pueblo de Nicaragua se una a esta batalla. Nosotros no contábamos con armamento. Ellos nos dispararon durante más de 15 horas y nos mataron a nuestros hermanos», ha declarado uno de los jóvenes enmascarados liberados. «No hubiéramos aguantado una noche más. Nos despedimos de nuestros familiares. Sentíamos que habíamos muerto. Estaban entrando. Sabíamos que íbamos a morir por la patria. Les pedí perdón», ha apuntado otro de los estudiantes, recalcando que luchaba por una Nicaragua libre. «Nosotros mirábamos a los paramilitares. Los tuvimos a unos 20 pasos y no eran nicaragüenses. Ellos eran cubanos. Nosotros los vimos y los escuchamos hablar. Los tuvimos muy de cerca», ha señalado por su parte otra estudiante liberada, que había sido la protagonista horas antes de un vídeo publicado en Facebook donde un grupo de jóvenes tras una barricada se despedía de sus familiares ante una muerte que creían inevitable mientras sonaban los disparos. «No vamos a dejar que nos sigan cazando como animales. Nosotros no somos animales. Tampoco somos delincuentes. Ni los terroristas que ellos dicen que somos», ha dicho la joven. «Ellos nos disparaban con dragunov, nos tiraron con mini uzis, con AK47 y no sabemos qué otro tipo de armamento. El padre tuvo que salir con una bandera blanca pidiendo que cesara el fuego», ha añadido. Poco a poco se ha ido permitiendo el acceso a las dependencias del obispado a los familiares de los jóvenes. Los padres, llorando, se abrazaban a sus hijos, tras una noche pasada en vela. Horas antes decenas de ciudadanos habían intentado marchar hacia la iglesia de la Divina Misericordia para pedir la liberación de los estudiantes. Una comitiva policial les cerró el paso en los semáforos de Villa Fontana, a unos 300 metros del templo. Allí pasaron varias horas, mientras se iban uniendo más personas, entre ellas representantes de los organismos de Derechos Humanos. «Estamos con el alma destrozada. Pero además con una sensación de impotencia. El uso de los mecanismos de defensa formal de Derechos Humanos e incluso los mecanismos de defensa internacional se están agotando. No hay una respuesta oportuna», ha lamentado Vilma Núñez de Escorcia, presidenta del Consejo Nicaragüense de los Derechos Humanos. «No podemos dar un paso atrás. Pero nos preguntamos qué podemos hacer para que ese heroísmo que los muchachos han demostrado anoche que nos llamaban por teléfono diciéndonos que los había mandado a matar Daniel Ortega, no sea en vano», ha añadido. Aquellos concentrados en las inmediaciones de la iglesia de la Divina Misericordia para pedir la liberación de los estudiantes portaron decenas de banderas nicaragüenses. En el lugar se presentaron varios sacerdotes, que no dejaron de orar mediante un sistema de sonido instalado en el lugar, que también reprodujo el himno de Nicaragua en varias ocasiones. No se produjo incidente violento alguno en el lugar. «Lo que estamos viviendo en Nicaragua es una violencia desproporcionada del régimen que busca perpetuarse en el poder a través de la masacre del pueblo nicaragüense. Hay que decir que el pueblo ha estado resistiendo de manera cívica, pacífica. Vamos a seguir resistiendo de esta manera pero necesitamos de todo el apoyo internacional que podamos recibir porque Ortega está masacrando al pueblo de Nicaragua», ha señalado, por su parte, la activista Mónica López. Casi tres meses de protestas antigubernamentales han dejado más de 350 muertos, según organizaciones de derechos humanos nicaragüenses. La CIDH ha confirmado 264 fallecidos. El oficialismo considera «terroristas» de derecha financiados por otros países a quienes protestan en las calles. Han denunciado violaciones de derechos humanos por parte de los manifestantes ante la Organización de Estados Americanos. Las autoridades difundieron este viernes fotografías con las armas supuestamente encontradas en la Unan. En las imágenes aparecían varios morteros, como se conoce en Nicaragua a unas armas de fabricación casera a base de petardos, que sólo son mortales si se disparan a corta distancia y a bocajarro. En las fotografías se pueden apreciar también al menos dos escopetas, una metralleta y un revólver. Los estudiantes han negado en todo momento haber tenido esas armas escondidas en la universidad.
14-07-2018 | Fuente: abc.es
«Optimismo razonable» tras el primer encuentro entre Pompeo y López Obrador
El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ha expuesto al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, la política migratoria y comercial que pretende poner en práctica una vez asuma el cargo, el próximo 1 de diciembre, en el marco de la reunión que han sostenido este viernes en Ciudad de México. Según ha explicado la Embajada de Estados Unidos por Twitter, López Obrador y Pompeo se han reunido, aprovechando la visita del secretario de Estado a México, para tener «una oportunidad de dialogar sobre cómo Estados Unidos puede colaborar con la nueva Administración para fortalecer la relación bilateral después del 1 de diciembre». El señalado por López Obrador como futuro ministro de Exteriores, Marcelo Ebrard, ha revelado en rueda de prensa que «fue un diálogo bastante franco, respetuoso y cordial». «Diría que podemos tener un optimismo razonable de que México va a encontrar una base de entendimiento para en los próximos años tener una buena relación con Estados Unidos», ha dicho. Propuesta de bases de entendimiento Ebrard ha indicado que López Obrador ha aprovechado la ocasión para entregar a Pompeo «una propuesta de bases de entendimiento» que contempla la política migratoria y el acuerdo de libre comercio para América del Norte (NAFTA o TLCAN), así como aspectos de seguridad y cooperación para el desarrollo. Interrogado sobre el contenido de esta propuesta, Ebrard se ha negado a precisarlo y ha avanzado que se hará público una vez que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya hecho llegar a López Obrador su opinión sobre la misma, según informa el diario mexicano «Milenio». Se ha limitado a indicar que «se busca que nadie de México tenga que emigrar por pobreza e inseguridad" y que incluirá a los países centroamericanos, principales emisores de migrantes, «en un esfuerzo relevante de desarrollo». Por su parte, el ministro de Exteriores saliente, Luis Videgaray, que también se ha reunido con Pompeo, ha reiterado que el actual mandatario, Enrique Peña Nieto, trabajará «en un frente común por México» con López Obrador en los contactos con Estados Unidos durante los meses que quedan hasta el cambio de Gobierno. Acelerar la reunificación de familias Peña Nieto se entrevistó horas antes con el secretario de Estado, a quien ha pedido que acelere la reunificación de las familias de migrantes que han sido separadas en la frontera por decisión del Gobierno de Donald Trump, al tiempo que ha confiado en cerrar cuanto antes las negociaciones para reformar el NAFTA. Por su parte, Pompeo ha valorado positivamente ambas reuniones. «Hablamos de cómo Estados Unidos y México pueden trabajar para lograr objetivos comunes, creando más desarrollo económico, buenos trabajos y oportunidades para sus ciudadanos», ha comentado. Según el jefe de la diplomacia estadounidense, «el Gobierno de Trump seguirá trabajando de forma estrecha con el presidente Peña Nieto» y está dispuesto a fortalecer la relación bilateral bajo la nueva Administración de López Obrador.
13-07-2018 | Fuente: elpais.com
Nicaragua se echa a la calle para protestar contra Ortega
Tras la ola de terror desatada por el presidente en el país centroamericano, decenas de miles de nicaragüenses marcharon para exigir su salida del poder
13-07-2018 | Fuente: abc.es
La oposición convoca 72 horas de huelga contra Ortega
La sociedad nicaragüense ha decidido elevar su desafío contra el Gobierno con la celebración de un nuevo paro general, esta vez de 72 horas de duración, con el objetivo de denunciar la represión ejercida por el presidente Daniel Ortega para suprimir las manifestaciones en su contra. Con esta medida, la oposición -conformada por organizaciones de empresarios, estudiantes y organizaciones de la sociedad civil- espera añadir más presión al Gobierno de Ortega para que adelante las elecciones de 2021 a 2019 como forma para conseguir una solución negociada al conflicto que desde hace casi tres meses se ha cobrado la vida de cerca de 320 personas. A través de un comunicado, el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la patronal nicaragüense y antiguo aliado de Ortega, anunció su apoyo a esta segunda huelga tras la exitosa jornada del mes pasado que fue masivamente apoyada por los ciudadanos del país centroamericano. «Cosep, por parte de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia , respalda las acciones concertadas durante tres días seguidos porque está prohibido olvidar», señaló la patronal en un comunicado para secundar estas jornadas de paro y manifestaciones que tendrán lugar desde hoy viernes hasta el domingo para rechazar la represión orteguista. «Somos un volcán» Precisamente, los actos de protesta se iniciaron ayer jueves con la marcha «Juntos somos un volcán», que recorrió las principales calles de Managua (la capital) tan solo un día después de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) -organismo que pertenece a la Organización de Estados Americanos (OEA)- denunciará el recrudecimiento de violencia ejercida por el Gobierno del presidente sandinista contra los manifestantes. «Una vez más urgimos el cese de la violencia, el cese de la represión y el cese de los asesinatos. Urgimos una salida democrática y en paz para Nicaragua», señaló Luis Almagro, el presidente de la OEA tras la presentación de un informe por la CIDH a través de un mensaje en la red social Twitter. Además de la Cosep, otras importantes organizaciones de empresarios como la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, la Cámara de Energía o la Cámara de Industrias respaldaron la jornada de paro, que ha sido anunciada pocos días después de las agresiones que sufrieron el pasado lunes los líderes de la Conferencia Episcopal de Nicaragua en Diriamba, ciudad a la que acudían para denunciar la represión ocurrida el fin de semana en el Departamento de Carazo, donde murieron 24 personas a manos de las turbas armadas orteguistas. Los obispos fueron empujados e insultados por un grupo de encapuchados a las puertas de una Iglesia en Diriamba, municipio que pertenece a Carazo. Adelantar las elecciones Nicaragua vive desde hace casi tres meses la mayor crisis política desde que el dictador Anastasio Somoza huyó del país en 1979, año en el que triunfó la revolución sandinista en la que Ortega desempeñó un papel relevante. Los nicaragüenses iniciaron el 18 de abril unas protestas contra una reforma del sistema de pensiones que fueron suprimidas violentamente por el Gobierno. Desde entonces, el conflicto ha ido escalando progresivamente debido al reiterado uso de la represión armada por parte de Daniel Ortega para poner fin a las marchas. La situación se ha enredado hasta el punto de que la oposición ya no hace ninguna reclamación relacionada con las pensiones. La única ambición de la Alianza Cívica es acordar cuándo Ortega dejará el poder y en qué fecha se celebrarán nuevas elecciones presidenciales antes de 2021.
12-07-2018 | Fuente: elpais.com
Nicaragua se echa a la calle para protestar contra Ortega
Tras la ola de terror desatada por el presidente en el país centroamericano, decenas de miles de nicaragüenses marcharon para exigir su salida del poder
10-07-2018 | Fuente: elpais.com
La campeona mundial de marcha se queda sin rivales
La mexicana Lupita González ha quedado fuera de los Juegos Centroamericanos por falta de competidoras
10-07-2018 | Fuente: abc.es
El resultado en México, ¿retrasa o acelera la integración latinoamericana?
Tras su triunfo en las presidenciales mexicanas del pasado 1 de julio, Manuel Andrés López Obrador se estrenará en la escena internacional latinoamericana en la reunión que la Alianza del Pacífico y Mercosur celebrarán el próximo 24 de julio en la localidad mexicana de Puerto Vallarta. La actitud que Obrador adopte en relación al libre comercio va a ser determinante en la cuestión de si América Latina está realmente preparada para abordar un proyecto de integración que vaya de Río Bravo a Tierra de Fuego. Un reciente informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aseguraba que Latinoamérica se encuentra a estas alturas en condiciones de poder afrontar la creación de un área de libre comercio que englobe a toda la región. Ya hoy casi el 90% del comercio intrarregional se encuentre libre de aranceles, después del impulso dado desde la década de 1990 a acuerdos de comercio preferencial bilaterales y subregionales. La forma más lógica de alcanzar esa nueva dimensión es una convergencia entre las dos mayores asociaciones comerciales de Latinoamérica: la Alianza del Pacífico (México, Colombia, Perú y Chile) y Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay), que conjuntamente equivalen al 81% del PIB de América Latina y el Caribe. En su informe, el BID indica que «no hay ninguna necesidad de que participen todos los gobiernos de la región en las primeras etapas de la negociación. Lo único que se necesita es una masa crítica de países con la suficiente fuerza gravitatoria y, en este sentido, Argentina, Brasil y México están en una posición inigualable para lograr que la iniciativa se haga realidad». La revitalización dada a Mercosur por Mauricio Macri y por Michel Temer (la suspensión del estatus de nuevo miembro de Venezuela es una muestra de que Mercosur ha vuelto a sus objetivos económicos, tras años de prioridades ideológicas) deja la pelota en el tejado de México. Aunque se plantean dudas sobre la orientación del próximo gobierno de Brasil (hay elecciones en octubre), la principal incógnita la constituye hoy la política que acabará adoptando López Obrador. Depende del acuerdo con EE.UU. El líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se ha mostrado cauto en relación al libre comercio. No es un entusiasta del libre mercado, pero defiende posiciones más centradas que muchos otros de sus correligionarios. La cuestión principal para México en esta materia es la renegociación en marcha del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Cualquier pacto para la renovación del acuerdo con Estados Unidos y Canadá tiene que pasar por concesiones de todas las partes, y las que pueda hacer México probablemente agoten las disposiciones de la izquierda de Morena a realizar ciertas liberalizaciones. Así que puede aventurarse que si la renegociación del TLCAN llega a buen puerto, difícilmente México se embarque de momento en promover un Tratado de Libre Comercio para América Latina y el Caribe (TLC-ALC). Un ruptura del pacto comercial en Norteamérica, en cambio, podría llevar a México a intentar liderar un proceso de integración de esas características con el resto de Latinoamérica. Para ello, no obstante, haría falta una convicción sobre el libre mercado que López Obrador no parece tener. Esa falta de convicción del nuevo presidente de México también podría lastrar la energía de la Alianza del Pacífico misma, que en los últimos años ha demostrado ser la más dinámica de las asociaciones comerciales en la región. Además, la invocación de la Doctrina Estrada en política exterior por parte del futuro Gobierno (esa doctrina ha llevado tradicionalmente a México a quedar al margen de los bloques políticos regionales) parece indicar que López Obrador no tiene deseo de un especial liderazgo latinoamericano. Aspiración de un acuerdo panregional El deseo de una integración comercial de todo el ámbito latinoamericano llevó en 1960 a la creación de la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC), que en 1980 dio lugar a la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI). Aunque muchas veces los ojos han estado puestos en el proceso de integración de la Unión Europea, lo cierto es que esas estructuras apenas han servido para estrechar relaciones, que en realidad han sido postergadas por organizaciones subregionales de mayor efectividad, como el Mercado Común Centroamericano, la Comunidad Andina de Naciones, Mercosur y Caricom. Los cambios de política económica en la región durante la década de 1990 permitieron albergar la idea de un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), propuesta por Bill Clinton en 1994. Ese año había entrado en vigor el Tratado entre EE.UU., México y Canadá y el ALCA suponía extender el acuerdo al resto del hemisferio occidental. El proyecto quedó enterrado en 2005, ante la proliferación de regímenes 'bolivarianos'. Con todo, el contacto económico entre los vecinos del continente ha ido incrementando. En la actualidad, de acuerdo con el BID, entre los países latinoamericanos (individualmente o como parte de entidades subregionales) existen 33 acuerdos preferenciales de comercio que cubren más del 80% de los productos y dan cuenta de aproximadamente el 85% del valor del comercio interregional. Además, a medida que se ha ido avanzando en el calendario de reducción de tarifas, hoy los aranceles aduaneras se aplican a menos del 10% del comercio interregional. Esta situación debería facilitar dar el salto a un TLC-ALC, como defiende el BID. Si la creación de acuerdos subregionales permitieron incrementar el comercio entre los específicos países en un 64% de promedio (los pactos norte-sur fueron más efectivos que los sur-sur), un acuerdo que cubriera a toda América Latina y el Caribe (ALC) supondría hoy un incremento extra del comercio interregional del 3,5% de promedio (11.300 millones adicionales). Según el BID, ante una guerra comercial que pueda estallar internacionalmente ?ahí están los roces entre EE.UU. y China?, «un TLC panregional mitigaría los efectos negativos sobre las exportaciones de ALC en hasta un 40%». La orientación ideológica de los países latinoamericanos, sin embargo, hace difícil la convergencia, lo que obstaculiza cualquier proceso de integración, aunque este se limite al ámbito económico. Dado el contexto político regional, no parece que el triunfo de López Obrador vaya a facilitar el camino.
09-07-2018 | Fuente: abc.es
Al menos 11 muertos en un ataque armado del Gobierno en Nicaragua
Al menos 11 muertos, dos de ellos policías, dejó como resultado un ataque armado del Gobierno de Nicaragua en las ciudades de Diriamba y Jinotepe, en la zona Pacífico, informó hoy el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh). Las muertes ocurrieron durante ataques simultáneos a Diriamba y Jinotepe, que comenzaron de madrugada y se extendieron hasta la noche de este domingo, víspera de la reanudación del diálogo nacional para intentar resolver la crisis que atraviesa este país centroamericano. «Manejamos 11, de ellos, 7 están identificados, hay otros 2 que sabemos que fueron asesinados con una granada de mano, y otros que están en la morgue. Estos datos no son definitivos sobre lo que ocurrió hoy», dijo a Efe una portavoz del Cenidh. Los activistas del Cenidh coincidieron con los manifestantes «autoconvocados» de ambas ciudades, en señalar que la mayoría de las muertes fueron ocasionadas por las «fuerzas combinadas» del Gobierno, conformadas por policías, agentes antimotines, parapolicías, paramilitares y grupos oficialistas, fuertemente armados. La Policía Nacional únicamente informó de dos fallecidos en el ataque, ambos policías, y atribuyó las muertes a grupos de «terroristas». Esta misma noche las «fuerzas combinadas» también atacaron la sede de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), donde «secuestraron» al menos a tres estudiantes, según el Cenidh, que no califica como «arrestos» las detenciones ilegales del Gobierno. La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, confirmó que hubo un tiroteo cerca de su casa, al sur de Managua, pero precisó que la vivienda "no fue el objetivo de los disparos" y dijo estar bien. Ataques similares a los de Jinotepe y Diriamba han sufrido ciudades como Estelí, La Trinidad, Granada, Jinotega, León, Managua, Matagalpa, Masaya, entre otras, donde existen manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega. Hasta el viernes pasado la cifra de fallecidos por la represión en Nicaragua era de 310, según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH). La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) han responsabilizado al Gobierno de Ortega por graves violaciones de los derechos humanos. La CIDH ha señalado «asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias cometidos en contra de la población mayoritariamente joven del país», lo que el Gobierno de Nicaragua rechaza. El país centroamericano está sumergido en la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Ortega también como presidente. Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.
07-07-2018 | Fuente: abc.es
EE.UU. evacúa de Nicaragua a su personal no esencial
El Departamento de Estado ordenó este viernes la evacuación de todo el personal no esencial perteneciente al Gobierno de Estados Unidos en Nicaragua debido a las protestas que azotan el país centroamericano desde hace más de dos meses y medio. Estados Unidos ya autorizó el 23 de abril, poco después del estallido de las protestas, la salida voluntaria del personal no esencial y ordenó la evacuación de sus familias. La orden de evacuación anunciada este viernes es una medida que implica la sola permanencia en el país del embajador y de algunos funcionarios de alto rango. El 18 de abril estallaron las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra. Desde entonces, al menos 310 personas han muerto en la represión desatada, de acuerdo a datos de organismos humanitarios.
...
6
...