Infortelecom

Noticias de centroamerica

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Desaparecidos en México, «una tragedia de lesa humanidad»
Las desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en septiembre de 2014, puso a México en el foco informativo internacional durante meses sobre un hecho que no era excepcional ni puntual. Según el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (Rnped) del Gobierno de México, desde 2007 hasta el pasado 31 de octubre ?que comprende los mandatos presidenciales de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto? han desaparecido 33.513 personas. Sin embargo, ONG y otros organismos desmienten las cifras de esta base de datos, que consideran incompleta y con errores. Hasta hace tan solo un par de meses estas cifras ni siquiera iban acompañadas de un nombre y un apellido. Gracias al trabajo de la organización Data Cívica, fueron identificados casi 32.000 desaparecidos de esa base de datos, dejando así de ser meros «renglones» para convertirse en personas reales. «Esta es una tragedia de lesa humanidad, porque tan solo se denuncia uno de cada siete desaparecidos. Multiplique los 33.000 por seis», denuncia Yolanda Morán, que lleva casi una década buscando a su hijo. «En México hay una guerra infernal en contra de su propia ciudadanía, su propia población», asegura en conversación telefónica con ABC. Aunque todavía no se conoce con certeza el destino de los 43 normalistas, su desaparición ?presuntamente a manos de militares, con la cobertura de las autoridades locales? supuso un punto de inflexión en este enorme drama. La repercusión internacional del caso obligó al presidente Enrique Peña Nieto a asumir un compromiso para frenar esta lacra. Tras dos años y medio de trabajo, el pasado mes de octubre fue aprobada la Ley General de Desaparición Forzada de Personas y Desaparición Cometida por Particulares. Con un presupuesto de 496 millones de pesos mexicanos (algo más de 20 millones de euros) y penas de hasta 90 años de prisión, entrará en vigor mañana, 16 de enero. «Aunque no lo diga el Estado, creemos que con la creación de esta ley se reconoce que existe esta problemática», sostiene Yolanda Morán, integrante del Movimiento por Nuestros Desaparecidos, formado por 35 colectivos de familiares y 40 organizaciones civiles de todo el territorio nacional así como de otros países de Centroamérica, algunos de cuyos ciudadanos han desaparecido en su tránsito hacia EE.UU. La plataforma nació en 2015 para dar visibilidad a las víctimas y sus familias y convertirse en un actor más en la elaboración de la nueva ley. «Hemos trabajado hombro con hombro». Nueve años de búsqueda Yolanda Morán lleva más de nueve años buscando a su hijo, Dan Jeremeel Fernández, que ahora tendría 43 años. Sin noticias de él desde el 19 de diciembre de 2008, Yolanda no ha cesado de buscar, de llamar a todas las puertas posibles y, sobre todo, de tener esperanza. «Hasta ahora, según las investigaciones, fueron militares activos del área de inteligencia que se dedicaban a hacer secuestros mensuales» Dan Jeremeel, que trabajaba como ejecutivo en la empresa de seguros ING, desapareció en Torreón Coahuila cuando iba a visitar a una compañera de trabajo. Ella fue la última persona que lo vio. En su caso, se pudo identificar a los responsables. «Hasta ahora, según las investigaciones, fueron militares activos del área de inteligencia que se dedicaban a hacer secuestros mensuales», relata. Diez días después fue localizado el coche de su hijo, conducido por el teniente de caballería Ubaldo Gómez Fuentes, adscrito al área de inteligencia de la II Región Militar en Torreón. Una vez detenido, el militar delató a cinco cómplices, tres de los cuales ?dos hombres y una mujer? fueron capturados por las autoridades y encarcelados, aunque no por mucho tiempo. «Una hora después de ingresar en la cárcel de Torreón entró un comando con dos camionetas y quince personas encapuchadas fuertemente armadas, que golpearon y asesinaron» a los militares responsables de la desaparición de Dan Jeremeel. A continuación, «les echaron gasolina para quemarlos. Alguien dentro de la cárcel estaba de acuerdo con ellos y les abrió la puerta», sostiene Yolanda. Los otros dos militares permanecieron prófugos durante meses, hasta que uno de ellos fue apresado y corrió la misma suerte que los anteriores. La única esperanza que le queda a Yolanda es que el último militar prófugo sea detenido y pueda dar información sobre el paradero de su hijo ?«¿dónde lo dejaron, o qué pasó con él?»? antes de que sea asesinado. Yolanda Morán, con su hijo Dan Jeremeel Fernández, antes de que desapareciera - Y. MORÁN Tras nueve años de búsqueda incansable, denuncia que «el Gobierno no investiga a los militares». Y que estos «no se prestan para decir o para ayudar en la investigación. Ese es mi mayor problema. Es ir contracorriente. Pues son las mismas autoridades, y no se van a investigar ellos mismos». Yolanda ha pedido investigar al grupo de inteligencia al que pertenecían los detenidos, «pero nadie habla. Son herméticos». Y se muestra preocupada por las prerrogativas que acaba de conceder el Gobierno de México a este cuerpo armado. «Los militares siguen cometiendo delitos. Y la nueva Ley de Seguridad Interior no ayuda. Es terrible. Yo y toda mi familia sufrimos por los delitos que comete el Ejército, que ahora tienen permiso con esta ley». Aprobado el pasado mes de diciembre, el texto ha sido rechazado ampliamente por ONG nacionales e internacionales, y criticada incluso por Naciones Unidas, pues permite a las fuerzas armadas mexicanas intervenir en cualquier punto del país cuando considere que existen «amenazas a la seguridad interior». Desplazada por investigar A la tragedia de perder un hijo se suman también las presiones sufridas por buscarlo. Como tantas otras personas en México, Yolanda Morán es una «desplazada» más en su país. Actualmente vive cerca de la ciudad de Guanajuato. Tuvo que dejar su residencia anterior, en Torreón, «por andar investigando a los militares. Empezaron a instigarnos, a amenazarnos». «La Policía nos lo dijo: ?Los militares nos dicen que ellos no tienen orden de buscar ningún desaparecido» A pesar de todas las presiones, y gracias al apoyo de sus otros dos hijos, sigue adelante. «Procuramos que nos ayude no solo el pueblo de México, también hemos salido a difundir la problemática de las desapariciones, y pedir ayuda a los socios comerciales de México para presionar a las autoridades para que busquen a nuestros hijos porque realmente no hay búsqueda de los desaparecidos. Si las mismas autoridades no lo han hecho.. el jefe de la Policía nos lo dijo: ?Los militares nos dicen que ellos no tienen orden de buscar ningún desaparecido. Si en la búsqueda de delincuentes encontramos gente secuestrada, pues la rescatamos, pero no tenemos órdenes?. Esto es así desde que se emprendió la guerra de Calderón;y seguimos con la misma problemática con Peña Nieto». Yolanda se refiere a la guerra abierta durante el sexenio de Felipe Calderón contra los cárteles mexicanos en la que utilizó al Ejército y que, según algunas estimaciones, dejó más de cien mil muertos. Su sucesor, Enrique Peña Nieto, prometió reducir las cifras de asesinatos, algo que no ha logrado cumplir pues en 2017 México superó el récord de 2011, con más de 27.000 muertos (80 al día). Una herramienta positiva Sobre la nueva Ley General en Materia de Desaparición Forzada, Yolanda Morán se muestra más optimista que con la de Seguridad Interior. «Hemos trabajado hombro con hombro con el secretario de gobernación, con senadores, diputados.. Hemos empujado para lograr esta ley». «No es la ley que queríamos, pero la necesitábamos. Ya tenemos algo con lo que reclamar» A pesar de que el gobierno no ha incluido en el texto todos sus requerimientos, considera positivo que haya sido aprobada. «No es la que queríamos, o buscábamos, porque quedó en algunas partes floja, en otras nos faltó meter cosas.. Pero así es esto. Hay que negociarla. Le dimos el visto bueno porque necesitamos la herramienta, el documento. Ya este año trabajaremos sobre ella, pero podremos hacer uso de algunas cosas buenas que incluye. Ya tenemos algo con lo que reclamar, y eso es bueno». Entre los elementos que aporta el texto legal, destaca la creación de la comisión nacional de búsqueda, «algo que no había habido nunca. Vamos a trabajar sobre la implementación de la ley durante los próximos seis meses».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Violentas protestas en Honduras a una semana de que el presidente Hernández renueve su mandato
Continúa la crisis electoral en Honduras. A falta de una semana de que el conservador Juan Orlando Hernández renueve su segundo término como presidente, cientos de seguidores de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura se manifestaron el sábado por las calles del país para mostrar su frontal rechazo a que el mandatario jure de nuevo el cargo. Liderados por Salvador Nasralla, la oposición considera que aceptar la investidura de Hernández sería consumar el fraude electoral que presuntamente cometieron las instituciones al actuar en favor de su rival en los polémicos comicios del 26 de noviembre de 2017. Aunque las protestas se concentraron sobre todo en Tegucigalpa, la capital, la convocatoria tuvo lugar a nivel nacional. Los manifestantes levantaron barricadas con piedras y neumáticos para dificultar el tráfico, sobre todo en la carretera que conecta Tegucigalpa con San Pedro Sula, una de las principales vías del país centroamericano. Antidisturbios y militares se enfrentaron a los manifestantes para eliminar las barricadas y lanzaron gas lacrimógeno para dispersar la protesta. Por el momento, la convocatoria se ha saldado con un fallecido, un anciano que murió tras recibir un impacto de bala que fue supuestamente disparado por la policía. El fatal incidente tuvo lugar en Saba, departamento caribeño de Colón. Para el día de le investidura, el próximo sábado, Nasralla, quien se considera el presidente legítimo de Honduras, prepara otra manifestación en la que llama a sus seguidores a cortar el acceso a aeropuertos y fronteras, además de bloquear de nuevo carreteras por todo el país. El mes pasado, la Organización de Estados Americanos alentó las sospechas de fraude al expresar su rechazo a los resultados ante la flagrante evidencia de irregularidades que hacen imposible determinar quién fue el ganador de los comicios. Hasta ahora, Hernández no ha mostrado ningún interés por explorar esta vía y continúa con su plan de renovar su mandato en una ceremonia solemne.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La OEA reconoce la reelección de Hernández como presidente de Honduras
La Organización de Estados Americanos (OEA) respaldó ayer la reelección del conservador Juan Orlando Hernández como presidente de Honduras para un segundo mandato presidencial. A través de un comunicado, el organismo manifestó su intención de trabajar en el futuro con las autoridades electas de Honduras -es decir, Hernández- para fortalecer las instituciones y reformar las leyes electorales para logra una convivencia democrática en el país centroamericano. Así, la OEA da por buenos los resultados de los comicios del pasado 26 de noviembre, en los que el candidato conservador recabó el 42.9% de los votos frente al 41.4% que el opositor Salvador Nasralla, a pesar de que hace un mes su secretario general, Luis Almagro, aseguró que se habían constatado irregularidades en el recuento electoral. ?La Secretaría General de la OEA no puede dar certeza respecto al resultado de las elecciones celebradas el 26 de noviembre?, concluyó la organización en un comunicado del 17 de diciembre. Hernández calificó como ?muy bueno? el comunicado de la OEA. Señaló que aumenta la legitimidad internacional alrededor de su candidatura, que ya ha sido reconocida por importantes países de la región como Estados Unidos, México, Colombia y Ecuador. El conservador espera ser investido este sábado como presidente por segundo periodo consecutivo, algo que por primera vez ocurre en Honduras en los últimos 30 años puesto que hasta 2015 la Constitución prohibía la reelección del Jefe de Estado. Por su parte, Nasralla, líder del Frente de Oposición Contra la Dictadura y quien se sigue considerando como el legítimo presidente de Honduras para el periodo 2018-2022, ha mostrado su desacuerdo con la OEA y ha tachado su decisión de ?lamentable?. En declaraciones a medios locales, el político dijo que era condenable que la organización internacional tomara la decisión de reconocer a Hernández como presidente después de haber tenido constancia de fraude en las elecciones. El opositor ha convocado una protesta el día de la investidura de Hernández para mostrar, una vez más, su rechazo a los resultados.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El mal genio de Trump alarma a los socios americanos de EE.UU.
Donald Trump ha llegado a su primer aniversario como presidente de Estados Unidos habiendo metido el dedo en el ojo a varios de los que hasta ahora habían sido los socios más fiables de Washington en la región; y no parece que esté muy interesado en recomponer las relaciones. Ya no es solo México, al que como candidato Trump ya atacaba, sino que la lista de damnificados ha comenzado a crecer. Sus últimas malas palabras para Centroamérica (llamando a algunas de esas naciones «países de mierda») y para Colombia (riñó por teléfono al presidente Juan Manuel Santos acusándole de no hacer bastante en la lucha contra el narcotráfico), distancian a Washington de capitales latinoamericanas que hasta ahora habían sido muy próximas. Si Trump maltrata así a sus amigos.. ¿qué otros colaboradores va a encontrar en el continente? Riña a Santos A comienzos de este mes se filtró el contenido de una conversación telefónica que Trump y Juan Manuel Santos mantuvieron en septiembre pasado. Era una llamada que el presidente colombiano hacía para mostrar su interés por las víctimas del huracán Harvey. Según contó una fuente a The Washington Post, durante 24 de los 25 minutos que duró la llamada Trump «destripó» a Santos por el aumento de la producción de cocaína en Colombia. «Tenemos un desastre en nuestras manos y tú te preocupas más de la guerrilla que del pueblo estadounidense», le habría echado en cara Trump, de acuerdo con esa versión. Con ello, Trump se refería al aumento del consumo de cocaína colombiana en EE.UU., que ha causado un incremento del número de muertes por sobredosis y que está relacionada con el mayor número de hectáreas de cultivos de coca ocurrido en Colombia coincidiendo con los acuerdos de paz con las FARC. Una semanas después, Trump compareció en público para advertir que había estado a punto de incluir a Colombia, como «país fallido» en la lista que elabora EE.UU. de los países que no hacen todo lo que pueden para combatir el narcotráfico. Aquello fue recibido como una humillación por los colombianos. Lo que no se sabía entonces es lo que ha desvelado la reciente filtración: Trump había humillado antes personalmente a Santos. Lo curioso es que Colombia es el país sudamericano que venía manteniendo las relaciones con EE.UU. más estrechas. Bases militares La misma actitud displicente, además, la ha tenido Trump con el mayor amigo de Washington en Centroamérica: Honduras. Aunque el calificativo de «países de mierda», que causó una enorme polémica hace unos días, Trump lo dedicó más explícitamente a El Salvador y Haití, así como a varias naciones africanas, el exabrupto incluía igualmente a Honduras, pues personas de esa nación también residen en EE.UU. acogidas al Estatus de Protección Temporal. Colombia y Honduras son los dos países de mayor utilidad estratégica para EE.UU. en la región. En el marco del Plan Colombia, Washington y Bogotá firmaron en 2009 un acuerdo que hasta 2019 daba acceso a las tropas de EE.UU. a siete bases militares colombianas: una importante cesión, que el país suramericano aprobó con convicción, pero que le supuso importantes roces con los países vecinos. En Honduras, las Fuerzas Armadas estadounidenses disponen de dos importantes centros, la base aérea de Soto Cano, con la pista de aterrizaje más grande de Centroamérica, y la base aeronaval de Carataca, en la Mosquitia, un punto crucial en las rutas del narcotráfico. Estatus de Protección Temporal El Estatus de Protección Temporal garantiza la continuidad en EE.UU. de personas que fueron recibidas por motivos humanitarios. Así, debido a los destrozos del huracán Mitch de 1999, 86.000 hondureños y 5.000 nicaragüenses están acogidos a esa excepción. También lo están unos 260.000 salvadoreños, a consecuencia de una serie de terremotos que hubo en su país en 2001. A pesar de haber amenazado con clausurar esos programas, Trump ha ido renovando su vigencia, pero lo ha hecho por corto periodo, como en el caso de los haitianos y salvadoreños. Este mes de enero deberá decidir sobre el futuro de los hondureños. El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, elevó protestas por el insulto a su nación. El de Honduras, Juan Orlando Hernández, no lo hizo, tal vez escudado en que el nombre del país no había estado en boca de Trump; también pudo contribuir el hecho de que, en un momento en que se cuestiona la limpieza con la que acaba de ganar las elecciones, ha preferido no enemistarse personalmente con la Casa Blanca.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La economía latinoamericana se recupera, pero solo crecerá un 2%
América Latina entra este año definitivamente en la senda de la recuperación económica, tras la crisis en gran medida provocada por la caída de los precios de las materias primas. A la contracción del PIB de la región en un 0,7% de promedio experimentada en 2016, siguió un alza del 1,3% en 2017; en 2018 la expansión puede ser de alrededor de un 2%. Así, para este año, la CEPAL proyecta un 2,2% y el FMI un 1,9% (si bien apunta a un 2,6% para 2019). Las cifras, con ser positivas, se sitúan por debajo del crecimiento de la economía mundial, que en 2018 tendrá un avance generalizado y puede crecer en torno al 3%. La pésima situación económica de Venezuela lastra los datos de la región: si se excluyera ese país del cómputo, el crecimiento latinoamericano sería este año del 2,5% y el próximo del 2,8%, de acuerdo con el FMI. El mayor alza corresponde a Centroamérica, cuya economía crecerá este año un 3,9%, impulsada por la buena marcha de Estados Unidos, donde se espera un efecto positivo de las medidas fiscales aprobadas por la Administración Trump. En América del Sur el repunte de los precios de las materias primas está suponiendo un incremento de las exportaciones, por lo que su economía crecerá el doble que el año pasado, con un salto del 1,5% (del 2,4% sin contar a Venezuela). Muy mal Venezuela, bien Argentina y Brasil El régimen de Nicolás Maduro continuará hundiendo la economía venezolana. El FMI estima que esta sufrirá una nueva contracción del 15%, una cifra similar a la experimentada en 2016 y en 2017. Desde 2013 la contracción acumulada del PIB habrá sido del 50%, algo que solo ocurre en países que sufren la devastación de un grave conflicto armado. El FMI proyecta además que la inflación en Venezuela habrá superado un 2.400% en 2017 y alcanzará un 13.000% en 2018. Los cálculos son aún mucho mayores cuando se realizan tiendo en cuenta el tipo de cambio de la moneda en el mercado negro. Como indica Alejandro Werner, jefe del departamento del Hemisferio Occidental del FMI, la recuperación ya ha llegado a economías determinantes de Suramérica, que se ven alentadas por el aumento del consumo interno. Frente a la contracción del 2,2% sufrida por Argentina en 2016, la economía de ese país creció un 2,8% en 2017 y en torno a esa cifra se moverá estos dos próximos años. En cuanto a Brasil, su economía volvió a los números positivos en 2017 (1,1%) y continuará subiendo en 2018 (1,9%). Por su parte, México, con una previsión de crecimiento para este año del 2,3% , se beneficiará «del aumento de crecimiento en Estados Unidos, si bien la incertidumbre que rodea el desenlace de las negociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y las elecciones presidenciales de julio obstaculizará el crecimiento a corto plazo», afirma Werner. La subida del precio del petróleo está ayudando también a la recuperación de Colombia y Ecuador (con crecimientos del 3% y del 2,2% para este año, respectivamente); el alza del precio de los minerales permitirá a Perú sostener un crecimiento del 4%. Aumentan las exportaciones América Latina ha reducido en 2017 su déficit primario (-0,8%), sobre todo debido a una desaceleración del gasto público, como indica un informe de la CEPAL. La deuda pública quedó en un 38,4% del PIB, y la inflación se moderó casi tres puntos, hasta el 5,3%. La CEPAL enmarca la mejora de las magnitudes económicas latinoamericanas en el clima favorable de la economía mundial. No obstante, también apunta riesgos, prevenientes igualmente del contexto internacional. Uno de ellos es la reversión de las políticas monetarias de expansión cuantitativa en Estados Unidos, Europa y Japón, que puede atraer hacia esos mercados fondos que habían buscado rentabilidad inversora en países emergentes. También las tentaciones al proteccionismo pueden erosionar la apuesta por los intercambios comerciales. En relación al comercio internacional, un informe del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) ha subrayado la importante recuperación de las exportaciones latinoamericanas, que en 2017 crecieron un 13%, frente a la contracción de los años precedentes (-14,8% en 2015 y -3,3% en 2016). Esto vino marcado por el aumento del precio de las materias primas, como indica el hecho de que las exportaciones latinoamericanas a China crecieran un 30%.
...
51