Infortelecom

Noticias de centroamerica

27-07-2018 | Fuente: abc.es
Lenín Moreno busca una «salida» para Assange con «la garantía de que su vida no corre peligro»
El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, está buscando con el Gobierno británico una «salida» para el ciberactivista Julian Assange, que lleva seis años refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres, pero «conversando» para obtener «la garantía de que su vida no corre peligro». Así lo ha afirmado durante su participación en un desayuno informativo del Foro América, organizado por Europa Press y Estudio de Comunicación, durante una visita a Madrid de regreso de Reino Unido. Preguntado si ha tratado el caso de Assange a su paso por Londres, ha recalcado que hablan «permanentemente» con el Gobierno británico y con su embajadora en Ecuador, que es con quien debe resolver este asunto. «Con quien nunca he hablado es con el señor Assange», ha añadido. No obstante, el Gobierno ecuatoriano sí que está en contacto con los abogados del ciberactivista. Moreno ha alegado que permanecer mucho tiempo confinado también «viola los derechos humanos». El presidente de Ecuador ha hecho hincapié en que él «jamás» ha estado de acuerdo con las actividades de Assange, con «intervenir los correos privados de la gente para obtener información», aunque sea para «sacar a la luz actos indeseables de un gobierno sobre personas», porque para ello «hay otras formas legales». Así, ha recordado que la decisión de concederle asilo en la embajada ecuatoriana en Londres fue del gobierno anterior, el de Rafael Correa, porque consideró que «corría peligro su vida». Assange se refugió porque Suecia le reclamaba por delitos sexuales, pero él temía que sería enviado a Estados Unidos -donde existe pena de muerte- para ser juzgado por las filtraciones que dieron origen a Wikileaks. Muy activo a favor de la independencia catalana Ahora, la causa en Suecia ha prescrito, pero Reino Unido ha advertido de que le detendrá por violar las condiciones de su libertad condicional, precisamente por haberse refugiado en la embajada hace seis años. Assange fue uno de los asuntos que marcaron la anterior visita de Moreno a España, el pasado diciembre. El fundador de Wikileaks tuvo un papel muy activo a favor del independentismo en Cataluña en otoño. El Gobierno español hizo varias gestiones con el ecuatoriano y en noviembre Quito le advirtió de que como asilado tenía la obligación de «no realizar declaraciones o actividades que pudieran afectar las relaciones internacionales del Ecuador». «Daniel Ortega se volvió loco por el poder» El presidente de Ecuador se refierió también a su homólogo nicaragüense, Daniel Ortega, del que dijo que «se volvió loco» por el poder, en alusión a la crisis desatada en el país centroamericano por la represión de las protestas contra el líder sandinista, que han dejado casi 450 muertos en cien días, según la Asociación Nicaragüense Pro-Derechos Humanos. «Al igual que (el expresidente uruguayo José) Mujica dice, se volvió loco», ha dicho Moreno sobre Ortega. A su juicio, «eso es lo que se genera en el momento en que una persona está demasiado en el poder». «Ya no se preocupa por el país, de su bienestar (..) Lo único que le obsesiona es el poder», ha apostillado. El mandatario latinoamericano ha comparado a Ortega, que suma quince años en el cargo, con el personaje de Golum en la saga literaria y cinematográfica del Señor de los Anillos. «Se vuelve siniestro», ha declarado. No obstante, ha subrayado que el presidente nicaragüense no es el único aferrado al puesto. «Hay muchos Gollum», ha afirmado, advirtiendo en contra de «la droga del poder»: «El poder es algo circunstancial que uno debe procurar que pase lo más pronto posible». Correa, «matón obsesionado con la reelección» Por otra parte, Moreno se ha declarado orgulloso de haber decepcionado a su antecesor en el cargo, Rafael Correa, a quien ha definido como un «matón» que estaba «obsesionado» con la reelección. «Si dice que le decepcioné, yo me alegro de haberle decepcionado», ha dicho Moreno en el Foro América. Moreno llegó al Palacio de Carondelet el 24 de mayo de 2017 con el apoyo de Correa, que le tuvo como vicepresidente durante gran parte de su mandato. Sin embargo, se fueron distanciando hasta reconocerse como rivales políticos. El ahora presidente ha confesado que no se dedicó a vigilar la labor de Correa porque «pensaba que las cosas iban bien», centrándose en los temas sociales que le había encargado impulsar. «Él dijo que dejaba una mesa servida y, no señor, se llevaron hasta la mesa», ha ilustrado.
25-07-2018 | Fuente: abc.es
El embajador español en Nicaragua acudió al aniversario de la revolución sandinista
El embajador de España en Nicaragua, Rafael Garranzo, asistió el pasado 19 de julio a los actos del Gobierno de Daniel Ortega para conmemorar el 39 aniversario de la revolución sandinista -en plena ola de represión contra las manifestaciones- y lo hizo a petición expresa del Nuncio de la Santa Sede en el país con el fin de mantener abierta una vía de diálogo, han explicado a Europa Press fuentes de Exteriores. Según estas fuentes, el Ministerio que dirige Josep Borrell es conocedor de esa presencia de Garranzo en los actos conmemorativos. El diplomático, aseguran, actuó igual que otros embajadores y representantes de países de la UE, respondiendo a una petición del Nuncio apostólico, Stanislaw Waldemar Sommertag, para mantener abierta la interlocución con el Gobierno en un momento clave de la crisis en Nicaragua. A juicio del Gobierno español, la situación del país exige, más que nunca, una apuesta por el diálogo, en paralelo a un llamamiento claro al fin de la violencia, cosa que el nuevo ministro ha hecho en reiteradas ocasiones desde que llegó al Gobierno. Más de 300 personas han muerto en el país desde el 18 de abril. Precisamente, el Nuncio, que lleva en el país desde junio, sufrió agresiones por parte de paramilitares afines al Gobierno el pasado 9 de julio en el interior de una basílica en la ciudad de Diriamba, junto al cardenal Brenes y al obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez. Un día después, los embajadores europeos los visitaron para mostrar su preocupación por las agresiones y apoyar su labor como mediadores. Malestar de ONGD La presencia del embajador español en los actos de Ortega ha generado malestar entre ONGD que trabajan en el país y que están muy preocupadas por la violencia desatada en el país desde el 18 de abril y por la seguridad de sus propios cooperantes. De hecho, el presidente de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo, Andrés Amayuelas, ha avanzado a Europa Press su intención de pedir explicaciones este miércoles por la tarde al ministro Borrell. «No entendemos esto de mantener un perfil bajo y de tratar de defender los derechos humanos y a la vez aparecer en la Plaza de la Revolución. Nos parece muy grave», ha subrayado Amayuelas, que espera que el ministro clarifique esta cuestión con la Coordinadora durante la reunión de esta tarde. Asimismo, sobre la seguridad de los españoles en Nicaragua, el presidente de esta red estatal de organizaciones y plataformas sociales, muchas de ellas con proyectos en este país, ha indicado que espera que la embajada española esté haciendo bien su trabajo y tenga controlados a los españoles, mantenga contacto frecuente con ellos y los evacúe si la situación de violencia de agrava. Reuniones con las ONG Fuentes de Exteriores, por su parte, aseguran que la embajada está en permanente contacto con la colonia española. El propio embajador, acompañado de la responsable de la sección consular, ha mantenido desde entonces dos reuniones específicas con responsables representantes de las ONG y de proyectos de cooperación de comunidades y ayuntamientos que trabajan en el país, para abordar la situación. La embajada española en Managua ha publicado un aviso a la comunidad española en la que recomienda a quienes se sientan inseguros «abandonar el país por sus propios medios». Desde mayo, la página web del Ministerio desaconseja los viajes a Nicaragua. La situación de Nicaragua es una de las crisis más acuciantes con las que se ha encontrado el nuevo ministro a su llegada al Palacio de Santa Cruz. Borrell ha reclamado el «inmediato cese de la violencia» y un diálogo «sin restricciones con acompañamiento de la comunidad internacional». El Gobierno español ha dado su apoyo al proyecto de reforma política y electoral para Nicaragua de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde España es observador, así como al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) creado para investigar los actos de violencia. El pasado viernes, la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, condenó la violencia, pidió que se investiguen todas las muertes ocurridas desde entonces -cerca de 300- y llamó al diálogo nacional. Para ello, expresó apoyo a la declaración especial del Sistema de Integración Centroamericano (SICA) y la voluntad de su Secretaría de apoyar el diálogo nacional.
24-07-2018 | Fuente: elpais.com
EE UU deporta a Centroamérica sin sus hijos a cientos de inmigrantes
Al menos 463 padres han sido enviados a sus países mientras sus hijos menores de edad permanecen bajo custodia del gobierno de Donald Trump a miles de kilómetros
24-07-2018 | Fuente: abc.es
EE.UU. teme que China pueda tener una base militar en El Salvador
Estados Unidos ha alertado de la posibilidad de que China pueda en el futuro utilizar como base militar el puerto de La Unión, en El Salvador, cuya explotación comercial podría quedar en manos chinas de acuerdo con supuestos planes de licitación por parte del Gobierno salvadoreño. La embajadora estadounidense en el país, Jean Manes, advirtió el pasado 9 de julio que «es alarmante la estrategia de expansión que China tiene en la región, no solo económicamente, sino también militarmente». Manes desveló que recientemente el Departamento de Estado norteamericano ha reunido a sus embajadores en Centroamérica y el Caribe para exponerles su «preocupación» por la creciente influencia de China en un área considerada crítica para la seguridad de EE.UU. Ya en febrero el Pentágono se refirió a la creciente presencia de China en Centroamérica, mencionando expresamente a Panamá, donde empresas chinas están construyendo o gestionando terminales portuarias en los extremos del canal. Esta es la primera vez, sin embargo, que un alto cargo de EE.UU. atribuye explícitamente intenciones militares a algunos de esos movimientos de Pekín. El Gobierno salvadoreño de la antigua guerrilla marxista del FMLN está considerando la concesión del puerto de La Unión, en el Golfo de Fonseca ?la zona del Pacífico donde convergen las fronteras marítimas de El Salvador, Honduras y Nicaragua?, a algún operador internacional. Los trámites están aún en un estadio muy preliminar, pero China parece ser el socio preferido en medios gubernamentales. La concesión se produciría posiblemente en el marco de una zona económica especial para el área suroriental del país, de la que formaría parte el puerto de La Unión. La creación de esa zona especial, regulada con exenciones fiscales, se encuentra en trámite parlamentario, después de que el Gobierno presentara el anteproyecto de ley el pasado 5 de julio. Sospechas Desde la oposición, Mauricio Vargas, del partido ARENA, defiende que se busquen soluciones para La Unión, pues sus instalaciones, construidas en 2008 con un crédito de 100 millones de dólares otorgado por Japón, no han logrado apenas actividad y suponen un gasto de 25 millones de dólares anuales de mantenimiento. No obstante, Vargas lamenta que el FMLN esté llevando este asunto con «poca transparencia». Vargas estima que es imposible que el interés económico sea el prioritario en un proyecto como el de La Unión para una superpotencia como China. «Lo que hay ahí es un interés geopolítico, pensando en el medio y largo plazo: el objetivo de China de inmiscuirse en el área de seguridad de Estados Unidos», afirma. Vargas ve difícil que legalmente pueda pasarse del uso comercial del puerto a un uso militar. Recuerda que en 1917 hubo una sentencia de la Corte Centroamericana de Justicia contra una disposición del tratado Bryan-Chamorro firmado tres años antes por Estados Unidos y Nicaragua, por el que este último país cedía «el derecho de establecer, operar y mantener una base naval en cualquier lugar del territorio de Nicaragua bañado por el golfo de Fonseca, que el Gobierno de Estados Unidos elija». La Corte, atendiendo a la objeción presentada entonces por El Salvador, consideró que parte de las aguas interiores de Fonseca son compartidas por los tres países ribereños del golfo y ninguno de ellos podía hacer una concesión de ese tipo a un tercer país sin consentimiento de los otros. En cualquier caso, el diputado de ARENA expresa desconfianza hacia el plan del Gobierno en relación a la zona económica especial en la que podría estar incluida la concesión portuaria a China. «Cuando el FMLN no cree en la libre empresa, resulta que de la noche a la mañana se convierte en supercapitalista, con un proyecto que prevé no cobrar el IRPF ni el IVA a las empresas que se instalen allí», comenta. Desde el FMLN se ha criticado que EE.UU. intente sembrar sospechas acerca de una base militar china en Centroamérica, cuando los estadounidenses tienen un base aérea en Honduras y disponen en El Salvador de una estación de radares para el monitoreo de actividades de narcotráfico. «Ellos tienen miedo a un expansionismo militar, pero Estados Unidos tiene bases militares por toda América Latina; aquí hay una base antinarcóticos. No hay de qué preocuparse», declaró la diputada Nidia Díaz a los medios salvadoreños. Díaz invitó a Washington a desvelar información de inteligencia que pueda tener sobre esas supuestas intenciones militares chinas. «Si hay algo más que la inteligencia les dé a ellos.. No sé en qué lo basan. Yo hasta este día no conozco una base de China en esta región». ¿Financiación electoral? Arnoldo Jiménez, en nombre de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) estima que está faltando transparencia en el proyecto, especialmente en las relaciones con las autoridades chinas. La ANEP cree que la zona económica especial no atraerá inversiones por sí misma y que el Gobierno tiene que modificar sus políticas contrarias a la actividad empresarial, como la falta de agilidad en los trámites aduaneros. En relación a China, Jiménez recuerda cómo inversiones chinas en otros países han supuesto endeudamiento, corrupción y escaso auge laboral. Dados los precedentes de dinero bajo la mesa en concesiones de grandes infraestructuras a China, hay voces en El Salvador que advierten de que el «secretismo» de las negociaciones con Pekín podría esconder una supuesta financiación irregular de la campaña electoral del FMLN del próximo año. El Gobierno, por su parte, niega falta de transparencia. Un acuerdo de este tipo con China podría ir de acompañado del establecimiento de plenas relaciones diplomáticas con ese país, rompiendo las que están vigentes con Taiwán. Hasta hace unos pocos años, Centroamérica era la única región del mundo en la que sus integrantes seguían reconociendo diplomáticamente a Taiwán frente a China. Poco después de acceder al poder en 2009, el FMLN consideró la posibilidad de romper las relaciones con Taipéi, pero finalmente no lo hizo.
24-07-2018 | Fuente: elpais.com
Un nuevo símbolo para Barranquilla
La ciudad colombiana que acoge los Juegos Centroamericanos y del Caribe estrena el monumento 'Ventana al mundo'
23-07-2018 | Fuente: elpais.com
Un nuevo símbolo para Barranquilla
La ciudad colombiana que acoge los Juegos Centroamericanos y del Caribe estrena el monumento 'Ventana al mundo'
23-07-2018 | Fuente: abc.es
Daniel Ortega resiste tres meses de protesta en Nicaragua gracias a la represión
La crisis en Nicaragua se extiende mientras que el diálogo nacional para superarla sigue estancado y crecen las denuncias de violaciones de derechos humanos cometidos por oficiales del Gobierno de Daniel Ortega y grupos parapoliciales, y que ya causaron la muerte de 277 personas y más de 2.000 heridos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Las protestas contra Ortega se iniciaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra. 18 de abril. Reforma de las pensiones Ciudadanos nicaragüenses salieron a las calles a protestar en contra de una reforma por decreto del presidente Daniel Ortega de la Seguridad Social. Durante el día se registraron varios enfrentamientos entre jubilados y estudiantes, y las fuerzas de seguridad Estado. 19 de abril. Inicia la represión Rosario Murillo y Daniel Ortega - AFP La Policía Nacional de Nicaragua estuvo desplegada por toda la ciudad de Managua en motines para retirar a los manifestantes usando gases lacrimógenos y balas de goma. Varias escuelas y universidades del país suspendieron sus actividades por órdenes del Ministerio de Educación. La vicepresidenta y esposa de Daniel Ortega, Rosario Murillo, compareció ante los medios del Estado para confirmar el fallecimiento de tres personas y ordenó iniciar una investigación para castigar a los culpables. La Primera Dama calificó las muertes como «crímenes de odio». Las manifestaciones culminaron ese día con al menos 33 heridos y el cese de cinco noticieros de televisión. 22 de abril. Ortega revoca los recortes sociales Daniel Ortega da marcha atrás a los recortes sociales que se han cobrado más de treinta muertos y un centenar de heridos. Las protestas toman otro giro y los manifestantes comienzan a pedir la renuncia del presidente. El periodista Miguel Angel Gahona ha muerto este domingo al recibir un disparo mientras hacía una retransmisión en directo por Facebook. 23 de abril. Gobiernos piden fin de la violencia Los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Paraguay y Perú hicieron una llamada urgente a detener los enfrentamientos en Nicaragua, que han causado «numerosas víctimas fatales y heridos» los últimos días, informó un comunicado conjunto distribuido en Lima por la Cancillería peruana. Estudiantes universitarios, los protagonistas de las mayores protestas contra el Gobierno en años, afirmaron que, pese a la anulación de la reforma de la seguridad social que hizo detonar la crisis, mantendrán la lucha hasta ver al presidente fuera del poder. 24 de abril. Liberación de los detenidos Estados Unidos ha ordenado evacuar a las familias de su personal diplomático en Managua, debido a los disturbios que se han desatado por la violenta represión de las protestas. La Policía Nacional de Nicaragua concluyó el proceso de liberación de los detenidos, una de las condiciones de los empresarios y la Iglesia para iniciar un diálogo y superar una crisis que ha causado al menos 28 muertos, según ONG local. 25 de abril. El papel de la Conferencia Episcopal El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha aceptado la participación de la Conferencia Episcopal del país como mediadora y testigo en el diálogo sobre la reforma de la seguridad social entre el Gobierno y el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep). 29 de abril. Marcha multitudinaria Manifestación multitudinaria - EFE Decenas de miles de nicaragüenses han participado en la capital del país, Managua, en una multitudinaria marcha «Por la Paz y la Justicia» convocada por la Iglesia católica, la segunda gran manifestación que se produce en menos de una semana después de las protestas estudiantiles que se saldaron con al menos 34 muertos, aunque varias organizaciones de Derechos Humanos cifran el número de víctimas mortales en más de 60. 5 de mayo. Movimiento estudiantil Nace la coalición universitaria formada por los cinco movimientos estudiantiles más representativos: Movimiento Universitario 19 de Abril, Movimiento Estudiantil 19 de Abril, Alianza Universitaria Nicaragüense, Movimiento Universitario 19 de Abril UNA, Coordinadora Universitaria por la Justicia y la Democracia. 13 de mayo. El Ejército «no reprimirá más» AFP En un comunicado, las Fuerzas Armadas pidieron «poner fin a la violencia»: «Somos las mismas personas en uniforme, estamos trabajando para ellos y, por lo tanto, estamos haciendo un llamamiento para que se ponga fin a la violencia y acciones que nos desestabilizan». «No vamos a reprimir» a los manifestantes porque «creemos que el diálogo es la solución» para resolver la crisis actual, declaró a AFP el portavoz del Eército, el coronel Manuel Guevara. 22 de mayo. España pide fin a la represión España pidió al Gobierno de Nicaragua que ponga fin a las actuaciones violentas de las fuerzas de seguridad y grupos irregulares armados, que se garantice el libre ejercicio de los derechos de expresión y manifestación y que se investiguen los hechos acaecidos en los últimos días en ese país. La petición fue transmitida por el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, al ministro asesor para Política y Asuntos Internacionales de la Presidencia de Nicaragua, Sidartha Francisco Marín Arauz, con quien se reunión en Madrid. 24 de mayo. Suspensión el diálogo Apenas una semana ha durado el diálogo de paz en Nicaragua entre el Gobierno y representantes de la sociedad civil, principalmente estudiantes y empresarios. Solo seis días después de que dieran comienzo las conversaciones, la Conferencia Episcopal anunció la suspensión del diálogo nacional debido al gran desacuerdo entre las partes, una noticia que podría volver a desencadenar el estallido de manifestaciones violentas que han arrasado el país durante el último mes. 30 de mayo. Marcha del día de las madres REUTERS Con motivo del día de la Madre, los manifestantes convocan una gran protesta el 30 de mayo pidiendo la salida de Ortega de la presidencia. Las madres marcharon con pancartas con los rostros de sus hijos asesinados por la represión del Estado. 7 de junio. Reanudar el diálogo EFE La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) se reunió con Daniel Ortega, en un intento para tratar de reanudar el diálogo nacional. De acuerdo con un comunicado de la CEN, este encuentro tuvo lugar para tratar temas como la justicia y democracia Nicaragua, después de que 127 personas hayan fallecido durante las violentas protestas que arrasan el pequeño país centroamericano. Los obispos cancelaron el diálogo el 31 de mayo, después de que Ortega volviera a recurrir a la represión como método para disuadir una masiva protesta en su contra. 13 de junio. Huelga nacional La patronal de Nicaragua convoca una huelga nacional para presionar a Ortega. Exige al mandatario que cese la represión y acepte negociar su salida pacífica de la crisis y pide una agenda para el adelanto de las elecciones. 16 de junio. Niños calcinados Al menos siete personas de una misma familia murieron entre ellos tres niños, a raíz de un incendio provocado en una casa de tres pisos, que también funcionaba como un negocio, en un barrio del este de Managua, informaron los bomberos. Cuatro de los siete fallecidos, dos varones y dos mujeres, estaban completamente calcinados, según la Dirección General de Bomberos, adscrito al Gobierno. 8 de julio. Adelanto de elecciones Daniel Ortega en una marcha oficialista - REUTERS El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, rechazó el sábado dejar el poder antes de tiempo y adelantar las elecciones de 2021 en marzo de 2019, como le pide la oposición como método para solucionar la crisis que atraviesa el país. La propuesta fue realizada por la La Alianza Cívica por la Justicia -estudiantes, empresarios y organizaciones civiles-, además de instituciones como la Organización de Estados Americanos (OEA) y varios países como Estados Unidos. 11 de julio. Ataques a obispos La Conferencia Episcopal de Nicaragua descartó abandonar la mesa de diálogo nacional a pesar del ataque verbal y físico que sufrieron un grupo de obispos el pasado lunes en Diriamba, una ciudad a una hora de Managua. Entre otros, el cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes y el nuncio apostólico, Stanislaw Waldemar Sommertag, fueron agredidos a las puertas de la basílica de San Sebastián por un grupo paramilitar formado por seguidores de Daniel Ortega, el presidente del país que atraviesa una crisis que desde el 18 de abril se ha cobrado la vida de 320 personas. 15 de julio. Atrincherados en la iglesia Familiares de los jóvenes asesinados - AFP Al menos 60 estudiantes opositores han sido liberados en Managua tras pasar más de doce horas atrincherados en la iglesia Divina Misericordia, al sur de la capital nicaragüense. Los jóvenes ocupaban la capitalina Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua desde hace semanas. Allí habían levantado barricadas y se defendían con morteros. Al menos dos estudiantes perdieron la vida en la operación y 16 resultaron heridos. 18 de julio. Ataque al bastión de oposición El Gobierno de Nicaragua lanzó un fuerte ataque contra la comunidad indígena de Monimbó, al sur de Masaya (oeste), una de las que mayor resistencia ha opuesto al presidente Daniel Ortega. Las carreteras que van hacia Masaya fueron cortadas por la Policía Nacional en distancias de hasta 15 kilómetros antes de llegar a la ciudad. 19 de julio. Aniversario sandinista El presidente de Nicaragua se dio un baño de masas jaleado por miles de simpatizantes del FSLN, que celebraron con el mandatario el 39º aniversario de la revolución sandinista, ondeando banderas rojinegras que alfombraron la Plaza de la Fe de Managua. Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo en la celebración del aniversario - AFP 21 de julio. Marcha del pueblo «¡Pueblo, únete!», «¡El pueblo unido jamás será vencido!» y «¡Libertad para los presos políticos!», «Queremos libre nuestra Nicaragua» fueron algunas de las consignas gritadas por los manifestantes autoconvocados, que portaron centenares de banderas del país. Más de un millar de personas se manifestó en la capital de para exigir que cese la represión y la violencia que mantiene el Gobierno de Daniel Ortega.
23-07-2018 | Fuente: abc.es
La catedral de Managua abre sus puertas a las madres de los detenidos
Hacía días que los paramilitares «rafagueaban» por las noches a las mujeres que velaban la suerte de sus hijos y esposos a las puertas del tenebroso centro de detenciones El Chipote, decididos a hacerlas desistir de su búsqueda. Ellas aguantaron firmes bajo el sol, la lluvia y las balas hasta que el sábado llegó la noticia de que el Frente Sandinista había convocado a sus turbas para sacarlas a palos. Fue entonces cuando se abrió el cielo, o al menos las puertas de la catedral. El modus operandi ya lo conocían: la Policía rodea la zona para que nadie pueda salir y las turbas entran armadas con bates, piedras y cadenas. La encerrona es salvaje, de eso dieron fe las cabezas abiertas de los estudiantes que hasta perdieron ojos en los primeros días de las protestas. Esta vez cuando llegaron sólo se encontraron con unas cuantas familias que se habían negado a marcharse. El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) aprovechó la cobertura mañanera del camión de basura para llegar hasta las mujeres y convencerlas de que salieran con ellos para evitar la paliza. Recogieron las sillas plegables y las colchonetas en las que algunas llevaban varias semanas durmiendo a la intemperie y aceptaron, como los revolucionarios de hace 39 años, que una retirada a tiempo es una victoria. Pasar de la cárcel a la casa de Dios ayudó a suavizar la amargura. «Lo que intenta el Gobierno es crear una única verdad, la de que todos los que están ahí presos son delincuentes y terroristas», explicaba Tamara Dávila, que coordinó este repliegue de madres. «Su presencia delataba que no lo son», indicaba. En las calles los manifestantes desafiaron la represión del régimen para salir a protestar, mofándose de las etiquetas gubernamentales con la zalamería nicaragüense. «¿Miedo nosotros? ¡Si somos terroristas, cómo vamos a tener miedo?», se reía Esther López. «¡Vivan los vandálicos!». A medida que ha crecido su fuerza ha subido también la intensidad de las acusaciones gubernamentales. Primero eran «los minúsculos» que iban «inventando muertes», dijo el 20 de abril la vicepresidenta Rosario Murillo, esposa de Daniel Ortega. Cuando empezó el diálogo se refirió a ellos como «las plagas» y fue subiendo el tono: «Vandálicos», «delincuentes», «terroristas», «golpistas» y, lo último, «satánicos», tal como les llamó el jueves el comandante durante el aniversario de la revolución. Al ritmo de las marimbas Con una maraca, Raúl Hernández pretendía exorcizar entre risas a sus compañeros manifestantes para sacarles «los demonios» a los que se refería Ortega, mientras «los golpistas» a los que dice haber vencido Ortega bailaban al ritmo de las marimbas por la carretera de Masaya, con una marea de banderas nicaragüenses. Más en serio, Roberto Courtney, director ejecutivo de la fundación Ética y Transparencia, que vela por la limpieza electoral, señalaba las grotescas contradicciones del discurso de Ortega. «Pedir elecciones limpias nunca puede calificarse de golpe de Estado. Es tan absurdo como creerse más cercano a Cristo que los obispos. Igual que si viniera a decir que sabe más de la teoría de la relatividad que Einstein», critica. El dúo que forma en la cama y en el poder la pareja Ortega-Murillo no ha abandonado su particular discurso del «cristianismo socialista y solidario» con el que ha capturado el fervor del pueblo en la última década. Tras perder las elecciones dos veces a principios de los 90, el comandante de la revolución pasó de ser un ateo confeso a casarse con Murillo por la Iglesia, con las bendiciones del cardenal Miguel Obando y Bravo, al que el cielo y la historia castigaron el mes pasado con un funeral sin pena ni gloria al que no acudieron ni el pueblo ni el jefe de Estado al que legitimó. Su gobierno parecía entonces vivir los últimos estertores, pero una vez más le ganó la mano al cardenal retirado. Obando y Bravo, un crítico acérrimo del Frente Sandinista durante los 80, «pudo haber muerto como un héroe», lamentó el sacerdote jesuita José Alberto Idiáquez, rector de la Universidad Centroamericana (UCA). «Fue una lástima que terminase así, vendido a la pareja. Le utilizaron y sacaron todo el provecho que pudieron a la religión». Ortega creyó que podría repetir la jugada con su sucesor, el cardenal Leopoldo Brenes, al que pidió que hiciera de mediador en el Diálogo Nacional, que le dio una pausa para organizar la represión. Pero esta vez la Conferencia Episcopal decidió actuar como un todo y mantenerse al lado del pueblo. «Seguimos la orientación del Papa Francisco, que nos ha dicho que los pastores tenemos que tener olor a oveja», dijo el arzobispo a ABC. Sus ovejas pastaban este domingo bajo los porches de la catedral en los que están refugiadas ahora las madres de El Chipote. Más que olor a oveja, la Iglesia nicaragüense rezuma estos días olor a sangre.
22-07-2018 | Fuente: elpais.com
El día a día de una nueva revolución
Con más de 300 muertos en tres meses, Nicaragua se encuentra sumergida en una crisis socio-política que parece ser tan solo el inicio de una nueva era para el país centroamericano