Infortelecom

Noticias de casa real

17-10-2018 | Fuente: abc.es
Desbandada en la cumbre de inversores en Arabia Saudí por el «escándalo Khashoggi»
Los días pasan, el paradero del periodista saudí crítico Jamal Khasoggi sigue siendo una incógnita y la presión sobre Arabia Saudí es cada vez mayor. Mientras que en Estambul el equipo investigador turco tuvo acceso a la residencia del cónsul saudí para seguir con la recopilación de pruebas, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, se entrevistó en Riad con el Rey Salman, el Príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, y el ministro de Exteriores, Adel Al Jubeir. En el transcurso de estos encuentros los dirigentes del reino le trasladaron que están de acuerdo con «la importancia de una investigación exhaustiva, transparente» y en un tiempo razonable, pero no ofrecieron detalle alguno sobre la marcha de las pesquisas. Después de dos semanas de espera los policías, fiscales y forenses turcos pudieron acceder al consulado la tarde del lunes y durante nueve horas trabajaron sin descanso. El presidente, Recep Tayyip Erdogan, afirmó ayer que durante el registro se investigó de forma especial el uso de materiales «tóxicos» y «cosas que se eliminaron pintando encima» en los últimos días. Según la emisora CNNTürk, los expertos turcos buscaron rastros de sangre y muestras de ADN de Khashoggi empleando luz especial ultravioleta y un compuesto químico llamado Luminol. El equipo accedió a todas las plantas del edificio y el jardín y entre las muestras que se llevó había desde tierra hasta una puerta metálica, informaron los medios locales. Los expertos abandonaron el lugar de madrugada y pocas horas después se trasladaron hasta la vecina residencia oficial del cónsul, que poco antes salió del país en un avión comercial rumbo a Riad, según los medios turcos. Poco después de las declaraciones de Erdogan, la CNN afirmó -basándose en testimonios de funcionarios turcos-que el cuerpo de Khashoggi fue cortado en piezas, una tesis que ya adelantó hace días «The New York Times». La primera consecuencia de este caso es la desbandada internacional de la cumbre económica conocida como «Davos del desierto», que acogerá Riad la próxima semana y de la que cada día se descuelgan nuevas empresas. Gigantes como Uber, Ford o JP Morgan han declinado participar y medios como «CNBC», «Bloomberg» o «The New York Times» han avisado que no la cubrirán. Buscar una coartada En línea con las filtraciones anónimas a los medios, que se producen desde el 2 de octubre y que refuerzan la hipótesis del asesinato del periodista en el interior del consulado, la cadena CNN y el Times adelantaron que los saudíes trabajan en una coartada según la cual estarían dispuestos a admitir la muerte de Khashoggi como consecuencia de «algo que fue mal» durante el interrogatorio al que le sometieron. Esta versión de los hechos explicaría las palabras del presidente Donald Trump tras su última conversación con el Rey Salman, cuando puso sobre la mesa la posibilidad de que «elementos descontrolados» habrían podido cometer el crimen. Estos agentes de inteligencia habrían actuado sin el visto bueno del reino y serán quienes deberán pagar por la muerte del periodista, según esta versión de lo ocurrido. La tensión entre los dos grandes aliados había subido demasiado en los últimos días, en los que Trump amenazó incluso con sanciones a Riad, y el viaje relámpago de Pompeo sirvió para calmar las aguas y unir los esfuerzos de ambos países a la hora de encontrar «la explicación menos mala posible» en palabras de Frank Gardner, corresponsal para temas de seguridad de la cadena BBC. Por su parte, los analistas de los medios oficiales saudíes apelan a un complot urdido por Irán, Turquía, Qatar y los Hermanos Musulmanes para explicar el suceso. Analistas saudíes cercanos a la casa real como Khaled Batarfi, mostraron su enfado «por las continuas filtraciones anónimas» ya que «ambos países acordamos mantener el silencio hasta el final de la investigación. Nosotros lo estamos cumpliendo, los turcos no». El pasado 2 de octubre las cámaras de vigilancia no captaron la salida de Khashoggi, pero sí recogieron cómo pocas horas después de su entrada al consulado un convoy de seis vehículos dejó el edificio y entró en el recinto de la residencia del diplomático. Antes de conocerse la huida del cónsul y debido a «la gravedad de la situación» la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, reclamó levantar «la inviolabilidad o la inmunidad de los locales y de los funcionarios» que podrían estar implicados en el caso. Fuentes oficiales turcas, siempre bajo anonimato, han defendido desde el primer día la hipótesis del asesinato e incluso han asegurado que disponen de grabaciones que lo confirman, pero hasta ahora no se han hecho públicas. Los saudíes, sin embargo, niegan de forma tajante tener relación alguna con la desaparición y defienden que Khashoggi salió del edifico al término de sus gestiones. El caso ha provocado una gran conmoción internacional y la familia del desaparecido emitió un comunicado en el que pidió «la formación de manera urgente de una comisión internacional, independiente e imparcial para investigar la verdad sobre su desaparición y las noticias contradictorias sobre su muerte».
15-10-2018 | Fuente: abc.es
Los investigadores turcos entran por primera vez en el consulado saudí
Dos semanas después de la desaparición de Jamal Khasoggi, el equipo de investigación conjunta turco saudí accedió al interior del consulado de Arabia Saudí en Estambul. Después de un fin de semana de tiras y aflojas entre los dos países, la conversación telefónica mantenida por el presidente Recep Tayyip Erdogan con el rey Salmán fue la luz verde definitiva para este registro del edificio que el Gobierno de Ankara solicitaba desde el 2 de octubre, día en el que se vio entrar al periodista, pero no salir. Poco antes de la llegada de los investigadores, un equipo de limpieza accedió a la legación por la puerta principal, frente a la que decenas de periodistas hacen guardia a la espera de conocer nuevos detalles sobre este caso que ha generado conmoción mundial. Algunos de los informadores no ocultaron su sorpresa al ver que el equipo que accedió al consulado no llevaba ningún tipo de material especial en sus manos para desarrollar su trabajo. Fuentes turcas filtran cada día novedades a la prensa que refuerzan la hipótesis de que Khasoggi, una voz crítica con la casa real saudí que desde hace un año vivía autoexiliado en Estados Unidos, fue asesinado. Los saudíes, sin embargo, niegan categóricamente cualquier implicación en la desaparición y así se lo transmitió el propio rey a Erdogan y a Donald Trump. El presidente estadounidense, que durante la semana amenazó con imponer sanciones a su gran aliado en la región si se demostraba que tenía algún papel en la desaparición, cambió de opinión de forma radical tras esta conversación. Ante la «negativa muy, muy fuerte» del monarca, Trump aseguró que «me sonó como que tal vez esto debió ser obra de asesinos del hampa. ¿Quién sabe?». El magnate estadounidense apuntó a «elementos incontrolables» y envió de forma inmediata a su secretario de Estado, Mike Pompeo, a Riad para hablar directamente con el rey. Khasoggi no es el primer periodista saudí desaparecido en el último año ?Reporteros Sin Fronteras denuncia al menos otros dos casos-, pero la forma en la que se ha producido y el nivel de popularidad alcanzado tras convertirse en columnista de The Washington Post, han hecho que el caso despierte atención mundial. Las sospechas vertidas sobre los saudíes han provocado la desbandada internacional de la próxima conferencia Future Investment Initiative, que se celebrará entre el 23 y 25 de octubre en Riad y que también se conoce como el "Davos del desierto". El presidente del Banco Mundial, así como varios medios de comunicación, como las cadenas estadounidenses CNBC y CNN y la agencia Bloomberg, o el diario The New York Times han anunciado que cancelan sus asistencia. A la espera de conocer los resultados del registro, fuentes oficiales turcas anónimas insistieron a la agencia Reuters en que disponen de audios que demuestran que Khasoggi fue asesinado en el interior del consulado, aunque no ofrecieron más detalles. Analistas cercanos a la casa real saudí, como Khalad Ahmad Al Habtoor, pidieron en Twitter «paciencia hasta el final de la investigación» y acusaron a los medios internacionales de «ofrecer versiones que parecen sacadas de películas de Hollywood». A nivel doméstico, las autoridades saudíes informaron de que la pena por «difundir rumores o noticias falsas en las redes» puede acarrear hasta cinco años de prisión.
15-10-2018 | Fuente: abc.es
Riad responderá si recibe sanciones por la desaparición del periodista Khashoggi
La presión internacional crece día a día en torno a Arabia Saudí desde la desaparición de Jamal Khashoggi y las autoridades del reino amenazaron con acciones «de mayor envergadura» en caso de ser objeto de alguna sanción. La hipótesis de que el periodista crítico con la casa real fue asesinado en el interior del consulado saudí de Estambul el pasado 2 de octubre gana enteros, lo que ha provocado la conmoción internacional y la amenaza de sanciones y castigos por parte de países como Estados Unidos. «Vamos a llegar al fondo del asunto y habrá un severo castigo», prometió Donald Trump en una entrevista emitida la noche del sábado por la cadena CBS. Un mensaje que no sentó nada bien a uno de sus grandes aliados en la región, que mantiene que el periodista abandonó el consulado, aunque no ha mostrado hasta ahora pruebas que lo demuestren, y se siente víctima de un complot organizado por Turquía y Catar. El Consejo del Golfo y la Liga Árabe mostraron su apoyo a Riad y se opusieron a cualquier medida punitiva. El rechazo a cualquier amenaza por parte del reino sirvieron también de respuesta a la desbandada internacional de la próxima conferencia Future Investment Initiative, que se celebrará en Riad y que también se conoce como el «Davos del desierto». El presidente del Banco Mundial, así como las cadenas estadounidenses CNBC y CNN, la agencia Bloomberg o el diario «The New York Times» han anunciado que cancelan su asistencia en señal de castigo por la nula transparencia mostrada hasta el momento por los saudíes en el caso Khasoggi. El malestar también se trasladó a la Bolsa de Riad, que experimentó una jornada de grandes fluctuaciones y que concluyó con un descenso del 3,51%. La comisión de investigación conjunta turcosaudí no ha ofrecido hasta el momento revelación alguna y durante el fin de semana Ankara acusó a Riad de no cooperar y de no permitir a los investigadores el acceso al consulado. ¿Enterrado en el jardín del cónsul? Los investigadores turcos realizan filtraciones de forma anónima a la prensa cada día y todas ellas refuerzan la hipótesis de que Jamal Khashoggi fue asesinado en el interior del consulado saudí en Estambul. «Middle East Eye», portal especializado en noticias de la región, reveló que, según fuentes cercanas al caso, se plantean cavar en el jardín del edificio para comprobar si los restos del periodista han sido enterrados allí. Esta información contradice a las primeras filtraciones, que apuntaban a que Khashoggi fue descuartizado y sus restos fueron sacados del país en maletas. Algo similar ha ocurrido con la filtración sobre la supuesta grabación de lo sucedido por el reloj inteligente del periodista saudí y que finalmente fue desmentido porque ese modelo de Apple Watch no podía realizar esa función. A la espera de conocer los resultados oficiales de la comisión conjunta de investigación establecida por turcos y saudíes, lo ocurrido en el interior del consulado saudí en Estambul el pasado 2 de octubre sigue siendo una incógnita, pero Khashoggi sigue sin aparecer.
13-10-2018 | Fuente: abc.es
Ankara filtra grabaciones de la «desaparición» de Khashoggi
La estrella del Príncipe Heredero saudí, Mohamed Bin Salman (MBS), se apaga cada día que pasa sin aclarar lo ocurrido con Jamal Khashoggi, un periodista que no dudó en criticar el exceso de poder que el joven MBS estaba acumulando en sus manos. Los planes del heredero a la corona pasaban por lavar la cara exterior de Arabia Saudí con decisiones como la de permitir conducir a las mujeres o abrir cines, pero la guerra de Yemen, las purgas internas, la detención de activistas de los derechos humanos y el caso Khashoggi complican los planes de un mandatario a quien en las redes sociales apodan de forma viral como «el joven Sadam», en recuerdo al dictador iraquí. La comisión de investigación conjunta turco-saudí creada a petición de Riad ya se encuentra en Estambul para intentar esclarecer el paradero de Jamal Khashoggi, tras su desaparición desde hace más de una semana. La agencia Anadolu adelantó que el trabajo comenzará durante el fin de semana y la cadena CNNTürk reveló que la monarquía del Golfo ha enviado a altos cargos del Ministerio de Exteriores y de los servicios secretos para cumplir esta misión. Este trabajo conjunto arranca en medio de la fuerte presión internacional para que los saudíes demuestren que, tal y como defienden desde el primer día, este periodista crítico con la casa real abandonó el consulado de su país en Estambul, donde había entrado para realizar unos trámites. El silencio de Riad y el hecho de que no ofrezcan las imágenes de las cámaras de seguridad del edificio hacen que la hipótesis del asesinato gane enteros. Fuentes oficiales, bajo condición de anonimato, realizan filtraciones cada día a los medios y The Washington Post, cabecera con la que colabora Khashoggi en la sección de Opinión, reveló que la inteligencia turca contaría con grabaciones que demuestran que el periodista fue detenido por un equipo de seguridad, que después le mató y desmembró su cuerpo. Boicot empresarial A la espera de poder esclarecer el caso, la imagen de Arabia Saudí se deteriora y en las últimas horas se ha producido un importante boicot a la próxima Future Investment Initiative de Riad, también conocida como el «Davos del desierto». En un movimiento sin precedentes el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, el jefe ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, o los dueños de grandes medios como las cadenas CNN y CNBC, o los diarios Los Ángeles Times y The New York Times, han anunciado su renuncia a viajar al país del Golfo para tomar parte en la cita. La Casa Blanca se encuentra ante todo un dilema porque se trata de uno de sus aliados estratégicos y comerciales principales y el secretario del Tesoro, Steven Menuchin, señaló que mantiene en su agenda esta importante cumbre económica, pero adelantó que podría cambiar de planes a última hora en función de los resultados de la investigación. El empresario británico Richard Branson, fundador y presidente del grupo Virgin, fue un paso más adelante y suspendió su participación en dos proyectos turísticos en Arabia Saudí. El multimillonario reveló su decisión a través de las redes sociales y señaló que «había puesto grandes esperanzas en el actual gobierno del Reino de Arabia Saudita y en su líder, el príncipe heredero Mohamed bin Salman». La llamada del dinero Pese a las reacciones en cadena en los medios políticos y empresariales occidentales, el presidente Trump evitó anunciar sanciones ni ningún tipo de presión particular sobre su aliado militar y político en Oriente Próximo. Trump justificó su rechazo a cancelar los millonarios contratos de venta de armas estadounidenses a la superpotencia petrolera en razones también estratégicas: si Washington da un paso atrás, el dinero de Riad irá a Rusia y China, y sus mercados de armas. Los saudíes «están gastando 110.000 millones de dólares en equipamiento militar y en otras áreas que crean puestos de trabajo en EE.UU.», alegó el presidente Trump dirigiéndose a la prensa. «No encuentro sentido a renunciar a esa inversión de 110.000 millones en Estados Unidos, porque ¿saben qué van a hacer los saudíes? Van a coger ese dinero y gastarlo en Rusia, o China o en otro país», explicó Sus comentarios chocaron con la carta firmada por congresistas de su partido exigiendo acciones contra el régimen de Riad.
12-10-2018 | Fuente: abc.es
«El mensaje de Bin Salman por el asunto Khashoggui es claro, cállate o muere»
«El silencio y el miedo llegarán más tarde, ahora estamos en estado de shock y enfado», confiesa el analista egipcio Amr Khalifa, seguidor del desaparecido Jamal Khasoggi y una de las voces árabes críticas en la diáspora que piensa que lo ocurrido con su colega saudí es «un mensaje escalofriante a toda la disidencia». Las investigaciones para intentar esclarecer el paradero de Khashoggi avanzan entre las filtraciones de la seguridad turca a los medios, que apuntan a un asesinato, el silencio de Riad y el temor creciente entre los analistas de la región. Amigos personales del desaparecido consultados por este medio, algunos que han compartido más de una década de trabajo en la misma redacción, piden el anonimato, responden con monosílabos y definen este momento de «muy triste y perturbador». Khalifa piensa que, de confirmarse el asesinato, el efecto que persigue es «silenciar a nivel global» a las voces árabes críticas con Riad, sobre todo si son saudíes. El mensaje de Mohamed bin Salman es simple y maquiavélico: cállate o muere». Ante la falta de avances sobre el terreno, se miró al exterior en busca de alguien que arroje luz sobre el caso. Después de más de una semana, Donald Trump, declaró a la cadena Fox que cuenta con expertos siguiendo el tema de cerca y que «vamos a trabajar con Turquía y con Arabia Saudí. Queremos saber qué ha ocurrido». A las pocas horas, fuentes oficiales en Ankara desmintieron al presidente y aseguraron que «la información de que Estados Unidos ha mandado investigadores para el caso Khashoggi no es correcta». En cambio, un asesor del presidente turco afirmó que se ha creado una «comisión de investigación turco-saudí, a petición de Riad». El Gobierno estadounidense tiene ante sí el dilema de cómo responder ante esta desaparición sin molestar en exceso a su gran aliado regional, contra quien no ha elevado la voz cuando ha cometido matanzas en Yemen o ha encerrado a activistas de los derechos humanos o periodistas críticos. «Es imposible adelantar la reacción de la Casa Blanca porque Bolton, Kushner, Trump o Pompeo son imprevisibles. Las próximas dos semanas serán claves para saber si en este caso ofrecen a Riad un apoyo firme o no», opina Khalifa. La hipótesis del asesinato gana terreno cada día que pasa y crece el clamor en la comunidad internacional para que los saudíes ofrezcan pruebas de que el columnista de The Washington Post, autoexiliado desde hace un año en EE.UU. por sus críticas a la Casa Real, abandonó realmente el consulado. Khashoggi entró en el edificio para resolver un trámite burocrático referente a su divorcio y nunca se le vio salir. El presidente turco, Recep Tayyp Erdogan, no ocultó su escepticismo ya que los saudíes cuentan con los sistemas de videovigilancia «más avanzados. Si sale un mosquito, sus sistemas de cámaras lo van a interceptar». Pese a la discreción mostrada en la última semana, el mandatario islamista advirtió que «este incidente se desarrolló en nuestro país. No podemos quedarnos callados». El diario turco Sabah divulgó el miércoles el nombre, la edad y las fotografías de 15 hombres presentados como el «equipo de asesinato», que habría sido enviado especialmente por Riad para acabar con la vida de Khasoggi. Algunos de los hombres fueron identificados como agentes de los servicios de seguridad o cercanos al príncipe heredero, Mohamed bin Salman. El caso Khasoggi ha provocado una guerra de propaganda en medios y redes sociales, que se ha tornado especialmente violenta en Oriente Medio. Los medios y analistas próximos a Arabia Saudí insisten en que todo es un complot de turcos y cataríes para manchar su imagen de cara al exterior. En medio de esta guerra, el periodista sigue desaparecido, un periodista que es una de las voces de referencia en el mundo árabe, con 1,6 millones en Twitter, y que «era muy cercano a los círculos de poder en Arabia Saudí hasta que comenzó la campaña de Bin Salman y algunos de sus mejores amigos fueron arrestados. Le dijeron que dejara de escribir y tuitear y decidió dejar el país. Jamal era un disidente moderado que no pedía una revolución, lo que demandaba era evolución para su país», señala Khalifa, esta vez empleando el pasado para referirse a Khasoggi.
18-09-2018 | Fuente: abc.es
Descubren abusos a niños durante décadas en un hogar infantil de Escocia
Durante casi 40 años decenas de niños que vivían en el hogar infantil Lagarie Children, situado en Escocia, sufrieron abusos sexuales y agresiones físicas por parte de los gestores de este centro. La BBC ha destapado este escándalo de abusos a menores sucedido en este centro escocés, gestionado por la organización benéfica Sailors Society, encargada de dar asilo o de acoger a hijos de pescadores del país. Ahora, docenas de esos por entonces niños y niñas han salido a dar la cara y a denunciar esta situación que se prolongó durante casi cuatro décadas y que, según la investigación realizada por la cadena pública británica, podría extenderse desde al menos desde 1949 hasta 1982. Esas víctimas de abusos cuentan ahora sus terribles historias, acusando a los gestores del centro durante ese periodo, el reverendo William Barrie y su esposa Mary. Ambos, ya fallecidos, los realizaban con la ayuda de la matrona del hogar, Anne Millar, y el jardinero Norman Skelton, que también murieron hace años sin ser investigados. Los testimonios hablan de una práctica generalizada que llevaban a cabo estos cuatro individuos. Por ejemplo, Angela Montgomery y sus hermanas Mary y Norma llegaron a este hogar infantil porque su madre había muerto joven y su padre era marinero que pasaba largos periodos en la mar. Aseguran que los años que pasaron en el centro fueron violadas cientos de veces por el reverendo Barrie y recibieron vejaciones y violencia física por parte de su esposa. Angela, ahora de 56 años, señala que «después de un tiempo, aunque sea desagradable, no es que te hayas acostumbrado, solo piensas "no tiene sentido luchar", se llega a un nivel de aceptación que se convirtió en tónica general en la vida en el centro». Pero no todo quedaba en el centro, ya que Angela asegura, además, que los niños eran llevados a convenciones y eventos, donde también sufrían abusos sexuales por amigos y conocidos de William Barrie y su mujer que pertenecían a la Sailors Society. Problemas de salud mental Ambas hermanas admiten que, desde que dejaron este hogar infantil hace 40 años, han tenido problemas de salud mental y han necesitado terapia. Tanto ellas como otros niños que sufrieron su mismo calvario denunciaron a la Policía local a principios de la década de los 2000 el caso, pero nadie fue condenado ni acusado. Una segunda investigación policial concluyó en 2016 con el mismo balance. En ese momento, la esposa del reverendo fue interrogada y se envió un informe al fiscal, que quedó en nada. Finalmente, esta murió a finales de 2017. Otro de los afectados, Phillip Donald, de 58 años, afirma que estuvo en el hogar durante aproximadamente dos años y medio. Durante ese periodo, dice, fue violado sistemáticamente por el jardinero y la matrona del lugar. Esta última, además, solía «levantarlo por las orejas» y «arrojarlo a una bañera con agua helada y ponerle los dedos cubiertos de jabón en la garganta». A raíz de esta investigación realizada por la BBC, Stuart Rivers, director ejecutivo de la organización benéfica con sede en Southampton (que tiene a la casa real británica como uno de sus mecenas), fue entrevistado para el programa y se disculpó por los abusos que allí ocurrieron. «Hemos cooperado completamente con la Policía y hemos escrito a todos los residentes con los que hemos tenido contacto hasta la fecha, pidiendo disculpas por cualquier abuso sufrido y alentándolos a ponerse en contacto con la Policía», asegura Rivers a la cadena pública británica.
06-09-2018 | Fuente: as.com
El Betis espera que la Casa Real le autorice cambiar el nombre
En CD Baloncesto Sevilla, que compitió los dos últimos años como Betis Energía Plus, quiere cambiar su denominación social a la de Real Betis Baloncesto SAD.
24-08-2018 | Fuente: as.com
Los reyes felicitan a la Selección femenina por su subcampeonato
"Habéis luchado hasta el último minuto, derrochando entrega, ilusión y trabajo en equipo. Estamos muy orgullosos de vosotras", señalaron en la cuenta de Twitter de la Casa Real.
24-08-2018 | Fuente: as.com
La casa real dio "ánimo" a la Selección española Sub-20
"Estamos pendientes de vosotras. Esta final es sólo parte del principio. Estáis haciendo historia del fútbol y del deporte español", ha tuiteado.
1
...