Infortelecom

Noticias de carteles mexicanos

07-12-2019 | Fuente: elpais.com
Trump suspende la designación de los carteles mexicanos como terroristas
Como argumento, el presidente esgrime su buena relación con López Obrador, al que se refiere como "un hombre que me gusta y al que respeto"
06-12-2019 | Fuente: elpais.com
López Obrador insiste al fiscal de EE UU sobre la soberanía de México
William Barr visita al presidente mexicano tras el anuncio de incluir a los cárteles mexicanos en la lista terrorista estadounidense
01-12-2019 | Fuente: abc.es
Un tiroteo entre policías y supuestos narcos causa 21 muertos en el norte de México
Al menos 21 personas murieron el sábado en México durante un tiroteo entre policías y presuntos narcos en el pequeño municipio de Villa Unión, en el estado de Coahuila, entidad que hace frontera con EE.UU. De acuerdo con Miguel Riquelme, gobernador del estado de Coahuila, los criminales eran supuestos miembros del Cartel del Noroeste. «No vamos a permitir el reingreso del crimen al estado», dijo Riquelme en declaraciones a los medios sobre este enfrentamiento que ocurrió después de que los policías decidieran detener a los pasajeros de una serie de vehículos fuertemente armados que recorrían Villa Unión. En un primer momento, el gobernador informó que 14 personas habían muerto durante el ataque, sin embargo, la información se actualizó el domingo y se elevó a 21 fallecidos como resultado del tiroteo. Hasta el momento, el gobierno local ha logrado identificar entre las víctimas a cuatro policías locales y siete supuestos criminales. La fiscalía encontró en la noche del sábado otros tres cuerpos todavía no identificados. Después del enfrentamiento, durante la madrugada las fuerzas de seguridad abatieron a otros siete delincuentes tras haber realizado un despliegue para capturar a los integrantes del grupo criminal que habían logrado escapar. «Los elementos de seguridad mantienen el despliegue de búsqueda por tierra y aire en toda la región, para no dejar impune el cobarde ataque de ayer», dijo el gobierno de Coahuila en un comunicado. La elevada inseguridad que sufre México es uno de los principales problemas que ha enfrentado el Gobierno del presidente López Obrador en su primer año como presidente. México va camino de terminar 2019 como su año más sangriento desde que empezó a recabar datos en 1997. En los primeros nueve meses de 2019 ha ocurrido unos 29.629 homicidios dolosos, un número que probablemente superará los 36.685 asesinatos del año pasado. Impunidad La fallida detención en octubre de Ovidio Guzmán, uno de los hijos del narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán, puso en evidencia la incapacidad del estado mexicano para lograr ejercer su fuerza contra los criminales. Y es que el 99,3% de los delitos que se cometen en México quedan impunes, según un estudio de la Universidad de las Américas Puebla. En medio de esta latente incapacidad del estado mexicano para poner orden, el presidente Donald Trump, anunció el martes que buscará incluir a los cárteles mexicanos dentro de la lista de organizaciones terroristas extranjeras del Departamento de Estado, una inclusión que podría asentar los cimientos legales sobre los que podrían descansar eventuales operaciones militares de EE.UU. en México para detener o eliminar a los criminales.
27-11-2019 | Fuente: abc.es
Trump designará a los cárteles mexicanos como organizaciones terroristas
El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo hoy que pretende designar a los carteles mexicanos como organizaciones terroristas extranjeras, y aseguró que afrontará sin problemas la polémica resultante de tomar esa medida. «Sí, designaré a los cárteles de la droga. Absolutamente», dijo Trump al ser preguntado por la cuestión durante una entrevista de radio con el programa del conservador Bill O'Reilly. El mandatario estadounidense reconoció que lleva trabajando en esa designación unos 90 días ya que «el proceso no es fácil». Trump, no obstante, no detalló las consecuencias que tendrá la designación de estos carteles mexicanos como organizaciones terroristas en lo que a acciones se refiere. «No voy a decir lo que voy a hacer», respondió Trump, preguntado por si usará drones para realizar ataques. Sin embargo, admitió que le ha ofrecido al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, colaboración en la lucha contra los carteles: «Le he ofrecido que nos deje entrar y limpiarlo todo, pero por el momento ha rechazado la oferta». «Me gusta mucho el presidente (López Obrador), me llevo bien con este presidente, mucho mucho mejor que con el anterior (Enrique Peña Nieto), y en teoría este presidente tiene tendencias socialistas, pero creo que es un buen hombre», añadió. Estados Unidos tiene una larga lista de organizaciones designadas como terroristas, en su mayoría de tendencia islamista, marxista o separatista. Entre estas organizaciones se encuentran la palestina Hamás y la libanesa Hezbollah, la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN), los iraníes Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica o el grupo yihadista Estado Islámico (EI). La designación de los carteles como terroristas puede acarrear nuevas sanciones contra estas organizaciones así como más recursos para combatirlas. El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, consideró este lunes «innecesario calificar de terrorismo» la actividad de los carteles tal y como pidieron al Gobierno de Estados Unidos familias mormonas víctimas de la masacre del 4 de noviembre.
26-11-2019 | Fuente: elpais.com
La petición para incluir a los cárteles mexicanos en la lista de terroristas aumenta la tensión con EEUU
La familia LeBarón, víctima de una matanza, pide a Washington que incluya a los grupos criminales en la lista negra ante el rechazo de México
26-11-2019 | Fuente: elpais.com
La petición para incluir a los cárteles mexicanos en la lista de terroristas aumenta la tensión con EE UU
La familia LeBarón, víctima de una matanza, pide a Washington que incluya a los grupos criminales en la lista negra ante el rechazo de México
23-11-2019 | Fuente: abc.es
Al menos tres policías muertos tras un atentado con explosivos en Colombia
Al menos tres policías han muerto y siete han resultado heridos en un atentado con explosivos perpetrado este viernes por desconocidos contra una comisaría del municipio de Santander de Quilichao, al suroeste de Colombia. «Hoy aproximadamente a las 9.10 de la noche se presentó un impacto explosivo contra la estación de Policía del municipio de Santander. El reporte es tres policías muertos y siete policías heridos», afirmó a periodistas el secretario de Gobierno del Cauca, Jaime Asprilla. Los fallecidos son los patrulleros Ever Danilo Canacuan Cuaical, Roy Gallyadi Fernández y Jesús Norbey Muelas Ipia, según las autoridades. Este ataque se produjo en un momento de máxima tensión en Colombia por la ola de disturbios y vandalismo que siguió a las protestas pacíficas del jueves contra la política económica y social del presidente Iván Duque, y que motivaron la declaración del toque de queda ese día en Cali y la noche de este viernes en Bogotá. El funcionario agregó que los criminales instalaron una rampa frente a la estación y desde allí «dispararon los cilindros que segaron la vida de estos tres policías», aunque no atribuyó a ningún grupo el ataque, del que inicialmente se informó de que era con coche bomba. El departamento del Cauca está inmerso en una espiral de violencia generada por las disputas territoriales de distintos grupos al margen de la ley como disidencias de la disuelta guerriilla de las FARC, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y carteles mexicanos del narcotráfico. La rivalidad entre estos grupos por el control de tierras para el tráfico de drogas hace de este departamento uno de los que tiene un mayor número de cultivos ilícitos en el país, con 17.177 hectáreas sembradas de coca, según cifras del centro de investigación del crimen organizado InSight Crime. La violencia en el Cauca se ensaña con las comunidades indígenas y a finales de octubre pasado la autoridad neehwe'sx Cristina Bautista y los guardias Asdruval Cayapu, Eliodoro Inscué, José Gerardo Soto y James Wilfredo Soto fueron asesinados por disidencias de las FARC, que según el Gobierno les dispararon en el caserío de Tacueyó. La ONG Programa Somos Defensores precisó en su «Informe Semestral Enero-Junio 2019» que al menos 59 defensores de derechos humanos fueron asesinados durante el primer semestre de este año en Colombia, diez de ellos en el Cauca. El 17 de enero pasado, el ELN perpetró un atentado con cpche bomba en Bogotá contra la Escuela de Cadetes de la Policía General Francisco de Paula Santander, que causó 22 muertos y 67 heridos.
10-02-2019 | Fuente: abc.es
Luis Almagro: «Cuba es responsable de represión y tortura en Venezuela»
Con 300.000 venezolanos cuyas vidas están en peligro por falta de alimentos y medicinas, Luis Almagro es un hombre que no duda. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) sabe muy bien qué es lo que Venezuela necesita: elecciones limpias cuanto antes para sacar al país del abismo en el que lo ha hundido el chavismo. Almagro (Cerro Chato, Uruguay, 1963) lleva meses denunciando los abusos del régimen de Nicolás Maduro y no va a parar ahora. En esta entrevista, celebrada en la sede de la OEA en Washington, alude a la «responsabilidad de proteger», una doctrina de Naciones Unidas que insta a la comunidad internacional a tomar medidas colectivas para proteger a la población civil de genocidio, crímenes de guerra, depuración étnica y crímenes de lesa humanidad cuando los medios pacíficos demuestren ser inadecuados. ¿Cuál es en la actualidad la representación de Venezuela en la OEA? Hemos recibido las notas de acreditación. Una del Gobierno ilegítimo acreditando a un encargado de negocios y otra del Gobierno del presidente encargado Guaidó designando un representante permanente. Hemos pasado ambas notas a la secretaría de asuntos legales para tener el aval técnico correspondiente. Pero tenemos un gobierno que ha sido declarado ilegítimo por la OEA y a Venezuela le corresponde un solo asiento. Estamos esperando el informe jurídico que corresponde. ¿Qué acreditación llegó antes? Prácticamente a la vez, la del Gobierno ilegítimo creo que llegó uno o dos días después de la otra. ¿Qué opinión le merecen las conferencias paralelas que se han producido esta semana en Uruguay? En realidad son dos, el mecanismo de Montevideo, que son aquellos países en el continente que no han reconocido a Guaidó como presidente encargado, entre ellos México y Uruguay. Ese mecanismo ha emitido un documento muy general y teniendo en cuenta las circunstancias que vive Venezuela hoy es un documento al que no le veo ninguna utilidad en términos prácticos, en términos políticos, ni en nada. ¿Y el grupo de contacto de la Unión Europea? Nos pareció muy positivo que haya reafirmado la necesidad de que haya una elección a la mayor brevedad posible, libre justa y transparente. Ahora creo que el grupo debe avanzar más en la línea del proceso a la transición democrática. ¿Ha sido lo suficientemente contundente la UE? La UE avanzó en un tema fundamental para nosotros, que es el reconocimiento al presidente encargado Juan Guaidó y ese es el punto de partida de la transición democrática en Venezuela. Creo que eso nos pone en la misma página. ¿Están ustedes dispuestos a supervisar esas elecciones presidenciales si se convocan en Venezuela? Sí. Creo que un gobierno democrático nos llamaría para observar y para colaborar en la organización de un proceso electoral nuevo en Venezuela, eso queda claro. La OEA no ha sido invitada a observar elecciones en Venezuela desde 2006. El problema para ellos es que la OEA sabe de elecciones. Ese es el principal obstáculo que ha tenido la OEA para observar elecciones en Venezuela. Cuando se hacen elecciones al estilo de Maduro la OEA es muy clara en sus esquemas y en sus estándares como para certificar si existe fraude o no. Tenemos la certificación más alta a nivel mundial en la supervisión de elecciones. ¿Cuántos miembros de las fuerzas de seguridad cubanas se estima en este momento que hay en Venezuela? Hay dos cifras. La primera cifra es de 46.000 cubanos que están en la nómina venezolana y han sido financiados por el lavado de dinero venezolano. Y hay otra cifra que también es muy fuerte, que son los 22.0000 cubanos que votaron en Venezuela en el referéndum constitucional cubano, lo que confirma que hay al menos esa cantidad de cubanos en Venezuela. Son dos cifras muy altas. El ejército de ocupación colonial español creo que tenía 21.000 efectivos. Están ahí en roles de cooperación deportiva, de salud, cooperación o educación y tienen más entrenamiento militar que el propio ejército venezolano. Y las tareas que hemos identificado que están haciendo son tareas de inteligencia, de documentación civil y represivas, como el control de manifestaciones y la tortura. El secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo dijo que no sólo estaban en Venezuela agentes cubanos sino también Hezbolá e Irán. Tenemos denuncias al respecto de que buena parte de la financiación de Hezbolá se estaría haciendo a partir del narcotráfico en Venezuela. Esos son también variables que han sido denunciadas aquí en la Organización, además de la actividad de cárteles mexicanos, las FARC y muchas organizaciones delictivas más. Queda claro que el régimen usurpador de Maduro perdió el control territorial del país en beneficio de estos grupos, que van desde el crimen organizado al narcotráfico o la minería ilegal, y ha convertido Venezuela en un centro de logística criminal que impide la estabilidad y la paz continental. ¿Por qué países como México y Uruguay están demorando tanto el reconocimiento del señor Guaidó? Eso es una pregunta para hacerle a México y a Uruguay. Yo podría sacar conclusiones y lamentablemente ninguna es buena, así que mejor no las digo, pero sería bueno que ellos explicaran de una manera más concreta cuáles son las razones que les han llevado a ese camino. Y lo digo como ciudadano uruguayo que no entiende que no se condenen los crímenes de lesa humanidad, la violación de derechos humanos y las acusaciones de narcotráfico a los dictadores usurpadores en Venezuela. En España hay partidos socios parlamentarios del actual Gobierno como Podemos que mantienen que lo que ha sucedido en Venezuela es un golpe de Estado? Les diría que sí, que hubo un golpe de Estado: el 10 de enero. Maduro dio el golpe de Estado porque se juramentó fuera del espacio constitucional correspondiente, sin ninguna presencia de la Asamblea Nacional y en virtud de una elección que fue declarada ilegítima por una resolución del Sistema Interamericano y contestada por la oposición. ¿Qué le diría a quienes mantienen que Guaidó se autoproclamó? Basta con abrir la Constitución de Venezuela. Llegas a la conclusión muy rápido en el artículo 233, que dice que si no hay un presidente electo asumirá el cargo el presidente de la Asamblea Nacional. Punto. ¿Qué cree usted que sucederá si Maduro persiste en no permitir que entre la ayuda humanitaria que tan desesperadamente necesitan los venezolanos? La ayuda humanitaria en Venezuela es necesaria porque hay 300.000 venezolanos cuya vida está en riesgo por falta de alimentos y medicamentos. ¿Y cómo se podría distribuir? La comunidad internacional se ha dado instrumentos para eso. Hay dos instrumentos que son muy consecuentes con el derecho internacional: la intervención humanitaria y la responsabilidad de proteger. Yo hoy hablaría ya de la responsabilidad de proteger. ¿Conoce usted al señor Guaidó? Sí. Es un líder carismático. Es un político absolutamente creíble, con mucha fuerza. No la fuerza estentórea de algunos, sino una fuerza acumulada en el bagaje político que tiene encima por la certeza de sus convicciones. ¿Cuándo lo conoció? En febrero del año pasado y lo volví a ver en diciembre aquí en la OEA. Creo que es la persona que precisaba Venezuela para este momento.
11-11-2018 | Fuente: abc.es
El Chapo, el campesino que se convirtió en emperador de la droga
Comienza el juicio contra Joaquín Guzmán Loera, alias «el Chapo», en Estados Unidos. El proceso, que podría llegar a durar hasta cuatro meses, dará inició el próximo martes, 13 de noviembre, en una corte federal de Nueva York donde trece miembros del jurado ?siete mujeres y cinco hombres- decidirán si Guzmán es culpable de los diversos crímenes que Estados Unidos imputa al narcotraficante más mediático desde el colombiano Pablo Escobar, fallecido en 1993. El Chapo, de 61 años, afronta una posible cadena perpetua si se demuestra cualquiera de los once cargos criminales de los que le acusa la fiscalía, divididos en cuatro grandes bloques. De un lado, la fiscalía federal plantea ocho acusaciones por tráfico de drogas a EE.UU. y, por otro lado, señala otros tres cargos por ser miembro de una organización delictiva, realizado lavado de dinero y, por último, hacer uso de armas con fines criminales. Y, para demostrarlo, la fiscalía se apoyará en las declaraciones de dieciséis personas que darán su testimonio, además de cientos de documentos y grabaciones con los que intentarán convencer a los miembros del jurado. El afamado líder del Cártel de Sinaloa ha sido condenado ya por tráfico de drogas en México. Sin embargo, ha logrado escapar de dos prisiones de máxima seguridad en México, motivo por el que fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017. Fue apresado por primera vez en Guatemala en 1993, desde donde fue extraditado a México y condenado a 20 años de prisión. En 2001 consiguió escabullirse de la prisión tras sobornar a los guardias y logró estar en libertad hasta febrero de 2014, cuando fue arrestado por segunda vez. Pero en esta nueva estancia apenas duró dieciséis meses, ya que volvió a escaparse en julio de 2015 a través de un túnel de 1,5 kilómetros de longitud. Finalmente fue capturado en enero de 2016 y extraditado un año más tarde a Estados Unidos, ante la manifiesta incapacidad del país azteca para poder mantener entre rejas al criminal que gobernó el imperio de la droga mundial, un negocio ilícito que en México se ha cobrado más de 250.000 vidas desde 2006, cuando el gobierno inició la llamada guerra contra el narcotráfico bajo el mandato de Felipe Calderón (2006-2012) y que luego ha continuado Peña Nieto (2012-2018). Ascenso y caída «De 15 años en adelante, de donde yo soy, de un rancho que se llama La Tuna, desde allá hasta la fecha no hay puestos de trabajo. La manera de tener para comprar la comida, sobrevivir, es cultivar amapola y marihuana. Yo de esa edad empecé a cultivarlas, cosecharlas y venderlas», confesó el Chapo Guzmán en aquella polémica entrevista publicada en «Rolling Stone» en 2016, gracias a Sean Penn y a la actriz mexicana Kate del Castillo. Y es que el hombre que terminó creando un patrimonio de 14.000 millones de dólares, según Forbes en 2009, es de unos orígenes extremadamente humildes. «Éramos una familia muy pobre, mi mamá trabajaba mucho», dice el narcotraficante en una de las pocas entrevistas que se le han realizado. Sinaloa es precisamente uno de los tres estados, junto con Chihuahua y Durango, que conforman el gigantesto Triángulo de Oro, una extensa área de montaña que cuenta con un clima ideal para el cultivo de la marihuana y de la amapola, utilizada para producir heroína. Al estar entre montañas, esta área es perfecta para esconder los campos de cultivo y protegerse de operaciones policiales. Tras la caída de los narcotraficantes colombianos a inicios de los 90, los criminales mexicanos recogieron el testigo, ya que, además, contaban con una importante ventaja: desde algunos puntos del Triángulo de Oro hasta la frontera con EE.UU. solo hay 300km. Precisamente, esa proximidad al mayor consumidor de estupefacientes del mundo ?Estados Unidos? fue la ventaja competitiva que supo aprovechar el Cártel de Sinaloa bajo las órdenes del Chapo, quien logró convertirla en una de las organización delictivas más importante del mundo desde mediados de los años 80 y que extiende sus redes alrededor de todo el globo. Red de distribución Estados Unidos estima que el Cártel de Sinaloa ha introducido más de 200 toneladas de cocaína entre 1990 y 2008. Y es que el Chapo se dio cuenta de que el gran negocio del narcotráfico no estaba en la producción, sino en el contrabando y distribución de drogas en ese país. Así, el narcotraficante diseñó una rápida y efectiva red de distribución para introducir la cocaína producida en Colombia, convirtiéndose de esa manera en un intermediario esencial para todas las organizaciones delictivas. De hecho, a pesar de que las grandes plantaciones de coca se ubican en Colombia, Perú y Bolivia, los cárteles mexicanos son los reyes de este ilícito negocio gracias a su dominio sobre el mercado de distribución en EE.UU. La suerte del Chapo, sin embargo, comenzó a cambiar en 1993, cuando fue detenido por primera vez. En total, el criminal ha pasado poco más de una década en prisión y los últimos dos años los ha pasado en una cárcel de máxima seguridad en Nueva York. Este tiempo, el narcotraficante ha vivido confinado en una pequeña habitación de 18 metros cuadrados, con la luz siempre encendida y vigilado las 24 horas. En menos de cuatro meses sabrá si deberá pasar el resto de su vida en esa prisión, o si, por el contrario, será declarado en libertad.
03-06-2018 | Fuente: abc.es
Mal contadas, porque ninguna cuenta para bien, Colombia libra cinco guerras al mismo tiempo. Pareciera como si el país dejara una para inmediatamente entrar en otra. Así, hoy tenemos guerra contra el narcotráfico; contra los GAO (Grupos Armados Organizados), que incluyen a los paramilitares de derecha que se desarmaron entre 2003 y 2006, y algunos volvieron a la carga; y contra las guerrillas izquierdistas del ELN (Ejército de Liberación Nacional) y EPL (Ejército Popular de Liberación). El nuevo frente de batalla son las llamadas disidencias de las FARC, facciones armadas cuyo tallo común es que sus líderes pertenecieron a la guerrilla desmovilizada en 2016, otrora la más poderosa del país y la más antigua de América Latina. En los últimos meses han ganado notoriedad no solo por su crecimiento, sino debido a que el frente liderado por alias «Guacho» asesinó a tres periodistas ecuatorianos. ¿La llegada de estas estructuras cómo reacomoda el mapa de los grupos armados en Colombia? Varias claves las da el primer gran estudio sobre este fenómeno, «Las disidencias de las FARC: un problema en auge», recientemente publicado por la Fundación Ideas para la Paz (FIP), principal centro de pensamiento sobre temas de paz y seguridad del país. Pero antes de pasar al mapa, una pregunta obligada: ¿las disidencias son el plan alterno de la exguerrilla por si se resquebrajan los acuerdos firmados en 2016? Daniel Pardo Calderón, coautor del estudio, afirma que «la idea de que sean el plan B de las FARC ante el eventual fracaso de la implementación o una retaguardia estratégica de la organización es una hipótesis que no pudimos comprobar en año y medio de investigación. Hoy es irresponsable decir que siguen siendo las FARC». ¿Entonces cómo llamarlas? «La denominación es una discusión con gran carga política», dice Pardo. «El Gobierno los llama bandidos o residuos, argumentando que se dedican solo a actividades criminales (coca, minería ilegal, maderas preciosas, trata de personas, contrabando, etc). Pero hay factores sociales, geográficos y políticos que no se pueden omitir para entender la capacidad que tienen y la diversidad de perfiles de los que las componen». Tan político es el asunto que para poner punto aparte el propio Rodrigo Londoño ?Timochenko?, líder máximo del hoy partido Farc, el pasado jueves las calificó como «desertores del proceso» y del Acuerdo de Paz firmado. Se calcula que los disidentes son 1.500. Los estudios dicen que equivalen al 12% de los 8.000 guerrilleros de las FARC desmovilizados, cifra cuestionable porque siguieron trayectorias distintas durante el conflicto y después. Algunos sí saltaron directamente a la criminalidad. «La mayoría optó por el camino político y desmovilización», señala Pardo, y aclara que «esos grupos son el reciclaje de muchas violencias, no solo tienen exguerrilleros de las FARC; reclutan de otros grupos criminales y de la guerrilla del ELN y del EPL». Además, no son un grupo homogéneo, con fines compartidos y operación coordinada. Coinciden en tener líderes que fueron mandos medios de las FARC, con contactos y conocimiento de la guerra (redes de acopio, abastecimiento, sociales y comerciales) y que dejaron el proceso de reinserción por la crisis en la implementación de los Acuerdos, porque no recibieron beneficios similares a los que obtuvieron los líderes de las FARC o por decisión propia. El mapa de las violencias «El proceso de paz con las FARC, tras su desmovilización, dejó una serie de espacios vacíos en el territorio colombiano que el Estado ha sido incapaz de asumir con políticas sociales y servicios, a lo que se suma no tener el monopolio absoluto de la fuerza», señala el profesor universitario y analista político Víctor De Currea-Lugo. Entonces, los territorios y recursos asociados que un grupo armado deja, otros actores armados se los pelean. Estaba cantado que sin presencia del Estado más allá de la respuesta militar, así sucedería, tal como pasó antes con otros grupos armados. «La estrategia ha estado enfocada en objetivos de alto valor militar, en atacar las cabecillas, sin transformar los territorios», subraya Andrés Cajiado, especialista en análisis de zonas de conflicto, de la FIP. Además, estos grupos se adaptan rápidamente a la estrategia militar del Estado a través de alianzas con otras estructuras criminales. Aunque van en aumento, la presencia de las disidencias de las FARC no ha impactado la distribución territorial de los otros grupos armados. Si bien generan violencia, no tienen la capacidad de control territorial que tuvieron las FARC en su momento. Además, reclutan personas sin experiencia militar, como está sucediendo con los venezolanos que llegan a Colombia. A propósito de Venezuela, aunque los investigadores no lograron constatar cómo opera el apoyo, lo que sí es cierto es que muchos de estos grupos, especialmente el de ?John 40? (exguerrillero de las FARC, dueño de las rutas del narcotráfico y del crimen al suroriente de Colombia), tienen presencia y se mueven libremente por ese país. Así, el tráfico de armas, drogas y dinero puede ser constante. En Brasil están reclutando disidentes para grupos criminales. Con los carteles mexicanos aún no es claro el vínculo, basado en intereses criminales comerciales. En el caso del ELN, que adelanta conversaciones con el gobierno, tras los acuerdos «su expansión ha sido muy grande y no considero que las disidencias pongan en peligro la presencia de ese grupo en algunas zonas del país», dice De Currea-Lugo. Y el analista Cajiado complementa al especificar que «el ELN se ha expandido sobre la frontera con Venezuela, en los departamentos de Vichada, Meta, Arauca y Chocó. Además, ha aprovechado la salida de las FARC para reestructurarse y fortalecerse en algunas zonas del país». Por ahora ningún experto supone que se dé una unidad entre las disidencias ni que puedan proyectar una estructura común debido a la diferencia de intereses. «Los posibles escenarios futuros parten de supuestos. Uno, más visible hoy, que se sigan fraccionando y aparezcan más de estas estructuras, con sus lógicas e intereses, disputándose territorios. El otro, la posibilidad de que lleguen a unirse con el tiempo y conformar un gran bloque», dice Daniel Pardo Calderón. Según Víctor De Currea-Lugo, «los comandantes de varias disidencias han hecho llamados a la unidad. Eso se puede dar, pero sería más bien una unidad nominal pues las agendas no coinciden: hay grupos al servicio del narcotráfico, grupos que no se desmovilizaron y otros que se desmovilizaron y regresaron a las armas».