Infortelecom

Noticias de carlos mesa

24-06-2020 | Fuente: abc.es
Bolivia vota
La presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, parece no entender que su candidatura a las elecciones la convirtió, inevitablemente, en diana de las críticas del resto de los candidatos. Sucede por razones obvias. La primera, que faltó a su palabra de no presentarse cuando reemplazó a Evo Morales en aquella sesión, resolutiva pero surrealista, de auto investidura y la segunda, porque desde que se traicionó a sí misma, pasó a ser una competidora más en las urnas. Los sondeos, antes del asalto del Covid-19 al país más pobre de Sudamérica, sonreían a Áñez de cara a un balotaje, pero la pandemia parece haber frenado ese frenesí por la mujer que supo aprovechar, un resquicio legal, para instalarse en el Palacio Quemado y recuperar la calma en Bolivia, tras semanas de furia y desmanes en las calles por el pucherazo de Evo Morales. El consenso de los partidos políticos permitió que el Tribunal Supremo Electoral, de común acuerdo con ellos, convocara elecciones para el 6 de septiembre. El MAS (Movimiento Al Socialismo), favorito para la primera vuelta ?y previsible derrotado en la segunda?, aceptó pese a sentirse damnificado por la huida de su líder como consecuencia de lo que considera un golpe encubierto. También a Comunidad Ciudadana, el partido de Carlos Mesa, el verdadero perjudicado con el fraude en las urnas de octubre, le pareció bien la convocatoria de septiembre. La misma opinión tuvieron el resto de los partidos a la espera de que la presidenta promulgará la ley acordada. Pero Añez se resistió, hasta el lunes, a poner el sello final a la carta electoral. «Quiero pedir al señor Evo Morales, al señor Luis Arce Catacora y al señor Carlos Mesa, que asuman con valentía la responsabilidad que tienen al haber exigido con tanta insistencia que hagamos elecciones en plena pandemia», se desquitó. La reacciones fueron inmediatas: «Si verdaderamente su opinión estructural, su opinión de carácter ético y de carácter médico es que la elección no debía producirse el 6 de septiembre, pues no promulgaba la ley. Tan simple como eso», le reprochó Mesa. Dicho de otro modo, con nosotros no se juega y que cada palo aguante su vela.
02-06-2020 | Fuente: abc.es
Las elecciones en Bolivia, aplazadas por el Covid-19, se celebrarán el 6 de septiembre
Parecía complicado pero no lo fue tanto. Los partidos bolivianos acordaron convocar elecciones generales, el próximo 6 de septiembre. El compas de espera en el que había entrado el país (estaban convocadas para el 3 de mayo) por culpa del nuevo Coronavirus, había desembocado en una ola creciente de protestas y críticas a la presidenta interina, Jeanine Áñez quien, pese a las presiones, logró mantener bajo control la pandemia. A día de ayer, se registraban 343 muertes, 10.531 contagios y 1.137 personas recuperadas. La población de Bolivia no llega a los doce millones. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) enviará, en los próximos días, un proyecto de ley a la Asamblea Legislativa Plurinacional (equivalente al Congreso) donde se ratificará la fecha consensuada. Salvador Romero, presidente del TSE, aclaró que tras «la negociación» los comicios podrán celebrarse, «hasta el domingo 6 de septiembre de 2020» pero, tal y como está previsto, «una vez publicada la ley, el órgano Electoral fijará ese día como fecha de la elección general a través de una resolución». El anuncio se hizo en presencia de los candidatos de los principales partidos políticos que aspiran a suceder a Áñez quien, pese a su negativa inicial, también se postula para sucederse a sí misma. «Es mejor el 6 de septiembre que el 2 de agosto», observó el expresidente y candidato por la coalición Libre21, Jorge Tuto Quiroga, en alusión a la otra opción que se había barajado. El también expresidente, Carlos Mesa, en rigor, el más perjudicado por las revueltas y «pucherazo» de las elecciones de octubre que terminaron con Evo Morales refugiado en Argentina, celebró el consenso para decidir el día en el que volverá a tener una nueva oportunidad. Luis Arce, el ex ministro de Economía de Morales y según los sondeos, favorito en la primera vuelta aunque sin el respaldo suficiente para evitar un balotaje, consideró determinante su apoyo a la mesa de negociación para despejar el camino a las urnas. El titular del TSE recordó: «Aunque enfrentamos el proceso electoral más complejo de la historia democrática, Bolivia debe tener la certeza de que la elección del 2020 cumplirá a la vez con los exigentes estándares de integridad electoral, calidad democrática y protección sanitaria. Es el compromiso del Tribunal Supremo», insistió.
23-02-2020 | Fuente: abc.es
Inhabilitado un tercio de los candidatos a las elecciones en Bolivia, entre ellos Morales
Un tercio de los candidatos a los comicios generales del próximo 3 de mayo en Bolivia, incluido el expresidente del país Evo Morales, quedó inhabilitado por impugnaciones o incumplimiento de los requisitos fijados en el reglamento electoral. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia confirmó este domingo las candidaturas habilitadas e inhabilitadas en las ocho fuerzas políticas que concurrirán a los comicios, conforme a lo establecido en el calendario para este proceso. De las más de 2.100 candidaturas registradas han sido habilitadas 1.301, inhabilitadas 776 y hubo 24 renuncias, detalló el organismo. El 61,7 por ciento de los postulantes fue habilitado, el 1,1 por ciento renunció y 36,8 por ciento quedó fuera de la carrera electoral «debido al incumplimiento de los requisitos establecidos por ley y la aceptación de las demandas de inhabilitación», agregó. Según esa institución, los listados todavía pueden ser modificados si hay cambios de candidaturas por nuevas renuncias o inhabilitaciones, ya que se puede impugnar postulaciones hasta el próximo 18 de abril. El listado final se conocerá un día antes de las elecciones, agregó el tribunal electoral. El organismo electoral confirmó esta semana la inhabilitación de la candidatura a senador de Evo Morales, pero dio luz verde al exministro Luis Arce como aspirante a la Presidencia de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS). Morales, que solicitó refugio en Argentina tras renunciar al cargo y huir del país, y su partido han anunciado que recurrirán a la vía penal la inhabilitación de su candidatura como senador, además de denunciar en instancias internacionales lo que consideran una persecución. Además de Arce, han sido habilitadas las candidaturas de la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez; de los exmandatarios Carlos Mesa y Jorge Quiroga, del exlíder cívico Luis Fernando Camacho y del pastor presbiteriano Chi Hyun Chung, entre otras. Un caso especial es el de Acción Democrática Nacionalista (ADN), un partido que llevaba diecisiete años sin aparecer en el escenario electoral, desde su candidatura sin éxito en 2002. El 83 por ciento de los candidatos inscritos por ADN para las elecciones de mayo, incluidos sus postulantes a la Presidencia, Ismael Schabib, y a la Vicepresidencia, Remberto Siles, ambos militares retirados, fueron inhabilitados por incumplir los requisitos fijados en el reglamento.
04-02-2020 | Fuente: abc.es
Siete candidatos se enfrentarán a los sucesores de Evo Morales en las elecciones de Bolivia
Por primera vez en catorce años, Bolivia celebrará unas elecciones sin la candidatura de Evo Morales a la Presidencia. El cacique del Movimiento Al Socialismo (MÁS) y su exvicepresidente, Álvaro García Linera, estarán lejos de las urnas el 3 de mayo, fecha en la que se abrirán con todas las garantías y transparencia. Ambos, refugiados en Buenos Aires bajo el paraguas protector de Alberto y Cristina Fernández, están proscritos y acusados de gravísimos delitos como terrorismo y sedición. Los hombres elegidos como presuntos testaferros políticos suyos son el exministro de Economía Luis Arce y el excanciller (ministro de Exteriores), David Choquehuanca. Ellos son su esperanza (blanca e indígena) para poder volver a poner un pie en tierra boliviana sin que vayan directos a la cárcel. La ilusión de regresar a Bolivia aumenta al comprobar que la antigua y la actual oposición, salvo sorpresa al filo del cierre de las inscripciones que vencían este lunes por la tarde, concurre a los comicios más dividida que nunca. En total son siete las candidaturas que hacen sombra a la del MAS, la favorita en primera vuelta, pero sin respaldo suficiente para evitar una segunda ronda. Jeanine Áñez se presenta La actual presidenta, Jeanine Áñez, se sumó días atrás a la carrera para mantener el puesto que ocupa de forma interina, gracias a los votos y no por sucesión constitucional. Mujer de carácter, ha ganado popularidad desde que sucediera a Morales tras la huida de éste en medio de revueltas como consecuencia del fraude electoral de octubre. Áñez eligió como compañero de papeleta a Samuel Doria Medina, un empresario respetado y sin suerte hasta ahora en la política, que la acompaña en la alianza Juntos. «No soy ninguna novata en pelear contra el MÁS. Siempre le hice frente y sin temor a ninguna consecuencia», se defendió durante una cumbre el pasado fin de semana donde los intentos por formar un frente unido contra el MÁS fracasaron. La decisión de la presidenta interina a la que sus adversarios atribuyen haber empeñado su palabra de que «no se postularía» sacudió el tablero electoral más de lo que estaba. El expresidente Carlos Mesa censuró su decisión y la acusó de aprovecharse del poder que ocupa en una transición compleja y cuestionada. Mesa es el único candidato que puede considerar que Evo Morales le robó las elecciones con el monumental «pucherazo» que advirtió la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea. Líder de Comunidad Ciudadana, hasta la irrupción de Áñez era el favorito de la población boliviana que repudia al MÁS. Ahora, por ella y por otros, se encuentra con una competencia imprevista y numerosa. El regreso de Tuto Quiroga En esa lista de obstáculos para Mesa hay que incluir a Jorge «Tuto» Quiroga, el hombre que le apoyó en octubre y que recuperó popularidad durante los últimos meses como asesor del actual Gobierno. Se trata de otro expresidente que, como él, alcanzó la primera magistratura por sucesión del cargo. En el caso de Mesa fue de Gonzalo Sánchez de Lozada y en el suyo, del difunto general Hugo Banzer. Quiroga es el líder de Libre 21. Luis Fernando Camacho, alias «el Macho», también se ha envalentonado con el éxito de su actividad contra Evo Morales postfraude y se anotó por Creemos. En otra línea ideológica Félix Patzi, alcalde de La Paz, intentará dar el salto a la Presidencia con el MTS (Movimiento Tercer Sistema). Más cerca de él en la forma de entender el mundo, la abogada y dirigente gremial, Ruth Nina, lo intenta con PAN-Bol. El último candidato y por cierto, una de las sorpresas del escrutinio de octubre, es el pastor de origen coreano Chi Chung, del FPV. Con el rejón en marcha para confirmar las candidaturas ?o sorprender?, Evo Morales reclamaba su derecho a inscribirse como candidato del MAS a la Asamblea Nacional y los manifestantes que vigilan la residencia del embajador de México en La Paz, donde una decena de ministros y ex altos cargos de Morales se refugian, consideraron pedir la renuncia del ministro de Gobierno, Arturo Murillo, y de la canciller, Karen Longaric, por conceder salvoconductos a dos de los atrincherados: César Navarro y Pedro Dorado.
03-02-2020 | Fuente: abc.es
El plazo de las candidaturas se cierra hoy en Bolivia con la duda sobre Morales
El plazo para inscribir candidaturas a las elecciones generales de mayo en Bolivia concluye este lunes con la incertidumbre de si podrá presentarse a diputado o senador Evo Morales, quien denuncia una persecución para impedírselo. Los partidos y alianzas políticas deben registrar en el Tribunal Supremo Electoral hasta las 18.30 hora local (23.30 hora española) sus candidatos a presidente, vicepresidente, diputados y senadores para los comicios del 3 de mayo. A la espera de que formalicen la inscripción a lo largo del día, la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, ha anunciado su candidatura en una alianza, Juntos, encabezada por su partido, Demócratas, con el líder de Unidad Nacional, el veterano político y empresario Samuel Doria Medina, como candidato a vicepresidente. Otras destacadas candidaturas anunciadas son las de los expresidentes bolivianos Carlos Mesa y Jorge Quiroga por las alianzas Comunidad Ciudadana y Libre 21, respectivamente. A esas se suma Creemos, una agrupación que encabeza el exlíder cívico Luis Fernando Camacho, que tuvo papel relevante en las protestas contra Morales entre octubre y noviembre del año pasado. Además de una serie de partidos por separado, con candidatos como el pastor presbiteriano de origen coreano Chi Hyun Chung, la sorpresa de los fallidos comicios de octubre con su tercer puesto por detrás de Morales y Mesa. Todos ellos se reunieron el pasado sábado en un intento sin éxito, salvo cambio poco probable de última hora durante esta jornada, de unirse en un frente conjunto para enfrentarse al Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales. Denuncias de Morales El MAS tiene como candidatos al exministro Luis Arce a presidente y el excanciller David Choquehuanca a vicepresidente, dos de los nombres fuertes durante los gobiernos de Morales. El expresidente, que está en Argentina, ha otorgado poderes a dos abogados para que puedan presentar su candidatura a diputado o senador, uno de ellos Patricia Hermosa, su exjefa de gabinete, que ha sido recluida preventivamente en una cárcel de La Paz por un proceso por supuestos delitos como terrorismo y sedición. Morales, a través de Twitter, denuncia que desde que inició su carrera política en 1997 como diputado siempre pudo presentar su documentación para ser «habilitado candidato sin ninguna observación». El exmandatario critica que ahora roban esa documentación que tramitaba su abogada, a quien asegura que le fueron retenidos documentos necesarios para su candidatura. «Quieren proscribirme para silenciarme», lamenta a través de la red social, en la que advierte de que se prepara un «verdadero fraude» en estas elecciones.
27-01-2020 | Fuente: abc.es
Jeanine Añez se quiere quedar, por los votos de las urnas, en la Presidencia de Bolivia. Carlos Mesa, Jorge Tuto Quiroga, Luis Fernando Camacho (alias «el macho») y Chi Hyun Chung, se disputarán el mismo electorado en las elecciones del 3 de mayo. La oposición al MAS (Movimiento Al Socialismo) difícilmente podría ir más dividida y por lo tanto, facilitar antes el regreso a La Paz de Evo Morales. Las esperanzas del prófugo instalado en Argentina están puestas en la «fórmula» compuesta por Luis Arce Catacora y David Choquehuanca, sus ex ministros de Economía y Exteriores, respectivamente. En Buenos Aires se cocinó la papeleta del MAS-IPSP. El perfume peronista es contagioso a la hora de replicar la fórmula «Cámpora al Gobierno, Perón al poder» o, en su versión más actual, Fernández (Alberto)/Fernández (Cristina). El primero anunció su visita oficial a Madrid para el 4 de febrero. Es de suponer que antes designará un embajador. El destino, ocupado durante casi cuatro años por Ramón Puerta, sigue vacante. Puesto goloso, en la lista de espera vuelve a aparecer el nombre del ex embajador hispano argentino Carlos Bettini. Y de nuevo, también, se habla de Hugo o de Leandro Sigman. En el «rubro» mujeres toma vuelo Alicia Castro, ex azafata, ex embajadora en Caracas de «CFK» y ferviente chavista. La elección depende de quién de los Fernández, diga la última palabra. Silencio debería haber guardado Baltasar Garzón antes de ponerse en evidencia al negar estar donde estuvo y fue anunciado hasta por Eduardo Barcesat. Esto es, el falso tribunal de justicia a periodistas y jueces que criticaron o juzgan a los Correa, Kirchner, Lula etc. Más hábil es López Obrador al hacer con las caravanas de inmigrantes, lo contrario de lo que dijo y nadie de las filas «progresistas», le pasa la factura. Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Zapatero pagarán caro su apoyo a la dictadura de Maduro. Su verdugo será la historia, la misma que hoy reconoce el valor de Juan Guaidó, el presidente interino que, pese al cerco de fusiles, reeligió la Asamblea Nacional. Diga lo que diga el vicepresidente de España.
25-01-2020 | Fuente: abc.es
Jeanine Áñez anuncia su candidatura a las elecciones generales en Bolivia
La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, confirmó este viernes que se presentará a las elecciones generales del próximo 3 de mayo en una alianza de su partido con algunas fuerzas que fueron aliadas del expresidente Carlos Mesa en los comicios fallidos de octubre pasado. «Quiero dirigirme a las familias bolivianas para anunciarles que he tomado la decisión de presentarme como candidata para las elecciones», sostuvo Áñez ante varios de sus seguidores en La Paz. La mandataria se presentará por la alianza Juntos, formada por su partido, el Movimiento Demócrata Social; Soberanía y Libertad (Sol.bo), del alcalde de La Paz, Luis Revilla; Todos, del gobernador de la región sureña de Tarija, Adrián Oliva, y Unir, del actual ministro interino de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora. Revilla y Oliva fueron aliados de Carlos Mesa en las elecciones del pasado 20 de octubre, en las que el también periodista quedó segundo y Evo Morales fue proclamado ganador. «No estaba en mis planes participar en estas elecciones», aseguró Áñez y explicó que en las últimas semanas buscó «construir consensos mínimos con las principales fuerzas políticas» que le pidieron que «considere» presentarse a la Presidencia «para continuar el trabajo» que ha venido realizado desde noviembre pasado. «La dispersión del voto y la presentación de candidaturas que no logran reunir a los bolivianos me han llevado a tomar esta decisión», justificó Áñez. La mandataria indicó que respeta la decisión de «quienes aún no se unieron» y les aseguró que «la puerta permanece abierta para unirse a este frente amplio y diverso». «El costo de la libertad y de la defensa de todo lo que hemos reconstruido hasta ahora ha sido alto, por eso mismo hoy no tenemos margen para equivocarnos», advirtió. Aseguró que asume la responsabilidad de su candidatura «con el mismo espíritu, fortaleza y valor» con los cuales decidió «afrontar la Presidencia tras el fraude electoral» de octubre. Hace unas semanas, Áñez abogó por no dispersar el voto y buscar un frente común contra el Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales. Bolivia celebrará nuevos comicios el 3 de mayo tras quedar anulados los del pasado 20 de octubre, en los que Evo Morales fue declarado vencedor para un cuarto mandato consecutivo. Esas elecciones se anularon en medio de denuncias de fraude a favor de Morales, quien el pasado 10 de noviembre anunció su renuncia denunciando un «golpe de Estado» para derrocarlo. En su calidad de segunda vicepresidenta del Senado, Áñez asumió la Presidencia interina de Bolivia tras activar el mecanismo sucesorio que dejó roto el entonces oficialismo con la renuncia de Morales y de todos los que constitucionalmente estaban habilitados para reemplazarlo. Aquella sucesión, que se produjo tras dos días de vacío de poder, fue avalada por el Tribunal Constitucional. Áñez tiene mandato hasta la formación de un nuevo Gobierno tras los comicios de mayo, pues aunque la gestión terminaba este pasado martes fue prorrogada con el aval del Constitucional. También se han anunciado candidaturas como las de Luis Arce, quien fue ministro de Economía de Evo Morales; el exlíder cívico Luis Fernando Camacho, el expresidente Jorge Quiroga y también Carlos Mesa, si bien se quedó sin dos de sus principales aliados.
20-01-2020 | Fuente: abc.es
Evo Morales nombra a su exministro de economía como candidato a presidente de Bolivia
Se despejó la duda, los anuncios personales y las especulaciones. En Buenos Aires, trinchera de Evo Morales para organizar la campaña electoral y decidir los nombres de su posible sucesor del partido en la Presidencia, se eligió el «binomio» electoral del MAS (Movimiento Al Socialismo). El exministro de Economía, Luis Arce y el excanciller aymara, David Choquehuanca, fueron los elegidos. En el Hotel Bauen, sede para reuniones de organizaciones populares (y populistas, incluida Podemos) se celebró la cumbre entre el MAS y miembros del Pacto de Unidad, donde se dio a conocer la noticia. «El candidato del MAS-IPS a la Presidencia será Luis Arce Catacora, los compañeros de base que participaron en esta reunión escucharon interesantes intervenciones, aquí valen más razones, más argumentos para seguir con nuestro proceso de cambio. Nuestro candidato a Vicepresidente, tomando en cuenta la propuesta del Pacto de Unidad, es el hermano David Choquehuanca», proclamó Morales. El presidente, durante casi catorce años y prófugo de la justicia, acusado de sedición y terrorismo, confía en lograr la victoria en primera vuelta en las elecciones del 3 de mayo. La dispersión, previsible salvo resignaciones, de la oposición que presenta varios candidatos le da «argumentos» para soñar con un regreso a poder mediante sus elegidos. «Son una combinación entre el conocimiento científico y el conocimiento originario», concluyó Morales. Carlos Mesa, el hombre al que le arrebataron las elecciones de octubre pasado, tras el pucherazo que impidió un balotaje, se disputa el favor de la oposición con Luis Fernando Camacho, el brazo más beligerante contra el MAS, y, de momento, el expresidente Jorge Tuto Quiroga. El pastor evangélico de origen coreano, Chi Hyung Chung, es otro de los que aspira a alcanzar la Presidencia que hoy ejerce, de forma interina, Jeanine Anez. Con un, «Hasta la victoria siempre», modelo castro guevarista, Evo Morales zanjó la discusión sobre las candidaturas. Su actividad política en Buenos Aires, donde se encuentra en condición de refugiado político, provoca hondo malestar en diferentes partidos. La Unión Cívica Radical (UCR), partido de corte socialdemócrata al que perteneció el difunto expresidente Raúl Alfonsín, presentó un proyecto de resolución donde pidió la expulsión del expresidente al considerar que, con su activismo, viola todos los requisitos que se exigen a los refugiados. «Se encuentra en nuestro país en calidad de refugiado» gracias al Poder Ejecutivo y ,a la parecer, con una sola condición: «No hacer declaraciones políticas». Morales, añade el comunicado de la UCR, «hizo todo lo contrario. Visitó la Quinta de Olivos, concedió todo tipo de reportajes a diferentes medios, participó de actos políticos». Al hilo de las declaraciones en las que el expresidente instaba a la creación de unas «milicias armadas del pueblo como en Venezuela», la UCR advirtió que sus declaraciones, «atentan contra la paz y la democracia del país vecino que está en pleno proceso de normalización de sus instituciones. Las amenazas de su ex mandatario, no ayudan en nada a los bolivianos», insistió. La petición de la UCR no encontró eco en el Gobierno de Alberto y Cristina Fernández. Luis Arce Evo Morales buscó un perfil técnico para elegir a su candidato a la Presidencia. Luis Arce, ministro de Economía y Finanzas Públicas en su primer gobierno y en la recta final de su último mandato, está lejos de luchas revolucionarias e ideologías modelo socialismo siglo XXI. Arce, de 56 años, es un economista y catedrático de universidad que conoce bien la política, donde se mueve sin estridencias. Trabajó en el Banco Central de Bolivia y fue el responsable del programa financiero exterior de Bolivia. A él le atribuyen los éxitos económicos de la gestión de Evo Morales.
15-01-2020 | Fuente: abc.es
El voto en Perú, Bolivia y Chile marca la política latinoamericana en el inicio de 2020
La evolución de las crisis políticas vividas en 2019 en varios países latinoamericanos llenará la actualidad regional en los próximos meses, con elecciones parlamentarias en Perú, parlamentarias y presidenciales en Bolivia y un plebiscito sobre la Constitución en Chile. Eso en un año para el que inicialmente solo estaban previstas las elecciones a la Asamblea Nacional de Venezuela, en el mes de diciembre. Perú: legislativas extraordinarias La primera convocatoria electoral, el 26 de enero, es la de Perú, donde la agria pugna entre el presidente Martín Vizcarra y la mayoría opositora, liderada por Keiko Fujimori, ha derivado en unas elecciones legislativas que no estaban programadas. Esas elecciones extraordinarias tendrán lugar a pesar del cuestionamiento inicial sobre la legalidad de la disolución del Congreso Nacional (institución unicameral) realizada por el presidente. Los nuevos diputados serán elegidos para solo un año, dado que en 2021 tendrán lugar las elecciones ordinarias, pues en Perú el mandato de cinco años del presiente y el del Congreso deben coincidir. Las encuestas están mostrando un gran volumen de indecisos y de posible abstención, así como un declive del dominio que Fuerza Popular, la formación de Keiko Fujimori, ejercía en el actual Congreso. Los sondeos, poco fiables dada la alta indeterminación aún del electorado, muestran por ahora un relativo empate entre ese partido y Acción Popular, que se encuentra en un momento de auge tras ganar la alcaldía de Lima en 2018. A la convocatoria no se presenta el PPK, el partido creado para las elecciones de 2016 por el entonces aspirante presidencial Pedro Pablo Kuczynski, quien tras su triunfo debió dimitir por corrupción en 2018 y ser reemplazado por su vicepresidente, Vizcarra. Chile: hacia la convención constituyente La siguiente cita con las urnas será en Chile, el 26 de abril. Las protestas sociales registradas en el país en los últimos meses condujeron a un amplio pacto para la celebración de un plebiscito sobre la Constitución (la actual data de la dictadura de Pinochet). Los chilenos deberán responder a dos preguntas: si desean una nueva Constitución y qué tipo de órgano debería redactarla. Si la respuesta a la primera pregunta es afirmativa, se tomará en cuenta qué opción triunfa en la segunda, que presenta dos alternativas: una convención mixta constitucional, en la que la mitad de los integrantes sean los actuales miembros del Congreso y la otra mitad sea elegida expresamente por los ciudadanos, o bien una convención en la que todos sus miembros sean votados para ese fin por los chilenos. La elección directa de constituyentes, tanto si son el 50% como el 100% de la convención que redactaría la nueva Constitución, tendría lugar el 25 de octubre, coincidiendo con las elecciones municipales y de gobernadores regionales. Las encuestas indican una mayoría ciudadana favorable a una nueva Constitución y a que sea redactada por una convención completamente elegida expresamente. El partido del presidente Sebastián Piñera, Renovación Nacional (RN), ha dado libertad de voto a sus seguidores, si bien la mayoría de sus dirigentes defiende votar negativamente, alegando que si algunos cambios constitucionales son urgentes mejor es proceder a ellos cuanto antes en el actual Congreso, en lugar de que todo se demore en un lento proceso constituyente que además alargue el actual clima de inestabilidad y confrontación. Dentro de la coalición gubernamental Chile Vamos, de la que RN forma parte, el partido Evópoli defiende el voto afirmativo para una nueva Constitución, mientras que la Unión Demócrata Independiente pide el rechazo. Bolivia: generales sin unidad anti-Morales Las nuevas elecciones generales de Bolivia, tras el abandono del país de Evo Morales, han sido finalmente convocadas para el 3 de mayo. En ellas no será candidato el expresidente huido, que se encuentra en Argentina. Su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), prevé designar presidenciable la próxima semana; entre los posibles candidatos están el líder cocalero Andrónico Rodríguez y David Choquehuanca, excanciller con Morales y actual secretario general del ALBA. Dada la división que existe entre los dirigentes opositores al MAS, este se ha visto primado en algunas encuestas. La publicada por el diario «Página Siete» la semana pasada daba un 23% al MAS, con Rodríguez como candidato, frente al 21% de Carlos Mesa, quien rivalizó con Morales en las elecciones de octubre en las que este cometió fraude. Por su parte, Luis Alfredo Camacho y Marco Pumari, que encabezaron revueltas contra el ya expresidente, lograban un 13% y un 10% respectivamente. A estos nombres habría que añadir el de Jeanine Áñez, la presidenta interina, si decide presentarse. Si bien todos ellos podrían unir fuerzas en una segunda vuelta frente al MAS, al ir por separado en la primera vuelta, que es cuando tienen lugar también las elecciones legislativas, el partido de Morales podría ser el más fuerte de la Asamblea Legislativa boliviana. Venezuela: ocasión autoritaria para Maduro Nicolás Maduro fracasó en su intento del 5 de enero de impedir por la fuerza la reelección de Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, pero este, de todos modos, tiene solo un año más en el puesto. En otoño de 2020 correspondería celebrar las elecciones legislativas venezolanas (tradicionalmente han sido en diciembre, pero cabe un ligero adelanto), lo que constituye la ocasión propicia para que, mediante fraude electoral, el chavismo retome el control de la Asamblea Nacional o al menos impida su constitución. Si en las parlamentarias de 2015 el régimen se vio obligado a aceptar el triunfo de la oposición (el fraude cometido no fue suficiente para dar la vuelta al resultado) fue porque entonces aún necesitaba guardar ciertas apariencias democráticas ante el mundo. Hoy su carácter autoritario es internacionalmente denunciado, por lo que podrá actuar sin tapujos.
29-12-2019 | Fuente: abc.es
«No es lo más idóneo que policías españoles del GEO vayan encapuchados a una Embajada en Bolivia»
El candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, que se enfrentó a Evo Morales en las elecciones del pasado 20 de octubre, en las que la OEA demostró que hubo un gran fraude, pretende volver a presentarse en unos comicios con garantías en 2020. Carlos Mesa habla para ABC de la actualidad en Bolivia, en las últimas horas marcada por el episodio sucedido ante la Embajada de México en La Paz. ¿Considera que hubo un «atropello» a la soberanía boliviana por parte d España, como sostiene la Cancillería? Cuando menos, es cuestionable la presencia de policías del GEO encapuchados en territorio boliviano en las inmediaciones de una embajada de otro país. No parece el método más idóneo para trasladar y esperar a sus representantes diplomáticos. Menos aún en un contexto de tensión como el que existe entre México y Bolivia. Podría cuestionarse también la conveniencia de una visita de funcionarios españoles a la residencia de la Embajada de México en la que están nueve ciudadanos bolivianos solicitados por la Justicia de nuestro país. A su juicio, ¿fue correcta la actuación enla que se interceptó a un vehículo diplomático español? A mi juicio, no fue correcta la presencia en las calles de La Paz de la Policía española, con alguno de sus miembros encapuchado, vulnerando principios internacionales en la materia. ¿Qué garantías hay de que esta vez será un proceso limpio? El MAS tiene aún dos tercios del Parlamento? El mayor desafío es que la Asamblea acepte contar con un grupo plural y multipartidario que escoja a los mejores miembros del tribunal supremo electoral. Si esto se consigue, podemos contar con un tribunal creíble. Es fundamental que, además de la OEA, que fue muy importante para demostrar el fraude electoral en un informe demoledor, haya una misión plena de observación de la UE. La mejor garantía de una elección transparente y pacífica es una misión europea del más alto nivel. El líder cívico Fernando Camacho pretende presentarse. ¿La división podría propiciar que el MAS gane las elecciones, ahora limpiamente? El MAS podría, con optimismo, pasar a la segunda vuelta, pero en una segunda vuelta no gana. Hay una mayoría de la oposición a Morales. En cuanto a nuestra candidatura, el voto acaba concentrándose por el propio electorado. ¿No ve riesgo de que el MAS pudiera ganar en primera vuelta? No, el MAS no obtiene el triunfo en la primera vuelta en ningún caso, va a tener una disminución importante, porque no están los candidatos que construyeron la idea de que eran insustituibles, y eso será un golpe importante. «La sucesión fue impecable. No hubo golpe de Estado ni autoproclamación de la presidenta» ¿Qué sucederá si regresa Morales? La ley de las elecciones impide que se presente, pero ¿podría ser detenido? Lo impide la Constitución. En segundo lugar, hizo unas declaraciones, ya como expresidente en México, en una apología de la violencia que puede ser delito. Si volviera, tendría dificultades para moverse en las principales ciudades, donde el repudio es muy fuerte. Su imagen está muy deteriorada. Morales y sus seguidores han insistido en que hubo un golpe de Estado. ¿La proclamación de Jeanine Áñez sin quorum en la Asamblea fue legal? Fue una sucesión impecable. Su renuncia se produjo tras 21 días de protestas y las fuerzas armadas le pidieron dar un paso al costado. La ley de la fuerzas armadas establece que en caso de conmoción grave o emergencia podrán sugerir salidas políticas. Pero, objetivamente: ¿qué golpe es ese sin soldados ni tanques ni una sustitución de gobierno? Y lo más notable: 48 horas de acefalia. No conozco un golpe en el que no haya gobierno 48 horas después. Es una incongruencia. Con relación a la presidenta, no se autoproclamó. Renunciaron Morales, el vicepresidente, la presidenta del Senado, el presidente de Diputados, y el primer vicepresidente de Senadores. Por tanto, en la línea constitucional quedaba la segunda vicepresidenta de Senadores. Áñez se proclamó a partir de una declaración del Tribunal Constitucional, que estableció que no puede haber un minuto de acefalia. Ni hubo golpe de Estado ni autoproclamación; la transmisión fue legítima. El Constitucional había avalado decisiones de Morales como no respetar el referéndum o que su reelección era un derecho humano. ¿Qué le llevó a cambiar de actitud y respaldar a Áñez? Tanto el Constitucional como el Congreso, con dos tercios del MAS, se dieron cuenta de que las declaraciones violentas de Morales llevaban al país a una situación límite. La violencia, particularmente en la planta de combustilbles de El Alto, marcó el punto de inflexión. «Una misión de la UE sería la mejor garantía para unas elecciones transparentes en Bolivia» Áñez ha tomado decisiones como sacar a Bolivia del ALBA, expulsar a cubanos y venezolanos, cambiar embajadores.. ¿Ha ido más allá de lo que corresponde a un Gobierno provisional? No comparto todas sus decisiones, pero las entiendo. Había una presión muy fuerte para responder a la evidente injerencia cubana y venezolana. Morales se jactaba de romper con la injerencia norteamericana, para depender de Cuba y Venezuela. El Gobierno tiene un único objetivo, la convocatoria de elecciones. En cuanto al decreto que daba impunidad a las fuerzas del orden, ¿fue acertado? ¿Se investigarán los posibles abusos? La exención de responsabilidades no es aceptable. No comparto esa parte del decreto. Tiene que hacerse una investigación muy exhaustiva. Pero la reacción de las fuerzas armadas tuvo que ver con la violencia de manifestantes del MAS frente a una planta de combustible que podía haber causado 100, 200 o 300 muertos. Mientras, Maduro sigue atornillado al poder en Venezuela.. En Bolivia hay un sentido corporarivo muy intenso que permite una gran movilización que Venezuela no tiene. Y lo más importante: en Bolivia las fuerzas armadas no son parte del Gobierno y en el caso de Venezuela son el Gobierno, lo que hace más difícil un levantamiento. «No lo echaron por indígena, sino por violar la Constitución» ¿Qué responde a las acusaciones de Morales de que lo echaron de la presidencia por indígena? Eso es uno de los grandes equívocos entre la opinión pública europea. Si fuera verdad, esas élites racistas a las que hace referencia, que son una invención, le habrían echado a los tres meses, pero ha sido el presidente que más tiempo ha gobernado en Bolivia. Morales renunció a la presidencia porque violó la Constitución, controlando ilegítimamente los cuatro poderes del Estado como si fueran suyos, se burló del voto popular del referéndum de 2016 e hizo un fraude electoral monumental.
1