Infortelecom

Noticias de buceo

09-02-2012 | Fuente: elpais.com
Capitanía abre un corredor frente al pueblo de El Hierro. Era la única actividad que seguía clausurada por el volcán submarino
07-12-2010 | Fuente: elmundo.es
Buscan a un español desaparecido mientras hacía submarinismo en el Caribe
Eduardo Burillo trabajaba para una empresa de la zona fotografiando a los turistas que practican buceo. 
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Arabia Saudí promociona un modelo de turismo sin bikinis ni alcohol
Las autoridades de Arabia Saudí han comenzado a rehabilitar algunas de sus islas en el mar Rojo y el golfo Pérsico, en el marco de un ambicioso proyecto para promover el turismo «halal» (acorde con la ley islámica), que no permite bikinis ni alcohol. «Desde que el rey saudí emitió un decreto (para mejorar el aprovechamiento de las islas) en el año 2006, el interés se ha centrado en rehabilitar en una primera fase unas setenta de un total de 1.200 islas», destacó en declaraciones a Efe el portavoz del Departamento de Turismo y Antigüedades saudí, Mutleq al Harbi. En ese sentido, este órgano estatal anunció recientemente que ya ha preparado para el «turismo de un día» la isla de Ahbar, situada en el mar Rojo, unos quince kilómetros al oeste de la costa de la región meridional saudí de Yazan. Para ello, se ha acondicionado un embarcadero, se han abierto cafeterías, restaurantes de pescado, baños y lugares para descansar, y se han habilitado zonas para la práctica del buceo y de la pesca. Asimismo, Al Harbi destacó que su departamento comenzó hace pocos años la rehabilitación de la isla de Forsan, situada en el mar Rojo frente a la costa de Yazan, para que se convierta «en el primer núcleo de desarrollo del turismo marítimo». «En esa isla hemos acondicionado la aldea Al Qosar, que es un patrimonio cultural que tiene un gran oasis de palmeras; el embarcadero Al Gadir, que recibe a los ferry que zarpan de Yazan; y la playa de Al Faqua, que se destaca por su paisaje espectacular e ideal para los amantes de la pesca», concluyó. Forsan, con sus 2,3 kilómetros cuadrados y unos 20.000 habitantes, es la mayor de las islas del archipiélago homónimo, ubicado en el mar Rojo, unos 45 kilómetros al oeste de la costa saudí. Por su parte, el guía saudí de turismo, Ahmed Mudjeli, dijo en declaraciones a Efe que él se traslada diariamente a esa isla acompañando a grupos de turistas a bordo de un ferri que zarpa de Yazan, en un viaje que dura alrededor de una hora. «Prefiero trabajar con visitantes occidentales porque a la mayoría de ellos les encanta aprender, y además me gusta ser para ellos la puerta por la que entran a conocer esta parte de mi país», destacó Mudjeli. El recorrido que efectúa el guía con los turistas dura alrededor de tres horas. «Visitamos varios lugares, entre ellos una ciudadela que data del imperio turco otomano y desde la cual se puede divisar casi toda la isla, e históricas viviendas que reflejan el estilo arquitectónico que usaban sus habitantes», subrayó Mudjeli. Asimismo, lleva a los turistas a la aldea Al Qosar, que incluye un sitio arqueológico compuesto por columnas semejantes a las de la antigua Roma, y un bosque de mangles en Al Qandal. «El recorrido turístico en Forsan concluye generalmente en una de las playas para practicar buceo y otros deportes náuticos, además de la pesca con caña», recordó el guía. También, la temporada de la pesca del «harid» o pez loro, juega un papel relevante para el desarrollo del turismo en la isla, ya que los isleños efectúan anualmente, en abril, una feria para esa ocasión, en la que los nativos cantan y bailan temas folclóricos. El empeño de las autoridades por promover el turismo en sus islas contrasta con la ausencia de turistas extranjeros que viajen a Arabia Saudí expresamente para visitarlo. Según cifras del Ministerio saudí de Exteriores difundidas en 2014, durante el año 2013 no se otorgó ningún visado de ese tipo. De los más de diez millones de visados de entrada al país otorgados durante ese año, el 71% fueron para efectuar peregrinaciones religiosas y el resto para desarrollar actividades comerciales y diplomáticas. Frente a esa realidad, Al Harbi respondió que la promoción del turismo que efectúa el Departamento de Turismo y Antigüedades apunta solo a los residentes extranjeros, ciudadanos locales y a los que visitan Arabia Saudí con fines comerciales. «No procuramos atraer actualmente a turistas extranjeros debido a que es imposible otorgar ese tipo de visados para visitar el país», subrayó. Sin embargo, adelantó que en un futuro cercano cambiará esta situación «ya que hay un proyecto de ley que está sujeto a estudio por parte de los ministerios del Interior y de Exteriores, que autorizará ese tipo de visados, aunque todavía es prematuro hablar de este asunto». En todos las zonas turísticas de Arabia Saudí, el turista extranjero (residente o visitante comercial) debe cumplir estrictamente con la sharía o ley islámica. Ese reglamento prohíbe a las mujeres mostrar sus cuerpos y obliga a los hombres a usar un vestuario un tanto largo y no consumir bebidas alcohólicas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Exigen a una mujer que se bañó en burkini en una piscina de Francia pagar su desinfección
El propietario de una piscina de Marsella, en el sur de Francia, reclama a una mujer que se bañó en burkini el pasado julio abonar su desinfección, ha revelado este miércoles el Colectivo francés contra la Islamofobia (CCIF). La mujer estaba alojada junto con su familia en una residencia privada con piscina y había hecho su reserva para una semana. El primer día se bañó con sus hijos sin problemas, pero la jornada siguiente fue sacada de la piscina al cabo de una hora por el vigilante, después de que, según su relato, el sindicato de copropietarios denunciara al dueño que una mujer se había bañado vestida y con velo. El responsable le prohibió bañarse el resto de su estancia y quiso que la familia abonara los gastos de desinfección completa de la piscina, así como una compensación por el hecho de que esta hubiera quedado inhabilitada durante dos días. La pareja afectada asegura que la residencia no cambió el agua, pero ha visto cómo se le ha retenido una fianza de 490 euros a la espera de que pague la desinfección. El CCIF recuerda en su comunicado que la mujer no se bañó con ropa de calle, sino con un traje habilitado para el baño que está confeccionado con un tejido ligero, similar al de los bañadores o al de los monos de buceo. La polémica sobre el burkini saltó en Francia a principios de agosto del año pasado, cuando se conoció la propuesta de la ONG Smile 13 de reservar un parque acuático cercano a Marsella exclusivamente para mujeres, a las que se les pedía acudir con esa prenda o bien cubiertas, y que fue anulada.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Miles de personas se manifiestan contra los neo-nazis frente a la Casa Blanca
Una marea de miles de personas ha desbordado las calles de Washington y ha obligado a una veintena de neonazis, envueltos en banderas estadounidenses, a celebrar su marcha por el supremacismo blanco en un rincón del Parque Lafayette, frente a la Casa Blanca. Para evitar enfrentamientos, la policía municipal colocó a los neonazis en un pequeño perímetro cercano a la mansión presidencial que definió con unas vallas negras de un metro de altura. Tras el vallado, miles de contramanifestantes abucheaban a los supremacistas y gritaban consignas como «¡nazis, váyanse a casa!», mientras agitaban pancartas con mensajes como «Sin odio, sin miedo». Los organizadores de la marcha «Unir a la derecha» esperaban reunir a 400 personas, pero solo se presentaron unas 20, la mayoría hombres blancos. Uno de esos manifestantes, de 21 años y que respondía al seudónimo de Karl, ha asegurado a Efe que había acudido a la protesta desde Dallas (Texas) porque quería defender los «derechos de todas las personas», incluidos los blancos que, a su juicio, deberían ser mayoría en Estados Unidos. A su lado, dos jóvenes cubrían su rostro con pañuelos, gorras y gafas de sol, mientras sostenían una bandera de EE.UU. que usaban para ocultarse cuando los periodistas se acercaban a ellos. Brandon Watson, el único participante afroamerican o, se unió a los neonazis porque «no importa de qué color seas» y, sobre todo, porque quería respaldar a su «amigo», Jason Kessler, quien el año pasado organizó la marcha de Charlottesville (Virginia) donde una mujer fue asesinada. Kessler volvió a convocar la marcha de este año y se dirigió a sus simpatizantes en varias ocasiones desde un escenario. Desde su rincón, los supremacistas podían ver hileras de policías locales con su chaleco amarillo fosforito y, a pocos metros, miles de contramanifestantes. Los activistas con el aspecto más amenazante eran los del «bloque negro», compuesto por antifascistas vestidos con colores oscuros y que cubrían su cabeza con capuchas y cascos de bicicletas. Algunos llevan máscara para protegerse de gases lacrimógenos, mientras que los menos sofisticados se contentaron con unas gafas de buceo. Había también familias como la de Kent Alley, quien hace un año vivió la tragedia de Charlottesville y hoy decidió manifestarse frente a la Casa Blanca junto a su mujer y su hijo adolescente para demostrar a los xenófobos que no pueden conquistar el espacio público sin recibir respuesta. «Fuimos testigos de lo que sucedió en Charlottesville. Tienes que defender el amor y la paz o el odio prevalecerá», ha explicado a Efe Alley mientras abrazaba a su hijo y pedía a los neonazis que vuelvan a su «agujero». Los actos, que comenzaron a mediodía y concluyeron unas seis horas después, se desarrollaron de forma pacífica, puesto que no llegaron a producirse choques entre neonazis y contramanifestantes. El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha guardado silencio sobre el asunto y no criticó la presencia de neonazis frente a la Casa Blanca, aunque ayer sábado en un mensaje de Twitter condenó «todo tipo de racismo» e instó a los estadounidenses a unirse «como nación». La que sí ha hablado ha sido su hija, Ivanka Trump. A través de su cuenta de twitter, la hija del magnate ha recordado a las vícitmas del ataque del año pasado y ha asegurado que «mientras los estadounidenses son bendecidos para vivir en una nación que proteja la libertad, la libertad de expresión y la diversidad de opiniones, no hay lugar para la supremacía blanca, el racismo y el neo-nazismo en nuestro gran país». Además, en un tercer tuit ha añadido que «en lugar de derribarnos mutuamente con odio, racismo y violencia, podemos levantarnos unos a otros, fortalecer nuestras comunidades y e sforzarnos por ayudar a todos los estadounidenses a alcanzar su máximo potencial». Hace hoy un año, los supremacistas celebraron una marcha similar en Charlottesville, donde uno de ellos embistió a una multitud con su coche, y dio muerte a una mujer e hirió a otras 19 personas. Además, dos policías murieron en un accidente de helicóptero cuando acudían a sofocar las protestas
01-01-1970 | Fuente: abc.es
David Katz, jugador de videojuegos deportivos, autor del tiroteo de Jacksonville
Hay quien cree que disparó porque había quedado eliminado del torneo, otros señalan que el tiroteo lo inició después de mantener una breve discusión con otra persona, pero lo que parece difícil es que se aclaren las motivaciones que le empujaron a disparar durante la celebración de una competición de videojuegos. Sus balas provocaron dos muertes y once heridos por los disparos o a consecuencia de la estampida de las decenas de personas que se encontraban en el local. Otros se refugiaron bajo las mesas. Él se quitó la vida. El presunto autor del ataque en el Chicago Pizza, un restaurante situado en una zona comercial del centro de Jacksonville, al norte de Florida, ha sido identificado como David Katz, de 24 años y procedente de Baltimore, en el estado de Maryland. Era uno de los participantes en un torneo virtual de fútbol americano organizado por Electronic Arts, una popular empresa del sector. El establecimiento acogía durante el fin de semana una de las eliminatorias de esta competición, que puede llegar a congregar ante la pantalla a millones de personas en todo el mundo. Son seguidores de partidos virtuales. Dos jugadores que manejan con mandos los movimientos de sus respectivos equipos. En la pantalla principal, la partida, aunque se puede seguir también las reacciones de los participantes. Y hay narradores, como en un partido convencional. Los jugadores suelen utilizar seudónimos. David Katz, en concreto, participaba con el nombre de «Bread» (literalmene significa «pan», aunque en lenguaje coloquial se traduce como «pasta», en su sentido económico). Según señalan otros jugadores, había quedado eliminado el sábado. Los ganadores pasaban a la final que tendrá lugar en Las Vegas el próximo mes de octubre, donde el vencedor obtiene 25.000 dólares. Precisamente el año pasado Katz logró clasificarse para la cita de Nevada. En Youtube se puede ver la partida que ganó en febrero de 2017 en Búfalo, en el estado de Nueva York, en un campeonato semejante al que se celebraba este fin de semana en Jacksonville. En aquella ocasión, Katz se embolsó 3.500 dólares y obtuvo el billete a Las Vegas. En la retransmisión se puede ver la seriedad en su rostro durante el juego y su timidez cuando recibe el premio. Como el deportista que hace declaraciones al acabar un partido, «Bread» responde con balbuceos a las preguntas de un periodista, mira al suelo al hablar y recibe con una sonrisa incómida la camiseta que le proclama campeón. «Estos jóvenes están bajo enorme presión», subraya uno de los locutores que retoma la transmisión desde el estudio. Todo parecido a un partido real. Reales fueron las balas que disparó David Katz. Poco locuaz en el vídeo y poco locuaz según le definen algunos de sus contrincantes. Uno de ellos, en declaraciones a un canal de televisión local, creía que la acción de «Bread» poco tenía que ver con su derrota en la competición. «Me parece que era algo premeditado», señalaba, porque él mismo fue uno de los que le derrotó en uno de los partidos y salió ileso. «Se comportó de forma extraña todo el fin de semana», afirmó.
7