Infortelecom

Noticias de boris johnson

20-11-2019 | Fuente: abc.es
¿Quién ganó el debate entre Johnson y Corbyn?
Ninguno de los líderes intentó bromear. Boris Johnson, líder del partido Conservador y Jemery Corbyn, del Laborista, se mostraron bastante seguros, pero el público se mostró escéptico sobre sus respuestas en varias ocasiones. Lo más notable fueron las burlas a la evasión de Corbyn sobre el Brexit y los intentos del primer ministro de decir la verdad. Discurso general Corbyn: El gran mensaje del líder laborista fue mucho más amplio que el Brexit, haciendo grandes promesas sobre cómo los laboristas compartirán las riquezas y el poder, políticas sobre el cambio climático, la sanidad y el Brexit. Johnson: El primer ministro deseaba enfatizar que las elecciones solo estaban sucediendo porque el Parlamento estaba estancado por el Brexit. Repitió su mantra una y otra vez de que un gobierno de mayoría conservadora lograría el Brexit y que los laboristas causarían «vacilaciones y retrasos». Mejores frases Corbyn: El líder laborista agitó un documento que mostraba las primeras negociaciones comerciales entre el Reino Unido y los Estados Unidos sobre el sistema de la sanidad pública. Fue un buen momento cuando acusó al primer ministro: «Vas a vender nuestra sanidad a los Estados Unidos y a las grandes farmacéuticas». Johnson: El primer ministro tenía a Corbyn contra las cuerdas sobre todo cuando lo presionó sobre su posición con el Brexit. «No establecerá su plan, y no tendrá claro si tiene permiso para irse o permanecer», dijo. Estrategia Corbyn: El líder laborista aprovechó todas las oportunidades que pudo para resaltar la amenaza a la sanidad pública por parte del gobierno conservador. Intentó alejar la conversación del Brexit y pasar a la política interna. Johnson: Su objetivo principal era superar el debate sin perder los estribos o cometer errores importantes, mientras se dirigía a casa con el mensaje de que «terminaría el Brexit». El peor momento Corbyn: El líder laborista confundió los hechos diciendo que el acuerdo «se aprobó por la Cámara de los Comunes con el apoyo del DUP», cuando en realidad se opusieron. Cuando mencionó el apoyo al acuerdo de Johnson en el Parlamento, le dio al primer ministro la oportunidad de hablar sobre la cantidad de personas que votaron por él en su segunda oportunidad. Johnson: La audiencia se rió abiertamente del primer ministro cuando se le preguntó si la verdad importaba, y él respondió: «Sí, creo que sí». No estaba claro si simplemente no le creyeron o si no creían que no respondiera con más certeza. Preguntas sin respuesta Corbyn: El líder laborista fue incapaz de responder por qué opción votaría en un segundo referéndum sobre la permanencia en la Unión Europea. Se le preguntó varias veces y repitió la posición del partido de que los laboristas negociarían un nuevo acuerdo. Johnson: El primer ministro desvió una pregunta sobre dudas sobre su integridad simplemente atacando a Corbyn por antisemitismo e intentando cambiar el tema al Brexit. También evitó responder una pregunta directa sobre la desastrosa entrevista del príncipe Andrew sobre la amistad de la realeza con el delincuente sexual infantil Jeffrey Epstein y causó revuelo al decir que la monarquía estaba «irreprochable». Veredicto final Corbyn: Los estrategas laboristas estarán contentos con el sólido desempeño del líder sin grandes errores. Aunque no hubo un momento decisivo, consiguió un golpe con el documento que mostraba las conversaciones comerciales con EE.UU. Pero no logró atacar personalmente a Johnson por escándalos como su relación con Jennifer Arcuri o haber sido despedido por mentir. Johnson: Los «tories» probablemente se sentirán bastante aliviados por la actuación del «premir», ya que el objetivo principal era el de no crear muchas noticias post-debate. También fue capaz de presionar repetidamente sus líneas de ataque clave con respecto al Brexit. Pero pueden estar preocupados por su incapacidad para convencer en asuntos de confianza.
15-11-2019 | Fuente: abc.es
Johnson asegura que el Reino Unido estará «fuera» de la UE el 31 de enero
El primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró este viernes que el Reino Unido estará «fuera» de la Unión Europea (UE) el próximo 31 de enero, y se mostró determinado a alcanzar una nueva relación comercial con ese bloque. «Estaremos fuera de la UE y esto es lo más importante», dijo el líder conservador en una entrevista con la cadena BBC, como parte de la campaña para las elecciones generales del 12 de diciembre. El «premier» insistió en que el Brexit permitirá al Reino Unido hacer cosas «de otra manera, alcanzar acuerdos de libre comercio, estaremos fuera y esa será una gran oportunidad para nuestro país». Johnson, que confía obtener la mayoría absoluta, resaltó que el acuerdo que se negociará con la UE será «como ningún otro» que el bloque haya hecho porque lo hará con un país que «ya está en perfecta armonía con sus arreglos (de regulación)». «No hay ninguna razón por la que, entre enero y finales del año próximo (el periodo de transición tras el Brexit) no completemos ese libre acuerdo comercial y tengamos una maravillosa nueva relación con la UE basada en tarifas cero, cero cuotas», agregó. Para el primer ministro, lo importante es que las empresas podrán tener «certeza» de que hasta finales de 2020 regirán «los mismos arreglos» y «tarifas cero» con «nuestros amigos europeos». Al mismo tiempo, defendió el acuerdo de retirada que negoció con la UE y dijo que espera que el próximo Parlamento lo apruebe porque permitirá a los británicos recuperar «su dinero, sus fronteras, sus leyes, podrán hacer acuerdos de libre comercio y, lo más importante, el Reino Unido en su conjunto saldrá» de la UE. El primer ministro fue rotundo al afirmar que no pedirá otro retraso de la salida del Reino Unido del club comunitario -tras el tercero solicitado recientemente hasta el 31 de enero-. Los conservadores de Johnson mantienen una ventaja de 14 puntos frente al Laborismo de Jeremy Corbyn en las últimas encuestas sobre intención de voto de cara a los comicios de diciembre. Un reciente sondeo de la YouGov otorgó a los «tories» un 42 % de apoyo, un 28 % a los laboristas y a los proeuropeos del Partido Liberal Demócrata el 15%. Según los medios, los conservadores han conseguido un mayor apoyo después de que el Partido del Brexit de Nigel Farage anunciase el lunes que la formación no presentará candidatos en los 317 escaños ganados por los conservadores en 2017, a fin de no dividir el voto. El líder del Partido del Brexit justificó la decisión ante el temor de que, en caso de disputarle los escaños a Johnson, pueda surgir otro Parlamento fragmentado en diciembre, lo que hará más difícil concretar la retirada británica de la UE.
14-11-2019 | Fuente: abc.es
La Comisión Europea expedienta a Reino Unido por no presentar un candidato a comisario
La Comisión Europea ha anunciado este jueves la apertura de un expediente sancionador contra Reino Unido por no cumplir con su obligación de presentar un candidato a comisario que represente al Estado miembro en el nuevo Ejecutivo comunitario de Ursula von der Leyen. La apertura del procedimiento de infracción tiene la forma de una carta de emplazamiento que Bruselas ha remitido a Londres tras recibir este mismo jueves la notificación del primer ministro británico, Boris Johnson, de que no iba a presentar candidato. El Ejecutivo comunitario acusa a Londres de «violar sus obligaciones con los Tratados», ya que en tanto no se produzca el Brexit sigue siendo un Estado miembro con plenos derechos y obligaciones, incluida la de designar un comisario. Normalmente, con este primer aviso Bruselas da al Estado miembro dos meses para presentar sus alegaciones, pero en este caso el Ejecutivo comunitario apenas da una semana a los británicos para exponer sus argumentos. «Las autoridades de Reino Unido tienen hasta el 22 de noviembre como muy tarde para dar su opinión. El poco tiempo de plazo se justifica por el hecho de que la próxima Comisión debe tomar posesión tan pronto como sea posible», han informado en un comunicado los servicios de la Comisión. Von der Leyen pidió hasta en dos ocasiones en la última semana a Johnson que presentara «uno o varios» candidatos a comisario británico, de modo que cumpliera los plazos para cerrar la estructura del futuro Colegio de Comisarios a tiempo de someterlo al examen del Parlamento europeo este mes y ser aprobado para tomar posesión el próximo 1 de diciembre. Londres, sin embargo, ha rechazado el ultimátum de la conservadora alemana y le ha informado de que no puede presentar a ningún aspirante a ocupar ningún cargo internacional, porque es algo que el Gobierno no puede hacer en periodo preelectoral. En su carta a Von der Leyen, el Gobierno británico informó de «las directrices preelectorales establecen que Reino Unido no debería normalmente presentar candidaturas a cargos internacionales durante este periodo». Con todo, la carta británica también recogía que Londres es consciente de cuáles son sus compromisos con la Unión Europea y expresaba su voluntad de no perjudicar el buen funcionamiento de las instituciones, ni de frustrar el arranque de la nueva Comisión. Si el expediente que abre ahora Bruselas no se resuelve en las próximas etapas que prevé el procedimiento de infracción, el Ejecutivo comunitario podrá elevar el caso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea para que sancione al Estado miembro si persiste en el incumplimiento.
14-11-2019 | Fuente: abc.es
Johnson camina hacia la victoria tras la concesión de Farage
El Partido Conservador tiene una ventaja de 14 puntos en intención de voto de cara a las elecciones del próximo 12 de diciembre sobre su principal opositor, el Partido Laborista, según una encuesta del portal especializado YouGov realizada para el periódico británico «The Times». Así, el sondeo da a los conservadores un 42% de intención de voto, un 28% a los laboristas y un 15% a los demócratas liberales liderados por Jo Swinson. Este dato positivo para la formación del primer ministro Boris Johnson llega después de que el líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, anunciase que su formación no presentará candidatos en las circunscripciones correspondientes a los 317 escaños ganados por los conservadores en el 2017. Esto supone un espaldarazo al «premier», ya que los votantes pro Brexit y de derecha no tendrán entonces que dividir su voto. Antes del anuncio de Farage, cuyo partido obtuvo un 4% del apoyo (cinco puntos por debajo de la encuesta anterior), los conservadores contaban con un 39%. Mientras tanto, el laborista Jeremy Corbyn tiene el índice más bajo de satisfacción entre los votantes comparado con otros líderes políticos. Mientras que según YouGov Johnson tiene un 34% de opiniones positivas, Corbyn sus ambiguas posiciones, sobre todo con respecto al divorcio con la UE, hace que solo alcance un 22%. La encuesta fue realizada a 1.619 votantes entre el 11 y el 12 de noviembre, según fuentes de la consultora. Según «The Times», esta es la primera vez desde febrero que la formación de Johnson consigue más del 40 % de apoyo y agrega que el sondeo es el primero que tiene en cuenta la decisión del político antieuropeo. No dividir el voto La primera propuesta de Farage a Johnson, la de unirse antes de las elecciones, no prosperó. El «premier» fue tajante: no pactaría con nadie. Así que con la esperanza de no dividir el voto -y con lo que se sospecha una buena dosis de presiones políticas detrás- finalmente el ultranacionalista optó por no presentar candidatos en el «territorio común». Así, el objetivo será luchar por escaños en las circunscripciones dominadas por la oposición. Algunas encuestas le dan al Partido del Brexit hasta un 10% del apoyo de los electores, lo cual podía poner en peligro la posibilidad de los conservadores de alcanzar la ansiada mayoría absoluta en el Parlamento, es decir, los 320 escaños necesarios para que Johnson pueda por fin, entre otras cosas, sacar adelante su acuerdo del Brexit sin necesidad de convencer a nadie más que a los suyos. Incluso, en caso de obtener tanto apoyo, podría obtener hasta 377 diputados. No obstante, queda por verse cuánto penalizaran los votantes antieuropeos la decisión de Farage, que aseguró que aunque el Partido Conservador no le «entusiasma demasiado», con esta nueva jugada en el complicado ajedrez de la política británica al menos se podrá evitar «la posibilidad de que se celebre un segundo referéndum». Si los pro-Brexit ya han hecho lo suyo, también hay un pacto para intentar que la salida de la UE finalmente no se produzca o que al menos haya opción a una segunda consulta. La idea, promovida por «Unirse para permanecer», es que los votantes apoyen al candidato mejor colocado en su circunscripción entre Liberal Demócratas, Verdes y Plaid Cymru. Los que de momento parecen no pactar con nadie son los laboristas.
13-11-2019 | Fuente: abc.es
Johnson, a 14 puntos de ventaja de los laboristas en las elecciones en diciembre
El Partido Conservador tiene una ventaja de 14 puntos en intención de voto de cara a las elecciones del próximo 12 de diciembre sobre su principal opositor, el Partido Laborista, según una encuesta del portal especializado YouGov realizada para el periódico británico «The Times». Así, el sondeo da a los conservadores un 42% de intención de voto, un 28% a los laboristas y un 15% a los demócratas liberales liderados por Jo Swinson. Este dato positivo para la formación del primer ministro Boris Johnson llega después de que el líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, anunciase que su formación no presentará candidatos en las circunscripciones correspondientes a los 317 escaños ganados por los conservadores en el 2017. Esto supuso un espaldarazo al «premier», que ahora confirma esta encuesta, ya que los votantes pro Brexit y de derecha no tendrán entonces que dividir su voto. Antes del anuncio de Farage, cuyo partido obtuvo un 4% del apoyo (cinco puntos por debajo de la encuesta anterior), los conservadores contaban con un 39%. Mientras tanto, el laborista Jeremy Corbyn tiene el índice más bajo de satisfacción entre los votantes comparado con otros líderes políticos. Mientras que según YouGov Johnson tiene un 34% de opiniones positivas, Corbyn solo alcanza un 22%. La encuesta fue realizada a 1.619 votantes entre el 11 y el 12 de noviembre, según fuentes de YouGov. «The Times» dice que esta es la primera vez desde febrero que la formación de Johnson consigue más del 40 % de apoyo y agrega que el sondeo es el primero que tiene en cuenta la decisión del político antieuropeo de retirar sus candidatos de 317 circunscripciones.
11-11-2019 | Fuente: abc.es
Farage no presentará candidatos en los escaños ganados por el Partido Conservador en 2017
El líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, ha anunciado este lunes que su formación no presentará candidatos en los 317 escaños ganados por los conservadores en 2017, lo que incrementa las posibilidades de victoria del primer ministro británico, Boris Johnson, en las elecciones del 12 de diciembre. En un mitin en la localidad de Hartlepool, en el norte de Inglaterra, el político antiinmigración y antieuropeo ha dicho que su agrupación no le disputará a Johnson estos escaños que los «tories» habían ganado en los últimos comicios generales. En cambio, Farage ha adelantado que concentrará sus esfuerzos en las circunscripciones que el Partido Laborista, primero de la oposición británica y liderado por Jeremy Corbyn, obtuvo en 2017. El líder del Partido del Brexit ha justificado la decisión ante el temor de que, en caso de disputarle los escaños a Johnson, pueda surgir otro Parlamento fragmentado en diciembre, lo que haría más difícil concretar la retirada británica de la Unión Europea (UE) para la fecha prevista del 31 de enero. La medida supone un fuerte espaldarazo para el «premier» conservador, ya que algunos expertos habían advertido de que los «tories» podían perder terreno en algunas circunscripciones por el fuerte avance del Partido del Brexit, especialmente en zonas del norte de Inglaterra donde hay más apoyo a la salida de la UE. «Hemos decidido que tenemos que situar al país por delante del partido y apostar por la lucha contra el Laborismo», ha afirmado Farage. El político ha reconocido que su decisión «no ha sido fácil» después de haber hecho campaña para «liberarnos de la Unión Europea», pero ha añadido que se ha visto obligado al no prosperar la posibilidad de formar con los «tories» lo que denominó una «Alianza de la Retirada» de la UE y para evitar un avance de las formaciones proeuropeas. «Creo que nuestra medida, el anuncio de hoy, impide que haya un segundo referéndum. Y esto para mí, en este momento, es lo más importante para nuestro país», ha añadido Farage. El presidente honorario del Partido Laborista, Ian Lavery, ha calificado este anuncio como una alianza de Farage y Johnson con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y ha confiado en que los votantes lo rechacen en los comicios del 12 de diciembre. Hace unas semanas, Trump había animado a Farage y Johnson, en una entrevista con Radio LBC de Londres, a que unieran fuerzas para materializar el Brexit antes del finales del próximo enero. Tras conocerse la noticia, la ministra principal de Escocia, la nacionalista Nicola Sturgeon, ha señalado en su cuenta de Twitter que «cualquier forma de brexit que sea aceptable para Nigel Farage será profundamente perjudicial para Escocia». «Esto hace más importante deshacernos de los tories de Boris Johnson, huir del brexit y situar el futuro de Escocia en manos de Escocia», ha indicado Sturgeon, que apoya la celebración de un segundo referéndum de la independencia de la región. Durante la actual campaña electoral, el primer ministro conservador promete ejecutar el Brexit para el 31 de enero, la fecha de prórroga que recientemente concedió el club europeo. Johnson defiende el acuerdo alcanzado con Bruselas y confía en que pueda ser aprobado por el Parlamento si gana los comicios en diciembre con mayoría absoluta.
08-11-2019 | Fuente: abc.es
Turquía comenzará la repatriación de yihadistas presos a sus países de origen en Europa
Tras la amenaza de abrir las puertas de Turquía para permitir la salida de 3,6 millones de refugiados sirios a Europa, llegó una segunda amenaza: la repatriación de combatientes extranjeros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) que permanecen presos en cárceles turcas. El Gobierno de Ankara está molesto con las críticas que la operación militar al norte de Siria, lanzada el 9 de octubre con el objetivo de crear una «zona de seguridad», ha provocado entre los países europeos y por eso vuelve a mover ficha. «Os lo decimos, repatriaremos a estas personas y comenzaremos el lunes», anunció el ministro del Interior turco, Suleyman Soylu, sin especificar qué países serán los primeros en recibir yihadistas y si la medida afecta solo a Europa o también a presos de otros continentes. Soylu aseguró que esta medida se pondrá en marcha aunque las naciones de origen hayan retirado la nacionalidad a los combatientes. La advertencia del responsable de Interior turco se produjo 24 horas después de que Recep Tayyip Erdogan indicara que en sus cárceles tienen a 1.149 miembros del EI, de los cuales 737 tienen nacionalidad extranjera. Las fuerzas turcas han apresado además a otros 287 yihadistas desde el inicio de su operación al norte de Siria. En las últimas semanas, kurdos y turcos se han acusado mutuamente de liberar a presos del EI que permanecían retenidos en los campos controlados por las milicias kurdas. «Dicen que deben ser juzgados allí donde han sido detenidos, pero supongo que esto debe ser una nueva ley internacional? No es posible aceptarlo. Les enviaremos de vuelta les hayan revocado o no la ciudadanía», insistió Soylu. Turquía hace suyo de esta forma el discurso del presidente estadounidense, Donald Trump, que también criticó a los países europeos por no hacerse cargo de sus yihadistas y dejarles en el limbo legal de los campos de detención de los kurdos, con los que estados Unidos combatió para acabar con el califato y a los que luego abandonó. Cumbre cuatripartita Esta nueva amenaza de Turquía se hizo pública al mismo tiempo que un portavoz de presidencia, Ibrahim Kalin, anunció el acuerdo para la celebración de «una cumbre cuatripartita al margen de la reunión de la OTAN», que tendrá lugar los 3 y 4 de diciembre cerca de Londres. El tema central de esta reunión paralela será Siria y en ella tomarán parte Turquía, Francia, Alemania y el Reino Unido. Erdogan, Emmanuel Macron, Angela Merkel y Boris Johnson tendrán la oportunidad de hablar cara a cara sobre el retorno de los yihadistas o las tensiones generadas por la operación ?Fuente de Paz? al norte de Siria. El líder islamista acusa a los europeos de «ponerse del lado de los terroristas», en referencia a las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas, la milicia dominante en esta parte del Kurdistán y que es el brazo sirio del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Erdogan adelantó que su país «no va a retirarse de Siria hasta que lo hagan el resto de fuerzas extranjeras presentes» y recordó que «compartimos una frontera de 911 kilómetros. Ni Rusia, ni Estados Unidos ni Irán tienen frontera con Siria».
07-11-2019 | Fuente: abc.es
Oligarcas rusos aumentan sus donaciones al Partido Conservador británico en el último año
La sombra rusa sigue persiguiendo al Partido Conservador liderado por el excéntrico Boris Johnson. A falta de un mes para las elecciones, una investigación del portal Open Democracy ha destapado grandes donaciones de oligarcas rusos a los tories en el último año hasta llegar a los 600.000 euros. Una investigación de OpenDemocracy ha descubierto que el Partido Conservador del Reino Unido recibió desde 498.850 libras hasta 642.000 libras, de ejecutivos rusos y sus asociados, entre noviembre de 2018 y el pasado mes. Esta cantidad supone un aumento significativo con respecto al año anterior, cuando tales donaciones no llegaron a 350.000 libras. De todos ellos sobresale Lubov Chernukhin, esposa de el ex viceministro de finanzas ruso, Chernukhin, que ha donado más de 450.000 libras a los conservadores en el último año. A principios de esta semana, el Gobierno británico se negó a publicar un informe sobre la supuesta interferencia rusa en la política británica. La noticia también llega con el estratega jefe de Johnson, Dominic Cummings, en el centro de los focos después de que el «Sunday Times» informara de las denuncias de un denunciante sobre «serias preocupaciones» sobre el tiempo que pasó en Rusia en la década de 1990. El portal de Open Democracy, en el que personalidades como Manuel Castells, George Soros, Pierre Bourdieu o Ayaan Hirsi Ali se han mostrado partidarios de este proyecto, recuerdan que la ex primera ministra Theresa May había prometido previamente distanciar a los conservadores del dinero ruso, especialmente a raíz de los envenenamientos de Salisbury en 2018.
07-11-2019 | Fuente: abc.es
Oligarcas rusos han donado más de 600.000 euros al partido de Johnson
La sombra rusa sigue persiguiendo al Partido Conservador liderado por el excéntrico Boris Johnson. A falta de un mes para las elecciones, una investigación del portal Open Democracy ha destapado grandes donaciones de oligarcas rusos a los tories en el último año hasta llegar a los 600.000 euros. Una investigación de OpenDemocracy ha descubierto que el Partido Conservador del Reino Unido recibió desde 498.850 libras hasta 642.000 libras, de ejecutivos rusos y sus asociados, entre noviembre de 2018 y el pasado mes. Esta cantidad supone un aumento significativo con respecto al año anterior, cuando tales donaciones no llegaron a 350.000 libras. De todos ellos sobresale Lubov Chernukhin, esposa de el ex viceministro de finanzas ruso, Chernukhin, que ha donado más de 450.000 libras a los conservadores en el último año. A principios de esta semana, el Gobierno británico se negó a publicar un informe sobre la supuesta interferencia rusa en la política británica. La noticia también llega con el estratega jefe de Johnson, Dominic Cummings, en el centro de los focos después de que el «Sunday Times» informara de las denuncias de un denunciante sobre «serias preocupaciones» sobre el tiempo que pasó en Rusia en la década de 1990. El caso Skripal Desde el portal de Open Democracy recuerdan que la ex primera ministra Theresa May había prometido previamente distanciar a los conservadores del dinero ruso, especialmente a raíz de los envenenamientos de un agente doble ruso Sergei Skripal en Salisbury el pasado año 2018. Pero las palabras no se vieron refrendadas con hechos cuando Marina Litvinenko, la viuda de Alexander Litvinenko, presuntamente asesinada por orden del Kremlin, reclamó al Partido Conservador devolver el dinero donado por varios oligarcas rusos. Si bien las donaciones descendieron levemente en las semanas posteriores al envenenamiento de Skripal, estas repuntaron en los últimos meses, especialmente cuando May apuraba sus últimos diás en Downing Street y Johnson se postulaba como el máximo favorito en la carrera de sucesión al frente de los tories y del Gobierno británico. Según ha contabilizado Open Democracy, el Partido Conservador, gran dominador de la política británica en la última década, ha recibido 3,2 millones de libras de donantes rusos desde 2010. El magnate del sector energético Alexander Temerko, nacido en Ucrania en tiempos de la Unión Soviética, es otro destacado donante ruso mencionado por Open Democracy y que desde hace años se ha jactado de su buena relación con Boris Johnson. Temerko ha donado más de 1,2 millones de libras a los conservadores desde el año 2012. Y no solo eso, sino que tampoco ha ocultado su interés en promover el euroescepticismo en la esfera conservadora, e incluso la prensa anglosajona le ha implicado en un complot para derrocar a May hace unos meses. Para las elecciones del 12 de diciembre, los tories esperan recaudar hasta 30 millones de libras con las que hacer frente al Laborismo y su capacidad para movilizar a sindicatos y activistas a pie de calle, informó el pasado 30 de octubre el diario financiero City A.M.
04-11-2019 | Fuente: abc.es
El laborista Hoyle sucede a Bercow como nuevo presidente de la Cámara de los Comunes
Durante diez años la voz de John Bercow fue la más escuchada en el parlamento británico, y su característico grito de «¡orden! ¡orden!» será difícil de olvidar. Pero su labor como presidente de la Cámara Baja llegó a su fin el pasado 31 de octubre, el mismo día que el Reino Unido debía salir de la Unión Europea, antes de que Bruselas concediera una nueva prórroga para el Brexit. Ayer, los diputados eligieron a su sucesor de entre siete candidatos y el ganador fue el que ya se perfilaba como favorito: el laborista Sir Lindsay Hoyle, para quien el nuevo puesto le es familiar ya que ha sido el vicepresidente durante nueve años, lo cual significa que ha tenido que ejercer como suplente desde la silla del orador durante dos o tres horas cada día. Su promesa a la hora de postularse como «speaker» fue proporcionar «la estabilidad y el liderazgo que la Cámara de los Comunes requiere para permanecer en el centro de nuestro sistema político». El favorito venció a Chris Bryant por 112 votos en la cuarta y última ronda, después de enfrentarse a Dame Eleanor Laing, Harriet Harman, y Dame Rosie Winterton, así como a Sir Edward Leigh y Meg Hillier en las rondas anteriores. En total, 540 diputados votaron en la ronda final y para ganar era necesario obtener más del 50% de los votos. Hoyle se caracteriza por hablar con voz suave y pausada, lo que sin duda contrastará con las formas teatrales de su predecesor. Ahora se ha convertido en una de las personas más importantes e influyentes en el Parlamento, cuyas reglas indican que el orador debe ser políticamente imparcial y que por ello, en las elecciones, debe renunciar a su partido político; aunque sin dejar de abordar como un parlamentario normal los problemas relativos a los votantes de su región. Sir Lindsay Hoyle, de 62 años, es miembro del Parlamento desde 1997. Está casado en segundas nupcias y tiene dos hijas. Es popular tanto entre los laboristas como entre los conservadores, lo cual aprovechó para posicionarse como un candidato equilibrado, especialmente en los turbulentos tiempos que corren en la política británica y que parecen no tener fin. Tan neutral parece ser, que, por ejemplo, nunca ha dado a conocer su posición con respecto al Brexit. Otro de sus objetivos para ejercer el nuevo cargo que se le ha encomendado es, según sus propias palabras, «domar el pozo de los osos» de lo que calificó como un «Parlamento tóxico» y en declaraciones a varios medios de comunicación afirmó que en caso de ganar tomaría medidas «enérgicas» contra «el lenguaje agresivo» en la Cámara. Dinero ruso Por otra parte, el primer ministro británico Boris Johnson ha provocado una nueva polémica al decidir bloquear la publicación de un informe sobre la injerencia rusa en el referéndum del Brexit celebrado en el 2016 así como en las elecciones del 2017. El documento, de 50 páginas, fue elaborado por el Comité Parlamentario de Inteligencia y Seguridad (ISC), que supervisa el trabajo de las agencias de inteligencia MI5, MI6 y GCHQ) y que tiene acceso a material de inteligencia altamente sensible. El proceso de investigación, llevado a cabo por un equipo durante 18 meses, estuvo a cargo del ex fiscal general Dominic Grieve, quien pidió al Gobierno que publique el informe, que analiza la influencia del dinero ruso en la política británica, particularmente en el partido conservador, así como las sospechas sobre una supuesta operación rusa a favor del Brexit durante la consulta celebrada hace tres años y medio. Pese a la importancia del documento, Johnson ha decidido aplazar su publicación hasta que pasen las elecciones del próximo 12 de diciembre. El portavoz de los liberal demócratas para asuntos exteriores, Chuka Umunna, reaccionó con contundencia a la decisión del premier: «Es inaceptable que Boris Johnson esté bloqueando la publicación de este informe hasta después de las elecciones. Socava nuestro proceso democrático», afirmó, ya que «puede contener información crucial que debería ser de dominio público antes de que el país vaya a las urnas».
1
...