Infortelecom

Noticias de biologia

02-05-2022 | Fuente: marca.com
Esta es la gran ventaja de las vacunas de AstraZeneca y Janssen
Según un estudio de investigadores belgas presentado en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID)  Leer
11-04-2022 | Fuente: abc.es
Aumentan las agresiones entre rusos y ucranianos en Alemania: «No queremos avergonzarnos de tener sangre rusa»
Saskia tiene 34 años y es profesora de Biología en Berlín. Sugiere ese pseudónimo para evitar que se publique su nombre y asegura que, desde que Putin comenzó la invasión de Ucrania, su vida se ha convertido en un infierno. «Hacen pintadas insultantes en la puerta de mi casa, también en mi coche. Han pinchado las ruedas del coche de mi marido. Mi hijo no quiere ir al colegio. Nos sentimos amenazados. Todo esto es muy injusto», se queja al borde del llanto, «nosotros no somos culpables de lo que está pasando en Ucrania». Cuando le preguntan por su opinión personal sobre l invasión, sus palabras pierden agilidad. Las mide hasta encontrar un tono mucho más neutro, aunque no queda claro si lo hace para guardar una artificial corrección o porque es consciente de lo largos que son los tentáculos del embajador ruso en Alemania, Sergej Netschajew. Desde agosto de 2019, cuando el antiguo combatiente checheno Zelimkahn Khangoshvili fue asesinado de un tiro en la cabeza a plena luz del día y en un céntrico parque de la capital alemana, la comunidad rusa en Alemania tiene claro que los disidentes no están seguros en este país. Más recientemente, cuando el segundo secretario de la Embajada rusa cayó «accidentalmente» por una ventana del cuarto piso del edificio, a la policía alemana no le fue permitido siquiera abrir una investigación y los rusos residentes en Alemania recibieron el mensaje de refuerzo. «Muchos estamos en desacuerdo con lo que está haciendo Putin en Ucrania, no somos tontos, pero es que corremos un serio riesgo, nosotros y nuestras familias, si nos atrevemos a a decirlo en alto», justificaba ayer Yuri, padre de tres hijos que participaba en una manifestación en Frankfurt «contra el odio y el acoso» a la población rusa en Alemania. «No estoy aquí por lo que pasa en Ucrania, estoy aquí por lo que pasa en Alemania: niños rusos son insultados por hablar ruso en el colegio y eso no lo debe permitir un país como este», acertaba a decir Ozam Yilmaz, de 24 años, en otra de estas marchas, que también tuvieron lugar en Hanover y Berlín. A esta última asistieron unas 800 personas y su organizador, el ruso-alemán Christian Freier, de 40 años, afirma que recibe a diario cientos de amenazas de muerte e imágenes de cuerpos quemados o aplastados. «No quiero hablar sobre Ucrania, no hay mensaje político en esta protesta, solo queremos pedir que paren las agresiones a ciudadanos rusos en Alemania», se negaba a opinar sobre la invasión. Viven 1,2 millones de rusos en Alemania En Alemania viven 1,2 millones de rusos, la mayor colonia en el extranjero, y unos 325.000 ucranianos, a los que se suman a fecha de hoy los 316.000 refugiados recién llegados. Hasta la fecha han sido denunciados 383 delitos contra ciudadanos rusos y 181 delitos contra ciudadanos ucranianos, lo que denota que, a menor escala, el conflicto se ha trasladado a suelo alemán. La ministra alemana de Interior, Nancy Fräser, ha informado que las autoridades «vigilan de cerca hasta dónde los ciudadanos rusos y los ucranianos son un peligro para el orden público en Alemania» y ha señalado que «debemos velar muy atentamente para que esta guerra no se a importada a nuestra sociedad». «La mayoría de los rusos residentes en Alemania tienen una imagen muy crítica del Kremlin, pero no son libres de expresar abiertamente lo que piensan porque temen por sus familiares en Rusia», apunta Tobias Rupprecht, de la Universidad Libre de Berlín. Pero es evidente que entre los asistentes a las manifestaciones hay también algunas voces que defienden públicamente a Putin, como la de René Hermann, de 50 años, que antes de que su cuenta de Tiktok fuese suspendida por las autoridades alemanas, difundía informaciones como «los prisioneros confirman que Kiev ordenó montar una masacre en Bucha para manipular a la opinión pública occidental». Para el embajador ucraniano en Berlín, Andrij Melnyk, las protestas de ciudadanos rusos y las denuncias por agresiones son «orquestadas» y «sirven a la propaganda». «¿Cómo es posible que una ciudad como Berlín autorice estas manifestaciones, que son un agravio contra el pueblo de Ucrania?», se ha quejado en público, a lo que la alcaldesa de la capital alemana ha respondido que «no es posible prohibir una manifestación por el hecho de que vayan a ondear en ella banderas ucranianas». La marcha organizada en Frankfurt pretendía llegar hasta el principal cementerio de la ciudad y colocar flores en las tumbas de los soldados soviéticos caídos en la II Guerra Mundial, todo esto tras la pancarta «Verdad y diversidad de opiniones en lugar de propaganda». En Hannover, unas 3.500 personas de habla rusa, en un convoy de varios cientos de vehículos, plantaron cara a una protesta ciudadana en apoyo de Ucrania. La policía interrumpió la marcha cuando se gritó la consigna «El Donbass pertenece a Rusia». «Ninguno de nosotros apoya la violencia y el odio», pero «por lo sucedido muchos nos ven como agresores y no queremos tener miedo ni avergonzarnos de tener sangre rusa», intentó justificar uno de los organizadores.
22-03-2022 | Fuente: as.com
Coe, sobre la trans Lia Thomas: "El género no puede triunfar sobre la biología"
Coe, presidente de World Athletics, quiso pronunciarse sobre los éxitos y la polémica generada por la nadadora transexual estadounidense en los campeonatos NCAA.
24-02-2022 | Fuente: abc.es
Múnich revisitado
Los veterinarios sospechan que por razones de pura biología ya no quedan gatos en Moscú nacidos antes de la llegada al poder de Vladimir Putin. Cada vez más aislado, y embarcado en una peligrosa espiral de delirios históricos y geopolíticos, sus 22 años de autocracia longeva apuntan a que el líder ruso se ha mudado a su propio universo alternativo construido a partir de un sesgo de confirmación un pelín exagerado. Sin duda, aquellos analistas que sospechan que Vlad se ha vuelto loco se habrán visto reivindicados con el último y agresivo discurso desde el Kremlin reconociendo la independencia de las dos autoproclamadas repúblicas del Donbass y el correspondiente despliegue en abierto de sus fuerzas militares en esa parte del territorio.. Ver Más
10-10-2021 | Fuente: abc.es
«Bruselas chantajea a los pocos que nos oponemos a la corriente progresista dominante»
Hungría mantiene, junto con Polonia, un duro pulso con la UE que su ministro de Exteriores, Péter Szijjártó, califica de «guerra ideológica». En el caso del Gobierno de Viktor Orban, se ha agravado con la ley que prohíbe a activistas LGBT acceder a las escuelas, por la que la UE amenza con bloquear a Budapest el fondo de recuperación. ¿Hasta dónde llegará Hungría en defensa de esa ley y su pulso con la UE? No habrá cesión alguna. No cederemos acerca del futuro y seguridad de nuestros niños. Es un derecho exclusivo de los padres la educación sobre orientación sexual a sus hijos y nadie más, ninguna ONG, interferirá. Los padres son quienes mejor conocen a sus hijos y cuándo darles esa educación y en qué forma. Rechazo las acusaciones que presentan esta ley como anti-LGBT, porque no dice nada de los sentimientos entre adultos ni con quién conviven. Solo que la educación sexual de los menores corresponde a los padres. La UE simplemente hace chantaje. Von der Leyen iba a anunciar en Budapest el acuerdo para el fondo, pero al aprobarse la ley la Comisión lo paralizó. Puso sobre la mesa problemas artificiales y dejó claro que no nos daría el dinero si no la retirábamos. El fondo no tiene nada que ver con la ley, la confusión entre ambas cosas va contra cualquier normativa de la UE. Ahora bien, esto no nos frena. La economía húngara crece muy rápido y los inversores tienen gran confianza. Tenemos dinero para empezar los proyectos previstos. ¿Qué riesgos ve en que se impartan esos contenidos? ¿La ley no oculta a los niños parte de la realidad social? Prohibimos a las ONG impartir en guarderías y colegios educación sexual, mostrar a los niños contenido pornográfico, y promover en ellos la homosexualidad y el cambio de sexo. No significa que en clase de Biología no se enseñe la sexualidad, pero la orientación sexual es derecho de los padres. No permitimos confundir a los niños, perturbar su desarrollo. No quiero que cuenten a mis niños cuentos que empiezan con dos reyes, dos padres o dos madres. Rey y reina, padre y madre, príncipe y princesa? Es como ha sido cientos o miles de años, dejemos que siga así. «Se puede aprender sobre sexualidad en clase de Biología, pero la orientación sexual es un derecho exclusivo de los padres» ¿Está librando Hungría una guerra ideológica contra la UE? Sí, porque la cultura liberal dominante es enormemente poderosa, mire el panorama político o mediático. Los pocos países que van contra ella sufren un durísimo ataque. Nuestro gobierno, auténticamente de derechas, aplica políticas patrióticas, considera el interés nacional en primer lugar y se basa en un enfoque cristianodemócrata. Va contra lo que dicta la corriente liberal. Además, somos exitosos, y todo en un paquete no es digerible para esa corriente liberal. Sí, la Comisión Europea ideologiza asuntos que no debería, como las vacunas, y actúa al margen de los Tratados, que dicen que la Comisión es un órgano técnico, no político. ¿El regreso de los talibanes ha hecho temer una nueva ola de refugiados. ¿Debemos esperar esa ola? Es muy importante no repetir los errores de 2015. Cuando se se hacen declaraciones como «se debe permitir a todos los afganos en riesgo salir del país», o «los afganos deberían ir a los países vecinos» son invitaciones abiertas. Es lo mismo que en 2015, cuando se asilaran en Alemania a todos los sirios, sin importar cómo llegaran. Miles de inmigrantes han entrado ya en Irán y, si Europa no deja esa actitud irresponsable, podemos ser golpeados por una ola migratoria mayor y más dura que en 2015. Szijjártó posa antes de comenzar la conversación con este diario - José Ramón Ladra En cierto modo, ¿Bruselas ha adoptado su punto de vista en inmigración? A veces, verbalmente. Dicen cosas que decíamos hace seis años, aunque no admitan que teníamos razón. Pero actúan diferente. Nosotros hemos gastado más de mil millones en proteger nuestra frontera sur y no recibimos un euro. Bruselas financia a ONGs que traen a menores y no financia la protección de fronteras. Es hipocresía y doble rasero. ¿Defiende Hungría una defensa europea al margen de la OTAN? No hay necesidad de estructuras paralelas. Apoyamos aumentar el gasto en defensa al 2% del PIB y que Europa desarrolle capacidades para no depender de EE.UU. En Hungría hemos lanzado un importante plan de modernización militar. Debemos protegernos, pero no duplicar estructuras. «Si Europa no deja su actitud irresponsable, le puede golpear una ola de refugiados mayor que la de 2015» Orban se presenta como azote del comunismo, pero se acerca a China y Rusia. ¿Es coherente ? ¿Es el mejor aliado de Xi Jinping y Putin? Fundó Fidesz en los 80 y fue el primero en urgir a las tropas soviéticas que se fueran. Es una figura clave del proceso democratizador y cuestionar su anticomunismo es ridículo. La postura europea es muy hipócrita, porque los que más despotrican hacen los mayores negocios. Cuando la canciller alemana se reúne con el presidente chino, hay contratos de miles de millones. Igual Francia. Nuestra política es pragmática, de respeto mutuo. Sobre las vacunas, su ideologización es el mejor ejemplo de la irresponsabilidad de la Comisión. Para nosotros se trata de salvar vidas. Hasta mayo, la distribución por productores occidentales se demoró y nosotros compramos vacunas a Rusia y China, con aprobación de nuestros expertos. Fuimos los primeros en llegar al 60% de vacunados. Eso permitió adelantar dos meses la reapertura de la economía. La oposición se agrupará con un candidato único en 2022. ¿Está en riesgo el cuarto mandato de Orban? Esta unión, de la extrema derecha a la extrema izquierda, hace que la elección sea muy clara: seguir con lo que ha pasado desde 2010, subida de salarios y subsidios familiares, crecimiento y bajada de la deuda, o volver a un país bajo el FMI, deuda por las nubes y paro. Hacen lo que sea para echarnos, pero la gente hará lo acertado. ¿Cómo es la relación con el Gobierno? ¿Su referencia en España es Vox? No interferimos en asuntos internos. Si los españoles no están contentos con Sánchez y los comunistas, los echarán en las elecciones. Nuestra postura política es más cercana a Vox, pero estamos también en contacto con el PP.
10-10-2021 | Fuente: abc.es
Péter Szijjártó: «Bruselas chantajea a los pocos que nos oponemos a la corriente progresista dominante»
Hungría mantiene, junto con Polonia, un duro pulso con la UE que su ministro de Exteriores, Péter Szijjártó, califica de «guerra ideológica». En el caso del Gobierno de Viktor Orban, se ha agravado con la ley que prohíbe a activistas LGBT acceder a las escuelas, por la que la UE amenza con bloquear a Budapest el fondo de recuperación. ¿Hasta dónde llegará Hungría en defensa de esa ley y su pulso con la UE? No habrá cesión alguna. No cederemos acerca del futuro y seguridad de nuestros niños. Es un derecho exclusivo de los padres la educación sobre orientación sexual a sus hijos y nadie más, ninguna ONG, interferirá. Los padres son quienes mejor conocen a sus hijos y cuándo darles esa educación y en qué forma. Rechazo las acusaciones que presentan esta ley como anti-LGBT, porque no dice nada de los sentimientos entre adultos ni con quién conviven. Solo que la educación sexual de los menores corresponde a los padres. La UE simplemente hace chantaje. Von der Leyen iba a anunciar en Budapest el acuerdo para el fondo, pero al aprobarse la ley la Comisión lo paralizó. Puso sobre la mesa problemas artificiales y dejó claro que no nos daría el dinero si no la retirábamos. El fondo no tiene nada que ver con la ley, la confusión entre ambas cosas va contra cualquier normativa de la UE. Ahora bien, esto no nos frena. La economía húngara crece muy rápido y los inversores tienen gran confianza. Tenemos dinero para empezar los proyectos previstos. ¿Qué riesgos ve en que se impartan esos contenidos? ¿La ley no oculta a los niños parte de la realidad social? Prohibimos a las ONG impartir en guarderías y colegios educación sexual, mostrar a los niños contenido pornográfico, y promover en ellos la homosexualidad y el cambio de sexo. No significa que en clase de Biología no se enseñe la sexualidad, pero la orientación sexual es derecho de los padres. No permitimos confundir a los niños, perturbar su desarrollo. No quiero que cuenten a mis niños cuentos que empiezan con dos reyes, dos padres o dos madres. Rey y reina, padre y madre, príncipe y princesa? Es como ha sido cientos o miles de años, dejemos que siga así. «Se puede aprender sobre sexualidad en clase de Biología, pero la orientación sexual es un derecho exclusivo de los padres» ¿Está librando Hungría una guerra ideológica contra la UE? Sí, porque la cultura liberal dominante es enormemente poderosa, mire el panorama político o mediático. Los pocos países que van contra ella sufren un durísimo ataque. Nuestro gobierno, auténticamente de derechas, aplica políticas patrióticas, considera el interés nacional en primer lugar y se basa en un enfoque cristianodemócrata. Va contra lo que dicta la corriente liberal. Además, somos exitosos, y todo en un paquete no es digerible para esa corriente liberal. Sí, la Comisión Europea ideologiza asuntos que no debería, como las vacunas, y actúa al margen de los Tratados, que dicen que la Comisión es un órgano técnico, no político. ¿El regreso de los talibanes ha hecho temer una nueva ola de refugiados. ¿Debemos esperar esa ola? Es muy importante no repetir los errores de 2015. Cuando se se hacen declaraciones como «se debe permitir a todos los afganos en riesgo salir del país», o «los afganos deberían ir a los países vecinos» son invitaciones abiertas. Es lo mismo que en 2015, cuando se asilaran en Alemania a todos los sirios, sin importar cómo llegaran. Miles de inmigrantes han entrado ya en Irán y, si Europa no deja esa actitud irresponsable, podemos ser golpeados por una ola migratoria mayor y más dura que en 2015. Szijjártó posa antes de comenzar la conversación con este diario - José Ramón Ladra En cierto modo, ¿Bruselas ha adoptado su punto de vista en inmigración? A veces, verbalmente. Dicen cosas que decíamos hace seis años, aunque no admitan que teníamos razón. Pero actúan diferente. Nosotros hemos gastado más de mil millones en proteger nuestra frontera sur y no recibimos un euro. Bruselas financia a ONGs que traen a menores y no financia la protección de fronteras. Es hipocresía y doble rasero. ¿Defiende Hungría una defensa europea al margen de la OTAN? No hay necesidad de estructuras paralelas. Apoyamos aumentar el gasto en defensa al 2% del PIB y que Europa desarrolle capacidades para no depender de EE.UU. En Hungría hemos lanzado un importante plan de modernización militar. Debemos protegernos, pero no duplicar estructuras. «Si Europa no deja su actitud irresponsable, le puede golpear una ola de refugiados mayor que la de 2015» Orban se presenta como azote del comunismo, pero se acerca a China y Rusia. ¿Es coherente ? ¿Es el mejor aliado de Xi Jinping y Putin? Fundó Fidesz en los 80 y fue el primero en urgir a las tropas soviéticas que se fueran. Es una figura clave del proceso democratizador y cuestionar su anticomunismo es ridículo. La postura europea es muy hipócrita, porque los que más despotrican hacen los mayores negocios. Cuando la canciller alemana se reúne con el presidente chino, hay contratos de miles de millones. Igual Francia. Nuestra política es pragmática, de respeto mutuo. Sobre las vacunas, su ideologización es el mejor ejemplo de la irresponsabilidad de la Comisión. Para nosotros se trata de salvar vidas. Hasta mayo, la distribución por productores occidentales se demoró y nosotros compramos vacunas a Rusia y China, con aprobación de nuestros expertos. Fuimos los primeros en llegar al 60% de vacunados. Eso permitió adelantar dos meses la reapertura de la economía. La oposición se agrupará con un candidato único en 2022. ¿Está en riesgo el cuarto mandato de Orban? Esta unión, de la extrema derecha a la extrema izquierda, hace que la elección sea muy clara: seguir con lo que ha pasado desde 2010, subida de salarios y subsidios familiares, crecimiento y bajada de la deuda, o volver a un país bajo el FMI, deuda por las nubes y paro. Hacen lo que sea para echarnos, pero la gente hará lo acertado. ¿Cómo es la relación con el Gobierno? ¿Su referencia en España es Vox? No interferimos en asuntos internos. Si los españoles no están contentos con Sánchez y los comunistas, los echarán en las elecciones. Nuestra postura política es más cercana a Vox, pero estamos también en contacto con el PP.
08-10-2021 | Fuente: abc.es
Maria Ressa y Dmitry Muratov, Nobel de la Paz por su lucha en defensa de la libertad de expresión
Los periodistas Maria Ressa y Dmitry Muratov se han alzado con el prestigioso Premio Nobel de la Paz 2021, que le ha concedido este viernes el comité noruego, por su labor y sus esfuerzos por «su lucha valiente por la libertad de expresión y sus esfuerzos por defender la libertad de opinión, condición indispensable para la democracia y la paz». Efectivamente, Muratov, director del carismático bisemanario ruso de oposición 'Nóvaya Gazeta', fundado en 1993, lleva años destacándose en Rusia como un luchador incansable por la libertad de expresión. El periódico que dirige el premiado hoy con el Nobel de la Paz «ha publicado artículos sobre temas que van desde la corrupción, la violencia policial y los arrestos ilegales hasta el uso de tropas rusas fuera del país», dijo la presidenta del jurado Berit-Reiss Andersen. Enfatizó que, en los casi 30 años de existencia del periódico, seis de sus periodistas fueron asesinados, incluida Anna Politkóvskaya, cuya muerte cumplió ayer jueves 15 años. Pese a las numerosas amenazas de las que fue objeto, Muratov «defendió con tesón el derecho de los periodistas a cubrir temas críticos», señaló el Comité. El director de 'Nóvaya Gazeta' dijo esta mañana que el premio no ha sido merito suyo, sino en general de «los medios y colegas que murieron por la libertad de expresión: Anna Politkóvskaya, Yuri Shekochijin, Anastasía Babúrova y otros». «Me causa hasta risa. No lo esperaba en absoluto. Vi una llamada en el móvil desde Noruega, pero pensé que había sido un error», aseguró Muratov. Según sus palabras, «todo lo que puedo decir es que nos toca a nosotros asumir el peso del premio, pero en realidad le corresponde al periodismo ruso en su conjunto, que ahora están tratando de reprimir. Intentaremos ayudar a los informadores que están siendo catalogados como agentes extranjeros y se están pudriendo y a los que están siendo expulsados del país». En el Kremlin, no obstante, se han congratulado del hecho de que el Nobel de la Paz haya recaído sobre el director de 'Nóvaya Gazeta'. Muratov es el tercer ruso en recibir el Premio Nobel de la Paz. Antes de él, le fue impuesto al académico, Andréi Sájarov y al expresidente soviético, Mijaíl Gorbachov. María Ressa, condenada por libelo en 2020 El primer Nobel de Filipinas ha caído en manos de quien denuncia una de sus mayores vergüenzas nacionales: el creciente autoritarismo que sufre este país asiático bajo el mando del presidente Rodrigo Duterte y su salvaje guerra sucia contra la droga, que ha dejado más de 6.000 muertos en las calles desde julio de 2016. Acosada por el poder y condenada por libelo en 2020, la periodista María Ressa ha visto reconocida este jueves su lucha por la verdad y la libertad de información con el Nobel de la Paz, concedido «ex aequo» con el ruso Dmitry Muratov. Fundadora del popular portal de noticias Rappler, Ressa ha sido elegida entre más de 300 candidatos por usar la libertad de expresión para «denunciar los abusos de poder, el uso de la violencia y el creciente autoritarismo en su país natal, Filipinas». Tras el anuncio del comité del Nobel en Oslo, que otorga a los ganadores un millón de dólares, Ressa se confesó ?en estado de shock? en una retransmisión en vivo de su propia página web. Mientras aguarda la apelación contra su condena por ciberlibelo, que puede llevarla a la cárcel entre seis meses y seis años, la periodista filipina recibe con este galardón el más sólido apoyo internacional frente al acoso legal del Gobierno de Duterte. Junto a dicho caso y otro que fue sobreseído en agosto, Ressa se enfrenta a siete denuncias por sus informaciones críticas con el poder y, sobre todo, con la corrupción reinante en Filipinas. Aunque la acusación por la que condenada en junio de 2020 fue interpuesta por el empresario Wilfredo Keng, detrás se aprecia la mano de Duterte, quien no ahorra esfuerzos por cerrarle su medio de comunicación. Muy seguido en Filipinas, pero atacado diariamente por un Ejército de troles en internet, Rappler tiene por delante también una denuncia por evasión de impuestos porque el Gobierno está haciendo todo lo posible por retirarle su licencia. Pero Ressa, que tiene entre su equipo de abogados a Amal Clooney, esposa del famoso actor, sigue batallando no solo contra los desmanes de Duterte, sino también contra las informaciones falsas que inundan internet. Una cruzada que la ha llevado hasta la lista de Personas del Año de la revista Time en 2018 y a la Comisión por la Democracia de Reporteros Sin Fronteras. Nacida el 2 de octubre de 1963 en Manila, perdió a su padre cuando tenía solo un año y su madre emigró a Estados Unidos, dejándola junto a su hermana al cuidado de sus abuelos. Con diez años, su madre se la llevó a Nueva Jersey, donde se había casado con un italoamericano que le dio el apellido. Allí empezó a formarse y acabó en la Universidad de Princeton, donde estudió biología molecular, teatro y literatura. Con una beca Fulbright, regresó a mediados de los años 80 a Filipinas para cursar teatro político en la Universidad Diliman. Tras trabajar en la cadena estatal de televisión PTV 4, fundó su propia productora en 1987 mientras dirigía la corresponsalía de la CNN en Manila hasta 1995. Durante los siguientes diez años, se trasladó con esta misma televisión a Yakarta y se especializó en temas de investigación y terrorismo. Además de dar clase en prestigiosas universidades y escribir en medios como The Wall Street Journal, ha publicado dos libros sobre el yihadismo en el Sudeste Asiático. En 2012 creó Rappler, que comenzó como un pequeño medio con una docena de periodistas y hoy cuenta con un centenar y es una de las páginas de noticias más seguidas y respetadas de Filipinas. Pero también es la más perseguida por el poder, como demuestran el acoso que sufre en los tribunales y este Nobel de la Paz para su fundadora. De las 329 candidaturas presentadas este años, los grandes favoritos para recibir el galardón eran los defensores de la libertad de prensa, la oposición bielorrusa, la canciller Angela Merkel y la activista por el cambio climático, Greta Thunberg, que ha sido nominada los últimos tres años. El año pasado fue asignado al Programa Mundial de Alimentos (PMA) por proporcionar asistencia alimentaria a millones de personas en todo el mundo, a menudo en condiciones muy peligrosas y de difícil acceso. Y en 2019, al primer ministro etíope Abiy Ahmed por sus reformas y un histórico acuerdo de paz con el país vecino Eritrea.
17-08-2021 | Fuente: abc.es
Cómo era la vida en Afganistán en los años 70
Afganistán es hoy el foco de todas las miradas. La huida del presidente Ashraf Ghani el pasado domingo y la retirada del Ejército afgano, que no opuso ninguna resistencia a la llegada de los talibán a Kabul, han propiciado que la bandera del Emirato Islámico de Afganistán ondee en lo más alto del palacio presidencial en un tiempo récord. La comunidad internacional teme que los fundamentalistas islámicos vuelvan a imponer su ley, la 'sharía', como ya hicieron entre 1996 y 2001, años que se conocen como el 'reino del terror', ya que durante dicho periodo se produjeron innumerables violaciones contra los derechos humanos, especialmente contra la vida de las mujeres. Miles de ciudadanos se agolpan en el aeropuerto de Kabul tratando de escapar. Las duras imágenes de personas tratando de acceder a los aviones son devastadoras. Temen por su vida y especialmente por la de las mujeres y las niñas afganas, cuyas existencias quedan relegadas a la nada según la doctrina religiosa de los fundamentalistas. La población de Afganistán ha sufrido diversas guerras y regímenes totalitarios a lo largo de su historia. Sin embargo, no siempre han vivido bajo el dominio de fuerzas extranjeras o de los talibanes. Afganistán y los derechos de la mujer En los últimos días se ha viralizado una imagen de tres mujeres paseando por Kabul. La foto fue realizada por Laurence Brun en 1972 y es un reflejo de cómo en la década de los 70 la vida para las mujeres afganas se parecía a la que pudieron vivir las mujeres de países occidentales de la época. Las tres mujeres de la imagen llevan faldas y vestidos cortos, lo que choca con la vestimenta a la que están destinadas las mujeres que viven en países dirigidos por fundamentalistas islámicos a día de hoy. Mujeres paseando por Kabul, Afganistán, en 1972 - Laurence BRUN / Getty Images En el siglo XX, el país experimentó un gran desarrollo de los derechos de las mujeres. Durante el reinado del Rey Amanullah, entre 1919 y 1929, se promovió la libertad de las mujeres en la esfera pública para disminuir el control que las familias tenían sobre ellas. Se alentó la educación femenina y en 1921 se abolió la ley del matrimonio forzado y el matrimonio infantil y se impusieron restricciones a la poligamia, una práctica muy común en el Afganistán de la época. La Reina Soroya, esposa de Amanullah, es considerada una de las primeras activistas afganas y musulmanas, ya que llevó a cabo diferentes reformas para mejorar la vida de las mujeres y su posición en el núcleo familiar. Sin embargo, estos gobernantes no fueron del agrado de todo el mundo. La socidad de Afganistán no estaba preparada para la igualdad de género y las medidas modernizadoras que querían llevar a cabo los monarcas. Finalmente, diversas protestas de corte más conservador acabaron con el reinado del matrimonio. Los sucesores de los mismos fueron más moderados, pero continuaron avanzando hacia la igualdad entre hombres y mujeres. Tras la elección de Mohammed Daud Khan como primer ministro la mujer comenzó a tener más presencia pública. Uno de sus principales objetivos fue tratar de liberarse de la tradición extremista islámica de tratar a las mujeres como ciudadanas de segunda, cuyas vidas no valían tanto como las de los hombres. Así, las mujeres comenzaron a poder optar a ciertos puestos de trabajo y comenzaron a disfrutar de ciertas libertadas que antes les eran negadas. Clase de Biología en Kabul, AfganistánEn 1950 se elimina el 'purdah', la práctica de la cultura musulmana e hindú del norte de la India de recluir y ocultar a las mujeres de los hombres que no sean sus parientes directos (mahram) y en 1964 se aprobó la Constitución de Afganistán, que estuvo vigente hasta 1977. Con la carta magna se creó un nuevo parlamento, dominado por su cámara baja, que debía ser elegida por sufragio universal. Es decir, a partir de este momento todos los ciudadanos afganos tenían derecho a votar, incluidas las mujeres. Mujeres en clase de Anatomía en Afganistán - Getty Images Sin embargo, durante los golpes de Estado y la ocupación soviética, que comenzó en 1979, así como los conflictos entre el Gobierno y los grupos muyahadines entre los años 80 y 90, las mujeres volvieron a sufrir una merma significativa en sus derechos. Finalmente, en 1996, cuando Hekmatyar se integra al Estado Islámico de Afganistán como primer ministro, las mujeres sufrieron todo tipo de vejaciones y violaciones de sus derechos humanos. Durante el conocido como 'reinado del terror' las mujeres sufrieron un arresto domiciliario de facto. Se les prohibió trabajar, no podían relacionarse con hombres que no fueran su marido o su padre y no podían dejarse ver en público, por lo que debían salir a la calle con un burka completo, y siempre junto a un varón. Tampoco podían estudiar ni trabajar e incluso tenían prohibido ser exploradas por un médico. Mujeres con burka en Afganistán (1996)La ley talibán, la 'sharía', además, imponía graves castigos a todas aquellas mujeres que rompieran algunas de las reglas a las que estaban sometidas. Así, todas las que fueron declaradas culpables de adulterio sufrieron lapidaciones, las que llevaron las uñas pintadas perdieron los dedos y las que mostraron interés por estudiar recibieron palizas. En 2001, cuando la OTAN ocupa Afganistán tras los atentados de 2001 en Estados Unidos, las mujeres comienzan a recuperar ciertos derechos. Sin embargo, en 2012, el presidente Karzai aprobó un 'código de conducta' en el cual se establecía que 'las mujeres no deben viajar sin un tutor masculino y no deben mezclarse con hombres extraños en lugares como escuelas, mercados y oficinas'. Así, la ley afgana no contempla la igualdad de género y organizaciones que velan por los derechos humanos, como Human Rights Watch o Amnistía Internacional han expersado su preocupación los los derechos de las mujeres y las niñas en el país. De hecho, el Georgetown Institute for Women, Peace and Security incluye a Afganistán entre los países más inseguros para las mujeres en su análisis del año 2019/2020.
11-06-2021 | Fuente: as.com
La primera forma de vida inmune a los virus
Un equipo de científicos lo logró al reescribir el genoma de la bacteria Escherichia coli. Su trabajo podría tener aplicaciones en biología, medicina y medicamentos.
23-02-2021 | Fuente: as.com
La eficacia total de Pfizer en un hospital de Valencia
El servicio de Microbiología del Hospital General de Valencia ha llevado a cabo un estudio sobre la respuesta inmunitaria al coronavirus. Todos los vacunados generaron anticuerpos.
1
...