Infortelecom

Noticias de balcanes

20-10-2017 | Fuente: abc.es
«El Tribunal de La Haya debe actuar ya contra Maduro»
El abogado venezolano Orlando Viera-Blanco (Caracas, 1965), junto a otros activistas como Tamara Suju, Patricia Betancourt y varios representantes de «Venezuela Somos Todos», entregó el pasado 22 de septiembre más de 112.000 firmas ante la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya como parte de la petición para que se inicie la investigación contra el Gobierno de Maduro por delitos de lesa humanidad en Venezuela. De visita en España, Viera-Blanco, que forma parte de la Comisión de Exteriores de la Asamblea Nacional de mayoría opositora, insiste en reactivar la lucha internacional contra el régimen tras la derrota de la oposición en unas elecciones regionales bajo sospecha de fraude. Entre 2013 y 2017, se han introducido nueve denuncias contra Maduro por violación de derechos humanos ante la CPI sin todavía respuesta. ¿Qué recorrido real tiene esta iniciativa ante La Haya? ¿No teme decepcionar a muchos venezolanos desesperados por la situación del país? Esta petición solicita tres cosas: un estatus de esa investigación que ya contiene más de mil incidencias por torturas y delitos de lesa humanidad; en caso de no tener un estatus formal de inicio de investigación, solicitar que se acuse a los perpetradores de estos delitos -en este caso la cadena de mando de Maduro- en relación sobre todo a las incidencias represivas por las muertes en Venezuela en 2014 así como los últimos 130 muertos que tuvimos este año; y en tercer lugar, le solicitamos ya a la comunidad internacional y a los Estados miembros que formen parte del proceso y presenten una denuncia formal en contra del Gobierno venezolano por esos delitos. Por esto he venido ahora a España, a continuar con algunas visitas que he hecho en el Senado, específicamente con el senador Dionisio García (portavoz popular para Asuntos Iberoamericanos). El mundo ya tuvo una experiencia tardía y burocrática en el proceso de reivindicar y proteger los derechos humanos en el caso del genocidio de Ruanda, la guerra civil angoleña o Somalia. Igualmente, el mundo tuvo la experiencia aletargada de no abordar oportunamente la guerra de los Balcanes y Kosovo y entonces EE.UU. decidió intervenir directamente con la OTAN. Venezuela sufre tremendamente: hay 3.000 muertes violentas al año por causa de homicidio y con un 97% de impunidad. La CPI no solo tiene nueve denuncias en contra de Maduro, sino que acumula cerca de 30 de distintos actores y víctimas. ¿Qué más espera el mundo? ¿Qué más espera La Haya o la ONU para actuar? ¿Por qué cree que todavía no se ha actuado con esa contundencia que usted pide? Hay un juego de intereses donde obviamente países como Rusia o China han hecho contrapeso para que no se inicien estos procesos de intervención humanitaria. ¿Le pide más esfuerzos a España? «Pido a España que lidere una coalición internacional para presionar con un ultimátum al régimen de Maduro» Como miembro reciente de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, pido a la madre patria que con contundencia y frontalidad lidere la coalición internacional que permita dar cuenta de lo que sucede en Venezuela. Que emita una declaración que active el principio de la necesidad de proteger a la población. Así como Rajoy ha dado un ultimátum a Cataluña para que no siga con su irrespeto a su Constitución, también deber dar un ultimátum a Maduro para que se active el proceso de elecciones como desenlace con el menor coste humanitario. Le pido a España que se haga parte en La Haya. La oposición está más dividida y el Gobierno de Maduro más fuerte que hace un año. ¿Se desactivará la protesta tras la derrota? Los líderes políticos, salvo excepciones, han librado una lucha titánica, muy valiente, en contra de un gobierno que tiene el control de todas las instituciones y el control de las armas. Cerraron centros electorales, trasladaron otros y crearon una migración súbita y selectiva de ese votante que rechaza al Gobierno generando una tensión forzosa que en las circunscripciones de mayor afectación del Gobierno impidieron que la gente pudiese finalmente votar. Tras el fraude, dependemos de la comunidad internacional. Entiendo que haya reproches por lo que pasó en las últimas elecciones regionales: «¿Por qué vas a unas elecciones si sabes que el Gobierno va a defraudar?», se preguntaron algunos. Entonces, ¿cómo es? Si sé que me van a matar, ¿la opción es suicidarme?
28-09-2017 | Fuente: abc.es
«No puede haber un Ejército europeo sin Turquía»
«No puede haber un Ejército europeo sin Turquía». Así de tajante se mostró ayer el ministro para Asuntos de la Unión Europea y Jefe negociador de Turquía, Ömer Çelik, sobre la creación de una fuerza de intervencion europea en 2020, incluida dentro del proyecto de refundacion de la Unión Europea presentada esta semana por el presidente francés, Emmanuel Macron. «En las alianzas establecidas después de la Segunda Guerra Mundial está habiendo divisiones. Lo hemos visto en el tratado de medio ambiente de París, también en la conversación que mantuvieron la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la OTAN -explica Çcelik-. Dentro de esto se ha debatido muchas veces la creación de un Ejército europeo, pero siempre se ha considerado como un complemento de la OTAN. Ahora, por primera vez se habla de gestionar toda la brigada europea desde una mano. Sin Turquía no se podría hablar de un Ejército europeo. Como no puede haber un Ejército europeo sin Turquía. Ese proyecto no puede tener futuro», aseveró el ministro turco. «Europa necesitará ser más valiente para realizar las reformas de Macron y colaborar en este aspecto con Turquía»«Algunos estados consideran a Turquía simplemente como un país, y esto demuestra una mentalidad no muy sana, que no quiere compartir la democracia y el bienestar. Pero sí cuando tiene que mantener la seguridad. Turquía quiere ser un miembro de pleno derecho. El señor Macron tiene otras sugerencias -un presupuesto común europeo, policía europea de fronteras..-, pero no será posible llevarlas a cabo en la situación estática en la que se encuentra Europa. Esta necesitará ser más valiente para realizar estas reformas y colaborar en este aspecto con Turquía. Sin Turquía no se puede hablar de una seguridad europea. No es un pequeño país africano o de los Balcanes, Turquía es un país estratégico», subrayó durante un encuentro con periodistas, tras ofrecer una conferencia, promovida por el think tank Real Instituto Elcano, sobre «El futuro: Europa y las relaciones Turquía-UE». Pero Turquía no solo tiene ojos para la OTAN -a la que pertenece desde 1952- y la UE -en la que espera ingresar- en materia militar. Así lo demuestra su reciente compra de un sistema de misiles S-400 a Rusia, incompatible con la tecnología de la OTAN, lo que ha levantado ciertas suspicacias. «Nuestras relaciones con Rusia no son una alternativa a la OTAN -matizó-. Somos un miembro importante de ella, y al mismo tiempo compartimos una relación histórica con Rusia. El avance de las relaciones entre Turquía y Rusia no solo es una necesidad, sino que ha tenido resultados positivos. Por ejemplo, gracias a las conversaciones de Astaná hemos podido tener zonas de paz en Siria. En cuanto a la compra de misiles -continúa-, necesitamos un sistema de protección aérea por las amenazas que existen en este sentido y pedimos ofertas a países occidentales y a miembros de la OTAN, pero las que recibimos no nos ayudaban a recibir el transfer de I+D, y no eran muy adecuadas. Nos vieron como un simple consumidor de defensa, por lo tanto hemos firmado el acuerdo con Rusia. Grecia también tiene misiles S-300, y también está en la OTAN. Esta no prohíbe este tipo de adquisiciones». Çelik asegura que su país ha optado por la opción más adecuada ante la situación que se vive en Siria y en Irak. «Lo hubiesemos comprado a un país de la OTAN si nos hubiese dado las mismas condiciones». Un ingreso lastrado por el golpe de Estado Pero el objeto de la visita de Çelik a Madrid no era hablar de sus relaciones con Rusia, sino de la situación de las negociaciones para la adhesión de Turquía a la EU, cuestionadas tras las purgas -en el Ejército, en los medios de comunicación, en la judicatura y en la enseñanza- acometidas por el gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan como consecuencia del golpe fallido del 15 de julio. Una asonada, «que en buena parte de los países de la UE no se ha entendido, y esto nos perjudica», se lamentó Çelik. «El Gobierno fue bombardeado y el Parlamento Europeo no mostró solidaridad. En su lugar, habló de parar las negociaciones. Cometió un error, y que espero no se produzca el 4 de octubre [cuando se vota en Bruselas la congelación o no de la negociación de adhesión de Turquía]. «La adhesión a la Unión Europea es un proceso técnico que en nuestro caso se ha politizado», denunció ayer Ömer Çelik. El proceso de adhesión de Turquía a la UE se remonta a 1999, aunque las negociaciones de acceso comenzaron de manera oficial en 2005. Desde entonces se han ido dilatando y enfriado, especialmente desde el golpe de Estado cuando varios miembros pidieron que se congelaran. En la actualidad, dos países -Alemania y Austria- son los que mayor oposición han mostrado a su ingreso. Pero Turquía tiene «paciencia» y continúa ofreciendo argumentos para ser incorporado. «Turquía ha salvado a la UE de una crisis humanitaria y política con la acogida de tres millones de refugiados»Frente a una UE, «que no ha sabido dar una solución a la guerra de Siria, resolver la crisis de refugiados, luchar contra el terrorismo ni evitar el ascenso de los extremismos..», el ingreso de Turquía contribuiría, en opinión de Çelik, a paliar algunos de estos problemas. «Ya lo ha hecho en el caso de la crisis de refugiados. Desde el acuerdo firmado en 2016 ha disminuido de 7.000 a 20 0 30 las personas las que llegan al Mediterráneo gracias a las medidas tomadas. Turquía ha salvado de esta manera a la UE de una crisis humanitaria y política -asegura-. Mientras que algunos países europeos pusieron militares y barreras para parar a los refugiados, Turquía abrió las puertas a tres millones de personas». Un gesto que considera ha permitido que la extrema derecha no creciera aún más en Alemania, principal destino de gran parte de las personas que buscan asilo. «Si no hubieramos colaborado, tres millones de refugiados estarían en Europa, y el partido AfD podría haber obtenido entre un 20 o 30% de los votos. Turquía ha salvado de la crisis a la democracia europea. Alemania debería darle las gracias a Turquía, sin ella, el ascenso de la extrema derecha hubiera sido mayor», insistió el ministro turco. Çelik también recriminó ayer a la UE por «no haber cumplido ninguno de los compromisos que tenía con Turquía tras el acuerdo de marzo de 2016», en el que le prometieron 3.000 millones de euros para asumir el cuidado de los refugiados, de los que tan solo «hemos recibido 810 millones de euros. Nosotros sí hemos cumplido con todo lo pactado», señaló. Sin embargo, esta queja ya fue desmentida por la Comisión Europea en agosto de 2016, cuando el portavoz Alexander Winterstein, aseguró en rueda de prensa que a finales de julio de 2016 había sido movilizada la cantidad de 2.239 millones de euros para apoyar a los refugiados en el marco del acuerdo fimardo entre la UE y Turquía. Çelik dejó constancia de que la crisis no se ha acabado y que seguirán llegando refugiados de Siria, Irak y Afganistán en el futuro, y en esto, «Turquía juega un papel clave». Asimismo se refirió a otro país que ha sufrido la llegada masiva de refugiados, Grecia, «que se encuentra en dificultades porque no puede asumir a todas personas que llega, y a la que Europa ha dejado sola». Y advirtió que en el futuro esta crisis puede crear nuevas rutas de inmigración en África que afectarán al Mediterráneo occidental y a España, «y puede que también ella se quede sola ante la UE». Un socio de pleno derecho «Turquía no es un campo de recogida de refugiados o un actor que lucha contra el terrorismo»Para resolver las crisis de falta de credibilidad por la que atraviesa la UE, según Çelik, esta se tiene que abrir hacia fuera, salir de su estado actual, y para ello debe apoyar la negociación de acceso de Turquía, y no cerrarle las puertas. «Si quiere mantenerse como un poder global, esto es lo que tiene que hacer. Si las relaciones entre Turquía y la UE avanzan, esta resolverá parte de sus problemas». El ministro para Asuntos de la UE hizo hincapié en que su país desea ser un socio de pleno derecho, y no para temas puntuales: «Turquía no es un campo de recogida de refugiados o un actor que lucha contra el terrorismo. Es un aliado que lucha para la democracia y el bienestar común de todos. Si Europa no ve en ella un aliado es esto último, tampoco se puede ver como un aliado en la crisis de refugiados y contra el terrorismo». Preguntado sobre si el aumento de los populismos en Europa -Alemania, Francia, Holanda, Austria..- ha perjudicado la negociaciones de acceso de Turquia a la UE, Ömer Çelik señaló que estos ascensos «han demostrado que teníamos razón. El mayor motivo del incremento de populismo es que los partidos de centro-izquierda y centro-derecha en lugar de resistirse a él, lo han incluido en sus discursos. Durante el Brexit avisamos a David Cameron de que no hablara contra Turquía y los inmigrantes, y perdió las elecciones. También le dijimos a Holanda que nos nos utilizara como un elemento de política interna y hemos visto los resultados de las elecciones. Y durante el debate de 90 minutos entre Angela Merkel y Martin Schulz, durante la campaña electoral alemana, hablaron de Turquía y de refugiados durante 60 minutos. Esto les hizo perder votos a ambos. El discurso racista les hace ganar votos a los partidos de siempre. Todo esto dificulta nuestras negociaciones Si se aisla a Turquía se producirá una situación en la que todos perderemos». «Los referéndums no ayudan a avanzar en el bienestar de los pueblos» En un momento en el que Turquía ha vigilado de cerca el referéndum de los kurdos en el que piden la independencia, y ha amenazado con presiones económicas por una decisión que Erdogan calificado como una «traición» a su país, no podía faltar la pregunta sobre la consulta del 1-0 en Cataluña. «Nosotros defendemos la unión territorial y política de España, que se mantengan los límites constitucionales. Estamos viviendo un periodo en el que se necesita más integración, y creemos que esta decisiones de referéndums no ayudan en el avance del bienestar de los pueblos». En opinión de Çelik, la consulta de los kurdos desestabilizará la región, en la que conviven kurdos, turcomanos, árabes.. «Queremos estabilidad en la zona. Que todas la etnias vivan en paz. Esto es un juego arriesgado que debilitará la convivencia y creará más conflictos».
13-09-2017 | Fuente: abc.es
Juncker apuesta por una UE fuerte y propone una era de grandes reformas
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, defendió ayer el camino hacia una Unión Europea cada vez más sólida y, en una fugaz referencia al Brexit, advirtió de que el Reino Unido «lamentará» haber decidido abandonar la UE. Este ha sido probablemente el último gran discurso de Juncker, que también ratificó que no será candidato para un nuevo mandato en 2019. La Europa que propone el luxemburgués tendría un solo máximo dirigente, unificando los papeles de presidente del Consejo y de la Comisión, un ministro de Economía para prevenir y reaccionar colectivamente ante las crisis en la zona euro, un fondo monetario europeo sobre la base del actual fondo de rescate, una unidad de inteligencia que coordine la información antiterrorista y una Europa de la defensa a más tardar en 2025. También propuso una agencia que se encargue de la ciberseguridad y una autoridad europea que vele por el cumplimiento de la legislación laboral para los trabajadores desplazados a otros países. «He vivido el proyecto europeo toda mi vida» desde numerosos puestos públicos y «lo he vivido y he luchado por ello durante los buenos y los malos tiempos», dijo el máximo responsable del ejecutivo comunitario, que ya no tendrá ocasión de definir su visión de futuro, puesto que el año que viene su discurso será ya el balance de su legislatura al frente de la Comisión. Por ello, ahora que la situación económica lo permite, propuso a los países miembros que accedan a hacer reformas y «a reparar el tejado de Europa y construir nuevos pisos ahora que no llueve», porque «cuando vuelva el mal tiempo -que volverá- ya será tarde». También recordó que Helmut Kohl, el excanciller alemán recientemente fallecido, y su antecesor en la Comisión Jacques Delors le «enseñaron que Europa avanza cuando exhibe su audacia» y por ello cree que «no debemos pecar de exceso de prudencia» a la hora de definir los cambios. Otra de las reformas que propuso fue pasar a la mayoría cualificada en lugar de la unanimidad para las decisiones de política exterior, que estaría enfocada a la creación de un espacio de seguridad alrededor de la UE y una asociación con África para intentar contener la presión migratoria. En cuanto a Turquía, dijo que este país «se aleja a pasos agigantados» de Europa, lo que «excluye» que prosiga la negociación sobre su adhesión al club. Por contra, mantuvo que debe llevarse a cabo la ampliación a los países de los Balcanes occidentales. Hizo muchas referencias al problema de los refugiados llegados a Europa, que el año pasado sumaron más de 720.000 personas, «el triple que Estados Unidos, Canadá y Australia juntos», por lo que «es falso decir que Europa es una fortaleza». En cuanto a la situación en los últimos meses, dijo que Italia «ha salvado el honor de Europa» y prometió hacer lo posible por mejorar la situación «inaceptable» de los campos de retención en Libia. En el aspecto institucional, la idea de más calado presentada por Juncker fue la de unificar las figuras de presidente de la Comisión Europea y del presidente del Consejo Europeo en una sola que sea a su vez designada por el sistema del llamado «Spitzenkandidat» (el candidato propuesto por la lista más votada en las elecciones al Parlamento Europeo). «El paisaje europeo sería más claro y más comprensible si el barco estuviera dirigido por un solo capitán», señaló. La mayoría de las ideas expuestas por Juncker necesitan el acuerdo de los 27 países miembros, por lo que es muy difícil saber cuales podrán ser aceptadas. En todo caso, la política europea sigue en estos momentos suspendida hasta conocer el resultado de las elecciones alemanas y que se sepa qué tipo de coalición va a formar la canciller Angela Merkel, que también tiene sus propios planes para el futuro de la UE y no siempre en la misma longitud de onda que los de Juncker. Por ejemplo, la idea de un ministro de Economía Merkel la ve pero no en manos de la Comisión, mientras que Juncker no cree que sea util crear una institución nueva ni una fórmula de parlamento de la zona euro como ha sugerido Alemania, De momento, Juncker ha expuesto los suyos en un discurso en el que también se pronunció a favor de la «igualdad» entre todos los países miembros. Juncker, propuso también la creación de un instrumento de preadhesión al euro para ayudar a los países que no han adoptado la moneda única pero que están legalmente obligados a hacerlo. «Si queremos un continente en el que el euro una en vez de dividir, entonces debe ser una moneda que no sea solo para algunos escogidos» dijo el presidente para quien el horizonte es el de una UE en la que «todos los países estén en todo, el euro, la Unión Bancaria y en área de Schengen». Con la salida del Reino Unido en marzo de 2019, solo Dinamarca mantendrá el permiso de no adoptar el euro y por ello, la Comisión pretende facilitar la entrada en el euro de los países que aún no lo han hecho, aunque sin cambiar los criterios de convergencia, para acabar con «los ciudadanos de primera y segunda», que se ha interpretado también como una alusión en contra de la idea de una UE a varias velocidades, que es el criterio más atractivo para los principales países, empezando por Francia, Alemania y España y que es visto como una amenaza para otros como Polonia y los demás países del este. Ese gesto de simpatía hacia estos últimos no evitó que se mantuvieran las críticas hacia la actitud de los gobiernos de Varsovia y Budapest a los que la Comisión reprocha haber hecho reformas que ponen en peligro los equilibrios democráticos de poderes. Pensando sobre todo en estos países Juncker ha vuelto a decir que es intolerable que continúen atacando los principios del estado de Derecho, que el respeto a la ley en Europa «no es optativo». Por primera vez en mucho tiempo, un discurso de Juncker fue aplaudido por los diputados -puestos en pie- de los proncipales grupos, populares, socialistas, liberales y verdes. Eso también fue una gran novedad en el actual ambiente político general.
05-09-2017 | Fuente: abc.es
Suecia deniega el asilo a una anciana de 106 años tras su huida de Afganistán
Una mujer afgana de 106 años, tras un peligroso viaje hasta Europa, cargada con su hijo y su nieto, a través de montañas, desiertos y bosques, se enfrenta ahora a la deportación de Suecia después de que su solicitud de asilo haya sido rechazada, ha informado la agencia AP. En 2015, Bibihal Uzbeki, como tantas otras personas huyeron del terrorismo y de la violencia de sus países de origen para buscar una vida mejor en Europa. Viajaron a pie y en trenes por los Balcanes antes de llegar finalmente a Suecia. Uzbeki se encuentra severamente discapacitada y apenas puede hablar. Su familia ha apelado contra el rechazo, y se le permite hasta tres apelaciones, un proceso que podría tomar mucho tiempo. Las solicitudes de otros miembros de la familia se encuentran en varias etapas de apelación. La Agencia Sueca de Migración confirmó que ha tomado una decisión sobre el caso y dijo que la edad no constituye por sí misma un motivo de asilo. Uzbeki llegó al campo de refugiados de Opatovac en Croacia en octubre de 2015 después de lo que dijo que había sido un viaje de 20 días con sus 17 familiares para llegar a Europa, con su hijo de 67 años y un nieto de 19 años que a menudo llevaba ella en sus espaldas. La familia de la anciana considera que la situación de los afganos está siendo ignorada por las autoridades suecas. Muchos países de Europa niegan asilo a los afganos que proceden de regiones del país consideradas seguras.
20-07-2017 | Fuente: abc.es
Los atentados se redujeron en el mundo en 2016, pero Daesh amplió su alcance
Los atentados terroristas bajaron el 9 % a nivel global en 2016 y generaron menos víctimas mortales que en 2015, pero el grupo yihadista Daesh amplió sus acciones y su alcance fuera de sus bastiones en Irak y Siria, según un informe publicado hoy por el Gobierno estadounidense. El informe anual sobre el terrorismo en el mundo del Departamento de Estado de EE.UU., publicado hoy y relativo a 2016, señala además a Irán como «principal Estado patrocinador del terrorismo» y vuelve a incluirlo un año más, junto a Siria y Sudán, en una lista negra que supone la imposición de sanciones. «El Estado Islámico (EI) siguió siendo la amenaza terrorista más potente a la seguridad global, con ocho filiales reconocidas y numerosas redes no declaradas que operan fuera de la principal concentración del grupo en Irak y Siria», indica el informe. El EI «fue responsable de más ataques y muertes que ningún otro grupo» terrorista en 2016, con un 20 % más de atentados y un 69 % más de muertes en Irak que en 2015, y atentó en 20 países el año pasado gracias a sus filiales, que tienen especial fuerza en África Occidental, Afganistán, Pakistán, Egipto, Libia y Yemen, agrega. Aún así, el autodenominado Estado Islámico perdió «casi un cuarto del territorio que controlaba en Siria e Irak al comienzo del año», y quedó «en su punto más bajo en cuanto a fuerza en el campo de batalla desde al menos 2014» gracias a los esfuerzos de la coalición internacional que lidera Estados Unidos, de acuerdo con el informe. En Europa, Daesh cometió atentados «contra objetivos simbólicos y espacios públicos», como el de Niza (sur de Francia), el 14 de julio de 2016, cuando murieron 87 personas al embestir un camión de gran tonelaje a la gente que celebraba la fiesta nacional francesa en el paseo marítimo de esa ciudad. Asimismo, otro de esos «objetivos simbólicos» se vincula con el atentado perpetrado de forma similar al de Niza contra un mercado navideño en Berlín, el 19 de diciembre de 2016, en el que murieron 12 personas. Estados Unidos calcula que «alrededor del 30 % de los combatientes» procedentes de países de la Unión Europea (UE) que se habían unido al EI en Siria e Irak «han regresado» a sus lugares de origen, y que en 2016 hubo «significativamente» menos ciudadanos de Europa Occidental y los Balcanes que se unieron a los yihadistas. Bajan en Nigeria pero suben en Turquía En 2016 se cometió un total de 11.072 ataques terroristas en todo el mundo, que provocaron 25.600 muertes, lo que supone un descenso del 9 % en los atentados y del 13 % en las víctimas mortales respecto a 2015, apunta el documento. El descenso en los ataques «se debió principalmente a la reducción de los atentados y las muertes en Afganistán, Siria, Nigeria, Pakistán y Yemen», aunque otros países experimentaron un aumento, entre ellos Irak, Turquía, Somalia, Sudán del Sur y la República Democrática del Congo, según el documento. En 2016 hubo ataques terroristas en 104 países del mundo, pero el 55 % de ellos se concentraron en apenas cinco: Irak, Afganistán, Pakistán, India y Filipinas; mientras que el 75 % de las muertes se produjeron en Irak, Afganistán, Pakistán, Siria y Nigeria. Irán, Sudán y Siria repiten un año más en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo del Departamento de Estado, que supone la imposición de sanciones como la prohibición de la venta y exportación de armas y un veto a la ayuda económica. «Irán siguió siendo el principal Estado patrocinador del terrorismo en 2016, y los grupos que apoya mantuvieron su capacidad de amenazar los intereses de EE.UU. y sus aliados», señala el informe. La fuerza Quds -la unidad de elite y de operaciones internacionales de la Guardia Revolucionaria iraní- "siguió teniendo un papel desestabilizador en conflictos militares en Irak, Siria y Yemen", y Teherán siguió "trabajando" con el grupo libanés Hizbulá a favor del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, agrega. Cuba fue retirada en 2015 de la lista de Estados patrocinadores y, pese a la retórica agresiva del presidente estadounidense, Donald Trump, hacia la isla, no se la ha reintroducido, ni el Departamento de Estado hace mención específica alguna al país en su informe. En Latinoamérica y el Caribe, Estados Unidos cree que hay «vulnerabilidades» como «fronteras porosas, capacidades limitadas para aplicar la ley y rutas establecidas de tráfico» de personas y drogas, que han «ofrecido oportunidades a grupos terroristas locales e internacionales». El informe de este año elimina además una frase que formó parte, con ligeras variaciones, de los informes emitidos por el Departamento de Estado al menos desde comienzos de esta década. Se trata de la referencia a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) como «la principal amenaza terrorista en el Hemisferio Occidental». Ambos grupos siguen incluidos en la lista de organizaciones terroristas del Departamento de Estado, pero el documento rebaja la alarma respecto a las guerrillas colombianas, debido en parte a la aprobación el año pasado de un acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC, y al inicio de negociaciones con el ELN.
16-07-2017 | Fuente: abc.es
Revuelta de alcaldes en Sicilia contra los inmigrantes: «Aquí ya no hay sitio»
La emergencia por la inmigración se recrudece en Italia, con desembarcos continuos y revuelta de alcaldes en Sicilia en protesta con un grito común: «Aquí ya no hay más sitio para prófugos». Solo en este fin de semana son 7.000 los inmigrantes desembarcados en puertos de Sicilia, Calabria y Apulia. Muchos alcaldes consideran que se ha llegado al límite y crece su protesta. El envío de 50 inmigrantes a un exhotel, que ni siquiera tiene luz, próximo a Castel Umberto, pueblo de 3.300 habitantes en la provincia de Messina (Sicilia), ha desencadenado una revuelta. El alcalde, Vincenzo Lionetto, intentó ayer impedirles con su propio coche el acceso por carretera, al tiempo que bloqueaba el acceso de energía eléctrica para la estructura de acogida. Hoy finalmente con ayuda de la Policía se ha permitido la entrada de un grupo electrógeno en el albergue. El alcalde recibió la solidaridad de los vecinos y de muchos alcaldes de la zona. La realidad es que en Castel Umberto prefieren no ver inmigrantes, pero ni el regidor Vicenzo Lionetto ni sus vecinos quieren que se hable de racismo. «El problema no son los inmigrantes, sino el hecho de que han sido enviados sin que aquí nadie haya sido implicado en las decisiones. Debo defender a mi gente», explicaba el alcalde ante el bloqueo al que fue el hotel Canguro. Hoy delante del alberque ha habido una asamblea pública, con la participación de una treintena de alcaldes de la zona y cientos de ciudadanos, para protestar contra la llegada masiva de inmigrantes. Los alcaldes temen riesgos para la seguridad urbana y exigen que haya un reparto gradual y sostenible de los inmigrantes. Agresión sexual En este clima de tensión, una noticia ha alimentado la preocupación en torno a la convivencia con inmigrantes. Una revisora de los billetes de tren fue agredida sexualmente por un grupo de nigerianos que la rodearon en la estación ferroviaria de Porto Torres Marittima (Cerdeña). El episodio tuvo lugar en un tren con destino a Sassari, durante el control de los billetes, que los jóvenes no disponían. La revisora, en estado de shock, tuvo que ser asistida en urgencias en Sassari. La tensión es creciente en muchas regiones, sobre todo en el sur, por las dificultades para acoger esta ola de refugiados, convirtiendo hoy esta emergencia de la inmigración en el problema más destacado del país. Más de 200.000 visados temporales La irritación es también grande en el Gobierno por considerar que, salvo promesas y buenas palabras, no hay suficiente solidaridad en Europa hacia Italia, que teme que en este año lleguen más de 200.000 prófugos, un récord. De ahí que el gobierno italiano esté pensando en c onceder 200.000 visados temporales para permitir a los inmigrantes que llegan a las costas de este país circular por el resto de la Unión Europea. Lo revela el diario británico «Times», que habla de «opción nuclear» para resolver la crisis de refugiados frente a la indiferencia o rechazo a cooperar por parte de los miembros de la Unión. El periódico cita como fuentes al subsecretario de Exteriores, Mario Giro, y al senador Luigi Manconi, presidente de la Comisión para los Derechos Humanos, quienes han confirmado que la hipótesis de visados temporales está «en discusión». Mario Giro y otros miembros del Partido Democrático, de centro-izquierda, la principal fuerza del gobierno, sostienen que Italia, para adoptar esa medida excepcional de concesión de visados, podría apoyarse en la directiva europea 2001/55, que fue escrita después de la guerra de los Balcanes, para permitir a un gran número de refugiados dirigirse a diversos países europeos. Centros de acogida y crimen organizado Por otro lado, un informe del Departamento de Estado norteamericano revela que en los centros de acogida italianos hay infiltrados traficantes de seres humanos y son un lugar en el que se mueve con facilidad el crimen organizado. En el informe presentado en Washington se evidencian numerosas irregularidades, algo que, por otro lado, es de sobra sabido en Italia. «Las organizaciones internacionales han denunciado un aumento de los casos de tráfico de seres humanos con finalidad sexual y de trabajo, a costa de los solicitantes de asilo, por causa de las insuficiencias en los centros de acogida y por la facilidad con que los traficantes pueden acceder a los centros para reclutar inmigrantes», afirma el informe del Departamento de Estado. Sobre este dramático problema, un lugar en Italia es emblemático: Cara di Mineo (Sicilia), un centro de acogida con poco más de 2.000 puestos disponibles y en el que en la actualidad hay más de 3.000. Es el centro que acoge el mayor numero de solicitantes de asilo de Europa, donde los inmigrantes protestan a menudo por las condiciones de vida en el interior. Cara di Mineo se ha creado fama de ser un centro casi imposible de gestionar.
01-07-2017 | Fuente: abc.es
El canciller de la voluntad alemana
La Historia recordará a Helmut Kohl en la escalinata del Reischtag, la noche del 3 de octubre de 1990, cuando las lágrimas se deslizaban por sus mejillas mientras una enorme bandera de la Alemania reunificada era izada bajo una lluvia de fuegos artificiales, al son de la Novena de Beethoven y entre el clamor de cientos de miles de alemanes. Flanqueado por Oskar Lafontaine, Willi Brandt, Hans Dietrich Genscher, y Richard von Weiszäcker, culminaba así el proceso que dibujó Alemania y Europa tal y como hoy las conocemos. Incluso en sus últimos años, prácticamente paralizado por un derrame cerebral a raíz de una caída en 2008, los ojos azabache de Kohl brillaban con intensidad al recordar ese momento. Nacido en una familia de clase media en Ludwigshafen, una ciudad provinciana de Renania-Palatinado, se refugió con sus padres de los bombardeos aliados en la cripta de la catedral de Speyer, después de que el hogar familiar hubiese sido destruido hasta los cimientos, y allí rezó de rodillas, según recordaba años más tarde, por la paz en Europa. Militó en la Unión Democrática Cristiana (CDU) desde los 15 años y, ya estudiante de Historia y Ciencias Políticas en Heidelberg, comenzó a predicar la unidad de Alemania. Como presidente regional más joven de la RFA fue apodado «joven salvaje» de la CDU. Sus gafas de tecnócrata y su pipa humeante pusieron cara a una frenética política de reformas cristiano-liberales a principios de los 70 en Renania Palatinado, detrás de la cual crecía una gran ambición. Horst Teltschik recuerda haberle preguntado entonces qué sentido tenía contratarle como asesor en política exterior en un gobierno regional y la respuesta de Kohl no pudo ser más franca: «Quiero presidir la CDU y quiero ser canciller». Logró la primera meta en 1973 y la segunda en 1982. Y en cuanto puso un pie en la Cancillería de Bonn, comenzó un exitoso programa de reformas fiscales contra la inflación y el paro, a base competitividad que asegurase crecimiento y empleo, con las que tapó la boca a la oposición, que dejó de referirse a él con el despectivo mote de ?la pera?, en referencia a la forma de su cuerpo, en el que se acumulaba progresivamente tanto peso como poder. Nadie imaginaba entonces, de todas formas, que llegaría a ocupar la Cancillería alemana durante 16 años y menos aún que llegaría a ser apodado el ?canciller de la Unidad?. Desde 1965, Juliane Weber fue su secretaria y posiblemente sea la única persona capaz de descifrar el entramado de relaciones personales que hicieron posible su obra política. Kohl impuso en la CDU la política de pequeños círculos en detrimento de la transparencia, lo que le acarreó la antipatía de los medios y, en 1989, su despotismo era gravemente cuestionado dentro de la CDU. Pero fue entonces cuando los ciudadanos del Este comenzaron a cruzar masivamente las fronteras de Checoslovaquia, Hungría y Polonia y Kohl adoptó una postura para muchos temeraria: la de acogerlos con los brazos abiertos mientras negociaba, chequera en mano, con sus gobiernos. Estaba cambiando su destino político junto con el de toda Europa. Gorbachov en Moscú, Mazowieski en Polonia, Bush en Washington. Kohl supo ganarse la confianza de todos ellos e, incluso antes de la caída del Muro, emprendió una maratón de negociaciones que daría como fruto la reunificación de Alemania en el seno de la OTAN. Había sido el pueblo de la Alemania oriental el que había protagonizado la revolución pacífica por la libertad, pero Helmut Kohl sería el gestor capaz de hacer realidad aquel sueño, de traducirlo a una nueva estructura de Estado y de bosquejar un nuevo orden mundial salvando las enormes reticencias internacionales. «Miterrand estaba ofendido, la reacción de Thatcher fue salvaje, los italianos estaban indignados por el regreso del pangermanismo, España fue la más fácil», recordaba Kohl en una entrevista publicada por Phoenix. A cada país hizo concesiones estratégicas y con cada líder cultivó una relación de sinceridad amistosa, tal y como ha reconocido su último gran contrincante político, el ex canciller Gerhard Schröder: «Fue el hombre en el que se podía confiar, su palabra era válida a los dos lados del telón de acero y de cara al pueblo logró también un profundo estado de confianza con solo decir: podéis estar tranquilos, yo me ocupo de todo, yo lo organizo». Sus gestos siempre fueron de gran efectividad, incluso los más populistas, como la entrega de 100 marcos occidentales y un plátano a todo alemán oriental que quiso cruzar al oeste y darse un paseo de compras por el Kudamm, recién caído el Muro. Y los combinó magistralmente con la argumentación política, como quedó demostrado en el discurso ante el Parlamento en noviembre de 1990, en el que propuso sus 10 puntos para la Reunificación, o su improvisada intervención ante la Frauenkirche de Dresde, el 19 de diciembre de 1989, en la que encontró el tono exacto con el que ganar la confianza de la RDA. Recorrió con tesón el largo y pedregoso camino de la reunificación económica, tras la machada de cambiar, uno contra uno, marcos de la RDA por moneda occidental. Pero después de 20 años de trasvase ingente de capital, inversiones e infraestructuras a la economía fantasma del este, todavía seguía escuchando quejas por la desigualdad salarial de muchos de aquellos para los que consiguió la libertad y el voto. Los reconocimientos internacionales son incontables. En 1994, recibió el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional y hoy nadie niega a Kohl la categoría de figura paterna de Alemania, pero su verdadera familia rompió con él en vida y de forma traumática. Su hijo mayor, Walter, ha publicado un libro en el que le acusa de abandono y en el que le reprocha no haber cancelado ni una sola reunión del partido para estar presente en la vida de sus hijos. Su mujer, Hannelore, se suicidó en 2001. Había desarrollado una rara alergia a la luz, quizá somatizando el ostracismo al que la otra familia de Kohl, la CDU, había sometido al ex canciller tras el escándalo de la financiación ilegal del partido. Kohl jamás se metió un marco en su propio bolsillo, pero en diciembre de 1999 se vio obligado a reconocer que había recibido donaciones no declaradas por valor de 2 millones de marcos entre 1993 y 1998 con los que engrasó el camino de la CDU de los Länder orientales. Incluso sus delfines Merkel y Schäuble llegaron a repudiarlo. Kohl se ha llevado a la tumba la identidad de aquellos donantes, que habían puesto como condición a sus contribuciones permanecer en el anonimato y cuyo secreto no traicionó jamás. Helmut Kohl, en definitiva, vivió por y para Alemania. Rentabilizó su éxito económico y su peso en las instituciones europeas para aumentar su presencia en el mundo, especialmente en Europa oriental y los Balcanes. Gestionó con éxito el ingreso a la democracia y al libre mercado de la ex RDA y mantuvo a su partido en el poder durante un tiempo récord. Aun así, fue más laureado fuera que dentro de Alemania y en vida recibió de sus compatriotas duras críticas y desairados reproches. Karl-Heinz Rummenigge, por ejemplo, relata que, tras la final del Mundial de 1986, en la que perdieron contra Argentina, Kohl bajó al vestuario y felicitó a la selección: «El equipo ha jugado de maravilla. Nuestra patria cuenta con los mejores embajadores que pueda desear: ustedes». Pero como tantas otras veces, en las que Kohl extrajo lo mejor de los alemanes para, a pesar de las imperfecciones, plasmarlo en una visión optimista que presentar al mundo, obtuvo una desagradecida respuesta, en esa ocasión de la desabrida boca de Rummenigge: «¡Que le jodan, canciller!».
01-07-2017 | Fuente: elpais.com
?Europa debe influir en los Balcanes o volveremos a los años sangrientos?
El mandatario cree que la dejadez de Bruselas podría hacer que aumente aún más la influencia de Rusia en la región
17-06-2017 | Fuente: abc.es
Desenmascarado un falso príncipe de Montenegro que engañó durante años a decenas de políticos y aristócratas
Se hacía pasar por Príncipe y embajador de Montenegro, se codeaba con aristócratas, políticos y cardenales, pasando vacaciones de lujo. La policía italiana ha denunciado a Stefan Cernetic, 57 años, natural de Trieste, ciudad del norte de Italia fronteriza con Eslovenia, y residente en Turín, acusado de fraude por mentir durante años sobre su identidad y fabricar documentos falsos. A un complejo hotelero de lujo en Apulia, en el sur de Italia, donde fue invitado a pasar unas vacaciones, se presentó en un Mercedes con banderín de la República de Montenegro y adhesivos del cuerpo diplomático. Pero el príncipe que exhibía medallas y certificados de la ?Casa Imperial Real de Montenegro y Macedonia? lejos de ser un descendiente de sangre azul de un antiguo linaje de los Balcanes era un simple estafador lleno de fantasía. Había diseñado incluso un árbol genealógico de ensueño: Su linaje se remontaba a Julio César y para demostrar la grandeza de su estirpe junto a su bibliografía, títulos y medallas mostraba fotos con ilustres personajes, como el príncipe Alberto de Mónaco, el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Parolin, empresarios, alcaldes y gente aristocrática. A su lado cabe considerar casi un aprendiz a Totó, vendedor de la Fontana di Trevi a un turista italo-americano en la película «Totòtruffa 62». Por no hablar del «pequeño Nicolás»? Deslumbrante currículum Entre las ingenuas víctimas deslumbradas por el falso príncipe estuvo la actriz y modelo Pamela Anderson, a la que encontró en una cena de gala en Santa Margherita Ligure (Génova). Quiso nombrarla «Condesa de los Lirios» «por su lucha en defensa de los derechos de los animales», título que le concedió en una solemne ceremonia en el 2015. La célebre rubia de la serie de televisión «Los vigilantes de la playa» («Baywatch») llegó incluso a arrodillarse en público mientras el falso príncipe Stefan apoya un sable sobre el hombro de la exvigilante de la playa. Al día siguiente el periódico genovés «Il Secolo XIX» planteó dudas sobre el título real de este personaje alto, que se movía con cierta clase y desparpajo, exhibiendo medallas y certificados como Alteza Imperial Príncipe de Montenegro y Macedonia. El periódico lanzó la sospecha de que podía ser un avispado usurpador de identidad, pero la duda y polémica se evaporaron pronto en el Mar de Liguria. Stefan Cernetic se alejó de Génova y continuó viajando por Italia, acompañado por S.S., de 63 años, con antecedentes penales, el propietario del Mercedes que le hacía de guardaespaldas y de chófer en todas las «visitas oficiales». Vergüenza para los agasajadores Les gustaba hacerse invitar en hoteles de cinco estrellas. Pero el final de sus andanzas comenzó cuando el complejo hotelero de Fasano (abulia) les presentó la factura por su lujoso alojamiento. El falso príncipe le dio instrucciones para que la enviaran a la embajada de Macedonia en Italia. La sede diplomática señaló que no existía esa Casa Imperial y dio cuenta además al ministerio italiano de Asuntos Exteriores. De inmediato se enviaron a todas las fuerzas del orden las fotos de Cervetic y su compañero, siendo finalmente descubiertos por los carabineros de Brindisi. El descubrimiento del estafador ha creado una situación embarazosa para muchos de los que se habían tragado la trufa y le habían ofrecido agasajos y homenajes. Así, el alcalde Monopoli, ciudad de 49.000 habitantes en la provincia de Bari (Apulia), ha emitido un comunicado reconociendo su llamativo error: «Por desgracia también caímos nosotros. Pero la petición del encuentro nos llegó por canales oficiales y la visita se coordinó dentro de una serie de reuniones con el obispo y algunos empresarios. Además, la persona en cuestión fue escoltada por agentes de la comisaría de la Policía de Estado, lo que nada hacía sospechar que se tratara de un impostor. Me consuela el hecho de no haber sido el único, a la vista de que en el curriculum de este falso personaje habría alcaldes de toda Europa y personalidades del mundo del espectáculo», subraya el regidor de Monopoli. Una farsa que ni siquiera Totò la hubiera representado mejor.
13-06-2017 | Fuente: elpais.com
La extensión de la OTAN en los Balcanes irrita a Rusia
El ministro de Exteriores de Montenegro acusa a Moscú de ?inmiscuirse abiertamente? en la política interna de su país