Infortelecom

Noticias de asia

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Las multinacionales de EE.UU. ceden para evitar la guerra directa con Trump
Donald Trump está ganando las primeras batallas contra las multinacionales estadounidenses sin siquiera haber tomado posesión como presidente. Su reiterada promesa electoral de obligar a las compañías a crear empleo en Estados Unidos empieza a encontrar respuestas positivas en forma de traslado de inversiones previstas, la mayoría desde México. La automovilística Ford ya ha pasado por el aro del amenazante domador que lanza cada día un desafío. Las gigantes General Motors y Boeing, la primera implantada en el vecino del sur y la segunda con ambiciosos proyectos en China, revisan sus planes inversores y de contingencia. Anteriormente, United Technologies, fabricante de Carrier, anunció su permanencia en Indiana a cambio de un incentivo del estado para mantener su planta de fabricación de aparatos de aire acondicionado y garantizar el mantenimiento de mil empleos. También en Indiana, Rexnord, fabricante de componentes del automóvil, renunciaba a trasladar a Nuevo León (México) los 300 puestos de trabajo de su factoría. Aunque no es la única, la automoción se sitúa en la principal diana de las advertencias de Trump, deudor con muchos trabajadores de los estados industriales (sobre todo, Michigan, Wisconsin y Pensilvania), que cambiaron su voto demócrata por la esperanza de recuperar el empleo y el bienestar perdidos. Antes de entrar en abierta guerra con un presidente-magnate, tan duro negociador como ellos mismos, los directivos de las multinacionales prefieren por ahora someterse. El anuncio de Ford de no construir su proyectada planta en San Luis de Potosí (México) para fabricar pequeños Focus, a la que iba a destinar 1.600 millones de dólares, ha sido la constatación de que Trump se empieza a salir con la suya. La emblemática compañía se ha sometido de forma sonora. En noviembre, ya había tenido un primer gesto, cuando la multinacional canceló el traslado de la producción de los vehículos utilitarios Lincoln de Louisville (Kentucky) al país del sur. El nuevo anuncio de Ford, que obvia a México para destinar 700 millones a crear otros tantos empleos en su planta de Dearborn, al sur de Detroit, es una rectificación en toda regla. Aunque la compañía trató de justificar el cambio con explicaciones técnicas y económicas, tras el volantazo se encuentran conversaciones entre Trump y el propietario de la multinacional, Bill Ford Jr. Baste recordar la afirmación categórica que su presidente ejecutivo, Mark Fields, proclamó en noviembre: «Es demasiado tarde para cambiar los planes de construir la planta de México». Pero la principal razón de Ford para desdecirse tiene que ver con el negocio. Cierto es que la relocalización de plantas en suelo estadounidense tendrá un coste a largo plazo: mayores salarios, que pueden provocar subidas de precio de los vehículos, y, quizá, descensos de las ventas. Pero, a corto plazo, Trump saca partido de su amenazante tarifa del 35% para los productos importados, que supondría a Ford mil millones de perjuicio al año. Las amenzas Cuando el nuevo presidente de Estados Unidos tome posesión el 20 de enero, comenzará la guerra comercial. Su neoproteccionismo económico choca con los principales líderes republicanos, guardianes de las esencias del libre comercio. Aunque el partido tiene en marcha su propia iniciativa para gravar las importaciones. La siguiente compañía llamada a rehuir el encontronazo con Trump es General Motors. La fabricante número uno de automóviles en Estados Unidos cuenta aún con mayor presencia en México que su competidora Ford. Desde que en 2012 lanzara su gran apuesta, mantiene un compromiso inversor a largo plazo de 5.000 millones de dólares. La multinacional revisa ahora sus planes ante el cambio drástico de política comercial que viene de la mano de Trump, quien el martes lanzó este mensaje a General Motors por Twitter: «¡Fabrica en Estados Unidos o paga una tarifa en la frontera!». El dedo acusador del futuro inquilino de la Casa Blanca también se fijó hace poco en Boeing, la primera empresa aeronáutica del país, a la que amenazó con cancelar el pedido de dos 747 para el Air Force One. En el fondo de sus críticas al alto coste de la operación, que podría ser rebajada de 4.000 a 2.800 millones, se encuentran los planes de la compañía de construir una planta de fabricación de asientos en territorio del gigante asiático. La que promete ser la madre de todas las batallas medirá al nuevo presidente con la gigante tecnológica Apple, que fabrica todos sus dispositivos en China y Vietnam. Trump sabe que sería su triunfo definitivo, por el alcance de la marca y por los 150.000 empleos que integran hoy las plantas de producción de la compañía en Asia. Pero la complejidad es enorme. Trump lanzó durante la campaña una amenaza de boicot a Apple. Más recientemente, conversó con su presidente ejecutivo, Tim Cook, a quien prometió ayudas económicas. La compañía se resiste con el argumento de que el traslado de su producción podría duplicar o triplicar los precios de venta.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Turquía apunta a un uigur como posible autor del atentado de Año Nuevo en Estambul
El viceprimer ministro turco Veysi Kaynak ha revelado este jueves que el autor del atentado perpetrado la noche de Año Nuevo en la discoteca Reina de Estambul, que dejó 39 muertos y decenas de heridos, podría ser uigur. En una entrevista concedida a la cadena local A Haber, el 'número dos' del Gobierno ha indicado que, conforme a las primeas investigaciones, actuó solo pero podría haber recibido la ayuda de cómplices para prepararlo. Kaynak ha contado además que las autoridades han establecido su posible ubicación. Interrogado sobre este aspecto, no ha descartado que haya huido a otro país, pero ha confiado en que las operaciones en suelo turco den resultado. La unidad antiterrorista de la Policía de Estambul ha realizado a primera hora del jueves varias detenciones entre la comunidad uigur en Turquía por su presunta implicación en este ataque terrorista, de acuerdo con la agencia de noticias Anatolia. En 2015, Turquía se enfrentó a China por los supuestos abusos contra los uigures, una etnia de fe islámica ubicada en la región autónoma de Xinjiang, en el noroeste del gigante asiático, a la que los musulmanes turcos se sienten unidos. China, que rechaza las acusaciones de discriminación contra los uigures, responsabiliza a esta comunidad del extremismo religioso en la región septentrional, donde se han llevado a cabo varios ataques de pequeña entidad. El viceprimer ministro de Turquía, Numan Kurtulmus, ha sugerido también que ciertos «servicios de Inteligencia extranjeros» podrían estar detrás del atentado. Kurtulmus ha defendido esta afirmación, que hizo al diario «Hurriyet», señalando la «profesionalidad» con la que se llevó a cabo el ataque. «Soy de los que opina que no es posible que un atacante lleve a cabo un atentado como este sin ningún tipo de ayuda», ha explicado. «Parece cosa de los servicios secretos. Todo esto está siendo evaluado», ha añadido. Kurtulmus, por el contrario, ha preferido no dar detalles sobre a qué servicios secretos estaba haciendo referencia con sus declaraciones. Asimismo, ha explicado que tanto el Gobierno como las fuerzas de seguridad del país están trabajando para valorar qué medidas adicionales se pueden tomar ante el creciente número de atentados terroristas que está viviendo Turquía. «Dado que están apoyados por organizaciones con habilidades de Inteligencia, pueden llevar a cabo atentados terroristas que tu propio sistema de seguridad no pueda ni imaginarse», ha defendido. Además, el viceprimer ministro otomano ha añadido que el autor del atentado pudo tener «cómplices dentro del local». Según ha explicado, así lo indica el hecho de que el terrorista, que actuó de forma «extremadamente profesional», no se suicidara en el acto. Los investigadores no descartan la presencia de un segundo atacante en el «Reina» tras el análisis de las videocámaras de la sala y de los alrededores, según «Hurriyet».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Ankara no descarta que el asesino de Nochevieja haya huido a Siria
A pesar de haber asegurado el miércoles que ya habían identificado al hombre que mató a 39 personas en la discoteca Reina, de Estambul, las autoridades turcas consideran ahora que "probablemente" se trata de una persona de etnia uigur. Esta es la única gota de información oficial disponible sobre el asesino. El detalle lo ofreció ayer el viceprimer ministro, Veysi Kaynak. "Se entiende que es un miembro especialmente entrenado de una célula", añadió. La otra certeza es que el asesino todavía está en fuga. Kaynak ha señalado que los agentes están estrechando el cerco alrededor del atacante, aunque no se descarta que haya cruzado la frontera hacia Siria. Daesh, el grupo armado yihadista con presencia en este país y en Irak, reivindicó la matanza de Nochevieja. Diversos medios han informado de que la seguridad en las fronteras terrestres y en los aeropuertos se ha elevado para evitar que el atacante consiga escapar de Turquía. Sin embargo, algunos periódicos, como el progubernamental Yeni Safak, citan a fuentes de seguridad para asegurar que el atacante se esconde en un casa en Estambul. A falta de una explicación oficial, las filtraciones continúan completando el rompecabezas de lo que ocurrió exactamente en la trágica noche de fin de año. Nuevas imágenes muestran cómo el sospechoso se reúne con Ilyas Mamasharipov, el conocido como "emir" de Daesh en Estambul, el pasado 15 de diciembre en Konya, la céntrica ciudad en la que el atacante supuestamente se instaló junto a su mujer y dos hijos. Mamasharipov ha sido una de las personas detenidas tras el atentado. El diario "Milliyet" ha publicado que el nombre en clave del atacante es "Ebu Muhammed Horasani" y que alquiló un piso en el barrio estambulita de Basaksehir tres días antes del atentado. El 31 de diciembre, abandonó la casa y se desplazó al distrito de Zeytinburnu. Allí se reunió con un hombre, que no ha sido identificado, antes de subirse a un taxi en dirección a la discoteca. Después de días con la hipótesis de que el autor de la matanza es un ciudadano procedente de Kirgistán, ahora el foco se centra sobre su origen uigur. De hecho, ayer mismo la Policía ya detuvo a un número sin concretar de personas de esta etnia. Según publicó la agencia de noticias estatal Anadolu, fuerzas especiales irrumpieron en un complejo residencial de Silivri, en las afueras de Estambul. Un grupo de personas fue puesto bajo custodia policial, acusadas de "ayudar" al asesino. Al Qaida Los uigures son un grupo étnico túrquico que, principalmente, vive en la región autónoma china de Xinjiang. Su religión mayoritaria es el islam y la relación con el Gobierno de Pekín está muy lejos de ser perfecta. Los uigures han denunciado durante años sufrir una persecución por parte de las autoridades chinas. Su conexión étnica con Turquía hace que parte de la diáspora se haya instalado en el país eurasiático. Los más radicales se han unido a Al Qaida, y los expertos describen su presencia en Siria, bajo la bandera de la filial Jabhat Fateh as-Sham, como relativamente significativa. Asimismo, Daesh se esfuerza en ganarse sus simpatías. Parte de la propaganda realizada en su revista Rumiyah se ha publicado en lengua uigur.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump se ríe de Schwarzenegger
Donald Trump tiene memoria y no duda de vengarse o, incluso de reírse, de sus enemigos. Su última victima ha sido el actor Arnold Schwarzenegger, que reemplazó al magnate como protagonista del reality «El Aprendíz» en su última edición. Sin embargo, la sustitución no ha conseguido el resultado esperado y la audiencia ha comenzado a bajar de forma estrepitosa. Hecho que Trump ha aprovechado para alegarse del fracaso de su sustituto y recordarle su simpatía por la candidatura a las presidenciales de Hillary Clinton. «Wow, la audiencia disminuyó y Schwarzenegger se siente agobiado (o destruido) en comparación con la máquina de audiencia de DJT (Trump). Demasiado para ser una estrella de cine. Y eso que sólo se comparó su temporada 1 con la 14 mía? compárenla con mi primera. Pero a quién le importa, si apoyó a Kasich y a Hillary». Wow, the ratings are in and Arnold Schwarzenegger got "swamped" (or destroyed) by comparison to the ratings machine, DJT. So much for..? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 6 de enero de 2017being a movie star-and that was season 1 compared to season 14. Now compare him to my season 1. But who cares, he supported Kasich & Hillary? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 6 de enero de 2017La audiencia de Schwarzenegger en su primer programa al frente de «El aprendiz» fue de 4,9 millones frente a los 6,5 con los que Trump cerró su último capítulo, hace ya dos años. Los 11 años del magnate al frente de «The Apprentice» y «Celebrity Apprentice» convirtieron en un personaje muy famoso al presidente electo de Estados Unidos. Más de 20 millones de estadounidenses siguieron de forma regular sus primeras temporadas, aunque en 2015 la audiencia cayó a unos seis millones. Schwarzenegger se fijó como gran objetivo adoptar un estilo absolutamente diferente al del magnate. Por ejemplo, el exgobernador de California utiliza como «muletilla» el "You're terminated!" ('¡Estás terminado!'), en alusión a «Terminator», en vez de "You're fired!" ('¡Estás despedido!'). El actor, del mismo partido que Trump, anunció días antes de las elecciones presidenciales que no votaría por Trump, siendo la primer vez en 30 años que no apoyaría al candidato republicano a la Casa Blanca. «Por primera vez desde que me hice ciudadano en 1983, no votaré al candidato republicano para presidente. He sido un orgulloso republicano desde que me mudé a los Estados Unidos, en 1968, y escuché las palabras de Nixon sobre ayudar al gobierno, el libre comercio y la defensa de nuestra libertad con una fuerte milicia. Ese día me uní al partido de Abraham Lincoln, Teddy Roosevelt y Ronald Reagan. Pero así como me siento orgulloso de llamarme republicano, hay una etiqueta que sostengo sobre todo lo demás: americano».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Tensión diplomática por una estatua de las esclavas sexuales de Japón en Corea del Sur
Las viejas heridas del pasado siguen provocando tensiones en Asia. Inaugurando el año con un nuevo conflicto diplomático, Japón ha llamado a consultas a su embajador en Corea del Sur, Yasumasa Nagamine, tras la instalación frente al Consulado nipón en la ciudad portuaria de Busan de una estatua recordando a las «mujeres del consuelo». Así se conoce a las 200.000 mujeres que, procedentes de Corea, China, Taiwán, Filipinas e Indonesia, fueron utilizadas por el Ejército japonés para subir la moral de la tropa durante su ocupación de buena parte de Asia en la Segunda Guerra Mundial. Un doloroso recuerdo que sigue enturbiando las relaciones de Japón con sus mayores vecinos, sobre todo Corea del Sur y China. A finales de 2015, Tokio y Seúl llegaron a un acuerdo para zanjar este problema. El Gobierno surcoreano se comprometió a enterrar para siempre la cuestión a cambio de nuevas disculpas oficiales y una indemnización de 1.000 millones de yenes (unos 8 millones de euros) para financiar una fundación de ayuda a las víctimas que aún siguen vivas ? todas ya ancianas. Pero varios grupos de apoyo a las «mujeres del consuelo» se opusieron al trato y han seguido batallando contra Japón. Dentro de sus acciones de protesta, dichos colectivos han colocado una estatua ante la Embajada nipona en Seúl y otra más frente al Consulado de Busan. Aunque las autoridades locales rechazaron al principio la instalación de esta última, finalmente la han aprobado debido a la presión ciudadana. Pero esa decisión no ha sentado nada bien en Japón, donde el portavoz del Gobierno, Yoshihide Suga, ha exigido su retirada. «Japón y Corea del Sur confirmaron el acuerdo concluido en 2015 que resolvía la cuestión de las 'mujeres del consuelo' de forma definitiva e irreversible. A pesar de todo ello, se ha colocado una estatua en Busan que tiene consecuencias deplorables para las relaciones entre los dos países», criticó Suga, según informa France Presse. Además de llamar a consultas a su embajador, el Ejecutivo nipón ha requerido también la presencia de su cónsul en Busan y ha suspendido las conversaciones bilaterales sobre intercambio de divisas. Por su parte, el Gobierno surcoreano ha lamentado la decisión japonesa. «Expresamos nuestro fuerte pesar por la acción tomada por Japón con respecto a la estatua», reza un comunicado del Ministerio de Exteriores difundido por la agencia estatal de noticias Yonhap. A pesar de la crisis diplomática con que ambos países han comenzado el año, Seúl aboga en dicha declaración por «seguir avanzando en los lazos bilaterales basados en la confianza con independencia de cualquier asunto que los cuestione». Detrás de esta nueva polémica subyacen las tensiones nacionalistas que aún persisten en Asia desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial. Debido a las atrocidades cometidas por el Ejército imperial nipón durante aquella época y a sus disputas territoriales, Japón, Corea del Sur y China siguen sin cerrar sus heridas del pasado.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Los médicos deciden no operar a Charles Manson tras ser ingresado porque se encuentra «demasiado débil»
Los médicos del hospital de Bakersfield, en el estado estadounidense de California, han decidido no intervenir quirúrgicamente al asesino Charles Manson, ingresado desde la prisión en la que cumple condena por una hemorragia gastrointestinal vinculada a un problema de colon. Según ha informado al portal TMZ, Manson tenía que haberse sometido a cirugía el jueves por la noche, pero el equipo de doctores que se encarga del conocido asesino han determinado que su estado de salud era demasiado débil para esta operación, que podría ser demasiado «arriesgada». Fuentes cercanas a la situación del preso han señalado que antes de llegar al hospital, el propio Manson se negó a ser intervenido, pero que el jueves cambió de opinión y aceptó la operación. No obstante, durante el preoperatorio los médicos determinaron que su salud era demasiado débil para ser intervenido. Por el momento, sigue ingresado en el hospital a espera de que los médicos decidan cuál será el próximo paso que den para mejorar su estado de salud. Manson fue ingresado el domingo por un problema de colon, que le provocó una hemorragia gastrointestinal que le dejó en estado grave. Desde el Departamento de Correctivos y Rehabilitación no han dado información acerca del internamiento médico del recluso, señalando que tanto la Legislación federal como la estatal lo prohíben y haciendo hincapié en que los datos médicos de los presos son privados. «No publicamos información de los presos por motivos de seguridad», ha señalado la portavoz del departamento en California, Terry Thornton, donde Manson se encuentra recluido. Charles Manson cumple cadena perpetua en una prisión de California tras haber sido condenado como autor intelectual del asesinato de siete personas. Manson fue primero condenado a pena de muerte por el asesinato de la actriz Sharon Tate -la mujer del director de cine Roman Polanski, que estaba embarazada de ocho meses- y de otras ocho personas, crímenes cometidos por un grupo de seguidores suyos -a los que llamaba la «familia»- en un intento, según los fiscales, de incitar una guerra racial apocalíptica entre blancos y negros en un momento en que había fuertes tensiones sociales en Estados Unidos. La pena capital fue posteriormente conmutada a cadena perpetua porque la pena capital fue suspendida temporalmente en California en los años 70.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Taiwán aprovecha el cambio en EE.UU. para buscar su lugar en el mundo
Vuelve la tensión entre Estados Unidos y China por el contencioso de Taiwán, la isla reclamada por el autoritario régimen de Pekín. Un mes después de que una charla telefónica entre la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, y el próximo inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, airara a China, el régimen observa con atención su gira de esta semana por Centroamérica. Tsai Ing-wen visita Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador tras hacer escala en Houston, lo que ha irritado al régimen chino. Pero, por mucho que Pekín insista en el principio político de «una sola China», cuestionado por Trump, hay dos. Una es la República Popular China, controlada por el Partido Comunista, y la otra es la República de China, nombre oficial de Taiwán. Con 23 millones de habitantes, esta isla es un país independiente «de facto» con su propio Gobierno elegido democráticamente y su Ejército, pero solo reconocido por 21 pequeños Estados. Para establecer relaciones diplomáticas con Pekín, los países deben reconocer la política de «una sola China» y renunciar a sus legaciones en Taiwán, donde solo mantienen oficinas económicas y comerciales. Ausente en organizaciones internacionales como la ONU, Taiwán es un país muy desarrollado y sus ciudadanos viajan por todo el mundo con menos necesidad de visado que los chinos del continente, pero sus dirigentes no pueden reunirse con sus homólogos de otros Estados. Por eso ha molestado tanto en Pekín la reciente llamada de Tsai Ing-wen a Trump. Oficialmente, es el primer contacto entre un líder estadounidense y un presidente taiwanés desde que Washington cambió sus relaciones diplomáticas con la isla por China continental en 1979, cuando ganaba peso en la comunidad internacional. Ocho años antes, la República Popular China había reemplazado en la ONU a la República de China, representada por la entonces dictadura del Kuomintang que gobernaba Taiwán desde la huida del Generalísmo Chiang Kai-shek a la isla tras ser derrotado por Mao Zedong en la guerra civil (1945-49). A pesar de dicho cambio, EE.UU. es el principal aliado de Taiwán y está obligado a defenderlo si es atacado. En la actualidad, China y Taiwán viven el peor momento de sus relaciones por la subida al poder de la presidenta Tsai, cuyo discurso soberanista repele en Pekín. El problema es que Pekín quiere que el nuevo Gobierno taiwanés se comprometa con el «Consenso de 1992», en el que ambas partes se pusieron de acuerdo en el principio de que existe una sola China, pero cada una lo interpreta a su manera. «Respetamos ese hecho histórico, pero la gente de Taiwán tiene una concepción diferente y buscamos una nueva base para negociar», explicaba recientemente en un encuentro con periodistas extranjeros el viceministro de Asuntos con el Continente, Chiu Chui-cheng. Competición abierta Desde que la presidenta Tsai tomó posesión en mayo, se han interrumpido los contactos entre ambos lados del Estrecho de Formosa, que durante los últimos ocho años vivieron un estrecho acercamiento gracias a los acuerdos comerciales entre el partido nacionalista Kuomintang y Pekín. En esta nueva Guerra Fría entre las dos Chinas, Pekín ha reducido el número de turistas procedentes del continente para asfixiar al Gobierno de Taipéi. Taiwán también teme que Pekín les robe alguno de los países con los que aún tiene relaciones diplomáticas, entre ellos el Vaticano. Confirmando sus sospechas, el archipiélago africano de Santo Tomé y Príncipe acaba de cambiar sus lazos con Taiwán por China continental. Para dejar de depender económicamente de China, Taiwán se quiere expandir por el Sudeste Asiático, pero sospecha que Pekín presionará a otros Estados para que no firmen acuerdos comerciales. Con el nuevo apoyo de Trump, Taiwán busca su lugar en el mundo como la otra China.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La Administración Rodrigo Duterte continúa con su enroque político. Filipinas ha anunciado la intención de rubricar un memorando de entendimiento con Rusia para permitir la observación de sus ejercicios militares. El reclamo se produce apenas meses después de que Duterte amenazara con suspender las maniobras conjuntas entre Filipinas y Estados Unidos, realizadas anualmente y que tienen su origen en el Tratado de Defensa Mutua de 1951. «Si necesitamos su experiencia, entonces nos uniremos a los ejercicios, ese es el marco del memorando de entendimiento que va a ser firmado. Podría ser un ejercicio conjunto, pero inicialmente va a ser un intercambio de visitas», destacó el secretario de Defensa de Filipinas, Delfín Lorenzana, sobre el futuro acuerdo con Rusia. El presidente Duterte ya ha anunciado su intención de visitar tanto este país (en abril está previsto un viaje de Estado) como China, con el objetivo de abrir nuevas alianzas comerciales. De forma paralela, el mandatario ha asegurado que su relación con Estados Unidos se encuentra cercana a un punto «de no retorno». «Retirad vuestras inversiones, adelante», aseveró Duterte en septiembre, quien destacó entonces estar al límite de «cruzar el Rubicon» en sus relaciones con Estados Unidos. «Voy a abrirme al otro lado de la barrera ideológica: China, Rusia -venid», añadió. Precisamente, en mayo pasado, para conmemorar el cuarto de siglo de la ASEAN, una asociación de diez de las principales potencias del Sudeste Asiático (entre ellas, Filipinas), Rusia anunciaba una hoja de ruta con 57 proyectos tecnológicos con los países de esta organización. De momento, el nivel de trabajo entre ambos no es demasiado destacado (21.400 millones de dólares en 2015, menos del 1 por ciento del volumen de negocios total de la Asean). Sobre todo, cuando los principales socios económicos de la región, según datos del propio organismo, son China (comercio total en 2014 de 350.000 millones de dólares), Japón (246.000 millones), Estados Unidos (240.000 millones) y la Unión Europea (206.000 millones). Continúan los desencuentros con EE.UU. El pasado octubre, Duterte volvía a tensar la cuerda de las relaciones durante las maniobras militares conjuntas entre Filipinas y Estados Unidos. «El primero en golpear ha sido el Departamento de Estado, así que puedes irte al infierno, (Barack) Obama», aseguró Duterte en referencia a las críticas recibidas por su polémica guerra contra el narcotráfico. Entonces, el mandatario anunciaba que estos ejercicios, llevados a cabo en la isla norteña de Luzón y donde toman parte hasta dos millares de efectivos militares, pueden ser los últimos. La realización de las maniobras militares conjuntas (denominadas Balikatan, «hombro con hombro» en lengua tagalo) se fundamenta en el Tratado de Defensa Mutua de 1951, que invoca un apoyo común en caso de ataque por parte de un tercer Estado. «Esta es una alianza robusta y que beneficia a nuestros países», destacaba, ente sentido, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest. Poco después, Duterte descargaría sus iras contra Washington tras anunciar la suspensión de la venta prevista de 26.000 fusiles de asalto para su país. Entonces, el Departamento de Estado norteamericano confirmaba la marcha atrás en la operación, tras el rechazo público del senador Ben Cardin a la misma. Cardin es el principal miembro del partido demócrata en la comisión de relaciones exteriores del Senado. «Fíjense en estos monos, las 26.000 armas que queremos comprar no nos las quieren vender», aseguró Duterte, quien sugirió su disposición a adquirir los fusiles de China o Rusia.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Un terremoto de magnitud 7,2 sacude el mar de Célebes, entre Indonesia y Filipinas
Un terremoto de magnitud 7,2 en la escala abierta de Richter sacudió hoy el mar de Célebes, entre el sur de Filipinas y el norte de Indonesia, sin que se haya declarado alerta de tsunami. «Según la información registrada, no hay peligro de tsunami porque el seísmo ha ocurrido a demasiada profundidad», indicó el Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico en un boletín con datos preliminares. Esta oficina con sede en Hawai localizó el hipocentro a 626 kilómetros de profundidad. Por su parte, el Servicio Geológico de Estados Unidos, que registra la actividad sísmica en el mundo, otorgó al movimiento telúrico una magnitud de 7,3 y lo situó a 617 kilómetros de profundidad y a 190 kilómetros al sursureste de Tabiauan, en el sur de Filipinas. Filipinas se encuentra en el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, unas de las zonas del globo en la que se registra mayor actividad sísmica.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Arrancan las negociaciones para la reunificación de Chipre
Arranca la semana marcada en rojo en el calendario de todas las potencias involucradas en la partición de Chipre para poner punto final a uno de los conflictos sin solución más antiguos de Europa. Los líderes de la pequeña y estratégica isla del Mediterráneo, dividida desde 1974 entre la población turca y la griega, se reunieron ayer en Ginebra. El objetivo es «hacer historia», de acuerdo con las palabras del enviado de la ONU Espen Barth Eide. Los representantes Nicos Anastasiades (grecochipriota) y Mustafa Akinci (turcochipriota) debatirán hasta el miércoles los asuntos más delicados, es decir, el reparto de poder y territorio, así como los equilibrios de las fuerzas de seguridad. El jueves se sumaran a la mesa los representantes de Reino Unido, Grecia y Turquía, los tres garantes del acuerdo para la independencia de la isla en 1960. La UE «estará, pero estará en la habitación de al lado» según explicaba recientemente una fuente del Ministerio de Exteriores turco consultada por este periódico. «Los líderes están mostrando mucho coraje, mucha determinación», señaló ayer el enviado de la ONU. «Va a ser difícil pero no imposible», añadió Eide. Los dos líderes chipriotas quisieron mostrarse cautelosos en su llegada a las negociaciones. «Preguntadme cuando hayamos terminado», señaló Anastasiades; «no somos pesimistas, pero no veo la necesidad para unas previsiones exageradas de que todo ocurrirá», comentó, por su parte, Akinci. Y es que, a pesar de los significativos avances en los últimos meses, todavía quedan varios puntos de desencuentro. La negociación consta de seis capítulos. En cuatro de ellos ya se ha alcanzado un acuerdo «del 99%», explican desde Ankara, aunque todavía queda el cabo suelto de la instauración o no de una presidencia rotatoria en la hipotética y unida Federación de Chipre, pues este punto es algo en lo que «los turcochipriotas no pueden ceder». Sin embargo, las principales fricciones se centran en los otros dos capítulos restantes: quién debe velar por el cumplimiento del acuerdo y los ajustes territoriales. El Ejecutivo turco insiste en la falta de apoyo de Anastasiades por parte de la oposición grecochipriota como uno de los motivos que frenan el avance de las negociaciones. Algunos analistas internacionales, en cambio, señalan a las líneas rojas marcadas por Ankara como uno de los factores más influyentes. «Para cualquier tipo de solución se debe incluir a Turquía como garante del acuerdo. Eso es algo imprescindible para Turquía», señalaba la fuente del ministerio de Exteriores turco. «Podemos ajustarnos a la situación actual, pero Turquía tiene que estar ahí. No podemos aceptar el argumento de que el país, al estar en la Unión Europea, no necesita más garantes», añadía. La seguridad y el reparto territorial es el otro asunto espinoso. El Gobierno grecochipriota quiere que se retiren la totalidad de los cerca de 30.000 soldados turcos estacionados en la parte norte del país, una demanda a la que Turquía se resiste.Asimismo, si se logra algún tipo de acuerdo, se sometería a referéndum en ambas partes.