Infortelecom

Noticias de asia

12-06-2020 | Fuente: abc.es
Twitter desactiva una campaña del régimen chino que defendía su gestión del Covid-19
China está, de nuevo, en el epicentro del debate sobre la influencia de las redes sociales en la sociedad. Hasta ahora, las empresas tecnológicas estadounidenses han sido cómplices de la censura del régimen chino, plegándose a sus intereses. Twitter, en cambio, ha decidido cortar por lo sano. En los últimos días ha desactivado más de 174.000 cuentas que, según la red de micromensajes, participaban en una campaña coordinada para promover discursos favorables a su gestión de la crisis del coronavirus Covid-19 y de las protestas prodemocracia de Hong Kong, entre otros temas. Las cuentas se desactivaron en los primeros tres meses de 2020 y, según explica Twitter en un comunicado, la mayoría escribían mensajes en mandarín. Su objetivo era mejorar la imagen del gobierno liderado por el Partido Comunista Chino, principalmente en otras regiones de Asia. En total, se desactivaron unas 23.750 cuentas y 150.000 perfiles automatizados por «bots», que potenciaban el contenido por medio de sistemas de automatización. En agosto del pasado año se iniciaron las primeras investigaciones acerca del uso progubernamental de esta plataforma, que se incluye en la lista negra de los servicios bloqueados en el país. Twitter defiende que las 23.750 cuentas eliminadas se detectaron rápidamente por medio de sus sistemas de revisión de contenido automatizados y no lograron gran relevancia. El informe concluye que, por lo general, eran perfiles con un escaso número de seguidores. Algo que también sucedía con las 150.000 cuentas encargadas de «amplificar» los mensajes. Los investigadores analizaron unos 348.608 «tuits» entre enero de 2018 y abril de 2020. Descubrieron que la mayoría de los mensajes se publicaron en horario comercial en Pekín en periodos comprendidos entre los lunes y viernes. El objetivo de sus actividades era influir en el debate social aprovechando los momentos de mayor actividad en la red social. La gran mayoría de las cuentas (78,5%) no tenía seguidores, mientras que el 95% albergaba a una media de ocho seguidores, aunque esas cuentas tenían un alto nivel de compromiso entre sus seguidores. Las sospechas se iniciaron después de descubrir que el «modus operandi»: muchas de esas cuentas recibían «retuits» sin tener ningún seguidor. La investigación concreta que un total de 156 «tuits» de recibieron más de 50 «me gusta» y 26 «tuits» de perfiles sin seguidores recibieron más de 10 «retuits». La compañía estadounidense ha insistido en que esta campaña de injerencia estuvo involucrada «en una variedad de actividades de manipulación» informativa. Propagaban sus mensajes en distintos idiomas chinos para amplificar el discurso y difundían opiniones favorables al Partido Comunista de China, mientras «continuaban promoviendo otras narrativas sobre la política en Hong Kong», denuncia la empresa. La red social explica que ha hallado vínculos entre esta operación y otra llevada a cabo también por el Gobierno chino a mediados de 2019 que se extendió, además de esta plataforma, a otras como Facebook y YouTube. Sin embargo, en esa ocasión, el objetivo principal de la campaña era influir sobre la percepción de la crisis desatada entre Pekín y la autonomía de Hong Kong, y contó con 210 canales de YouTube, 200.000 cuentas en Twitter, y siete páginas, tres grupos y cinco cuentas de usuarios en Facebook. Además, investigadores del Instituto de Política Estratégica de Australia descubrieron que, aunque Twitter está bloqueado en China, la campaña se diría a usuarios de habla china fuera del país «con la intención de influir en las percepciones sobre cuestiones clave, incluidas las protestas de Hong Kong, el multimillonario chino exiliado Guo Wengui y, en menor medida, la gestión de Covid-19 y sus relaciones con Taiwán». Polémica con Zoom, la «app» de videollamadas Por su parte, Zoom, conocida empresa de videollamadas, ha admitido que ha borrado cuentas de activistas siguiendo las recomendaciones del gobierno chino. Entre los perfiles desactivados se encontraban usuarios que organizaban reuniones en la que se conmemoraban las protestas de la Plaza Tiananmen de 1989 y las protestas de Hong Kong. «El gobierno chino nos informó que esta actividad es ilegal en China y exigió que Zoom cancelase las reuniones y las cuentas de los anfitriones», reconoció en un comunicado la compañía, que gestiona unas 300 millones de cuentas en todo el mundo. Pese a todo, la empresa ha insistido en que no colabora con el régimen: «No proporcionamos ninguna información del usuario ni contenido de la reunión al gobierno chino. No tenemos una puerta trasera que permita que alguien entre a una reunión sin ser detectado». Otra empresa que se ha plegado a los intereses chinos ha sido Apple, que ha decidido retirar recientemente la aplicación Pocket Casts de la App Store en China por incluir «contenido ilegal». Lo ha hecho después de recibir una petición de la Administración del Ciberespacio China -CAC, por sus siglas en inglés-, según han comentado los propios desarrolladores de la aplicación en un comunicado.
12-06-2020 | Fuente: abc.es
La guerra interna por el control de la derecha dura alemana llega a los tribunales
La guerra interna por el control del partido antieuropeo y anti extranjeros Alternativa para Alemania (AfD) llega a los tribunales. Andreas Kalbitz ha presentado una demanda judicial contra la directiva de la formación política, impugnando su expulsión y dividiendo el partido en dos facciones ahora enfrentadas en los tribunales: la radical que apoya su causa y la moderada que trata de defender la actual directiva. Andreas Kalbitz era hasta mediados de mayo el representante del partido en Brandeburgo, donde obtuvo excelentes resultados en las últimas regionales, el segundo puesto con el 23,5% de los votos. También era el cerebro de Der Flügel, el ala más radical del partido, infiltrada por la inteligencia alemana de interior, la Oficina Federal para la Protección de la Constitución, cuyo informe filtrado a medios alemanes identifica a Kalbitz como miembro de la organización neonazi Heimattreue Deutsche Jugend (Juventudes Leales a la Patria Alemana) (HDJ), prohibida desde 2009. Por este motivo, en las peores semanas de la pandemia y tras una reunión en la que no está muy claro si se respetó la obligatoria distancia social, el copresidente de AfD, Jörg Meuthen, anunció la expulsión de Kalwitz. La idea era, seguramente, aprovechar la omnipresencia mediática del coronavirus para que la decisión fuera menos atendida, pero no sirvió de mucho. Kalvitz ha anunciado en la televisión pública de Brandemburgo que ha demandado al partido y ha pedido el apoyo de «los fieles», a los que se refiere en contraposición a los militantes que aceptan la autoridad de la directiva de AFD. Varias agrupaciones del partido en el este de Alemania, donde la AfD es especialmente fuerte, han expresado su solidaridad hacia Kalbitz. Especialmente contundentes han sido las muestras de solidaridad desde Turingia, donde la AfD está liderada por otro de los fundadores de Der Flügel, Björn Höcke. «No toleraré la división y destrucción de nuestro partido», ha advertido Höcke en un mensaje difundido desde su cuenta en Facebook. En ese mismo mensaje, ataca directamente la línea del presidente de AfD, Jörg Meuthen, y afirma que quien busca el conflicto interno incurre en «traición». Kalbitz, por su parte, ha llamado a sus partidarios a no dejar el partido, sino a seguir «actuando desde dentro». En el pasado, Kalbitz había admitido que mantuvo contactos e incluso asistió a un acto de la HDJ. Se estima que alrededor de un 20 % de los seguidores de la AfD se identifican con Der Flügel y tiene igualmente contactos con estas organizaciones nostálgicas del nazismo. A pesar de su expulsión, Kalbitz, se mantiene como jefe del grupo parlamentario de AfD en el parlamento regional de Brandemburgo, aunque ahora como independiente, por contar con el apoyo explícito de sus filas en ese estado federado. Meuthen, que comparte la presidencia del partido con Tino Chrupalla, más cercano a los radicales, ya forzó la disolución de Der Flügel hace unos meses, argumentando que, de lo contrario, todo el partido quedaría bajo vigilancia de la inteligencia alemana y sin citar la caída reiterada en las encuestas, en la que AfD parece haber tocado techo e iniciado un descenso. Los sondeos otorgan ahora a este partido una intención de voto del 9 % a escala nacional, su porcentaje más bajo desde 2017. «Cualquier elemento que nos relaciones con movimientos demasiado radicales nos hace perder votos, especialmente en el oeste, donde esas posiciones son más difíciles de entender?, ha justificado Meuthen». El partido ha intentado evitar la demanda judicial. El jueves de la semana pasada, su expresidente y todavía una autoridad en AfD, Alexander Gauland, comió en un restaurante de Berlín con Kalbitz en busca de algún tipo de arbitraje. El encuentro despertó muchas esperanzas, porque las dos corrientes del partido se han enemistado hasta el punto de retirarse la palabra los unos a los otros. Pero Kalbitz se limitó a exigir que su expulsión fuera declarada nula, alegando que ha eludido un procedimiento formal de exclusión de la parte. Al no haber entendimiento, Kalbitz ha pedido al abogado Nikolaus Steinhöfel que redacte la demanda.
11-06-2020 | Fuente: marca.com
Brutal KO de un hombre asiático a un supremacista blanco que le acosaba
Ayudó a auxiliar y retirar al racista caído  Leer
11-06-2020 | Fuente: as.com
Caniggia pueder ser ayudante de Maradona en Gimnasia
El entorno de Diego Armando Maradona le habría ofrecido al Pájaro un puesto en el cuerpo técnico del Lobo de cara a la próxima temporada.
11-06-2020 | Fuente: as.com
Un partido de sanción a Dele Alli por un video racista sobre el coronavirus
El futbolista del Tottenham subió un vídeo de un hombre asiático con el texto: "Corona qué, por favor escuchad con volumen", se burlaba.
11-06-2020 | Fuente: as.com
12+1 citas para MotoGP en Europa, con 7 en España
Tailandia, Malasia, Texas y Argentina aún no están descartadas y el calendario podría dispararse a 17 pruebas para la clase reina, '12+1' en Europa.
11-06-2020 | Fuente: abc.es
Las consecuencias del Covid-19 provocarán un ««importante» retroceso de la paz en el mundo
No son buenos tiempos para la paz mundial, y parece que en un futuro próximo esta tendencia no va a mejorar. En 2020 el nivel de paz mundial se deterioró por novena vez en doce años. Así lo certifica el informe anual del Índice de Paz Global (IPG) que elabora el Institute for Economics & Peace (IEP) desde 2007 y que fue hecho público ayer. «Hubo una ligera disminución en la paz de manera global, con un deterioro en 80 países [de un total de 163 países], y la calificación promedio de los países se deterioró en un 0,34 por ciento», explica a ABC S erge Stroobants, director de Europa y MENA (Norte de África y Oriente Próximo) del Instituto. «El principal impulsor de este deterioro fue una caída en el indicador de Seguridad y Protección, así como un deterioro menor en el indicador de conflictos continuos». También han contribuido a este empeoramiento, según Stroobants, «que el nivel de terror político, la intensidad del conflicto interno y los indicadores de refugiados y desplazados internos tuvieron el mayor deterioro». El IEP, un centro de investigación internacional e independiente, presenta cada año un análisis acerca de la paz, su valor económico, tendencias y cómo desarrollar sociedades pacíficas. El informe cubre el 99,7% de la población mundial, y utiliza 23 indicadores que se agrupan en tres dominios principales: Conflictos continuos, Seguridad y Militarización. Un año marcado por las protestas Según el último informe, y aunque sus niveles de paz han empeorado, Europa sigue siendo la región más pacífica. Lidera el ránking como ya es habitual Islandia, seguida por Nueva Zelanda, Portugal, Austria y Dinamarca. Según el informe, 16 países europeos han mejorado su puntuación -entre ellos se encuentra España, que sube del puesto 39 al 38- respecto a 2019. Su empeoramiento se debe, sin embargo, al incremento de las protestas internas, como ha sido el caso, por distintos motivos, de Polonia, Hungría, Rumania y Francia. «El aumento de los disturbios civiles está surgiendo como un factor de riesgo futuro clave, con disturbios, huelgas generales y manifestaciones antigubernamentales aumentando sustancialmente desde 2011», señala el documento. Si bien las protestas en Europa no fueron de carácter violento, no sucedió lo mismo en otros puntos del planeta, como Hong Kong y Chile. Es precisamente la región de Latinoamérica la que sufre el mayor empeoramiento en los índices de paz del mundo, debido a un incremento de las muertes en conflictos internos así como un empeoramiento de los índices de terror político, a lo que hay que añadir el aumento de los desplazamientos de refugiados. «A medida que los conflictos a largo plazo han disminuido, los conflictos internos en algunos países, especialmente en América Latina, se han incrementado con el aumento de las protestas, lo que lleva a una mayor represión por parte de los gobiernos -señala Stroobants-. Aunque los conflictos en el Medio Oriente han comenzado a disminuir, estamos viendo mayores tensiones políticas e inestabilidad en otras partes», reconoce. Según el informe, el número de manifestaciones violentas aumentó en un 282% de 2011 a 2019 (en este último año al menos 60 países sufrieron una protesta violenta). «En América del Sur, en particular, hemos visto manifestaciones notables y disturbios civiles en Chile y Venezuela en los últimos años». Este empeoramiento queda reflejado en que tres de los cinco países que bajan más puestos en el IPG pertenecen precisamente a esta región, como es el caso de Nicaragua, que tras la gran caída del año pasado debida a las protestas de abril de 2018, vuelve a descender 15 puestos, situándose en el número 135, de un total de 163 países; le sigue Venezuela, que baja al puesto 149; y Chile, que sufre la caída más notable, al descender 17 puestos, lo que le sigue situando, sin embargo, en el primer tercio de la tabla al ocupar el puesto número 45. Cinco millones de venezolanos han dejado su país en los últimos años - ACNUR El mayor deterioro de todos lo sufre el país africano Benin, que desciende 35 puestos (baja al número 106) debido a la inestabilidad política y las protestas. Este dato confirma la realidad de lo que sucede en el norte de ese continente que junto a Oriente Próximo son las regiones menos pacíficas por sexto año consecutivo. Afganistán sigue en el último lugar de la tabla, una posición que ha ocupado durante dos años, seguido de Siria, Irak y Sudán del Sur. Solo dos regiones del planeta mejorarían su índice de paz: América del Norte y Rusia y Euroasia. A esta precisamente pertenecen países como Azerbayán y Armenia, que son los que más ascienden en la tabla, doce y quince puestos, respectivamente, pese a encontrarse muy por debajo de la media (120 y 99, respectivamente). Militarización Uno de los indicadores de paz mundial que mejoraron en este último año, según el IPG, fue el de militarización que lo hace en un 4,4% desde 2008. Sin embargo, empeora en lo referente al gasto militar, al incrementarse por primera vez en cinco años. «Aunque el gasto militar en efecto aumentó ligeramente, disminuyeron tanto las importaciones como las exportaciones de armas, y mejoró el apoyo a la financiación de mantenimiento de la paz de la ONU -argumenta optimista Stroobants-. Esta es la continuación de una tendencia a más largo plazo, que ha visto caer tanto la tasa de las fuerzas armadas como el gasto militar casi de manera continuada durante la última década». En el ránking de militarización, el país con menor inversión militar vuelve a ser Islandia, que ocupa el primer puesto, mientras que Israel repite en el número 163, seguido de Rusia, Corea del Norte y Estados Unidos. Terrorismo y homicidios Otros indicadores que mejoran en el Índice de Paz Gloal de este año son los relativos a terrorismo y homicidios en el mundo. Segun el último informe, la cifra de muertos por terrorismo también sigue disminuyendo, situándose en 15.952, muy lejos de las 33.555 que fueron contabilizados hace cinco años. Lo mismo sucede con la tasa de homicidios, un indicador que mejora en 57 países, mientras que empeora en 42. En El Salvador, el país con mayor número de homicidios por cada 100.000 personas, la tasa de homicidios disminuyó en un 25%. Impacto económico de la violencia Por segundo año consecutivo, el impacto económico de la violencia se reduce, situándose el coste en 14.500 billones de dólares, es decir, el 10,6% del PIB mundial. Esa cifra supone un descenso del 0,2% respecto al año anterior, esto es, 29.000 millones de dólares. Esta reducción es consecuencia del descenso de muertes causadas por conflictos armados (que cayeron un 29%), especialmente en las regiones de Oriente Próximo y del Norte de África. También contribuye a esta caída, la reducción del impacto económico del terrorismo, que cayó un 48% entre 2018 y 2019. Las consecuencias del Covid-19 y cómo afrontarlas Junto al informe sobre el Índice de Paz Global, el IEP ha realizado una proyección de cómo va a afectar la crisis del coronavirus a la paz mundial. El resultado no es nada optimista y puede suponer un grave retroceso. Según el IEP, el Covid-19 está impactando de forma negativa en todo el mundo, «con las naciones estando cada vez más polarizadas en su capacidad de mantener la paz y la seguridad. Esto revela el potencial del virus para anular años de desarrollo socio-económico, exacerbar las crisis humanitarias y agravar e instar a conflictos y malestar».   El IEP identifica el impacto económico de los confinamientos como una amenaza importante para la paz, derivado de la gran pérdida de empleos. Las reducciones de la ayuda interna se espera que contraigan las economías de la OCDE, desestabilizando a los países frágiles y afectados por los conflictos. Los gobiernos más estables no serán tampoco ajenos a las presiones a la hora de dar una respuesta adecuada a las carencias y problemas provocados por la crisis del Covid-19. «El aumento de la inestabilidad política se espera que se produzca en Europa, con previsión de aumento de los levantamientos y huelgas generales», indica el documento. A esto se suma las ya existentes tensiones entre Estados Unidos y China, y la fricción dentro de las organizaciones multilaterales, como la Organización Mundial de la Salud y el Consejo de Seguridad de la ONU. Para Stroobants, la pandemia «definitivamente» tiene el potencial de ser un factor importante a la hora de deteriorar el índice de paz mundial. «Aunque hubo una caída inicial en los disturbios civiles durante las primeras etapas de la pandemia, hemos visto un aumento de las manifestaciones violentas en las últimas semanas, especialmente en los Estados Unidos. A medida que las ramificaciones económicas de la pandemia y los confinamientos posteriores se manifiesten por completo en los próximos meses, la probabilidad de nuevos disturbios civiles solo aumentará». En cuánto a qué países están más preparados para afrontar la consecuencias de la crisis del Covid-19, el director de Europa y MENA del IEP opina que aquellos que tienen «economías fuertes, bajos niveles de endeudamiento y una menor dependencia de las importaciones y exportaciones» serán los que estén mejor situados «para regresar más rápido a los niveles de crecimiento económico previos a la pandemia, aunque esto no garantiza la recuperación económica. También se necesitarán altos niveles de Paz positiva (las actitudes, instituciones y estructuras que crean y mantienen sociedades pacíficas)», explica. Y considera que «la resiliencia» es un factor clave que permitirá a las sociedades «hacer los sacrificios necesarios para volver a la normalidad». Finalmente, le preguntamos sobre las capacidades de España para gestionar la etapa post-pandemia: «Hay tres dimensiones en las que se analiza un país en términos de su capacidad para recuperarse de los cierres de emergencia. Son el económico, el control soberano y la resiliencia social. Cuando los tres se agrupan, España se encuentra a la mitad de los 42 países analizados. Sin embargo, es baja en la dimensión económica», concluye. Cambio climático Las presiones medioambientales continúan afectado negativamente a la paz. El Registro de Amenazas Ecológicas de IEP indica que el 27% de los países afrontarán presiones catastróficas en el agua y el 22%, presiones catastróficas en los alimentos para 2050.   El informe también indica que hubo unos 2.260 millones de personas viviendo en zonas con alta o muy alta exposición a los peligros climáticos en 2019, con 1.240 millones de estas personas ya viviendo en países con bajos niveles de paz. Para 2050 el cambio climático generará hasta 143 millones de migrantes globalmente, especialmente en el África subsahariana (86 millones), Sur de Asia (40 millones) y Latinoamérica (17 millones).
11-06-2020 | Fuente: as.com
Patrimonio mundial del grito
Lo que está ocurriendo ahora, y lo que va a empezar hoy, es una anomalía gravísima que requiere una gimnasia ética y moral inédita en la historia del fútbol.