Infortelecom

Noticias de asia

01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Supremo italiano revisa la condena al capitán del Costa Concordia
El Tribunal Supremo italiano revisa desde hoy la condena a 16 años y un mes al capitán del crucero Costa Concordia, Francesco Schettino, cuyo barco naufragó en enero de 2012 en Italia y en el que murieron 32 personas, y la sentencia definitiva llegará previsiblemente a finales de mayo. El caso ha llegado al Supremo tras el recurso presentado por el abogado del comandante, Saverio Senese, que considera demasiado dura la sentencia a 16 años y un mes que fue confirmada en apelación. Los defensores de Schettino han alegado siempre que el capitán evitó una tragedia mayor de la ocurrida con su maniobra de acercamiento a las costas de la isla del Giglio tras impactar con un escollo. La fiscalía también recurrió al haber visto rebajada su petición de 27 años de reclusión. Schettino fue condenado el 11 de febrero de 2015 a una pena de 16 años y un mes por el delito de naufragio culposo, homicidio culposo, abandono de la nave y por no haber informado inmediatamente a las autoridades portuarias de la colisión contra el escollo que provocó el accidente. El Tribunal de Apelación de Florencia confirmó en mayo de 2016 la condena de 16 años y un mes. Audiencias En la audiencia de hoy está previsto que los jueces del tribunal Supremo Carla Menichetti y Giuseppe Pavich lean los recursos y se presenten las numerosas partes civiles, que en este proceso han sido, entre otros, el Gobierno italiano, varios ministerios, la región Toscana, la Provincia de Groseto y el ayuntamiento de la isla del Giglio, y elaboren un calendario de vistas. En la próxima audiencia, fijada el 4 de mayo, comenzarán los alegatos de los defensores de las partes civiles, de los fiscales y finalmente del letrado de Schettino. El comandante, de 56 años, no ha entrado en prisión ya que no es aún una condena en firme y porque los magistrados han considerado que no existe peligro de fuga. En este tiempo Schettino ha permanecido en su residencia de Meta di Sorrento, en la provincia de Nápoles (sur), y ha escrito un libro, «Le veritá sommerse» (Las verdades sumergidas), en el que reconstruye los hechos. En varias ocasiones ha defendido que no quiso abandonar el barco, cambiando varias versiones sobre lo que ocurrió aquella noche y por qué se encontraba ya a salvo en un hotel de la isla del Giglio mientras cientos de personas intentaban aún abandonar el crucero medio hundido. El proceso comenzó en julio de 2013 y Schettino era el único acusado, ya que el resto de imputados habían pactado sus penas de 23 meses y 18 meses en un proceso paralelo. Los hechos se produjeron la noche del 13 de enero de 2012 cuando el crucero, en el que viajaban 4.229 personas, encalló frente a los rocosos acantilados de la isla toscana del Giglio, adonde se acercó para «saludar» siguiendo una tradición marinera. El suceso costó la vida a 32 personas y causó 64 heridos, además de dejar los restos del barco durante dos años varados ante la isla de Giglio.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Detenido un médico, hijo de españoles, en los disturbios de Caracas
El médico Oscar Noya Alarcón, hijo de españoles, fue detenido este jueves por agentes de la Guardia Nacional Bolivariana, cuando se disponía a socorrer a unos vecinos de Santa Mónica afectados por los gases lacrimógenos que lanzaron los uniformados para dispersar a los manifestantes. La denuncia la hicieron los usuarios de las redes sociales que colgaron la fotografía del médico mientras era arrestado por los militares en la populosa urbanización de Santa Mónica, uno de los 26 puntos de Caracas donde se realizaban las protestas antigubernamentales. Oscar Noya Alarcón también es un especialista en medicina tropical e hijo del gallego Oscar Noya, científico del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC). Sus padres son fundadores de la Hermandad Gallega de Caracas, miembros del Partido Comunista de España y a la poste chavistas. El médico detenido también es primo hermano de Xoán Noya, viceministro para Asia del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, quien además es coordinador de relaciones internacionales de las juventudes del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv). Según Alfredo Romero, director del Foro Penal Venezolano, se han producido más de 1.000 arrestos durante las manifestaciones de protesta desde el 4 de abril, de los cuales 521 personas han quedado detenidas con expedientes y muchas con paradero desconocido.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
París resiste con estoicismo
¿Va a alterar el atentado del jueves una parte sustancial del voto del domingo en Francia? Me lo pregunto mientras subo las escaleras de la estación del metro Franklin D. Roosevelt, en los Campos Elíseos, a la altura del punto en el cual un policía fue asesinado el jueves por la noche por un sujeto que emergió de su vehículo disparando un kalashnikov, sin más objeto que el de llevarse por delante el máximo de gendarmes antes de ser él mismo abatido. Hirió de gravedad a un segundo agente y a una turista alemana. No tenía la menor posibilidad de sobrevivir a su acción. Nada nuevo. La dinámica habitual de los alucinados que buscan la identificación mística con el Daesh. Porque es de eso de lo que se trata, de una identificación mística. No organizativa. Cada vez más, quienes actúan son individuos que no han pisado nunca suelo sirio, que apenas han salido mucho más allá de esas sórdidas periferias urbanas en las cuales el islamismo radical y la delincuencia común se han ido amalgamando hasta hacerse indistinguibles y han acabado por configurar los «territorios perdidos de la República» que la ciudadanía percibe, cada vez más, como «estados dentro del Estado», como universos cerrados, impermeables a la ley y aun a la sociedad moderna y a sus más compartidos valores. Pero la sociedad -aún más que la naturaleza, para la cual acuñaron los clásicos la fórmula- «aborrece el vacío». El hueco que cedió la República ha sido obturado por los profetas de la vieja ley salafista. El yihadismo no ha sido, en esas periferias, un movimiento religioso. No sólo, ni siquiera en primer lugar. Ha sido, ante todo, una fratría, a mitad de camino entre el reconocimiento étnico y la autoprotección mafiosa. Modelo exacto Cualquier pobre diablo puede erigirse en héroe. Daesh adoptará su nombre y le dará la contraseña para entrar al paraísoEl autor del asesinato del jueves en los Campos Elíseos da el modelo exacto de esa comunidad de condenados. Del narcotráfico y la pequeña delincuencia a la cárcel. Y es allí, en la cárcel, donde el odio se reviste de una envoltura piadosa irrisoria. Pero eficacísima. Karim Cheurfi había sido ya condenado en 2005 a quince años de prisión por tres intentos de asesinato, de los cuales dos tenían por objetivo a policías. Después de su salida en 2013, siguió una carrera de delincuente menor y fue investigado, hace dos meses, por proclamar su proyecto de volver a intentar el asesinato policial. ¿Era un hombre del Daesh? Era una máquina de rencor. Daesh le proporcionó las siglas bajo las cuales hacer de su miseria una oscura teología. No es demasiado verosímil que nadie en el Daesh mismo supiera de su existencia antes de que ejecutara su sombrío sacrificio. Incluso, al reivindicar la acción, el comunicado del Daesh confunde su nacionalidad y su nombre. Es la estrategia habitual. Cualquier pobre diablo puede erigirse en héroe merecedor de todas las huríes celestes. Daesh adoptará su nombre y le dará la contraseña para entrar al paraíso: una estrategia eficaz y barata. No requiere organización. Ni siquiera más armas que las que ya se mueven para el delito común en las rudas periferias en donde su cultivo prolifera. ¿Va a hacer bascular, ese bárbaro estallido de irracionalidad, la decisión del votante en las elecciones más decisivas del último medio siglo francés? Salgo del metro que tomé en la estación de Ternes, junto al local en el cual Marine le Pen acababa de dar su último comunicado antes de cerrar, como todos los candidatos menos Mélenchon, los actos finales de su campaña en señal de duelo: «Una vez elegida Presidenta de la República, pondré en marcha inmediatamente y sin debilidad mi plan de batalla contra el terrorismo islamista y el laxismo penal para proteger a los franceses». No hay demasiadas dudas sobre lo que eso significa. Pero Marine le Pen no conserva nada de la grandilocuencia de su padre. Y es eso lo que da miedo. De aquellos excesos retóricos del viejo tribuno, uno salía con una mezcla de comicidad y anacronismo. Y extraía la clara conclusión de que jamás cosa tan ridícula llegaría lejos. Ahora que Marine sabe su posibilidad real de ser Presidenta, lo primero que ha hecho ha sido decapitar al progenitor. Con Jean-Marie expulsado del FN, el veto simbólico que de él heredara se desdibuja. Y todo pasa a ser posible. Jean-Marie hubiera proclamado lo mismo a destemplados gritos. Generando, en partes iguales, asco y risa. En la voz de Marine, suena con la frialdad de un enunciado matemático. Colas de turistas No, ni un solo voto se perderá en París a causa de un animal sin más neurona que su kalashnikov¿Será escuchada? Salgo a los Campos Elíseos. Anoche, tomados militarmente. Hoy, en el esplendor turístico de una preciosa primavera. Hay ramos de flores en el lugar en que el gendarme fue abatido. Lo demás persevera en su rutina. Ni siquiera hay a la vista más gendarmes de los que patrullan allí en un día cualquiera. A la vista, al menos. Desciendo, camino de la pirámide de cristal del Louvre. La cola ante la suntuosa exposición del centenario de Rodin es tan larga como cada día. Maldigo la ausencia de tiempo que me impedirá encerrarme en el Grand Palais y olvidar, en el intemporal sosiego de las prodigiosas esculturas rodinianas, este momento siniestro que nos envuelve a todos. La noria, a la entrada del jardín de las Tullerías, sigue girando, perezosa y atiborrada de turistas. Como cada día. Esta ciudad es así. La he visto reaccionar en sus más duros momentos. Después de «Charlie Hebdo», después del Bataclan? Y he sabido que no, que no había que «rezar por París», como la bienintencionada tontería en inglés, pray for Paris, pedía. No, no rezar. Ni compadecer. Sólo entender su fuerza. Y admirarla. Y, en ese instante en el cual reconozco sobre París los mismos rostros estoicos de siempre, en ese instante mismo, mi pregunta al salir del metro se me vuelve estúpida. No, ni un solo voto se perderá en París a causa de un animal sin más neurona que su kalashnikov. Ni un solo voto. Ni una sola inteligencia.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Ultras alemanes, lucha por el poder al fondo a la derecha
Se esperan más de 50.000 manifestantes hoy en Colonia para protestar contra la celebración del congreso federal de Alterntiva para Alemania (AfD), el partido anti europeo y xenófobo que cuenta con alrededor de un 10% de la intención de voto de cara a las generales de septiembre y que vive un momento de puñaladas traperas internas y despiadada lucha de poder. Los primeros disturbios ya se han producido esta mañana, con al menos un policía herido enfrentamientos con los manifestantes en los que volaban piedras y objetos contundentes. La policía ha desplegado 4.000 agentes para garantizar la paz en las calles de la ciudad, elegida para la celebración de este congreso por haber sido el escenario de la ominosa Nochevieja en la que más de mil mujeres sufrieron abusos sexuales a manos de solicitantes de asilo, la gran humillación a Alemania por parte de aquellos a los que Merkel abrió sus puertas y que dio un impulso a AfD en las encuestas, solidificando su presencia en 11 de los 16 parlamentos regionales, incluido el intrínsecamente liberal de Berlín. Colonia ha sido también escenario de las milicias urbanas organizadas por círculos cercanos a AfD y de los ataques indiscriminados a extranjeros a pie de calle por parte de grupos ultras, por lo que se ha convertido en elocuente espejo de las tensiones sociales e ideológicas que el día a día de la crisis de los refugiados ha inyectado en Alemania y muchos de los manifestantes que hoy protestan la consideran campo de batalla por las libertades y las garantías democráticas. Lucha por el control interno Pero el conflicto que ha de dirimirse en este congreso de AfD no tiene demasiado que ver con tensiones sociales ni con ideas sobre gestión de refugiados, se trata más bien de una prosaica pelea por el control muy similar a las que tienen lugar en las tradicionales formaciones políticas a las que este partido anti sistema tanto critica. Su hasta ahora líder, Frauke Petry , ha quedado aislada en la directiva y había en marcha un movimiento de jaque que ella ha tratado de evitar con un enroque, anunciando pocos días antes del congreso que no se presentará como candidata, ni en solitario, sin formando parte de la candidatura colegiada que cocinaban sus enemigos. Ni el lugar ni la fecha de la convocatoria del congreso federal son fruto de la casualidad. En coincidencia con la primera ronda de las elecciones francesas, AfD espera asociar su foto a la ola de euforia que recorrerá previsiblemente la extrema derecha europea en cuanto Marine Le Pen pueda exhibir los primeros resultados. En los últimos meses, Petry ha promovido un hermanamiento oficioso con la ultraderecha francesa, concretada en un acto electoral compartido con Le Pen y el holandés Geert Wilders. Con ellos coparte su aversión por la Unión Europea y muy especialmente por el euro . "El final del euro es cuestión de tiempo"Frauke Petry ?El final del euro es una cuestión de tiempo. Exigimos un serio debate sobre la permanencia de Alemania en el euro, porque nos perjudica. En su día aceptamos el euro porque los países se comprometieron a pagar cada uno su deuda, pero eso ha dejado de suceder, ahora es Alemania la que avala la deuda de todos, cuando no se ocupa de pagar directamente los rescates?, protesta airada Frauke Petry, ?no pensamos que podamos compartir una moneda común con países que no son económicamente igual de fuertes que Alemania. Queremos que Europa vuelva a ser lo que fue?. Este discurso es calificado por sus amigos de ?pragmático? y como ?demasiado blando? por parte del ala más radical del partido, que tratará de hacerse con el control en el congreso de Colonia liderada por Björn Höcke , al que Petry abrió expediente hace unos meses por haber definido como ?vergonzoso? el monumento a las víctimas del Holocausto de Berlín pero al que la directiva, de hecho, se ha negado a expulsar. Höcke aporta el voto neonazi , del que muchos en AfD no están dispuestos a prescindir, y el ganador del pulso podría ser el vicepresidente Alexander Gauland , un veterano de 76 años que mueve los hilos más radicales con discreción y que tratará de arrancar a Petry el compromiso de participar en la campaña electoral, para no perder demasiado voto por el camino, a cambio no se sabe de qué. Petry abandera el voto burgués, conservador indignado y ávido de reacción al caos y la confusión que el Islam está inoculando en las sociedades occidentales. No es prescindible para el partido. Perfil nacional socialista Debido a esa fachada conservadora, AfD es a menudo considerado un partido de extrema derecha. En Colonia se refrendará un programa electoral nacionalista que incluye la celebración en Alemania de numerosas votaciones en referéndum, como en Suiza, el final del espacio Schengen y el cierre de fronteras, cuotas de deportaciones, prohibición del velo islámico y prédicas obligatorias en alemán en mezquitas. Hay 200 páginas llenas de peticiones de puntos de debate de este estilo que en su mayoría no podrán ser atendidas. Ya fijados en su programa electoral hay puntos como introducir de nuevo el servicio militar obligatorio, la intervención del Estado en la radio y televisión públicas, más presencia policial en las calles y en política exterior una reorientación de Alemania hacia la Rusia de Putin, un vecino con el que desean estrechar relaciones. Rechazan el Tratado de Libre Comercio entre la UE y EE.UU. (TTIP) por considerar que viola los pactos tácitos con Moscú tras la caída del Muro de Berlín, cuya violación consideran la causa de conflictos como el de Ucrania. Pero atendiendo a los apartados económicos de dicho programa, lo que encontramos son medidas de corte socialista, como severas subidas de impuestos para las rentas más altas y eliminación de las ayudas sociales denominadas Hartz IV, de unos 400 euros al mes, para sustituirlas por ?trabajos ciudadanos? a cargo del Estado, 1.000 euros mensuales por 30 horas semanales trabajadas, a cambio de una drástica reducción de los programas de reinserción laboral. AfD, por lo demás, pone en duda el cambio climático y reclama prolongar la vida de las centrales nucleares.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Elecciones en Francia: un plebiscito sobre Le Pen
Blaise Pascal describía, en el siglo XVII, la ilusoria estrategia de los humanos como un correr «precipitadamente hacia el abismo, una vez que hemos puesto ante él algo que nos impida verlo». La Francia de esta víspera electoral es un calco exactísimo de su intuición. En el instante preciso en el que el velo ha sido desgarrado y el vacío se abre. Hace seis meses sólo, en el inicio del otoño pasado, cuando Emmanuel Macron acababa de fundar su movimiento En Marche, las presidenciales se anunciaban como anodinas. Una rutina automática y tediosa. Ni siquiera sería justo decir que entonces se juzgaba previsible el resultado. No, no previsible: previsto, hecho, sellado. Los cinco años de François Hollande hacían inviable la continuidad socialista. No hay precedente cercano de una gestión tan desastrosa. Su primer año puso a Francia en la frontera de la bancarrota. Si logró salvarla, fue sacrificando el programa con el que fue elegido. Colocando al frente del gobierno a un primer ministro, Manuel Valls, lo bastante duro como para afrontar la guerra que el ala izquierda del partido iba a desencadenar contra su propio gobierno. Y ofreciendo el ministerio de economía a un joven liberal, brillante y políticamente inexperto: Emmanuel Macron. Hasta Hollande, nunca en la Vª República ha renunciado un presidente tras su primera legislatura Valls y Macron salvaron lo que parecía insalvable. A un precio: el estallido del partido socialista. Y, una vez que Macron, ya fuera del gobierno, formó su organización propia y Valls se creyó lo bastante fuerte para optar a la jefatura del PS, Hollande hizo pública su renuncia a ser reelegido. Era una confesión de derrota: nunca en la Vª República, ha renunciado un presidente tras su primera legislatura. Pero era también una derrota bien medida: Hollande dejaba dos herederos sólidos. Uno dentro del partido: Valls. Otro, Macron, como red de seguridad para el caso de que, en las guerras internas socialistas, Valls fuera derrotado. En la jugada de Hollande, no es verosímil que se plantease siquiera la hipótesis de ganar estas elecciones de 2017. La izquierda francesa estaba obligada a pagar su fracaso y a ceder la alternancia a los conservadores. Tampoco le vendría demasiado mal: abriría el necesario momento de reflexión, sin el cual el deterioro del partido acabaría por ser irreversible. Formado a la medida personal de François Mitterrand en el Congreso de Épinay de 1971, el PS ha sobrevivido mal a la figura casi monárquica de su fundador. Los desgarros entre tendencias y el permanente conflicto parlamentario de los frondeurs socialistas con el gobierno de su partido acabaron por crear un horizonte insostenible. Era hora de pasar a la oposición, salvando una correlación de fuerza electoral lo bastante sólida como para tejer un partido nuevo. Hasta ahí, todo entraba en la normalidad de un sistema de alternancias que, desde que el General De Gaulle constituyera la Vª República en 1958, ha garantizado una continuidad estable a la política francesa. Alternancia segura La alternancia, en el otoño de 2016, parecía garantizada, pues, sin problemas. La derecha, en su presente advocación Los Republicanos (en Francia, la derecha se compone y recompone bajo nombre variable, al ritmo de las convocatorias electorales), disponía de un hombre fuerte y con experiencia de gobierno, Nicolas Sarkozy. Si Valls parecía, por aquellas fechas, estar destinado a ser el jefe de la oposición, Sarkozy era el casi seguro presidente. Un consenso no escrito lleva a los partidos de izquierda y derecha a concentrar el voto en la segunda vuelta contra un hipotético candidato anticonstitucional El Frente Nacional de Marine Le Pen se limitaría, así, a seguir siendo la desazonadora constatación de cómo pervive en Francia un núcleo anacrónico de irracionalidad nacionalista, en el cual se traslucen viejas añoranzas del Vichy de Pétain junto con variedades más modernistas de populismo. Su arraigo, en un porcentaje alto de la población, alarmaba. Pero parecía aún bien bloqueado por el juego institucional de la doble vuelta electoral. En los automatismos republicanos, un consenso no escrito lleva a los partidos de izquierda y derecha a concentrar el voto en la segunda vuelta contra un hipotético candidato anticonstitucional. No hay excepciones. Marine Le Pen, en tal hipótesis, chocaría, como ya chocó su padre, con la concentración del voto conservador y socialista. Todo estaba resuelto. Y, de repente, en esa calma chicha apaciblemente tediosa, alguien tuvo la luminosa idea de ponerle un adorno al sistema, una tilde decorativa y perfectamente innecesaria. E inventó unas elecciones primarias en las que cada partido eligiese a su candidato. Todo saltó por los aires. Las primarias fueron una improvisación infecta. Se llamó a votar candidatos en cada partido. Sin normativa clara, sin filtro de los votantes. Cualquiera que pagara una módica suma y firmase un papel diciéndose seguidor del partido podía participar en ellas. Fueron un inmenso fraude. Nadie se privó de la ocasión para quitarse de en medio al más odiado de los líderes de su partido adverso, votando bajo máscara. El resultado fue este que hoy se paga en las elecciones: socialistas y conservadores concurren a las presidenciales con los peores candidatos imaginables. Hamon, por el PS, es un alucinado que ha conseguido ponerse en los sondeos por debajo del cómico Mélenchon. Hasta Valls y Hollande le han retirado su apoyo; defienden ambos que, a estas alturas, ya sólo Macron podrá salvar a Francia del desastre. Fillon, candidato de una derecha que hubiera debido ganar apabullantemente estas elecciones, se ha enredado en una corrupción aún más ridícula que delictiva. Asalariar a toda su familia con cargo al erario público es algo que no se perdona con facilidad. Y la imagen de hombre de orden y equilibrio que pretendió dar en su campaña, difícilmente borrará ese estigma. Plebiscito sobre Le Pen De pronto, todo se ha volcado. No son ya socialistas y conservadores quienes protagonizan las presidenciales francesas. Las protagoniza un tercero: el Frente Nacional. Y todo, en la primera vuelta, se ha acabado por reducir a un enigma y una consigna: ¿quién puede ser el mejor candidato para vencer a Marine Le Pen en la segunda vuelta? La gravedad de lo que ha sucedido está en la predominancia de esa pregunta en todos los debates. Da igual, en estos días, con quién hables: profesores o tenderos, libreros o camareras de restaurante, estudiantes o jubilados. Todos te plantean ?se plantean? la misma pregunta: ¿cuál puede parar al FN? Sin parecer darse cuenta de que, de ese modo, han acabado por convertir las presidenciales en un envenenado plebiscito sobre Marine Le Pen. Aunque no gane, Le Pen ha logrado erigirse en referencia única de la política francesaY es esa justamente su victoria. Aunque no gane ?y yo pienso que no ganará? en esta ocasión, Le Pen ha logrado erigirse en referencia única de la política francesa. Es la apertura a una lógica nueva e impredecible. El fin de medio siglo de estabilidad en Francia. Sí, «corremos precipitadamente hacia el abismo, una vez que hemos puesto ante él algo que nos impida verlo».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Fillon asegura que votará a Macron en la segunda vuelta
El candidato de «Los Republicanos», François Fillon, ha asegurado que votará a Emmanuel Macron en la segunda vuelta después de conocer los primeros resultados dados por los primeros sondeos, que le relegan a un tercer puesto y por tanto le apartan de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. [Sigue aquí en directo las elecciones francesas] «Los obstáculos puestos en mi ruta han sido demasiado crueles. Asumo mi responsabilidad, esta derrota es la mía. Mando a todos los que me han votado, a todos los que me han apoyado, mi amistad y agradecimiento. No los olvidaré nunca. (..) El Frente Nacional tiene una historia conocida por su violencia e intolerancia. Su programa económico y social llevaría a nuestro país a la catástrofe. Votaré por Emmanuel Macron», ha asegurado el líder de «Los Republicanos». Fillon ha advertido de la importancia de estas elecciones y ha asegurado que el voto del próximo 7 de mayo debe realizarse pensando en las futuras generaciones, en que «los niños puedan vivir en un país libre». «La abstención no está en mis genes, sobre todo cuando un partido de extrema derecha se acerca al poder», ha argumentado. Pese a que todavía no se conocen estimaciones oficiales, el ex primer ministro figura en tercera posición en las proyecciones que se han difundido tras el cierre de los colegios electorales. Fillon ha asumido la plena responsabilidad de la derrota. La campaña electoral de Fillon, que comenzó 2017 liderando las encuestas, ha estado marcada por los escándalos. El pasado mes de febrero se conoció que su mujer había cobrado más de 900.000 euros por un empleo ficticio.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Le Pen y Macron a la segunda vuelta con 33,2 millones de votos contados
22.39 Con 33,2 millones de votos contados, Emmanuel Macron (23,11%) adelanta a Marine Le Pen (23,08%). 22.34 El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha felicitado a Emmanuel Macron por su paso a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Francia, que se celebrarán el próximo 7 de mayo. 22.31 Todavía no ha terminado el recuento oficial de votos para esta primera vuelta, pero algunos institutos de estadística ya anuncian los resultados que barajan para la segunda. Es el caso de Ipsos Sopra Stera, que anuncia que Emmanuel Macron se alzará con la victoria el próximo 7 de mayo con el 62% de los votos, frente al 38% que obtendrá Marine Le Pen ese día. 22.22 Emmanuel Macron, candidato de centro izquierda, ha comparecido esta noche para agradecer a sus votantes su paso a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Francia, que se celebrarán el 7 de mayo: «El pueblo de Francia se ha expresado. Nuestro país atraviesa un momento inédito de su historia. Ha respondido de la forma más bella: votando de forma masiva. Ha decidido llevarme a la cabeza de la primera vuelta. Quiero recordar a los otros candidatos que se presentaron a esta vuelta», ha indicado. Tras citar sus nombres, omitiendo el de Marine Le Pen, ha añadido: «Agradezco a Benoît Hamon y a François Fillon haber pedido el voto a mi favor en la segunda vuelta». En la imagen, Emmanuel Macron besa a su esposa tras conocer el resultado. REUTERS 22.17 Última hora: Nuevos resultados publicados por el Ministerio del Interior, con 28 millones de votos contados: Marine Le Pen continuaría ganando esta primera vuelta de las elecciones con un 23,60% de los votos, seguida de Emmanuel Macron, con un 22,78%, de François Fillon (19,69%) y Jean-Luc Mélenchon (18,43%). 22.11 Según informa AFP, nuevos sondeos indican que Emmanuel Macron ganará las segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Francia. 22.09 Jean-Luc Mélenchon, candidato de extrema izquierda a la Presidencia, y que hasta el momento se había mostrado reticente a hacer consideraciones sobre la noche electoral, ha declarado este domingo después de conocerse los primeros resultados oficiales, con 20 millones de votos: «Mi bello país, mi bella patria, y vosotros, todas las gentes, podemos estar orgullosos de lo que hemos hecho. Somos una fuerza consciente y entusiasta. Os pido permanecer unidos, en movimiento, y a ser un movimiento». Por el momento, no ha pedido el voto para ninguno de los dos candidatos, Marine Le Pen y Emmanuel Macron, que han pasado a la segunda vuelta. 21.58 Todas las encuestas le daban la victoria en la primera y en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de 2017, pero el escándalo de corrupción sobre el «empleo ficticio» de su mujer, desvelado por la revista satírica «Le Canard Enchaîné», hundió su campaña. François Fillon ha quedado en tercer puesto, con 20 millones de votos contados y un 19,63%, en estos comicios. El candidato de Los Republicanos, de centro derecha, ha pedido el voto para Emmanuel Macron en la segunda vuelta, que se celebrará el 7 de mayo. En la fotografía, Fillon durante su comparecencia de esta noche. AFP 21.51 El jefe de la diplomacia alemana, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, ha dicho que está «seguro» de que Emmanuel Macron será el presidente de Francia. «Por supuesto, estoy contento (..) estoy contento de que Emmanuel Macron se convierta en el próximo presidente francés», ha señalado el vicanciller de Angela Merkel en un mensaje de vídeo publicado en la red social Twitter. 21.49 El ministro del Interior francés ha señalado que el primer avance oficial de los resultados de las elecciones, con 20 millones de votos contados, no incluye los de las ciudades más grandes de Francia. 21.42 El que fuera líder del Frente Nacional y padre de la actual líder de la formación, Jean-Marie Le Pen, ha señalado que «el verdadero candidato del sistema es Emmanuel Macron, el antiguo ministro de Hollande y de Valls», según indica el periódico francés «Le Figaro». 21.38 Última hora: El Ministerio del Interior francés informa de que los resultados parciales del recuento dan, con 20 millones de votos contados, como ganadora de esta noche a Marine Le Pen, en la cabeza con un 24,38%. Le sigue Emmanuel Macron, con el 22,19%, Fillon con el 19,63% y Mélenchon, el 18,09%, según señala Reuters. 21.32 Marine Le Pen, líder del Frente Nacional y candidata de extrema derecha a la Presidencia de Francia, ha festejado este domingo la noticia, según los sondeos, de su paso a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que se celebrarán el próximo 7 de mayo. No es la primera vez que un candidato del Frente Nacional cosecha ese éxito: en 2002, el padre de Marine, Jean-Marie Le Pen, de corte ideológico más extremista, logró pasar a la segunda vuelta junto a Jacques Chirac, de centro derecha, tras la derrota del socialista Lionel Jospin en la primera vuelta de las elecciones. Chirac logró vencer a Le Pen con un 82,21% de los votos. En la fotografía, Marine Le Pen celebra los resultados obtenidos esta noche. REUTERS 21.28 Según informa AFP, numerosas manifestaciones entre activistas que se califican de «antifascistas» y la Policía se han producido este domingo por la tarde en París. Las fuerzas policiales han cargado contra los manifestantes reunidos en la plaza de la Bastilla, que tiraban botellas y petardos. Tres personas han sido detenidas. 21.25 El candidato de extrema izquierda, Jean-Luc Mélenchon, ha expresado a través de Facebook que no aprueba las primeras estimaciones de voto y que espera al recuento final, según informa el diario galo «Le Monde». 21.13 La candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen, ha reaccionado este domingo tras conocerse, según los sondeos, que ha quedado en segundo lugar durante esta primera vuelta de las elecciones presidenciales. «Quiero expresaros mi más profunda gratitud. La primera etapa que debe conducir a los franceses al Elíseo está superada», ha señalado. Además, ha añadido: «Un pueblo levanta la cabeza, seguro de sus valores, y confía en el futuro». Tras criticar la globalización, ha indicado: «Tenéis la posibilidad de la alternancia, de la verdadera. Os propongo la gran alternativa, fundamental, que dará origen a otra política y a la renovación a la que aspiráis». Cuando ha recordado a Hollande, se han escuchado abucheos entre sus partidarios. Por último, ha subrayado: «Es el momento de liberar al pueblo francés, de liberar al pueblo francés de líderes arrogantes. Soy la candidata del pueblo». Por último, dato curioso, la líder del Frente Nacional ha recordado al general De Gaulle. 21.05 Más apoyos para Emmanuel Macron. El primer ministro, Bernard Cazeneuve, ha señalado: «La presencia de una candidata de extrema derecha en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, 15 años después del impacto de abril de 2002, hace necesaria una oposición clara y fuerte de todos los republicanos», ha afirmado, según la cadena «BFM TV». Para el ministro de exteriores, Jean-Marc Ayrault, «toda la izquierda, todos los republicanos deben movilizarse para votar por Macron, por Francia, por la República, por Europa». 20.58 El todavía presidente de la República, François Hollande, tiene intención de pronunciarse «muy claramente» y «rápidamente» para pedir el voto para uno de los dos candidatos clasificacados a la segunda vuelta de las presidenciales, pero no lo hará esta noche, según informa el diario galo «Le Monde». Por su parte, la radio «Frace Info» ha indicado que Hollande sí que ha llamado a Macron para felicitarle. 20.53 El ex primer ministro Manuel Valls, perdedor de las primarias del Partido Socialista, ha pedido el voto en la segunda vuelta para Emmanuel Macron. Valls ya expresó su apoyo a Macron para esta vuelta, dando la espalda a Benoît Hamon, relegado a un quinto puesto esta noche. Comme au 1er tour je voterai @EmmanuelMacron le 7 mai.Chacun doit mesurer la gravité du moment et tout faire pour rassembler.Pour la France.? Manuel Valls (@manuelvalls) 23 de abril de 2017 20.45 El candidato de «Los Republicanos», François Fillon, ha reaccionado después de conocer los primeros resultados dados por los sondeos, que le relegan a un tercer puesto y por tanto le apartan de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Fillon ha pedido el voto para Emmanuel Macron y ha criticado duramente al Frente Nacional: «Los obstáculos puestos en mi ruta han sido demasiado crueles. Asumo mi responsabilidad, esta derrota es la mía. Mando a todos los que me han votado, a todos los que me han apoyado, mi amistad y agradecimiento. No los olvidaré nunca. (..) El Frente Nacional tiene una historia conocida por su violencia e intolerancia. Su programa económico y social llevaría a nuestro país a la catástrofe, y al caos europeo. Votaré por Emmanuel Macron». 20.40 Una de las particularidades de la primera vuelta de las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Francia es la derrota de los candidatos de las, hasta ahora, dos grandes formaciones políticas galas: ni François Fillons (Los Republicanos, centro derecha) ni Benoît Hamon (Partido Socialista, centro izquierda) habrían logrado, según los sondeos que se manejan en estos momentos, pasar a la segunda vuelta que se celebrará el 7 de mayo. 20.37 «Los franceses han expresado su deseo de renovación», ha declarado Emmanuel Macron, antiguo ministro de Economía de François Hollande y vencedor, según los sondeos, de esta primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas. 20.33 Si, finalmente, Fillon, candidato conservador, y Benoît Hamon, candidato socialista, fuesen definitivamente eliminados, Francia estaría viviendo otra primicia histórica: la eliminación de las grandes fuerzas políticas nacionales, en una primera vuelta presidencial. 20.31 A juicio de los mejores historiadores de la V República, la victoria anunciada de Macron en la primera vuelta anuncia un vuelco en la historia política nacional, con tres rasgos inéditos, hasta hoy: La extrema derecha se instala durablemente en el paisaje político nacional. La derecha tradicional tendrá que «componer» con esa realidad inédita en la historia del régimen. La extrema izquierda populista se instala por vez primera en la vida política nacional, relegando al PS a un humillante e imprevisible cuarto puesto en el «ranking» de la influencia nacional. El socialismo francés sufre una de las derrotas más humillantes de su historia. Y deberá «componer» con una extrema izquierda de nuevo cuño. 20.30 Activistas antielectorales se manifiestan en París durante la primera vuelta de las elecciones presidenciales. El centrista Emmanuel Macron salió victorioso, según las encuestas, por delante de la líder de extrema derecha Marine Le Pen AFP 20.27 Primeras declaraciones de Hamon: «Hago un llamamiento para vencer con tanta fuerza como sea posible el Frente Nacional, para luchar contra la extrema derecha votando por Emmanuel Macron, incluso si no pertenece a la izquierda y no pretende representar el futuro» 20.22 Emmanuel Macron: «Hoy hemos pasado claramente página en la vida política francesa», ha confiado a FP el líder de «En Marcha», que encabeza según las primeras estimaciones según el diario Le Monde 20.18 El ambiente en el cuartel general de Macron, en la parisina Puerta de Versalles, es de euforia absoluta, con gritos de «¡Macron, presidente!» AFP 20.16 Hamon reconoce el fracaso del socialismo francés y pide el voto en segunda ronda para Macron 20.14 Según las primeras estimaciones de todas las cadenas de radio y tv francesas, Emmanuel Macron, candidato social reformista, sería el ganador de la primera vuelta presidencial. Marine Le Pen, extrema derecha, François Fillon, derecha, y Jean-Luc Mélenchon, extrema izquierda se disputarían el segundo puesto en un volátil pañuelo de votos. 20.14 Según las estimaciones de RTL, primera cadena de radio francesa, este pudiera ser el primer resultado provisional: Emmanuel Macron: 24,2 % Marine Le Pen: 22,3 % Jean-Luc Mélenchon: 19,5 % François Fillon: 18,5 % Benoît Hamon: 6,5 % 20.10 Según un sondeo de Ipsos realizado para el diario Le Monde, Radio France y France Télévisions, estos serían los resultados Emmanuel Macron: 23,7 % Marine Le Pen: 21,7 % François Fillon: 19,5 % Jean-Luc Mélenchon: 19,5 % Benoît Hamon: 6,2 % Nicolas Dupont-Aignan: 5% 20.07 La participación estimada en la primera vuelta era del 77% a las 19.20, según un sondeo realizado por Ipsos. La cifra, hecha pública por Le Monde, es más baja que la de 2012 20.04 Macron y Le Pen pasarían a la segunda ronda, según los sondeos. Las encuestas dan la victoria al líder de «En Marcha» y una apretada segunda posición a la candidata del Frente Nacional. Los colegios ya han cerrado y la participación se acerca al 80% 20.00 Los primeros resultados de la votación no son «buenos» para el candidato conservador Francois Fill on, ha declarado el senador francés Roger Karoutchi. «Si tuviera un buen presentimiento sobre eso, no estaría bebiendo Coca-Cola, pero eso es lo que estoy bebiendo ahora», ha dicho. AFP 19.52 Según indica el diario belga «La Libre», Macron gana la primera ronda de las elecciones francesas con un 24%, en segundo lugar Le Pen compitiendo con Fillon, ambos con un 21%, y Mélenchon en último lugar con un 19% 19.50 El Ministerio del Interior francés ha alertado del envío de mensajes con «falsas» estimaciones de voto en relación a la primera vuelta de las elecciones presidenciales y ha recordado que las únicas cifras oficiales saldrán a partir de las 20.00 horas. «Atención a los falsos SMS de estimación de resultados procedentes del Ministerio del Interior. Place Beauvau no envía SMS», ha divulgado en Twitter el departamento que dirige Matthias Fekl 19.43 «Las elecciones más extrañas», así ha calificado el diario británico The Guardian, ante su asombro porque existan con casi tantos favoritos como candidatos The twists and turns of France?s strangest ever presidential election https://t.co/9UKdwAJ5XT? The Guardian (@guardian) 23 de abril de 2017 19.34 Todos los sondeos insisten en que Macron sigue ganando.. por el contrario, no está claro quién pasará a la segunda vuelta. Le Pen, Fillon y Mélenchon están en un pañuelo 19.30 Algunos de los candidatos publicaron instantáneas del momento en que ejercieron su derecho a voto, a través de sus perfiles de Twitter A voté. pic.twitter.com/E2DVMIHak8? Emmanuel Macron (@EmmanuelMacron) 23 de abril de 2017A voté ?#JeVote pic.twitter.com/ZZTw1ZAe7F? Marine Le Pen (@MLP_officiel) 23 de abril de 2017J'ai voté ce matin à Trappes pic.twitter.com/7eVHWPwnmm? Benoît Hamon (@benoithamon) 23 de abril de 2017 19.27 Gran parte de los 66.546 centros habilitados para esta primera vuelta han cerrado sus puertas a las 19.00 horas, aunque e n grandes ciudades las urnas aún seguirán abiertas una hora más. Será entonces cuando puedan a conocerse los primeros sondeos a pie de urna oficiales en Francia 19.23 Los funcionarios comienzan a contar las papeletas de la primera ronda de la elección presidencial francesa. En la imagen, una mesa electoral en la localidad de Tulle, centro de Francia REUTERS 19.18 C ierran los colegios electorales en pueblos y ciudades pequeñas de Francia. La mayor parte de los colegios electorales ya ha echado el cierre en Francia y solo quedan abiertas las urnas de grandes ciudades como París, Lyon, Marsella, Burdeos, Toulouse, Niza, Lille o Estrasburgo 19.15 En la imagen, un oficial de policía francés está de guardia cerca de la sede electoral de Jean-Luc Melenchón EFE 19.03 Las últimas encuestas marcan muy pocas diferencias en intención de voto hacia los principales candidatos en la primera vuelta, aunque en la segunda se disparan en algunos casos. Juan Pedro Quiñonero, corresponsal en París, nos explica los cuatro escenarios posibles en estas elecciones 18.55 En estas elecciones, algunas de las grandes cuestiones son económicas. Los candidatos están barajando propuestas que van desde reducir los impuestos para aumentar los ingresos que disponen los ciudadanos, el incremento del gasto público o la reducción del número de funcionarios. También hay una cuestión importante: Europa y el euro. Mientras Le Pen propone abandonar la moneda única y Melénchon renegociar las normas para reducir las políticas de austeridad, Macron y Fillon se muestran proeuropeos 18.49 François Fillon hablará entre las 20h y las 20.30. La llegada del candidato se estima que será en torno a las 19 horas y su intervención está programada para poco después de la publicación de los resultados 18.41 ¿Desde dónde siguen los candidatos la jornada electoral? François Fillo: Sede del partido, en el distrito 15 de París. Benoît Hamon: Casa de la Mutualidad, en el distrito 5 de París. Marine Le Pen: Hénin-Beaumont, en el Pas-de-Calais. Emmanuel Macron: Porte de Versailles, en el distrito 15 de París. Jean-Luc Mélenchon: Bar Belushi, en el distrito 10 de París. 18.08 Impresionante despliegue policial para garantizar de seguridad a la entrada de la sede del partido derechista Voici la salle prévue pour la soirée électorale. Pour l'instant, que des journalistes sur place. #fillon #Presidentielle2017 pic.twitter.com/fxYoMRsBnK? Paul de Coustin (@PauldeCoustin) 23 de abril de 2017 18.05 Voto electrónic o. En varios colegios electorales de Francia, los electores votaron a través de una máquina Frimons un peu #MachineAVoter #93 Represente #ElectionPresidentielle2017 pic.twitter.com/GOkf5M30ZX? Jade S ???? (@EdePol) 23 de abril de 2017 17.36 La policía francesa vigila los accesos del partido derechista «Les Republicains», sede de François Fillon. EFE 17.31 Las primeras estimaciones de abstención para las primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas se mueven entre el 19 por ciento, según IFOP Fiducial, y el 22 por ciento, de acuerdo con Ipsos. Una tercera empresa, Harris Interactive, apunta a un 21,5 por ciento 17.21 El izquierdista Jean-Luc Mélenchon sería el más votado en los territorios franceses de ultramar, salvo en Guadalupe, donde se situaría en segunda posición por detrás del socioliberal Emmanuel Macron, según los datos definitivos citados por la televisión pública francófona belga RTBF en su página web. En particular, según el mismo medio, en Martinica, Mélenchon estaría a la cabeza, con el 27,36 % de los sufragios, seguido de Macron, que se haría con el 25,53 %, mientras que el conservador François Fillon se situaría en tercer lugar con el 16,85 % de los votos, y a continuación les seguirían la ultraderechista Marine Le Pen (10,94 %) y el socialista Benoît Hamon (9,75 %). 17.19 El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consideró «muy interesante» la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas que se celebran hoy y que se presentan como las más inciertas de los últimos años. El mandatario no explicó qué encuentra interesante de los comicios galos en su breve mensaje, publicado en su cuenta personal de la red social Twitter. Very interesting election currently taking place in France.? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 23 de abril de 2017 17.16 La participación en la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas es del 69,42 por ciento, aproximadamente un punto menos (70,59 por ciento) que la registrada en 2012 a esta hora. 17.13 La incertidumbre y el miedo asociados al terrorismo y la violencia suburbana pueden favorecer a Le Pen y Fillon. Lo adelantaba Juan Pedro Quiñonero, corresponsal en París para Abc 17.09 De acuerdo con los primeros sondeos, el candidato de Los Republicanos, el conservador François Fillon, habría recabado un 20,5 por ciento de los votos, por delante del izquierdista Jean-Luc Mélenchon, con un 18 por ciento. 17.07 La mayoría de los sondeos sobre intención de voto vaticinaban que Le Pen y Macron iban a ser los agraciados con el pase a la segunda vuelta que se celebrará el 7 de mayo y en la que la líder ultraderechista perdería por un previsible voto en bloque en su contra para frenar su ascenso al Elíseo. Sin embargo, en los últimos días la tendencia había variado levemente y algunas encuestas sitúan a Fillon y a Mélenchon en la segunda vuelta electoral, lo que multiplicaría sus posibilidades de llegar a la Presidencia de Francia, debido al mencionado bloque anti Le Pen. 16.35 Colas a las puertas de la Embajada de Francia en España para ejercer el derecho a voto. Vote sous le soleil à #Madrid pour ce 1er tour de l'élection présidentielle française. Merci à tous les volontaires et à la @guardiacivil pic.twitter.com/xOuD8TGURH? La France en Espagne (@france_espagne) 23 de abril de 2017 16.31 Los primeros sondeos a pie de urna recogidos por medios belgas dan ventaja a Macron y Le Pen en las elecciones. Los candidatos Emmanuel Macron ( En Marcha) y Marine Le Pen, del Frente Nacional, con un 24 por ciento y un 22 por ciento respectivamente resumen los primeros resultados publicados por la cadena belga RTBF. De acuerdo con estos sondeos, el candidato de Los Republicanos, el conservador François Fillon, habría recabado un 20,5 por ciento de los votos, por delante del izquierdista Jean-Luc Mélenchon, con un 18 por ciento. 16.15 El diario francés Le Figaro, ha publicado la primera vuelta de las elecciones presidenciales. La participación está superando a la de 2012 en un 0.24%. ?? EN DIRECT - Le premier tour de l'élection présidentielle, c'est aujourd'hui! >> https://t.co/EYqL0Yus8C? Le Figaro (@Le_Figaro) 23 de abril de 2017 16.06 Ante su visita oficial a Brasil, el presidente del Gobierno Mariano Tajoy ha opinado sobre las elecciones francesas «Europa no puede entenderse sin Francia, ni al revés». Así lo ha recogido Mariano Calleja, enviado especial a Brasil para ABC 15.45 En el distrito financiero se inclinan por Macron; en la «banlieue» temen la victoria de Le Pen. Lo cuenta todo F.J. Calero, enviado especial a a la capital francesa, en «El barrio de negocios y los suburbios, las dos caras de París» 15.32 Los carteles electorales de la candidata de la extrema derecha, Marine Le Pen, no se vieron durante la jornada de ayer en los colegios electorales del extranjero, debido a que no llegaron a tiempo por haberlos mandado con cierto retraso, según ha afirmado la agencia France Presse. 15.04 A su regreso a la capital, Emmanuel Macron paró en un área de servicio, donde ha comido. Los que allí se encontraban se han hecho fotos con el candidato EFE 14.40 Los franceses de ultramar acudieron en masa a las urnas. En Estados Unidos, Canadá y América del Sur, cientos de miles de ciudadanos franceses fueron a las urnas con un día de antelación. «Es nuestro deber como ciudadanos seguir apoyando desde aquí», dijo Adrien Gontier, a las afueras de la embajada de Francia en Washington, lugar que se convirtió durante la jornada de ayer en centro de votación. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró que el atentado producido el pasado jueves por la noche en París «probablemente ayude» a ganar la presidencia en Francia a Marine Le Pen 14.04 «Es esencial ir a votar por cualquier candidato», agregó Emmanuel Macron, el candidato más joven a las presidenciales que acudió a las urnas junto a su mujer, Brigitte 14.00 El presidente saliente François Hollande instó esta mañana a los votantes a «demostrar que la democracia es más fuerte que cualquier otra cosa», animando así a votar durante el día de hoy. La primera ronda se llevó a cabo bajo la estrecha supervisión policial debido a un cierto temor a cualquier ataque, tres días después del atentado yihadista que mató a un policía en el corazón de París 14.08 La candidata de extrema derecha, Marine Le Pen, votó en Hénin-Beaumont, en el norte de Francia. Poco antes de su llegada, seis activistas de Femen, desnudas de torso para arriba y con máscaras de la candidata y el presidente de EEUU, Donald Trump, han expresado su oposición a las calles. 13.35 Detenidas varias activistas de «Femen» que ocultaban su rostro con caretas de los líderes del Frente nacional. La protesta ha tenido lugar en el colegio electoral donde ha votado Jean Marie Le Pen, candidata por el partido Frente Nacional AFP AFP 13.30 En Avenue de la République, en el centro de la capital, han vivido su hora punta en torno al mediodía con una cola larguísima en la que el personal de la oficina de votación iba organizando a los presentes según su colegio electoral. «Aquí han votado siempre mucho al Partido Socialista, esta vez creo que aquí ganará Macron. Votaré por él», dice a ABC Olivier, vecino del distrito XI, que acaba de llegar con la carta electoral y su documento de identidad. Informa desde París F.J. Calero F. J. CALERO 13.26 En estos tuits nuestro enviado especial a París comenta las posibilidades de varios de los candidatos en la capitalde Francia, terreno hostil, a priori, para Marine Le Pen En París es difícil encontrar votos para Le Pen. Serán "pocos" y están localizados en la zona oeste, según me dicen, también desde el FN? Javier Calero (@fj_calero) 23 de abril de 2017 13.22 Las últimas encuestas marcan muy pocas diferencias en intención de voto hacia los principales candidatos en la primera vuelta, aunque en la segunda se disparan en algunos casosos. Juan Pedro Quiñonero, corresponsal de ABC en París, nos cuenta los cuatro escenarios posibles en las elecciones francesas. 13.05 En imágenes: la jornada electoral en Francia 12.56 Por toda Francia se han organizado numerosas operaciones con motivo de la primera vuelta de las elecciones presidenciales para animar a la gente a acudir a las urnas. 12.52 Diario Le Monde: «La participación es estable este mediodía en comparación con las elecciones de 2012» .@Elvire_Camus @N_Legendre @LucieSoullier #ElectionPrésidentielle2017 | A #Besançon, le vote a repris https://t.co/wMjFwkZfzT? Le Monde Politique (@lemonde_pol) 23 de abril de 2017 12.33 Un centro de votación de la ciudad de Besançon, en el este de Francia, ha tenido que ser evacuado temporalmente este domingo por una falsa alarma provocada por un coche sospechoso, en el marco de la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Los primeros votantes han dado la voz de alarma a las 9.30, cuando han visto a dos individuos salir con prisa de un vehículo que han dejado aparcado con el motor en marcha frente al colegio electoral. La Policía ha decidido evacuar inmediatamente las instalaciones y ha establecido un perímetro de seguridad para inspeccionar el coche, tras lo cual ha descartado cualquier tipo de amenaza, si bien habría encontrado un arma en el interior, de acuerdo con BFMTV. 12.23 El líder izquierdista Jean-Luc Mélenchon ha ejercido su derecho al sufragio en la primera vuelta de las elecciones presidenciales que se celebra este domingo en Francia, con la posibilidad, aunque remota, de conseguir el pase a la segunda vuelta del 7 de mayo. 12.20 Un 28,54 % de los electores franceses había votado al mediodía de hoy en la primera vuelta de las presidenciales francesas, una cifra muy similar a la de hace cinco años, indicó hoy el Ministerio del Interior. En 2012 a esa misma hora había votado el 28,29 %, en unos comicios que acabaron con una fuerte participación de casi el 80 %.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El voto del miedo se ha movilizado
Del viejo Baruch de Spinoza -y quizá aún más de los años- he ido aprendiendo una norma moral básica: «No reír, ni lamentar, ni maldecir las acciones humanas; sólo entenderlas». Ayer, en la calma tensa de la jornada electoral francesa, más que nunca, percibí que sólo en esa firmeza fría puede asentarse la prudencia política. La última vez que estuve en Saint-Denis, la gendarmería acababa de tomar al asalto el piso de la célula islamista que ejecutó la matanza del Bataclan. El edificio, en la esquina de la calle Corbillon con la de la République, tenía sus paredes acribilladas, carbonizadas las ventanas por los explosivos. Y la población de esta ciudad musulmana, en torno al corazón cristiano de Francia, la Basílica de Saint-Denis, se mantenía esquiva y silenciosa. La gran explanada de la basílica se había transformado en plataforma de todas las cadenas de televisión, cuyas cámaras apuntaban al lugar en donde se dirimió el combate. Los vehículos blindados de la policía se apelmazaban en la plaza contigua. Ha pasado un año y medio de aquello. Hoy, no son las furgonetas policiales las que se conglomeran en la plaza. Ni hay unidades móviles obstruyendo el acceso a la basílica. La plaza es la del mercado de todos los domingos. Y, en ella, campea la indolencia bulliciosa del Saint-Denis norteafricano. La basílica del siglo XII se asienta como un milagro de sosiego a la luz del mediodía. Me pierdo unos minutos en su interior. Sería un delito no hacerlo. Como cada vez, doy vueltas a la fantástica paradoja de que el sepulcro del Charles Martel que cortó la progresión árabe sobre Europa en el año 732, esté aquí. Y, alrededor de él, la más importante ciudad árabe de la Europa del siglo XXI. Sin derecho a voto Mi visita al bello templo gótico es hoy muy breve. Apenas una concesión estética, antes de volver a la poco bella realidad política. El ayuntamiento de Saint-Denis cierra el costado izquierdo de la explanada. Basílica y ayuntamiento: dos emblemas de Francia. Los locales municipales cumplen la función de colegio electoral. No demasiado concurrido, éste. Las mujeres veladas y los hombres ociosos se atarean con bullicio en el mercado. Puede que la política no pese mucho en esta población que se sabe sólo a medias parte de la República francesa. Puede que muchos de ellos, ni siquiera tengan el estatuto legal que permite hacer uso de las urnas. «Lo esencial es que alguien pare a Le Pen en la segunda vuelta. Ni Hamon ni Mélenchon servirían para eso»«Para nosotros, los extranjeros, sería una tragedia que Le Pen ganara». El camarero de esta pequeña tasca, en la que sirven un cuscús estupendo, es un tipo locuaz. Me pregunta de dónde vengo. Y, antes de que yo responda, me cuenta que él nació aquí, pero que su familia viene de Argelia. Un tonto pudor me impide preguntarle por qué, entonces, dice «nosotros, los extranjeros». Los dos sabemos la respuesta. Y encadena su preferencia: él votará a Fillon, pero no le importa si es Macron quien gana. «Lo esencial es que alguien pare a Le Pen en la segunda vuelta. Ni Hamon ni Mélenchon servirían para eso». Un musulmán, que sabe lo difíciles que pueden ponerse las cosas en Francia si el Frente Nacional gana, apuesta por votar a un político tan confesionalmente católico como Fillon, porque es «lo más seguro». Me digo que esa paradoja debía estar recorriendo a una buena parte de la sociedad francesa. El voto del miedo fue ayer la clave de la primera vuelta. Dedico la tarde a pasear por los alrededores del parque de Luxemburgo. Los colegios electorales de la orilla izquierda están calmos. No hay colas excesivas. Se controla la entrada con mayor cuidado, eso es todo. En algunos, el carné de prensa me abre paso. En otros, no. La preocupación por la seguridad es lógica y no insisto. En la calle Claude Bernard me cruzo con cuatro soldados, en despliegue de combate y con el subfusil ametrallador en posición de tiro. Nadie se alarma. La posibilidad de un atentado yihadista estaba descontada desde mucho antes de las elecciones. Las matanzas de «Charlie Hebdo», del Bataclan, de Niza? son lección aprendida. Y el asesinato del jueves en los Campos Elíseos no habrá modificado en nada las intenciones de voto. También esa posibilidad estaba descontada. La abstención no ha subido gran cosa. Pese al poso de amargura con el cual los ciudadanos ven a sus políticos, pocos han considerado que fuera el momento de abofetearlos. Se ha votado contra el peligro mayor de un populismo que promete sacar a Francia de la UE en seis meses. Lo cual equivale, sencillamente a volar la UE. Se ha votado con resignación. Aunque no se apreciase especialmente al hombre al cual se votaba. Se ha votado el mal menor. Y, en principio, ha funcionado. Macron es, con diferencia, el que mejor puede concitar la unidad nacional frente al peligro populistaTodas las combinatorias daban el paso de Le Pen a la segunda vuelta. De sus posibles contrincantes, Emmanuel Macron es, con diferencia, el que mejor puede concitar la unidad nacional frente al peligro populista. Su perfil es transversal a izquierda y derecha: puede acumular el voto de ambas. Frente a Le Pen. Y da igual que nos guste o que no nos guste. Como, nos guste o no nos guste, hay que constatar que Fillon ha aniquilado a la derecha. Sus votantes podrán replegarse sobre un Macron cuyo perfil amalgama retóricas socialistas y prácticas liberales. Como, nos caiga Hamon simpático o antipático, debemos tomar nota de que la destrucción a la cual ha llevado al PS es absoluta: ha tenido la grandeza, nada fácil, de reconocer eso; Hollande aún no lo ha hecho. La herencia de la izquierda queda en manos de un alucinado Mélenchon. No es trágico; es ridículo. Prudencia fría Los dos pilares de la Vª República se han desmoronado: izquierda como derecha. Toca ahora preparar sin ellos una segunda vuelta en la cual en Francia se jugará el futuro de Europa. No es tan malo, pese a todo, el horizonte. La que anoche se proclamó «candidata del pueblo», Marine Le Pen, perderá. Da igual si es alguien tan confuso como Macron quien gana. Es la hora para una prudencia fría: no nos regocijemos, no reprochemos ni maldigamos. Hagamos el esfuerzo de entender cómo se extingue un mundo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Los franceses dicen no a la izquierda radical de Mélenchon
Aunque no haya logrado colocarse entre los dos candidatos que pasan a la segunda vuelta de las presidenciales francesas, el extrotskista y uno de los más veteranos de esta elección, Jean-Luc Mélenchon, ha llegado a una posición inimaginable hace tan solo seis meses: ha quedado a escasa distancia de François Fillon, uno de los grandes favoritos hasta hace unos meses. [Lee Macron y Le Pen, a la segunda vuelta en Francia] Incombustible izquierdista, salido de un Partido Socialista francés que ahora casi repudia, en estas elecciones Mélenchon dio un giro en su estrategia con respecto a 2012, cuando en sus mítines se hablaba de América Latina y de Hugo Chávez al ritmo de grupos como los Saltimbanquis y del himno de campaña «On lâche rien» («No abandonamos»), que compartían su Front de Gauche con las protestas francesas de la extrema izquierda. «Este año tuvo la astucia de adoptar una forma pragmática y presentarse como un hombre bueno, tranquilo, sabio, justo? y ha ganado tantos, tantos votos?», explica a ABC el profesor emérito de Filosofía de la Sorbona Nicolas Grimaldi. Pánico en la derecha Sin embargo, el inesperado resurgir de Mélenchon en las encuestas no ha sido suficiente para darle el billete a la segunda vuelta. «Ha habido una suerte de pánico en la derecha; directivos de empresas importantes votan por Macron por miedo a Mélenchon, para que no sea el contrincante de Marine Le Pen», añade el filósofo. El preferido de los conocidos como jóvenes «bobo» (burgueses bohemios) de París ha cosechado seguramente muy buenos resultados entre quienes en sus primeras elecciones votaron socialista. Nieto de españoles y antiguo ministro socialista en el Gobierno de la cohabitación entre Jospin (socialista) y Chirac (conservador) de 2000 a 2002, estas elecciones eran al mismo tiempo su gran y quizá última oportunidad al Elíseo francés, tras no colmar sus expectativas en 2012, cuando François Hollande se hizo con el voto útil de la izquierda anti Sarkozy. En esta ocasión llegaba al frente de la plataforma Francia Insumisa, que aglutina a varios partidos de izquierdas. En sus discursos defendió la regulación de los mercados, la planificación ecológica y el diálogo sindical. Quería renegociar los tratados europeos y, si Europa no aceptaba sus exigencias, amenazó con sacar a Francia de la UE. Ni Plan A ni plan B, Mélenchon no llegará al 7 de mayo, pero su agenda puede influir en el ganador de la segunda vuelta. «Encontramos los discursos de Mélenchon en la Educación Sentimental, de Flaubert, propios de 1848. Lo que más me fascina y me espanta es el entusiasmo que suscitan palabran tan arcaicas hoy. Es como un drama muy arcaico, su éxito en la muchedumbre», agrega Grimaldi. El peor escenario para las finanzas francesas eran los extremos del espectro Mélenchon-Le Pen y, aunque no se vaya a dar finalmente, este tándem ha estado muy cerca de verse las caras en el día más decisivo que se recuerda en Francia en las últimas décadas. No al populismo Propuestas irreales Aunque su resultado era inesperado hace unos meses, sus ideas son demasiado izquierdistas e irreales para la gran mayoría, más cercana a un centro-derecha gaullista. En busca del centro El voto a Macron se nutre en parte del miedo de directivos de empresas y afines al centro-derecha que temían un duelo Mélenchon-Le Pen. Pugna en el sureste y el norte con Le Pen Ha pagado la dura pugna con Le Pen por el voto excomunista de las zonas más deprimidas del país.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Los latinoamericanos que dejan EEUU superan ya a los que llegan
Mientras el número de inmigrantes latinoamericanos residentes en Estados Unidos decrece de forma dramática, cada vez más regresan a sus países de origen. Este cambio en las tendencias migratorias tradicionales, según el director de asuntos hispanos de Pew Research Center, Mark Hugo López, «no guarda relación con Trump». Estados Unidos tiene una población aproximada de 318 millones de habitantes, de los cuales 57 millones se identifican a sí mismos como hispanos o latinoamericanos. La comunidad latina en el país supone, de acuerdo con López, un 18 por ciento de la población norteamericana. No obstante, en los últimos años se ha podido observar un proceso de desaceleración del crecimiento demográfico de los hispanos. «Los hispanos son la minoría más grande de Estados Unidos, pero están en decrecimiento», ha explicado López. A pesar de que continúan creciendo en número, no lo hacen a la misma velocidad que diez años atrás, de acuerdo con los datos presentados por Pew Research Center. López también ha destacado que cada vez son más los inmigrantes latinoamericanos que regresan a sus países de origen, en especial a México ?el 64 por ciento de la población latinoamericana es de origen mexicano?. No obstante, esta tendencia, ha asegurado, «no tiene nada que ver con Donald Trump», ya que lleva sucediendo durante los últimos 7 u 8 años. Entre 2009 y 2014 el número de mexicanos que volvieron a México superó por primera vez en décadas al número de inmigrantes que entraron en Estados Unidos. «Se debe principalmente a los cambios demográficos en México. En los años 60, por ejemplo, una mujer podía tener entre 6 y 7 hijos, mientras que la tasa de fertilidad ahora es muy inferior. Por ello, a día de hoy no hay la misma cantidad de jóvenes dispuestos a emigrar a Estados Unidos que hace años», ha explicado. «Pero por otro lado, es mucho más difícil cruzar la frontera ahora que en los 90», ha añadido. «Donald Trump no es el motivo por el que se ha producido esta disminución, ya que se ha comenzado a dar muchísimo antes», ha destacado. «De acuerdo con las encuestas que nos llegan desde México, el perfil del inmigrante que regresa es mayor de 50 años, y son personas que vuelven a México porque ya no trabajan y quieren estar con sus familias en México», ha señalado. «El resto, que son muchos menos, son deportados», ha concluido. Según una encuesta de Pew Research, el 47 por ciento de los latinoamericanos en Estados Unidos se muestra «muy preocupado» ante la posibilidad de ser deportado. Brecha con el número de votantes «Se estima que para 2065, los latinos representarán 1 de cada 4 estadounidenses», ha asegurado López. No obstante, a pesar de que los latinoamericanos suponen un 18 por ciento de los habitantes de Estados Unidos, sólo conforman el 10 por ciento de los votantes registrados. «Hay un brecha muy significativa entre los latinos y los latinos que votan», ha apuntado. «Esto se debe a varios motivos el principal es que la mayor parte de los latinos son jóvenes y tienen menos de 18 años o son inmigrantes sin ciudadanía y por lo tanto no pueden votar. No obstante, entre 2012 y 2016 el número de votantes latinos aumentó en 4 millones». «A pesar de esto, no existe demasiada participación dentro de la comunidad latina», ha detallado López. Según estudios de Pew Research, algunos llevados a cabo por el propio López, muestran que para los hispanoamericanos residentes en Estados Unidos, la inmigración, uno de los ejes principales de la campaña electoral del actual presidente norteamericano, Donald Trump, no es su principal preocupación. Al contrario, las políticas inmigratorias ocupan un cuarto puesto en las preocupaciones de este colectivo, por detrás de la educación, la economía y el sistema sanitario. «Esto los candidatos lo saben y no hay demasiado interés por conseguir el voto de los latinoamericanos, ya que o viven en estados que no son clave en las elecciones o son demasiado jóvenes para votar», ha concluido. En cuanto a su integración, más de la mitad de la comunidad latinoamericana en Estados Unidos tiene menos de 19 años, y de ellos, prácticamente un 40 por ciento habla sólo ingles. «La comunidad latina es una comunidad especialmente joven», ha señalado López. «La media de edad es de 28 años», ha añadido. López ha apuntado que de los latinos de tercera generación, tan sólo un 28 por ciento puede hablar español e inglés, mientras que un 71 por ciento habla sólo inglés.