Infortelecom

Noticias de asia

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Un terremoto de magnitud 7,2 sacude el mar de Célebes, entre Indonesia y Filipinas
Un terremoto de magnitud 7,2 en la escala abierta de Richter sacudió hoy el mar de Célebes, entre el sur de Filipinas y el norte de Indonesia, sin que se haya declarado alerta de tsunami. «Según la información registrada, no hay peligro de tsunami porque el seísmo ha ocurrido a demasiada profundidad», indicó el Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico en un boletín con datos preliminares. Esta oficina con sede en Hawai localizó el hipocentro a 626 kilómetros de profundidad. Por su parte, el Servicio Geológico de Estados Unidos, que registra la actividad sísmica en el mundo, otorgó al movimiento telúrico una magnitud de 7,3 y lo situó a 617 kilómetros de profundidad y a 190 kilómetros al sursureste de Tabiauan, en el sur de Filipinas. Filipinas se encuentra en el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, unas de las zonas del globo en la que se registra mayor actividad sísmica.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Arrancan las negociaciones para la reunificación de Chipre
Arranca la semana marcada en rojo en el calendario de todas las potencias involucradas en la partición de Chipre para poner punto final a uno de los conflictos sin solución más antiguos de Europa. Los líderes de la pequeña y estratégica isla del Mediterráneo, dividida desde 1974 entre la población turca y la griega, se reunieron ayer en Ginebra. El objetivo es «hacer historia», de acuerdo con las palabras del enviado de la ONU Espen Barth Eide. Los representantes Nicos Anastasiades (grecochipriota) y Mustafa Akinci (turcochipriota) debatirán hasta el miércoles los asuntos más delicados, es decir, el reparto de poder y territorio, así como los equilibrios de las fuerzas de seguridad. El jueves se sumaran a la mesa los representantes de Reino Unido, Grecia y Turquía, los tres garantes del acuerdo para la independencia de la isla en 1960. La UE «estará, pero estará en la habitación de al lado» según explicaba recientemente una fuente del Ministerio de Exteriores turco consultada por este periódico. «Los líderes están mostrando mucho coraje, mucha determinación», señaló ayer el enviado de la ONU. «Va a ser difícil pero no imposible», añadió Eide. Los dos líderes chipriotas quisieron mostrarse cautelosos en su llegada a las negociaciones. «Preguntadme cuando hayamos terminado», señaló Anastasiades; «no somos pesimistas, pero no veo la necesidad para unas previsiones exageradas de que todo ocurrirá», comentó, por su parte, Akinci. Y es que, a pesar de los significativos avances en los últimos meses, todavía quedan varios puntos de desencuentro. La negociación consta de seis capítulos. En cuatro de ellos ya se ha alcanzado un acuerdo «del 99%», explican desde Ankara, aunque todavía queda el cabo suelto de la instauración o no de una presidencia rotatoria en la hipotética y unida Federación de Chipre, pues este punto es algo en lo que «los turcochipriotas no pueden ceder». Sin embargo, las principales fricciones se centran en los otros dos capítulos restantes: quién debe velar por el cumplimiento del acuerdo y los ajustes territoriales. El Ejecutivo turco insiste en la falta de apoyo de Anastasiades por parte de la oposición grecochipriota como uno de los motivos que frenan el avance de las negociaciones. Algunos analistas internacionales, en cambio, señalan a las líneas rojas marcadas por Ankara como uno de los factores más influyentes. «Para cualquier tipo de solución se debe incluir a Turquía como garante del acuerdo. Eso es algo imprescindible para Turquía», señalaba la fuente del ministerio de Exteriores turco. «Podemos ajustarnos a la situación actual, pero Turquía tiene que estar ahí. No podemos aceptar el argumento de que el país, al estar en la Unión Europea, no necesita más garantes», añadía. La seguridad y el reparto territorial es el otro asunto espinoso. El Gobierno grecochipriota quiere que se retiren la totalidad de los cerca de 30.000 soldados turcos estacionados en la parte norte del país, una demanda a la que Turquía se resiste.Asimismo, si se logra algún tipo de acuerdo, se sometería a referéndum en ambas partes.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Theresa May rompe con el liberalismo de Cameron con un discurso social
Margaret Thatcher, que hace treinta años, en un afán de fomentar la responsabilidad personal, dijo aquello de «eso que llaman sociedad no existe», debe haber dado un respingo en algún lugar del más allá. David Cameron tampoco debe haberse sentido nada feliz en los salones de su club de St. James, al que ahora ha vuelto. Este lunes, a los seis meses de llegar al poder sin pasar por las urnas, Theresa May presentó su programa de justicia social, que ha bautizado como «Sociedad Compartida», en clara oposición a la «Gran Sociedad», que era el lema cameronista. La primera ministra criticó abiertamente el liberalismo de su predecesor, rechazó el «laissez faire» y prometió un Gobierno que atenderá las necesidades de quienes se han quedado rezagados por la globalización. May defiende un Gobierno intervencionista para corregir las injusticias sociales y la desigualdad. Condenó explícitamente lo que llamó «culto al individualismo», que fue precisamente la filosofía que instauró Thatcher, que era hija de un tendero (May es hija de un vicario y también se le nota). Algunas de sus frases de este lunes se podrían poner tranquilamente en boca de Varoufakis, Corbyn o Iglesias. Sin citarlos, acusó a centristas como Blair y Cameron de haber «abrazado las grandes fuerzas del liberalismo y la globalización sin entender que mucha gente de clase media y baja está preocupada y nada contenta». Incluso los culpó del auge del populismo de extrema derecha y extrema izquierda en Europa -se cuidó de no citar a Trump-, llegando a asegurar que ese fenómeno «se apoya en los hombros de políticos que han permitido que la injusticia y la división crezcan, olvidando por demasiado tiempo las preocupaciones legítimas de la gente común». «Ella solo tiene mandato para llevar a cabo el Brexit, nada más»Steve Hilton La respuesta del cameronismo ya ha llegado, por boca que quien fuera su director de Estrategia en el Número 10, Steve Hilton. Tachó el discurso de «pomposo y arrogante» y advirtió a la primera ministra que si quiere cambiar el programa electoral con que Cameron ganó los comicios de 2015 debe llamar a las urnas. «Ella solo tiene mandato para llevar a cabo el Brexit, nada más», declaró a The Times. Por su parte los laboristas criticaron la falta de concreción contable del mensaje social de Theresa May, que sin libras sería solo poesía. El gobernador del Banco de Inglaterra, el canadiense Mark Carney, recibió por segunda vez un claro pellizco de la «premier», cuando señaló, en clara alusión a él, que «si eres un ciudadano del mundo al final no lo eres de ningún sitio». El pasado octubre lo había criticado por bajar los tipos de interés y perjudicar los ahorros de las clases medias y bajas, reproche que se interpretó como una intromisión en la independencia del regulador bancario. Como ejemplo de su nuevo talante social, May centró su primera oferta en mejorar los servicios de salud mental. Recordó que «uno de cada cuatro de nosotros tiene algún problema de ese tipo en su vida» y que cuestan a las arcas del Estado unos 105.000 millones de libras al año, el equivalente al presupuesto del NHS (la sanidad pública). Hace justamente un año, Cameron había aprobado destinar mil millones más a la salud psíquica. May, a pesar de sus bellas palabras, no aportó dinero nuevo, se limitó a esbozar que los profesores recibirán formación para tratar el problema en sus alumnos y a generalidades sobre la mejora de la coordinación. El asunto del bienestar mental no es materia menor en el Reino Unido. Solo el año pasado 248.000 niños británicos fueron remitidos a especialistas. Los Duques de Cambridge han lanzado una organización contra el problema, que es también objeto de reiteradas campañas de los periódicos. Justicia y solidaridad En su discurso, May llegó a definir su «Sociedad Compartida» como «una nueva filosofía de justicia y solidaridad». Contrasta frontalmente con el enfoque liberal de Cameron y su mano derecha Osborne, dos patricios que abogaban por reducir la factura del Estado del Bienestar, estimulando la iniciativa económica privada y traspasando parte de los servicios asistenciales que asume la Administración a la filantropía privada. El plan de Theresa May se completará con programas de construcción de vivienda y reindustrialización, sobre todo para el maltrecho norte de Inglaterra. Lo cierto es que con su giro social achica el campo de juego del laborismo, al apropiarse de muchos de sus mantras, al menos de palabra. Un problema más para Corbyn, hundido en las encuestas y al que la mayoría de sus compañeros ven incapaz de ganar unas elecciones de manera casi congénita.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El asesinato de Solange: el crimen imperfecto que resultó ser perfecto
El crimen perfecto existe. Al menos, en Buenos Aires. Así lo cuenta el diario Clarín sobre el asesinato de Solange Grabenheimer. Solange y Lucila se habían conocido en secundaria y desde entonces lo habían compartido todo. Por eso la decisión de irse a vivir juntas había llegado como un paso tan inevitable como natural. Lo que nadie podía prever era que una terminaría muerta y la otra, sería sospechosa de asesinarla. Solange Grabenheimer era extrovertida y seductora. Lucila Frend parecía su complemento, introvertida, racional y madura. En la noche del 10 de enero de 2007 acordaron encontrarse después del trabajo. Pero Sol nunca llegó. Lucila fue la primera que dio la alarma en la fiesta ante la ausencia de su amiga. Llamó a Santiago, el novio de Sol, para pedirle que fuera hacia la casa. Cuando llegó, dijo que estaba demasiado asustada para entrar y pidió que otros lo hicieran. Dentro, estaba Sol. Un charco de sangre confirmaba su muerte. Llegó el fiscal al lugar y le pidió a Lucila que se animara a entrar para que viera si habían robado algo. Ella confirmaría que no, y comentaría que la había espantado ver a su amiga así. Esta declaración llamó la atención del fiscal, quien días después la convocó para una reconstrucción. Volvió a sorprenderse: Lucila tomó un cable que estaba tirado en la habitación y estranguló al agente que representaba a Sol, una mecánica que solo conocían quienes habían participado de la autopsia. Para el fiscal fue suficiente para ponerla en la mira. La indagó y Lucila le dijo que aquel 10 de enero se había ido a las 7:30 de la mañana -su jefe certificó que había entrado a trabajar 8:39- y que, hasta donde ella creía, Sol todavía dormía. Que luego la había llamado al móvil y no le había respondido. Que había intentado con el fijo y le había dejado un mensaje. Que había llamado al negocio donde trabajaba y le habían dicho que no había ido. Y que por eso se había preocupado aquella noche al ver que no llegaba al cumpleaños. El fiscal no lo creyó. El perito policial ubicó la hora del crimen entre la 1 y las 7 de la madrugada, cuando Lucila estaba en la casa. Otro agregó que había indicios de que el asesino era zurdo, como Lucila. Un tercero determinó que ninguna puerta o ventana había sido forzada, por lo que podía suponerse que no habían ingresado extraños. Guevara avanzó y dijo que las chicas tenían problemas de convivencia, sugirió que la sospechosa habría querido avanzar sexualmente a la víctima y por fin pidió su detención. Pero se la negaron. Y anularon la reconstrucción del hecho, porque había violado las garantías constitucionales de Lucila. De todas formas, la llevó a juicio oral, en 2011. El perito contratado por la defensa dijo que el crimen había sido entre la 1 y las 9 de la mañana, lo cual le daba a Lucila una ventana de dos horas fuera de la escena. El médico de la División Homicidios ubicó la muerte entre las 7 y las 10, lo que amplió la brecha. Se buscaron pruebas para afinar el dato y, por alguna razón, se habían perdido: el forense afirmó que no había tomado la temperatura del cuerpo al hallarlo en la casa porque no tenía termómetro; el líquido que se extrae de todo cadáver para calcular la data de deceso -el «humor vítreo»- se había contaminado. Lucila fue absuelta.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Pekín se vengará de Estados Unidos si Trump rompe con la política «de una sola china»
Horas después de que la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, se reuniera el domingo en el aeropuerto de Houston con el gobernador de Texas, Greg Abbott, y el senador republicano Ted Cruz durante una escala camino de Centroamérica, China ha vuelto a protestar enérgicamente. Mientras el Ministerio de Exteriores se ha opuesto este lunes a dichos encuentros, el periódico «Global Times» (altavoz del Partido Comunista) ha advertido de que Pekín se vengará si el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rompe la «política de una sola China». Así se conoce al principio que el autoritario régimen de Pekín obliga a suscribir a los países con los que mantiene relaciones diplomáticas, que no pueden reconocer por tanto a Taiwán, la isla que permanece separada de China desde el final de la guerra civil (1945-49). Con 23 millones de habitantes, Taiwán es un país independiente «de facto» y cuenta con su propio Gobierno elegido democráticamente y su Ejército, pero solo es reconocido por 21 pequeños Estados del mundo y Pekín reclama su soberanía como si fuera una provincia china. «Si Trump reniega de la ?política de una sola China? tras tomar posesión, el pueblo chino le pedirá al Gobierno que se vengue. No hay margen para negociar», advierte muy seriamente un editorial del «Global Times», que amenaza incluso con represalias diplomáticas, económicas y militares. «También se debería imponer la presión militar y forzarla hasta el límite de la reunificación por la fuerza, afectando así al índice de aprobación del Gobierno de Tsai», recomienda el artículo, que previene a la presidenta taiwanesa de «enfrentarse a las consecuencias de sus provocaciones». A tenor de este periódico, controlado por la propaganda del régimen, «adherirse al ?principio de una sola China? no es una petición caprichosa a los presidentes de EE.UU., sino la obligación que estos tienen para mantener las relaciones bilaterales y respetar el orden existente en Asia- Pacífico». Por su parte, el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Lu Kang, se opuso «firmemente a que los líderes de la región de Taiwán, en base a las denominadas visitas de tránsito, tengan cualquier forma de contacto con los funcionarios de EE.UU. y se impliquen en actividades que interfieren en las relaciones bilaterales», informa la agencia Reuters. Esta escala de la presidenta Tsai en el aeropuerto de Houston, camino de su gira de esta semana por Centroamérica, ha levantado en China tantas ampollas como la charla telefónica que mantuvo hace un mes con el presidente electo de EE.UU., Donald Trump. Rompiendo una norma de la política exterior estadounidense, este informó oficialmente de su conversación con la presidenta de Taiwán, un país con el que Washington no tiene relaciones diplomáticas, pero al que apoya militar y económicamente como uno de sus principales aliados en Asia. Pekín, irritada por una foto Tal y como mostraba una foto difundida en Twitter por el gobernador de Texas, Greg Abbott, su encuentro con la presidenta Tsai tuvo lugar en torno a una pequeña mesa adornada por la banderas de EE.UU., de dicho Estado de la Unión y Taiwán, lo que ha irritado a China. Además, Tsai habló por teléfono con el senador John McCain, quien dirige el Comité de Fuerzas Armadas, y se reunió con el también republicano Ted Cruz. «La República Popular China debe entender que en América tomamos por nosotros mismos nuestras decisiones sobre nuestras reuniones con nuestros invitados», respondió Cruz en un comunicado a las críticas de Pekín. Además, el senador recordó que Taiwán es «un aliado al que legalmente tenemos la obligación de defender», como estableció el Congreso estadounidense después de que la Casa Blanca cambiara sus lazos diplomáticos con Taipéi por China continental en 1979. En lo que Pekín ya ha bautizado como «diplomacia de tránsito», la presidenta Tsai volverá a hacer escala en EE.UU. al término de su gira por Centroamérica, donde esta semana visita algunos de los pocos aliados que todavía le quedan en el mundo: Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Anders Breivik realiza el saludo nazi al entrar al juicio
Como en pasadas ocasiones, Anders Breivik , el extremista noruego que asesinó el 22 de julio de 2011 a 77 personas, hizo su entrada en la sala de juicio sin esposas, con traje oscuro y corbata, escoltado por cuatro guardias y realizando el saludo nazi. El juez Øystein Hermansen recriminó su actitud a Breivik, que apareció con barba y un semblante serio, y le pidió que se abstuviera de realizar gestos similares durante el resto del proceso. «Ese comportamiento es un insulto a la dignidad de este tribunal», ha dicho el magistrado. «Ese comportamiento es un insulto a la dignidad de este tribunal», le ha dicho el magistrado Dio comienzo así en el gimnasio de la prisión de Skien la vista de la apelación presentada por el estado noruego contra la sentencia que en abril del pasado año le condenó por mantener al reo en unas condiciones penitenciarias inhumanas. El fiscal general, Fredrik Sejersted fue el primero en realizar su exposición en la que describió cómo funcionan el régimen de aislamiento penitenciario al que está sometido el terrorista y el control de su correspondencia y señaló que sigue siendo un extremista peligroso que debe ser tratado como tal, ya que sus convicciones ideológicas se mantienen intactas. Es, en palabras del fiscal, una forma de «proteger a la sociedad y prevenir nuevos actos criminales». Además, defendió que no existe violación alguna de sus derechos humanos y que sus condiciones de detención son respetuosas, y puso como ejemplo que, desde el otoño, mantiene contactos telefónicos con una mujer y se reúne con un sacerdote una vez por semana. Vista de la sala de juicios habilitada en la prisión donde Breivik cumple condena- Efe Anders Behring Breivik, de 37 años, dispone de un espacio de 30 metros cuadrados compuesto por tres celdas en la prisión de Skien, donde se celebra el juicio. Tiene un ordenador, sin acceso a Internet, una videoconsola, televisión, libros, periódicos y aparatos de gimnasia para que realice actividades físicas. Sin embargo, no puede relacionarse con otros presos por su propia seguridad. Por todo ello, un tribunal de Oslo, presidido por la juez Helen Andenæs Sekulic, consideró en abril del pasado año que su aislamiento es «una prisión dentro de una prisión» y constituye una violación del artículo 3 de la Convención Europea de Derechos Humanos, que prohíbe castigos «inhumanos o degradantes». Noruega fue condenada a mejorar las condiciones penitenciarias del reo, excepto las relacionadas con la censura de su correspondencia, y a pagar las costas del juicio que ascendieron a 36.000 euros, una sentencia cuya apelación se juzga durante esta semana. Breivik fue condenado a 21 años de cárcel por cometer el peor ataque en suelo noruego desde la Segunda Guerra Mundial, aunque nadie duda que su estancia en prisión se prolongará indefinidamente si se considera que sigue siendo una amenaza para la sociedad.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Corbyn, tachado de lunático por proponer un techo salarial
Jeremy Corbyn, de 67 años, líder laborista desde septiembre de 2015, es un personaje peculiar. Izquierdista de vieja guardia, no sabe lo que es trabajar en una empresa privada y lleva 33 años viviendo de su escaño en los Comunes. Frugal y austero, abstemio y ciclista, se ha revelado también como un mujeriego entusiasta, que va por su tercer matrimonio. Pasó las navidades de vacaciones en México, con su esposa actual, que es de allí, y a su regreso a Londres se esperaba una gran operación de relanzamiento de su figura, que comenzaba este martes. Sin embargo todo ha salido mal. El Partido Conservador, que ha encontrado un filón con él, se mofó hablando de «el Día del Caos». Corbyn concedió cinco entrevistas este martes y ofreció su gran discurso se arranque de año. Pero todo quedó opacado por su propuesta de implantar un techo salarial para atajar la desig ualdad, que lanzó de buena mañana en una entrevista en BBC Radio. Al final del día lo matizó, pero el mal ya estaba hecho. Uno de sus asesores económicos, Danny Blanchflower, en su día alto cargo del Banco de Inglaterra, lo tachó de «lunático». «Es una idea totalmente idiota, impracticable, un sinsentido». Emma Reynolds, la responsable de Empleo de la ejecutiva laborista, desdeñó la idea («hay otras maneras de luchar contra la desigualdad»). El nuevo líder de UKIP, Paul Nuttal, lo acusó de practicar «la política de la envidia» y advirtió que «los mejores de la City se irían al extranjero». Corbyn necesita una operación relanzamiento como el comer, porque cada vez parece más lejos del Número 10 La mayoría de los economistas recordaron que pretender limitar los salarios desde un Gobierno es poner puertas al océano, porque con la globalización los ingresos se mueven de muchas maneras. En caliente, en su sesión matinal, Corbyn incluso tachó los salarios de la Premier League de «absolutamente ridículos» y dio por seguro que el francés Arsene Wenger, el técnico de su equipo favorito, el Arsenal, «estará de acuerdo conmigo». Pero por la tarde matizó la propuesta. La dejó en que establecería un límite en los ratios de diferencia entre el ejecutivo que más gana y el empleado que menos cobra. También propuso que los directivos de las empresas que contraten con la Administración no puedan cobrar por ley más de 20 veces la media salarial de sus empresas (eso daría lugar en la práctica a un tope de 350.000 libras). Corbyn necesita una operación relanzamiento como el comer, porque cada vez parece más lejos del Número 10. Su predecesor, Ed Miliband, perdió en 2015 contra Cameron por seis puntos, pero según una encuesta de esta semana del diario laborista The Guardian, Corbyn está a 14 puntos de May (39%-26%). El sondeo del conservador The Times lo sitúa a 13 puntos. Corbyn encarna lo que se podría llamar «la paradoja de las primarias». Ha arrasado entre las bases en dos elecciones internas, la última a finales del año pasado, pero su radicalismo lo hace casi inviable como aspirante a primer ministro. La militancia laborista está más ideologizada y es más extremista que el conjunto de la sociedad, por lo que han elegido a un líder que no funciona ante las grandes mayorías, aunque a ellos les encante. Pregunta clave Otro ejemplo de tal desajuste se produjo este martes en el tema de la inmigración. En una entrevista le hicieron esta pregunta: «El año pasado llegaron al Reino Unido 190.000 inmigrantes de la UE. ¿Le parecen demasiados?». «No», respondió sinceramente Corbyn, y defendió que la inmigración es positiva para el país. Pueden ser palabras cabales y bienintencionadas, pero de poco eco en un país más bien inclinado a la xenofobia tras el triunfo del Brexit. En relación a la salida de la UE, explicó que su partido «no está casado con el principio de la libre circulación de ciudadanos comunitarios», pero que podría ser partidario de conservarlo si es necesario para seguir en el mercado único. «No nos podemos permitir perder acceso a los mercados europeos de los que dependen tantas empresas y empleos británicos». Un punto de vista que da votos a UKIP en los tradicionales pagos laboristas de la Inglaterra profunda.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El emperador Akihito podría abdicar en enero de 2019
El emperador japonés Akihito podría ceder el trono a su hijo y príncipe heredero Naruhito el 1 de enero de 2019, adelantaron hoy medios nipones, después de que el monarca expresara el pasado mes de agosto su deseo de abdicar. Es la primera vez que se ofrece una fecha concreta desde el extraordinario mensaje televisado de Akihito en el que planteaba su abdicación, algo que, de producirse, sería inédito en la línea sucesoria imperial desde la renuncia del emperador Kokaku en 1817. Con el cambio de monarca, Japón encara también un cambio de era. Cada una representa el reinado de un emperador: la actual, denominada «heisei» o paz, se inició el 8 de enero de 1989, el día después del fallecimiento de Hirohito, anterior emperador y padre de Akihito. La idea de utilizar el paso natural del año 2018 al 2019 limitaría el impacto (por ejemplo, en temas administrativos) que el cambio de era podría tener en los ciudadanos japoneses, según fuentes gubernamentales recogidas por la agencia Kyodo. Anticonstitucional Desde el mensaje del monarca, el Gobierno japonés comenzó a trabajar en una legislación especial para permitir que Akihito abandone el trono antes de que muera, un supuesto que no contempla actualmente la Constitución. Aunque se esperaba que la abdicación pudiera llegar en 2018, coincidiendo con el año 30 de la actual era, las fuentes reconocieron que no habría tiempo suficiente para preparar dicha legislación antes de esa fecha. El Gobierno japonés espera presentar a finales de mes un proyecto de ley que se aplicaría exclusivamente a Akihito, y que evitaría tener que recurrir a una enmienda de la Constitución, proceso demasiado largo y complejo. También está previsto que el comité de expertos establecido por el Ejecutivo para compilar propuestas y gestionar la abdicación del emperador presente un informe en el Parlamento el día 23 de enero. El ministro portavoz del Gobierno japonés, Yoshihide Suga, afirmó el martes en una rueda de prensa que no hay una fecha establecida para la abdicación, como publican los medios, y que el comité de expertos se centra ahora en aliviar la carga de trabajo del emperador.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La milicia islamista filipina de Abu Sayyaf ha amenazado en una grabación con ejecutar al turista alemán Jurgen Kantner, secuestrado el pasado año, si no recibe el pago de un rescate. Sabine Merz, de 59 años, y su marido, Kantner (70), navegaban por aguas de Malasia a comienzos de noviembre cuando fueron abordados por miembros del grupo rebelde. Merz fallecería en el ataque. Su cuerpo fue hallado posteriormente en una embarcación abandonada en la provincia de Sulu, tan solo un día después de que Abu Sayyaf hiciera público el secuestro de su compañero. En la nueva grabación difundida por el grupo armado se observan imágenes datadas el pasado 26 de diciembre. La organización islamista Abu Sayyaf nació en 1991 como una escisión del Frente Moro de Liberación Nacional. Su fundador, Abdurajak Abubakar Janjalani, era un clérigo que luchó en Afganistán, donde (asegura) conoció a Osama Bin Laden y sintió la llamada a una yihad global. Desde su nacimiento, hace ahora un cuarto de siglo, el grupo ha sufrido una notable vuelta de tuerca interna, con numerosas muertes en su liderazgo. Entre las principales obras de su legado de terror se encuentra el atentado con explosivos contra un ferry en la bahía de Manila en febrero de 2004, donde al menos 116 personas perdieron la vida. Ya en julio de 2014, su líder, Isnilon Totoni Hapilon, juraba lealtad a la red del Estado Islámico. Ahora, el grupo armado ha convertido la extorsión en su seña de identidad: A finales del pasado mes de abril, John Ridsdel, un turista canadiense raptado siete meses antes por los radicales junto con los tres rehenes actuales, era ejecutado tras expirar el plazo de sus captores, que exigían 20 millones de euros por su entrega. Posteriormente, los terroristas emitirían un ultimátum sobre la suerte de tres de los rehenes capturados junto con Ridsdel -el canadiense Robert Hall, el noruego Kjartan Sekkingstad y la filipina Marites Flor. El primero de ellos sería decapitado tras expirar el chantaje islamista, mientras que Sekkingstad y Flor acabarían siendo liberados.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Richard Steele, el «James Bond» que espió a Donald Trump
El autor del informe que señala que agentes rusos tendrían información comprometedora sobre el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, Christopher Steele, es un exagente del servicio de Inteligencia exterior británico MI6, según informaron personas familiarizadas con su carrera. Exfuncionarios de los servicios británicos de Inteligencia dijeron que Steele, de 52 años, pasó años bajo una fachada diplomática trabajando para el MI6 en Rusia y en París y en el Ministerio de Asuntos Exteriores en Londres. Después de haber dejado el servicio de espionaje, Steele suministró a la Oficina Federal de Investigación (FBI) información sobre la corrupción en la FIFA, el organismo rector del fútbol internacional. Su trabajo sobre la corrupción en el fútbol internacional fue lo que brindó crédito a sus informes sobre los vínculos de Trump con Rusia, según contaron este miércoles funcionarios estadounidenses. Correos electrónicos a los que Reuters tuvo acceso indican que, en el verano de 2010, miembros de un equipo del FBI en Nueva York asignado para investigar el "Crimen Organizado en Eurasia" se reunieron con Steele en Londres para discutir las acusaciones de posible corrupción en la FIFA, con sede en Suiza, que también organiza el Mundial de fútbol. Personas familiarizadas con las actividades de Steele dijeron que su compañía británica, Orbis Business Intelligence, fue contratada por la Football Association, el órgano de gobierno del fútbol de Reino Unido, para investigar a la FIFA. En ese momento, la Football Association tenía la esperanza de ser el anfitrión de las Copas del Mundo en 2018 o 2022. En medio de una serie de acusaciones de corrupción, el Mundial 2018 fue otorgado a Moscú y Qatar fue elegida como sede del Mundial 2022. El grupo del FBI cuyos miembros se reunieron con Steele abrió posteriormente una investigación sobre la presunta corrupción del fútbol que llevó a decenas de acusaciones en Estados Unidos. Funcionarios de la FIFA, incluyendo su presidente, Joseph Blatter, se vieron obligados a renunciar. Vínculos con el Kremlin "The Daily Telegraph" dijo que Steele preparó el documento que afirma que el Kremlin se relacionó con la campaña electoral de Trump y que los servicios secretos rusos tienen material sensible sobre el presidente electo que podría ser utilizado en su contra. Según pudo saber ese periódico británico, Steele abandonó su casa en Surrey, sur de Londres, al darse cuenta de que su nombre iba a aparecer en los medios y ahora teme por su seguridad. El antiguo agente de los servicios secretos británicos dejó ayer a su gato con un vecino, al que le dijo que estaría fuera "unos días", dijo el "Telegraph". El trabajo de Steele fue financiado primero, según el diario, por los republicanos contrarios a Trump y después por los demócratas, durante la campaña para las elecciones estadounidenses de 2016. Trump, que asumirá el cargo el próximo 20 de enero, calificó las acusaciones de falsas. Durante varios meses, Steele contó a periodistas sobre lo que sabía de Trump de sus fuentes en Rusia, después de ser contratado por una compañía de Washington para recabar información sobre los vínculos del presidente electo con Moscú. El dossier, de 35 folios, contiene varios informes elaborados durante seis meses, al que periodistas en EE.UU. tuvieron acceso, aunque se le dio crédito cuando las cadenas de ese país informaron de que Trump y el presidente estadounidense, Barack Obama, recibieron del FBI un resumen de su contenido, indicó el periódico británico.