Infortelecom

Noticias de asia

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Organizaciones pro derechos humanos han criticado la decisión, este miércoles, del Tribunal Federal Federal de Malasia de rechazar el recurso del líder opositor Anwar Ibrahim planteado a su condena en 2014 de cinco años por sodomía. «La decisión de la Corte Federal que mantiene la condena de Anwar Ibrahim es una verdadera tragedia para la justicia en Malasia», asevera Phil Robertson, subdirector para Asia de Human Rights Watch. En 2008, Anwar fue acusado de mantener relaciones sexuales con uno de sus ayudantes. A pesar de ser absuelto en 2012, el Tribunal de Apelaciones volvería a condenarlo dos años después. «Se trataba de un caso de motivación política desde el primer día, que incluía acusaciones fabricadas, consideradas en juicios que estaban plagados de problemas fundamentales en procedimientos y pruebas, por un llamado ?crimen? heredado del colonialismo británico que debería haber sido revocado hace mucho tiempo», destacaba el responsable de HRW. Sin embargo, este miércoles, la corte federal, compuesta por cinco miembros, decidió de forma unánime no revisar el caso de Anwar, su último recurso legal. Exviceprimer ministro y antiguo titular de la cartera de Finanzas, Anwar estaba considerado una de las principales amenazas de la oficialista Organización Nacional para la Unidad Malaya (UMNO). Sin embargo, tras el varapalo legal, el político no podrá concurrir a las elecciones presidenciales de 2018 (la justicia de Malasia impide participar en actividades políticas a cualquier condenado hasta cinco años después del fin de su pena). Campaña contra activistas A finales de noviembre, Zulkiflee Anwar Ulhaque, conocido caricaturista malasio de 54 años, era liberado bajo fianza, tras su arresto el sábado durante un festival literario acusado de sedición. Bajo la ley de sedición de Malasia, que se remonta a la época colonial de 1948 y en la actualidad es utilizada para silenciar a voces críticas, Ulhaque se enfrenta a hasta 43 años de prisión por nueve cargos. Su causa se iniciaba en febrero de este año tras la publicación en internet de nueve viñetas sobre el escándalo de corrupción que envuelve al primer ministro, Najib Abdul Razak, y, precisamente, el juicio por sodomía conta Anwar. Razak se enfrenta a las presuntas acusaciones de haber recibido cerca de 636 millones de euros de 1MDB, un fondo de inversión estatal
01-01-1970 | Fuente: abc.es
India entra en América Latina, pero no salvará a Venezuela
Después del potente desembarco de China en el continente americano durante la última década, India puede ser la «próxima gran cosa» para Latinoamérica, según auguran algunos expertos. Pero la penetración india, todavía lejos de la china pero creciente, no está suponiendo la ayuda financiera que podían esperar los gobiernos de la izquierda bolivariana, necesitados de un nuevo gran inversor o prestamista ahora que Pekín parece haberse cansado de aportar créditos. China se negó este año a otorgar un nuevo crédito a Venezuela, país al que desde 2007 ya ha entregado más de 50.000 millones de dólares a cambio de petróleo a futuro. En junio, Pekín aceptó relajar algunas condiciones que rigen esa deuda, pero rechazó la petición de un nuevo crédito realizada por Nicolás Maduro, cuyo país vive un colapso económico y humanitario. En total, en los últimos diez años China ha concedido a Venezuela, Ecuador y otros países latinoamericanos unos 120.000 millones de dólares en créditos, más que el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) juntos. India, en cambio, se está mostrando más remisa a operaciones de financiación de ese tipo. «India no tiene bolsillos tan grandes como los chinos y es más intransigente en el resultado», advierte Deepak Bhojwani, fundador de la consultora Latindia, en «Latin America and the Asian Giants», un estudio publicado por Brookings Institution. Además, a diferencia del modelo de penetración china, realizada de un modo centralizado, mediante corporaciones y empresas estatales, las relaciones de India con los países americanos se mantienen básicamente desde empresas privadas. India, la «próxima gran cosa» El BID ha presentado el comercio con India como la «próxima gran cosa» que podría ocurrirle a Latinoamérica, especialmente ahora que la región sufre la bajada de precios de las materias primas, algo que este año provocará un descenso de 50.000 millones de dólares en el valor de las exportaciones totales latinoamericanas. Si en 2000 las relaciones comerciales entre India y América Latina eran de apenas 1.760 millones dólares, en 2015 alcanzaron los 44.000 millones. Aunque esta cifra queda pequeña comparada con el comercio que China mantiene con la región, que es diez veces mayor, lo cierto es que está creciendo a un ritmo del 25 por ciento anual. De hecho, India ya ha sobrepasado a China como principal comprador del petróleo latinoamericano (de las ventas de crudo que la región hace a Asia, el 50 por ciento son para India y el 45 por ciento para China) Exportaciones e importaciones de India en su relación comercial con LatinoaméricaAsí, la mitad del volumen comercial de 44.000 millones de dólares corresponde a importaciones indias de petróleo. En su mayoría se trata de crudo de Venezuela. En 2014, India importó 21,5 millones de toneladas desde ese país, frente a los 5,2 millones que adquirió a Colombia, los 5 millones que compró a Brasil, y los 4,3 millones de México. Esto hace que de los 30.000 millones de exportaciones latinoamericanas a India, la mitad correspondan a Venezuela. En cuanto a importaciones desde el subcontinente asiático, que totalizaron 14.000 millones de dólares en 2015, el protagonismo es de Brasil y México (el principal comprador de automóviles indios en Latinoamérica). Inversiones más sofisticadas Aunque el comercio con India sigue el modelo de materias primas por manufacturas sostenido por China, tan criticado desde muchos sectores porque no alienta el desarrollo industrial latinoamericano, «India puede tener más que ofrecer, dada la participación de los servicios en sus exportaciones y unas inversiones más sofisticadas, dirigidas por el sector privado», afirma Guadalupe Paz, codirectora del Programa de Estudios Latinoamericanos de Johns Hopkins-SAIS, en la introducción al mencionado informe. En el este del Caribe vive más de un millón de personas de raza india, descendientes de emigrantes del siglo XIX Un ejemplo de esas posibilidades es que, a diferencia de muchas empresas chinas que operan en la región con mano de obra llevada desde China, las empresas puestas en marcha con capital indio contratan a personal del país incluso para puestos directivos. Eso ha hecho que entre las poblaciones locales no se haya generado ninguna animadversión hacia las iniciativas indias. Residentes de origen indio, por otra parte, están concentrados en el este del Caribe. En el siglo XIX el Reino Unido llevó allí a súbditos de su imperio colonial en la India para trabajar en las plantaciones caribeña, que también se ocuparon en posesiones de Francia y Holanda. De esta forma, hoy hay algo más de un millón de personas de raza india en Guyana, Surinam, Trinidad y Tobago y Jamaica; en contraste, solo hay censadas 23.000 en Centroamérica y Suramérica.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Parlamento Europeo pide a los líderes de la UE que no se crucen de brazos en Siria
Todos los grupos políticos europeos reclamaron ayer a los jefes de gobierno de la UE, que se reúnen hoy en Bruselas, que pongan fin al drama humano que se vive en la ciudad siria de Alepo. La única discrepancia en el debate que se celebró en la sesión plenaria de la Eurocámara fue entre los que defienden y quienes condenan la actitud de Rusia en la guerra civil siria, esencialmente por su apoyo al régimen de Bashar al Assad. Pero el mensaje general fue que Europa no puede seguir impasible ante lo que está sucediendo. El tono de los discursos no eludió la crítica a la gestión que ha hecho hasta ahora Occidente de este conflicto. El líder del Partido Popular Europeo, Manfred Weber, aseguró que la comunidad internacional «ha fallado a Siria» en este momento tan terrible. Sin embargo, en cuanto al papel de Rusia, el portavoz popular insistió en que Vladímir Putin «tiene las manos manchadas de sangre», mientras que su colega liberal, el belga Guy Verhofstadt, dijo que es «demasiado cínico» acusar solo a Rusia de ser responsable de una situación en la que los errores de los europeos han tenido también graves consecuencias. La víspera se habían dirigido a la Eurocámara las dos mujeres galardonadas este año con el premio Sajarov a la libertad de conciencia, Nadia Murad y Lamiya Aji Bachar, yazidíes iraquíes convertidas en esclavas sexuales por Daesh. Ambas reclamaron que los autores de estas atrocidades sean castigados por un tribunal internacional. Ayer esa petición fue recogida por el grupo socialista, cuyo líder Gianni Pittella dijo que los líderes europeos están obligados a dar «respuestas adecuadas» en la cumbre de hoy. El propio presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, pidió a los gobiernos nacionales que empiecen a «dinamizar la industria de la defensa común» europea, porque «la seguridad depende de la credibilidad, y la credibilidad depende de no ser solo una potencia blanda, dulce». La UE prepara en la actualidad el lanzamiento de una propuesta de cooperación reforzada para que los países que lo deseen puedan empezar a integrar sus políticas militares.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Cartas desde Alepo
16/12/2016 Alepo quiere vivir El momento que más me gusta cubrir en una guerra es el momento del alto el fuego. Son instantes mágicos en los que se pasa del negro al blanco, sin matices. De la muerte a la esperanza de vida. Con 24 horas de retraso según lo pactado y tras un día y una noche de terribles bombardeos, el silencio se hizo en el cielo de Alepo y ya está en marcha la evacuación de civiles y combatientes de los barrios del este de la capital. A un lado claman victoria, en el otro hay silencio y reproches a Occidente, el Golfo y Turquía por el abandono sufrido en el campo de batalla. En medio de supuestos vencedores y vencidos, a miles de kilómetros de los despachos de Moscú, Teherán, Riad, Ankara o Washington, donde se toman las grandes decisiones de la guerra siria, miles de alepinos quieren vivir. Regresar a sus casas, ponerse manos a la obra en la reconstrucción, llevar a sus hijos a la escuela, casarse, salir a pasear los viernes por los parques, ir a un restaurante? recuperar la vida que la guerra les ha robado en los últimos cuatro años en los que la ciudad ha estado partida en dos y que ha sembrado de muerte y destrucción sus calles. El primer paso para la vuelta de la vida es que las armas callen y en Alepo, después de mucho tiempo, callaron durante la primera jornada de evacuación. Ojalá callen para siempre. Inshalá (Si Dios quiere) 15/12/2016 El lenguaje de la batalla Acaba de caer un proyectil de mortero a pocos metros de la entrada del hotel. Soy el único que se encoge de hombros, y miro a todos lados para saber dónde ha caído. Los alepinos que me rodean ni se inmutan, siguen a lo suyo. Una segunda granada impacta algo más lejos poco después; esta vez no me muevo. Después de cuatro años de guerra los ciudadanos se han acostumbrado a los distintos sonidos de la batalla. Aunque el idioma de la guerra es internacional, se habla de diferente manera en Irak, Afganistán, el Líbano, Libia, Gaza o Siria, algunos de los conflictos que he tenido el privilegio de cubrir. Los "reporteros de guerra" vamos de un país a otro y, en general, somos capaces de interpretar ese lenguaje macabro de bombardeos, tiroteos, puestos de control y demás malas hierbas, pero no hay dos conflictos iguales y cada vez que cambias tienes que adaptarte. El mes pasado estuve en la ofensiva de Mosul, ahora en Alepo. Registros diferentes: el primero, una operación en zonas rurales hacia la capital yihadista; el segundo es puro combate urbano. Alepo impone, uno se empequeñece cuando recorre los barrios orientales convertidos en pasaje del horror por efecto de los bombardeos. Esqueletos y más esqueletos de edificios en los que hasta hace nada había vida. Luego, cruzas al lado gubernamental y todo parece normal en comparación con lo que dejas detrás, pero la gente también sufre su dosis de guerra en forma de lluvia de cohetes y granadas, falta de electricidad y agua? Hay para todos y para tiempo porque cuando callen las armas será hora de curar las heridas abiertas por la guerra. Cuanto antes callen, antes se sanarán. 14/12/2016 Acaba la batalla, sigue la guerra Alepo es una ciudad rota, partida en dos tras sufrir en sus calles toda la intensidad del conflicto de Siria durante los últimos cuatro años. El anuncio del acuerdo entre los opositores y Rusia para la salida de civiles y combatientes significa que el Gobierno del presidente Bashar al Assad retoma el control de toda la ciudad, pero la herida es demasiado profunda. Es momento para la cautela, pero en las primeras horas tras hacerse público el acuerdo se silenciaron las armas. Después de una jornada de duros combates, como las últimas cuatro semanas, y que discurrió bajo las explosiones constantes de la artillería, solo el ronroneo de los grupos electrógenos rompía la noche en Alepo después de que rusos, turcos y sirios, del Gobierno y la oposición, anunciaran el pacto. Es el momento único que separa la muerte de la vida, ese instante en el que la población toma aire y cruza los dedos para que esta vez sea la definitiva y la guerra se aleje de las calles. En Alepo, como en el resto del país, se han cruzado todas las líneas rojas, y los civiles son las grandes víctimas. Con el alto el fuego, tras invertir mucho tiempo y dinero, las zonas arrasadas por los combates podrán volver a ser habitables algún día. Lo que será más complicado es volver a tejer la confianza entre las etnias y sectas que durante siglos convivieron en este lugar histórico. En Alepo, las potencias mundiales y regionales han dirimido sus diferencias a bombazos y han reventado esta convivencia. Acaba la batalla, pero la guerra sigue.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Estados Unidos ha anunciado el aplazamiento de un paquete de ayuda económica a Filipinas ante las dudas sobre la guerra anti-droga emprendida por el presidente, Rodrigo Duterte. El miércoles, la Millennium Challenge Corporation, agencia bilateral establecida por el Congreso estadounidense en 2004, reconocía haber pospuesto la votación para renovar un programa de ayudas en el país asiático, finalizado en mayo y de presupuesto 434 millones de dólares La Embajada de los EE.UU. en Filipinas, en palabras de una portavoz, Molly Koscina, aseguró que la decisión reflejaba «preocupaciones significativas sobre el estado de derecho y las libertades civiles en Filipinas». Desde su investidura el pasado 30 de junio, Duterte ha protagonizado numerosos desencuentros con Washington. El más sonoro de ellos tenía lugar durante la jornada previa a la cumbre en Laos de la ASEAN, una asociación de diez de las principales potencias del Sudeste Asiático. Entonces Duterte calificaba a su homólogo estadounidense, Barack Obama, quien también acudía al encuentro, de «hijo de puta» (sic). De igual modo, el pasado mes de octubre, Duterte volvía a tensar la cuerda de las relaciones durante las maniobras militares conjuntas entre Filipinas y EE.UU., realizadas anualmente y que tienen su origen en el Tratado de Defensa Mutua de 1951. «El primero en golpear ha sido el Departamento de Estado, así que puedes irte al infierno, (Barack) Obama», aseguró Duterte en referencia a las críticas recibidas por su polémica guerra contra el narcotráfico. De igual modo, añadió que la Unión Europea se puede ir al purgatorio. «El infierno está lleno», justificó. Ya en noviembre, Duterte volvía a descargar sus iras contra Gobierno de Estados Unidos, tras anunciar la suspensión de la venta prevista de 26.000 fusiles de asalto para su país. Entonces, el Departamento de Estado norteamericano confirmaba la marcha atrás en la operación, tras el rechazo público del senador Ben Cardin a la misma (Cardin es el principal miembro del partido demócrata en la comisión de relaciones exteriores del Senado). «Fíjense en estos monos, las 26.000 armas que queremos comprar no nos las quieren vender», aseguró Duterte, quien sugirió su disposición a adquirir los fusiles de China o Rusia. Meses antes, el mandatario exhibía su intención de visitar estos países con el objetivo de abrir nuevas alianzas comerciales. De forma paralela, el mandatario aseguró entonces que su relación con Estados Unidos se encontraba cercana a un punto «de no retorno».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Pekín militariza las islas disputadas del Mar del Sur de China
Mientras la disputa de varios archipiélagos del Mar del Sur de China sigue envenenando las relaciones entre los países de Asia, el autoritario régimen de Pekín continúa blindando las islas y arrecifes que ya controla. Según informa la agencia Reuters, así lo demuestran las imágenes por satélite tomadas por un «think tank» estadounidense, el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, que desde el verano viene detectando la construcción de fortificaciones defensivas en arrecifes de las Islas Spratly, donde Pekín también ha asfaltado pistas de aterrizaje militares. En concreto, dichas imágenes muestran lo que parecen ser baterías antiaéreas y sistemas defensivos contra misiles en los arrecifes de Hughes y Gaven, así como torres de radar camufladas en el de Fiery Cross. A tenor del informe elaborado por este centro, dichas instalaciones servirían como apoyo a una línea defensiva que completaría el futuro despliegue de lanzaderas HQ-9 de misiles tierra-aire como las ya instaladas en las islas de Woody y Paracelso, que se ubican más al norte en el Mar del Sur de China y en teoría pueden alcanzar cualquier avión que vuele en un rango de 200 kilómetros. «Entre otras cosas, serían la última línea de defensa contra misiles de crucero lanzados por Estados Unidos u otros contra sus pronto operativas bases aéreas», advierte el departamento responsable del hallazgo, denominado Iniciativa para la Transparencia Marítima de Asia. Aunque Pekín asegura que su colonización del Mar del Sur de China tiene fines civiles, ve perfectamente «legítimo y normal» su protección militar. «Las Islas de Nansha (nombre en mandarín para referirse a las Spratly) son un territorio inherente de China», justificó este jueves el portavoz del Ministerio de Exteriores, Geng Shuang. «Si la construcción de instalaciones normales y el despliegue defensivo de nuestras propias islas es considerado militarización, ¿entonces qué es la navegación de flotas en el Mar del Sur de China?», se preguntó en clara alusión a las recientes operaciones de barcos estadounidenses en la zona, en teoría con la misión de garantizar el libre transporte de mercancías por estas aguas densamente transitadas del comercio internacional. Alarmar a los vecinos Además de alarmar a países vecinos como Filipinas y Vietnam, que también reclaman partes del Mar del Sur de China, este blindaje de arrecifes avivará la tensión con Estados Unidos, donde su presidente electo, Donald Trump, no está dudando en enfrentarse abiertamente a Pekín incluso antes de tomar posesión de su cargo el próximo 20 de enero. Los expertos creen que, con dichas instalaciones defensivas, el régimen chino pretende proteger el inminente vuelo por estas disputadas aguas de sus cazas de combate, que seguramente aterrizarán en las pistas ya construidas en otras islas mayores de la zona. Aunque el Tribunal de Arbitraje de La Haya rechazó este año su reclamación sobre el Mar del Sur de China, Pekín insiste en su soberanía sobre estas aguas de vital importancia geoestratégica. Recrudecidas durante la última década, las disputas territoriales en el Mar del Sur de China se han convertido en un foco de tensión constante en Asia. La aspiración de Pekín de controlar prácticamente la totalidad de sus tres millones de kilómetros cuadrados le enfrenta, además de con Filipinas y Vietnam, con Malasia, Taiwán y Brunéi. El interés de todos estos países por dichas aguas no se basa solo en sus supuestos bancos de pesca y yacimientos de petróleo y gas, sino también en su importancia geoestratégica para el transporte marítimo. Cada año, se calcula que por el Mar del Sur pasan unos cinco billones de dólares del comercio mundial, ya que es el lugar de tránsito para todas las mercancías trasladadas por barco en la zona más dinámica del planeta.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Alepo, la ciudad de los vagabundos
Un ejército de hombres, mujeres y niños deambula entre los edificios machacados por la guerra en el barrio de Ashaar, en la zona oriental de Alepo. Buscan un techo, cualquier lugar en el que poder cobijarse. No tienen dinero para comer y mucho menos para transporte, así que caminan y caminan con sus pocas pertenencias encima por las avenidas fantasma de esta parte de la ciudad y preguntan en los puestos de control a los militares si saben de algún edificio que no esté demasiado dañado para poder meterse en él. Arrastran a los niños como pueden. Están helados de frío. «Buscamos cualquier casa, la nuestra ya no existe. Llevamos quince días así, a la intemperie. No podemos más», confiesa Mustafa Najjar, acompañado de su mujer y cuatro hijos. Los combates les obligaron a salir de su casa en el barrio conocido como el de las ?1070 viviendas? y «lo hemos perdido todo», lamenta este empleado del ayuntamiento de Alepo. En el puesto de control más cercano piden precaución a Mustafa y su familia porque en los bajos de uno de los edificios han encontrado un almacén en el que los grupos armados fabricaban los «cañones de infierno», los proyectiles que lanzaban contra la zona gubernamental. Hay decenas de bombonas de gas convertidas en este artefacto mortal que aterrorizaba a los vecinos del otro lado de la ciudad. Mustafa y los suyos pasan de largo para probar fortuna en otro lugar. Amina y su hija se encuentran en la misma situación. Ellas han vagado durante tres años por diferentes barrios de la ciudad y del cinturón rural de Alepo y ahora buscan desesperadamente un techo, «no nos importa dónde, pero no podemos seguir de un lado a otro, necesitamos un lugar donde vivir», dice entre lágrimas de impotencia. Increíble pensar en que alguien pueda vivir en unos edificios que son auténticas ruinas, «pero cualquier cosa es mejor que los campos para desplazados, eso es la muerte en vida, no se puede aguantar un solo día», lamenta Amina. Saqueo total Unos buscan cualquier casa, otros acuden a ver cómo han quedado sus propiedades tras los combates. Mohamed Mohandis vuelve después de cuatro años. Es funcionario y tuvo que escapar cuando Ashaar pasó a manos opositoras. Se emociona al ver el quinto piso en el que invirtió los ahorros de su vida y donde nacieron sus hijos. El edificio sigue en pie. Le acompañamos en este momento con el que soñaba desde que cerró la puerta de su domicilio. Subimos las escaleras y uno tras otro, todos los pisos están saqueados. No es necesaria la llave, ya no hay puerta. En el interior todos sus muebles, ropas y demás están rotos, tirados y hay excrementos por las esquinas. «Era lo que esperaba, pero lo limpiaré y repararé lo que sea necesario. Esta es mi casa y vamos a vivir de nuevo aquí, ahora libres de grupos armados y protegidos por el Ejército», señala cabizbajo, apoyado en el dintel de la entrada. Su mujer e hija vienen por detrás y les avisa, a gritos, del espectáculo que les espera. Mohamed no es el único vecino de esta calle que regresar por primera vez. Mahmud Kreikh también lo hace y el resultado es idéntico. Su casa está en pie, pero no le han dejado nada después del saqueo. «Ojalá los europeos fuerais como Rusia. Queremos paz de una vez, que se vayan para siempre los hombres armados y regrese el orden», pide al saber que habla con un periodista europeo. Salam Ambaruh se acerca a seguir la conversación y también quiere contar su historia, la de «un sirio que trabajó toda su vida para tener un hogar y ahora lo encuentra reventado. El problema es que con la guerra ya no hay trabajo y no tenemos dinero ni para comer, ¿cómo vamos a invertir en reconstrucción?», se pregunta desesperado antes de regresar a la mezquita en la que vive desde hace cuatro años. El tiempo se paró en Alepo en el verano de 2012 y ya no hay vuelta atrás. El presente es durísimo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
EE.UU. aplaza un paquete de ayuda económica a Filipinas por su lucha antidrogas
Estados Unidos ha anunciado el aplazamiento de un paquete de ayuda económica a Filipinas ante las dudas que genera la guerra antidroga emprendida por el presidente, Rodrigo Duterte. Este miércoles, la Millennium Challenge Corporation, agencia bilateral establecida por el Congreso estadounidense en 2004, reconocía haber pospuesto la votación para renovar un programa de ayudas en el país asiático, finalizado en mayo y de un presupuesto de 434 millones de dólares. La Embajada de los EE.UU. en Filipinas aseguró que la decisión reflejaba «preocupaciones significativas sobre el Estado de Derecho y las libertades civiles en Filipinas», explicó una portavoz, Molly Koscina. Desde su investidura el pasado 30 de junio, Duterte ha protagonizado numerosos desencuentros con Washington. El más sonoro de ellos tenía lugar durante la jornada previa a la cumbre en Laos de la Asean, una asociación de diez de las principales potencias del Sudeste Asiático. Entonces Rodrigo Duterte calificó a su homólogo estadounidense, Barack Obama, quien también acudía al encuentro, de «hijo de puta» (sic). «El primero en golpear ha sido el Departamento de Estado, así que puedes irte al infierno, (Barack) Obama» El pasado octubre, Duterte volvía a tensar la cuerda de las relaciones durante las maniobras militares conjuntas entre Filipinas y EE.UU., realizadas anualmente y que tienen su origen en el Tratado de Defensa Mutua de 1951. «El primero en golpear ha sido el Departamento de Estado, así que puedes irte al infierno, (Barack) Obama», aseguró Duterte en referencia a las críticas recibidas por su polémica guerra contra el narcotráfico. De igual modo, añadió que la Unión Europea se puede ir al purgatorio. «El infierno está lleno», justificó. En noviembre, Duterte volvía a descargar sus iras contra Gobierno de Estados Unidos, tras anunciar la suspensión de la venta prevista de 26.000 fusiles de asalto para su país. Entonces, el Departamento de Estado norteamericano confirmaba la marcha atrás en la operación, tras el rechazo público del senador Ben Cardin a la misma. Cardin es el principal miembro del partido demócrata en la comisión de relaciones exteriores del Senado. Comprar a Rusia o China «Fíjense en estos monos, las 26.000 armas que queremos comprar no nos las quieren vender», aseguró Duterte, quien sugirió su disposición a adquirir los fusiles de China o Rusia. Meses antes, el mandatario exhibía su intención de visitar estos países con el objetivo de abrir nuevas alianzas comerciales. De forma paralela, el mandatario aseguró entonces que su relación con Estados Unidos se encontraba cercana a un punto «de no retorno».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Ralph Clarke, un excamionero de 101 años, ha sido condenado por un jurado de Birmingham, en el centro de Inglaterra, por abusos sexuales contra niños. Es el hombre de más edad declarado culpable de pedofilia en la historia de la justicia inglesa y seguramente será también el pederasta de más edad que ha respondido ante los tribunales en todo el mundo. La policía que llevó el caso ha lamentado su falta absoluta de remordimiento. «Son cosas que pasan», dijo hablando de un niño del que abusó entre 1974 y 1983. Clarke, que en su juventud sirvió en la fuerza aérea británica, la RAF, ha sido declarado culpable de 21 casos de pedofilia contra dos hermanas, de las que abusó desde los tres a los trece años. Las mujeres, hoy en su cuarentena, decidieron acudir a comisaría el pasado agosto, tras ver en el Facebook de Clarke las imágenes de la celebración que festejaba sus cien años. Durante la lectura del veredicto permaneció impasible. Se declaró inocente de los ataques contra las niñas, aunque sí reconoció abusos contra un niño, por los que aún no ha sido juzgado. Antes, durante los interrogatorios policiales, había manifestado que es «inmune a los sentimiento»?. La pena que se le aplicará se conocerá el próximo lunes y se debate ya si debe cumplir pena de cárcel con tal edad. El juez, Richard Bond, reconoce que tendrá que «pensar cuidadosamente la sentencia», pero añade que «el público se horrorizaría si no fuese a prisión». En estos momentos permanece bajo custodia y se cree que finalmente irá a la cárcel, donde probablemente moriría, dada su avanzada edad. Falta de remordimientos La detective que llevó el caso, Emma Fennon, de la policía de West Midlands, está especializada en los casos históricos de pederastia. En una entrevista en la BBC ha asegurado que jamás vivió algo que la haya afectado tanto. «Ha cometido crímenes horribles, pero tiene una falta total de remordimientos. Cuando lo interrogamos hasta diría que disfrutaba hablando de lo que hizo. Es incapaz de decir perdón». La detective defiende que se haya encausado a un centenario: «El día en que consideremos que juzgar a alguien que hizo daño a niños no es de interés público, ese día será mejor que cerremos y nos vayamos a casa. Nunca es demasiado tarde para la justicia». Clarke abusó de las hermanas en la cabina de su camión, llevándolas a su casa de Erdington, un suburbio de Birmingham, y en su jardín. La policía cree que a raíz de la notoriedad que ha cobrado el caso emergerán nuevos denunciantes. Durante la vista, el acusado dispuso de un auxiliar del juzgado a su lado por sus problemas auditivos. Las sesiones fueron acortadas debido a su avanzada edad. El fiscal afirma que está perfectamente lúcido y que goza de «una excelente memoria».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El inmovilismo de Cuba empuja a Trump a revertir el proceso
Hace hoy dos años, Barack Obama y Raúl Castro sorprendían al mundo con el anuncio de una apuesta común por restablecer las relaciones diplomáticas entre EE.UU. y Cuba. Después de cinco décadas de fractura total, el acercamiento entre ambos países fue acogido de diferentes formas en EE.UU.: para unos era una anomalía diplomática que no beneficiaba a nadie y que había durado demasiado tiempo; para otros era una concesión a una dictadura castrista que no ha cedido un milímetro en materia de libertades y derechos humanos. Desde entonces, el único cambio real que se ha notado en Cuba es el aumento de visitantes desde EE.UU., que se ha disparado un 75%, y el empujón que por ello ha recibido el sector turístico. Aunque los viajes de turismo a Cuba aún están prohibidos por EE.UU., las autoridades de hecho no ponen trabas, hay diez aerolíneas que vuelan desde EE.UU. a territorio cubano y tres cruceros que atracan en La Habana. Pero el Gobierno cubano apenas ha cambiado nada. La idea central de Obama es que la apertura permitiría una apertura progresiva de los cubanos «desde dentro». Pero la persecución política y la falta de libertades son igual de acuciantes que hace dos años, y las reformas económicas que había empezado a aplicar Raúl Castro -la posibilidad de empezar pequeños negocios, por ejemplo-, están paralizadas. Ahora, Cuba mira a Donald Trump. El presidente electo cambió su discurso sobre Cuba en campaña. Pasó de decir que le parecía bien la apertura ?aunque él conseguiría «un mejor acuerdo»? a amenazar con revertir lo conseguido por Obama. Lo que hará es una incógnita, pero el inmovilismo de La Habana le anima a lo segundo.