Infortelecom

Noticias de asia oriental

23-07-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. dispara la tensión con China con el cierre de su consulado en Houston
Los bomberos de Houston acudieron el martes por la noche al consulado de China en Houston ante avisos de que salía una columna de humo del complejo diplomático en la mayor ciudad del estado de Texas. Fue un incendio provocado. Imágenes grabadas por vecinos captaron a empleados del consulado quemando pilas de documentos en bidones en un patio interior del edificio. Pocas horas antes, el Departamento de Estado había decretado el cierre del consulado en un plazo de 72 horas, que se cumple mañana a las cuatro de la tarde. El fuego que brotaba de los bidones retrataba el estado de las relaciones diplomáticas entre EE.UU. y China, en una espiral de tensión que tiene en el cierre de la misión diplomática uno de sus episodios más graves. El Departamento de Estado justificó la decisión en que China «se ha dedicado durante años a un espionaje ilegal y a operaciones de influencia a gran escala» y que esas actividades «han crecido significativamente en tamaño y alcance en los últimos años». Una portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, explicó que la medida se tomó «para proteger la propiedad intelectual y la información privada estadounidense». «EE.UU. no tolerará las violaciones a nuestra soberanía y las intimidaciones a nuestro pueblo, al igual que no hemos tolerado sus prácticas comerciales injustas, el robo de empleos estadounidenses y otros comportamientos reprobable», añadió la portavoz, que no dio detalles sobre las actividades específicas en Houston que han movido al cierre del consulado. David Stilwell, un alto cargo del Departamento de Estado dedicado a la región Asia Oriental y Pacífico, aseguró a «The New York Times» que el Ejército chino ha enviado estudiantes a universidades estadounidenses, de forma tanto abierta como cerrada, para conseguir ventajas en su progresión como potencia mundial. «Tomamos una decisión práctica para prevenir que lo hagan», dijo Stilwell. «En el epicentro de esas actividades está el consulado de Houston», añadió sobre la misión diplomática que tiene «un historial en implicarse en comportamiento subversivo». La orden de cierre del consulado coincidió con una visita del secretario de Estado, Mike Pompeo, a Europa, donde busca reunir apoyos en la presión internacional contra China. «No vamos a permitir que esto continúe», dijo sobre las operaciones de espionaje y robo de propiedad intelectual de las que acusa a China. «Estamos creando expectativas claras de cómo debe actuar el Partido Comunista de China y, cuando no lo hagan, vamos a tomar decisiones». Pompeo tiene previsto mantener hoy el tono combativo con un discurso sobre las relaciones entre China y EE.UU. en la Biblioteca Presidencial Nixon, en California. Frentes abiertos El cierre de una misión diplomática es un paso grave e infrecuente. Es la primera vez que ocurre entre los dos países desde el restablecimiento de relaciones diplomáticas el 1 de enero de 1979. Entonces, el consulado de Houston fue el primero que China abrió en el país. Hasta ahora daba servicios consulares -sobre todo, la tramitación de visados para personas que viajan a China y asistencia a ciudadanos chinos- a ocho estados del Sur de EE.UU. y a Puerto Rico. La medida estadounidense se produce un día después de la acusación del Departamento de Justicia a dos «hackers» chinos de robo de propiedad intelectual, entre otras, a compañías y laboratorios de EE.UU. que trabajan en la vacuna, tratamiento y test contra el Covid-19. Y, sobre todo, dentro de una campaña de presión a China con el telón de fondo de la reelección de Donald Trump en noviembre. En los últimos meses, el presidente de EE.UU. ha azuzado la guerra comercial con su rival económico, ha determinado que las aspiraciones territoriales de China en el Mar del Sur son ilegales, ha acusado al régimen comunista chino de ocultar los brotes de Covid-19 en su territorio y facilitar su expansión global y ha ampliado, de forma casi diaria, las sanciones contra individuos y empresas de China. Los frentes abiertos con China ocupan buena parte de la agenda internacional de su Administración: los abusos en el despliegue de tecnología 5G en todo el mundo, la deriva autoritaria en Hong Kong, las violaciones de derechos humanos frente a las minorías musulmanas en Xinjiang y, ahora, una previsible guerra de cierre de misiones diplomáticas.
04-06-2020 | Fuente: abc.es
Conservadores alemanes proponen una «OTAN de la salud»
La crisis sanitaria nos ha servido para reflexionar acerca de cómo nos organizamos y salimos adelante en condiciones sanitarias límites, sobre las capacidades de nuestra sociedad, su resistencia y sus limitaciones. Y entre los conservadores alemanes ha surgido la inquietud de canalizar toda esa reflexión, de manera que la pandemia nos sirva de plataforma para repensar un Estado acorde con las necesidades del siglo XXI. Un grupo de 30 diputados de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y 34 expertos en diversas áreas públicas afines al partido, han elaborado una lista de 103 propuestas para una reforma del sistema sanitario, incluso de la política y del Estado. Le han dado forma de libro, titulado «Nuevo Estado» y fue presentado ayer en Berlín. «El Estado se ha vuelto disruptivo consigo mismo», trata de explicar uno de los coautores, Florian Oßner, «antes del coronavirus ya nos preocupábamos por el federalismo, por la efectividad de la administración y por la cooperación internacional. A medida que el mundo cambia a un ritmo muy rápido, el Estado y las estructuras políticas están llegando a sus límites. Los proyectos tardan demasiado o fallan por completo. Estamos atrapados en la trampa de la complejidad y es imprescindible tomar la iniciativa de las reformas necesarias, para que no nos atropellen». «A menudo somos demasiado jerárquicos, demasiado burocráticos y demasiado lentos. Para tener éxito a largo plazo, nuestro Estado debe cambiar más en los próximos 10 años que en los últimos 70 juntos», estima Oßner, que como miembro de la circunscripción de Landshut-Kelheim, ha aportado su experiencia en las áreas de movilidad, planificación de proyectos y gestión de presupuestos. «Debemos hacerlo mejor. La política y la administración deben cambiar», añaden los diputados Nadine Schön y Thomas Heilmann, que subrayan la idea de que miles de millones de dólares no son suficientes para que la economía salga bien de esta crisis. «Será necesario que cambien el Estado, las regulaciones administrativas y las estructuras. El coronavirus no será la última de las amenazas y hemos de poner a punto el Estado para los nuevos retos», dice Schön, que propone las siguientes preguntas: ¿Nuestro sistema de financiación hospitalaria ha demostrado su eficacia en esta situación de emergencia? ¿Cómo nos aseguraremos de tener suficiente material de protección y desinfectantes la próxima vez? ¿Cómo pueden las autoridades de Sanidad, los hospitales y el Instituto Robert Koch trabajar juntos aún mejor? «Básicamente, nuestra respuesta es muy clara: no hay forma de evitar la globalización y la cooperación internacional. Necesitamos soluciones globales, como una mayor cooperación en el marco de la OMS, los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas o una conferencia internacional de donantes, y quizás también una especie de "OTAN de salud". Esto podría desarrollarse a partir del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades, ya existente. Sus tareas incluyen la recopilación conjunta de datos, el control y la coordinación de las capacidades de laboratorio, la adquisición conjunta y la distribución de equipos de protección. Dicha estructura no reemplazaría a la OMS, que como institución global permanente tiene muchas tareas que realizar más allá de las pandemias, pero crearía capacidades adicionales para situaciones excepcionales», propone Heilmann. «También en Europa, no debemos dejar a nadie solo, ni persona ni Estado. Tenemos que planificar la recolección e investigación conjunta de datos, coordinar las pruebas y la búsqueda de vacunas y métodos de tratamiento, hacerlo juntos, garantizar la producción, adquisición y distribución conjunta de equipos de protección. No nos ayuda que Mecklenburg-Pomerania Occidental acapare las mascarillas que necesitan las enfermeras italianas. Y tenemos que mantener la autonomía básica en caso de crisis, al menos para Europa. Si toda la producción textil se subcontrata a Asia, nuestras empresas no pueden satisfacer la necesidad de mascarillas a corto plazo. Y si el 80% de nuestros medicamentos se producen en China, habrá escasez en una situación de emergencia, por lo que debemos garantizar un suministro que ningún Estado miembro pueda garantizar por sí solo». «Receta del éxito» Partiendo del hecho de que los países de la región de Asia Oriental han dominado la pandemia mejor que los países de Europa, el libro llama a preguntarnos qué estrategias han llevado al éxito y cuál de estos es compatible con los valores del mundo occidental. «Las pasadas epidemias se han producido con mucha más frecuencia en el este de Asia que en Europa, los MERS y SARS, la gripe aviar y porcina se originaron en Asia. Por lo tanto, tanto los ciudadanos como el estado están allí mucho mejor preparados para una pandemia de lo que Europa ha estado hasta ahora. Podemos aprender de tales experiencias». «Para la "receta del éxito" de Corea del Sur, una combinación de pruebas y seguimiento, el uso de tecnología y datos juega un papel central», apuntan también, «nuestra respuesta europea es la solución DP3T (Protocolo descentralizado de seguimiento de proximidad para preservar la privacidad) desarrollado por una red internacional de investigación. Sobre esta base, el uso de la tecnología Bluetooth permite rastrear los contactos. Si alguien demuestra estar infectado, los contactos de Bluetooth en su teléfono celular de los 14 días anteriores pueden recibir un mensaje de advertencia y pasar a la cuarentena. Es mucho mejor que cualquier toque de queda si las personas usan voluntariamente estas herramientas para romper la cadena de infección». Y ponen todo el énfasis posible en señalar que «la amenaza de pandemia requiere mayor atención y capacidad de respuesta en todos los niveles de las instituciones públicas y sobre la base del estado constitucional democrático». El libro «Neustaat» ha generado generó una gran respuesta, anes incluso de llegar a las librerías. Christian Miele, presidente de Bundesverband Deutsche Startups e.V., cree que «el libro podría ser el comienzo de un tercer período de puesta en marcha de la República Federal». El editor en jefe de Die Welt, Christoph Keese, ha festejado que «estaba esperando este libro».
31-05-2019 | Fuente: abc.es
«Vacaciones forzosas» a los disidentes ante el 30º aniversario de Tiananmen
Como todos los años por estas fechas, vísperas del aniversario de la matanza de Tiananmen, ya han empezado en China las «vacaciones forzosas» de los disidentes. Enviados fuera de Pekín o confinados bajo arresto domiciliario, la Policía los retira de la circulación para que no armen jaleo en una efeméride tan sensible. Especialmente este año, cuando se cumplen tres décadas de la masacre con que el Ejército chino aplastó las protestas pro-democráticas que desafiaron al autoritario régimen del Partido Comunista en aquella revuelta primavera de 1989. Durante la noche del 3 al 4 de junio, los soldados entraron a tiros en la plaza de Tiananmen, el corazón de Pekín junto a la Ciudad Prohibida, para desalojar a los estudiantes que llevaban casi dos meses acampados reclamando más libertad y menos corrupción. En un mundo que asistía a los estertores de la Guerra Fría, los Estados comunistas de la Europa del Este se tambaleaban por los aires de libertad que había desatado en la URSS la «Perestroika» de Gorbachov. Con una generación educada en la crítica a los excesos de Mao durante la «Revolución Cultural» (1966-76), China se abría al mundo y también quería más libertad, pero no el fin del régimen comunista. Empleo de la fuerza Lideradas por los universitarios, las manifestaciones habían empezado a mediados de abril para honrar al fallecido Hu Yaobang, anterior secretario general del Partido Comunista purgado por reformista y por su «mano blanda» con otras protestas estudiantiles en 1986. Lo mismo le ocurrió a su sucesor, Zhao Ziyang, quien abogaba por el diálogo y fue defenestrado por el ala dura del Partido, partidaria de acabar por la fuerza con las concentraciones que se habían propagado por el país. Treinta años después, el régimen chino intenta borrar de la Historia aquella sangrienta represión, de la que todavía no se sabe el número de muertos. Un grupo de familiares de las víctimas, las Madres de Tiananmen, ha cifrado en 202 los fallecidos por la intervención militar, pero el régimen sigue imponiendo el silencio. En un libro publicado en 2012, «Conversaciones con Chen Xitong», el alcalde de Pekín durante la revuelta -luego condenado por corrupción- calculó que unas 200 personas murieron cuando los tanques del Ejército intentaban llegar a la plaza enfrentándose a los manifestantes en las avenidas colindantes, donde cayeron la mayoría de las víctimas. Pero, a tenor de un informe de la Cruz Roja de aquella época, se contabilizaron al menos 727 muertos, ya que la ciudad se rebeló contra los militares. Buena prueba de ello es la famosa foto del hombre ante el tanque, estremecedor icono de la lucha del individuo frente a la maquinaria de guerra de los totalitarismos. Aumento de la represión Otros cálculos, que hicieron desde organizaciones internacionales hasta servicios de Inteligencia, elevan el número de bajas a varios miles, pero la cifra real es una incógnita. Tras sofocar a sangre y fuego la revuelta, las autoridades continuaron la represión en meses posteriores persiguiendo a los manifestantes, muchos de los cuales fueron condenados a penas de muerte y cárcel o purgados en sus trabajos. A treinta años-luz de aquella salvajada, la China de hoy vive tal «milagro económico» que la sociedad sufre la más completa amnesia. Con la masacre soslayada en las escuelas y el debate censurado en los medios e internet, las nuevas generaciones no tienen ni idea de lo que ocurrió en Tiananmen. Solo un puñado de osados, como los familiares de las víctimas o los pocos disidentes que aún tienen cierta libertad, se atreven a recordar tan señalada fecha. O, por lo menos, a intentarlo, ya que el régimen endurece la represión estos días. Según informaba ayer la ONG Defensores Chinos de los Derechos Humanos (CHRD en sus siglas en inglés), al menos diez personas relacionadas con el aniversario han sido detenidas o están desaparecidas. Entre ellas destacan seis artistas arrestados en Nankín (Nanjing) durante una «gira de exhibición sobre la conciencia nacional» y cuatro condenados por «buscar problemas» por hacer un juego de palabras con la fecha de la matanza (89/6/4) para bautizar un licor. Además, una veintena de activistas veteranos de Tiananmen han sido puestos a buen recaudo para que no celebren vigilias ni hablen con los periodistas extranjeros. Sin el Nobel de la Paz Liu Xiaobo, fulminado por un cáncer en 2017 mientras cumplía once años de cárcel por pedir democracia, la más famosa es Ding Zilin, fundadora de las Madres de Tiananmen. A sus 82 años, esta antigua profesora universitaria, que perdió a su hijo de 17 años, ha sido trasladada a su pueblo de Wuxi, a mil kilómetros en la provincia costera de Jiangsu. Hace una década, ABC pudo entrevistarlos a ambos, pero ahora sería imposible incluso aunque Liu Xiaobo viviera. Un claro ejemplo del puño de hierro del presidente Xi Jinping. «La represión no borrará el horror de la carnicería en Tiananmen», criticó en un comunicado la directora en Asia Oriental de Amnistía Internacional, Roseann Rife. A su juicio, «un primer paso hacia la justicia sería permitir que los chinos, incluidos los padres cuyos hijos fueron asesinados, homenajearan a las víctimas del 4 de junio».
30-05-2019 | Fuente: abc.es
El régimen chino aumenta la represión contra activistas en vísperas del 30º aniversario de Tiananmen
El Gobierno chino ha aumentado la represión a varios activistas en vísperas del trigésimo aniversario de la masacre de Tiananmen, en la que murieron varios cientos de personas a manos de la policía del regimen comunista, han denunciado varias organizaciones de defensa de los derechos humanos. «Hemos documentado un número de casos que afectan a 10 personas detenidas o que han desaparecido en conexión con el aniversario», aseguró hoy en un comunicado la organización Defensores Chinos de los Derechos Humanos (CHRD, por sus siglas en inglés). Por esta razón, la organización urgió al Gobierno chino a liberarlos «de inmediato y de manera incondicional». Según CHRD, «el Gobierno chino ha hecho descarrilar de manera sistemática el ejercicio de los derechos de los ciudadanos a la libertad de expresión, información, prensa, reunión pacífica y asociación para debatir o conmemorar u obtener información sobre el movimiento de 1989 y la masacre de Tiananmen». En un comunicado emitido esta semana, Amnistía Internacional (AI) también se unió a la denuncia y pidió al Ejecutivo de Pekín que zanjara «la oleada de persecución contra aquellos que buscan recordar a las víctimas de la represión de Tiananmen de 1989». «Durante las últimas semanas, la policía ha detenido, puesto bajo arresto domiciliario o amenazado a docenas de activistas (..) así como a familiares de los muertos (de la matanza de 1989)», agregó la organización. «Un primer paso» La directora de investigación de AI en Asia Oriental, Roseann Rife, explicó en el comunicado que «el Gobierno chino debe aceptar que no hay represión que borre jamás el horror de la carnicería que tuvo lugar en y alrededor de la Plaza de Tiananmen». En su opinión, «un primer paso hacia la justicia sería el de permitir al fin que la gente en China, incluidos los familiares ancianos cuyos hijos fueron asesinados en la represión, recuerden a las víctimas del 4 de junio». La noche del 3 al 4 junio de 1989, soldados y tanques del Ejército de Liberación Popular chino se abrieron paso de forma sangrienta hasta la céntrica plaza de Tiananmen de Pekín, donde se manifestaban desde hacía varias semanas cientos de miles de estudiantes universitarios y trabajadores por el fin de la corrupción y en favor de una mayor apertura política. El número de muertos es todavía desconocido, y oscila entre unos cientos (las Madres de Tiananmen comprenden a familiares de 155 asesinados, por ejemplo) y varios miles, dependiendo de la fuente.
30-07-2018 | Fuente: as.com
Los Juegos Juveniles de Asia avivan la polémica entre China y Taiwán
El alcalde de la ciudad de Taichung acusó a China de presionar para cancelar los Juegos Juveniles del Asia Oriental de 2019, lo que tensa aún más la difícil relación entre ambos países.
18-06-2018 | Fuente: abc.es
Singapur derrite la Guerra Fría con la cumbre Trump-Kim
No había mejor lugar que Singapur para celebrar la histórica cumbre del martes entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un. Con su riqueza y elevado nivel de vida, esta pequeña y calurosa ciudad-Estado del Sudeste Asiático era ideal para convencer al joven tirano de las ventajas del capitalismo y derretir el último conflicto que queda de la Guerra Fría. Pero sin asustarlo con los riesgos que entraña la libertad porque, tras su deslumbrante fachada de rascacielos y prosperidad, Singapur esconde una «democracia tutelada» al modo confuciano con ciertos tics autoritarios. Con un PIB per cápita de 53.000 euros que está entre los cinco primeros del planeta, esta isla de 707 kilómetros cuadrados y 5,6 millones de habitantes es uno de los epicentros de la economía global. Además de ser la cuarta plaza financiera del mundo tras Londres, Nueva York y Hong Kong, cada año se disputa con esta última el puerto de mercancías más transitado de la Tierra. Al igual que Hong Kong, que también fue colonia británica, Singapur creció a un ritmo del 8 por ciento entre los años 60 y 90 y atrajo numerosas multinacionales y bancos que la han convertido en una de las capitales mundiales del comercio y el lujo. Para este siglo XXI, está apostando con fuerza por la tecnología y la investigación. Singapur y su «milagro económico» Aunque su economía es de las más libres del planeta, el Gobierno gestiona dos poderosos fondos de inversión internacionales, GIC y Temasek ? que controla el 6% de Repsol ?, y funciona como una gran empresa que paga sueldos millonarios a los mejores para dirigir sus ministerios. Junto a Corea del Sur, Hong Kong y Taiwán, Singapur es uno de los cuatro «tigres de Asia» que han protagonizado un «milagro económico» de libro. En pocas décadas, ha llevado a su pueblo de la pobreza en que vivía en 1965, cuando fue expulsada de la Federación de Malasia tras un baño de sangre interétnico, al desarrollo actual. Además de tener acceso a servicios médicos y educativos punteros, los singapurenses residen en viviendas de protección oficial con los más exigentes estándares de calidad. «Singapur ha sido elegido por motivos de seguridad y para que Kim Jong-un muestre a su pueblo en un vídeo de la propaganda que su país podría lograr similares resultados», analiza para ABC David Kim, experto del Foro Pacífico CSIS que durante la Administración Obama coordinó las relaciones con Asia Oriental y la no proliferación nuclear. El vídeo al que se refiere es un documental de 42 minutos de la televisión norcoreana sobre la cumbre en Singapur de Trump y Kim Jong-un, quien también aparece visitando la terraza con espectaculares vistas del casino Marina Bay Sands y el puerto. Apuntándose un tanto diplomático, el joven dictador ha mejorado su imagen paseándose por calles abarrotadas donde los curiosos le saludaban y hacían fotos. Pero, tras la opulencia que reflejan los futuristas rascacielos y gigantescos centros comerciales de Singapur, se oculta uno de los sistemas políticos y sociales más controlados del mundo. Aunque hay democracia, las elecciones las lleva ganando el Partido de Acción Popular (PAP) desde antes incluso de su independencia. Con 83 de los 89 diputados del Parlamento, su primer ministro es Lee Hsien Loong, hijo de Lee Kuan Yew, fundador del país y artífice de este modelo político en el que tanto se fijan dictaduras como China o Corea del Norte. Pasando por las urnas, el poder también se hereda en Singapur. Debido al carácter multicultural de la población, dividida entre chinos (80%), indios (12%) y malayos (8%), una educación muy estricta moldea a los singapurenses bajo un fuerte espíritu nacional y una uniformidad política de la que pocos se salen. Por si osan hacerlo, las manifestaciones están prohibidas fuera de un «Speaker´s Corner» muy limitado, lo que sin duda habrá decidido a Kim Jong-un a escoger Singapur como sede del encuentro con Trump. Junto a la autocensura que impera en los medios, unas severas leyes antidifamación silencian las redes sociales y a los políticos opositores, como Chee Soon Juan o el fallecido JB Jeyaretnam, con astronómicas multas que los arruinan. «No hay democracia en Singapur porque las elecciones e instituciones no son libres», se quejaba hace años a ABC Chee Soon Juan en un mitin del Partido Democrático. Al igual que él, despedido por malversación de fondos de la Universidad Nacional de Singapur tras entrar en política, otro alto cargo de su formación, John L. Tan, fue destituido en 2008 como profesor en un centro privado y encarcelado 15 días y multado por vestir una camiseta de un canguro vestido de juez. Ambos denunciaban que el clientelismo del partido en el poder en todas las esferas sociales hace que nadie se atreva a hablar contra el Gobierno. «Corea del Norte quiere beneficios económicos como los de Singapur pero con el control absoluto de Kim», pronostica el experto David Kim, quien vaticina «una reforma sin apertura». Aunque admite que «podría haber cambios en el camino», cree que los planes de Kim Jong-un para su pueblo son «mantener sus estómagos llenos y sus corazones llenos de miedo». Con su despotismo ilustrado, quizás Singapur le inspire. «Amnesia» sobre los derechos humanos En su histórico encuentro en el Hotel Capella de la isla de Sentosa, Trump y Kim Jong-un hablaron de la desnuclearización, la normalización de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Corea del Norte y hasta de cambiar los misiles de Pyongyang por hoteles de lujo en la costa. Pero a ambos se les ?olvidó? la violación de derechos humanos de la que se acusa al régimen comunista de Pyongyang, uno de los más brutales y represivos del mundo. Además de adoctrinar a su pueblo con un bombardeo de propaganda y culto al líder propio de una secta, se calcula que entre 80.000 y 120.000 prisioneros se pudren por motivos políticos en campos de trabajos forzados (kwan li-so) sacados del horror nazi. Pero Trump, movido por el pragmatismo, prefirió no mencionar esta infamia para no arruinar su esperada cita con Kim Jong-un, con quien intenta iniciar un diálogo para que renuncie a sus armas atómicas y abra finalmente su régimen.
12-02-2018 | Fuente: abc.es
Kang Chol-hwan: «Corea del Norte usa los Juegos Olímpicos para aliviar las sanciones»
En su libro «Los acuarios de Pyongyang», Kang Chol-hwan narra con espeluznante crudeza los diez años que, de niño a adolescente, estuvo preso con su familia en el gulag norcoreano porque su abuelo fue acusado de traición. Publicado varios años después de huir a Corea del Sur en 1992, su relato es tan demoledor que el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, lo llamó a la Casa Blanca en 2005 para denunciar internacionalmente las atrocidades cometidas por el régimen estalinista de Pyongyang. Profundo conocedor de la situación en Corea del Norte, donde aún sigue viviendo su familia, escribe análisis políticos para los periódicos del Sur y dirige una ONG, North Korea Strategy Center (NKSC), que ayuda a los desertores como él y envía de forma clandestina información al país más aislado del mundo. En su oficina, en el centro de Seúl, recibe a ABC en plena distensión entre las dos Coreas por los Juegos Olímpicos de Invierno en PyeongChang. ¿Confía usted en este deshielo propuesto por Kim Jong-un, que ha invitado al presidente del Sur, Moon Jae-in, a una cumbre para reabrir el diálogo? Hay una gran posibilidad de retomar las conversaciones y de que se celebre una cumbre en Pyongyang, ya que Kim Jong-un busca reconocimiento internacional y ese encuentro le reforzaría. También aliviaría las sanciones de la ONU contra su programa nuclear porque la distensión con Corea del Sur le reportará ayuda económica. Aprovechando que la izquierda gobierna en el Sur, Kim apuesta ahora por el diálogo para conseguir dinero porque las sanciones están afectando al régimen. Lo mismo le ocurrió a su padre, Kim Jong-il, y el entonces presidente del Sur, Kim Dae-jung, acudió en su ayuda (ambos celebraron la primera cumbre de mandatarios coreanos en 2000). Pero Corea del Norte ha mentido antes a la comunidad internacional y ha perdido su credibilidad. Aunque el presidente Moon quiera ayudar a Kim Jong-un, no le será fácil porque, además, le está dando falsas expectativas a la comunidad internacional con este deshielo. Entonces, ¿no cree que estos Juegos Olímpicos sirvan para reconciliar a las dos Coreas? La situación va bien ahora con los Juegos, Pero, cuando acaben, los problemas volverán a la Península Coreana porque seguirá la presión sobre Kim Jong-un para que renuncie a su programa de armas nucleares, a lo que él se niega. Con este deshielo, Corea del Norte quiere usar los Juegos en su beneficio, intentando ganar tiempo para aminorar las sanciones y utilizando al Sur para ser aceptada como una potencia nuclear. Pero hay pocas posibilidades de que eso ocurra porque es un país peligroso y podría desatar un caos en Asia Oriental, donde se perdería el equilibrio político. ¿Por qué ha enviado Kim Jong-un a su hermana para iniciar este deshielo? Kim Jong-un ha recibido una educación occidental y tiene en mayor consideración que su padre y su abuelo el papel de la mujer, como se ve en las apariciones públicas de su esposa y su hermana. Por ese motivo, Kim Yo-jong ha venido al Sur para proponer una cumbre al presidente Moon Jae-in y a pedir nuevas relaciones con Estados Unidos. Pero Trump no parece estar de acuerdo porque su responsabilidad es proteger a su pueblo de la amenaza nuclear norcoreana. Afortunadamente, y mientras duren las negociaciones con Corea del Sur, las tensiones militares serán poco probables porque Pyongyang quiere aliviar las sanciones, que están funcionando bien. ¿Cómo ha influido el papel de China en este sentido? Pekín ha cortado su apoyo vital a Corea del Norte y sus fondos están bloqueados, por lo que Kim Jong-un tiene menos dinero para mantener su régimen. Pero la comunidad internacional debería presionar más a China para que no devuelva a los desertores que huyen de allí y permita que entre más información en Corea del Norte desde su frontera, aunque esto es muy difícil porque el régimen de Pekín también impone el control y la censura en su propio país. De todas maneras, el principal problema es que EE.UU. y Corea del Sur tienen métodos distintos para resolver la situación. ¿Es mejor dialogar o seguir presionando con las sanciones? No es tan simple. Hay que distinguir al régimen del pueblo para que este no sufra y conozca más niveles de libertad. Por ejemplo, las sanciones han prohibido la salida de emigrantes para trabajar en el extranjero, pero ese era un modo de experimentar más libertad por lo que veían en otros países. ¿Qué política con Corea del Norte prefiere: la del presidente Moon o la del anterior Gobierno conservador? A pesar de su desgraciado escándalo de corrupción, la Administración Park trató bien la cuestión de Corea del Norte porque lo tenía claro. Pero Moon no lo está haciendo bien porque no tiene una idea clara y va contra las sanciones de la ONU. La izquierda ya probó antes el fracaso de la «sunshine policy» (política de acercamiento), pero quiere ayudar económicamente al Norte y Kim Jong-un se está beneficiando de ello. ¿Cómo es la situación actual en Corea del Norte? Hay muchos desertores, ejecuciones y purgas, lo que demuestra que Kim Jong-un tiene miedo. A diferencia de su padre y su abuelo, él toma las decisiones de forma personal sin escuchar a sus asesores y estrategas, por lo que ha cometido grandes fallos en su política. Cuando su tío Jang Song-thaek le recomendó que no acelerara su programa nuclear para no contrariar a China, donde el presidente Xi Jinping acababa de tomar el poder, no le hizo caso y acabó matándolo. Aunque su padre, Kim Jong-il, eliminó a mucha gente, nunca mató a su propia familia, como él ha hecho con su tío y su propio hermano. Como la economía sufre problemas por las sanciones, Kim Jong-un necesita la ayuda del Sur, ya que la gente piensa que el líder no es tan bueno como dice la propaganda y puede haber una revolución o un golpe de Estado. ¿Y una guerra? Hay un 50 por ciento de posibilidades de que estalle una guerra porque EE.UU. se ha preparado para todas las opciones, ya sea instigando una revolución o con una intervención militar. Si fracasan las conversaciones con el Sur, puede haber una guerra.
11-05-2017 | Fuente: abc.es
La CIA crea un centro específico para hacer frente a Corea del Norte
La Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense ha anunciado la creación de un centro específico para hacer frente a «la amenaza nuclear y de misiles balísticos que presenta Corea del Norte», en plena escalada de las tensiones entre Washington y Pyongyang. El Centro de Misión para Corea reunirá a «agentes experimentados de toda la agencia en una sola entidad, para que centren su experiencia y creatividad en el objetivo de Corea del Norte», ha indicado la agencia en un comunicado. La CIA tenía hasta ahora diez «centros de misión» repartidos por regiones geográficas o prioridades estratégicas, entre ellas uno dedicado a Asia Oriental y el Pacífico, que presumiblemente se encargaba hasta ahora de lo relacionado con Corea del Norte. Esta es la primera vez que se crea un centro particular para un país en concreto, un gesto con el que el Gobierno de Donald Trump parece querer reforzar su presión sobre el régimen norcoreano. «Crear el Centro de Misión para Corea nos permite integrar y dirigir más deliberadamente los esfuerzos de la CIA contra las graves amenazas a los Estados Unidos y sus aliados que emanan de Corea del Norte», ha dicho el director de la CIA, Mike Pompeo, en el comunicado. La permanente tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte ha aumentado con la llegada al poder de Donald Trump, y la semana pasada Pyongyang aseguró que aceleraría su programa nuclear, agitando la amenaza de llevar a cabo de forma inminente su sexto ensayo atómico de manera inminente. Los «centros de misión» de la CIA se crearon en 2015 por iniciativa del entonces director de la agencia, John Brennan, quien decidió reestructurarla al poner fin a las divisiones que la caracterizaban hasta entonces y reemplazarlas por esas nuevas unidades, que juntan a espías con analistas. Hasta ahora, había un centro de misión para el Hemisferio Occidental, otro para África, otro para Europa y Eurasia, otro para Oriente Próximo, otro para Asia Oriental y el Pacífico, y otro para Asia Central y del Sur. Además, hay cuatro centros temáticos: uno para asuntos globales, otro para antiterrorismo, otro para contraespionaje y un último dedicado al combate a la proliferación de armas, según la página web de la CIA.
07-03-2017 | Fuente: elpais.com
El despliegue del sistema antimisiles estadounidense en Corea del Sur tensa las relaciones en Asia Oriental
Washington y Seúl aceleran la instalación del THAAD ante el avance del programa de armamento norcoreano
19-05-2015 | Fuente: elpais.com
Asia Oriental, líder de las exportaciones a nivel mundial
El Banco Mundial presenta un informe donde compara las ventas de China y Latinoamérica: ?El mundo ha cambiado para siempre?