Infortelecom

Noticias de armas nucleares

22-09-2017 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un eleva el tono y llama «viejo chocho» a Donald Trump
El líder norcoreano Kim Jong-un advirtió al presidente de EE.UU., Donald Trump, de que pagará muy caro por su «excéntrico» discurso ante la ONU, en el que amenazó con destruir totalmente Corea del Norte, han informado los medios estatales de Pyongyang. «Estoy pensando ahora en qué respuesta estaría esperando cuando (Trump) permitió que esas excéntricas palabras salieran de su boca», dijo Kim, según recoge en un comunicado en inglés la agencia de noticias norcoreana KCNA. En este sentido, el líder norcoreano añadió que «ahora que Trump me insultó a mí y a mi país ante los ojos del mundo, consideramos una repuesta al más alto nivel», que estará «más allá de sus expectativas». «Definitivamente domesticaré con fuego al viejo chocho estadounidense mentalmente desquiciado», añadió Kim. En su discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el pasado martes, el presidente estadounidense advirtió de que si Washington es forzada a defenderse a sí mismo o a sus aliados no le quedará «más opción que destruir totalmente Corea del Norte». Las continuas pruebas armamentísticas del régimen de Pyongyang, que le han deparado ya dos nuevos paquetes de sanciones de la ONU solo en 2017, y el tono beligerante de Trump han elevado enormemente la tensión en la península coreana en el último año. La crisis con Corea del Norte ha sido uno de los asuntos más candentes este año en la Asamblea General de la ONU, donde se espera que el ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong Ho, hable este sábado. A su llegada a Nueva York la madrugada del miércoles, Ri dijo en declaraciones a varios medios que las amenazas del presidente Trump suenan como «los ladridos de un perro». «Las amenazas no dan seguridad al régimen» El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, ha asegurado que las «amenazas» nucleares de Corea del Norte no darán seguridad al régimen de Kim Jong-un, sino que solo reforzarán el compromiso internacional para hacerle frente. «Corea del Norte puede creer que las armas químicas asegurarán la supervivencia de su régimen. En realidad, las armas nucleares solo le llevan a más aislamiento, ignominia y perversión», dijo Tillerson en un discurso ante el Consejo de Seguridad de la ONU. El diplomático aseguró que «continuar con las amenazas» contra EE.UU. y el resto de la comunidad internacional «no dará seguridad» al Gobierno de Kim, sino que «reforzará» el compromiso para responder a esa «agresión». Tillerson intervino en una sesión ministerial del Consejo de Seguridad centrada en la amenaza de las armas de destrucción masiva, en una jornada en la que la cuestión norcoreana centró la atención de las reuniones de los líderes internacionales en Naciones Unidas. El jefe de la diplomacia estadounidense hizo un largo alegato sobre la «responsabilidad» que conlleva la posesión de armas atómicas y sobre los riesgos que plantean. Tillerson insistió en que cuando regímenes como el norcoreano buscan obtener este tipo de armamento, no lo hacen con el fin de la disuasión, sino con el deseo de «coaccionar» a otros. También citó brevemente la situación de Irán, al asegurar que pese al acuerdo que rubricó en 2015 con la comunidad internacional, Teherán «parece interesado en reservarse la opción de retomar» el camino para desarrollar armas nucleares en el futuro. «Incluso a la vez que patrocina el terrorismo internacional, desarrolla sistemas de misiles capaces de llevar armas nucleares y desestabiliza a sus vecinos en una peligrosa cruzada por la hegemonía regional», denunció. EE.UU. aumenta su presión con nuevas sanciones Estados Unidos ha anunciado nuevas sanciones económicas contra Corea del Norte, aumentado la presión sobre el régimen de Kim Jong-un, que también se enfrentará a medidas adicionales de la Unión Europea y, posiblemente, China. La crisis norcoreana centró un día más buena parte de la atención en la Asamblea General de la ONU, con un claro consenso sobre la necesidad de detener el programa nuclear y de misiles del país asiático. Tras amenazar este martes con «destruir totalmente» a Corea del Norte, hoy el presidente estadounidense, Donald Trump, decidió dar un nuevo paso en materia de sanciones. Trump firmó una orden ejecutiva que pretende asfixiar las finanzas norcoreanas y que, según aseguró, «expande significativamente la autoridad (de EE.UU.) para perseguir a individuos, compañías e instituciones financieras que financian y facilitan el comercio con Corea del Norte». «Los bancos extranjeros afrontarán una amenaza clara: hacer negocios con Estados Unidos o facilitar el comercio con el régimen sin leyes de Corea del Norte», avisó. Además de medidas financieras, las nuevas sanciones incluyen la prohibición de visitar EE.UU. durante 180 días a barcos y aviones que hayan estado previamente en Corea del Norte. Mientras tanto, en Bruselas los países de la UE llegaron a un acuerdo político para establecer una nueva batería de sanciones, que irán más allá de las decretadas por el Consejo de Seguridad.
21-09-2017 | Fuente: abc.es
El presidente surcoreano insta a gestionar la crisis con Pyongyang de forma «estable»
El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ha instado este jueves ante la Asamblea General de la ONU a gestionar la crisis abierta con Corea del Norte de una forma «estable», de tal manera que se pueda «evitar el estallido de una guerra y mantener la paz» en toda la región. Moon, que se ha definido como «presidente del único país dividido del mundo», ha expresado su «gran decepción e indignación» por los últimos desafíos emprendidos por el régimen de Kim Jong-un, el más grave de los cuales tuvo lugar el 3 de septiembre con la realización del ensayo nuclear más potente hasta la fecha. El mandatario surcoreano es partidario de responder a estas «provocaciones» con «sanciones y presión», con el objetivo último de que el Gobierno de Corea del Norte vuelva «a la senda del diálogo», algo que por el momento Pyongyang no contempla. «Es importante gestionar la situación de forma estable. Todos nuestros esfuerzos deben estar destinados a prevenir el estallido de una guerra y a mantener la paz», ha apuntado Moon, que teme que la escalada de tensiones desemboque en «enfrentamientos militares accidentales» si no se mantiene la cabeza fría. El presidente de Corea del Sur ha insistido, además, en que su país no quiere «el colapso» del vecino del Note, ni tampoco «una unificación por absorción o mediante medios artificiales». Moon ha abogado por una Corea del Norte sin «políticas hostiles» y capaz de renunciar a su programa de armas nucleares de forma «verificable e irreversible».
20-09-2017 | Fuente: abc.es
Los países miembros de la ONU comienzan a firmar el nuevo tratado para prohibir las armas nucleares
Los primeros países comenzaron a firmar este miércoles el nuevo tratado de la ONU para la prohibición de las armas nucleares, un texto aprobado el pasado julio por más de 120 Estados, pero boicoteado por las potencias atómicas. El documento se abrió a la firma de las partes en la sede de Naciones Unidas, aprovechando la presencia de numerosos líderes internacionales con motivo de la Asamblea General. Al menos 42 países sellaron hoy mismo el tratado, aunque se espera que más puedan hacerlo a lo largo del día. Latinoamérica tuvo un gran protagonismo en la negociación del texto y varios países del continente lo firmaron en esta primera jornada, entre ellos Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. El documento entrará en vigor una vez que cincuenta naciones hayan completados sus procesos nacionales de ratificación. El secretario general de la ONU, António Guterres, fue el encargado de abrir el texto a la firma, calificándolo de «histórico» y recordando que es el primer tratado multilateral de desarme aprobado en más de dos décadas. «El tratado es un importante paso hacia el objetivo global de un mundo libre de armas nucleares», destacó Guterres, que subrayó en todo caso que lograr esa meta requerirá «diálogo» y acciones «prácticas». En la ceremonia también intervino Luis Guillermo Solís, el presidente de Costa Rica, país que estuvo al frente de las negociaciones. En el tratado, los firmantes se comprometen, entre otras cosas, a no desarrollar, adquirir, almacenar, usar o amenazar con usar armas nucleares u otros dispositivos explosivos nucleares. El documento incluye además procedimientos para que los países con armas nucleares que quieran sumarse declaren y destruyan sus arsenales. Sin embargo, por ahora todas las potencias nucleares se han mantenido al margen del proceso, incluidos los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y el Reino Unido). Tampoco han participado los otros cuatro países que disponen de bombas atómicas (Corea del Norte, Pakistán, la India e Israel) ni, con la excepción de Holanda, los miembros de la OTAN, que en varios casos tienen armas nucleares estadounidenses estacionadas en su territorio.
20-09-2017 | Fuente: abc.es
La OTAN mantendrá las armas nucleares mientras otros países las tengan
El Consejo del Atlántico Norte, máximo órgano de decisión de la OTAN, se reafirmó este miércoles en la postura de que sus miembros con arsenal nuclear lo mantendrán mientras otros países continúen provistos de este tipo de armamento, entre los que mencionó en concreto a Corea del Norte. «Mientras las armas nucleares existan, la OTAN seguirá siendo una alianza nuclear», destacó el Consejo en un comunicado. El organismo se pronunció así sobre el primer tratado global para prohibir las armas nucleares respaldado por cerca de dos tercios de los países de la ONU, un acuerdo del que se han mantenido al margen todas las potencias atómicas y muchos de sus aliados. La OTAN recordó la postura que adoptaron los líderes aliados en su cumbre de Varsovia de julio del año pasado sobre desarme nuclear, en la que enfatizaron su «fuerte compromiso con la total implementación» del tratado de no proliferación. Agregó que la Alianza, al término de la Guerra Fría, disminuyó «drásticamente» el número de armas nucleares estacionadas en Europa, y enfatizó que sigue comprometida con que se creen condiciones para seguir reduciéndolas sobre una base de reciprocidad. En cambio, dejó claro que el desarme debe tener en cuenta la actual situación internacional de seguridad, y lamentó en ese sentido que las condiciones para lograrlo «no sean favorables hoy». «Buscar la prohibición de las armas nucleares a través de un tratado que no involucre a ningún país que actualmente posee armas nucleares no será eficaz, no reducirá los arsenales nucleares ni reforzará la seguridad de ningún país ni la paz y estabilidad internacionales», recalcó el Consejo del Atlántico Norte. Al contrario, consideró que corre el riesgo de lograr el efecto contrario «creando divisiones y divergencias en un momento en que es más necesario que nunca un enfoque unificado sobre la proliferación y las amenazas a la seguridad». Insistió por otra parte en que la crisis en Corea del Norte «subraya la importancia del tratado de no proliferación, en el corazón de los esfuerzos de desarme de los últimos 50 años», que a su juicio pone en peligro el nuevo acuerdo. «El tratado de prohibición, desde nuestro punto de vista, no tiene en cuenta la realidad del cada vez más desafiante ambiente de seguridad internacional», puntualizó. Según dijo, en un momento en el que «el mundo tiene que permanecer unido ante amenazas crecientes, en particular la grave amenaza que supone el programa nuclear de Corea del Norte», el nuevo tratado «fracasa a la hora de considerar estos urgentes retos de seguridad». La OTAN recordó en cualquier caso que el propósito de su capacidad nuclear es «preservar la paz, evitar la coacción y disuadir las agresiones». Por todo ello, afirmó que los aliados «no pueden apoyar este tratado» y que «no habrá cambios en sus obligaciones legales con respecto a las armas nucleares». «No aceptaríamos ningún argumento sobre que este tratado refleja o de alguna manera contribuye al desarrollo del derecho internacional consuetudinario», concluyó.
20-09-2017 | Fuente: abc.es
Trump quiere «renegociar» el acuerdo nuclear con Irán
El presidente de EEUU, Donald Trump, quiere «renegociar» el acuerdo nuclear con Irán para corregir sus «defectos», afirmó el secretario de Estado, Rex Tillerson, horas después de que el mandatario tildara ese pacto multilateral de «vergüenza» para su país. «El presidente realmente quiere rehacer ese acuerdo, ha dicho que quiere renegociarlo, y creo que realmente necesitamos el apoyo de nuestros aliados, nuestros aliados europeos y otros para argumentar también ante Irán que este acuerdo realmente tiene que ser revisado», dijo Tillerson en una entrevista con la cadena Fox News. «Si vamos a quedarnos en el acuerdo de Irán, tienen que hacerse cambios al mismo», agregó el jefe de la diplomacia estadounidense. Trump ha criticado el pacto nuclear desde la campaña electoral, y se espera que tome pronto una decisión sobre la participación estadounidense en el mismo, una vez que examine una revisión que encargó sobre el acuerdo y que, según el diario The Washington Post, debería estar completada antes de mediados de octubre. En la entrevista, Tillerson argumentó que el acuerdo alcanzado «no es lo suficientemente robusto, no ralentiza lo suficiente su programa (nuclear) y es difícil supervisar» el cumplimiento iraní del acuerdo. «Pero lo más importante es que el acuerdo tiene un final, así que casi podemos empezar la cuenta atrás hasta cuando vuelvan a tener capacidad de obtener armas nucleares» afirmó Tillerson. El jefe de la diplomacia estadounidense se refería a los plazos de entre 10 y 25 años marcados en el acuerdo nuclear, tras los cuales se eliminarán algunas de las restricciones impuestas sobre Irán a cambio del levantamiento de sanciones internacionales. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha llamado durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU a eliminar esos plazos, y elogió a Trump por su escepticismo ante el acuerdo multilateral, suscrito también por Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y China. Durante la entrevista, concedida desde Nueva York, donde se encuentra para participar en las reuniones paralelas a la Asamblea General de la ONU, Tillerson elogió también el discurso de Trump ante ese órgano, y en particular su duro mensaje a Corea del Norte, Irán y Venezuela. Tillerson dijo que Venezuela tiene «una democracia decadente» y que «se está desarrollando una triste tragedia humana en lo que antes era una de las democracias más boyantes del hemisferio».
19-09-2017 | Fuente: abc.es
Trump: «Si amenaza a EE.UU., no tendremos otra opción que destruir totalmente Corea del Norte»
El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha dicho este martes, en su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU, que si su país se ve amenazado, «no tendrá otra opción que destruir totalmente Corea del Norte». «Es hora de que Corea del Norte se dé cuenta de que la desnuclearización es su único futuro aceptable», advirtió Trump. Su debut ante los representantes de la comunidad internacional sirvió para plantear al resto del mundo su doctrina de «America first». «Defenderé los intereses de Estados Uidos por encima de todo», dejó claro. El mandatario estadounidense ha criticado que un «grupo de criminales», con «el Hombre Cohete» al frente, intente hacerse con armamento atómico en una «misión suicida», violando para ello varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Insistió Trump en que las pruebas nucleares y de misiles balísticos de Corea del Norte «amenazan al mundo entero», al pedir unidad para aislar al régimen de Pyongyang. Según Trump, a ninguna nación del planeta le interesa que el régimen de Pyongyang, al que acusó de «matar de hambre» a millones de norcoreanos, pueda tener a su alcance armas nucleares. Trump también agradeció a China y Rusia por haber votado a favor de sanciones contra Corea del Norte en el Consejo de Seguridad de la ONU, aunque anotó que hay que hacer «mucho más» frente a las amenazas de Pyongyang. Irán En cuanto al acuerdo nuclear alcanzado por su país y otras potencias con Irán en 2015, consideró que es «una vergüenza» y que su Gobierno podría abandonarlo si sospecha que «proporciona una tapadera para una eventual construcción de un programa nuclear» iraní. «Ese acuerdo es una vergüenza para Estados Unidos y no creo que ustedes hayan oído mi última palabra al respecto», dijo Trump. Venezuela Donald Trump ha abordado la situación en Venezuela, que considera «completamente inaceptable», por lo que, aseguró, «no podemos quedarnos parados mirando». Según dijo, Estados Unidos «está preparado para adoptar nuevas medidas si el Gobierno de Venezuela sigue imponiendo su actuación autoritaria a su pueblo». En este sentido, hizo una llamada a la total restauración de la democracia y de las libertades políticas en el país caribeño, que consideró que está «colapsado». Trump aseguró que «la dictadura socialista de Maduro ha generado un dolor terrible y un sufrimiento al pueblo de ese país», que está «hambriento», señaló. Cuba El presidente norteamericano también arremetió contra el régimen cubano, al que tachó de «corrupto» y desestabilizador, y advirtió que Estados Unidos no levantará las sanciones contra el gobierno de la isla «hasta que haga reformas fundamentales», advirtió. Siria El presidente estadounidense dijo que pretende que se ponga freno a la escalada del conflicto en Siria y se encuentre una solución política «de acuerdo con la voluntad del pueblo sirio». Así mismo, expuso su punto de vista sobre el reasentamiento de refugiados, que a su juicio debe ayudar a «estas personas que han sido tratadas horriblemente» y «permitirles regresar a sus naciones de origen». En este sentido, abogó por reasentar a los refugiados «lo más cerca de sus países que sea posible». Para Trump, los costes de una migración incontrolada son a menudo soportados por ciudadanos de bajos ingresos cuyos intereses se ingnoran con frecuencia». Estados Unidos Donald Trump aprovechó la tribuna de la Asamblea General para detacar los logros de sus primeros meses en la Casa Blanca y subrayó que a su país «le ha ido muy bien desde el día de las elecciones», en noviembre de 2016. «Vivimos en un tiempo de extraordinaria oportunidad», dijo Trump al comienzo de su intervención al mencionar, entre otras cosas, los récords en la bolsa y el desempleo en su menor nivel en 16 años. A su llegada a la sede de la ONU, Trump declaró que pensaba dar un mensaje de «fortaleza y paz» en su discurso ante la Asamblea General, informa Efe. El mandatario hizo hincapié, por otro lado, en las «graves amenazas» a las que se enfrenta EEUU y el resto del mundo, entre ellas la expansión de los «terroristas y extremistas». En línea con su filosofía nacionalista, Trump defendió la existencia de naciones «fuertes y soberanas», independientes y que colaboran entre sí «con respeto mutuo».
18-09-2017 | Fuente: abc.es
Los comunistas portugueses dan la nota apoyando a Corea del Norte
Justo cuando Corea del Norte se ha convertido en el enemigo público número uno para el mundo occidental, viene el Partido Comunista Portugués (PCP) a dar la nota mostrando su apoyo al hermético régimen de Kim Jong-un. Parecería otra excentricidad más del líder de la formación lusa, socio imprescindible que sustenta el Gobierno socialista de António Costa, pero la cosa llega más lejos: una delegación de Corea del Norte fue recibida con todos los honores en la reciente Festa do Avante, la tradicional convocatoria anual con la que los comunistas celebran su nada desdeñable peso en el país vecino, donde pugnan con el Bloco de Esquerda por mantenerse como la tercera fuerza más votada. El Partido de los Trabajadores de la nación más férrea (y surrealista) del planeta se hizo acreedor a un «saludo especial» por parte del secretario general del PCP, Jerónimo de Sousa, representante de la izquierda más recalcitrante, esa que encumbra el leninismo y mira por otro lado cuando escucha la palabra «dictadura». Los «embajadores» asiáticos desembarcaron orgullosos después del lanzamiento de un misil con alcance hasta Japón. Eso sí, en absoluto escucharon ninguna crítica de su anfitrión, quien aprovechó la ocasión para culpar a las potencias occidentales por «la escalada armamentística, incluyendo las armas nucleares». Días atrás, el polémico De Sousa había mostrado su «preocupación» por la tensión existente entre Corea del Norte y Estados Unidos, pero delante de sus «camaradas» apenas se limitó a echar balones fuera, una de las especialidades de este político de 70 años. Según él, la «solución militar» no debería contemplarse en ningún momento, sino que su propuesta se centra en «potenciar el diálogo». «Estamos hablando de un armamento que, desgraciadamente, tiene hoy capacidad para destruir la Tierra seis o siete veces. Todos los amantes de la paz deben hacer un esfuerzo para poner fin a esta escalada de proliferación nuclear, y la mejor forma es distender esta situación. Acabemos con las armas nucleares, sean quienes sean sus propietarios», había dicho hace unas semanas, aunque ninguna de esas palabras fueron pronunciadas en el acto para no incomodar a los comunistas norcoreanos. Claro que a nadie puede sorprender esta postura amparada en la demagogia de raíz maoísta, debido a que Jerónimo de Sousa se ha permitido ensalzar en varias ocasiones al mismísimo Nicolás Maduro. ¿Por qué el primer ministro portugués, el socialista António Costa, no llama a capítulo a un socio tan chirriante? Es la pregunta que flota en el aire.
16-09-2017 | Fuente: elpais.com
El PSOE pide que Dastis explique por qué España no firma el tratado que proscribe las armas nucleares
Socialistas y Podemos acusan al Gobierno de incumplir el mandato del Congreso para participar en su negociación
14-09-2017 | Fuente: abc.es
El presidente de Corea del Sur descarta desplegar armas nucleares para contrarrestar a Corea del Norte
El presidente surcoreano, Moon Jae In, ha rechazado la posibilidad de desplegar armas nucleares en Corea del Sur como respuesta a la amenaza nuclear norcoreana, ya que considera que «desencadenaría una carrera armamentística nuclear en el noreste de Asia». «No estoy de acuerdo con la afirmación de que Corea del Sur necesita desarrollar armas nucleares propias de cara a la amenaza nuclear de Corea del Norte», ha asegurado este martes, en una entrevista concedida a la CNN, la primera que ha dado en televisión desde el sexto y más potente ensayo nuclear realizado por Corea del Norte el 3 de septiembre. «Responder a Corea del Norte desplegando nuestras propias armas nucleares no ayudará a mantener la paz en la península de Corea, sino que desencadenará una carrera nuclear en el noreste de Asia», ha alertado el mandatario surcoreano. A pesar de que se ha mostrado contrario al uso de armas nucleares, Moon ha apuntado que Corea del Sur necesita desarrollar sus capacidades militares para hacer frente a las continuas amenazas de Pyonyang. De acuerdo con una reciente encuesta llevada a cabo por Gallup en Corea del Sur, un 60 por ciento de los surcoreanos se muestra a favor de que Seúl cuente con sus propias armas nucleares, mientras que sólo un 35 por ciento de los participantes rechazó dicha posibilidad. Corea del Norte ha llevado a cabo en los últimos años numerosas pruebas nucleares y balísticas -la última de ellas un ensayo nuclear el 3 de septiembre- que se han traducido en un endurecimiento del régimen de sanciones internacionales, lo que no ha servido para disuadir a Kim Jong Un. Las autoridades norcoreanas justifican su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos. Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque solamente firmaron un armisticio para cesar indefinidamente las hostilidades después de enfrentarse entre 1950 y 1953.
13-09-2017 | Fuente: abc.es
Helsinki media entre Washington y Moscú
Ya se lo había pedido el presidente estadounidense Donald Trump a su homólogo conservador finlandés Sauli Niinistö, en la visita de este último a Washington a fines de agosto: que Helsinki colabore en las necesarias conversaciones entre Estados Unidos y Rusia. Y así ha sido: Niinistö recibió el lunes al subsecretario de Estado estadounidense Thomas Shannon en el castillo presidencial de la capital finlandesa y lo mismo hizo con el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia Serrgei Ryabkov en la residencia del presidente de Finlandia. Aunque las embajadas rusa y estadounidense en Helsinki no han informado acerca de la agenda o lugar de las reuniones que se continuarían realizando hasta hoy, los temas saltan a la vista: las relaciones diplomáticas entre Washington y Moscú, y las pruebas nucleares de Pyongyang, incluido el cumplimiento ?o incumplimiento? de las sanciones de la ONU a Corea del Norte por parte de Rusia. Ryabkov comentó que discutirá con Shannon todos los temas de estabilidad estratégica, esto es «toda una serie de aspectos que van desde las armas nucleares estratégicas (?) el espacio, ataque global inmediato y la defensa antimisiles». El diplomático ruso además indicó a Interfax que está de acuerdo en que el Start III ?el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas firmado en abril de 2010 en Praga? debe ser implementado sin desviaciones. Acerca del conflicto diplomático, la cancillería rusa ha llamado desde Moscú a «dejar de destruir las relaciones ruso-estadounidenses y de socavar el derecho internacional y a empezar a buscar soluciones a los problemas pendientes». Washington confía en el fin de la espiral de represalias diplomáticas entre Rusia y EE.UU. que han socavado las relaciones entre ambos países en los últimos meses, desde que el expresidente Barack Obama expulsara a 35 diplomáticos en diciembre de 2016 y ordenara el cierre de las misiones rusas en Centreville, Maryland y Oyster Bay, Nueva York. A finales de agosto ?con Niinistö de visita en Washington?, el Departamento de Estado de EEUU pidió a Rusia desalojar su Consulado General en San Francisco y dos oficinas diplomáticas más, una en Nueva York y la otra en Washington. Firmado por Obama y el presidente ruso Dmitri Medvédev, el Start III insta a la reducción en dos tercios del arsenal atómico, esto es limitar a 1.550 ojivas el arsenal de cada una de las partes.
...
7
...