Infortelecom

Noticias de armas nucleares

21-06-2018 | Fuente: abc.es
Estas son las fronteras más peligrosas del mundo
1- Irak- Irán Desde el río Shatt al-Arab hasta la frontera turca, unos 200 kilómetros de recorrido, separan a Irán de Iraq. Ambos países se disputan este territorio desde hace cientos de años. En 1980 Iraq acusó a Irán de ocupación ilegal y lanzamiento de misiles. Después de ocho años de conflicto que comenzaron en 1990 y un millón de vidas después, llegaron a una paz, que no significó la paz en la frontera. 2- Pakistán- Afganistán La línea que separa Pakistán de Afganistán es conocida como la línea Durand, de 2.400 kilómetros de largo y donde los talibanes y el gobierno de Afganistán llevan disputandose este territorio. En 2003, las fuerzas militares de ambos bandos protagonizaron un conflicto armado de cuatro años. El 5 de mayo de 2017 tropas afganas atacaron al poblado pakistaní de Chaman ante el cierre de la frontera por parte de Pakistán, la escaramuza dejó como saldo en total 10 civiles muertos y un centenar de heridos. Esta frontera es traspasada por los talibanes de forma constante, ya que tienen sus bases en ambos países. Atasco en Kojak, paso fronterizo ente Pakistán y Afganistán - EPA 3-Corea del Norte- Corea del Sur El fin de la guerra entre las dos Coreas no ha hecho que cesaran las hostilidades enter ambos, que estuvieron más de 60 años sin reconocerse la una a la otra. Cientos de personas han muerto a causa de estas tensas relaciones, incluyendo ciudadanos americanos. La Zona desmilitarizada de Corea (ZDC) es una franja de seguridad que protege el límite territorial de tregua entre ambas Coreas, establecida en 1953, mide 4 kilómetros de ancho y 238 kilómetros de longitud. La tensión en esta zona es muy alta, hasta el punto que si alguien intenta cruzar la línea podrá ser disparado. Frontera militarizada entre las dos Coreas - EFE 4-Estados Unidos- México La frontera entre México y Estados Unidos va desde California hasta Texas, un recorrido de más de 3.000 kilómetros. Esta es la frontera que más tránsito de personas tiene, unas 500.000 personas tratan de cruzar de forma ilegal, muriendo cientos de ellos cada año. El Paso-Juárez es una zona particularmente peligrosa debido al narcotráfico con el paso de drogas, armas y personas. Esta situación de enfrentamientos continuos entre bandas proboca cientos de muertos y convierte a esta zona en una de las más peligrosas del 5-Israel- Siria Para entender este conflicto hay que remontarse a principios del siglo XX, cuando Inglaterra dibujó las fronteras de ese territorio, dando a Francia Siria. Aunque llevan décadas de teórica paz, ambos países mantienen las rivalidades. Además, la guerra civil que lleva sufriendo Siria durante los últimos años incrementa la peligrosidad de esta frontera, especialmente la zona del Alto del Golán donde hay constancia de que decenas de personas han perdido la vida en los últimos años. Pero no solo la frontera con Israel es peligrosa, con la situación que vive Siria, hace que cualquier límite con este país sea peligrosa. Paso fronterizo entre Siria e Isreal - EFE 6- India- Pakistán Tres guerras, más de 120.000 muertos y la acumulación de armas nucleares han convertido a esta frontera en una de las más peligrosas del mundo. Esta frontera de casi 3.000 kilómetros es extremadamente peligrosa. La guerra entre ambos países ha estado siempre presente y han tenido una gran acumulación de armas. Es por ello que el lugar se encuentra en tensión y vigilancia constante y la hace una de las fronteras más inseguras del mundo. Además se han registrado disparos por parte de militares de ambos lados.
21-06-2018 | Fuente: abc.es
«No hay pruebas de que Corea del Norte esté desmantelando su programa atómico», según Mattis
El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, dijo que no tiene conocimiento de ninguna medida adoptada por Corea del Norte para desmantelar su programa de armas nucleares desde la cumbre de Singapur y no espera ninguna en el futuro inmediato. «No hay señales de que Corea del Norte desmantele el programa de armas nucleares», ha admitido Mattis. El secretario de Defensa de EE.UU. viajará a Seúl la semana próxima para reunirse con su homólogo surcoreano, Song Young-moo, y analizar el actual panorama militar en la península en pleno acercamiento con Corea del Norte. La reunión entre Mattis y Song está prevista para el jueves, confirmó a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa Nacional surcoreano. En una rueda de prensa previa, una portavoz de este ministerio, Choi Hyun-soo, explicó que los dos responsables tratarán «distintos medidas a adoptar tras la cumbre entre Corea del Norte y EE.UU. y el giro en las relaciones Corea del Sur-Corea del Norte». También podría abordarse la reciente suspensión temporal de las maniobras que Seúl y Washington celebran cada agosto, un gesto encaminado a facilitar el diálogo con Pyongyang y su eventual desnuclearización tras lo acordado en la cumbre del pasado 12 de junio en Singapur. En esa histórica cita, el presidente de EE.UU, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, firmaron una declaración en la que Washington promete garantizar la supervivencia del régimen y P yongyang se compromete a poner fin a su programa atómico. La suspensión de maniobras, anunciada oficialmente esta semana, busca contentar al régimen norcoreano, que ve en estos ejercicios un ensayo para invadir su territorio. Sin embargo, posponer estos juegos de guerra también despierta cierta preocupación en torno al estado de preparación de las tropas estadounidenses y surcoreanas a partir de ahora y a la propia naturaleza de la alianza defensiva entre Seúl y Washington. De hecho, los aliados tienen previsto también la semana próxima negociar la proporción de costes que cada país aporta por el mantenimiento de los 28.500 soldados estadounidenses presentes en Corea del Sur, algo que el propio Trump ha insinuado que es muy costoso para EEUU. Según el último acuerdo entre los dos países, Seúl ha pagado aproximadamente la mitad del coste total, unos 865 millones de dólares (unos 750 millones de euros), para 2018.
18-06-2018 | Fuente: abc.es
Unas fotos de Kaliningrado muestran que Rusia está actualizando su búnker de armas nucleares
Rusia parece haber actualizado su búnker de armas nucleares en su enclave de Kaliningrado, una nueva señal del recrudecimiento de las relaciones de Moscú con la OTAN, ha informado este lunes el diario británico «The Guardian». La Federación de Científicos Estadounidenses (FAS) publicará imágenes de satélite este lunes que muestran una instalación de almacenamiento en el enclave de la costa del Báltico entre Polonia y Lituania, que se profundizó y luego se cubrió con un nuevo techo de hormigón en los últimos meses. «Tiene todas las huellas dactilares de los sitios típicos de almacenamiento de armas nucleares rusas», dijo Hans Kristensen, director del proyecto de información nuclear de FAS. «Hay un perímetro externo de servicio pesado de cercas de varias capas. Los bunkers también tienen una valla triple alrededor de ellos. Estas son características típicas de todos los otros sitios de almacenamiento de armas nucleares que conocemos en Rusia». El trabajo en el búnker comenzó en 2016. «Es un sitio que hemos estado monitoreando durante bastante tiempo y ha habido y ha habido algunas mejoras en el pasado, pero nada tan espectacular como este. Esta es la primera vez que vemos que uno de los búnkeres nucleares es excavado y aparentemente renovado», dijo Kristensen. «Estas imágenes no prueban que haya armas nucleares en Kaliningrado ahora, pero sí muestran que es un sitio activo», dijo Kristensen.
14-06-2018 | Fuente: abc.es
EE.UU. presiona para agilizar el desarme nuclear de Kim Jong-un
Tras la histórica cumbre en Singapur entre Trump y Kim Jong-un, en la que este se comprometió a la «completa desnuclearización de la Península Coreana», Estados Unidos ha empezado a presionar para agilizar el desarme atómico del régimen comunista de Pyongyang. Procedente de Singapur, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, ha volado a Corea del Sur y China para informar a sus gobiernos sobre la cumbre. Con el horizonte puesto en 2020, como anunció a su llegada a Seúl el miércoles por la noche, Pompeo se ha reunido este jueves con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, artífice de la distensión con Kim Jong-un. «Es tremendamente valioso que la cumbre de Singapur haya logrado que la gente del mundo, incluidos aquellos en EE.UU., Japón y Corea, se libre de la amenaza de guerra, armas nucleares y misiles de largo alcance», se congratuló Moon, según informa la agencia Yonhap. Para poner en marcha el proceso de desnuclearización, Pompeo se entrevistó en Seúl con la ministra de Exteriores surcoreana, Kang Kyung-wha, y con su homólogo de Japón, Taro Kono. A ambos les insistió en la necesidad de conseguir lo antes posible la «completa, verificable e irreversible desnuclearización de Corea del Norte». Aunque la Administración Trump ha sido muy criticada por no poder incluir dicha condición en la declaración de la cumbre suscrita con Kim Jong-un, Pompeo dejó claro que ese es su objetivo. Suspensión de maniobras «Creemos que el presidente Kim entiende la urgencia del tiempo para completar esta desnuclearización y comprende que debemos hacerlo rápidamente», señaló el responsable de la diplomacia estadounidense. Al tratarse del elemento principal en las «nuevas relaciones» entre Washington y Pyongyang, advirtió de que «el levantamiento de las sanciones no puede tener lugar hasta que hayamos demostrado que Corea del Norte se ha desnuclearizado completamente». Como tal «verificación es capital», Pompeo espera encontrarse con las autoridades norcoreanas a partir de la próxima semana para poner en marcha este proceso. Comienza así una nueva etapa que no será fácil porque la propaganda del régimen de Kim Jong-un ya está soslayando el desarme atómico y haciendo especial hincapié en las partes del acuerdo que más le benefician. Además del fin de las sanciones en el futuro, entre ellas destacan la anunciada suspensión de las maniobras militares de EE.UU. y Corea del Sur y la reducción a largo plazo de las tropas americanas en dicho país. Para ganarse la confianza de Kim Jong-un, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, también está dispuesto a cancelar dichas maniobras, como sugirió Trump en su rueda de prensa tras la cumbre por ser una «provocación». A tenor de la Casa Azul, la oficina presidencial surcoreana, «Moon dijo que si Corea del Norte implementa medidas de desnuclearización y el diálogo continúa, hay que cambiar la presión militar para reducir sus hostiles relaciones con EE.UU.». Dentro de esta nueva política, habrá que ver si el próximo mes de agosto se celebran o no las maniobras «Unichi Freedom Guardian», que han levantado la tensión otros años. Mientras tanto, lo que sí ha tenido lugar este jueves ha sido la primera reunión militar de alto nivel entre las dos Coreas de la última década. Al mando de sendos generales, ambas delegaciones se han entrevistado en la parte norte de la cerrada frontera de Panmunjom, donde a finales de abril se encontraron Moon Jae-in y Kim Jong-un. Esta cita militar de alto nivel estaba prevista para el pasado mes de mayo, pero Corea del Norte la canceló de improviso para protestar por unas maniobras militares del Sur con EE.UU. durante la durísima negociación de la cumbre de Singapur. Finalmente celebrada, la ministra surcoreana de Exteriores la definió como «un punto de inflexión histórico», ya que es «la primera vez que las más altas autoridades de Pyongyang prometen a un presidente de EE.UU. trabajar hacia una completa desnuclearización». Tras su paso por Corea del Sur, Pompeo ha recalado este jueves en China, donde sigue su gira para promover el desarme atómico de Kim Jong-un.
13-06-2018 | Fuente: abc.es
Los desertores norcoreanos en EE.UU.: «¿Para qué una cumbre si no se habla de derechos humanos?»
Grace Jo pertenece, a su pesar, a un club muy exclusivo. Hay cerca de 5.000 norcoreanos entre los 325 millones de estadounidenses, una comunidad mínima, si se compara con casi cualquier país del mundo. Ella es una de las 214 personas que tienen estatus de refugiado en EE.UU. Y una de las pocas que puede hablar sin tapujos y sin esconderse en el anonimato: no le queda familia en Corea del Norte, así que nadie sufrirá represalias por lo que diga. Jo tiene 26 años y vive en Maryland, después de haber escapado en 2008 junto a parte de su familia de las torturas, la persecución y el «gulag» de Corea del Norte. Habla por teléfono con ABC casi a la vez que Donald Trump y Kim Jong-un aparecen ante las cámaras y se dan un apretón de manos. Es un momento histórico para su país de origen y para el que le ha acogido, pero Jo lo vive con un optimismo «a medias». «Es bueno que Kim se abra a hablar con el presidente de EE.UU. Lo malo es que sabemos que el Gobierno de Corea del Norte nunca abandonará las armas nucleares. Solo tratan de ganar tiempo y dinero. Necesitan que se suavicen las sanciones internacionales», asegura. Jo considera que en antes Trump estaba haciendo un buen trabajo con su posición de fuerza frente a Pyongyang. Ahora no le gusta escucharle decir que Kim «hará algo grande para su pueblo», en un país descosido por la pobreza y la represión, en el que han muerto millones de personas por las hambrunas en las últimas décadas. Para todo aquel que sufre al régimen norcoreano, la cumbre no servirá de mucho porque se ha dejado fuera los derechos humanos, asegura. «La desnuclearización es muy importante, claro. Pero también lo son los derechos humanos», exige. «¿Para qué se celebra una cumbre si no se habla de derechos humanos?» Para Jo, la comunidad norcoreana comparte la idea de que Pyongyang no renunciará a las armas nucleares, porque es la único que les da una posición de fuerza en cualquier negociación. Conoce bien esa postura como vicepresidenta de la organización Norcoreanos en EE.UU. «Todos pensamos de forma similar al respecto» asegura. Lo mismo dice de la estrategia de Corea del Norte de limpiar la imagen de Kim, que ha pasado de ser un excéntrico y peligroso dictador a un avezado diplomático. Parte de ello, según Jo, se debe también al nuevo Gobierno de Corea del Sur, liderado por Moon Jae-in, cuyos encuentros con Kim en la frontera de ambos países contribuyeron al cambio en la percepción del dictador. «Es una operación propagandística», asegura. «Quizá Kim tenga sus propios planes y su mentalidad haya cambiado, pero el régimen y la elite de Corea del Norte nunca permitirá un cambio político de forma pacífica». En esa línea, Trump ha beneficiado a Kim con la cumbre, que ha dado un baño de respetabilidad al líder comunista. La línea que EE.UU. debería seguir, según Jo, es «mantener el máximo nivel de sanciones. Sin dinero, el régimen pierde su poder. Con o sin sanciones, la gente norcoreana sufre igual. Pero el cambio político nunca se producirá si el régimen sigue teniendo recursos».
13-06-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un acepta la invitación de Trump para visitar EEUU, según medios norcoreanos
El líder norcoreano, Kim Jong-un, aceptó la invitación realizada por el presidente estadounidense, Donald Trump, de visitarle en su país para celebrar un nuevo encuentro tras la histórica cumbre de Singapur, según informaron hoy los medios de Pyongyang. Durante la reunión celebrada en la víspera en la ciudad-estado asiática, «Kim Jong-un invitó a Trump a visitar Pyongyang en el momento adecuado, y Trump invitó a Kim Jong-un a visitar Estados Unidos», según recoge la agencia estatal norcoreana de noticias KCNA, en una amplia nota sobre la cumbre. Esta información coincide con lo que dijo en la víspera el presidente estadounidense, Donald Trump, quien afirmó en rueda de prensa tras la cumbre que «en el momento apropiado» está dispuesto a visitar Pyongyang «En el momento apropiado, lo haré», dijo Trump sobre su posible viaje a Corea del Norte. «Los dos líderes aceptaron con mucho gusto las invitaciones mutuas, convencidos de que servirán como otra importante ocasión para mejorar las relaciones entre la RPDC (República Popular Democrática de Corea, nombre oficial de Corea del Norte) y EE.UU.», señala en su nota de hoy la KCNA. La agencia estatal y el diario Rodong, el principal rotativo norcoreano, ofrecieron hoy una amplia información sobre la cumbre de Singapur, en lo que supone la primera versión de los medios de propaganda del hermético régimen sobre el resultado del histórico encuentro. «La cumbre RPDC-EEUU tuvo lugar en Singapur con éxito entre un apoyo y una acogida entusiastas de todo el mundo, y resultó en un gran evento de significativa importancia para promover la histórica tendencia hacia la reconciliación y la paz», destaca la KCNA, que también señala el «cambio radical» en las «hostiles relaciones» bilaterales. Lejos de una «catástrofe nuclear» El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo hoy que el mundo está ahora más lejos de una "potencial catástrofe nuclear" tras la histórica reunión que mantuvo en Singapur con el líder norcoreano, Kim Jong-un. «¡El mundo ha dado un gran paso hacia atrás de una potencial catástrofe nuclear! ¡No más lanzamientos de cohetes, pruebas nucleares o desarrollo!», dijo Trump en Twitter aprovechando su largo viaje de regreso a Washington desde Asia. En otro mensaje de la serie, Trump dio las gracias a Kim Jong-un por «dar un paso firme hacia un nuevo y brillante futuro para su pueblo» con la reunión de Singapur, que según el líder estadounidense «¡demuestra que un cambio real es posible!». «No existe límite para lo que Corea del Norte podrá lograr cuando renuncie a sus armas nucleares y adopte el comercio y participe del mundo», dijo Trump. «¡El presidente Kim -añadió- tiene ante él la oportunidad de ser recordado como un líder que marcó el inicio de una gloriosa era de seguridad y prosperidad para su pueblo!».
13-06-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un acepta la invitación de Trump para visitar EE.UU., según medios norcoreanos
El líder norcoreano, Kim Jong-un, aceptó la invitación realizada por el presidente estadounidense, Donald Trump, de visitarle en su país para celebrar un nuevo encuentro tras la histórica cumbre de Singapur, según informaron hoy los medios de Pyongyang. Durante la reunión celebrada en la víspera en la ciudad-estado asiática, «Kim Jong-un invitó a Trump a visitar Pyongyang en el momento adecuado, y Trump invitó a Kim Jong-un a visitar Estados Unidos», según recoge la agencia estatal norcoreana de noticias KCNA, en una amplia nota sobre la cumbre. Esta información coincide con lo que dijo en la víspera el presidente estadounidense, Donald Trump, quien afirmó en rueda de prensa tras la cumbre que «en el momento apropiado» está dispuesto a visitar Pyongyang «En el momento apropiado, lo haré», dijo Trump sobre su posible viaje a Corea del Norte. «Los dos líderes aceptaron con mucho gusto las invitaciones mutuas, convencidos de que servirán como otra importante ocasión para mejorar las relaciones entre la RPDC (República Popular Democrática de Corea, nombre oficial de Corea del Norte) y EE.UU.», señala en su nota de hoy la KCNA. La agencia estatal y el diario Rodong, el principal rotativo norcoreano, ofrecieron hoy una amplia información sobre la cumbre de Singapur, en lo que supone la primera versión de los medios de propaganda del hermético régimen sobre el resultado del histórico encuentro. «La cumbre RPDC-EEUU tuvo lugar en Singapur con éxito entre un apoyo y una acogida entusiastas de todo el mundo, y resultó en un gran evento de significativa importancia para promover la histórica tendencia hacia la reconciliación y la paz», destaca la KCNA, que también señala el «cambio radical» en las «hostiles relaciones» bilaterales. Lejos de una «catástrofe nuclear» El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo hoy que el mundo está ahora más lejos de una "potencial catástrofe nuclear" tras la histórica reunión que mantuvo en Singapur con el líder norcoreano, Kim Jong-un. «¡El mundo ha dado un gran paso hacia atrás de una potencial catástrofe nuclear! ¡No más lanzamientos de cohetes, pruebas nucleares o desarrollo!», dijo Trump en Twitter aprovechando su largo viaje de regreso a Washington desde Asia. En otro mensaje de la serie, Trump dio las gracias a Kim Jong-un por «dar un paso firme hacia un nuevo y brillante futuro para su pueblo» con la reunión de Singapur, que según el líder estadounidense «¡demuestra que un cambio real es posible!». «No existe límite para lo que Corea del Norte podrá lograr cuando renuncie a sus armas nucleares y adopte el comercio y participe del mundo», dijo Trump. «¡El presidente Kim -añadió- tiene ante él la oportunidad de ser recordado como un líder que marcó el inicio de una gloriosa era de seguridad y prosperidad para su pueblo!».
08-06-2018 | Fuente: abc.es
Los desafíos de EE.UU. en la cumbre: Irán, el cambio climático y los aranceles
Las diferencias de EE.UU. con sus aliados en asuntos como el pacto nuclear con Irán, el cambio climático o la política arancelaria amenazan con convertir la reunión del G7 que hoy comienza en Canadá en una inédita cumbre del G6+1. La estrategia internacional adoptada por Washington desde la llegada de Donald Trump a la presidencia de ese país, hace año y medio, le ha distanciado cada vez más del resto de países del G7: Canadá, Alemania, Japón, Reino Unido, Italia y Francia. A pesar de los esfuerzos encabezados por el presidente francés, Emmanuel Macron, por reconducir la relación, ésta pasa un mal momento. A Trump «puede que no le importe estar aislado, pero a nosotros tampoco nos importa firmar un acuerdo con seis países si es necesario», que »representan valores y un mercado económico que tiene el respaldo del peso de la historia y que ahora es una verdadera fuerza internacional», dijo ayer Macron en Twitter, sobre un posible acuerdo final en la cumbre del G7 en Canadá. Los principales escollos son: Pacto nuclear con Irán El 14 de julio de 2015, y tras arduas negociaciones, Irán y 5+1 (EE.UU., Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania) alcanzaron un histórico acuerdo, el Plan de Acción Conjunto y Completo (JCPOA), por el que Teherán se comprometió a no fabricar armas nucleares y a cambio se le reducían las sanciones paulatinamente. Considerado un hito por la comunidad internacional, el pacto permitió el regreso a Irán de multinacionales como Total, Airbus, Fincantieri o Siemens, con contratos millonarios, junto a numerosas empresas europeas de menor tamaño. Pero el pasado 8 de mayo, Trump, cuyo Gobierno ha vuelto a colocar a Irán como uno de los mayores enemigos de EE.UU., anunció que su país se retiraba del JCPOA y que se volvían a imponer sanciones a diversos sectores, entre ellos el energético, en el que numerosas empresas extranjeras tienen intereses. Los países europeos, que aún trabajan en una posición común, han intentado interceder ante EE.UU. para proteger los intereses de sus empresas, que sin embargo dudan de su efectividad. Los firmantes del JCPOA, a excepción de EE.UU., se reunieron ayer por primera vez en Teherán para estudiar fórmulas que garanticen el futuro del pacto, mientras el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, convertido en el gran aliado Trump, lleva a cabo una gira por Europa para convencer a los gobiernos de que es necesario terminar con el acuerdo. Cambio climático Antes de dejar el pacto con Irán, Trump ya había abandonado otro acuerdo considerado histórico por la comunidad internacional, el del París, el primero global contra el cambio climático, firmado en 2016 con el objetivo de «mantener la temperatura media mundial por debajo de dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales». Su fuerza reside en el mecanismo con el que periódicamente deben revisarse los compromisos de cada país, que está obligado a rendir cuentas y a renovar sus contribuciones al alza cada cinco años. Los estados que quieran pueden usar mecanismos de mercado (compraventa de emisiones) para cumplir los objetivos de emisión. En un principio, EE.UU. quiso «liderar» la lucha contra el cambio climático y, bajo la presidencia de Barack Obama, se comprometió a recortar los gases invernadero entre un 26 y un 28% respecto a los niveles de 2005, pero la llegada de Trump lo cambió todo: el 1 de junio de 2017 anunció su retirada, aunque no se producirá oficialmente hasta pasados cuatro años. Guerra comercial La última de las «guerras» desatadas por Trump con sus aliados tradicionales es comercial y afecta a la política arancelaria, después de que el 1 de marzo pasado el mandatario anunciase la imposición de aranceles del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio de algunos países «por un largo periodo de tiempo», porque era el momento de que «el mundo deje de aprovecharse de EE.UU.». Tras varios anuncios y contraanuncios, el 23 de marzo entran en vigor los aranceles del 10 % y el 25 % a las importaciones de aluminio y acero, que finalmente afectan especialmente a China al dejar, así como Australia, Corea del Sur, Brasil y Argentina. El 31 de mayo, Trump suspende la exención a la UE, Canadá y México, que anuncian represalias. La Comisión Europea aprobó hace dos días la imposición de aranceles adicionales a productos estadounidenses, una medida que entrará en vigor en julio.
06-06-2018 | Fuente: abc.es
May dice a Netanyahu que Reino Unido seguirá apoyando el pacto con Irán
La primera ministra británica, Theresa May, ha declarado este miércoles a su homólogo israelí, Benjamin Netanyahu, que el Reino Unido sigue apoyando el acuerdo nuclear con Irán de 2015 como «mejor ruta» para prevenir que el país desarrolle un arsenal nuclear. «Junto con Alemania y Francia, el Reino Unido sigue creyendo que es la mejor ruta para prevenir que Irán adquiera un arma nuclear», ha afirmado May tras recibir al líder israelí en su residencia oficial del número 10 de Downing Street. May ha dicho que su Gobierno seguirá «comprometido» con el pacto multilateral, del que se ha desmarcado Estados Unidos, «mientras Irán cumpla sus obligaciones», lo que por el momento hace, según ha certificado el Organismo Internacional de Energía Atómica. Con todo, la dirigente conservadora ha reconocido que «hay otros asuntos que deben ser abordados en relación con Irán, su actividad desestabilizadora en países como Siria y el Yemen y la proliferación de misiles balísticos». May también ha expresado a Netanyahu la «preocupación» de su Gobierno «por la pérdida de vidas palestinas» durante las recientes protestas en la Franja de Gaza, en las que en manifestaciones violentas murieron 110 palestinos entre el 30 de marzo y el 15 de mayo por fuego israelí. Por su parte, el primer ministro de Israel ha dicho que su prioridad es que Teherán no consiga armas nucleares y «cómo revertir la agresión de Irán en la región» de Oriente Medio. «Creo que podemos trabajar juntos para conseguir estos objetivos», ha asegurado Netanyahu, quien ha insistido en que los palestinos fallecidos estaban «pagados y empujados por (el grupo islamista) Hamás», que controla la Franja. Netanyahu concluye en Londres una gira por Europa que le ha llevado previamente a Alemania y Francia, donde se reunió con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el presidente francés, Emmanuel Macron. El lunes en Berlín, Merkel ratificó que su país seguirá vinculado al acuerdo nuclear internacional con Teherán de 2015, aunque mostró comprensión por la «preocupación» de Israel sobre las actividades iraníes en Oriente Medio. Macron mantuvo el martes una postura similar, al señalar que el pacto con Teherán es necesario aunque sea mejorable.
05-06-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un exige una suite de lujo en Singapur, que cuesta 6.000 dólares la noche
Se acerca la fecha y parece que se mantiene el histórico encuentro entre el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el presidente de EE.UU., Donald Trump. Así lo confirmó el presidente estadounidense la semana pasada, y ayer la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, informó que la cumbre daría comienzo a las 9 de la mañana del día 12 de junio (21.00 horas del 11 de junio, según el horario de la costa este). Según las últimas noticias, el dictador norcoreano habría exigido que se le facilitara una suite de lujo, cuyo coste por noche sería de 6.000 dólares. Este tema habría salido durante la visita, el pasado fin de semana, de un alto funcionario de Corea del Norte a la Casa Blanca El vicejefe de personal de la Casa Blanca, Joe Hagin, y el jefe de personal de facto de Kim, Kim Chang Son, intentaron concretar los detalles logísticos para el encuentro en Singapur. Durante la reunión trascendió el deseo de Kim por alojarse en el hotel de cinco estrellas Fullerton. Construido en 1928 es el más exclusivo de la ciudad y está ubicado junto al río. Según su página web, el hotel estaría completo entre el 9 y el 12 de junio, por lo que no se admiten reservas. El alosamiento se ha negado a confirmar al diario británico «The Independent», si existiá una reserva a nombre del líder norcoreano, remitiéndose a su política de privacidad. Al polémico capricho de Kim Jong-un se suma la incóginica sobre quién abonará la factura, pues según «The Washington Post» no será Corea del Norte. Al menos esa es la exigencia transmitida en la reunión logística durante el pasado fin de semana. Ante esta aseveración se abre una interrogante: ¿Será EE.UU. quién pague la cuantiosa factura? Suite presdiencial del hotel Fullerton, en SingapurSegún el medio estadounidense, EE.UU. estaría dispuesto a abonarla pero esto podría contravenir las sanciones del Departamento del Tesoro, que considera ilegal un pago de estas características. Para llevarlo a cabo, la Oficina de Control de Activos Extranjeros tendría que suspender temporalmente la aplicación de las sanciones a través de una exención. La Casa Blanca no se ha pronunciado todavía sobre este punto. Mientras se dilucida si Washington abona o no la lujosa estancia del líder de Corea del Norte (uno de los países más pobres del mundo que se sitúa en el puesto 186 de un total de 196 en el ranking de PIB per cápita), han surgido algunos voluntari0s para pagar sus gastos. Entre ellos se encuentra la ciudad-estado de Singapur. El ministro de Defensa, Ng Eng Hen, habría dicho a los periodistas que la nación estaba lista para sufragar algunos de los gastos para asegurar que la reunión fuera un éxito. «Es un coste que estamos dispuestos a asumir para jugar un papel pequeño en esta reunión histórica». Otro dispuesto a aflojar la cartera es la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN), el grupo, con sede en Ginebra, que impulsa la plena implementación del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares y que ganó el Premio Nobel de la Paz 2017 por su trabajo.«Nuestro movimiento está comprometido con la abolición de las armas nucleares y reconocemos que esta cumbre histórica es una oportunidad única en una generación para trabajar por la paz y el desarme nuclear», dijo Akira Kawasaki, del grupo directivo de ICAN, en un comunicado. «El Premio Nobel de la Paz incluyó un premio en efectivo y estamos dispuestos a ofrecer fondos del galardón para cubrir los gastos de la cumbre, a fin de apoyar la paz en la Península de Corea y un mundo libre de armas nucleares». Posibles escenarios de la cumbre Entre los posibles lugares mencionados como el sitio de la cumbre incluyen el Shangri-la Hotel, que recibió al primer ministro de la India y jefes de defensa de todo el mundo este fin de semana, el hotel Capella en la isla turística de Sentosa y el Marina Bay Sands. La última es una propiedad de tres torres y 2.561 habitaciones, que se inauguró en 2011, y es propiedad de Las Vegas Sands Corporation, cuyo multimillonario presidente, Sheldon Adelson, fue uno de los principales patrocinadores financieros de la candidatura presidencial de Trump en 2016. Corea del Sur también pagó Si EE.UU. pago los gastos de Kim Jong-un, o lo hace otro organismo, no será la primera vez. Existe un precedente cercano en el tiempo: durante los Juegos Olímpicos de 2018 en PyeongChang, Corea del Sur gastó 2,6 millones de dólares en los gastos de viaje y el alojamiento del escuadrón de vítores de Corea del Norte, una compañía artística y otros miembros de la delegación. Mientras tanto, en los mismos juegos, el Comité Olímpico Internacional pagó a 22 atletas de Corea del Norte para viajar al evento.