Infortelecom

Noticias de armas nucleares

01-01-1970 | Fuente: abc.es
EE.UU. podría estar preparando un ataque preventivo contra Corea del Norte
El Gobierno de Estados Unidos podría estar preparándose para lanzar un ataque preventivo con armas convencionales contra Corea del Norte en caso de estar convencido de que Pyongyang continuará con sus ensayos de armas nucleares. Así lo han indicado varias fuentes de la Inteligencia estadounidense a la cadena NBC, apenas horas después de que el Ejército estadounidense lanzara contra las fuerzas de Estado Islámico en el este de Afganistán la bomba no nuclear más potente que se ha usado nunca en combate. Corea del Norte ha advertido recientemente de que se aproxima un «gran acontecimiento» y Estados Unidos, por su parte, ha asegurado que hay indicios de que el país asiático podría llevar a cabo un nuevo ensayo nuclear incluso este fin de semana. Fuentes de la Inteligencia han indicado que Washington ha posicionado dos destructores capaces de disparar misiles de crucero 'Tomahawk' --los mismos que lanzó la semana pasada contra una base militar ubicada en la provincia siria de Homs (oeste)-- en la región, a algo menos de 500 kilómetros de la zona de ensayos nucleares norcoreana. Asimismo, Washington cuenta con bombarderos pesados en Guam, disponibles para atacar Corea del Norte de ser necesario. Esta misma semana, Estados Unidos desplegó también un grupo de ataque de portaaviones, encabezado por el 'USS Carl Vinson', a la península de Corea, si bien el secretario de Defensa, James Mattis, señaló que esta medida no respondía a ninguna razón específica.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Corea del Norte presenta un misil balístico para submarinos en el desfile militar del Día del Sol
Las autoridades de Corea del Norte han presentado este sábado en la capital, Pyongyang, un misil balístico para submarinos (SLBM, por sus siglas en inglés), presentación que ha tenido lugar en el marco del desfile militar de este sábado por la celebración del 105º aniversario del fundador de la república, Kim Il Sung, abuelo del actual líder norcoreano, Kim Jong Un. Es la primera vez que Pyongyang presenta en público este proyectil, un misil preparado para ser lanzado desde un submarino. El proyectil ha sido trasladado en camión durante el desfile para ser presentado delante del propio Kim, tal y como han mostrado las imágenes del acto, retransmitido por la cadena estatal norcoreana. La celebración, también conocida como Día del Sol, ha estado durante los últimos días en el punto de mira de los Gobiernos de todo el mundo, principalmente de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, que temen que aproveche el homenaje al líder supremo para lanzar un nuevo misil balístico o realice un nuevo ensayo nuclear, que sería el sexto. La tensión ya existente en la región ha aumentado desde que el pasado mes de septiembre Pyongyang confirmó haber realizado su quinta prueba nuclear «para evaluar el poder de una ojiva nuclear recién desarrollada». Corea del Sur señaló entonces que podría tratarse de la más potente hasta la fecha, con un alcance probable de diez kilotones. Este pasado jueves, varias fuentes de la Inteligencia estadounidense aseguraron a la cadena NBC que el Gobierno de Donald Trump podría estar preparándose para lanzar un ataque preventivo con armas convencionales contra Corea del Norte en caso de estar convencido de que Pyongyang continuará con sus ensayos de armas nucleares. Esta información se publicó horas después de que el Ejército estadounidense lanzara contra las fuerzas de Estado Islámico en el este de Afganistán la bomba no nuclear más potente que se ha usado nunca en combate. En respuesta, las Fuerzas Armadas de Corea del Norte han advertido de que emprenderán «la reacción más dura» en caso de que exista algún tipo de ataque por parte de Estados Unidos. Entretanto, Japón ha anunciado que está en situación de alerta ante cualquier tipo de acción que considere una provocación. Por su parte, China, único gran aliado del Gobierno de Kim Jong Un, ha pedido a las partes que hagan lo posible para reducir la tensión en torno al programa de armamento de Corea del Norte antes de que la situación alcance una «etapa irreversible e inmanejable». La Presidencia rusa también se ha pronunciado al respecto y ha expresado su «preocupación» por la escalada de tensiones en la península de Corea, instando a no entrar en «provocaciones», después de que tanto Pyongyang como Washington hayan deslizado la posibilidad de adoptar algún tipo de acción en respuesta a posibles amenazas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Corea del Norte arranca con un desfile militar el 105º aniversario de su fundador
Corea del Norte ha arrancado este sábado, 15 de abril, con un desfile militar la celebración del 105º aniversario del fundador de la república, Kim Il Sung, abuelo del actual líder norcoreano, Kim Jong Un. La celebración ha estado durante los últimos días en el punto de mira de los Gobiernos de todo el mundo, principalmente de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, que temen que aproveche el homenaje al líder supremo para lanzar un nuevo misil balístico o realice un nuevo ensayo nuclear, que sería el sexto. La tensión ya existente en la región ha aumentado desde que el pasado mes de septiembre Pyongyang confirmó haber realizado su quinta prueba nuclear «para evaluar el poder de una ojiva nuclear recién desarrollada». Corea del Sur señaló entonces que podría tratarse de la más potente hasta la fecha, con un alcance probable de diez kilotones. Este mismo jueves, varias fuentes de la Inteligencia estadounidense aseguraron a la cadena NBC que el Gobierno de Donald Trump podría estar preparándose para lanzar un ataque preventivo con armas convencionales contra Corea del Norte en caso de estar convencido de que Pyongyang continuará con sus ensayos de armas nucleares. Esta información se publicó horas después de que el Ejército estadounidense lanzara contra las fuerzas de Daesh en el este de Afganistán la bomba no nuclear más potente que se ha usado nunca en combate. En respuesta, las Fuerzas Armadas de Corea del Norte han advertido de que emprenderán «la reacción más dura» en caso de que exista algún tipo de ataque por parte de Estados Unidos. Entretanto, Japón ha anunciado que está en situación de alerta ante cualquier tipo de acción que considere una provocación. Por su parte, China, único gran aliado del Gobierno de Kim Jong Un, ha pedido a las partes que hagan lo posible para reducir la tensión en torno al programa de armamento de Corea del Norte antes de que la situación alcance una «etapa irreversible e inmanejable». La Presidencia rusa también se ha pronunciado al respecto y ha expresado su «preocupación» por la escalada de tensiones en la península de Corea, instando a no entrar en «provocaciones», después de que tanto Pyongyang como Washington hayan deslizado la posibilidad de adoptar algún tipo de acción en respuesta a posibles amenazas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Corea del Norte muestra nuevos misiles y se dice «preparada para la guerra nuclear»
En un alarde de fuerza ante Estados Unidos, Corea del Norte ha mostrado este sábado nuevos misiles en un gran desfile por el 105 aniversario del nacimiento de Kim Il-sung, su fundador y abuelo del actual dictador. Pero, siguiendo su táctica habitual de tensar la cuerda hasta el último momento sin llegar a romperla, no ha llevado a cabo ningún ensayo nuclear o balístico, como le ha prevenido el presidente Donald Trump. Desafiando, eso sí, sus advertencias para que frene sus provocaciones militares, el régimen del joven Kim Jong-un ha enseñado lo que parecen ser nuevos misiles intercontinentales y submarinos, así como numerosas lanzaderas de proyectiles, tanques, cañones y otros vehículos de guerra. Según muestran las imágenes tomadas por la televisión estatal, entre ellos destacan varios cohetes KN-08 y KN-14, con los que Pyongyang pretende algún día tener la capacidad para golpear a EE.UU. con una cabeza nuclear. En su discurso de año nuevo, Kim Jong-un aseguró que dichos proyectiles habían ?alcanzado su fase final?, pero los expertos dudan de su verdadera potencia porque todavía no han sido probados. Para determinar el grado de amenaza que suponen, los analistas ya están estudiando los enormes cohetes que han desfilado junto a miles de soldados por el centro de Pyongyang. Galería de imágenes Vea la galería completa (0 imágenes) Transportados por lanzaderas móviles, que el régimen está desarrollando porque resultan más difíciles de detectar, también han sido revelados sus misiles submarinos, que fueron disparados con éxito hace varios meses y son especialmente peligrosos para el enemigo. Denominados Pukkuksong, estos proyectiles pueden llegar a recorrer hasta mil kilómetros tras ser lanzados desde debajo el agua, aumentando así el efecto sorpresa de su ataque. Junto a ellos, hicieron acto de presencia los famosos cohetes de rango medio Musudan, en teoría capaces de llegar hasta la base estadounidense de Guam en el Pacífico, y los Nodong de corto alcance que amenazan a la vecina Corea del Sur. Además de mejorar sus vehículos de guerra, el régimen está avanzando en los llamados proyectiles con combustible sólido, lo que indicaría que las sanciones internacionales impuestas por la ONU no han logrado detener su programa militar. Con evidente afán propagandístico, Kim Jong-un luce lo mejor de su arsenal para disuadir a EE.UU. de un cambio de régimen y asegurarse así su supervivencia. Buena prueba de ello es que ha permitido durante estos días la entrada de unos 200 periodistas extranjeros, que permanecen vigilados en todo momento y no tienen libertad alguna para moverse. Utilizando este altavoz internacional, el vicemariscal Choe Ryong-hae aseguró en su discurso ante la multitud que ?si Estados Unidos sigue con sus provocaciones temerarias, responderemos a una guerra nuclear con nuestras armas atómicas?. Elevando otra vez el nivel de sus amenazas, el régimen reaccionaba así a las advertencias del presidente Trump. Para impedirle a Kim Jong-un un nuevo ensayo nuclear y balístico, el nuevo inquilino de la Casa Blanca está desplegando un portaaviones y varios buques de guerra con baterías antimisiles cerca de aguas norcoreanas, lo que ha vuelto a disparar la tensión en la zona. A tenor de las últimas imágenes por satélite, tomadas el miércoles, el silo nuclear de Punggye-ri está ?listo? para una nueva prueba atómica, que sería la sexta ya desde 2006. Pero no parece probable que el régimen se atreva a llevarla a cabo en plenas celebraciones por el padre de la patria, que suponen la fecha festiva más importante de su calendario, y con la Prensa extranjera en Pyongyang. Eso no significa que deje de calentar el ambiente, como viene siendo su especialidad desde hace años. En un mensaje directo al vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, quien empieza este domingo en Corea del Sur una gira de diez días por Asia, la agencia de noticias norcoreana (KCNA) advirtió de que ?la histeria militar? de Washington ?ha llegado a una fase peligrosa que ya no se puede pasar por alto?. Tras los recientes ataques del irascible Trump a Siria y Afganistán, esa nueva crisis nuclear con Corea del Norte ha alarmado sobremanera a China, cuyo ministro de Exteriores, Wang Yi, teme que ?el conflicto pueda estallar en cualquier momento?. Debido a su histórica alianza comunista, Pekín es el único valedor que le queda a Pyongyang, pero sus relaciones se han deteriorado hasta tal punto que China ha suspendido sus importaciones de carbón norcoreano, importante fuente de financiación para el régimen. En medio de esta tensión, los norcoreanos disfrutan del Día del Sol, como la propaganda llama con evidente grandilocuencia al natalicio de Kim Il-sung, ?Presidente Eterno? de un régimen anacrónico que intenta blindarse con sus misiles y armas nucleares.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
EE.UU. tilda de «provocación» el último ensayo de misiles norcoreano
El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, ha calificado este domingo de «provocación» el lanzamiento fallido de un misil realizado horas antes por Corea del Norte, una acción que incrementa aún más el nerviosismo que se vive en la península coreana. «La provocación de esta mañana del Norte es simplemente el último recordatorio de los riesgos que encara cada uno de vosotros cada día», dijo Pence ante un grupo de militares estadounidenses durante una cena celebrada con motivo del Domingo de Pascua en la céntrica base militar de Yongsan, en la capital surcoreana. Pence aterrizó hoy junto a su mujer y sus dos hijas en la base aérea de Osan (al sur de Seúl) poco después de que Corea del Norte tratara de lanzar sin éxito desde la localidad de Sinpo (este del país) un misil balístico que aparentemente estalló poco después de ser disparado. La acción norcoreana amplía el desafío planteado a Washington con su programa armamentístico tan solo un día después de haber celebrado el aniversario del fundador del régimen, Kim Il-sung, exhibiendo misiles de alcance intercontinental y prometiendo responder a un hipotético ataque estadounidense con armas nucleares. El número dos de la Administración Trump visitó tras aterrizar el Cementerio Nacional de Seúl, donde están enterrados veteranos de la Guerra de Corea (1050-1953), en un gesto encaminado a cimentar la alianza militar entre Washington y Seúl. En ese sentido, Pence ha asegurado durante la cena que bajo el liderazgo de Donald Trump «el compromiso con esta alianza histórica» es más fuerte que nunca. Pence se reunirá mañana con el presidente surcoreano en funciones, Hwang Kyo-ahn, y con el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), Chung Sye-kyun. El nerviosismo que se vive en la península ocupará la mayor parte de la agenda, y se espera que Pence y Hwang analicen maneras de presionar a Pyongyang para que abandone su programa nuclear y de misiles a través de una mayor presión diplomática y también de sanciones aún más endurecidas. La Casa Blanca también ha apuntado a que se examinarán opciones militares como posible respuesta a provocaciones del régimen norcoreano. Las insinuaciones de Washington de cara a un hipotético ataque preventivo han venido acompañadas del despliegue del portaaviones nuclear USS Carl Vinson en aguas de la península en respuesta a otra prueba de misiles que Pyongyang hizo el pasado 5 de abril. Además se teme que el régimen de Kim Jong-un decida realizar una prueba atómica (fotos recientes indican que todo está listo en su base nuclear para ejecutar una) en los próximos días.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Corea del Norte lleva a cabo maniobras con fuego real en el aniversario de su Ejército
Corea del Norte ha realizado este martes un gran ejercicio militar para conmemorar la fundación de su Ejército, coincidiendo con la llegada de un submarino estadounidense a Corea del Sur en medio de la preocupación por los programas de armas nucleares y de misiles de Pyongyang. De acuerdo con una fuente gubernamental surcoreana citada por la agencia Yonhap, Corea del Norte ha llevado a cabo lo que parece ser la mayor maniobra militar con fuego real este martes para conmemorar el 85 aniversario de su Ejército. Según la fuente, las maniobras han tenido lugar en torno a la ciudad portuaria de Wonsan y se cree que el dirigente norcoreano, Kim Jong Un, habría estado presente en las mismas. En ellas han participado unas 300-400 piezas de artillería de largo alcance capaces de atacar Seúl y sus zonas colindantes. Posteriormente, la oficina del Estado Mayor surcoreano ha confirmado las maniobras con munición real. «Nuestro Ejército está siguiendo de cerca los movimientos militares de Corea del Norte», ha asegurado. La escala del 'USS Michigan' en Corea del Sur se produce en momentos en que un grupo de ataque encabezado por un portaaviones estadounidense se dirige a las aguas de la península coreana y los principales enviados sobre Corea del Norte de Corea del Sur, Japón y Estados Unidos se reúnen en Tokio, ha destacado Reuters. El submarino estadounidense USS Michigan llega al puerto de Busan- EFE En las últimas semanas ha aumentado el temor a que Corea del Norte lleve a cabo otra prueba nuclear o un lanzamiento de misiles de largo alcance en desafío de las sanciones de Naciones Unidas. Los medios estatales de Corea del Norte se han mostrado desafiantes en un comentario que conmemoró el aniversario número 85 de la fundación del Ejército Popular de Corea, asegurando que su Ejército está preparado para «poner fin a la historia de intrigas y chantaje nuclear de Estados Unidos».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El presidente filipino llama «hijo de puta» al líder de Corea del Norte
El controvertido presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, llamó hoy «hijo de puta» al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y le acusó de «jugar con juguetes peligrosos» que pueden destruir la región. «Ese hijo de puta.. si comete un error, el lejano Oriente se convertirá en una tierra desértica», dijo Duterte, en referencia al programa de armas atómicas del dictador de Pyongyang. El mandatario filipino también ironizó con la «cara rechoncha que parece amable» de su homólogo norcoreano, a quien llamó «tonto» durante un discurso frente a funcionarios en una ceremonia pública transmitida por televisión. Duterte argumentó que, de producirse un conflicto nuclear en la península coreana, aunque sea limitado, la lluvia radiactiva «puede destruir el suelo y los recursos, y quién sabe qué pasará» en Filipinas y otros países de la región. Los comentarios del jefe del Estado filipino aportan tensión al ambiente a solo tres días de que comience en Manila la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), que se prolongará hasta el lunes con encuentros con homólogos de otros países, como Estados Unidos. Se espera que el conflicto de la península coreana sea uno de los principales asuntos en la agenda, ya que asistirán como invitados a la reunión los cancilleres de ambas Coreas, EEUU, China, Rusia y Japón, países involucrados en las fallidas conversaciones para la desnuclearización de Pyongyang. Corea del Norte, que ha logrado fuertes avances en su programa de armas nucleares desde la llegada al poder de Kim Jong-un en 2011, lanzó el pasado viernes su segundo misil balístico intercontinental en un solo mes y aseguró que todo el territorio de EEUU está al alcance de sus proyectiles. El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, quien participará en las conversaciones en Manila, hizo un nuevo llamamiento a China para que aproveche la significativa relación económica y los vínculos históricos con Corea del Norte y presione al régimen norcoreano.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
EE.UU. se plantea declarar la guerra a Corea del Norte si continúa con su escalada militar
El asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump ha confirmado que está barajando la posibilidad, entre otras opciones, de declarar una «guerra preventiva» a Corea del Norte ante los últimos ensayos balísticos efectuados por el país asiático, contrarios a las sanciones impuestas por Naciones Unidas. Herbert McMaster ha indicado a la cadena NBC que este plan podría adquirir sentido si se confirma que Corea del Norte es capaz de lanzar un arma nuclear que pudiera alcanzar el país. «¿Me está preguntando si estamos preparando planes para una guerra preventiva? Sí, si se demuestra que poseen armas nucleares que puedan amenazarnos. Desde la perspectiva del presidente, sería algo intolerable, así que, desde luego, tenemos que aportar todas las opciones posibles y ello incluye una opción militar», ha manifestado McMaster. Los expertos consideran que Corea del Norte todavía no está preparada para lanzar una cabeza nuclear contra Estados Unidos a pesar de que el mes pasado efectuó dos lanzamientos de prueba de dos misiles balísticos de alcance intercontinental, teóricamente capacitados para impactar en Estados Unidos. Con todo, McMaster ha hecho especial hincapié en que Estados Unidos no quiere apostar por esta opción. «Nos gustaría resolverlo sin tener que llegar a lo que sería una guerra muy costosa pero, insisto, es imposible exagerar el peligro que representa Corea del Norte», ha aseverado.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Corea del Norte amenaza con un «inimaginable mar de fuego» a Estados Unidos
Corea del Norte amenazó hoy con responder con«un mar de fuego» a las acciones militares o a las sanciones en su contra, tras la adopción en la víspera de nuevas medidas de presión sobre Pyongyang por parte del Consejo de Seguridad de la ONU e impulsadas por Estados Unidos. «El día en que Estados Unidos se atreva a provocar a nuestra nación con armas nucleares o con sanciones, el territorio estadounidense será sumergido en un inimaginable mar de fuego», advierte hoy en un editorial el diario oficial norcoreano Rodong Sinmun. El artículo acusa a Estados Unidos y a sus aliados de mantener su política «hostil» contra el país asiático y de arriesgarse a la «autodestrucción», y recalca la necesidad de que Corea del Norte cuente con armas nucleares para defenderse. «El empeño de la banda de Trump por continuar en este atolladero sólo tendrá como consecuencia motivar más a nuestro Ejército, y dar más razones a la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial del país) para poseer armas nucleares», destaca el diario del Partido de los Trabajadores. «La capacidad de emprender una potente guerra disuasoria es una elección estratégica de defensa para nuestro pueblo, que ya atravesó un conflicto bélico horrendo», añade el editorial. Las sanciones adoptadas el sábado por el Consejo de Seguridad de la ONU elevan la presión al régimen que lidera Kim Jong-un con vetos a varios sectores de su economía, y envían un mensaje de unidad frente a la «amenaza global» que ve en sus ensayos con misiles. Los quince países del organismo adoptaron por unanimidad una resolución que llevó un mes de negociaciones, y que reduce hasta en 1.000 millones de dólares (849 millones de euros) al año los ingresos que régimen de Pyongyang obtiene con sus exportaciones. El texto incluye el veto a las exportaciones de carbón de Corea del Norte, que le supondrán al país una pérdida de 401 millones de dólares / 340 millones de euros al año; de hierro (250 millones de dólares / 212 millones de euros); plomo (110 millones de dólares/ 93 millones de euros) y mariscos (300 millones de dólares/254 millones de euros), entre otras medidas contra empresas y entidades que apoyen los programas armamentísticos del país. China pide a Corea que cumpla las sanciones El ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, ha pedido hoy a su homólogo norcoreano, Ri Yong Ho, que cumpla las decisiones de Naciones Unidas y ha presionado a Corea del Sur y Estados Unidos para asegurarse de que no tomen medidas de provocación. El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, y el ministro de Asuntos Exteriores surcoreano, Kang Kyung Wha, han definido la aprobación de la resolución como «un buen resultado». Por su parte, Wang ha asegurado que se necesitan sanciones contra Corea del Norte, pero que el objetivo final es resolver la situación a través del diálogo. El apoyo de China a la decisión adoptada por la ONU ha llevado Susan Thornton, Asistente a la Secretaría de Estado para los Asuntos de Asia Oriental y el Pacífico de EE.UU. a afirmar que «Beijing reconoce la gravedad de la amenaza que supone el programa nuclear de Pyongyang y sus ensayos de misiles». «Es importante que todas las partes dialoguen para "de-escalar" este problema», ha dicho.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Pyongyang amenaza a EE.UU. con sumergirlo en «un mar de fuego»
Tras imponerle la ONU nuevas sanciones por sus dos últimos misiles intercontinentales, Corea del Norte vuelve a rebelarse contra la presión de la comunidad internacional. Justo un día después de que los quince miembros del Consejo de Seguridad decidieran vetar sus importaciones de carbón, hierro, plomo y mariscos, valoradas en mil millones de dólares (ochocientos cincuenta millones de euros), el régimen estalinista del joven dictador Kim Jong-un respondió ayer con más amenazas. «El día que Estados Unidos se atreva a provocar a nuestra nación con armas nucleares o sanciones, su territorio será sumergido en un inimaginable mar de fuego», advirtió un editorial del diario oficial norcoreano «Rodong Sinmun». A su juicio, «el empeño de la banda del presidente Donald Trump por continuar con este atolladero solo tendrá como consecuencia motivar más a nuestro Ejército, y dar más razones a la República Popular Democrática de Corea, para poseer armas nucleares». Una vez más, Pyongyang justificó la necesidad de su programa atómico para impedir un posible cambio de régimen orquestado por Washington. «La capacidad de emprender una potente guerra disuasoria es una elección estratégica de defensa para nuestro pueblo, que ya atravesó un conflicto bélico horrendo», argumentó el periódico. Frente a estas quejas, Estados Unidos y sus aliados asiáticos, Japón y Corea del Sur, han conseguido impulsar las sanciones ganándose el apoyo de China y Rusia, únicos valedores que le quedan al régimen de Kim Jong-un. Además de lanzar un mensaje de unidad, aumentan la presión sobre Corea del Norte para que cumpla las resoluciones de la ONU y detenga su carrera nuclear. Así se lo pidió ayer el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, a su homólogo norcoreano, Ri Yong-ho, aprovechando su asistencia a la cumbre en Manila de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). Aunque Wang Yi defendió que las sanciones eran necesarias, reconoció que no eran «el objetivo en sí mismo» y volvió a apelar a Pyongyang para reabrir el diálogo. No es momento de hablar Pero Estados Unidos y Japón insisten en que no es momento de hablar, sino de ejercer más presión sobre Kim Jong-un, que ha desarrollado su programa de misiles más deprisa de lo que se pensaba pese a las sanciones. Para blindarse en el poder y no acabar como Gadafi en Libia, el joven dictador aspira a dotarse de un misil capaz de golpear a Estados Unidos con una bomba nuclear. Para ello, Corea del Norte lleva ya cinco pruebas atómicas y numerosos ensayos de sus proyectiles. Aunque los expertos dudan de que Pyongyang sea capaz de miniaturizar una cabeza nuclear, sospechan que podría hacerlo en cinco o diez años. Una amenaza que aterra a la Casa Blanca, donde vuelve a sonar con fuerza la posibilidad de un ataque preventivo contra Corea del Norte, como admitió el fin de semana el general McMaster, consejero de Seguridad del presidente Trump. Tal y como reconoció, «si tienen armas nucleares que pueden amenazar a Estados Unidos, es intolerable para el presidente y tenemos que barajar todas las opciones, incluida la militar», aseguró el influyente militar.