Infortelecom

Noticias de armas nucleares

21-02-2019 | Fuente: abc.es
Putin apuntará sus armas nucleares a EE.UU. si despliega misiles en Europa
En su decimoquinto discurso anual ante las dos Cámaras del Parlamento ruso sobre el estado de la Nación, el presidente Vladímir Putin volvió ayer a advertir que su país responderá de forma «simétrica y asimétrica» contra EE.UU. al eventual despliegue en Europa de sus misiles de alcance medio. Tal posibilidad se abre después de que Washington suspendiera su participación en el Tratado de control de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) y Moscú respondiera con medida idéntica. Tras centrar su alocución en asuntos sociales como las pensiones, el apoyo a la familia, la sanidad, la educación y las hipotecas, Putin pasó a tocar después las cuestiones de política internacional y, en concreto, la reciente salida de EE.UU. del tratado INF con el argumento de que Rusia lo incumple. El jefe del Kremlin explicó que los primeros en violar el acuerdo fueron los americanos «desplegando misiles Tomahawk en Polonia y Rumanía» en lanzaderas MK-41 con base permanente en tierra. Deploró también el hecho de que «EE.UU. trató de conseguir la hegemonía con su escudo antimisiles» y después de haber abandonado el tratado ABM. El máximo dirigente ruso alertó que, si aparecen misiles norteamericanos en Europa, «Rusia se verá obligada a fabricar y desplegar tipos de armamento -de medio y largo alcance- que pueden ser utilizados no sólo contra los países de donde provenga la amenaza directa, sino también contra los territorios donde se encuentren los centros de toma de decisiones para el empleo de los sistemas de misiles que nos amenacen», en clara referencia a EE.UU. Misiles hipersónicos Putin reiteró que sus Fuerzas Armadas ya saben cómo responder a los estadounidenses. «Pondremos en práctica estos planes tan pronto como esa amenaza se haga real (..) con medidas tanto simétricas como asimétricas», añadió. Explicó que algunas de las armas que EE.UU. podría instalar en el continente europeo «pueden volar hasta Moscú en un tiempo de 10-12 minutos». Según sus palabras, «sería una amenaza enorme para nosotros y agravaría radicalmente la situación en el ámbito de la seguridad internacional». A este respecto, recordó otra vez que su país cuenta ya con misiles avanzados imposible de interceptar, construye nuevos y reforzará su flota aérea, equipándola con cohetes hipersónicos «Kinzhal», y la Armada con nuevos navíos, además de los drones submarinos de alta maniobrabilidad «Poseidón», el primero de la historia, subrayó el presidente ruso, no tripulado, propulsado por energía atómica y capaz de portar una cabeza nuclear de hasta 100 megatones. Estas armas ya fueron presentadas por él con gran revuelo el 1 de marzo del año pasado en su anterior discurso sobre el estado de la Nación. Pero ayer habló además del nuevo misil hipersónico «Tsirkón», que podrá desplazarse a una velocidad nueve veces superior a la del sonido y con un radio de acción de mil kilómetros. Estos cohetes «serán emplazados en buques y submarinos», señaló, haciendo notar también que el desarrollo de todas las armas presentadas hace un año «continúa a buen ritmo sin fallos y de acuerdo con el plan». Se refirió en particular a los sistemas «Avangard», cuya fase de pruebas finalizó en diciembre y se fabrica ya en serie. Son propulsados por un misil balístico con una o varias ojivas, cada una de ellas capaz de planear y volar en trayectorias verticales u horizontales, lo que, según los constructores rusos, les permite burlar las defensas antimisiles y, según Putin dijo en 2018, «caer sobre su objetivo como un meteorito, como una bola incandescente, alcanzando en su superficie los 1.600-2.000 grados centígrados». Ayer añadió que la importancia de los «Avangard» es equivalente «al lanzamiento del primer satélite artificial -el famoso Sputnik- en cuanto a lo que supone en capacidad de defensa y fortalecimiento del potencial de nuestra ciencia». El jefe del Estado ruso blandió ayer también los misiles intercontinentales «Sarmat», que serán precisamente los utilizados contra Estados Unidos si despliega misiles de alcance medio en Europa, y los los sistemas láser «Peresvet» de «características únicas» y que entrarán ya en servicio en diciembre del presente año. Declaró, no obstante, que Rusia «no desea la confrontación» y que continúa con la intención de llegar a un acuerdo con Washington sobre un nuevo tratado de limitación de armamentos nucleares. El discurso de Putin duró 87 minutos, fue ampliamente retransmitido por los canales de televisión y dedicó también espacio a la economía y a los planes de desarrollo del país con las mismas recetas que viene ya anunciando desde hace años. En plena caída de su popularidad, que se mantiene de todas maneras muy alta, según distintos sondeos entre un 40 y un 60 por ciento, Putin trató ayer de convencer a una población con los ingresos en caída libre, los impuestos en alza e indignada por la elevación de la edad de jubilación, de que toda irá bien en adelante. Dijo que Rusia ha pasado de tener 40 millones de pobres a sólo 19 millones en la actualidad sobre una población de 144 millones. «Pero sigue siendo mucho», admitió. Eso sí, el presidente aseguró que Rusia cuenta con «recursos financieros colosales». «Por primera vez, nuestras reservas cubren la totalidad de nuestra deuda», afirmó.
20-02-2019 | Fuente: abc.es
Putin apuntará sus armas nucleares directamente a EE.UU. si despliega misiles en Europa
En su decimoquinto discurso anual ante las dos Cámaras del Parlamento ruso, sobre el estado de la Nación, el presidente Vladímir Putin ha vuelto a advertir hoy que su país responderá de forma «simétrica y asimétrica» directamente contra EEUU al eventual despliegue en Europa de sus misiles de alcance medio. Tal posibilidad se abre después de que Washington decidiera suspender su participación en el Tratado de control de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) y Moscú respondiera con medida idéntica. Tras centrar su alocución al principio en asuntos sociales como las pensiones, el apoyo a la familia, la sanidad y la educación, Putin pasó a tocar después las cuestiones de política internacional y, más concretamente, la reciente salida de Estados Unidos del tratado INF argumentando que Rusia lo incumple. El jefe del Kremlin explicó que los primeros en violar el acuerdo fueron los americanos «desplegando misiles Tomahawk en Polonia y Rumanía». Al mismo tiempo, Putin insistió en que su país nunca incumplió el INF y tachó las acusaciones de Washington de «imaginarias». Según su opinión, «Nuestros socios estadounidenses tendrían que haber dicho las cosas honestamente en lugar de utilizar acusaciones imaginarias hacia Rusia para justificar su salida unilateral del acuerdo». Dicho esto, el máximo dirigente ruso alertó que, si aparecen misiles norteamericanos en Europa, «Rusia se verá obligada a fabricar y desplegar tipos de armamento -de medio y largo alcance- que pueden ser utilizados no sólo contra los países de donde provenga la amenaza directa, sino también contra los territorios donde se encuentren los centros de toma de decisiones para el empleo de los sistemas de misiles que nos amenacen», en clara referencia a EEUU. Putin reiteró que sus Fuerzas Armadas ya saben cómo responder a los estadounidenses. «Pondremos en práctica estos planes tan pronto como esa amenaza se haga real (..) con medidas tanto simétricas como asimétricas», añadió. Explicó que algunas de las armas que EEUU podría instalar en el continente europeo «pueden volar hasta Moscú en un tiempo de 10-12 minutos». Según sus palabras, «sería una amenaza enorme para nosotros y agravaría radicalmente la situación en el ámbito de la seguridad internacional». A este respecto, recordó otra vez que su país cuenta ya con misiles avanzados imposible de interceptar, construye nuevos y reforzará su flota aérea, equipándola con cohetes hipersónicos «Kinzhal», y la Armada con nuevos submarinos. Aseguró, no obstante, que Rusia «no desea la confrontación» y que continúa con la intención de llegar a un acuerdo con Washington. El discurso de Putin duró 87 minutos y dedicó también espacio a la economía y a los planes de desarrollo del país con las mismas recetas que viene ya anunciando desde hace años. La alocución ha sido retransmitida por los principales canales de televisión rusos.
19-02-2019 | Fuente: abc.es
«En 50 años nadie recordará los tuits de Trump, pero sí los discursos de Obama»
De las manos de Ben Rhodes (Nueva York, 1977) salieron buena parte de las intervenciones por las que se recordará a Barack Obama. Escribió sus discursos desde que se incorporó a su primera campaña electoral de 2007 y fue su consejero adjunto de Seguridad Nacional en la Casa Blanca, convirtiéndose en uno de los asesores de mayor confianza del 44º presidente de Estados Unidos. Estuvo en la cocina de los grandes asuntos internacionales que marcaron los dos mandatos de Obama, desde la intervención militar en Libia y la guerra de Siria hasta la ofensiva de Moscú sobre Crimea y el este de Ucrania o el acuerdo nuclear con Irán. Pero donde Rhodes cobró mayor protagonismo fue en el deshielo de las relaciones entre EE.UU. y Cuba, en las que se encargó directamente de negociar en secreto con Alejandro Castro, hijo de Raúl y sobrino de Fidel. En su libro «El mundo tal y como es» (Debate), que se presenta este martes en España, el antiguo consejo de Seguridad Nacional cuenta sus momentos de confidencia con Obama en el Despacho Oval, a bordo del Air Force One y de la Bestia -la limusina presidencial-, así como los entresijos de la complicada toma de decisiones de alcance planetario desde el ala oeste de la Casa Blanca, pero también de las zancadillas y sinsabores de un puesto en el que cualquier desliz tiene consecuencias imprevisibles. Orgulloso de su aportación a los dos mandatos del primer presidente negro en la historia de EE.UU., Ben Rhodes vio como el 20 de enero de 2017 accedía al poder Donald Trump, dispuesto a liquidar la obra de su antecesor. Qué queda del legado de Obama Trump trata de desmantelar todo lo que puede, pero la ley de sanidad sobrevive pese a sus esfuerzos por acabar con ella, y con un Congreso demócrata será incapaz de cambiar la ley. En los aspectos internacionales, en los que yo trabajaba, intentó también sacar a Estados Unidos de las cosas que hizo Obama, pero el próximo presidente podría regresar al Acuerdo del Cambio Climático de París o retomar lo que Obama empezó con Cuba. El legado es una cosa viva. Si Trump es reelegido y esa es la dirección de la política estadounidense, el legado de Obama será eliminado, mientras que si gana un demócrata la próxima elección, la puede extenderse la legislación sanitaria, el Acuerdo del Clima y el compromiso con Cuba e incluso volver al acuerdo nuclear con Irán. Por tanto, la historia no acaba cuando se deja el cargo, ni durante el mandato del sucesor. Si EE.UU. acaba yendo en la dirección de Obama, en diez o veinte años será visto como un presidente histórico que apuntó a la dirección en que los cambios tendrían lugar. Si Trump y las políticas que representa prevalece, Obama será una extraña excepción en la historia. Por tanto, es una cuestión abierta. En su libro describe el complejo proceso de escribir un discurso de Obama, escogiendo con cuidado cada palabra y recibiendo aportaciones de diferentes asesores e informes de otros departamentos, etc. Ahora Trump se levanta cada mañana, acude a Twitter y escribe lo primero que le viene a la mente. ¿Es más eficaz este comportamiento? Sí, en el libro muestro el cuidado que Obama ponía en sus palabras y discursos. Yo, como escritor de discursos del presidente de EE.UU., era consciente de que hablaba al pueblo americano y del mundo, y de que una frase incorrecta puede provocar un gran problema. Obviamente, todo ha cambiado con Trump. Él no parece pensar lo que dice y no lo somete a asesoramiento y revisión. En términos de eficacia, es difícil de decir. Para Obama era eficaz como lo hacía y fue elegido dos veces. En mi formación política, mi héroe era John Kennedy, pero no podría recordar sus leyes o logros en política exterior. Eran sus discursos, su inspiración, lo que permaneció mucho después, incluso hasta hoy. En ese sentido, el estilo de Obama es más eficaz para la historia, porque no creo que nadie recuerde lo que Trump dice en sus tuits en 50 años, pero sí algunas de las cosas que dijo Obama. A largo plazo, es más eficaz tomarse en serio los discursos. Twitter puede ser efectivo ese día, pero no tiene un impacto duradero. Trump dice merecer el Premio Nobel de la Paz por su éxito con Corea del Norte. ¿Qué opina? Llevó años de negociación lograr que Irán diera marcha atrás en su programa nuclear y que permitiera inspecciones. En cambio, Trump no ha logrado en realidad más que reunirse con Kim Jong-un, que no ha renunciado a las armas nucleares ni a los misiles. Es la psicología de Trump: el objetivo es solo la foto, el espectáculo, aunque sea sin conseguir nada. Trump ha socavado la cooperación internacional y ha apoyado el autoritarismo, por lo que ha ido en contra de los valores que representa el Premio Nobel de la Paz. Es muy inusual que Obama obtuviera el galardón al principio de su presidencia, pero acabó haciendo cosas, como el acuerdo con Irán, el Acuerdo del Clima, la normalización de relaciones con Cuba, con las que cumplió sus promesas. Además, está lo que representa en el mundo para el progreso de personas con orígenes humildes y una política inclusiva que persigue la paz, en total contraste con Trump. «Trump venció a Hillary Clinton, que era muy impopular. En cambio, Obama seguía siendo muy popular al final de su presidencia» En su libro, culpa de la victoria de Trump a los medios de la derecha, el 11-S, Rusia.. No hay mucha autocrítica. ¿Cree que Trump es, de alguna forma, fruto de las políticas de Obama? El expresidente se centró en minorías y personas desfavorecidas, pero ¿puede que olvidara a la mayoría de estadounidenses trabajarores del llamado Cinturón del Óxido o la población blanca de las zonas rurales? Realmente no lo creo. Su política no se centró en las minorías. De hecho, se le criticó por no hacer más por la población negra. La ley de Salud fue para todo el mundo, los esfuerzos en la economía se centraron en crear empleo para todos y el paro bajó del 10 a casi el 5%. Fue reelegido en algunas de esas zonas, como Michigan, Wisconsin o Pensilvania, en las que Hillary Clinton no ganó. Donald Trump venció a Hillary Clinton, que era una candidata muy impopular. Al final, las elecciones presidenciales son entre seres humanos. El cambio en la politicia estadounidense se dio en el Partido Republicano, pasando de nombrar candidato a John McCain a Donald Trump. En el libro describo su radicalización, a través de Fox News, Breitbart y los medios de la derecha. Obama seguía siendo muy popular al final de su presidencia. Probablemente hubo un fracaso en la organización política, no creo que fuera por una falta de agenda política. Hay parte de los votantes blancos a los que no les gusta el cambio demográfico que Obama representaba. Es difícil culpar a Obama por la reacción contra un presidente negro. Lo que vemos hoy es la última expresión de la competencia en la historia de EE.UU. entre la gente que quiere hacer progresos en temas como derechos civiles o igualdad y los que quieren resistirse a los cambios. ¿Cómo ve al Partido Demócrata, con candidatos que incluso se declaran socialistas? En el Congreso han entrado personas más jóvenes, diversos, progresistas, y creo que eso es bueno, es la expresión de la dirección en la que tratábamos de ir. El Partido Demócrata es más como Obama que cuando se convirtió en presidente, en 2009. Refleja la dirección hacia la que va gran parte del país. Obama impulsó una ley de salud que, sin establecer un sistema sanitario público universal, extendió la cobertura a 20 millones de personas y creó nuevas protecciones. Gracias a ese cambio, ahora se puede imaginar un sistema de salud, que se llame socialista o como se quiera, sea más universal, y es bueno. Aunque hay que ser precavido para no ir demasiado lejos demasiado deprisa. Usted fue el negociador en el deshielo entre EE.UU. y Cuba. ¿Se siente decepcionado por la falta de cambios en la isla? No, nunca imaginé que Cuba se transformaría deprisa. Lo que intentamos fue acabar con un conflicto de la Guerra Fría en el que aún estábamos. No pensamos que fuera a haber necesariamente un cambio de régimen, pero sí una evolución, de manea que las mayores oportunidades económicas y el acceso a la información permitieran al pueblo cubano cambiar su sociedad con el tiempo. El embargo y las políticas estadounidenses estaban aislando a Cuba, lo que facilita al gobierno cubano el control. Trump ha paralizado cualquier nueva actividad y eso impide los cambios en Cuba. Lo más decepcionante es que se despertaron expectativas entre los cubanos y Trump las ha frenado. ¿Cómo era tratar con Alejandro y Raúl Castro? Raúl y Alejandro Castro están comprometidos con la revolución cubana y el Partido Comunista, pero también son pragmáticos. A veces, los estadounidenses se equivocan, en los países autoritarios, al asumir que son monolíticos. Fidel y Raúl son muy diferentes. Fidel era más ideológico, mientras que Raúl llegó al convencimiento de que Cuba necesitaba evolucionar. Raúl es un personaje peculiar. Cuando, tras la victoria de Trump, le dije que intentara un acuerdo con él, me respondió que una vez un general de Osetia tenía autorización para lanzar misiles desde su territorio sin consultarle, por lo que aseguró: «He tenido que lidiar con cosas más difíciles que Trump». Es un superviviente y un pragmático. ¿Qué opina de la respuesta de EE.UU. a la crisis en Venezuela? ¿Habría respaldado Obama a Juan Guaidó? ¿Su enfoque habría sido el mismo? No, es importante reconocer que Maduro ha perdido toda legitimidad. No solo ha tratado de desmontar las instituciones democráticas en Venezuela, sino que sus elecciones fueron fraudulentas. Simpatizo con la idea de una transición y un gobierno que pueda restaurar las instituciones democráticas y abordar la crisis humanitaria. Pero la manera de reconocer a Guaidó fue prematura. El foco debería ponerse en las elecciones y tratar de negociar con las diferentes facciones. Mi preocupación es: reconocemos a Guaidó, Maduro sigue ahí y los militares le siguen apoyando, hay una intervención militar de EE.UU. para romper el estancamiento de la situación. Sería un error. La legitimidad del nuevo gobierno se vería socavado si EE.UU. propicia un cambio de régimen en Venezuela. Me preocupa que la política de Venezuela sea como conducir un coche muy deprisa sin saber adónde ir. ¿Está usted más cerca de la postura europea? La postura europea es correcta. No se trata solo de echar a Maduro, sino de qué pasa a continuación. Puedes sacarlo por la fuerza y que se vea a Guaidó como un líder instalado por EE.UU. No creo que la manera de hacerlo sea reconocer inmediatamente a Guaidó, porque eso polariza Venezuela. «Una intervención militar de EE.UU. en Venezuela sería un error, ya que si propicia un cambio de régimen socavaría la legitimidad del nuevo gobierno» Angela Merkel era uno de los mejores aliados de Obama, mientras que ahora hay una preocupante brecha entre EE.UU. y Alemania, en general con Europa. ¿Cuáles son los riesgos? Hay dos riesgos. En un mundo con la competencia de potencias como China y Rusia, es más importante para EE.UU. y Europa funcionar de forma conjunta. Nos hace más fuertes en aspectos comerciales y de seguridad que estar divididos. Pero también hay riesgos en el interior de EE.UU. y la UE. Si prevalece este tipo de populismo de derechas, veremos una descomposición de las instituciones democráticas. ¿Cuál es la mayor virtud y el peor defecto de Obama? Es increíblemente carismático y ambicioso en sus objetivos, pero también decente en su conducta personal. Es alguien capaz de motivar a la gente para hacer cosas, para implicarse. Su capacidad para inspirar es su mejor virtud. Algunas de sus fortalezas son sus debilidad. Nunca sobreactuaba y eso te puede dejar detrás de otros políticos que lideran el debate. ¿Cuál es su mejor recuerdo de la etapa con Obama? Fue ir al Vaticano a concluir el acuerdo con Cuba. Como allí no trabajan por correo electrónico, desconocían que habíamos llegado a un acuerdo para la normalización de relaciones y el cardenal Pietro Parolin habló por separado con Alejandro Castro y conmigo para verificar nuestro compromiso. En un mundo con tantos conflictos, mostrábamos que hay otra forma de resolver las diferencias entre países. Muy pocas veces en el gobierno sabes que estás acertado y con Cuba yo sentía que esto era lo correcto y la respuesta de los funcionarios me lo confirmaron. ¿Y el peor? ¿Tal vez las acusaciones por lo sucedido en Bengasi (Libia)? Sí, en esa tragedia, en la que murieron cuatro personas, mi papel era simplemente comunicar lo que habíamos hecho. Pero los medios de la derecha decían que queríamos que murieran y hubo una teoría de la conspiración. Tuve la horrible experiencia de verme convertido en un personaje que no era yo, sino alguien que inventaban como un antiamericano y mentiroso propagandista. Pero eran ellos los propagandistas, hacían todo de lo que nos acusaban a nosotros. En política no pasa como en el deporte, que hay un árbitro que dice quién ha violado las normas. Y ver que los que no respetan las reglas ganaban en las elecciones fue traumático.
18-02-2019 | Fuente: abc.es
Donald Trump, nominado a Premio Nobel de la Paz
Aunque el primer ministro japonés Shinzo Abe no quiere confirmar si Donald Trump ha sido nominado o no para el premio Nobel de la Paz de este año, la cuestión ya parece zanjada de modo positivo por dos parlamentarios noruegos. Trump es candidato al máximo galardón que concede el Comité Noruefo del Nobel por sus esfuerzos por la distensión y la paz en la península coreana. Durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, el pasado viernes, el presidente Trump anunció que el "premier" japonés le había hecho llegar "un ejemplar hermoso" de la nominación -en una carta de cinco páginas- para el premio Nobel de la Paz. Y aunque desde entonces Abe se resiste a confirmar esa información, ha trascendido que al menos dos parlamentarios noruegos apoyan la nominación del presidente conservador de EE.UU. "Le hemos nominado por supuesto por los positivos avances en la península de Corea", dijo a Reuters Per-Willy Amundsen, ministro de Justicia entre 2016 y 2018. "Hubo tensiones, debidas en gran medida al estilo diplomático nada convencional de Trump, pero ya se han reducido", añadió Amundsen. El exministro, miembro del partido conservador sueco Partido del Progreso, presentó la carta en favor de Trump junto a su colega parlamentario Christian Tybring-Gjedde. La petición fue formulada en junio, poco después de la cumbre de Trump con el dictador norcoreano, Kim, dirigida a reducir las tensiones y solventar el problema de las armas nucleares en Corea.
15-02-2019 | Fuente: abc.es
La OTAN busca salvar el tratado de prohibición de armas nucleares dándole seis meses más a Rusia
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se reunirá la semana que viene en Munich con el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, para intentar convencerle de que el Kremlin no abandone el tratado de prohibición de armas nucleares de alcance intermedio que Estados Unidos también ha denunciado. La OTAN ha dado sería meses más de plazo a Moscú para que desista de sus planes de fabricar esté tipo de armas, pero después de una reunión de dos días de los ministros de defensa aliados, Stoltemberg anunció que en caso negativo, la OTAN apostará por una respuesta que no necesariamente incluye otros misiles nucleares equivalentes a los que Rusia está fabricando. «Es demasiado pronto para prejuzgar las conclusiones, hay diferentes opciones, un amplio abanico de posibilidades para que la OTAN responda», confirmó Stoltenberg. Por primera vez desde la desaparición de la Unión Soviética y el fin de la guerra fría, los ministros analizaron en el cuartel general de la alianza una nueva amenaza nuclear para Europa por parte de Moscú en un contexto cada vez más enrarecido por lo que respecta a las relaciones de la administración norteamericana y los socios europeos. Estados Unidos ha denunciado el tratado de prohibición de misiles de alcance intermedio porque cree que Rusia lo estaba incumpliendo con la construcción del nuevo cohete SSC-8, puedo lo ha hecho sin referirse a los intereses estratégicos de los europeos, que son en todo caso los objetivos potenciales de esta nueva arma. Washington también discrepa con los europeos sobre la gestión de las relaciones con Iran, que es la otra fuente potencial de amenazas nucleares para el territorio europeo. Por otro lado, los miembros de la OTAN han aplazado hasta la primavera la decisión de que tipo de cooperación pueden establecer con la fuerza de seguridad de Kosovo, que las autoridades de Prístina dejan decidido transformarlas en un Ejército regular. Algunos países, España entre ellos, no reconocen todavía la independencia de esta antigua provincia serbia y tienen dificultades para aceptar que se construya un ejército de nueva planta. Eslovaquia, Rumanía y Grecia, que no han reconocido tampoco la independencia de Kosovo, desconfían de los planes de las autoridades kosovares. Otros, como Estados Unidos, Alemania o Francia, prefieren participar en el proceso para poder controlarlo de alguna manera.
06-02-2019 | Fuente: abc.es
Una activista denuncia por violación al expresidente de Costa Rica y Nobel de la Paz Óscar Arias
Una médica y activista por el desarme nuclear ha denunciado ante las autoridades judiciales de Costa Rica al expresidente del país y Premio Nobel de la Paz Óscar Arias por una presunta violación sexual ocurrida en diciembre del 2014. El caso fue revelado este martes por el Semanario Universidad, que en su reportaje incluye extractos de la denuncia y una entrevista con la mujer, cuya identidad no trascendió, solo detalles como que es hija de una exdiputada del mismo partido al que pertenece Arias. La denuncia fue presentada el lunes y el equipo legal del exmandatario ha dicho que no se referirá al caso hasta no analizar en profundidad el contenido de la misma. La denunciante es descrita por el Semanario Universidad como una médica y activista por el desarme nuclear que supuestamente fue víctima de violación durante una reunión que sostuvo con Arias en la casa del expresidente. El relato de la mujer señala que Arias le tocó los senos, la besó y metió los dedos en su vagina, a pesar de que ella le pidió que se detuviera. «Yo me encontraba paralizada, no forcejeé ni le dije nada, tenía mucho miedo de ofenderlo», dijo la mujer al Semanario Universidad. Según la denunciante, Arias, presidente en dos periodos (1986-1990 y 2006-2010), salió de la oficina en la que estaban y le pidió ir a otro sitio, lo que ella aprovechó para marcharse del lugar. «La médica tenía entonces 30 años de edad, lideraba la filial en Costa Rica de una ONG internacional dedicada al activismo para abolir las armas nucleares y había conocido al premio Nobel a través de su madre, quien fue diputada por el Partido Liberación Nacional (PLN)», mismo al que pertenece Arias, señaló el Semanario. Según el relato, ella asistió a la casa del exmandatario para entregarle una carpeta con información sobre la campaña antinuclear, pues él le estaba dando apoyo a la causa. «La médica asegura que, desde diciembre del 2014 hasta la fecha, pasó por diferentes estados de ánimo y tuvo sentimientos encontrados respecto al tema. Por momentos, dice, anhelaba olvidar por completo el episodio y en otros, se sentía animada a interponer una denuncia pública o judicial», detalla el reportaje del Semanario Universidad. Según la denunciante, la decisión de interponer la demanda se debe a que considera que existe un contexto de apoyo luego de que otras mujeres en el mundo hicieron denuncias similares y fueron atendidas, indica el reportaje. Prevaricación Con éste, son ya dos los casos judiciales que han salpicado este año a Óscar Arias. A sus 78 años, la figura política más prominente de Costa Rica en las últimas décadas ha visto cómo en cuestión de meses ha sido acusado por la Fiscalía de irregularidades en una concesión a una empresa minera y además denunciado por violación sexual. «Yo no creo que haya habido en la historia, en 117 años de entregarse el premio Nobel a diferentes personas, que alguno de ellos haya sido acusado ante los tribunales. Yo he sido el primero y eso por supuesto que me duele», dijo Arias el pasado 28 de enero tras acudir a una audiencia preliminar por el caso de la mina de oro Las Crucitas. En este caso, que un juzgado decidirá próximamente si lo eleva a juicio, el expresidente está acusado de prevaricación, un delito que se refiere a la firma de resoluciones contrarias a la ley o basadas en hechos falsos y que establece penas de cárcel de entre dos y seis años. La acusación se basa en la firma de decretos en 2008 que declararon de conveniencia nacional la mina de oro Las Crucitas, a cargo de la empresa Industrias Infinito, filial de la canadiense Infinito Gold. La mina nunca se comenzó construir ya que en 2010 el proyecto fue cancelado por instancias judiciales debido a irregularidades en los permisos y a que la empresa taló árboles de especies en peligro de extinción. El dos veces presidente (1986-1990 y 2006-2010) y acaudalado empresario ha dicho que en ambos procesos judiciales es inocente y que se defenderá en los tribunales. Sobre el caso de mina dijo que la Fiscalía «tiene más imaginación que García Márquez». El ex presidente costarricense está casado desde 2012 con Suzanne Fischel, su segundo matrimonio tras el que mantuvo durante 22 años, hasta 1996, con Margarita Peón, exdiputada y ex precandidata presidencial, con quien tuvo dos hijos.
02-02-2019 | Fuente: elpais.com
Rusia suspende también el pacto clave de control de armas nucleares con EE UU
Tras la salida del acuerdo de Washington, Putin anuncia que Moscú creará nuevos misiles, incluidos hipersónicos terrestres
02-02-2019 | Fuente: abc.es
Rusia anuncia la suspensión del tratado de armas nucleares de medio alcance con EEUU
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha anunciado este sábado la suspensión de las obligaciones de Rusia para con el Tratado de control de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) en respuesta al ultimátum de seis meses dado por Estados Unidos, que ayer anunció exactamente la misma medida, así como el inicio de su proceso de retirada del tratado, que terminaría en agosto de este año. «Daremos una respuesta simétrica (a EEUU). Nuestros socios norteamericanos anunciaron que suspenden su participación en el tratado; pues también lo hacemos nosotros», dijo el líder ruso en una reunión con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en la que agregó que su país no se dejará arrastrar a una nueva carrera de armamentos. Aunque el mandatario ha indicado que Rusia no tiene intención de iniciar una carrera armamentística, se ha mostrado favorable a la propuesta formulada por el Ministerio de Defensa de su país para iniciar el desarrollo de un nuevo misil supersónico de medio alcance, según un comunicado recogido por la agencia oficial de noticias rusa RIA Novosti. El presidente de Rusia ha acusado a Estados Unidos de violar los términos del acuerdo, firmado por ambos países en 1987, y solicitado una inspección internacional del arsenal nuclear estadounidense, en respuesta a las mismas acusaciones formuladas ayer por su homólogo norteamericano, Donald Trump.
01-02-2019 | Fuente: elpais.com
EE UU suspende un gran tratado de control de armas nucleares con Rusia
La salida del histórico INF, de cuya violación acusa a Moscú, desata temores de una nueva carrera armamentística
11-11-2018 | Fuente: abc.es
Putin dice haber tenido una «buena» conversación con Trump en París
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha asegurado haber tenido una «buena» conversación con su homólogo de EE.UU., Donald Trump, durante la ceremonia conmemorativa del Armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial. «Sí», respondió Putin a la pregunta de un periodista acerca de si había logrado hablar con Trump. «Buena», ha añadido, de acuerdo con la agencia rusa Ria Novosti. La agencia Interfax, también rusa, aseguró por su parte, citando a un portavoz del Kremlin, que los dos mandatarios no llegaron a abordar el tratado de armas nucleares de rango medio (INF, por sus siglas en inglés), que el líder norteamericano amenazó el pasado mes con abandonar por considerar que Moscú lo estaba incumpliendo, apunta Afp. Ambos presidentes no trataron cuestiones concretas, señaló este portavoz, Dmitry Peskov. El presidente ruso, dispuesto a dialogar Putin, se ha declarado dispuesto a dialogar con EE.UU., particularmente sobre el tratado que abolió los misiles de alcance intermedio y que ambas partes sellaron en 1987. «En todo caso estamos dispuestos al diálogo, no somos nosotros quienes abandonamos el tratado INF, son los estadounidenses los que planean hacerlo», dijo en una entrevista con RT Francia recogida por Ep. Putin ha subrayado que tanto Moscú como Washington deben actuar para reanudar el diálogo, que se debe mantener no solo al más alto nivel, sino a nivel de expertos. «Espero que este amplio proceso de negociaciones se restablezca», expresó el líder ruso. El 21 de octubre pasado Trump, declaró que su país abandonaría el Tratado INF alegando supuestas violaciones del acuerdo por parte de Rusia. El mandatario estadounidense añadió más tarde que EE.UU. incrementará sus capacidades nucleares hasta que otros países como Rusia y China «entren en razón». El Tratado sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Medio y Corto (INF, en inglés), suscrito por Estados Unidos y la Unión Soviética en 1987, eliminó toda una clase de armas nucleares, a saber, misiles balísticos y de crucero con un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros.
1
...