Infortelecom

Noticias de armas nucleares

11-09-2018 | Fuente: abc.es
Kim remite a Trump una carta para pedirle una segunda reunión
El líder norcoreano, Kim Jong Un, ha remitido una carta al presidente estadounidense, Donald Trump, en la que le propone mantener una segunda reunión como la del pasado 12 de junio en Singapur. La Casa Blanca ha informado de que apoya la idea. La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders ha afirmado que la posible celebración de un nuevo encuentro «es algo que queremos que ocurra». De hecho, ha confirmado la existencia de contactos para concretar esta segunda reunión. «Es una carta muy cálida y positiva», ha afirmado Huckabee Sanders. «El objetivo principal de la carta es solicitar y fijar otra reunión con el presidente, a lo que estamos abierto. Ya estamos en proceso de coordinarla», ha explicado. La carta muestra «un compromiso con la desnuclearización de la península» de Corea, ha apostillado. Además, Huckabee Sanders ha destacado que la ausencia de los misiles intercontinentales del desfile militar del pasado domingo para celebrar el 70º Día de la Fundación de la República norcoreana es «una señal de buen fe». Según el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, Kim ofreció durante su primera reunión con Moon Jae In (el presidente surcoreano) finalizar la desnuclearización en dos años. Moon tiene programada su próxima cumbre con Kim la semana que viene en Pyongyang, y su Gobierno presionó por celebrar una cumbre tripartita con Trump, con el objetivo de acordar una declaración conjunta para poner fin a la Guerra de Corea (1950-1953). El conflicto terminó con un armisticio y no con un tratado de paz, dejando a las fuerzas de la ONU dirigidas por Estados Unidos, técnicamente en guerra con Corea del Norte. En Corea del Sur, los funcionarios han aumentado la esperanza de que la cumbre intercoreana de la próxima semana brinde un nuevo impulso a las negociaciones nucleares, tras el revés del mes pasado cuando Trump canceló una visita a Pyongyang por parte del secretario de Estado, Mike Pompeo, debido a la falta de progreso. Se espera que Moon presente una propuesta a Kim sugiriendo pasos graduales hacia la desnuclearización y las garantías de seguridad de Estados Unidos, incluido el fin oficial de la Guerra de Corea. Moon podría discutir la idea cuando se encuentre con Trump durante la reunión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York a finales de este mes, según funcionarios surcoreanos. Trump pidió a Moon que actúe como «jefe negociador» entre Washington y Pyongyang durante su llamada telefónica la semana pasada, según ha informado el portavoz de Moon, Kim Eui Kyeom. «Para que avancemos hacia el próximo nivel de desmantelamiento de las armas nucleares existentes en Corea del Norte, los líderes de Corea del Norte y Estados Unidos una vez más deben tener grandes ideas y tomar decisiones audaces», ha afirmado Moon en una reunión de gabinete este martes. «Corea del Norte debería abolir sus programas nucleares, y Estados Unidos fomentar esas condiciones con la acción correspondiente», ha asegurado. Una tremenda oportunidad Los negociadores de Corea del Sur y Estados Unidos también se han reunido este martes como parte de los esfuerzos para impulsar las estancadas conversaciones nucleares entre Pyongyang y Washington. Lee Do Hoon, negociador de Corea del Sur, ha afirmado que él y su homólogo estadounidense, Stephen Biegun, han discutido sobre cómo lograr progresos en la desnuclearización del Norte y establecer la paz en la península de Corea. «Nos tomamos esto muy en serio, es responsabilidad de ambos», ha señalado Biegun a Lee al comienzo de las conversaciones. «Pero también tenemos una tremenda oportunidad creada por el presidente Trump, por el presidente Moon y por el presidente Kim. Necesitamos hacer todo lo posible para aprovechar al máximo este momento de oportunidad», ha añadido. Harry Kazianis, el director de estudios de defensa del Centro para el Interés Nacional, un grupo de expertos de Washington, ha asegurado que Trump está haciendo lo correcto al tratar de organizar otra reunión con Kim. «Cuando se combina la promesa de Kim de desnuclearizarse para el final del primer mandato de Trump, además de no mostrar ningún misil balístico de largo alcance durante la celebración del 70 aniversario de Corea del Norte, son razones para ser optimistas», ha afirmado.
10-09-2018 | Fuente: abc.es
Rusia despliega su poderío militar en las mayores maniobras de la historia
Las mayores maniobras militares rusas desde 1981 comienzan este martes en el Extremo Oriente de Rusia, frente a las costas de Japón y de Alaska (EE.UU.). Durarán, en dos etapas, hasta el día 17 de septiembre. Llevan el nombre de «Vostok-2018» (Oriente-2018) y constituyen una vuelta de tuerca más en la escalada militarista rusa después de las polémicas maniobras «Zapad-2017» (Occidente-2017) del año pasado y el anuncio de la entrada en servicio de nuevas armas nucleares «invencibles», el pasado marzo. El presidente ruso, Vladímir Putin, que tiene previsto acudir a los ejercicios, recurre una vez más a la exhibición de músculo como argumento en medio de las tensiones cada vez más pronunciadas con Occidente. Dylan White, portavoz de la OTAN, declaró hace unos días a la agencia rusa TASS que la Alianza «contempla las maniobras Vostok-2018 como la preparación de las tropas rusas para un conflicto a gran escala (..) y encaja en el patrón que venimos observando desde hace tiempo: una Rusia reafirmada, que aumenta significativamente su presupuesto de defensa y su presencia militar». En plena Guerra Fría, en 1981, la Unión Soviética llevó a cabo unas maniobras militares sin precedentes por su envergadura con el objetivo de intimidar al recién llegado a la Casa Blanca, Ronald Reagan, y lanzar una seria advertencia a la OTAN. Ensayo en las fronteras Después de 37 años, Putin, acorralado por las sanciones de Occidente y convencido de que la fuerza bélica es su única baza, recurre al mismo método con un despliegue militar muy superior al de 1981. Según el general ruso Valeri Guerásimov, «las maniobras estratégicas Vostok-2018 pueden considerarse comparables a las Zapad-1981 en cuanto a número de efectivos y cantidad de armamentos, pero la superficie de territorio que abarca es mucho mayor». Los ejercicios discurrirán en 11 provincias y repúblicas autónomas que constituyen la Región Militar Oriental. Este distrito militar ruso tiene frontera terrestre con China, Mongolia y Corea del Norte y en su conjunto ocupa una superficie equivalente a más de la mitad de la Unión Europea. La aviación actuará en cuatro polígonos de tiro y las tropas de tierra en cinco. De esos nueve campos de maniobras, de momento, sólo se conoce la localización de uno, el de Tsúgol, emplazado muy cerca del punto en donde confluyen las fronteras de Rusia, China y Mongolia. Estos dos últimos países tomarán también parte con sus tropas en el operativo y será precisamente en Tsúgol en donde realicen los ensayos junto con los colegas rusos. El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, adelantó la cifra total de efectivos que corresponde a 297.000 hombres, mayor que los 100.000 de 1981. Se utilizarán además 36.000 tanques, más de 1.000 aviones y helicópteros y 80 navíos de guerra. Llegarán además unos 3.000 militares chinos. El jefe del Alto Estado Mayor ruso explicó que «hemos movilizado 21 unidades -divisiones y regimientos- y se han llamado a filas a miles de reservistas». Se emplearán cohetes Iskander y de crucero Kalibr. También los navíos más modernos de la Armada, drones de reconocimiento y hasta robots, en definitiva, lo mejor del arsenal ruso actual. Todo ello, como señaló Guerásimov, supeditado a una dirección operativa «dotada con los sistemas electrónicos de automatización más modernos, de acuerdo con lo experimentado ya en Siria». Observadores de la OTAN El general Valeri Guerásimov informó también sobre las tareas a llevar a cabo en las maniobras: comprobar la capacidad de dirigir, organizar y desplazar en el menor tiempo posible al contingente de tropas, ensayar bombardeos aéreos masivos, ensayar la capacidad de destruir portaviones y escuadras enteras y acciones defensivas de las tropas de tierra ante una potencial invasión, ejercicios de adiestramiento que bien podrían servir para una eventual defensa de Corea del Norte ante un ataque exterior. A diferencia de lo sucedido el año pasado en las «Zapad-2018», esta vez sí han sido invitados observadores de la OTAN, tal y como establece el Documento de Viena de la OSCE de 2011, cuando el número de efectivos supera los 13.000. También podrán acudir periodistas extranjeros. Guerásimov dijo que no está dirigido contra otros países y se corresponde con nuestra doctrina militar, que es de carácter defensivo».
31-07-2018 | Fuente: abc.es
Irán podría reunirse con Trump si EE. UU. vuelve al acuerdo nuclear
Hamid Aboutalebi, un aliado del presidente de Irán, Hasán Rohani, ha asegurado que una vuelta de Estados Unidos al acuerdo nuclear de 2015, que Washington abandonó el pasado mes de mayo, podría allanar el camino para el diálogo entre los dos países. «Respetar los derechos de la nación iraní, reducir las hostilidades y volver al acuerdo nuclear son algunos de los pasos que se pueden dar para allanar el camino hacia unas conversaciones entre Irán y Estados Unidos», ha indicado el aliado del dirigente en su cuenta de Twitter. Este mismo lunes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que está dispuesto a reunirse con los líderes de Irán «sin condiciones previas» para superar la crisis desatada por la retirada estadounidense del acuerdo nuclear firmado por las potencias mundiales y la República Islámica en 2015. «Me reuniría con Irán si ellos quisieran», ha dicho Trump interrogado sobre este asunto durante la rueda de prensa que ha ofrecido junto al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, tras la reunión que han mantenido este lunes en la Casa Blanca. Trump ha augurado que «probablemente querrán reunirse» y cuando llegue el momento, ha dicho, estará dispuesto a hacerlo cuándo y dónde quieran. «Sin condiciones previas», ha aseverado el magnate neoyorquino, según informa la cadena estadounidense CNN. El mandatario norteamericano ha insistido en que se reunirá con «cualquiera» siempre que sea beneficioso para Estados Unidos, recordando los encuentros que ya ha mantenido con el líder norcoreano, Kim Jong Un, y con el presidente ruso, Vladimir Putin. «Hablando con otra gente, especialmente cuando hablamos sobre el potencial de la guerra, de muerte, hambre y pérdida de otras cosas, te reúnes. No hay nada malo en reunirse», ha esgrimido. Salida del acuerdo nuclear El acuerdo, considerado el mayor avance respecto a la amenaza nuclear iraní, está en peligro desde que Trump anunció en mayo la retirada de Estados Unidos acusando a Irán de no cumplir lo pactado, en contra de los informes de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), que verificaron la adhesión de Teherán a lo firmado. El presidente iraní, Hasán Rohani, ha pedido a los demás socios --Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China-- que suplan con mayores concesiones la ausencia de Estados Unidos, pero las conversaciones para salvar el acuerdo apenas han dado resultado. El acuerdo permitió la retirada progresiva de las sanciones internacionales contra el régimen de los ayatolás a cambio de que la nación persa limitara la capacidad de su industria atómica para impedir que pueda desarrollar armas nucleares.
31-07-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un sigue en secreto con su programa de misiles, según EE.UU.
Forma parte del protocolo y de la experiencia histórica que los presidentes salgan a recoger la cosecha del trabajo hecho por sus subalternos en materia de negociaciones internacionales, pero con Donald Trump en la Casa Blanca las cosas funcionan de otra manera. Con ademanes de empresario imbatible, de jefe sin escrúpulos, decidió que él resolvería lo que otros no pudieron en años de negociaciones. El presidente confía mucho en los cara a cara y, en el caso norcoreano, empezó por el final al reunirse en Singapur con el «presidente» Kim Jong-un, antes conocido como «dictador» o «pequeño hombre cohete». Pero las casas necesitan pilares antes de llegar al techo. Dinamitada la lógica arquitectónica, a pesar de su continuada celebración de la inauguración de un edificio tan endeble, Trump continúa ignorando en el discurso público la realidad de un régimen tan impenetrable como tozudo. Los medios de las ?fake news? son incapaces de reconocer su éxito, lamenta día sí día también el presidente. Pero, según ha revelado la prensa estadounidense, agencias de espionaje de Estados Unidos han detectado signos de que Corea del Norte está construyendo nuevos misiles en una fábrica en la que anteriormente se produjeron los primeros del país capaces de alcanzar los Estados Unidos. Estas fuentes de la inteligencia norteamericana explican que Corea del Norte estaría ensamblando cuando menos un misil, e incluso dos, de los conocidos como ICBM (Misil Balístico Intercontinental, en sus siglas en inglés), que ya probó con éxito en noviembre del año pasado. Para estas cosas Trump es un marxista (por Groucho, claro), y ya declaró en Singapur que si esto no salía bien, ya «encontraría una excusa». Vamos, que si este acuerdo no vale, ya se inventará otro. Pero es que ahí está la clave, en el acuerdo. ¿Qué acordaron Donald Trump y Kim Jong-un? O más bien, ¿cuál es el orden de los factores del acuerdo? Corea del Norte lo tiene claro. «La trampa de Pyongyang» Lo primero, el compromiso para «establecer nuevas relaciones» entre Estados Unidos y Corea del Norte «de acuerdo con el deseo de paz y prosperidad del pueblo de ambos países». Y en ello están, aunque esa relación incluya definir al Secretario de Estado, Mike Pompeo, y sus maneras de negociador como las de un «gánster». Después, los «esfuerzos conjuntos para construir una paz estable y duradera en la península coreana». En este sentido, norcoreanos y surcoreanos volvieron a reunirse este martes en la población fronteriza de Panmunjom, aunque no ha trascendido acuerdo alguno, tan solo la habitual retórica vaga sin compromisos claros de estos casos. El tercero de los puntos, «trabajar hacia la completa desnuclearización de la península coreana», es el que mueve a Estados Unidos. Volvamos al orden de los factores. Para Estados Unidos no hay nada sin la desnuclearización del régimen de Piongyang, aunque ya regalara, sin previa consulta con su contraparte, la suspensión de los ejercicios militares conjuntos con su socio del sur, al que ayer mismo una web norcoreana afeaba que se pusiera del lado americano. «Las sanciones y la conversación no pueden ir de la mano», se leía en la web. El propio Pompeo, en una reciente comparecencia ante el Senado, aseguraba que «hasta que Corea del Norte no elimine sus armas de destrucción masiva (incluidos los misiles balísticos), nuestras sanciones, y las de las Naciones Unidas, seguirán en pie». Algo que, a tenor de lo conocido en las últimas horas, parece no estar siguiendo a rajatabla Piongyang. Incluso aunque hace unos días se publicitara el teórico desmantelamiento de la base de pruebas de Sohae, que servía para testar misiles que, en realidad, Corea del Norte ya ha testado con éxito. Mike Pompeo reconoció además que Corea del Norte sigue fabricando material fisible susceptible de ser utilizado en armas nucleares. Y así, volvemos casi al punto de partida. El orden tiene mucha importancia porque ya se ha advertido en muchas ocasiones que los norcoreanos son maestros en la táctica del amague. En un artículo para la revista «Foreign Policy», Duyeon Kim, analista con sede en Seúl del think tank estadounidense «Center for a New American Security», explicaba que el proceso de paz y la desnuclearización se pueden llevar a cabo de forma simultánea, pero que se corre el riesgo de caer «en la trampa de Pyongyang». Según Kim, «hacer las paces demasiado pronto podría conllevar una Corea del Norte vibrante en lo económico, equipada con armas nucleares y con relaciones normalizadas con los Estados Unidos».
28-07-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un sigue el deshielo devolviendo a EE.UU. restos de militares muertos en la guerra de Corea
Cuando se cumplen justo 65 años del armisticio que puso fin a la guerra de Corea, el régimen de Kim Jong-un dio ayer un nuevo paso en su deshielo con Estados Unidos devolviéndole los restos de 55 de sus soldados caídos en dicha contienda. Con este gesto cargado de simbolismo, el dictador norcoreano empieza a cumplir uno de los cuatro compromisos alcanzados en la histórica cumbre que celebró con el presidente Trump el mes pasado en Singapur. En pequeñas cajas envueltas en banderas de la ONU, que lideró la coalición internacional contra el régimen estalinista de Pyongyang y sus aliados chinos y rusos, los restos llegaron desde Wonsan en un avión de transporte estadounidense hasta la base de Osan, en Corea del Sur. Allí fueron recibidos por sus compañeros de armas, quienes, ataviados con sus uniformes de gala, los sacaron del avión con ceremonialidad marcial. Tras una primera comprobación de estos huesos por parte de los forenses, el miércoles de la próxima semana se celebrará un acto en su honor y luego serán trasladados al laboratorio del Pentágono en Hawái para tratar de identificarlos mediante el ADN u otras pruebas. En teoría, estos restos pertenecen a 55 de los 5.300 soldados estadounidenses que jamás volvieron de la Guerra de Corea, librada entre 1950 y 1953. Desaparecidos en combate, cayeron al otro lado de las filas enemigas o perecieron en campos de prisioneros durante el conflicto. Pero, como de la mayoría solo quedan sus huesos, también podrían ser de los 33.000 soldados desaparecidos de la alianza de 21 países que se enfrentó a Corea del Norte. Para determinar sus identidades y dar un poco de consuelo a sus familias después de tanto tiempo, los restos serán analizados con las técnicas más avanzadas en el sofisticado laboratorio antropológico de Hawai por donde han pasado todos los desaparecidos en combate de EE.UU., desde la II Guerra Mundial hasta la de Vietnam. Distensión estancada Frente a la falta de acuerdos concretos sobre la renuncia de Kim Jong-un a sus armas nucleares, esta simbólica repatriación de restos le vuelve a reconciliar con Trump. A pesar del encuentro en Singapur, la distensión con Corea del Norte se había estancado durante las últimas semanas por la falta de pasos concretos hacia su desnuclearización. A finales del mes pasado, la visita a Pyongyang del secretario de Estado, Mike Pompeo, para fijar la agenda del proceso acabó en un rotundo fracaso. Dando buena cuenta de sus distintos puntos de vista, Pompeo se marchó sin ser recibido por Kim Jong-un y la propaganda norcoreana hasta lo acusó de haber ejercido una «presión mafiosa». Una crítica feroz que volvió a despertar serias dudas sobre el compromiso real de Corea del Norte de renunciar a su arsenal atómico, como ya ocurrió con acuerdos anteriores que finalmente se quedaron en papel mojado. A pesar de estas discrepancias, Kim Jong-un ha seguido adelante con su palabra, escogiendo además una fecha tan especial como el 65º aniversario del armisticio para cumplirla. De igual modo, y según ha detectado con imágenes por satélite el portal especializado 38 North, parece que también ha empezado a desmantelar la base de lanzamientos de misiles de Sohae, desde donde ha llevado a cabo algunos de sus ensayos balísticos. Dichos gestos devuelven la esperanza al acercamiento entre Trump y Kim Jong-un escenificado en Singapur, sobre todo tras los últimos informes de la Inteligencia estadounidense alertando de que Corea del Norte no había detenido su programa atómico. A tenor también de imágenes captadas por satélite, el régimen de Kim Jong-un habría mejorado sus instalaciones nucleares de Yongbyon y estaría perfeccionando su enriquecimiento de uranio. Algo imposible de confirmar, como todo en la secreta Corea del Norte. Esto pone en cuestión si la devolución de restos de soldados americanos es un paso más hacia la normalización de las relaciones entre ambos países, o si, por el contrario, es solo un caramelo de seducción para que la administración Trump levante las sanciones que ahogan la economía de Corea del Norte. Sea como fuere, y después de llevar semanas presumiendo de la inexistente devolución de hasta 200 cuerpos de soldados, ahora sí que el presidente Donald Trump tiene los primeros restos a punto de regresar a casa. Herramienta de negociación De momento permanecerán en la base militar de Osan, Corea del Sur, donde el próximo 1 de agosto está prevista una ceremonia por la repatriación a la que acudirá el vicepresidente de Estados Unidos. En un comunicado, Mike Pence agradeció al régimen de Pyongyang y subrayó «el inquebrantable compromiso del presidente [Trump] con los valientes hombres y mujeres que vistieron el uniforme de los Estados Unidos». Más adelante, Pence añadió que «como hijo de un veterano combatiente de la Guerra de Corea, es un gran honor formar parte de este momento histórico». Donald Trump, que en varias ocasiones aseguró haber recibido en campaña peticiones de padres de soldados para que recuperara los restos de sus hijos (serían padres centenarios), agradeció a Kim Jong-un vía Twitter la devolución: «Un gran momento para muchas familias». Rick Downes, director ejecutivo de uno de los grupos que representan a familias de combatientes, señaló a «The Washington Post» que estos soldados «son fichas del póquer» y «todavía están de servicio. La guerra sigue y se les está utilizando como una herramienta de negociación». Y es cierto que, aunque la entrega se produce justo 65 años después de la firma del armisticio, la guerra nunca acabó formalmente con un tratado de paz, y Corea del Norte y Estados Unidos carecen de lazos diplomáticos. Más de 36.000 soldados estadounidenses fallecieron en la Guerra de Corea, y más de 7.700 desaparecieron, incluidos los 5.300 que se considera lo hicieron en el norte de la península. Entre 1996 y 2005, equipos de trabajo de Estados Unidos y Corea del Norte localizaron 229 cuerpos. La última entrega se había producido en 2007, cuando Bill Richardson, antiguo embajador del país ante la ONU, recuperó seis.
20-07-2018 | Fuente: abc.es
Merkel marca una línea roja a Seehofer
En ningún momento de las durísimas semanas que Merkel tiene a sus espaldas, en las que la gran coalición desde la que gobierna Alemania ha estado al borde de la ruptura, se ha siquiera planteado dimitir la canciller alemana. «Para mí lo importante es que hemos llegado a un compromiso. No hemos solucionado todo lo referente a la inmigración, eso está claro, pero hemos logrado un acuerdo que nos permite seguir avanzando», ha resaltado el lado positivo del enfrentamiento abierto con su ministro de Interior, el socialcristiano bávaro Horst Seehofer. Pero también ha mostrado su disposición a no volver a tolerar una escena como la a superada, en la que el ministro amenazaba con romper los lazos entre los dos partidos conservadores, que concurren conjuntamente a las elecciones desde la fundación de la República Federal de Alemania, si no se tomaban las medidas fronterizas que estaba exigiendo. «Formar parte de un gobierno significa estar en disposición de llegar a compromisos, los miembros de un gobierno deben ser capaces de hablar entre sí y de llegar a soluciones con las que todos estén de acuerdo. Y si eso no es posible para alguno de los miembros del gobierno, es un claro síntoma de que su lugar no está ya dentro de ese gobierno». Con estas palabra ha sugerido la canciller alemana a Seehofer que en la próxima ocasión en que su postura sea así de intransigente, debe tomar la puerta y largarse. «Dentro de un gobierno se puede hablar de todo y se puede negociar sobre todos los asuntos, pero creo que en cuanto al tono que hemos visto en las últimas semanas, es francamente mejorable», ha seguido criticando el ultimátum del bávaro. A pesar de su serenidad y su buen humor, Merkel ha dejado entrever lo harta que está de su ministro cuando, en la tradicional rueda de prensa de verano, la última del curso y siempre en un tono más distendido, le han preguntado a quién preferiría llevarse de vacaciones: a Trump, a Putin o a Seehofer. «Vacaciones son vacaciones», se ha limitado a responder no sin cierta ironía. Sobre Trump y Putin Trump ha sido otro de los protagonistas de la rueda de prensa. Merkel ha celebrado la invitación del presidente estadounidense al jefe de Estado ruso, Vladimir Putin, a celebrar una nueva cumbre en unos meses en Washington. «Tenemos que acostumbrarnos al hecho de que los encuentros entre el presidente de Estados Unidos y el de Rusia se convertirán en algo normal», ha sostenido, «cada vez que se habla es bueno para todos y muy especialmente si hablan estos dos países». Espera que Putin y Trump aborden el desarme nuclear porque, ha recordado, estos dos países poseen juntos el 90% de las armas nucleares del mundo. Por lo demás, y a pesar de la insistencia de las preguntas en las desavenecias con Trump, Merkel ha repetido la importancia de las relaciones entre su país y Estados Unidos. Sigue siendo un socio «central para nosotros». La canciller alemana no ha entrado a juzgar las motivaciones de los reiterados y explícitos ataques verbales de Trump a Alemania en los últimos meses. «No me centro en su motivación sino en la contra argumentación. Deseo insistir en hechos como que la mayor fábrica de BMW no está en Alemania, sino en Carolina del Sur, y apoyo a la UE en los pasos que está dando para tratar de acercar posturas». Inmigración y OTAN En materia de inmigración, Merkel ha apoyado a las organizaciones internacionales que están salvando vidas en el Mediterráneo, pero ha recordado que deben respetar las leyes y que Italia no debe cargar sola con el peso que supone su frontera exterior. Ha justificado los pasos hacia una unión de la defensa en el seno de la UE como forma más eficiente del gasto militar y ha subrayado la necesidad de que Europa tome un lugar más destacado en la geopolítica global y en la resolución de conflictos, «no al margen de la OTAN, pero sí ganando independencia en su capacidad de reacción». A pesar de que está terminando un curso agotador para políticos y periodistas en Alemania, Merkel insiste en que «yo no me quejo». A sus 64 años recién cumplidos asegura que «me alegro de disfrutar ahora de un par de días de vacaciones y poder dormir un poco más, pero no me quejo, al contrario, estoy emocionada. El orden global está bajo una gran presión, la digitalización nos plantea enormes retos. Todo eso nos obliga a trabajar mucho, claro está, pero es muy interesante e incluso emocionante».
17-07-2018 | Fuente: elpais.com
Apagón nuclear en Helsinki
La reunión entre Trump y Putin no dio luz al esperado pacto sobre el control de las armas nucleares. En su lugar se impuso un silencio tan alarmante como amenazador
16-07-2018 | Fuente: abc.es
Putin y Trump no firman ningún acuerdo, pero se muestran encantados el uno con el otro
En su primera cumbre bilateral, los presidentes de Rusia y Estados Unidos, Vladímir Putin y Donald Trump, escenificaron sintonía y mostraron su intención de continuar los contactos más adelante. La cumbre de este lunes «no ha sido más que el primer paso», anunció Trump. El tema recurrente durante la rueda de prensa que ofrecieron al final de las conversaciones fue el de la injerencia de Moscú en las elecciones en las que fue elegido Trump. No hubo ninguna declaración conjunta ni se firmaron acuerdos. Refiriéndose a las informaciones recibidas de las agencias de inteligencia, el jefe de la Casa Blanca dijo: «Me han dicho que creen que fue Rusia. Pero yo no veo ninguna razón por la que podría serlo». Trump subrayó al respecto que Putin «lo ha negado de forma contundente y categórica» e insinuó que cree lo que dice. Según sus palabras, la investigación sobre la presunta injerencia rusa «es un desastre (..) nos ha mantenido separados» a Rusia y Estados Unidos. «No hubo conspiración y todo el mundo lo sabe (..) fue una campaña limpia", aseguró el presidente norteamericano en relación con la forma en que trató de conseguir la Presidencia. Reconoció que durante las cuatro horas que ayer estuvo reunido con Putin hablaron largo y tendido del asunto de las injerencias. Riesgo político El jefe del Kremlin, por su parte, aseguró al respecto que «debo repetir lo que he dicho ya muchas veces, Rusia nunca ha interferido y no hay intención de interferir en los asuntos internos estadounidenses, entre ellos en los procesos electorales». Insistió en que «vimos cómo durante su campaña electoral expresó el deseo de establecer unas buenas relaciones con Rusia y eso nos hizo que en Rusia despertase simpatías (..) claro que queríamos que Trump ganara las elecciones, pero eso es algo normal». Nada más empezar la comparecencia ante la prensa, Putin afirmó que su encuentro con Trump «ha sido sincero, productivo, exitoso y útil». Al mismo tiempo, hizo mención a la existencia de discrepancias. «Claro, aun quedan muchos problemas y no hemos podido despejar todos los obstáculos. No era posible hacer esto en un primer encuentro (..) pero, pese a los desacuerdos, hay cosas que nos unen y en ellas hay que trabajar», agregó. Para Trump, «nuestra relación ha cambiado en las últimas cuatro horas, realmente lo creo. Hoy ha sido solo el comienzo de una proceso largo, pero hemos dado el primer paso para conseguir un mundo mejor». A su juicio, «no puedo tomar decisiones sobre política exterior en un intento inútil para complacer a los demócratas y a los medios de comunicación», recalcó Trump en un intento de hacer frente a las críticas que le hacen dentro de su país por el acercamiento al presidente ruso. «Prefiero asumir un riesgo político en aras de la paz que arriesgar la paz en aras de la política», aseguró. A una pregunta sobre si el Kremlin dispone de información comprometedora sobre Trump para condicionar su política bajo amenaza de difundirla, Putin respondió, en relación con el viaje que su homólogo estadounidense realizó a la capital rusa para asistir al concurso de Miss Universo, en 2013, que «ni siquiera supe que estaba en Moscú. Se imaginan ustedes las cantidad de empresarios estadounidenses que acuden, por ejemplo, al Foro Económico de San Petersburgo, ¿y voy a conocer a todos ellos y saber sus nombres?». Buen competidor Una de las cuestiones por las que en Estados Unidos hay quien no aprueba el deseo de Trump de aproximación a Rusia ha sido la imputación de 12 agentes de la inteligencia militar rusa por hackear los correos del Partido Demócrata y de su candidata a los pasados comicios, Hillary Clinton. Y el primer mandatario norteamericano desveló a los periodistas que Putin le ha ofrecido que el fiscal especial, Robert Mueller, se traslade a Rusia para interrogarlos. Según Trump, «es una sugerencia increíble». Putin dijo al respecto que Mueller podría enviar una solicitud oficial a Moscú y eso le permitiría reunirse con los 12 acusados. El presidente ruso explicó que ello posible gracias a los acuerdos existentes entre Moscú y Washington de cooperación en el ámbito de la lucha contra la delincuencia y el crimen. Pero el jefe del Estado ruso advirtió que tales iniciativas deben hacerse en un marco de «reciprocidad». Habló de que la Justicia rusa también debe tener la posibilidad de interrogar a Bill Browder, de Hermitage Capital, al que acusa de no haber pagado impuestos en Rusia y de haber ganado el dinero de forma "ilegal". Washington tiene en vigor sanciones por el caso del abogado Serguéi Magnitski, al servicio de Browder y muerto mientras estaba en prisión preventiva a causa del mal trato que sufrió. En otra pregunta sobre por qué Trump llamó su homólogo ruso «competidor», éste contestó que «sí es un buen competidor y es un halago decirlo». El contexto tenía que ver con los reproches que el presidente norteamericano le ha hecho a la canciller alemana, Angela Merkel, que, según él, por un lado pide la ayuda de la OTAN ante Rusia mientras, por otro, la refuerza financieramente adquiriendo gas ruso. Trump arremetió hace unos días contra el proyecto de Putin de poner en servicio el gaseoducto North Stream-2, pero ayer ambos obviaron el asunto durante la conferencia de prensa hablando solo de «competición». En la cumbre hablaron también de Irán, del programa nuclear, en lo que los dos países mantienen posturas contrapuestas, y de la salida de la fuerzas iraníes de Siria como exige Israel. El secretario del Estado norteamericano, Mike Pompeo, dijo con anterioridad que en la solución para Siria «la pelota está en el tejado de Rusia» y ayer, bromeando, Putin le entregó en plena rueda de prensa un balón del Mundial de Fútbol recién clausurado. «En lo que se refiere a que la pelota de Siria está en nuestro tejado. Señor Presidente, usted acaba de decir que hemos organizado exitosamente el Mundial de fútbol. Así que quiero entregarle esta pelota. Ahora, la pelota está de su lado». El jefe de la Casa Blanca le tiró el balón a Melania y aseguró que será un buen regalo para su hijo pequeño. Salió a colación el conflicto en Ucrania, para lo que Putin pidió a Trump que influya en Kiev para que «cumplan los acuerdos de Minsk». En cuanto a Crimea, el presidente ruso reiteró que es un asunto cerrado. Dijo que Trump se opone y mantiene su postura, pero «habla de la ilegalidad de la reintegración de Crimea a Rusia. Nosotros tenemos otro punto de vista. Consideramos que se hizo un referéndum, de acuerdo a las leyes internacionales». Poco antes de que aparecieran Trump y Putin ante la prensa, un periodista fue expulsado por los servicios de seguridad por mostrar un cartel en el que ponía : «Tratado para la Prohibición de las Armas Nucleares». El reportero fue sacado por la fuerza hasta ponerle en la calle, fuera del Palacio Presidencial. El Tratado para la Prohibición de Armas Nucleares fue adoptado el 7 de julio de 2017 por más de dos tercios de los 193 miembros de la ONU. Pero no ha entrado aún en vigor al no haber sido firmado por todos los países, hasta ahora los han hecho solamente 57. Entre los no firmantes se encuentra EEUU.
16-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump: «La investigación sobre la trama rusa es un desastre para nuestro país. Nos ha separado»
La histórica cumbre entre el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ya ha comenzado en Helsinki. 17.48Putin se ofrece a interrogar a 12 personas nombradas en las acusaciones de Estados Unidos, pero califica de absurdas las afirmaciones de colusión con la campaña de Trump. 17.38 Putin pide que le enseñen una sola prueba que demuestre la interferencia rusa en las elecciones de EE.UU.: «Tenemos que seguir los hechos, no los rumores», ha asegurado, ante la pregunta de un periodista estadounidense que ha apelado a las investigaciones de las instituciones de EE.UU. Antes, el presidente ruso ha dado por concluida la «Guerra Fría», cerca de 30 años después del colapso de la URSS. Putin ha afirmado que quería que Trump ganara las elecciones porque el actual presidente estadounidense se mostró interesado en normalizar las relaciones entre ambas superpotencias. 17.34 «Ambos países son responsables de la mala relación. Sí, he dicho que EE.UU. ha seguido una línea insensata; pero sinceramente creo que lo hemos sido todos», ha afirmado Trump sobre su tuit de hace unas horas. El presidente de EE.UU. ha descartado toda interferencia de Putin en las elecciones de 2016: «Gané fácilmente a Hillary Clinton». 17.31 A la primera pregunta de los periodistas, Trump ha tildado a Putin de «buen competidor», después de trascender una entrevista para la cadena CBS en la que utilizó el término «foe» para la UE, Rusia y EEUU, palabra que tiene como principal acepción la de «enemigo» en castellano. 17.27 Trump asegura haber conversado con Putin sobre su cooperación en Siria para salvar miles de vidas y «erradicar al autodenominado Estado Islámico». 17.26 Trump reconoce haber hablado con Putin durante bastante tiempo sobre la supuesta interferencia rusa en las elecciones. «La investigación es un desastre para nuestro país. Nos ha mantenido separados», dijo Trump 17.25 Trump: «Las relaciones con Rusia nunca habían sido tan malas; pero todo ha cambiado desde hace horas». 17.20 Putin ha terminado su alocución y le da paso a Trump. «Quiero felicitar a Putin por haber organizado una de los mejores Mundiales de la historia», ha afirmado el presidente de EE.UU., que ha subrayado el «productivo diálogo» mantenido con su homólogo pese a las diferencias entre las dos superpotencias. 17.19 «Rusia no ha interferido nunca en la política interior de EE.UU., y ni mucho menos en su proceso electoral», ha asegurado Putin, que ha confirmado haber hablado con Trump de la supuesta interferencia rusa en la campaña electoral estadounidense de 2016. 17.16 El presidente ruso, Vladimir Putin, asegura haber tenido una conversación «franca y útil» con Donald Trump. Putin afirma haber hablado con Trump de la situación de Crimea, de la que espera de Trump una actitud de «diálogo y no de confrontación», así como de la crisis de Ucrania y la «preocupante» salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, del que forma parte Rusia. 17.07 Los presidentes Trump y Putin van a dar en unos minutos una rueda de prensa conjunta. Como anécdota, han expulsado a un reportero por llevar propaganda antiPutin. 16.57 Putin no hizo declaraciones a la prensa al comienzo del almuerzo, aunque al empezar su reunión a solas con Trump le había pedido hablar de los «puntos de tensión en el mundo» sobre los que las dos potencias tienen posturas encontradas. 16.04 «Creo que es un buen inicio. Muy, muy bueno para todo el mundo», ha insistido Trump. 15.55 After their one-on-one meeting, Presidents Trump and Putin and delegation members sat down to lunch in the Hall of Mirrors. Asked how their meeting went, "very good start," said Pres Trump. (Pool photo by @anniekarni) pic.twitter.com/KVhwNhihob? Mark Knoller (@markknoller) 16 de julio de 2018 15.47 Trump ha calificado su encuentro con Putin de este lunes como un «buen inicio». El presidente de EE.UU. ha realizado unos breves comentarios frente a los periodistas antes del comienzo del almuerzo, que ha empezado tras la reunión a puerta cerrada entre los dos mandatarios. 15.36 El encuentro bilateral entre Trump y Putin ha terminado hace unos minutos. Y ha trascendido parte de la conversación que han tenido los dos mandatarios. «El mundo quiere vernos llevándonos bien», le ha dicho el presidente de EE.UU. a su homólogo ruso. Somos las dos principales superpotencias y tenemos el 90% de las armas nucleares; esto no es algo positivo, es algo negativo», ha añadido Trump, según «The Guardian». 14.41 «¡Nuestra relación con Rusia NUNCA ha estado peor debido a muchos años de tonterías y estupideces de Estados Unidos y ahora, la Caza de Brujas Amañada!», ha tuiteado Trump antes de la cumbre, en referencia a la investigación que dirige el fiscal especial Robert Mueller sobre los posibles lazos entre Moscú y la campaña electoral del ahora mandatario. 14.20 Washington ha recrudecido las sanciones a Rusia en los últimos meses y ha intercambiado con Moscú expulsiones de diplomáticos a causa del envenenamiento del ex agente Serguéi Skripal y su hija. El Departamento de Estado no cesa además de criticar el lamentable estado en el que se encuentran las libertades en Rusia. Pesa también el «dossier ruso», las investigaciones sobre las injerencias en las presidenciales norteamericanas, cuya vinculación Putin niega categóricamente. 14.16 El jefe del Kremlin ha indicado que mantiene «contactos permanentes» con su homólogo estadounidense, y ha añadido: «Nosotros hemos hablado por teléfono y nos hemos reunido varias veces en el marco de diversos eventos internacionales». Trump, por su parte, ha felicitado a Putin por la labor de Rusia como anfitriona del Mundial de fútbol que ha concluido este domingo, y ha dicho: «He visto bastante de la competición, y he visto toda la final y la semifinal». Melania Trump, Donald Trump y Vladímir Putin en Helsinki- Reuters 13.57 A pesar de la evidente tensión entre ambos, Trump y Putin han intercambiado frases con tintes de cumplido. «Ha llegado el momento de hablar a fondo sobre nuestras relaciones», ha dicho el presidente ruso. Por su parte, el estadounidense ha manifestado su esperanza por labrar «una relación extraordinaria». 13.51 Trump y Putin han entrado con semblante serio, tal y como muestran las fotografías, en el palacio presidencial de Helsinki, en una sala preparada para la reunión, donde se han saludado y han tomado asiento, dando paso a la entrada de dos traductores que se han sentado junto a cada uno de ellos, con las varias banderas de fondo de Rusia y de Estados Unidos. Tras intercambiar unos mensajes, se ha pedido a la prensa que salga de la sala para comenzar la reunión, que se prevé que dure unos 90 minutos. Cada uno de los mandatarios ha llegado al palacio presidencial por separado y ha sido recibido por el presidente del país, Sauli Niinisto. AFP 13.44 El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha dicho hoy al presidente de Estados Unidos al comienzo de la cumbre de Helsinki que ha llegado el momento de hablar de las relaciones entre Moscú y Washington, informa Reuters. 13.42 Desde su llegada a la presidencia, Trump ha negado hasta la saciedad que hubiese complot con Moscú y ha evitado, contra la opinión consistente de la inteligencia estadounidense, reconocer abiertamente que Rusia interfiriera en las elecciones, lo que podría cuestionar la legitimidad de su victoria. Al contrario, ha preferido airear la posición de Moscú al respecto. El verano pasado, tras verse con Putin en la reunión del G-20 en Hamburgo, aseguró que su homólogo le dijo que no hubo tal interferencia. Lo volvió a hacer a finales del mes pasado, en un mensaje en Twitter en el que insistía en que Rusia aseguraba que no tuvo nada que ver con esos esfuerzos. Pero la imputación de los agentes rusos le ha estallado en la antesala de su encuentro con Putin y no podrá evitar referirse al asunto. 13.36 President Trump & President Putin at the Presidential Palace in Helsinki, Finland. #HELSINKI2018 pic.twitter.com/ntdW0qsRej? Dan Scavino Jr. (@Scavino45) 16 de julio de 2018 Reuters 13.31 «Lo más importante es que tenemos muchas cosas buenas de las que hablar», ha afirmado Trump ante los periodistas. Ambos conversarán sobre «todo, desde el comercio a lo militar o los misiles o China. Hablaremos un poco sobre China. Sobre nuestro amigo, el presidente Xi», ha señalado el presidente de Estados Unidos. 13.30 El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho este lunes que llevarse bien con Rusia es «algo bueno, no malo» ante la prensa, antes de celebrar una cumbre con su homólogo ruso, el presidente Vladímir Putin. 13.21 Putin ha llegado al Palacio Presidencial sobre las 13:35 (10:35 GMT), y ha subido las escalinatas acompañado del presidente finlandés, Sauli Niinistö. Trump, que había retrasado su trayecto hacia el palacio aparentemente para no llegar antes que Putin, ha llegado hacia las 13:57 (10:57 GMT), más de media hora después de le hora prevista de inicio de la cumbre. 13.16 La histórica cumbre entre el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ya ha comenzado en Helsinki.
16-07-2018 | Fuente: abc.es
La «debilidad» de Trump frente a Putin escandaliza a  los republicanos y a la Inteligencia de EE.UU.
La histórica cumbre entre el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ya ha comenzado en Helsinki. 21.39 Una ciudadana rusa fue detenida e imputada en Washington por trabajar en Estados Unidos para favorecer los intereses del Kremlin en calidad de agente de manera ilegal, informó hoy el Departamento estadounidense de Justicia. Informa Efe. 21.38 Missed opportunity by President Trump to firmly hold Russia accountable for 2016 meddling and deliver a strong warning regarding future elections. This answer by President Trump will be seen by Russia as a sign of weakness and create far more problems than it solves. (1/3)? Lindsey Graham (@LindseyGrahamSC) 16 de julio de 2018 21.38 Para el senador republicano Lindsey Graham, a menudo en sintonía con Donald Trump, este último ha «perdido la oportunidad» de «enviar una advertencia firme sobre las próximas elecciones», y que «Rusia lo considerará como un signo de debilidad». 20.47 «La Conferencia de prensa de hoy en Helsinki ha sido una de las actuaciones más vergonzosas de un presidente norteamericano en toda la historia», ha tuiteado el senador republicano y excandidato presidencial John McCain. 19.02 Trump se ha despedido ya de Finlandia Thank you Helsinki, Finland! pic.twitter.com/rh4NUjPSwU? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 16 de julio de 2018 18.59 «Las desavenencias entre nuestros dos países son bien conocidas y el presidente Putin y yo las hemos discutido a lo largo de hoy. Pero si vamos a resolver muchos de los problemas del mundo, para ello tenemos que encontrar vías para cooperar siguiendo intereses compartidos». ?The disagreements between our two countries are well-known and President Putin and I discussed them at length today. But if we're going to solve many of the problems facing our world, then we are going to have to find ways to cooperate in pursuit of shared interests.? pic.twitter.com/avnxW6JhZP? The White House (@WhiteHouse) 16 de julio de 2018Donald Trump?s press conference performance in Helsinki rises to & exceeds the threshold of ?high crimes & misdemeanors.? It was nothing short of treasonous. Not only were Trump?s comments imbecilic, he is wholly in the pocket of Putin. Republican Patriots: Where are you???? John O. Brennan (@JohnBrennan) 16 de julio de 2018 18.17 El exdirector de la CIA (2013-2017), John Brennan, habla de «traición» de Trump a su país y de estar «completamente en el bolsillo de Putin». «Patriotas republicanos: ¿Dónde estáis?», ha añadido en un tuit desde su cuenta personal. 17.57 Trump ha dado por concluida la comparecencia con la mayor complicidad que jamás haya tenido otro presidente de EE.UU. con su homólogo ruso. 17.51 Un periodista de la agencia AP le ha preguntado a Trump sobre a quién debe creer a los investigadores públicos estadounidenses que sí ven indicios de interferencia rusa o al presidente Putin. Trump ha respondido insistiendo en: «¿Dónde están los servidores»: «¿Qué pasó con los servidores de los paquistaníes que trabajaron en la Convención Nacional Demócrata? ¿Qué pasó con los correos electrónicos de Hillary Clinton? Creo que es una vergüenza». Eso sí, Trump dice mostrar una gran confianza en sus servicios de inteligencia, pero cree que Putin se ha mostrado muy contundente negando toda interferencia rusa. 17.48Putin se ha ofrecido a interrogar a 12 personas nombradas en las acusaciones de Estados Unidos, pero califica de absurdas las afirmaciones de colusión con la campaña de Trump. 17.38 Putin pide que le enseñen una sola prueba que demuestre la interferencia rusa en las elecciones de EE.UU.: «Tenemos que seguir los hechos, no los rumores», ha asegurado, ante la pregunta de un periodista estadounidense que ha apelado a las investigaciones de las instituciones de EE.UU. Antes, el presidente ruso ha dado por concluida la «Guerra Fría», cerca de 30 años después del colapso de la URSS. Putin ha afirmado que quería que Trump ganara las elecciones porque el actual presidente estadounidense se mostró interesado en normalizar las relaciones entre ambas superpotencias. 17.34 «Ambos países son responsables de la mala relación. Sí, he dicho que EE.UU. ha seguido una línea insensata; pero sinceramente creo que lo hemos sido todos», ha afirmado Trump sobre su tuit de hace unas horas. El presidente de EE.UU. ha descartado toda interferencia de Putin en las elecciones de 2016: «Gané fácilmente a Hillary Clinton». 17.31 Ante la primera pregunta de los periodistas, Trump ha tildado a Putin de «buen competidor», después de trascender una entrevista para la cadena CBS en la que utilizó el término «foe» para la UE, Rusia y EEUU, palabra que tiene como principal acepción la de «enemigo» en castellano. 17.27 Trump asegura haber conversado con Putin sobre su cooperación en Siria para salvar miles de vidas y «erradicar al ISIS». 17.26 Trump reconoce haber hablado con Putin durante bastante tiempo sobre la supuesta interferencia rusa en las elecciones. «La investigación es un desastre para nuestro país. Nos ha mantenido separados», dijo Trump 17.25 Trump: «Las relaciones con Rusia nunca habían sido tan malas; pero todo ha cambiado desde hace horas». 17.20 Putin ha terminado su alocución y le da paso a Trump. «Quiero felicitar a Putin por haber organizado una de los mejores Mundiales de la historia», ha afirmado el presidente de EE.UU., que ha subrayado el «productivo diálogo» mantenido con su homólogo pese a las diferencias entre las dos superpotencias. 17.19 «Rusia no ha interferido nunca en la política interior de EE.UU., y ni mucho menos en su proceso electoral», ha asegurado Putin, que ha confirmado haber hablado con Trump de la supuesta interferencia rusa en la campaña electoral estadounidense de 2016. 17.16 El presidente ruso, Vladimir Putin, asegura haber tenido una conversación «franca y útil» con Donald Trump. Putin afirma haber hablado con Trump de la situación de Crimea, de la que espera de Trump una actitud de «diálogo y no de confrontación», así como de la crisis de Ucrania y la «preocupante» salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, del que forma parte Rusia. 17.07 Los presidentes Trump y Putin van a dar en unos minutos una rueda de prensa conjunta. 16.57 Putin no hizo declaraciones a la prensa al comienzo del almuerzo, aunque al empezar su reunión a solas con Trump le había pedido hablar de los «puntos de tensión en el mundo» sobre los que las dos potencias tienen posturas encontradas. 16.04 «Creo que es un buen inicio. Muy, muy bueno para todo el mundo», ha insistido Trump. 15.55 After their one-on-one meeting, Presidents Trump and Putin and delegation members sat down to lunch in the Hall of Mirrors. Asked how their meeting went, "very good start," said Pres Trump. (Pool photo by @anniekarni) pic.twitter.com/KVhwNhihob? Mark Knoller (@markknoller) 16 de julio de 2018 15.47 Trump ha calificado su encuentro con Putin de este lunes como un «buen inicio». El presidente de EE.UU. ha realizado unos breves comentarios frente a los periodistas antes del comienzo del almuerzo, que ha empezado tras la reunión a puerta cerrada entre los dos mandatarios. 15.36 El encuentro bilateral entre Trump y Putin ha terminado hace unos minutos. Y ha trascendido parte de la conversación que han tenido los dos mandatarios. «El mundo quiere vernos llevándonos bien», le ha dicho el presidente de EE.UU. a su homólogo ruso. Somos las dos principales superpotencias y tenemos el 90% de las armas nucleares; esto no es algo positivo, es algo negativo», ha añadido Trump, según «The Guardian». 14.41 «¡Nuestra relación con Rusia NUNCA ha estado peor debido a muchos años de tonterías y estupideces de Estados Unidos y ahora, la Caza de Brujas Amañada!», ha tuiteado Trump antes de la cumbre, en referencia a la investigación que dirige el fiscal especial Robert Mueller sobre los posibles lazos entre Moscú y la campaña electoral del ahora mandatario. 14.20 Washington ha recrudecido las sanciones a Rusia en los últimos meses y ha intercambiado con Moscú expulsiones de diplomáticos a causa del envenenamiento del ex agente Serguéi Skripal y su hija. El Departamento de Estado no cesa además de criticar el lamentable estado en el que se encuentran las libertades en Rusia. Pesa también el «dossier ruso», las investigaciones sobre las injerencias en las presidenciales norteamericanas, cuya vinculación Putin niega categóricamente. 14.16 El jefe del Kremlin ha indicado que mantiene «contactos permanentes» con su homólogo estadounidense, y ha añadido: «Nosotros hemos hablado por teléfono y nos hemos reunido varias veces en el marco de diversos eventos internacionales». Trump, por su parte, ha felicitado a Putin por la labor de Rusia como anfitriona del Mundial de fútbol que ha concluido este domingo, y ha dicho: «He visto bastante de la competición, y he visto toda la final y la semifinal». Melania Trump, Donald Trump y Vladímir Putin en Helsinki- Reuters 13.57 A pesar de la evidente tensión entre ambos, Trump y Putin han intercambiado frases con tintes de cumplido. «Ha llegado el momento de hablar a fondo sobre nuestras relaciones», ha dicho el presidente ruso. Por su parte, el estadounidense ha manifestado su esperanza por labrar «una relación extraordinaria». 13.51 Trump y Putin han entrado con semblante serio, tal y como muestran las fotografías, en el palacio presidencial de Helsinki, en una sala preparada para la reunión, donde se han saludado y han tomado asiento, dando paso a la entrada de dos traductores que se han sentado junto a cada uno de ellos, con las varias banderas de fondo de Rusia y de Estados Unidos. Tras intercambiar unos mensajes, se ha pedido a la prensa que salga de la sala para comenzar la reunión, que se prevé que dure unos 90 minutos. Cada uno de los mandatarios ha llegado al palacio presidencial por separado y ha sido recibido por el presidente del país, Sauli Niinisto. AFP 13.44 El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha dicho hoy al presidente de Estados Unidos al comienzo de la cumbre de Helsinki que ha llegado el momento de hablar de las relaciones entre Moscú y Washington, informa Reuters. 13.42 Desde su llegada a la presidencia, Trump ha negado hasta la saciedad que hubiese complot con Moscú y ha evitado, contra la opinión consistente de la inteligencia estadounidense, reconocer abiertamente que Rusia interfiriera en las elecciones, lo que podría cuestionar la legitimidad de su victoria. Al contrario, ha preferido airear la posición de Moscú al respecto. El verano pasado, tras verse con Putin en la reunión del G-20 en Hamburgo, aseguró que su homólogo le dijo que no hubo tal interferencia. Lo volvió a hacer a finales del mes pasado, en un mensaje en Twitter en el que insistía en que Rusia aseguraba que no tuvo nada que ver con esos esfuerzos. Pero la imputación de los agentes rusos le ha estallado en la antesala de su encuentro con Putin y no podrá evitar referirse al asunto. 13.36 President Trump & President Putin at the Presidential Palace in Helsinki, Finland. #HELSINKI2018 pic.twitter.com/ntdW0qsRej? Dan Scavino Jr. (@Scavino45) 16 de julio de 2018 Reuters 13.31 «Lo más importante es que tenemos muchas cosas buenas de las que hablar», ha afirmado Trump ante los periodistas. Ambos conversarán sobre «todo, desde el comercio a lo militar o los misiles o China. Hablaremos un poco sobre China. Sobre nuestro amigo, el presidente Xi», ha señalado el presidente de Estados Unidos. 13.30 El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho este lunes que llevarse bien con Rusia es «algo bueno, no malo» ante la prensa, antes de celebrar una cumbre con su homólogo ruso, el presidente Vladímir Putin. 13.21 Putin ha llegado al Palacio Presidencial sobre las 13:35 (10:35 GMT), y ha subido las escalinatas acompañado del presidente finlandés, Sauli Niinistö. Trump, que había retrasado su trayecto hacia el palacio aparentemente para no llegar antes que Putin, ha llegado hacia las 13:57 (10:57 GMT), más de media hora después de le hora prevista de inicio de la cumbre. 13.16 La histórica cumbre entre el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ya ha comenzado en Helsinki.
1
...