Infortelecom

Noticias de armamento

01-01-1970 | Fuente: abc.es
«Preguntad a este», el primer ministro de Tailandia pone un «doble» de cartón para no responder a la prensa
El jefe de la junta militar que gobierna en Tailandia desde el golpe de Estado de mayo de 2014, el general Prayuth Chan Ocha, ha decidido colocar un 'doble' de cartón para dejar plantada a la prensa en la sede del Gobierno y no responder a las preguntas de los periodistas, un gesto que ha sido criticado por Human Rights Watch (HRW) por considerarlo una nueva muestra de «desprecio» a los medios críticos por parte del general golpista. El sábado, 17 figuras de cartón que representan al general Prayuth fueron colocadas en la sede del Gobierno durante el Día de los Niños. Las figuras muestras el jefe de la junta castrense con varios atuendos, incluidos un traje tradicional tailandés, un atuendo deportivo o un traje ejecutivo. El lunes, el general Prayuth habló en la sede del Gobierno brevemente ante los medios hasta que decidió colocar su 'doble' de cartón con traje y marcharse. El general, conocido por su complejo sentido del humor, pidió entonces a los periodistas que dirigieran todas las preguntas a la figura de cartón. «Pregunten a este tipo», señaló, justo antes de marcharse. Las reacciones al gesto del también primer ministro han sido silenciadas en las redes sociales pero este martes HRW ha dicho que su actitu se suma a una «larga lista de reacciones abusivas y bizarras contra los reporteros». «El líder de la junta de Tailandia, el general Prayuth Chan Ocha, continúa mostrando desprecio ante los medios críticos y su escrutinio», ha denunciado, en declaraciones a Reuters, Sunai Phasuk, investigador para Tailandia de HRW. Una trabajadora prepara fotografías a tamaño real del primer ministro tailandés, Prayut Chan-o-ch - EFE El general es conocido por sus críticas e incluso amenazas a los periodistas, a los que ha llegado a asegurar que ejecutará a los que no digan «la verdad», en un país en el que las libertades se han recortado desde que el Ejército se hizo con el poder. El general Prayuth tomó el poder en mayo de 2014 y anunció entonces que en cuestión de meses habría convocatoria de unas nuevas elecciones, una cita electoral que ha ido sucesivamente retrasando, situando en noviembre de 2018 la fecha para dichos comicios, tras una reforma de la Constitución que amplía los poderes de las Fuerzas Armadas en detrimento del Parlamento. El Día de los Niños se celebra cada año en Tailandia el segundo sábado de enero. Ese día, las Fuerzas Armadas abren los acuartelamientos para permitir que los niños posen con el armamento y los carros de combate. Los niños también están invitados a sentarse en la mesa del jefe de la junta militar dentro de la sede del Gobierno.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Moon destaca la importancia de lograr la desnuclearización en Corea como vía hacia la paz
El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ha destacado que la desnuclearización de la península de Corea continúa siendo la única manera de lograr la paz en la región, según ha recogido la agencia de noticias Yonhap. En este sentido, el presidente surcoreano ha manifestado que no se dará por vencido hasta lograr que las autoridades de Corea del Norte dejen de lado su armamento nuclear. Los comentarios de Moon han tenido lugar tras la reunión de alto nivel mantenida por delegaciones de las dos Coreas en la localidad de Panmunjom, que se encuentra en la Zona Desmilitarizada entre las dos Coreas. En relación con las conversaciones sobre la desnuclearización de la península, Pyongyang ha formulado una «fuerte queja» y ha asegurado que las armas nucleares y el programa balístico forman parte de sus medidas de seguridad contra la amenaza de Estados Unidos en la región. Las delegaciones de ambos países acordaron este martes que los atletas norcoreanos y surcoreanos desfilen juntos en la ceremonia de apertura y de cierre de los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en febrero en la ciudad surcoreana de PyeongChang. Asimismo, la reanudación de las conversaciones a nivel militar se encuentran sobre la mesa. Corea del Norte, por su parte, ha respondido que las dos Coreas tienen que hacer esfuerzos para promover la paz y la reconciliación mediante las negociaciones. Las conversaciones de este martes son las primeras celebradas desde diciembre de 2015 y las primeras desde que Moon Jae In asumió la Presidencia surcoreana en mayo de 2017.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Varios muertos y detenidos al desarticular el grupo del «Rambo venezolano»
El régimen de Nicolás Maduro anunció este lunes el desmantelamiento del grupo de Óscar Pérez, el piloto que lanzó un mediático ataque contra el Tribunal Supremo de Venezuela desde un helicóptero. El Gobierno reconoció que hubo varios muertos en la operación, pero sin especificar cuántos rebeldes fueron abatidos. En un comunicado divulgado a través de la cadena estatal VTV solo admitió que «cinco» integrantes de la «célula terrorista» fueron capturados y dos agentes murieron en el enfrentamiento. Pérez, conocido como «el Rambo venezolano», se hizo famoso cuando el pasado junio lanzó varias granadas contra el Tribunal Supremo y el Ministerio del Interior desde un helicóptero. Desde entonces fue el fugitivo más perseguido por las autoridades, que habían colgado el cartel de «Se busca» en controles de carretera. Al cierre de esta edición se desconocía la suerte de Óscar Pérez: si estaba entre las víctimas mortales o entre los arrestados por las fuerzas de seguridad que lo cercaron en El Junquito, un suburbio pobre a las afueras de Caracas. El propio Pérez divulgó varios vídeos sobre el espectacular operativo. En uno de ellos aparecía con el rostro ensangrentado y supuestamente negociando su propia rendición. Asimismo se le veía alertar a la Policía de que no siguiera disparando porque había mujeres y niños en el centro de educación infantil donde se había refugiado. El Gobierno informó en el comunicado sobre el desmantelamiento de «un peligroso grupo terrorista» tras un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad. Les responsabilizó de robar un helicóptero oficial, de «crímenes atroces» y de «ametrallar y lanzar artefactos explosivos» contra edificios gubernamentales. También recalcó que «pusieron en gravísimo riesgo la vida de personas inocentes, incluso la de niños de preescolar». Según la información oficial, los rebeldes iban «fuertemente pertrechados con armamento de alto calibre, abrieron fuego contra los funcionarios encargados de su captura e intentaron hacer detonar un vehículo cargado de explosivos». El saldo del operativo fue de dos policías muertos y cinco heridos graves, así como un número indeterminado de rebeldes abatidos y cinco detenidos. #AHORA ?nos están disparando? dice Oscar Pérez junto a grupo de la resistencia que lo acompaña #15ene pic.twitter.com/861o5yqJj9? Elyangelica González (@ElyangelicaNews) 15 de enero de 2018En uno de sus vídeos, Óscar Pérez exclamaba:«Nos están disparando con lanzagranadas, francotiradores. Dijimos que nos íbamos a entregar y no quieren dejar que nos entreguemos, nos quieren asesinar». Su madre pidió clemencia a la Policía: «Mi hijo no es un asesino, déjenlo que se entregue». En un primer vídeo, Pérez indicó que no se enfrentaría a los agentes que les habían rodeado porque «incluso hay algunos conocidos». En el segundo pide a los venezolanos que «no desfallezcan, que luchen, que salgan a las calles, que es hora de que seamos libres». Y en el último se dirige directamente a sus hijos, a los que les dice que había luchado por ellos y «por todos los niños de Venezuela». Una publicación compartida de Oscar Perez (@equilibriogv) el Ene 15, 2018 at 2:46 PST Óscar Pérez, este lunes, en una captura de vídeo divulgado en las redes sociales - Reuters El fugitivo más buscado Óscar Pérez se hizo famoso en junio de 2017 cuando, en medio de las protestas opositoras, lanzó varias granadas desde un helicóptero de la Policía científica contra la sede del Supremo y del Ministerio del Interior en Caracas, según el Gobierno de Maduro. En ese incidente no hubo heridos. Desde entonces el piloto y exinspector de un cuerpo policial de elite estaba huido y con una alerta nacional e internacional para su captura. Pérez, de 36 años, reapareció el pasado 18 de diciembre en el robo de armas al cuartel de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de San Pedro de Los Altos. El expiloto de la Policía ha agregado un tinte surrealista a la crisis generalizada que atraviesa Venezuela: actor de películas de acción, en las redes sociales se ha retratado a sí mismo como un James Bond o Rambo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La Policía venezolana confirma que mató a «Rambo» Pérez en el operativo
«Rambo» Pérez, el expolicía y actor de filmes de acción que se rebeló contra Nicolás Maduro, fue asesinado ayer en el operativo policial que desarticuló su banda en una urbanización de El Junquito, a 40 km al oeste de Caracas, según ha confirmado el Ministerio de Interior y Justicia venezolano. En un comunicado, la institución confirmó la muerte de dos agentes de las Fuerzas Especiales (FAES) y de que los integrantes de la «celula terrorista fueron abatidos», recoge «El Nacional». El Gobierno de Nicolás Maduro anunció este lunes que había desarticulado el operativo de Óscar Pérez, más conocido como el Rambo venezolano, que se dio a conocer después de que el pasado julio desertara de la policía chavista y capturara un helicóptero con el que atacó dos edificios gubernamentales en Caracas, y llamó a sacar a Maduro del poder. En varios vídeos, Rambo Pérez denunciaba ayer que estaba acorralado por policías venezolanos, que les estaban disparando y amenazaban con matar a todos los que se encontraban, menores incluidos. Tras pedir Pérez a los guardias que le dejaran rendirse, no se ha confirmado hasta esta mañana si seguía o no con vida, pero sí que la operación policial se cobró varios muertos. «Óscar Pérez fue ajusticiado por por las fuerzas de seguridad», según una «fuente de alto rango» citada por la cadena estadounidense CNN. Por su parte, el propio Nicolás Maduro confirmó la versión oficial de la desarticulación. Según el dirigente chavista Diosdado Cabello, Óscar Pérez atacó a quienes lo rodeaban, hiriendo a dos funcionarios del FAES, y los cuerpos de seguridad respondieron al fuego. El comunicado oficial, que fue leído durante la programación de la cadena VTV, ha señalado que Pérez y su grupo «con armamento de alto calibre abrieron fuego contra las fuerzas de seguridad», lo que dejó dos policías muertos y cinco heridos. «Los efectivos fueron atacados por los violentos cuando estaban negociando las condiciones para su entrega y resguardo», subrayó el ministerio y afirmó que el grupo intentó «detonar un vehículo cargado de explosivos». Oscar Pérez fue ejecutado por órdenes de Maduro. En el mundo resuenan "castañuelas" anunciando que un genocida arremete contra el pueblo venezolano. Ese capítulo se suma al expediente que circula en el Tribunal de la Haya esperando sentencia contra los que aplican pena de muerte. pic.twitter.com/RC8Rs1K2iz? Antonio Ledezma (@alcaldeledezma) 16 de enero de 2018
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Las autoridades chavistas confirman que mataron a Óscar Pérez en el operativo
Óscar Pérez, el expolicía y actor de filmes de acción que se rebeló contra Nicolás Maduro, fue asesinado ayer en el operativo policial que desarticuló su banda en una urbanización de El Junquito, a 40 km al oeste de Caracas, según ha confirmado el Ministerio de Interior y Justicia venezolano. En un comunicado, la institución confirmó la muerte de dos agentes de las Fuerzas Especiales (FAES) y de que los integrantes de la «celula terrorista fueron abatidos», recoge «El Nacional». El Gobierno de Nicolás Maduro anunció este lunes que había desarticulado el operativo de Óscar Pérez, más conocido como el Rambo venezolano, que se dio a conocer después de que el pasado julio desertara de la policía chavista y capturara un helicóptero con el que atacó dos edificios gubernamentales en Caracas, y llamó a sacar a Maduro del poder. En varios vídeos, Rambo Pérez denunciaba ayer que estaba acorralado por policías venezolanos, que les estaban disparando y amenazaban con matar a todos los que se encontraban, menores incluidos. Tras pedir Pérez a los guardias que le dejaran rendirse, no se ha confirmado hasta esta mañana si seguía o no con vida, pero sí que la operación policial se cobró varios muertos. Imágen de Óscar Pérez«Óscar Pérez fue ajusticiado por por las fuerzas de seguridad», según una «fuente de alto rango» citada por la cadena estadounidense CNN. Por su parte, el propio Nicolás Maduro confirmó la versión oficial de la desarticulación. Según el dirigente chavista Diosdado Cabello, Óscar Pérez atacó a quienes lo rodeaban, hiriendo a dos funcionarios del FAES, y los cuerpos de seguridad respondieron al fuego. El comunicado oficial, que fue leído durante la programación de la cadena VTV, ha señalado que Óscar Pérez y su grupo «con armamento de alto calibre abrieron fuego contra las fuerzas de seguridad», lo que dejó dos policías muertos y cinco heridos. «Los efectivos fueron atacados por los violentos cuando estaban negociando las condiciones para su entrega y resguardo», subrayó el ministerio y afirmó que el grupo intentó «detonar un vehículo cargado de explosivos». Oscar Pérez fue ejecutado por órdenes de Maduro. En el mundo resuenan "castañuelas" anunciando que un genocida arremete contra el pueblo venezolano. Ese capítulo se suma al expediente que circula en el Tribunal de la Haya esperando sentencia contra los que aplican pena de muerte. pic.twitter.com/RC8Rs1K2iz? Antonio Ledezma (@alcaldeledezma) 16 de enero de 2018
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La autopsia confirma que el policía rebelde Óscar Pérez fue ejecutado de un disparo en la cabeza
El agente alzado contra el Gobierno de Venezuela Óscar Pérez y cinco de los otros seis integrantes de su grupo de sublevados abatido por las fuerzas de seguridad del país murieron de un disparo en la cabeza, informó este sábado a Efe la organización Foro Penal, que tuvo acceso a las actas de defunción. «El equipo de Foro Penal ha estado con ellos (los familiares) y las vio (las actas)», dijo Alfredo Romero, director ejecutivo de esta ONG que defiende a los detenidos y muertos por motivos políticos en Venezuela. Según Romero, la causa de las muertes de Pérez y de otros cinco miembros del grupo fueron provocadas por el impacto de un proyectil en la cabeza. El agente restante perdió la vida por un disparo en la cervical. Para algunos observadores, la confirmación de los disparos en la cabeza da fuerza a la hipótesis de una «ejecución». Los familiares de los muertos en el operativo policial del lunes -calificado de «ejecución extrajudicial» por la oposición y organizaciones pro derechos humanos- llevan toda la semana acudiendo a la morgue de Caracas, donde estaban reclamando que se les entreguen los cuerpos. Foro Penal ha contabilizado más de 20 detenidos -entre ellos ocho oficiales de las Fuerzas Armadas- en relación con el «caso Pérez». Uno de los arrestados es un amigo de infancia de Óscar Pérez, que fue secuestrado por desconocidos días antes de la operación que dio muerte a los sublevados y fue detenido el miércoles por la Contrainteligencia Militar en el principal aeropuerto de Venezuela cuando intentaba irse del país. Romero explicó que Foro Penal desconoce su paradero desde la detención. El Gobierno de Nicolás Maduro considera «terroristas» a Pérez y los hombres que se le unieron. El inspector de la Policía científica se alzó en junio, cuando sobrevoló Caracas con un helicóptero de ese cuerpo policial y mostró un mensaje llamando a la desobediencia. Lucha contra «la tiranía» En un vídeo publicado en redes sociales, Pérez decía contar con varios militares y civiles dispuestos a acabar con la «tiranía» chavista, y llamaba a un alzamiento popular y militar contra el Gobierno de Maduro. Desde la clandestinidad, Pérez publicó varios vídeos más de esas características, y en diciembre volvió a actuar al liderar un asalto a un cuartel militar en el que sometió a los soldados sin violencia y les recriminó que siguieran apoyando a la «dictadura» de Maduro pese a la grave situación en que se encuentra el país. El grupo alzado también sustrajo armamento del cuartel en esta operación. Pérez y seis personas de su grupo -entre ellas una mujer- fueron encontrados el lunes en una casa del barrio caraqueño de El Junquito.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El policía rebelde Óscar Pérez, enterrado en un cementerio cerrado por el régimen de Maduro
Las autoridades venezolanas enterraron a primera hora de este domingo al inspector de la Policía científica alzado contra el Gobierno, Óscar Pérez, en un cementerio cerrado y sin permitir más presencia que la de su tía y su prima, informó a Efe la diputada opositora Delsa Solórzano. La parlamentaria es presidenta de la comisión creada por el Parlamento -el único poder del Estado en manos de la oposición- que investiga la muerte del sublevado y seis personas más de su grupo, que fueron abatidas el lunes por las fuerzas de seguridad chavistas en un operativo calificado de «ejecución» y «masacre» por ONG y la Iglesia. «Estuvieron su tía y su prima. El cementerio lo cerraron durante todo el proceso y lo abrieron después de que ya estaba cerrada la tumba», dijo por teléfono Solórzano, que recordó que el Gobierno ha repetido el mismo protocolo con los cuerpos de las otras seis personas abatidas del grupo de Pérez. «Óscar Pérez es un héroe, dio todo por nosotros, luchando por la injusticia que hay acá en el país», declaró a los periodistas Maryory Perdomo Pérez, prima del ex inspector, que lo calificó como una persona muy humana, colaboradora y humilde. «Toda Venezuela sabe quién es Oscar Pérez, queda muy claro quién era y qué quería para esta sociedad», ratificó. La prima del también piloto de la Policía científica Francis Pérez declaró poco después de la sepultura a medios locales: «Se burlaron de nosotros». Algunos familiares de Pérez -cuya madre, esposa e hijos están fuera del país- se han quedado fuera del cementerio sin poder asistir al entierro, al no permitirles las fuerzas del orden el acceso. Medios locales han publicado fotografías del lugar en el que está enterrado Pérez, que consiste en una piedra sobre el césped del cementerio inscrita con su nombre, junto a la que hay un ramo de flores y se ha desplegado una bandera de Venezuela. Las familias de Óscar Pérez y de los otros seis rebeldes llevaban toda la semana acudiendo a la morgue a reclamar que se les entreguen los cuerpos. Según las actas de defunción, seis de los siete muertos -entre ellos Pérez- perdieron la vida por un disparo en la cabeza. Los restos de Abraham Agostini y José Díaz Pimentel fueron sepultados el sábado en el mismo cementerio del Este de Caracas en el que reposa Pérez, en un entierro que las familias no habían autorizado y con la única presencia permitida de sus parientes más próximos. Cementerios con fuerte presencia militar Lo mismo ocurrió con los cadáveres de las otras cuatro personas muertas -el periodista Daniel Soto, los militares hermanos Abraham y Jairo Lugo y la novia de este último, la enfermera Lisbeth Ramírez-, que fueron trasladados a sus estados de origen en avión militar para ser allí sepultado en un cementerio con fuerte presencia militar. Los parientes de Ramírez esperaron durante horas en un cementerio para descubrir finalmente que el cuerpo de la enfermera de 30 años había llegado a otro camposanto, en el que fue enterrada de noche. Óscar Pérez, de 36 años, se alzó en junio pasado contra el presidente Nicolás Maduro al sobrevolar Caracas en un helicóptero de ese organismo, desde el que llamó a la desobediencia civil con una pancarta. En varios vídeos publicados en las redes sociales, Pérez -que es considerado un «terrorista» por el Gobierno- pidió al pueblo y los militares que salieran a las calles para acabar con la «tiranía» chavista. En su última acción, Pérez asaltó junto a sus hombres un cuartel militar, del que sustrajo armamento y en el que sometió a los soldados sin agredirles y les recriminó que sigan apoyando a Maduro, según puede verse en una grabación de los hechos que él mismo difundió.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
EE.UU. dejará de suministrar armas a las milicias kurdas de las YPG, su aliado en la lucha contra Daesh
Estados Unidos ha informado a Turquía de que cesará el suministro de armas a las milicias sirias kurdas de las Unidades de Protección Popular (YPG), grandes aliadas de Washington en la lucha contra Daesh, y ahora objetivo de una campaña militar del Ejército turco para despejar la frontera siria de presencia kurda. La agencia de noticias estatal turca Anatolia ha confirmado este sábado que el asesor de Seguridad Nacional de EEUU, H.R. McMaster, confirmó ayer a Ibrahim Kalin, portavoz del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, el cese del suministro de armamento. La incursión turca en la región de Afrin (en el noroeste de Siria) contra las YPG, en la llamada 'Operación Rama de Olivo', ha abierto un nuevo frente en la guerra civil siria y también ha tensado más los lazos con Washington, aliado de la OTAN. Washington ha irritado a Ankara al proporcionar armas, entrenamiento y apoyo aéreo a las fuerzas kurdas sirias, dado que Turquía contempla a las YPG como una extensión del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha librado una insurgencia mortal en el sureste de Turquía, en gran parte kurdo, durante tres décadas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El pulso entre EE.UU. y Turquía en el tablero sirio
Las relaciones entre Turquía y Estados Unidos no pasa por su mejor momento. A la negativa de Washington de extraditar al clérico Fetulá Gulen, al que el presidente Recep Tayyip Erdogan considera promotor del golpe de Estado del 15 de julio de 2016, se sumó el otoño pasado la crisis de las embajadas. Turquía detuvo a un trabajador de la legación estadounidense en Ankara por presuntos vínculos con Fetulá Gulen. Como respuesta, EE.UU. suspendió la tramitación de visados para Turquía; y esta hizo lo mismo. Aliados en la OTAN, ambos países, EE.UU. y Turquía, mantienen un tenso tira y afloja que ahora corre el riesgo de romper la cuerda. El motivo: la operación «Rama de olivo», lanzada el pasado 20 de enero por el Gobierno de Erdogan en el norte de Siria, junto a la frontera turca, contra enclaves en manos de las Unidades de Protección Popular (YPG), brazo sirio del PKK, grupo considerado terrorista por Turquía, EE.UU. y la Unión Europea, al que el Gobierno turco ha declarado la guerra dentro y fuera de sus fronteras. Esta operación ha abierto un nuevo frente dentro la guerra civil siria, que ya va por su séptimo año y ha dejado casi 400.000 muertos. La primera fase, el bombardeó del cantón de Afrin, que provocó el desplazamiento de miles de kurdos, según las Naciones Unidas, y bajas en ambos bandos, recibió tibias críticas internacionales e incluso hubo países que dieron vía libre, como Rusia, al retirar sus tropas del enclave ?tras una petición del Gobierno de Erdogan? y dejar a las fuerzas turcas utilizar su espacio aéreo. Poco días después, el presidente turco anunciaba que la siguiente fase de esta operación sería expulsar al YPG de Manbij. Situada a cien kilómetros de Afrin, la ciudad fue recuperada por las milicias kurdas a Daesh en 2016, y en la actulaidad están desplegadas en ella fuerzas estadounidenses, como parte de la coalición internacional liderada por EE.UU. para luchar contra el yihadismo en ese país. A EE.UU. también se le pidió hace días que retirara de Manbij sus tropas para evitar el enfrentamiento entre las fuerzas de dos países aliados, según declaró un portavoz del Pentágono a Reuters. Y estas se negaron. Lo que mantiene la posibilidad de confrontación. «Las fuerzas de la coalición en esta zona tienen derecho a defenderse y lo harán si es necesario», subrayó el portavoz de la Coalición, Ryan Dillon. Retirada inmediata La petición para que se retiraran la volvió a repetir ayer, de manera pública, el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu. «Es preciso que [Estados Unidos] se retire inmediatamente de Manbij». Ni EE.UU. ni Turquía parecen estar dispuestos a ceder posiciones sobre el terreno, aunque sí se ha visto algún avance en otros aspectos. Según la agencia de noticias estatal turca Anatolia, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., H.R. McMaster, confirmó el viernes a Ibrahim Kalin, portavoz de Erdogan, el cese del suministro de armamento a las milicias kurdas del YPG. Una reclamación que lleva años haciendo el gobierno turco. «Es preciso que EE.UU. rompa completamente con las YPG, y que recuperen las armas que le han dado», manifestó ayer el ministro de Exteriores turco. Hay quienes han interpretado esta concesión de Washington como una pequeña victoria para Ankara. Una concesión que formaría parte de unas negociaciones que permitan a Turquía establecer una zona de seguridad de 30 kilómetros en la frontera Siria. Con ese fin se puso en marcha la operación «Rama de olivo». La piedra de toque se llama Manbij, posible escenario de una confrontación entre las fuerzas turcas y estadounidenses. De ahí la intensa comunicación que ha habido entre ambos países esta semana. «EE.UU. es un aliado bilateral, y también dentro de la OTAN, y estamos en permanente contacto entre las autoridades. Nuestro ministro de Exteriores habló con el secretario de Estado, Rex Tillerson, y nuestro presidente con el presidente Donald Trump. Hasta ahora no hay ninguna confrontación. Estamos haciendo todo lo posible para que no ocurra un accidente. El objetivo en la región es eliminar una amenaza contra la seguridad nacional. Y nuestros aliados nos han expresado, tanto EE.UU. como otros, que entienden el objetivo de la operación», aseguraba esta semana a ABC el embajador de Turquía en España, Ömer Önhon, en un intento por suavizar la situación. Según el comunicado oficial de la Casa Blanca, el mandatario estadounidense le habría pedido a Erdogan que limitara sus acción militar en Afrin y le habría manifestado su preocupación de que esta operación podría perjudicar la lucha contra el yihadismo en Siria. «Dijo que la prioridad tenía que ser luchar contra Daesh, y estamos de acuerdo, pero el mundo tiene que entender que hay otra agrupación terrorista en la frontera contra la que tenemos que luchar», matiza Önhon. Un error o una provocación El lanzamiento de la operación «Rama de olivo» se produjo inmediatamente después de que EE.UU. anunciara la creación de una fuerza de seguridad kurdo-siria en la frontera de Siria con Turquía, integrada en gran parte por veteranos de las Fuerzas Democráticas Sirias [unas milicias kurdas y árabes entrenadas por Estados Unidos]. Su fin sería controlar y evitar que los yihadistas desperdigados por el territorio sirio se reagrupen y vuelvana convertirse en una amenaza. ¿El anunció de EE.UU. fue un error o una provocación? «Ha sido un paso erróneo. Además hicieron una declaración posterior matizando dicha información, diciendo que su intención no era esa y que se había entendido mal», indica el embajador turco. «Están armando una organización terrorista para que luche contra otra organización terrorista. Eso no es una decisión correcta. EE.UU. ha facilitado 5.000 camiones con armas, y entre ellas hay algunas antiaéreas, y Daesh no tiene aviones. El PKK está utilizando a todo el que le rodea para sus fines, y también a EE.UU. No es correcta la política que se está llevando a cabo en la región», afirma Önhon, mientras insiste que «todos luchamos contra Daesh, pero no utilizando al PKK». La operación «Ramo de olivo» ha entrado ya en su segunda semana. Habrá que esperar para ver hasta dónde llega el órdago de ambos países. El viernes, Erdogan amenazó con llegar hasta Manbij, y más al este, a la frontera iraquí, aunque esto supusiera entrar en confrontación directa con las fuerzas estadounidenses.
...
63