Infortelecom

Noticias de armamento

01-10-2017 | Fuente: abc.es
Putin consigue apuntalar a Assad tras dos años de intervención en Siria
Cuando anunció, el 30 de septiembre de 2015, el comienzo de la intervención militar rusa en Siria, el jefe del Kremlin, Vladimir Putin, no ocultó que el objetivo de la operación era prestar apoyo y «estabilizar» al régimen «legítimo» de Bashar al Assad, que se encontraba contra las cuerdas acosado por los grupos armados de la oposición y los terroristas del Daesh y el Frente al Nusra. Dos años después, se puede decir que el propósito de Putin se ha hecho en gran parte realidad. Según el Ministerio de Defensa ruso, gracias a la ayuda de la aviación de Moscú, el Ejército sirio ha recuperado el 85% del territorio del país y ciudades como Alepo, Palmira y Deir Ezzor. Putin dijo el jueves en Ankara, tras reunirse con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, que «se han logrado crear las condiciones para poner fin a la guerra fratricida en Siria». La semana pasada, el ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, aseguró en su intervención ante la Asamblea General de la ONU que, tras los avances de estos dos últimos años, «la victoria se ve ahora como algo posible». Por su parte, el ex secretario de Defensa norteamericano, Robert Gates, afirmó a mediados de septiembre en Kiev que «Rusia es dueña de la situación en Siria». Demostración de poderío La irrupción de Rusia en Siria, según comentaban entonces los analistas, fue un golpe de timón del Kremlin ante el deterioro de su imagen por la anexión de Crimea y la guerra en el este de Ucrania. Pretendía, sobre todo, una mayor presencia de Rusia en la escena internacional. Los Estados Unidos habían llegado a Siria 14 meses antes, aunque sin demostrar demasiada contundencia. También hubo quien vaticinó que los rusos se empantanarían en Siria en un avispero similar al que sufrieron en Afganistán. Pero en Moscú consideran «positivo» el balance de estos dos años: 30.000 incursiones aéreas, más de 90.000 objetivos destruidos, nueve bombardeos efectuados desde navíos en el Mediterráneo y el Caspio, en los que se dispararon 70 misiles de crucero, y la devastación de las infraestructuras energéticas en las zonas controladas por el Daesh a fin de cercenar su base financiera. Assad y Putin se saludan en el Kremlin en un encuentro en octubre de 2015- Reuters En clave negativa está la muerte de cerca de 12.000 civiles como consecuencia de los bombardeos aéreos rusos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. En las filas rusas, las cifras oficiales hablan de 38 militares muertos, aunque fuentes independientes consultadas por la agencia Reuters las elevan al doble. También está pesando el coste de todo el operativo en una situación económica adversa para Rusia debido a las sanciones a las que hace frente. La editora británica IHS Jane?s calcula que Rusia ha venido gastando en Siria cada día entre 2 y 3,5 millones de euros. En marzo del año pasado, Putin declaró que, hasta ese momento, habían dedicado 33.000 millones de rublos (más de 500 millones de euros según el cambio de entonces) al dispositivo militar en el país árabe. A día de hoy, según el diario económico ruso RBK, la operación habría costado unos 140.000 millones de rublos (2.050 millones de euros). Por delante queda todavía una difícil transición política, que el Kremlin está intentando propiciar en las conversaciones de Astaná, la capital de Kazajstán. Moscú tendrá que bregar con el Ejército Libre sirio y la coalición formada por kurdos y árabes, que controlan amplias zonas en el norte del país, para hacer posible un acuerdo aceptable para Damasco, en donde no quieren oír hablar de una partición de Siria. En esta cuestión, Moscú tendrá también que limar asperezas con Washington en un momento en el que sus relaciones están peor que nunca en décadas. Campo de pruebas para las armas rusas Rusia ha aprovechado su campaña en Siria para adiestrar a sus militares y probar las últimas novedades en armamento. El analista castrense Vasili Kashin afirmó a la BBC que las fuerzas rusas «han ensayado a fondo misiles Iskander y Kalibr, capaces de portar armas nucleares tácticas, también cohetes para armar aviones de combate ?en referencia a los X-101?, lanzaderas navales Bastión para golpear objetivos en tierra y todos los tipos de aeronaves que Rusia tiene en su arsenal». Se han probado también los nuevos dispositivos de guerra electrónica, blindados de la última generación como el Taifún-K, robots de combate y desminado, empleados sobre todo en Palmira, y drones. Kashin cree que no hay mejor certificado de calidad para un arma que superar la práctica en condiciones de guerra.
30-09-2017 | Fuente: elpais.com
Washington mantiene ?dos o tres? canales de comunicación con Pyongyang
El secretario de Estado, Rex Tillerson, asegura que EE UU evalúa si Corea del Norte está listo para entrar en conversaciones sobre su programa de armamento nuclear
30-09-2017 | Fuente: abc.es
Portugal acude a las urnas con las batallas de Lisboa y Oporto en primer plano
Tiempo de elecciones municipales en Portugal, cuando han transcurrido dos años de las últimas legislativas y faltan otros tantos para votar un nuevo Ejecutivo, con el actual gozando del respaldo de las cifras macroeconómicas pero varias asignaturas pendientes para no caer en el abismo. Por ejemplo, la altísima deuda pública. Por ejemplo, el frágil sistema financiero. Pero, naturalmente, los comicios de este domingo 1 de octubre tienen un cariz local y dos grandes batallas en ciernes: las alcaldías de Lisboa y Oporto, las dos principales ciudades del país. Los socialistas se adueñaron de las dos, pero la mitad del panorama ha dado un vuelco. Mientras Fernando Medina exaspera a los ciudadanos con las decenas de obras que salpican la capital portuguesa, el independiente Rui Moreira ha roto su alianza con el partido fundado por Mário Soares, harto de que se apropiasen de su marchamo. De modo que la guerra está servida en Oporto. Moreira continúa atrayendo a la gente con su indudable (y polémico) tirón y el socialismo autóctono se vio obligado a sacarse de la manga un candidato de la noche a la mañana? hace menos de seis meses. Es Manuel Pizarro, quien intenta que su contrincante no alcance la mayoría absoluta. Por su parte, los socialdemócratas de Pedro Passos Coelho no parecen atravesar su mejor momento, en vista de que se les ha adelantado por la derecha la aspirante a alcaldesa de Lisboa del renovado CDS: Assunçao Cristas, relevo del excéntrico Paulo Portas. Sus propuestas no dan muestras de apoyarse en sólidos cálculos de costes (como cuando se atreve a decir que triplicará el número de estaciones del metropolitano, sin especificar más), pero se ha multiplicado en todos los frentes y ha logrado transmitir que está en todas partes. Su demostración de fuerza en la mismísima Plaza del Ayuntamiento este pasado jueves 28 de septiembre apunta a una rival de altura, en principio con mayor predicamento que Teresa Leal Coelho, del PSD. En cuanto al Partido Socialista, vuelve a apostar por Fernando Medina, más beneficiado por la inercia nacional del Gobierno que por sus logros específicos. A muchos militantes de la izquierda no les hizo gracia que se reuniera en privado con Madonna, recién instalada en Lisboa. ¿Qué hacía un socialista de pro dando garantías a la frívola mujer de negocios y reina del pop? Mucho más grave para los lisboetas de a pie se revela el hecho de que el transporte público de la ciudad bate récords de ineficiencia y caos. Una simple muestra: la estación de Arroios ha cerrado para acometer su remodelación y no reabrirá sus puertas hasta 2019? para desesperación de la amplia franja de población residente entre las zonas de Alameda y Anjos. Para colmo, a Fernando Medina le han sacado a la luz un asunto algo espinoso. ¿Se benefició económicamente con un par de operaciones inmobiliarias? Las dudas y una denuncia anónima han desembocado en que la Fiscalía tome cartas en el asunto. Hasta el mismísimo José Sócrates ha reaparecido en el «planeta socialista». El ex primer ministro, aquel que fue considerado algo así como «Zapatero portugués», cuenta las semanas para que se haga pública la sentencia por la «Operación Marqués», pero se niega a ahogarse en el pozo de las sospechas de corrupción y reclama su protagonismo de cara a estos comicios. ¿Le hace un flaco favor a Fernando Medina anunciando públicamente su respaldo al actual alcalde? Muchos ciudadanos piensan que sí, entre otras cosas porque puede significar que tal vez António Costa no domina todos los hilos del partido. El primer ministro se ha escudado a lo largo de los últimos meses en los logros de su ministro de Finanzas, Mário Centeno, que podría ser llamado para cometidos mayores en caso de que prospere su favoritismo para ejercer como nuevo presidente del Eurogrupo. Costa suspira por el olvido de la población. Sí, porque su nefasta gestión de la tragedia del incendio de Pedrógao Grande en junio (donde fallecieron 64 personas) hizo que su popularidad cayese por los suelos. Su imagen ha quedado tocada, pero el foco de las elecciones municipales puede fijarse en otras metas. Al menos, eso aguarda. ¿Y Passos Coelho? Pues ha elevado el tono antigubernamental, no solo después de la oleada de incendios que retrató las carencias institucionales sino también aprovechando el insólito robo de armamento en el almacén de Tancos, otro asunto para sacar los colores a los socialistas. Su gran problema, no obstante, puede ser la contestación interna. Las encuestas no auguran buenos resultados para el Partido Socialdemócrata y Rui Rio se postula como su sucesor, que para eso aguarda los resultados electorales con la intención de ir más allá. Lo que está claro es que las medidas tomadas en su día por el PSD sirvieron de caldo de cultivo para que hoy Portugal pueda disfrutar de la bonanza económica.
27-09-2017 | Fuente: abc.es
Rusia destruye su última partida de armas químicas
Rusia ha destruido su última partida de armas químicas , según anunció el jefe de la comisión estatal de desarme químico, Mijaíl Babic. Adelantó que el último cargamento se destruirá en la planta Kizner, en la región de Udmurtia, en una ceremonia a la que asistirá una delegación de la Organización Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ). «Rusia fue uno de los iniciadores de la firma de la Convención sobre Armas Químicas de 1993», subrayó, en alusión a un documento internacional que entró en vigor en 1997. Un año antes el Gobierno ruso aprobó un programa de destrucción de dichos arsenales bajo el estrecho control del Kremlin, entonces presidido por Boris Yeltsin, que arrancó oficialmente en 2002. «Ni una sola persona resultó afectada por las sustancias tóxicas durante su eliminación en Rusia y tampoco se dañó el medio ambiente», destacó. Babic explicó que se construyeron especialmente siete instalaciones para la destrucción de armas químicas, que serán ahora recicladas. El Gobierno ruso tenía previsto destruir todo su arsenal químico en 2012, pero debido a la falta de financiación tuvo que posponerlo hasta este año. De acuerdo con la convención, los 188 países que la han suscrito (entre los que no figura Corea del Norte) estaban obligados a desmantelar todo su armamento químico antes de abril de 2012.
22-09-2017 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un advierte a Trump de que pagará muy caro por sus amenazas
El líder norcoreano Kim Jong-un advirtió al presidente de EE.UU., Donald Trump, de que pagará muy caro por su «excéntrico» discurso ante la ONU, en el que amenazó con destruir totalmente Corea del Norte, han informado los medios estatales de Pyongyang. «Estoy pensando ahora en qué respuesta estaría esperando cuando (Trump) permitió que esas excéntricas palabras salieran de su boca», dijo Kim, según recoge en un comunicado en inglés la agencia de noticias norcoreana KCNA. En este sentido, el líder norcoreano añadió que «ahora que Trump me insultó a mí y a mi país ante los ojos del mundo, consideramos una repuesta al más alto nivel», que estará «más allá de sus expectativas». «Definitivamente domesticaré con fuego al viejo chocho estadounidense mentalmente desquiciado», añadió Kim. En su discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el pasado martes, el presidente estadounidense advirtió de que si Washington es forzada a defenderse a sí mismo o a sus aliados no le quedará «más opción que destruir totalmente Corea del Norte». Las continuas pruebas armamentísticas del régimen de Pyongyang, que le han deparado ya dos nuevos paquetes de sanciones de la ONU solo en 2017, y el tono beligerante de Trump han elevado enormemente la tensión en la península coreana en el último año. La crisis con Corea del Norte ha sido uno de los asuntos más candentes este año en la Asamblea General de la ONU, donde se espera que el ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong Ho, hable este sábado. A su llegada a Nueva York la madrugada del miércoles, Ri dijo en declaraciones a varios medios que las amenazas del presidente Trump suenan como «los ladridos de un perro». «Las amenazas no dan seguridad al régimen» El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, ha asegurado que las «amenazas» nucleares de Corea del Norte no darán seguridad al régimen de Kim Jong-un, sino que solo reforzarán el compromiso internacional para hacerle frente. «Corea del Norte puede creer que las armas químicas asegurarán la supervivencia de su régimen. En realidad, las armas nucleares solo le llevan a más aislamiento, ignominia y perversión», dijo Tillerson en un discurso ante el Consejo de Seguridad de la ONU. El diplomático aseguró que «continuar con las amenazas» contra EE.UU. y el resto de la comunidad internacional «no dará seguridad» al Gobierno de Kim, sino que «reforzará» el compromiso para responder a esa «agresión». Tillerson intervino en una sesión ministerial del Consejo de Seguridad centrada en la amenaza de las armas de destrucción masiva, en una jornada en la que la cuestión norcoreana centró la atención de las reuniones de los líderes internacionales en Naciones Unidas. El jefe de la diplomacia estadounidense hizo un largo alegato sobre la «responsabilidad» que conlleva la posesión de armas atómicas y sobre los riesgos que plantean. Tillerson insistió en que cuando regímenes como el norcoreano buscan obtener este tipo de armamento, no lo hacen con el fin de la disuasión, sino con el deseo de «coaccionar» a otros. También citó brevemente la situación de Irán, al asegurar que pese al acuerdo que rubricó en 2015 con la comunidad internacional, Teherán «parece interesado en reservarse la opción de retomar» el camino para desarrollar armas nucleares en el futuro. «Incluso a la vez que patrocina el terrorismo internacional, desarrolla sistemas de misiles capaces de llevar armas nucleares y desestabiliza a sus vecinos en una peligrosa cruzada por la hegemonía regional», denunció. EE.UU. aumenta su presión con nuevas sanciones Estados Unidos ha anunciado nuevas sanciones económicas contra Corea del Norte, aumentado la presión sobre el régimen de Kim Jong-un, que también se enfrentará a medidas adicionales de la Unión Europea y, posiblemente, China. La crisis norcoreana centró un día más buena parte de la atención en la Asamblea General de la ONU, con un claro consenso sobre la necesidad de detener el programa nuclear y de misiles del país asiático. Tras amenazar este martes con «destruir totalmente» a Corea del Norte, hoy el presidente estadounidense, Donald Trump, decidió dar un nuevo paso en materia de sanciones. Trump firmó una orden ejecutiva que pretende asfixiar las finanzas norcoreanas y que, según aseguró, «expande significativamente la autoridad (de EE.UU.) para perseguir a individuos, compañías e instituciones financieras que financian y facilitan el comercio con Corea del Norte». «Los bancos extranjeros afrontarán una amenaza clara: hacer negocios con Estados Unidos o facilitar el comercio con el régimen sin leyes de Corea del Norte», avisó. Además de medidas financieras, las nuevas sanciones incluyen la prohibición de visitar EE.UU. durante 180 días a barcos y aviones que hayan estado previamente en Corea del Norte. Mientras tanto, en Bruselas los países de la UE llegaron a un acuerdo político para establecer una nueva batería de sanciones, que irán más allá de las decretadas por el Consejo de Seguridad.
22-09-2017 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un eleva el tono y llama «viejo chocho» a Donald Trump
El líder norcoreano Kim Jong-un advirtió al presidente de EE.UU., Donald Trump, de que pagará muy caro por su «excéntrico» discurso ante la ONU, en el que amenazó con destruir totalmente Corea del Norte, han informado los medios estatales de Pyongyang. «Estoy pensando ahora en qué respuesta estaría esperando cuando (Trump) permitió que esas excéntricas palabras salieran de su boca», dijo Kim, según recoge en un comunicado en inglés la agencia de noticias norcoreana KCNA. En este sentido, el líder norcoreano añadió que «ahora que Trump me insultó a mí y a mi país ante los ojos del mundo, consideramos una repuesta al más alto nivel», que estará «más allá de sus expectativas». «Definitivamente domesticaré con fuego al viejo chocho estadounidense mentalmente desquiciado», añadió Kim. En su discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el pasado martes, el presidente estadounidense advirtió de que si Washington es forzada a defenderse a sí mismo o a sus aliados no le quedará «más opción que destruir totalmente Corea del Norte». Las continuas pruebas armamentísticas del régimen de Pyongyang, que le han deparado ya dos nuevos paquetes de sanciones de la ONU solo en 2017, y el tono beligerante de Trump han elevado enormemente la tensión en la península coreana en el último año. La crisis con Corea del Norte ha sido uno de los asuntos más candentes este año en la Asamblea General de la ONU, donde se espera que el ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong Ho, hable este sábado. A su llegada a Nueva York la madrugada del miércoles, Ri dijo en declaraciones a varios medios que las amenazas del presidente Trump suenan como «los ladridos de un perro». «Las amenazas no dan seguridad al régimen» El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, ha asegurado que las «amenazas» nucleares de Corea del Norte no darán seguridad al régimen de Kim Jong-un, sino que solo reforzarán el compromiso internacional para hacerle frente. «Corea del Norte puede creer que las armas químicas asegurarán la supervivencia de su régimen. En realidad, las armas nucleares solo le llevan a más aislamiento, ignominia y perversión», dijo Tillerson en un discurso ante el Consejo de Seguridad de la ONU. El diplomático aseguró que «continuar con las amenazas» contra EE.UU. y el resto de la comunidad internacional «no dará seguridad» al Gobierno de Kim, sino que «reforzará» el compromiso para responder a esa «agresión». Tillerson intervino en una sesión ministerial del Consejo de Seguridad centrada en la amenaza de las armas de destrucción masiva, en una jornada en la que la cuestión norcoreana centró la atención de las reuniones de los líderes internacionales en Naciones Unidas. El jefe de la diplomacia estadounidense hizo un largo alegato sobre la «responsabilidad» que conlleva la posesión de armas atómicas y sobre los riesgos que plantean. Tillerson insistió en que cuando regímenes como el norcoreano buscan obtener este tipo de armamento, no lo hacen con el fin de la disuasión, sino con el deseo de «coaccionar» a otros. También citó brevemente la situación de Irán, al asegurar que pese al acuerdo que rubricó en 2015 con la comunidad internacional, Teherán «parece interesado en reservarse la opción de retomar» el camino para desarrollar armas nucleares en el futuro. «Incluso a la vez que patrocina el terrorismo internacional, desarrolla sistemas de misiles capaces de llevar armas nucleares y desestabiliza a sus vecinos en una peligrosa cruzada por la hegemonía regional», denunció. EE.UU. aumenta su presión con nuevas sanciones Estados Unidos ha anunciado nuevas sanciones económicas contra Corea del Norte, aumentado la presión sobre el régimen de Kim Jong-un, que también se enfrentará a medidas adicionales de la Unión Europea y, posiblemente, China. La crisis norcoreana centró un día más buena parte de la atención en la Asamblea General de la ONU, con un claro consenso sobre la necesidad de detener el programa nuclear y de misiles del país asiático. Tras amenazar este martes con «destruir totalmente» a Corea del Norte, hoy el presidente estadounidense, Donald Trump, decidió dar un nuevo paso en materia de sanciones. Trump firmó una orden ejecutiva que pretende asfixiar las finanzas norcoreanas y que, según aseguró, «expande significativamente la autoridad (de EE.UU.) para perseguir a individuos, compañías e instituciones financieras que financian y facilitan el comercio con Corea del Norte». «Los bancos extranjeros afrontarán una amenaza clara: hacer negocios con Estados Unidos o facilitar el comercio con el régimen sin leyes de Corea del Norte», avisó. Además de medidas financieras, las nuevas sanciones incluyen la prohibición de visitar EE.UU. durante 180 días a barcos y aviones que hayan estado previamente en Corea del Norte. Mientras tanto, en Bruselas los países de la UE llegaron a un acuerdo político para establecer una nueva batería de sanciones, que irán más allá de las decretadas por el Consejo de Seguridad.
20-09-2017 | Fuente: abc.es
La OTAN mantendrá las armas nucleares mientras otros países las tengan
El Consejo del Atlántico Norte, máximo órgano de decisión de la OTAN, se reafirmó este miércoles en la postura de que sus miembros con arsenal nuclear lo mantendrán mientras otros países continúen provistos de este tipo de armamento, entre los que mencionó en concreto a Corea del Norte. «Mientras las armas nucleares existan, la OTAN seguirá siendo una alianza nuclear», destacó el Consejo en un comunicado. El organismo se pronunció así sobre el primer tratado global para prohibir las armas nucleares respaldado por cerca de dos tercios de los países de la ONU, un acuerdo del que se han mantenido al margen todas las potencias atómicas y muchos de sus aliados. La OTAN recordó la postura que adoptaron los líderes aliados en su cumbre de Varsovia de julio del año pasado sobre desarme nuclear, en la que enfatizaron su «fuerte compromiso con la total implementación» del tratado de no proliferación. Agregó que la Alianza, al término de la Guerra Fría, disminuyó «drásticamente» el número de armas nucleares estacionadas en Europa, y enfatizó que sigue comprometida con que se creen condiciones para seguir reduciéndolas sobre una base de reciprocidad. En cambio, dejó claro que el desarme debe tener en cuenta la actual situación internacional de seguridad, y lamentó en ese sentido que las condiciones para lograrlo «no sean favorables hoy». «Buscar la prohibición de las armas nucleares a través de un tratado que no involucre a ningún país que actualmente posee armas nucleares no será eficaz, no reducirá los arsenales nucleares ni reforzará la seguridad de ningún país ni la paz y estabilidad internacionales», recalcó el Consejo del Atlántico Norte. Al contrario, consideró que corre el riesgo de lograr el efecto contrario «creando divisiones y divergencias en un momento en que es más necesario que nunca un enfoque unificado sobre la proliferación y las amenazas a la seguridad». Insistió por otra parte en que la crisis en Corea del Norte «subraya la importancia del tratado de no proliferación, en el corazón de los esfuerzos de desarme de los últimos 50 años», que a su juicio pone en peligro el nuevo acuerdo. «El tratado de prohibición, desde nuestro punto de vista, no tiene en cuenta la realidad del cada vez más desafiante ambiente de seguridad internacional», puntualizó. Según dijo, en un momento en el que «el mundo tiene que permanecer unido ante amenazas crecientes, en particular la grave amenaza que supone el programa nuclear de Corea del Norte», el nuevo tratado «fracasa a la hora de considerar estos urgentes retos de seguridad». La OTAN recordó en cualquier caso que el propósito de su capacidad nuclear es «preservar la paz, evitar la coacción y disuadir las agresiones». Por todo ello, afirmó que los aliados «no pueden apoyar este tratado» y que «no habrá cambios en sus obligaciones legales con respecto a las armas nucleares». «No aceptaríamos ningún argumento sobre que este tratado refleja o de alguna manera contribuye al desarrollo del derecho internacional consuetudinario», concluyó.
19-09-2017 | Fuente: abc.es
Trump: «Si amenaza a EE.UU., no tendremos otra opción que destruir totalmente Corea del Norte»
El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha dicho este martes, en su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU, que si su país se ve amenazado, «no tendrá otra opción que destruir totalmente Corea del Norte». «Es hora de que Corea del Norte se dé cuenta de que la desnuclearización es su único futuro aceptable», advirtió Trump. Su debut ante los representantes de la comunidad internacional sirvió para plantear al resto del mundo su doctrina de «America first». «Defenderé los intereses de Estados Uidos por encima de todo», dejó claro. El mandatario estadounidense ha criticado que un «grupo de criminales», con «el Hombre Cohete» al frente, intente hacerse con armamento atómico en una «misión suicida», violando para ello varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Insistió Trump en que las pruebas nucleares y de misiles balísticos de Corea del Norte «amenazan al mundo entero», al pedir unidad para aislar al régimen de Pyongyang. Según Trump, a ninguna nación del planeta le interesa que el régimen de Pyongyang, al que acusó de «matar de hambre» a millones de norcoreanos, pueda tener a su alcance armas nucleares. Trump también agradeció a China y Rusia por haber votado a favor de sanciones contra Corea del Norte en el Consejo de Seguridad de la ONU, aunque anotó que hay que hacer «mucho más» frente a las amenazas de Pyongyang. Irán En cuanto al acuerdo nuclear alcanzado por su país y otras potencias con Irán en 2015, consideró que es «una vergüenza» y que su Gobierno podría abandonarlo si sospecha que «proporciona una tapadera para una eventual construcción de un programa nuclear» iraní. «Ese acuerdo es una vergüenza para Estados Unidos y no creo que ustedes hayan oído mi última palabra al respecto», dijo Trump. Venezuela Donald Trump ha abordado la situación en Venezuela, que considera «completamente inaceptable», por lo que, aseguró, «no podemos quedarnos parados mirando». Según dijo, Estados Unidos «está preparado para adoptar nuevas medidas si el Gobierno de Venezuela sigue imponiendo su actuación autoritaria a su pueblo». En este sentido, hizo una llamada a la total restauración de la democracia y de las libertades políticas en el país caribeño, que consideró que está «colapsado». Trump aseguró que «la dictadura socialista de Maduro ha generado un dolor terrible y un sufrimiento al pueblo de ese país», que está «hambriento», señaló. Cuba El presidente norteamericano también arremetió contra el régimen cubano, al que tachó de «corrupto» y desestabilizador, y advirtió que Estados Unidos no levantará las sanciones contra el gobierno de la isla «hasta que haga reformas fundamentales», advirtió. Siria El presidente estadounidense dijo que pretende que se ponga freno a la escalada del conflicto en Siria y se encuentre una solución política «de acuerdo con la voluntad del pueblo sirio». Así mismo, expuso su punto de vista sobre el reasentamiento de refugiados, que a su juicio debe ayudar a «estas personas que han sido tratadas horriblemente» y «permitirles regresar a sus naciones de origen». En este sentido, abogó por reasentar a los refugiados «lo más cerca de sus países que sea posible». Para Trump, los costes de una migración incontrolada son a menudo soportados por ciudadanos de bajos ingresos cuyos intereses se ingnoran con frecuencia». Estados Unidos Donald Trump aprovechó la tribuna de la Asamblea General para detacar los logros de sus primeros meses en la Casa Blanca y subrayó que a su país «le ha ido muy bien desde el día de las elecciones», en noviembre de 2016. «Vivimos en un tiempo de extraordinaria oportunidad», dijo Trump al comienzo de su intervención al mencionar, entre otras cosas, los récords en la bolsa y el desempleo en su menor nivel en 16 años. A su llegada a la sede de la ONU, Trump declaró que pensaba dar un mensaje de «fortaleza y paz» en su discurso ante la Asamblea General, informa Efe. El mandatario hizo hincapié, por otro lado, en las «graves amenazas» a las que se enfrenta EEUU y el resto del mundo, entre ellas la expansión de los «terroristas y extremistas». En línea con su filosofía nacionalista, Trump defendió la existencia de naciones «fuertes y soberanas», independientes y que colaboran entre sí «con respeto mutuo».
19-09-2017 | Fuente: abc.es
Trump amenaza con «destruir Corea del Norte»
El pasado martes Donald Trump jugaba en casa y en campo contrario al mismo tiempo. La sede de Naciones Unidas está en Nueva York, donde creció y cimentó su imperio inmobiliario, y a unos veinte minutos a pie de la Torre Trump, un recorrido que el pasado martes estaba embarrado en cordones policiales, calles cortadas y un ejército de seguridad. Pero la organización internacional es un sospechoso habitual de la idea del «EE.UU. primero» que defendió durante su campaña, un engorro burocrático y una aspiradora de dólares que muchas veces no se alinea con los intereses de su país. Es difícil saber cómo se sentía el presidente de EE.UU., si en casa o a domicilio. Pero salió a jugar como siempre: al ataque. Solo cambió el color de su corbata, del rojo habitual al azul de la ONU. Pero con el mismo tono eléctrico. En su bautismo de fuego ante la Asamblea General de la ONU, Trump ofreció un discurso duro, amenazante con los grandes enemigos de EE.UU. y que enterró el pretendido multilateralismo de su antecesor, Barack Obama. Hace ocho años, en su estreno, el ex presidente de EE.UU. salió de aquí ovacionado. El martes las delegaciones de la ONU recibieron a Trump con aplausos tímidos y le despidieron con la misma frialdad. Trump aprovechó su discurso ante la ONU -quizá el momento cumbre hasta ahora de su presidencia en materia internacional- para prolongar la escalada dialéctica con Corea del Norte. No fue el ataque verbal más virulento del mandatario contra la dictadura norcoreana -ya había amenazado con «fuego y furia» a Pyongyang en el pasado-, pero sí el más sustancial, por la importancia del escenario: ante jefes de estado de todos los países de la ONU, una organización nacida para el mantenimiento de la paz, y con el representante de Corea del Norte en primera fila. «EE.UU. tiene mucha fortaleza y paciencia», dijo Trump. «Pero si se le fuerza a defenderse, a él mismo o a sus aliados, no tendremos otra elección que destruir por completo Corea del Norte» advirtió ante las crecientes provocaciones de Pyongyang con su programa de armamento nuclear. La amenaza de la destrucción completa de un país -que además de una dictadura comunista encierra a 25 millones de personas- en la Asamblea General de la ONU es algo sorprendente incluso para Trump. En su más puro estilo, el presidente de EE.UU. trufó su discurso con algunos coloquialismos que hacen las delicias de sus bases. Se refirió a Kim Jong-un como «Hombre Misil» -un mote que introdujo el pasado fin de semana en Twitter- y dijo que estaba embarcado «en una misión suicida para él mismo y para su régimen». Trump tendrá este miércoles encuentros con sus homólogos de Japón y Corea del Sur para tratar la amenaza de Corea del Norte, que el fin de semana lanzó otro misil que sobrevoló el territorio nipón. A favor o en contra Frente al idealismo que bañaba las intervenciones de Obama, y con una intención patente de poner tierra de por medio con su antecesor, Trump defendió un «realismo» en política internacional y preguntó al resto de líderes si la comunidad internacional «tiene suficiente fuerza y orgullo para enfrentarse hoy a los peligros para que nuestros ciudadanos puedan disfrutar mañana de la paz y de la prosperidad». Trump defendió una comunidad internacional formada por naciones «fuertes y soberanas» -una crítica velada al multilateralismo y al propio papel de la ONU en la resolución de conflictos- que rechace las amenazas a esa soberanía, «desde Ucrania al Mar del Sur de China». Esta fue apenas la única referencia que hizo en todo su discurso a Rusia y a China, con los que la Administración Trump tiene muchas diferencias, pero que ahora son instrumentales en controlar la crisis con Pyongyang. No escatimó los ataques contra otros enemigos. El principal, Irán, cuyo Gobierno «enmascara una dictadura corrupta bajo el disfraz falso de una democracia» y al que definió como «régimen criminal». Acusó a Teherán de financiar a Hizbolá y otros grupos terroristas «que matan a musulmanes inocentes y atacan a sus vecinos árabes pacíficos y a Israel». El acuerdo nuclear con Irán es «una vergüenza para EE.UU. y no creo que se haya dado por zanjado, creedme», advirtió. EE.UU. tiene de plazo hasta el 15 de octubre para evaluar si Irán cumple con las condiciones del acuerdo nuclear, como parece que ha hecho hasta el momento, pero las palabras de ayer de Trump podrían ser una pista de que su Administración denunciará que hay incumplimientos. Consumo interno Trump alabó sin embargo los esfuerzos de otros países árabes -citó su visita de este año a Arabia Saudí, al que se le ha acusado de financiar el terrorismo internacional- por contener al «terrorismo radical islámico». En otro guiño populista, dijo que los terroristas son unos «perdedores». «El azote de este planeta es un grupo de regímenes canallas», lamentó Trump, un grupo en el que incluyó al Gobierno de Venezuela, al que dedicó una parte importante de su discurso. «Este régimen corrupto ha destrozado una nación próspera al imponer una ideología fallida que ha traído pobreza y miseria cada vez que se ha usado», criticó, y se comprometió a «ayudar a recuperar la libertad» para el pueblo venezolano. «Estamos preparados para emprender nuevas acciones» advirtió Trump, que en el pasado ya deslizó una posible acción militar en el país sudamericano. «El problema en Venezuela no es que el socialismo se haya implementado mal, sino que el socialismo se ha implementado fielmente», dijo Trump, que miró a la audiencia en busca de un aplauso que no llegó. No importó, era una de las partes del discurso dedicado a su público, a sus bases. Como cuando repitió las alusiones al «EE.UU. primero», a la grandeza de «la clase media estadounidense», a la familia y a «Dios todopoderoso» en un final de discurso en el que hizo un llamamiento al «patriotismo» para «derrotar a los enemigos de la Humanidad».
19-09-2017 | Fuente: abc.es
Guterres avisa del riesgo de las «palabras exaltadas» sobre Corea del Norte
El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió este martes de los riesgos de los discursos «exaltados» sobre Corea del Norte y consideró que es momento de optar por la diplomacia. «Cuando aumentan las tensiones, también lo hacen las posibilidades de un error de cálculo. Las palabras exaltadas pueden llevar a malentendidos fatales», avisó en su discurso en la apertura de la reunión de líderes mundiales en la Asamblea General de Naciones Unidas. Guterres insistió en que la solución a la crisis norcoreana «debe ser política» y subrayó que es el «momento de la habilidad política». La tensión en torno a la situación en la península coreana se ha disparado en los últimos meses, con repetidos ensayos nucleares y con misiles por parte de Pyongyang y duras advertencias por parte del presidente estadounidense, Donald Trump. Guterres destacó que la preocupación global sobre una posible guerra nuclear está hoy en su punto más alto desde el fin de la Guerra Fría y aseguró que la mera amenaza de usar este tipo de armamento no puede permitirse. Crisis de refugiados Otro de los temas centrales del discurso inaugural de la reunión de líderes en la Asamblea General de Naciones Unidas de Guterres ha sido la crisis de los refugiados. El jefe de la ONU criticó las «puertas cerradas» y la «hostilidad abierta» contra los refugiados y exigió solidaridad a todos los países. «Seamos claros: no nos enfrentamos solo a una crisis de refugiados, también nos enfrentamos a una crisis de solidaridad», dijo . El diplomático portugués pidió también protección para todos los inmigrantes y un aumento de las oportunidades de migración regulada para acabar con las continuas tragedias en el Mediterráneo y en otros lugares. La situación de los rohingyas El secretario general de la ONU, António Guterres, ha aprovechado el discurso ante los líderes reunidos en la sede de la organización para denunciar la situación en la que se encuentran los rohingyas en Birmania y se declaró «impactado por la escalada dramática de las tensiones sectarias» en el país asiático. Instó a las autoridades de este país a detener las operaciones militares en el estado occidental de Rakáin y dijo que «toma nota» del discurso hecho hoy por Suu Kyi y de su intención de implementar «cuanto antes» las recomendaciones de la comisión liderada por el ex secretario general de Naciones Unidas Kofi Annan. Acuerdo de París Minutos antes de la intervención ante la Asamblea General de la ONU del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Guterres urgió hoy a los gobiernos a implementar el Acuerdo de París contra el cambio climático y a alejarse del camino de las «emisiones suicidas». Insistió en que los «hechos son claros» y las soluciones también, por lo que consideró que es momento de que los «líderes» actúen en consecuencia y recordó que la lucha contra el cambio climático presenta también oportunidades económicas, con nuevos mercados que crean nuevos empleos y crecimiento.
...
6
...