Infortelecom

Noticias de argentina

24-07-2019 | Fuente: elpais.com
La campaña de ?Pindonga? y ?Cuchuflito?
Una frase de Cristina Fernández de Kirchner sobre la crisis del consumo centra las discusiones electorales argentinas
23-07-2019 | Fuente: abc.es
Venezuela recupera el pacto para solicitar ayuda militar exterior
El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, anunció ayer la reincorporación oficial de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) al ser aprobada por unanimidad por la Asamblea Nacional y aclamada por la multitud congregada en la Plaza Alfredo Sadel en Caracas. En esa misma plaza hace seis meses tuvo lugar la juramentación de Guaidó como presidente encargado de Venezuela y para celebrarlo nada mejor que anunciar la aprobación parlamentaria compartida con el público del TIAR entre otros puntos de la agenda parlamentaria. Los caraqueños nunca se habían visto compartiendo las grandes decisiones de un gobierno como el de Guaidó, cuya gestión vertiginosa ha marcado un antes y después desde que fue nombrado presidente de la Asamblea Nacional el 5 de enero pasado. El TIAR es un tratado interamericano que fue aprobado en Rio de Janeiro en 1947 del cual Venezuela se retiró por orden de Hugo Chávez en junio del 2012, unos meses antes de morir de cáncer. Este mecanismo se ha invocado pocas veces. Con ocasión del ataque británico en las Malvinas, Argentina lo invocó en 1982. En su alocución en la sesión parlamentaria abierta a la calle, Guaidó no especificó en qué terreno se va a aplicar el TIAR pero sugirió la posibilidad de formar una coalición militar internacional para proteger la ayuda humanitaria. El objetivo de esa ayuda es atender a unos 6,8 millones de venezolanos que están en el umbral de la hambruna, según cifras de las Naciones Unidas. Ayuda humanitaria El 23 de febrero pasado el régimen de Nicolás Maduro impidió la entrada de ayuda humanitaria con el sabotaje de los grupos paramilitares colectivos chavistas que hasta incendiaron un camión lleno de medicinas y productos para las personas necesitadas. Para el presidente interino no hay vuelta atrás, «estamos entre la vida y la muerte». Dijo que lo importante es atender la urgencia humanitaria y terminar con el sufrimiento de los venezolanos, «estamos a tiempo para salvar vidas». Al presidente interino no le tembló el pulso cuando lanzó ayer el tratado interamericano largamente esperado por la oposición y que fue previamente consultado con la sociedad organizada y los sindicatos en el Frente Amplio. Al comenzar su discurso Guaidó, que acaba de cumplir 36 años, relató una anécdota de un pescador que lo llevó en su barca (peñero) a la isla de Margarita. El pescador margariteño le confesó lo arriesgado que era llevarlo en la barca, «sé que puedo ir preso, pero sigo aquí, porque nos toca ganar». Al hacer el balance de los seis meses al frente de la nación y del parlamento dijo: «Hemos obligado al usurpador (Maduro) a dar una batalla que nunca pensó que daría, y está perdiendo y derrotado en todos los aspectos: económico, social y político, su modelo fracasó». Guaidó reconoció que lo que viene ahora es un choque de trenes con el régimen de Maduro, «vamos a ejercer la mayoría que somos en la Asamblea Nacional y en la calle y lograremos el cambio que necesitamos». Guaidó recordó que los venezolanos «no estamos solos», y advirtió que Maduro está derrotado en todos los aspectos incluido el plano internacional. A la reunión del Movimiento de los No Alineados «no vino ningún jefe de estado ni sus aliados. A Maduro lo ven con lástima y desprecio. Esta solo y aislado». «Cómplices» De los gobiernos que todavía apoyan a Maduro como Turquía, Rusia y China, dijo que han venido a «robar y saquear el oro y el petróleo. Les pedimos que no se aprovechen de nosotros y de la crisis ni colaboren con el régimen porque van a quedar como sus cómplices». En la sesión con los asistentes a la convocatoria popular participaron también los diputados Delsa Solorzano, Denis Fernández, Nora Bracho, Manuela Bolívar, que pronunciaron encendidos discursos contra el régimen de Nicolás Maduro.
23-07-2019 | Fuente: abc.es
EE.UU. y otros países americanos consolidan un nuevo foro antiterrorista
Se llama Plenario Ministerial Antiterrorista del Hemisferio Occidental. El nombre da idea de algo modesto, pero en la reunión de la semana pasada en Argentina ese nuevo foro conoció un importante impulso, con la presencia del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, y la decisión del presidente argentino, Mauricio Macri, de catalogar a Hizbolá como organización terrorista. El paso de Macri se produjo en el 25 aniversario del atentado contra la Organización Mutual Israelita Argentina (AMIA), atribuido a Hizbolá y en el que murieron 85 personas; dos años antes, 29 personas murieron en un ataque contra la Embajada de Israel de la capital argentina, en una acción de la que se responsabilizó al mismo grupo. Esas masacres de 1992 y 1994 han sido los únicos atentados con víctimas atribuidos Hizbolá en todo el continente americano, si bien la presencia de células de la organización en diversos países, en la mayoría de los casos dedicadas al narcotráfico y otras formas de financiación, es tenida como una amenaza real. En la reunión con sus colegas hemisféricos, Pompeo habló de «presencia fuerte y amenazante», recordando varias detenciones de militantes que presumiblemente preparaban atentados en países como Estados Unidos, Panamá y Perú, además de las operaciones ilícitas llevadas a cabo en la Triple Frontera (enclave entre Paraguay, Brasil y Argentina). La insistencia de Washington sobre el grupo radical libanés, de filiación chií, tiene lugar en un momento en que la Administración Trump está presionando enormemente a Irán para que suspenda el uso de brazos armados como el de Hizbolá para ejercer influencia en el mundo. Plenario ministerial antiterrorista Lo que se celebró en diciembre del año pasado en Washington, con asistencia de 13 países, como un encuentro de ministros de Asuntos Exteriores para tratar sobre actividad terrorista en toda la región, con especial atención al terrorismo propiciado desde el exterior (Daesh, Al-Qaida, Hizbolá) y al autóctono con ramificaciones transfronterizas (ELN), se está consolidando como un foro permanente ante la mayor sintonía entre diversos gobiernos tras los cambios políticos de los últimos años. La semana pasada tuvo lugar en Buenos Aires el segundo Plenario Ministerial Antiterrorista del Hemisferio Occidental, y además ya hay fecha y lugar para el siguiente, previsto para el 16 de enero en Colombia. Precisamente los cambios presidenciales en los últimos años en Argentina y Colombia, así como en Brasil, Chile y Paraguay han facilitado una mayor entendimiento con los planteamientos estadounidenses. El regreso de militantes que fueron a Siria para luchar con el Daesh preocupa especialmente en algunas zonas, como el Caribe, pero es sobre todo la agenda de la Administración Trump en relación a Irán ?el uso que este país hace de Hizbolá, con constatata presencia en la región? la que ha movido a Washington a querer estrechar la cooperación con sus vecinos continentales. Al encontrar eco en su presión sobre Hizbolá, cuestión que centró el encuentro de Buenos Aires, EE.UU. está dispuesto también a dar relevancia a otros asuntos importantes para ciertos países, como la actividad del ELN, sobre la que sobre todo se discutirá en la reunión de enero en Colombia. Abordar la actuación de ese grupo también en Venezuela, donde se ha extendido con ayuda del chavismo, servirá igualmente para intentar acorralar aún más a Nicolás Maduro. Argentina crea un registro Argentina ha sido el primer país latinoamericano en hacer un reconocimiento explícito de Hizbolá como organización terrorista, algo en lo que hace tiempo se anticipó EE.UU. y que la Unión Europea tardó en sumarse (solo tilda de terrorista una rama de la organización). Coincidiendo con el 25 aniversario del atentado contra la AMIA el Gobierno de Macri anunció la creación de un registro público de personas y entidades vinculadas a actos de terrorismo y su financiamiento, en el que se incluirá a Hizbolá. Si hasta ahora Argentina había sido remisa a dar ese paso era por los vínculos demostrados entre los operativos de Hizbolá que prepararon y ejecutaron los atentados de 1992 y 1994 y las autoridades de Irán. En su día, Argentina hizo que Interpol activara la alerta roja para la detención de cuatro iraníes ?dos de ellos diplomáticos de la Embajada en Buenos Aires y dos oficiales de la Guardia Revolucionaria? y un libanés, militante de Hizbolá. Como acusó el fiscal Nisman, muerto en 2015, Cristina Fernández de Kirshner intentó favores de Irán a cambio de sacar de la alerta de Interpol a los iraníes señalados, en la que siguen. La decisión de Macri ayudará al Gobierno argentino a una lucha más efectiva. «Al designar legalmente a Hizbolá como lo que es, un grupo terrorista extranjero- las autoridades argentinas pueden comenzar a anticipar las acciones de Hizbolá comunicándose con más de 57 naciones de todo el mundo en el mismo lenguaje antiterrorista», afirma Joseph Humire, director ejecutivo del Centro para una Sociedad Segura y Libre (SFS). Mecanismo para la Triple Frontera En la reunión de la semana pasada, los gobiernos de los países de la Triple Frontera ?Argentina, Brasil, Paraguay? y Estados Unidos acordaron establecer un mecanismo de seguridad «para la coordinación de esfuerzos políticos y diplomáticos» contra el narcotráfico, el contrabando y otras actividades ilícitas en la zona. El primer encuentro será antes de fin de año en Asunción y luego ser reunirá cada seis meses. De momento, sin embargo, ni Brasil ni Paraguay han secundado a Argentina en el señalamiento de Hizbolá. Esos dos países «nunca sufrieron el terrorismo de Hizbolá como Argentina, pero los dos acogen, quizás incluso más que Venezuela, las operaciones financieras terroristas de Hizbolá más importantes en la región», declara el experto Emmanuel Ottolengui, de la Fundación para la Defensa de las Democracias. Ottolengui advierte que, a pesar de su retórica, Bolsonaro no se ha pronunciado pro ahora en la línea de Argentina, al tiempo que su ministro de Seguridad ha restado importancia a la presencia de Hizbolá en las zonas fronterizas de Brasil. Algo similar ocurre con el Gobierno de Mario Ado en Paraguay, que aunque en los últimos meses tomó medidas contra un importante clan de Hizbolá, los Barakat, «mira para otra parte».
22-07-2019 | Fuente: abc.es
El régimen de los ayatolás parece estar dispuesto a tensar la frágil cuerda de la paz, mientras no se rompa. La captura del petrolero británico Stena Imperio, en represalia a la incautación previa de un buque iraní en Gibraltar, ha encendido las alertas dentro y fuera del Golfo Pérsico. El «incidente» se produce mientras Estados Unidos recupera territorio amigo en Latinoamérica y busca apoyos en Europa. Hubo un tiempo, bastante reciente, en el que Teherán veía en Latinoamérica un nuevo mundo donde expandirse. Los gobiernos bolivarianos y aquellos condescendientes, como el de Michelle Bachelet, recibían con los brazos abiertos las visitas de las delegaciones del Gobierno iraní. En agosto del 2016, el canciller Mohamad Yavad Zarif fue en visita oficial a Venezuela, Cuba, Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Chile. El «irrompible lazo político», según sus palabras, con estos países tuvo una frontera vetada: Argentina. El flamante presidente, Mauricio Macri, a diferencia de su antecesora, no perdona el atentado de 1994, a la sede de la AMIA. Irán está considerado por la justicia argentina el cerebro -y algo más- del bombazo adjudicado a Hezbolá que mató a 86 argentinos y dejó decenas de heridos. Los nuevos vientos sudamericanos arruinaron la ilusión de Irán y abrieron las puertas al regreso a la región de Estados Unidos, un país que se esfuerza, desde hace décadas, en corregir sus errores y abusos de los años 70. Mike Pompeo participó hace unos días en la segunda reunión hemisférica contra el terrorismo en Buenos Aires. El secretario de Estado, con Argentina, Brasil y Paraguay, países que comparten la Triple Frontera (refugio financiero y de reposo de Hezbolá) creó el grupo de coordinación antiterrorista. «Entramos en una nueva era de cooperación entre Estados Unidos y los países Latinoamericanos», celebró. Nadie le llevó la contraria.
21-07-2019 | Fuente: elpais.com
Por qué no se reduce (más) el hambre en Latinoamérica
Venezuela, Argentina o Guatemala son las nuevas caras de la desnutrición y la inseguridad alimentaria en Latinoamérica
21-07-2019 | Fuente: abc.es
Elliott Abrams: «Rusia ha sido crucial para que Maduro aguante las sanciones de EE.UU.»
Al embajador Elliott Abrams (Nueva York, 1948) el presidente de Estados Unidos le ha encargado una de las misiones más difíciles de la política internacional de esta década: impulsar el cambio a la democracia en Venezuela. El 25 de enero, dos días después de que Juan Guaidó jurara el cargo de presidente interino, Abrams aceptó el encargo consciente, según dijo, de que la crisis del país sudamericano es «difícil y peligrosa». Desde entonces, ni varias rondas de sanciones económicas, ni un embargo al crudo, ni un pronunciamiento de la oposición han conseguido hacer caer a Nicolás Maduro. Abrams, que recibió el viernes a ABC en su despacho del Departamento de Estado en Washington, sede diplomática en la que ya trabajó bajo los gobiernos de Ronald Reagan y George Bush hijo, cree que el apoyo de Cuba y sobre todo de Rusia son fundamentales en la pervivencia del régimen. Advierte además de que, aunque Estados Unidos prefiere la vía diplomática como vía para lograr una transición a la democracia en el país caribeño, la opción militar seguirá estando sobre la mesa. ?Este viernes EE.UU. dictó sanciones contra cuatro altos mandos de la inteligencia militar venezolana por la muerte del capitán Rafael Acosta. ¿Cuán efectivas son estas sanciones individuales? ?Tienen un efecto directo, porque imposibilitamos a los sancionados viajar o realizar transacciones financieras en EE.UU. Si la persona sancionada está acostumbrada a venir a Miami, si tiene un apartamento o ahorros aquí, algo más frecuente de lo que parece, eso se le acaba. Puedo decir que se nos han acercado varias personas del régimen muy preocupadas por las sanciones y por levantarlas, sobre todo cuando afectan a su familia, porque este tipo de sanciones pueden hacerse extensivas a la familia del afectado, y hay quien tiene a sus hijos en universidades norteamericanas. Así que estamos convencidos de que estas sanciones tienen un impacto real y concreto. ?El general Manuel Cristopher Figuera llegó recientemente a EE.UU. a pesar de haber sido sancionado. Tengo entendido que se ha reunido con usted y colabora plenamente con el Gobierno. ¿Es el suyo un caso que puede repetirse con otros altos funcionarios del régimen venezolano? ?Sí. Hay mecanismos para ello, porque los sancionados saben que cuando el Tesoro aprueba sanciones hay una fórmula para que esas sanciones sean reversibles. En el caso del general Cristopher Figuera levantamos las sanciones porque se colocó de parte del cambio en Venezuela y el suyo debe ser un ejemplo para los demás. Lo mismo que hemos hecho con él podemos hacerlo con los demás. ?¿En qué les ayuda a ustedes el general Figuera? ?Tiene una larga trayectoria en la inteligencia militar y como jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional. Podemos preguntarle sobre todo tipo de detalles, como relaciones entre unos individuos del régimen y otros, amistades y rivalidades. Es muy útil a la hora de analizar qué está pasando dentro del chavismo. ?El general me dijo que cree que hay unos 15.000 cubanos en Venezuela? ?Nosotros creemos que la cifra real es de 25.000 cubanos en Venezuela. Eso incluye doctores, docentes y todos los demás. He de decir que los maestros también pueden ser espías y delatores. Además de eso hay unos 3.000 cubanos que trabajan en labores de inteligencia pura y dura, gente que sobre todo se encuentra en Caracas, en labores de espionaje a militares y civiles y enseñando incluso a torturar. Podemos decir que hasta están previniendo golpes de Estado. Para comprender su influencia basta con recordar que los guardaespaldas de Maduro son cubanos. Según yo lo veo, los cubanos son el sistema nervioso central del régimen. ?¿Fueron los cubanos los que frustraron el pronunciamiento del 30 de abril? ?No tengo respuesta a esa pregunta. Hay varias teorías sobre lo que ocurrió aquel día. Una es que el régimen descubrió el plan, y puede que lo descubriera porque los cubanos estaban espiando a todo el mundo. Puede ser, pero carezco de pruebas. ?¿Cuán importante es Rusia para la pervivencia del régimen? ?Muy importante, por varias razones. La primera es el valor psicológico y político para el régimen de tener detrás un país grande como Rusia. Sin duda eso le da a Maduro confianza de que puede mantenerse en el poder. Además, bloquean las condenas al régimen en el Consejo de Seguridad de la ONU, como lo hace China, pero creo que China lo hace por ir a la par con Rusia. Si los rusos desistieran, creo que los chinos harían lo mismo. La otra razón importante es Rosneft [la empresa petrolera del Gobierno ruso]. Venezuela le debe mucho dinero, tanto como que el año pasado la deuda era de 8.000 millones de dólares. Cuando sancionamos a Pdvsa [la petrolera pública venezolana] lo primero que hizo Venezuela fue acudir a Rosneft para que les ayudara a vender el petróleo que antes comprábamos aquí en EE.UU. Y Rosneft lo ha hecho, y está claro que lo hace porque Putin se lo ordena. Así que creo que Rusia ha sido muy importante en ayudar al régimen de Maduro a aguantar las sanciones de EE.UU. ?¿Cuál es exactamente la hoja de ruta a corto o medio plazo de EE.UU. en Venezuela? ?El objetivo es simple: un retorno a una democracia que hoy está ya muy extendida en América Latina. ¿Cómo se llega hasta ahí? Claramente tiene que haber unas nuevas elecciones libres y justas. Y no es posible que haya elecciones libres y justas con Maduro en la presidencia. He oído a socios nuestros, algunos en Europa, decir que pueden enviar observadores electorales y que se puede reformar el poder electoral. Da igual. En el periodo de transición Maduro seguirá a cargo del Ejército, de la Policía, de la inteligencia y de los colectivos [grupos de civiles armados], y mantendrá el control de todos los resortes de violencia e intimidación. ?¿Qué tipo de transición sería la ideal? ?Lo mejor sería, con Maduro fuera del poder, que las diferentes partes negocien un gobierno de transición, tal vez un gobierno de unidad nacional que lleve al país a nuevas elecciones. ?Detecto una divergencia de EE.UU. con la postura de España y la Unión Europea. ?Estamos de acuerdo en que debe haber elecciones libres. Lo difícil es decidir cómo se llega hasta ellas. Para nosotros la respuesta es que con Maduro no se puede celebrar unas elecciones. ¿Cómo puede formarse un gobierno de transición con él en el poder? Para nosotros aceptar elecciones y permitir que Maduro se mantenga hasta ellas equivale a renunciar al cambio. ?¿Le resulta positiva la postura del Gobierno de España? ?Sí, porque creo que coincidimos en el resultado que queremos. Ambos queremos una democracia verdadera a través de elecciones libres para detener las terribles violaciones de los derechos humanos. La diferencia está en el periodo de transición. ?Antes de que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, finalizara su informe sobre Venezuela usted le pidió que visitara las cárceles del régimen, cosa que no hizo. ¿Qué opina del informe? ?Estamos muy impresionados con el informe, que es muy fuerte. Pero a la vez pensamos que es una oportunidad perdida, porque creemos que debería haber insistido en visitar las cárceles, y si lo hubiera pedido el régimen no se podría haber negado. Podría haber establecido un precedente, para esclarecer qué sucede en esas prisiones. «Es imposible descartar la opción militar» Hace tiempo que la opción de la intervención militar está en boca de diversos actores políticos en la crisis venezolana, aunque ni Washington ni los propios dirigentes de la oposición a Nicolás Maduro han dado pasos decisivos en esa dirección. ?¿Considera que el cambio en Venezuela está ligado al cambio en Cuba? ?Mire, está claro el avance de la democracia en América Latina. Se ha consolidado en Brasil, Argentina, Perú, Colombia y otros. Por eso hay que presionar ahora a los pocos países no democráticos que quedan, Cuba y Venezuela entre ellos. En el caso de Venezuela, creo que además está claro que, dada su crisis económica, no es un país que pueda seguir ofreciendo subsidios a Cuba, porque le está entregando a la isla entre 50.000 y 80.000 barriles de crudo diarios. Eso, según estimamos, asciende a 75 millones de dólares al mes, que no es poco dinero. ?Hemos oído a altos funcionarios norteamericanos advertir de la posibilidad de una intervención armada en coalición para deponer a Nicolás Maduro. ¿Esa opción sigue en pie? ?No es nuestra primera opción. La opción preferida es la presión diplomática, económica y política. Dicho eso, es imposible para ningún presidente descartar completamente esa otra opción. ¡Nadie le podría haber dicho a George H. W. Bush en las elecciones de 1988 que acabaría invadiendo Panamá! Así que ya veremos qué nos trae el futuro, de momento baste con decir que tenemos la capacidad de usar la presión militar. ?Por último, el señor Josep Borrell se va a hacer cargo de la cartera de Relaciones Exteriores de la Unión Europea. Aún como jefe de la diplomacia española dijo hace poco que Estados Unidos se comporta como un cowboy en Venezuela. ¿Qué opinión le merecen esas palabras? ?Ese tipo de declaraciones no ayudan. Le pido que considere cómo Estados Unidos ha tratado el problema de Venezuela con el Grupo de Lima, con la Unión Europea, con Naciones Unidas y con la Organización de Estados Americanos. Y que piense en cómo 55 países apoyan el cambio en Venezuela. Creo yo que eso no es la conducta de ningún cowboy. Es diplomacia respaldada por sanciones económicas.
20-07-2019 | Fuente: elpais.com
Argentina, Brasil, Paraguay y EEUU crean un grupo antiterrorista para vigilar la Triple Frontera
El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, participa en Buenos Aires de la segunda reunión hemisférica contra el terrorismo
19-07-2019 | Fuente: elpais.com
Argentina, Brasil, Paraguay y EEUU crean un grupo antiterrorista para vigilar la Triple Frontera
El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, participa en Buenos Aires de la segunda reunión hemisférica contra el terrorismo
19-07-2019 | Fuente: abc.es
EE.UU. sanciona a un miembro de Hizbolá por el atentado contra AMIA hace 25 años en Buenos Aires
Este viernes, Estados Unidos ha anunciado sanciones contra uno de los líderes de Hizbolá, sospechosode coordinar el atentado de Buenos Aires de 1994 contra la mutua judía argentina AMIA, en el que murieron 85 personas y resultaron heridas 300. «Estas sanciones se dirigen a Salman Rauf Salman, quien coordinó el ataque devastador en Buenos Aires, contra el mayor centro judío en Latinoamérica hace 25 años», informó Sigal Mandelker, el secretario del Tesoro adjunto encargado de la lucha contra el terrorismo. El Gobierno estadounidense ha ofrecido una recompensa de siete millones de dólaras (6,2 millones de euros) por cualquier información que lleve al arresto de Salman. «La administración de EE.UU. continuará investigando a los terroristas de Hizbolá quienes organizan asesinatos y matanzas indiscriminadas de civiles, en nombre de este grupo violento y que está bajo el patrocinio iraní», agregó Mandelker. Según el Tesoro, Salman, que podría tener las dos nacionalidades: libanesa y colombiana, seguiría liderando operaciones terroristas en el continente americano en nombre de Hizbolá. «EE.UU. continuará trabajando con el Gobierno argentino y sus aliados en la región y en el mundo para asegurar que los miembros de Hizbolá no cometan nuevos ataques», continuó el secretario del Tesoro adjunto. Por su parte, Argentina ha congelado los activos de la organización este jueves, 25 años exactamente después del ataque más mortal que conoció el país. La justicia argentina e israelí afirman que Irán ordenó el bombardeo del 18 de julio y este fue ejecutado por los hombres de la organización Hizbolá, así como el ataque de 1992 contra la Embajada de Israel en Buenos Aires, en el que murieron 29 personas y fueron heridas 200. Argentina ha emitido, sin éxito, órdenes internacionales de arresto contra los iraníes que acusa de estar involucrado en el atentado. «La acción de hoy reafirma que Hizbolá es principalmente una organización terrorista, a pesar de sus intentos de presentarse, erróneamente, como una entidad política legítima», comentó Mandelker. Antes de los ataques del 11 de septiembre de 2001, Hizbolá era el grupo terrorista responsable del mayor número de muertes en EE.UU. El Tesoro afirma además que Salman Raouf Salman desempeñó «un papel directo en un plan de atentados terroristas contra civiles en Chile y Perú, que fue interrumpido con éxito por los servicios de seguridad». Según un funcionario estadounidense, el presunto terrorista estaría «en algún lugar del Oriente Medio».
19-07-2019 | Fuente: abc.es
¿Cambiará Barbados la situación de Venezuela?
Ahora mismo, una inquietante pregunta se repite en las mentes de los demócratas venezolanos: ¿puede cambiar sustantivamente la tragedia venezolana como resultado de las jornadas de diálogo en Barbados? ¿Puede conducirnos a un proceso real de reconstrucción de las bases institucionales y políticas de la democracia en Venezuela o está presente el riesgo de que su resultado no sea más que una solución parcial y temporal, que impida el avance hacia los cambios profundos que, de forma legítima, aspira una evidente mayoría de la sociedad? Estas preguntas, y muchas otras afines, explican por qué en redes sociales y medios de comunicación, se ha instaurado un ambiente de recelo y desconfianza hacia las reuniones. En vez de un debate, hay especulaciones, rumores, insultos de toda clase. Algunos, abiertamente, hablan de traición y señalan al equipo representante del presidente Juan Guaidó, de ser parte de una estructura cómplice del poder ilegítimo, ilegal y fraudulento de Nicolás Maduro. Una cuestión fundamental y no anecdótica, es el papel que la impaciencia está jugando en la coyuntura política venezolana. El hartazgo, el cansancio acumulado de personas y familias en todo el país, ha derivado, y esto es inevitable y comprensible, en un reclamo que está en el pensamiento, en las conversaciones, en todas las expresiones escritas posibles, en las incesantes protestas que ocurren en los espacios públicos: la sociedad venezolana quiere que Maduro y toda la estructura que conforma su poder, salgan del gobierno, y que esa salida sea inmediata. Ya. Tiene que acabarse de una vez por todas, es el mismo sentimiento que predomina en los gobiernos de Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Argentina, Panamá y Costa Rica, que son los principales destinos de la huida masiva de venezolanos, que no se detiene, y que ha provocado nuevas estimaciones: a los cinco millones que ya han salido del país, podrían sumarse otros 3 millones de no producirse un cambio en el más corto plazo. Tiene que acabarse, es el sentimiento que impera en la inmensa mayoría de los gobiernos del continente, con las excepciones de gobiernos delincuentes, como los de Cuba y Nicaragua. Tiene que acabarse, es lo que repiten, la inmensa mayoría de gobiernos, parlamentos, partidos políticos y dirigentes, de las fuerzas democráticas de los países que integran la Comunidad Europea. Tiene que acabarse, es lo que ratifican en el Vaticano, en buena parte de la estructura de la Iglesia Católica, pero también en las universidades, centros de investigación, academias, sindicatos, gremios profesionales y gremios empresariales. Tiene que acabarse. En el pensamiento de los venezolanos que llevan una vida de pesadilla cotidiana, todas las posibles salidas o soluciones al desastre -la fractura interna del poder; la incorporación masiva de las fuerzas armadas a la lucha democrática; las supuestas seis conspiraciones militares fracasadas; la acción vasta y sostenida de protestas en las calles del territorio; etcétera- han ido desapareciendo, diluyéndose, causando, a la vez, desesperanza y mayor impaciencia. Todos estos elementos, y muchos más que podrían sumarse a esta recapitulación, han conducido a las negociaciones en Barbados. Se ha ido construyendo la idea de una «solución negociada» para que el usurpador deje el poder. Salvo Cuba, en esto parecen coincidir, la Unión Europea, el Grupo de Lima, Estados Unidos, Rusia y China. Y, además, parecen coincidir -uso la palabra «parece» porque me fundamento en declaraciones parciales, no siempre claras, afirmadas y luego negadas por otras acciones- en que Nicolás Maduro debe dejar el poder. Pero esta pretendida solución, no es la solución que quieren la mayoría de los venezolanos. Mienten, por cierto, los encuestadores que aparecen diciendo que una mayoría porcentual quiere que la crisis venezolana finalice como resultado de un proceso electoral. Mienten, porque esa pregunta esconde otras que no se hacen: habría que ver cuál sería el resultado si en esas encuestas preguntaran si los venezolanos aceptan que la Fuerza Armada Nacional siga bajo el control de una cúpula de militares comunistas y corruptos, vinculados a grupos narcoterroristas como el ELN y las reagrupaciones de las FARC. Habría que preguntar si quieren que Diosdado Cabello continúe controlando la persecución de ciudadanos demócratas, usando instrumentos como el SEBIN, la DGCIM, las bandas paramilitares, el ilegítimo Tribunal Supremo de Justicia, el todavía más ilegítimo y canalla defensor; habría que preguntar si los venezolanos aprueban o no que esa entidad ilegal, ilegítima y fraudulenta, invento cubano, que es la Asamblea Nacional Constituyente, pretenda la liquidación de la legítima Asamblea Nacional de Venezuela. En síntesis: habría que preguntarle al país -respuesta que debería escuchar también el equipo representante del presidente Guaidó en Barbados- si quieren que el régimen continúe en el poder, como si el único factor de la tragedia venezolana fuese Maduro, y no Cabello, Padrino López y decenas de otros peligrosísimos sujetos que forman parte de las redes de violadores de los derechos humanos, ladrones, narcotraficantes, corruptos, asesinos y torturadores que son factores también determinantes. No basta con cambiar la directiva del Consejo Nacional Electoral y quitar a Maduro. Esto sería insuficiente. Hay que desmantelar el TSJ ilegítimo, la Defensoría canalla, la ANC; hay que reestructurar la fuerza armada; hay que sacar a los cubanos de Venezuela; hay que expulsar al ELN, así como a los narco jefes de las FARC perseguidos por la justicia colombiana; hay que localizar y expulsar a los terroristas de Medio Oriente que viven en Venezuela protegidos por el poder, así como también otros prófugos de distintas nacionalidades; hay que romper los vínculos de sectores militares con las redes de distribución de drogas; hay que desarmar a las bandas paramilitares; hay que acabar con las bandas de sicarios al servicio del poder, que operan desde los centros penitenciarios. Hay que evitar que la consecuencia de la negociación en Barbados sea un reparto de las instituciones y los territorios del país. Si ese fuese el resultado, Venezuela estaría condenada a perpetuar la tragedia de hoy, la conflictividad extrema, la violación de los derechos humanos, la anomia, la atomización, la realidad tomada por la delincuencia, a lo largo de las próximas décadas.
1
...