Infortelecom

Noticias de arabia saudi

12-10-2018 | Fuente: elpais.com
Arabia Saudí empieza a sentir la presión internacional por el 'caso Khashoggi'
Grandes empresas tecnológicas y de comunicación se retiran de un foro de inversiones en Riad
12-10-2018 | Fuente: elpais.com
Turquía tiene pruebas del asesinato de Khashoggi, según varios medios
Ankara y Washington se niegan a aumentar la presión sobre Riad, pero varias empresas privadas han cancelado su colaboración con Arabia Saudí en protesta por el caso del periodista desaparecido
12-10-2018 | Fuente: elpais.com
Trump rechaza tomar represalias contra Arabia Saudí por la desaparición de Khashoggi
El presidente defiende aclarar el caso, pero ignora la petición de senadores republicanos y demócratas de imponer sanciones a los responsables
12-10-2018 | Fuente: abc.es
«El mensaje de Bin Salman por el asunto Khashoggui es claro, cállate o muere»
«El silencio y el miedo llegarán más tarde, ahora estamos en estado de shock y enfado», confiesa el analista egipcio Amr Khalifa, seguidor del desaparecido Jamal Khasoggi y una de las voces árabes críticas en la diáspora que piensa que lo ocurrido con su colega saudí es «un mensaje escalofriante a toda la disidencia». Las investigaciones para intentar esclarecer el paradero de Khashoggi avanzan entre las filtraciones de la seguridad turca a los medios, que apuntan a un asesinato, el silencio de Riad y el temor creciente entre los analistas de la región. Amigos personales del desaparecido consultados por este medio, algunos que han compartido más de una década de trabajo en la misma redacción, piden el anonimato, responden con monosílabos y definen este momento de «muy triste y perturbador». Khalifa piensa que, de confirmarse el asesinato, el efecto que persigue es «silenciar a nivel global» a las voces árabes críticas con Riad, sobre todo si son saudíes. El mensaje de Mohamed bin Salman es simple y maquiavélico: cállate o muere». Ante la falta de avances sobre el terreno, se miró al exterior en busca de alguien que arroje luz sobre el caso. Después de más de una semana, Donald Trump, declaró a la cadena Fox que cuenta con expertos siguiendo el tema de cerca y que «vamos a trabajar con Turquía y con Arabia Saudí. Queremos saber qué ha ocurrido». A las pocas horas, fuentes oficiales en Ankara desmintieron al presidente y aseguraron que «la información de que Estados Unidos ha mandado investigadores para el caso Khashoggi no es correcta». En cambio, un asesor del presidente turco afirmó que se ha creado una «comisión de investigación turco-saudí, a petición de Riad». El Gobierno estadounidense tiene ante sí el dilema de cómo responder ante esta desaparición sin molestar en exceso a su gran aliado regional, contra quien no ha elevado la voz cuando ha cometido matanzas en Yemen o ha encerrado a activistas de los derechos humanos o periodistas críticos. «Es imposible adelantar la reacción de la Casa Blanca porque Bolton, Kushner, Trump o Pompeo son imprevisibles. Las próximas dos semanas serán claves para saber si en este caso ofrecen a Riad un apoyo firme o no», opina Khalifa. La hipótesis del asesinato gana terreno cada día que pasa y crece el clamor en la comunidad internacional para que los saudíes ofrezcan pruebas de que el columnista de The Washington Post, autoexiliado desde hace un año en EE.UU. por sus críticas a la Casa Real, abandonó realmente el consulado. Khashoggi entró en el edificio para resolver un trámite burocrático referente a su divorcio y nunca se le vio salir. El presidente turco, Recep Tayyp Erdogan, no ocultó su escepticismo ya que los saudíes cuentan con los sistemas de videovigilancia «más avanzados. Si sale un mosquito, sus sistemas de cámaras lo van a interceptar». Pese a la discreción mostrada en la última semana, el mandatario islamista advirtió que «este incidente se desarrolló en nuestro país. No podemos quedarnos callados». El diario turco Sabah divulgó el miércoles el nombre, la edad y las fotografías de 15 hombres presentados como el «equipo de asesinato», que habría sido enviado especialmente por Riad para acabar con la vida de Khasoggi. Algunos de los hombres fueron identificados como agentes de los servicios de seguridad o cercanos al príncipe heredero, Mohamed bin Salman. El caso Khasoggi ha provocado una guerra de propaganda en medios y redes sociales, que se ha tornado especialmente violenta en Oriente Medio. Los medios y analistas próximos a Arabia Saudí insisten en que todo es un complot de turcos y cataríes para manchar su imagen de cara al exterior. En medio de esta guerra, el periodista sigue desaparecido, un periodista que es una de las voces de referencia en el mundo árabe, con 1,6 millones en Twitter, y que «era muy cercano a los círculos de poder en Arabia Saudí hasta que comenzó la campaña de Bin Salman y algunos de sus mejores amigos fueron arrestados. Le dijeron que dejara de escribir y tuitear y decidió dejar el país. Jamal era un disidente moderado que no pedía una revolución, lo que demandaba era evolución para su país», señala Khalifa, esta vez empleando el pasado para referirse a Khasoggi.
12-10-2018 | Fuente: as.com
Las conclusiones de Scaloni pensando en Brasil
Argentina venció por 4-0 a Irak en un partido jugado con la mente puesta en el próximo partido 'amistoso' contra la Brasil de Tite en Arabia Saudita.
12-10-2018 | Fuente: elpais.com
El peligro es Riad
El caso del periodista y disidente saudí Jamal Khashoggi vuelve a situar a Arabia Saudí en la escena de un crimen
11-10-2018 | Fuente: elpais.com
Trump rechaza tomar represalias contra Arabia Saudí por la desaparición de Khashoggi
El presidente defiende aclarar el caso, pero ignora la petición de senadores republicanos y demócratas de imponer sanciones a los responsables
11-10-2018 | Fuente: abc.es
El escuadrón de la muerte habría asesinado al periodista Khashoggi en el interior del consulado
Khashoggi, un veterano periodista y editor de periódicos sauditas, había vivido en el exilio en Washington durante más de un año, escribiendo una columna para el Washington Post en la que criticaba regularmente la represión de su país contra la disidencia, su guerra en Yemen y las sanciones impuestas a Qatar. Sin embargo, cada día estaba más preocupado de que Riad pudiera herirlo a él o a su familia. El martes dos de octubre cuando entró en el consulado de Arabia Saudita en Estambul a la una de la tarde, esperaba que la cita fuera breve, debía hacer una tarea burocrática simple que le permitiera casarse con su prometida turca, a quien había conocido cuatro meses antes. Los investigadores revelaron este miércoles que estaban tras la pista de un Apple Watch (reloj) que Khashoggi estaba usando y que estaba conectado a un iPhone que había dejado con su novia fuera del consulado. «Hemos determinado que lo llevaba puesto cuando entró al consulado», dijo a Reuters un oficial de seguridad. Los investigadores están tratando de determinar qué información ha transmitido el reloj. También tienen en sus manos los registros de vuelo que muestran dos aviones saudíes que llegaron y salieron de Estambul el mismo día que Khashoggi fue visto por última vez El avión privado que presuntamente transportó a los saudíes sospechosos de estar involucrados en la desaparición del periodista Khashoggi - AFP Los funcionarios turcos siguen convencidos de que Khashoggi fue asesinado por el presunto escuadrón de ataque en el interior del edificio del consulado, un lugar donde hay cámaras de seguridad pero que las imágenes no han sido divulgadas. Por otro parte, se han divulgado los nombres de los ciudadanos sauditas que viajaron a Estambul en medio de la afirmación de que habían traído con ellos una sierra para desmembrar Khashoggi. Llegada al aeropuerto La supuesta participación de un experto forense agrega peso a las sospechas. El manifiesto de pasajeros, obtenido por el periódico Daily Sabah, que está a favor del gobierno, incluye a un oficial superior de inteligencia y dos oficiales de la fuerza aérea saudí. Se dice que el equipo saudí llegó al aeropuerto de Atatürk el martes la semana pasada en dos aviones, uno de los cuales aterrizó en las horas previas al amanecer y el segundo a primera hora de la tarde. Los oficiales de seguridad del aeropuerto dicen que revisaron todas las maletas que los sauditas tenían consigo y dicen que no había nada sospechoso en ninguno de los artículos cargados en los jets para sus viajes de regreso a Riad. Los medios turcos han transmitido imágenes de CCTV que muestran al supuesto equipo saudí que llega y sale del aeropuerto de Estambul, así como a los vehículos que se acercan y salen del consulado. El miércoles por la noche, el Washington Post citó las intercepciones de inteligencia de los Estados Unidos para informar que el príncipe heredero de Arabia Saudita había ordenado una operación dirigida a Khashoggi. El periódico informó que funcionarios estadounidenses dijeron que se había escuchado a un grupo de saudis hablar sobre un plan para atraer al periodista y detenerlo. Donald Trump dijo que Estados Unidos estaba «exigiendo» respuestas del gobierno saudí y que estaba colaborando estrechamente con Turquía para averiguar qué sucedió con el disidente desaparecido. También ha invitado a a la novia de Khashoggi, Hatice Cengiz, a la Casa Blanca.
10-10-2018 | Fuente: as.com
Italia no puede con Ucrania y Mancini no encuentra la tecla
El seleccionador suma su tercer encuentro sin ganar, solo ganó a Arabia Saudi en su entreno. Hoy no pudo ante una Ucrania que tuvo la victoria en su mano.
10-10-2018 | Fuente: abc.es
EE.UU. conocía los planes de Arabia Saudí para capturar al periodista Khashoggi
Los servicios de inteligencia estadounidenses conocían los planes del Gobierno de Arabia Saudí para capturar al periodista Jamal Khashoggi, después de interceptar comunicaciones de funcionarios del país árabe, informó hoy el diario «Washington Post» en su edición impresa. El rotativo capitalino, que citó de manera anónima a una persona familiarizada con la cuestión, explicó que los funcionarios saudíes querían arrestar a Khashoggi y llevarlo de regreso a su país, aunque «no estaba claro si tenían la intención de interrogar al periodista o matarlo». Khashoggi se distanció de la monarquía saudí el año pasado, después del nombramiento del actual príncipe heredero, Mohamed bin Salman, y se exilió en Estados Unidos, donde empezó a escribir para el diario Washington Post columnas críticas con la monarquía del país árabe. El periodista desapareció el pasado martes 2 de octubre en Estambul, donde se hallaba para encontrarse con su prometida turca, Hatice Cengiz, y visitó el consulado saudí en esa ciudad para recoger documentos necesarios para su próxima boda. No se han vuelto a tener noticias de él desde que entró en la legación, mientras Cengiz lo esperaba fuera, lo que ha suscitado todo tipo de especulaciones. Precisamente, Cengiz escribió una columna en la edición de hoy del Post en la que reclamó al presidente estadounidense, Donald Trump, y a la primera dama, Melania Trump, que ayuden a «arrojar luz» sobre la desaparición de su prometido. «Jamal es una persona valiosa, un pensador ejemplar y un hombre valiente que ha estado luchando por sus principios. No sé cómo puedo seguir viviendo si fue secuestrado o asesinado en Turquía», señaló Cengiz. Trump aseguró este lunes estar «preocupado» por la desaparición de Khashoggi, mientras Turquía aumentaba la presión sobre Arabia Saudí para aclarar el paradero del reportero y continuaban los rumores sobre su posible asesinato. Por su parte, el Ministerio de Exteriores turco anunció este martes que «se procederá a un registro del consulado en el marco de las investigaciones», tras recordar que el jefe de la misión ha dado su visto bueno, un requisito obligatorio, ya que las legaciones diplomáticas son inviolables, según la Convención de Viena. La relación con Arabia Saudí es una de las prioridades de la Casa Blanca de Trump, que eligió ese país para su primer viaje al extranjero como presidente el año pasado y lo defendió en su disputa diplomática con Catar, hasta el punto de entrar en contradicción con la postura de su propio Departamento de Estado.