Infortelecom

Noticias de arabia saudi

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Muere uno de los príncipes de Arabia Saudí
El príncipe saudí Salman bin Saad bin Abdulá bin Turki al Saud ha muerto este martes, según ha anunciado la Casa Real en un comunicado recogido por la agencia de noticias oficial SPA. La monarquía saudí ha indicado que el funeral por Al Saud se celebrará en las próximas horas en la mezquita Imán Turki bin Abdulá en Riad. La prensa oficial no ha revelado las causas de la muerte, pero la agencia de noticias Eremnews ha afirmado, citando fuentes cercanas a Al Saud, que se trata de un ataque cardíaco.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Unos trescientos inmigrantes son arrojados al mar en Yemen en 24 horas
La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dan sepultura a los inmigrantes muertos y ayudan a los que han podido sobrevivir tras haber sido obligados por segundo día consecutivo a arrojarse al mar por los traficantes ante las costas de Yemen. De las 300 personas obligadas a lanzarse a las aguas, entre el miércoles y el jueves, más de cincuenta han muerto y al resto se las por «desaparecidas», la mayoría procedentes de Etiopía y Somalia y de una media de 16 años, según los datos recopilados por la OIM, que alertó del riesgo de que arrojar a los emigrantes a mucha distancia de la costa se convierta «en una moda» entre los traficantes de personas. «Temen ser detenidos por las autoridades, por eso les obligan a saltar», aseguró la portavoz de la oficina del organismo internacional en Adén, al sur de Yemen. El director de la OIM en el país africano, Laurent de Boek, hizo público un comunicado en el que recogió los testimonios de algunos supervivientes que aseguraron al ser rescatados que, tras obligarles a saltar en alta mar, «el traficante regresó a Somalia para continuar con su negocio y recoger a más inmigrantes para traerlos a Yemen por la misma ruta». Los africanos que emprenden esta ruta tienen como objetivo final alcanzar alguno de los países del golfo Pérsico, pero para ello deben superar antes los fuertes vientos que azotan al Océano Índico estos días y cruzar luego un país como Yemen, sumido en una guerra abierta y donde una epidemia de cólera ha dejado ya más de 1.900 muertos en los últimos meses. Pese a todas las dificultades en la ruta, cerca de 55.000 personas han hecho la travesía marítima entre el Cuerno de África y la costa yemení desde enero, según la estadística de la OIM, y de ellas al menos 30.000 eran menores de edad. De Boek señaló que «es indignante e inhumano. El sufrimiento de los migrantes en esta ruta es inmenso. Muchos jóvenes pagan a los traficantes con la esperanza de tener una vida mejor». Un drama migratorio que se suma al que se vive cada día en el Mediterráneo entre las miles de personas que se juegan la vida para llegar a las costas europeas, aunque en este caso es aún más cruel debido a la dureza del recorrido y a que desembarcan en un país destrozado como Yemen. Cruzar el país Los inmigrantes llegan a las costas de la provincia meridional yemení de Shebua, donde se han producido los últimos ahogamientos masivos, y desde allí ponen dirección hacia el norte. Se enfrentan a un país en el que la guerra ya ha causado más de 8.000 muertos desde que en marzo de 2015 una coalición árabe liderada por Arabia Saudí decidiera atacar a los milicianos hutíes que se hicieron por la fuerza con el control del Gobierno de Saná. Los saudíes apoyan al expresidente Mansour Hadi frente a los rebeldes hutíes, que son zaidíes, una confesión derivada del chiísmo, aunque se les conoce como hutíes por el clan que lidera al grupo desde 2004, y representan a un tercio de los 24 millones ciudadanos de un país de mayoría suní. El conflicto sectario que afecta a toda la región se ha trasladado también a Yemen donde Arabia Saudí, la gran potencia suní, trata de evitar que una milicia chií, a la que acusa de estar respalda por Irán, gran valedor del chiísmo, se haga fuerte en sus fronteras.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump enviará a su yerno a Oriente Medio para restablecer las negociaciones entre israelíes y palestinos
El presidente Donald Trump ha anunciado que enviará pronto un equipo de mediación liderado por su yerno Jared Kushner y el negociador Jason Greenblatt a Oriente Medio para discutir «un plan que conduzca a conversaciones de paz entre israelíes y palestinos» , ha confirmado una fuente oficial de la Casa Blanca. La viceconsejera de seguridad Dina Powell también formará parte de esta gira, la cual incluirá conversaciones con líderes de Arabia Saudi, los Emiratos Árabes Undios, Qatar, Jordania, Egipto, Israel y la Autoridad Palestina, según una nota de la Casa Blanca recogida por NBC News. La fuente citada por Reuters ha puesto en valor el relevante rol que jugarán las conversaciones a nivel regional y ha añadido que «el presidente estadounidense se reafirma en su convencimiento de que la paz entre israelíes y palestinos sólo será posible en conversaciones directas y Estados Unidos continuará trabajando estrechamente con ambas partes para lograr ese objetivo». Para Trump, la resolución de la reciente crisis en torno a la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén supone una «oportunidad» para seguir adelante con unas discusiones que, al menos de momento, no han llegado a buen término. El Gobierno de Israel y la Autoridad Palestina rompieron su último diálogo a mediados de 2014 y, desde entonces, no han dado muestras de querer volver a sentarse a la misma mesa. La delegación norteamericana que viajará próximamente a Oriente Próximo también discutirá con los actores regionales la lucha contra el extremismo, el deterioro de la situación en la Franja de Gaza y la posible adopción de medidas económicas que permitan «garantizar la seguridad, la estabilidad y la prosperidad» de toda la zona.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Irán reactivará el programa nuclear si hay nuevas sanciones
Hasán Rohani aparcó durante unas horas su etiqueta de «clérigo moderado» para endurecer su discurso y advertir a EE.UU. de que, en caso de nuevas sanciones, «en días u horas, regresaremos a una situación mucho más avanzada (a nivel nuclear) que en el momento de inicio de las negociaciones». El acuerdo nuclear firmado entre Irán y EE.UU., Rusia, Alemania, China, Francia y Alemania está en el aire desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, ya que lo califica de «el peor acuerdo posible». Desde Washington, con el aliento de Israel, su gran aliado regional, se esfuerzan por encontrar pruebas para cimentar sus sospechas de que la República Islámica no cumple lo pactado, pero los siete últimos informes presentados por la Agencia Internacional de la Energía Atómica, órgano con acceso directo a las instalaciones nucleares del país, confirman que Teherán respeta el acuerdo. Ante la falta de pruebas, Trump ha puesto el programa armamentístico iraní en su punto de mira y hace dos semanas promulgó una ley para imponer nuevas sanciones a Irán con el pretexto de que desarrollan sus misiles para poder dotarlos de cabezas nucleares en el futuro. El parlamento iraní respondió con la aprobación del «proyecto de ley anti Estados Unidos», que servirá para aplicar la reciprocidad a las decisiones de Trump y destinar más fondos al desarrollo de misiles y a la Guardia Revolucionaria. Rohani recordó a Washington que «la experiencia fracasada de sanciones trajo a sus anteriores administraciones a la mesa de negociaciones» para firmar el llamado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en inglés). Para Rohani, «aquellos que tratan de volver al lenguaje de las amenazas son prisioneros de sus desilusiones del pasado». En esta segunda legislatura, el mandatario iraní se enfrenta a la fuerte presión de los sectores ultraconservadores que derrotó en las urnas, pero que le exigen un discurso más agresivo, en la línea del pronunciado para responder a Trump. El punto clave del acuerdo nuclear es que los iraníes limiten de forma temporal el enriquecimiento de uranio en sus instalaciones a cambio del levantamiento de las sanciones que le habían impuesto a causa de su programa atómico. Un acuerdo que marcó el inicio del deshielo entre Teherán y Washington después de tres décadas de enfrentamiento, pero que generó fuertes críticas de Arabia Saudí e Israel, los aliados tradicionales de Occidente en la región que ven a Irán como su mayor enemigo y presionan a Trump para que busque la forma de invalidar lo firmado.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Yemen ha sufrido en el primer semestre de 2017 los mismos ataques aéreos que en todo 2016
Yemen ha sufrido en la primera mitad de 2017 el mismo número de ataques aéreos que en todo 2016, lo que evidencia la escalada de la guerra que desde hace dos años enfrenta al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi y los rebeldes huthis por el control del país más pobre del Golfo. En los primeros seis meses del año se han producido un total de 5.676 bombardeos, frente a los 3.936 de todo 2016, de acuerdo con un informe publicado este miércoles por Protection Cluster in Yemen, que está dirigido por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Aunque el texto no señala responsables, sí indica que la coalición internacional que lidera Arabia Saudí y lucha para restaurar en el poder a Hadi es quien controla el espacio aéreo de Yemen. No obstante, las fuerzas estadounidenses también han realizado ataques con 'drones' contra objetivos terroristas. Los enfrentamientos sobre el terreno han aumentado igualmente. La media mensual se ha disparado al 56 por ciento en comparación con el año pasado, de acuerdo con dicho informe. Los bombardeos y combates se centran en las provincias donde están situadas las líneas de frente: Saná, Taiz, Marib, Saada, Hajah y Al Jawf. «Estamos preocupados por el creciente impacto sobre la población civil, particularmente en términos de víctimas», ha dicho el portavoz de ACNUR en Yemen, Shabia Mantoo. La ONU calcula que la guerra civil en Yemen ha dejado ya más de 10.000 muertos y 45.000 heridos, a los que se suman dos millones de desplazados. Además, un reciente brote de cólera, avivado por las precarias condiciones de higiene y de los servicios sanitarios, ha dejado 2.000 muertos y 600.000 posibles casos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Arabia Saudí reabre su espacio aéreo para los peregrinos qataríes
Arabia Saudí ha reabierto su espacio aéreo para permitirle la entrada a los ciudadanos qataríes que se dirigen a realizar la peregrinación a la ciudad santa de La Meca, y que estaba cerrada desde el pasado 5 de junio después de que el reino rompiese sus relaciones diplomáticas con Qatar. La agencia oficial de noticias saudí, SPA, ha informado de que el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, «ha permitido a todos los ciudadanos cataríes la entrada (a Arabia Saudí) para realizar el 'hach' (peregrinación)», gracias a la mediación de un miembro de la familia real qatarí, Abdalá bin Jasim al Thani. Al Thani «ha ofrecido su mediación para abrir la frontera para la entrada de los peregrinos qataríes al territorio saudí», según la agencia. Asimismo, adujo que «las relaciones entre el reino y el estado de Qatar están firmemente arraigadas en las raíces de la historia». Por su parte, el nuevo príncipe heredero, que recibió a Al Thani en el palacio real en Yeda, ha destacado las relaciones «históricas» tanto del pueblo saudí con su «hermano» Qatar como entre ambas monarquías. Además, ha ordenado el envío de aviones privados, pertenecientes a la aerolínea oficial del reino Saudi Airlines, hacia al aeropuerto de Doha para los peregrinos qataríes, que se dirigirían después hacia el territorio saudí. Arabia Saudí junto a Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Baréin cortó las relaciones con Qatar el pasado 5 de junio e impuso un bloqueo terrestre, naval y aéreo sobre el pequeño país del golfo Pérsico, al que acusa de financiar el terrorismo. Los cuatro países árabes acusaron el pasado 30 de julio a Doha de poner «obstáculos» a los habitantes del emirato para que viajen a La Meca para realizar la peregrinación, que este año tendrá lugar a finales de agosto. La peregrinación que cualquier musulmán debe hacer de forma obligatoria por lo menos una vez en la vida, el 'hach', se debe realizar durante el duodécimo mes del calendario islámico. Las autoridades saudíes son las encargadas de organizar y supervisar la peregrinación a La Meca, uno de los cinco pilares del Islam, que cada año realizan millones de creyentes, los cuales llegan de todo el mundo a Arabia Saudí.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Jared Kushner visita Oriente Medio para «fortalecer las relaciones» de EE.UU. en la zona
Tres asesores del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, entre ellos su yerno, Jared Kushner, han iniciado una gira por Oriente Medio para tratar de desbloquear el estancado proceso de paz entre israelíes y palestinos, según ha informado un funcionario de la Casa Blanca, que ha pedido el anonimato. Los enviados de Trump llegarán el miércoles por la noche a Israel, y el jueves se reunirán por separado con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente palestino, Mahmud Abás, según la fuente. Kushner viaja acompañado del enviado especial de la Casa Blanca para Oriente Medio, Jason Greenblatt, y la asesora adjunta de seguridad nacional de Trump, Dina Powell, según el funcionario. Los tres partieron este domingo hacia Oriente Medio, y desde entonces hasta el miércoles tenían previsto mantener reuniones «en la región», según la fuente, que no ha querido precisar las paradas que harían. Según medios estadounidenses, la delegación tenía previsto iniciar su gira en el Golfo Pérsico, y el funcionario de la Casa Blanca sí confirmó que, a lo largo de la gira, los asesores se reunirían «con líderes de Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Catar, Jordania, Egipto, Israel y la Autoridad Palestina». De hecho, la agencia de noticias oficial de Arabia Saudí, SPA, ha informado de que el príncipe heredero del reino, Mohamed bin Salman, se ha reunido hoy en la ciudad de Yeda con la delegación estadounidense para dejar claro que su objetivo actual es lograr la paz entre Israel y Palestina. Está previsto que esta delegación estadounidense acuda este miércoles a El Cairo, donde celebrará una reunión con el ministro de Exteriores egipcio, Sameh Shukri, para tratar el problema palestino-israelí. Trump decidió enviar a la delegación porque «cree que la restauración de la calma y la situación estabilizada en Jerusalén tras la reciente crisis en la Explanada de las Mezquitas ha creado una oportunidad para continuar con la búsqueda de la paz que comenzó al principio de su Administración», ha apuntado el funcionario. «El presidente ha pedido que estas conversaciones se centren en la vía hacia conversaciones sustanciales de paz entre israelíes y palestinos, el combate al extremismo, y la situación en Gaza, incluido cómo rebajar la crisis humanitaria que hay allí»,ha añadido. Los asesores también tratarán de «fortalecer las relaciones» de Estados Unidos «con socios regionales» y hablarán de «pasos económicos que puedan darse, tanto ahora como una vez que se firme un acuerdo de paz, para asegurar la seguridad, estabilidad y prosperidad en la región», ha añadido. Trump cree que alcanzar un acuerdo de paz «será difícil, pero sigue siendo optimista» y considera que «es posible» lograrlo mediante una «negociación directa entre las dos partes», con la ayuda de Estados Unidos y el apoyo de otros países de la región. «Para mejorar las oportunidades de paz, todas las partes tienen que implicarse en crear un entorno conducente a la paz, al tiempo que le dan a los negociadores y los facilitadores el tiempo y espacio que necesitan para lograr un acuerdo», ha indicado el funcionario. Trump adoptó al comienzo de su presidencia una línea dura de apoyo incondicional a Israel, pero después suavizó su postura y se mostró optimista sobre las posibilidades de lograr la paz entre israelíes y palestinos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Al menos 30 muertos por un ataque aéreo sobre un hotel en Yemen
Al menos 30 personas han muerto a causa de un ataque aéreo efectuado este miércoles sobre un hotel de la capital de Yemen, Saná, según han informado los rebeldes huthis, que controlan la ciudad. De momento se desconoce la autoría del bombardeo. Sin embargo, la coalición internacional que lidera Arabia Saudí controla el espacio aéreo de Yemen. Además, Estados Unidos ha realizado ataques con 'drones' contra objetivos terroristas. Yemen sufre desde hace dos años una guerra que enfrenta al Gobierno de Abdo Rabu Mansur Hadi, apoyado por la coalición internacional, y a los rebeldes huthis, respaldados por Irán y las fuerzas leales al ex presidente yemení Alí Abdulá Salé. El conflicto armado ha desatado una crisis humanitaria sin precedentes en la que ya era la nación más pobre del Golfo. El 80 por ciento de la población yemení tiene necesidades humanitarias urgentes, de acuerdo con los datos de Naciones Unidas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Al menos 43 muertos por un ataque aéreo sobre un hotel en Yemen
Al menos 43 personas han muerto a causa de un ataque aéreo efectuado este miércoles sobre un hotel de la capital de Yemen, Saná, según han informado los rebeldes huthis, que controlan la ciudad. De momento se desconoce la autoría del bombardeo. Sin embargo, la coalición internacional que lidera Arabia Saudí controla el espacio aéreo de Yemen. Además, Estados Unidos ha realizado ataques con 'drones' contra objetivos terroristas. Yemen sufre desde hace dos años una guerra que enfrenta al Gobierno de Abdo Rabu Mansur Hadi, apoyado por la coalición internacional, y a los rebeldes huthis, respaldados por Irán y las fuerzas leales al ex presidente yemení Alí Abdulá Salé. El conflicto armado ha desatado una crisis humanitaria sin precedentes en la que ya era la nación más pobre del Golfo. El 80 por ciento de la población yemení tiene necesidades humanitarias urgentes, de acuerdo con los datos de Naciones Unidas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Qatar desafía a Riad y restablece relaciones diplomáticas con Irán
Qatar no solo no da marcha atrás ante el bloqueo impuesto desde el 5 de junio por Arabia Saudí, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos y Egipto, sino que anunció que retoma las relaciones diplomáticas con Irán, el gran gigante chií de la región, y reabrirá su Embajada en Teherán. Con esta nueva medida, las autoridades de Doha persiguen «estrechar las relaciones bilaterales en todos los campos» con los iraníes, según informaron en un breve comunicado de prensa. Desde Irán calificaron de «lógico» y «positivo» este paso dado por los cataríes y el portavoz de Exteriores, Bahram Qasemi, aseguró a la agencia oficial Irna que, en un Oriente Próximo cada vez más inestable, «la única forma» de garantizar la seguridad es «la normalización y promoción de las relaciones entre los países de la región». Romper todos los lazos con Irán era una de las 13 demandas que Arabia Saudí y sus aliados pusieron sobre la mesa a Qatar para levantar el bloqueo. Los cataríes se negaron a aceptar estas exigencias y anunciaron que nunca negociarían bajo presión, por lo que tampoco han cerrado el canal Al Yasira o han pedido a Turquía que retire a sus tropas del país, otras dos de las peticiones del documento. La vuelta a la normalidad en las relaciones diplomáticas con Irán, país con el que comparte el mayor yacimiento gasífero del mundo, confirma el nuevo rumbo que adopta Doha y su deseo de mantener una política externa autónoma, sin depender de la agenda del vecino saudí, que le acusa de «promover el terrorismo» en la región y respaldar a grupos como los Hermanos Musulmanes. Qatar niega todas estas acusaciones. Los cataríes cerraron su legación en Teherán en enero de 2016 cuando la ejecución de un destacado clérigo chií en Arabia Saudí provocó un asalto popular a la Embajada de este país en la capital iraní y a su consulado en Mashad, ciudad próxima a la frontera con Afganistán. Fue un gesto de solidaridad con el entonces aliado que también fue seguido por otros países, pero que ahora parece parte de un pasado lejano. El anuncio sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas se produjo pocos días después de que Riad decidiera reabrir de forma temporal su frontera terrestre con el pequeño reino para permitir a sus ciudadanos peregrinar a la Meca de cara al Hajj, la peregrinación que todo musulmán debe realizar a la ciudad santa al menos una vez en su vida, según el Corán. Esta decisión fue interpretada desde el exterior como un acercamiento entre vecinos, pero parece que fue una medida absolutamente puntual y basada en motivos estrictamente religiosos. Qatar hace frente día a día al bloqueo gracias al apoyo turco e iraní, que mantienen puentes aéreos para el envío de alimentos, pero, sobre todo, Doha tiene el respaldo de EEUU, que mantiene allí su principal base en Oriente Próximo. Pese al bloqueo, a mediados de junio los estadounidenses firmaron una venta millonaria de aviones de combate. Un contrato que se firmó apenas unas semanas después del viaje oficial de Donald Trump a Riad en el que se alineó con las tesis de los saudíes, señaló a Qatar como promotor del terrorismo y también cerró una venta multimillonaria en armamento de última generación.