Infortelecom

Noticias de arabia saudi

22-05-2020 | Fuente: abc.es
La familia de Khashoggi perdona a los asesinos del periodista y les libra de la pena de muerte
«Nosotros, los hijos del mártir Jamal Khashoggi, anunciamos que perdonamos a los que mataron a nuestro padre, buscando la recompensa de Dios todopoderoso», reza el mensaje difundido a través de las redes sociales por Salah, primogénito del columnista de The Washington Post asesinado y descuartizado en el consulado saudí de Estambul en 2018. El portavoz de la familia de la víctima, único de los cuatro hijos que vive en Arabia Saudí, aprovechó el último viernes de ramadán para hacer este anuncio cuya primera consecuencia es que las cinco personas condenadas a muerte por el asesinato, no serán ejecutadas. «Perdonar a los asesinos no significa que vayan a quedar impunes, pero sí que se anula la pena capital», informó el diario saudí Arab News, que recordó que este tipo de gestos son tradicionales durante los últimos diez días del mes sagrado del ayuno. Khashoggi, una voz crítica con la monarquía, entró al consulado de su país en Estambul el 2 de octubre de 2018 para realizar un trámite personal para el que había pedido cita previa, y nunca más se supo de él. Su prometida, Hatice Cengiz, reaccionó al mensaje sobre el perdón familiar en su cuenta de Twitter en la que dijo que «nadie tiene derecho de perdonar a los asesinos». Activistas como Yahya Assiri, responsable del grupo ALQST, encargado de documentar las violaciones de derechos humanos en el reino, aclaró que «este asesinato no es un tema familiar, no es un error en un contexto normal. Las autoridades le mataron por su trabajo político, su caso es político». Este anuncio sobre el caso del periodista llega un año después de que el diario The Washington Post desvelara la existencia de una serie de pagos realizados por la Casa Real saudí a sus cuatro hijos, de los cuales solo Salah reside en el país y los otros tres, en Estados Unidos. Según funcionarios del reino y fuentes cercanas a la familia a las que tuvo acceso el diario estadounidense en el que Khashoggi publicaba sus columnas de opinión, se entregaron viviendas y «pagos mensuales superiores a 10.000 dólares por hijo» como una primera parte de un acuerdo millonario a largo plazo para evitar declaraciones críticas de la familia sobre el asesinato a manos de agentes de seguridad enviados por el propio reino. Repercusión internacional En un primer momento, Arabia Saudí negó cualquier vinculación con el asesinato, pero con el paso de los días y de las pruebas que aportaban fuentes turcas, admitió la muerte dentro de la legación a manos de sus funcionarios. Riad arrestó a 18 personas vinculadas con el caso y anunció la destitución del número dos de la Inteligencia, Ahmad al Asiri, y de un importante consejero de la corte real, Saud al Qahtani, ambos cercanos colaboradores del príncipe Mohamed Bin Salman, a quien se dirigieron todas las miradas como organizador de la operación. La Justicia del reino le eximió de cualquier responsabilidad y de los 18 detenidos hubo ocho condenados, cinco de ellos a la pena capital tras un proceso marcado por el secretismo, que fue condenado por Naciones Unidas por la falta de transparencia. Según el fiscal, Shalaan Al-Shalaan, la investigación probó que «el crimen no fue premeditado, la decisión se tomó en el mismo momento». El organismo internacional elaboró su propio informe sobre el caso y la relatora especial sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnes Callamard, concluyó que Arabia Saudí fue «responsable» de la «ejecución extrajudicial» del periodista. El informe elaborado por Callamard recogió que «existen elementos de prueba creíbles, justificando una investigación suplementaria sobre la responsabilidad individual de altos responsables saudíes, incluido el príncipe heredero». Lo que ocurre es que MBS, el auténtico hombre fuerte del país y principal aliado regional de Donald Trump y Benjamín Netanyahu, es una línea roja que nadie puede cruzar.
22-05-2020 | Fuente: as.com
El jeque del Almería 'ficha' a Maradona, Mou y Ronaldinho
Ronaldo, Bebeto, Camoranesi, Essien, Kaká y otras estrellas apoyan a Turki en su partido benéfico de FIFA 20 para construir casas para los más necesitados en Arabia Saudí.
21-05-2020 | Fuente: as.com
Luz verde a la compra del Newcastle por Bin Salman
La compra se comunicará como 'válida' en breve. El conjunto se vendería por 300 millones de euros. Se investigó el pirateo del fútbol inglés en Arabia Saudí.
14-05-2020 | Fuente: as.com
El Marsella rechaza una oferta de Arabia Saudí para comprar el club
Franck McCourt, propietario del conjunto marsellés, ha declinado la primera proposición de Al-Waleed, miembro de la Familia Real Saudí.
13-05-2020 | Fuente: as.com
Las fortunas de los propietarios de la Premier League
Tras la compra por parte del Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita del Newcastle se ha abierto una brecha enorme entre el primero y el segundo.
11-05-2020 | Fuente: as.com
Peligra la compra del Newcastle
Según The Guardian, la Premier tiene documentos que relacionan al gobierno de Arabia Saudí, dispuesto a comprar el club, con una televisión y servicio de streaming pirata en BeaoutQ.
09-05-2020 | Fuente: as.com
Amenaza para el PSG: Arabia Saudí quiere comprar el Marsella
Al Waleed Bin Talal, miembro de la Familia Real Saudí, tiene intención de adquirir el conjunto francés para pelearle la Ligue 1 al PSG.
08-05-2020 | Fuente: abc.es
La UE retira a Arabia Saudí de la lista antiblanqueo
La Comisión Europea tiene intención de proponer el año que viene el establecimiento de un supervisor europeo único encargado de combatir las prácticas de lavado de dinero y financiación del terrorismo en el mundo, según figura en el plan que presentó ayer el vicepresidente económico, Valdis Dombrovskis, que pretende sustituir la actual competencia de los países en este sentido y que a su juicio es un sistema que permite cierto descontrol en estas prácticas. Según Dombrovskis, el hecho de que actualmente esta tarea de supervisar las reglas europeas dependa de cada país miembro «favorece la aparición de grietas y estas debilidades pueden poner en peligro la seguridad y la reputación del sistema financiero europeo». A instancias de Francia y Holanda, varios países ya habían indicado a la Comisión a fines de diciembre pasado la conveniencia de que examinara la posibilidad de crear esta figura del supervisor europeo. Según lo que propone ahora el Ejecutivo comunitario, se realizará una consulta entre los gobiernos para definir posteriormente «el papel y el alcance de esta vigilancia única», para lo que necesitan hacer «una evaluación exhaustiva de todas las opciones». Al parecer, hay países que no tienen mucha prisa por crear esta figura y otros se inclinan por fortalecer las estructuras de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) para que se encargue de esta tarea, teniendo en cuenta que el Banco Central Europeo (BCE) ya ha asumido el papel de supervisor bancario. Reglas de control La Comisión entiende que de todos modos será necesario armonizar las reglas de control del lavado de dinero en toda la UE a través de un reglamento único. De hecho, Dombrovskis ha recordado que «el reciente aumento de la actividad criminal en el contexto de la pandemia de coronavirus nos recuerda que los delincuentes utilizarán todas las vías posibles para continuar sus actividades ilícitas a expensas de la sociedad». La Comisión ha revisado también la lista negra de países que se considera que no luchan lo suficiente contra este tipo de delincuencia. El año pasado los países y la propia Comisión fueron víctimas de grandes presiones porque en la lista de los incumplidores estaba Arabia Saudí, que este año ha desaparecido de esta relación. También han desaparecido territorios de soberanía o administración norteameicana como Puerto Rico, Samoa Americana o las Islas Vírgenes Americanas. Al revés, Panamá, que había sido excluido, ha vuelto a ser mencionado por no haber podido demostrar que ha mantenido las buenas prácticas. Otros países que sí han sido retirados de la lista negra son Bosnia y Herzegovina, Etiopía y Túnez. La relación definitiva incluye como novedad a Bahamas, Barbados, Botsuana, Camboya, Ghana, Jamaica, Mauricio, Mongolia, Myanmar, Nicaragua, Panamá y Zimbabue. Afganistán, Irak, Pakistán, Siria, Trinidad y Tobago, Uganda, Vanuatu y Yemen ya estaban en la relación y la Comisión ha decidido mantenerlos. Que un país figure en esa lista no implica la imposición de sanciones, pero obliga a los bancos europeos a aplicar controles más estrictos sobre las transacciones financieras con clientes o instituciones financieras.
07-05-2020 | Fuente: abc.es
Cientos de paramilitares rusos combaten en el bando rebelde en Libia, según la ONU
Entre 800 y 1.200 paramilitares rusos del Grupo Wagner combaten en Libia junto a las tropas del Ejército Nacional Libio (LNA, por sus siglas en inglés) del general rebelde, Khalifa Haftar. Según un informe confidencial de Naciones Unidas al que tuvo acceso la agencia DPA, este grupo de mercenarios que ya opera en Ucrania y Siria, aportaría «expertos en artillería y ataques aéreos, así como de francotiradores» a un LNA que desde hace más de un año trata sin éxito de hacerse con el control de Trípoli, sede del Gobierno de Unidad Nacional (GNA) que reconoce la ONU y encabeza el primer ministro Fayez Serraj. A diferencia de Siria, donde Rusia cuenta con tropas regulares cuyo apoyo ha sido decisivo para que Bashar Al Assad siga en el poder, en el caso libio el Kremlin niega cualquier presencia militar sobre el terreno. El grupo Wagner es una empresa privada y el oligarca Yevgeny Prigozhin, cercano a Vladimir Putin, es considerado su jefe, según una investigación realizada por Foreign Policy, aunque Prigozhin asegura no tener vínculo algo con los paramilitares. Una victoria de Haftar reforzaría la presencia rusa en el Mediterráneo, donde cuenta con la base naval de Tartús, en Siria. El apoyo de Moscú desvelado por el organismo internacional, sin embargo, no ha sido suficiente para que Haftar, que también tiene el respaldo de Egipto, Jordania, Arabia saudí y Emiratos Árabes Unidos, se haga con el control de la capital. Hace una semana, tras autoproclamarse mandatario de toda Libia, declaró una «tregua de ramadán», pero los combates no han cesado y el LNA pierde terreno frente al empuje del GNA. Las fuerzas del gobierno que reconoce la ONU combaten junto a 2.000 milicianos islamistas sirios traídos por Turquía, que junto a Qatar e Italia respaldan al ejecutivo.
03-05-2020 | Fuente: abc.es
Los periodistas que celebran el Día Mundial de la Libertad de Prensa en la cárcel
Quedan demasiados países en negro en la Clasificación Mundial de Reporteros Sin Fronteras (RSF), lugares donde el ejercicio del periodismo se castiga con la persecución, la tortura o la muerte, mientras sus ciudadanos vagan entre las tinieblas de la desinformación o bajo el efecto anestésico de la propaganda. Para rendir homenaje a todos los que se han atrevido a plantarle cara a la censura, la sección española de RSF ha reunido a varios periodistas, decididos a recordar a sus colegas perseguidos a través de vídeos donde exigen que sean puestos en libertad. Aunque sea de manera sombría, la fecha no puede resultar más apropiada. Este 3 de mayo, se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa, con millones de personas encerradas en sus hogares por una pandemia que se podría haber evitado si el Partido Comunista Chino (PCCh) no hubiera acallado a los médicos de los hospitales de Wuhan o hubiera derribado la alambrada que impide la existencia de medios de comunicación independientes, capaces de haber denunciado y advertido de lo que estaba por venir. Desde primera hora de la mañana, RSF (@RSF_ES) publica una sucesión de vídeos donde periodistas españoles recuerdan la labor y el castigo al que han sido sometidos sus colegas extranjeros. Por citar dos ejemplos, el presidente de la sección española de la organización, Alfonso Armada, ha pedido la liberación de Christine Kamikazi, Agnès Ndirubusa, Térence Mpozenzi y Egide Harerimana, cuatro miembros de la redación de Iwaku, un semanario independiente de Burundi, mientras que Nemesio Rodríguez, presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), ha denuciado que el saharaui Walid El Batal sufra la prisión en Marruecos. Ambos países, Burundi y Marruecos, ocupan la posición 160 y 133 en la Clasificación Mundial de Libertad de Prensa, que mide la calidad de ese derecho en 180 países. Además de Burundi y Marruecos, otros países sobre los que RSF llama la atención este domingo son Turquía (154), donde se pide la liberación del periodista Ahmet Altan; Camerún (134), con Amadou Vamoulké; Argelia (146), con Khaled Drareni; Irán (173), con Narges Mohammadi; Yemen (167), con los cuatro periodistas que han sido recientemente condenados a muerte; China (177), con los desaparecidos Chen Oiushi y Fan Bin; Egipto (166), con Mahmoud Hussein, o Arabia Saudí (170), con Raif Badawi. La amenaza del coronavirus Como confirman los datos, las preocupaciones de RSF no son infudadas. En 2019, fueron asesinados 49 periodistas, la cifra más baja desde 2003. Hartos de sufrir el hostigamiento de regímenes represivos o persecución y muerte en zonas de guerra o dominadas por el narcotráfico, muchos informadores decidieron tirar la toalla. Su claudicación explicaría el descenso del número de muertes, engañosamente esperanzador. De un vistazo, el mapa de la Clasificación Mundial 2020 confirma la magnitud de sus temores. En negro, una lista extensa de países, integrada por Cuba, Egipto, Sudán, Libia, Somalia, Arabia Saudí, Siria, Irak, Irán, Azerbaiyán, Turkmenistán, Tayikistán, China, Corea del Norte, Vietnam y Laos, recuerda que queda bastante trabajo por hacer, puesto que la libertad de prensa suele ir de la mano de la democracia, que no se da por hecho en muchas regiones del mundo. Sirviendo de excusa para que los líderes autoritarios continúen achicando las libertades de sus ciudadanos, la Covid-19 pende como una nueva amenaza sobre los periodistas que trabajan donde la represión es la norma. En un primer momento, la propaganda China pretendió presentar a su país como un campeón contra la pandemia, capaz de contenerla gracias a la eficacia con la que se habían tomado medidas para frenar su expansión, como si el carácter autoritario del régimen hubiera sido una ventaja frente a las caóticas democracias, donde se cuestionan las órdenes que llegan desde arriba y los ciudadanos se quejan demasiado. Como demostró RSF, lo cierto es que esa razonamiento estaba construido con falacias, ocultando que Pekín había maquillado las cifras reales de muertos y que Taiwán y Corea del Sur, donde sí se respetan las libertades, llevaron a cabo un trabajo frente al virus mucho más eficaz. Decisiones como las del Kremlin, que reforzará el control sobre los ciudadanos con códigos QR, como informaba hace días Rafael M. Mañueco, corresponsal de ABC en Moscú, muestran que el combate contra la infección puede tener un reverso tenebroso. Lo mismo ocurre en Cuba, donde el régimen estrechará la libertad de expresión y prensa mediante la «Ley Azote», como explicaba Jorge Enrique Rodríguez, corresponsal en La Habana, hace unos días. Con 300 periodistas encarcelados en el mundo, solo el compromiso con la libertad de expresión podrá evitar que nuevos informadores acaben entre rejas. Las amenazas son múltiples, pero también la decisión para frenarlas, liderada por organizaciones que luchan para evitar que más voces sean silenciadas.
1
...