Infortelecom

Noticias de angela merkel

20-11-2017 | Fuente: abc.es
Los liberales rompen el diálogo para formar gobierno en Alemania
Merkel había dado de plazo, a modo de ultimátum, las seis de la tarde de ayer. Plazo que fue de nuevo prorrogado hasta bien entrada esta madrugada, cuando el Partido Liberal (FPD) anunciaba que interrumpía las conversaciones en marcha desde hace cinco semanas y abandonaba la mesa de diálogo por considerar que no era posible «llegar a un acuerdo en temas fundamentales», según el presidente de los liberales, Christian Lindner. Después de muchas horas encerrados en la sede de la representación de Baden-Württenberg en Berlín, el acuerdo entre el bloque conservador, los Verdes y el FPD no fue posible y el panorama se le complica a la canciller, Angela Merkel, en la formación de una coalición de gobierno. Ante el evidente bloqueo de las negociaciones en las que Merkel trataba de formar una coalición, el presidente de Alemania, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, había hecho unas declaraciones a primera hora de ayer en las que pedía a los partidos implicados «evitar la convocatoria de nuevas elecciones», pero el capítulo referente a inmigración y asilo se ha enquistado entre los miembros de la denominada Coalición Jamaica y la posibilidad de una repetición de las elecciones cobraba fuerza esta pasada madrugada. Sin embargo, unos nuevos comicios, según todos los sondeos, ofrecerían un resultado sin apenas diferencias respecto a las elecciones del pasado 24 de septiembre. Solo en las últimas 48 horas habían sido presentadas hasta cinco propuestas diferentes sobre el punto más conflictivo: el derecho de reagrupación familiar de los refugiados que han obtenido el estatus de asilo en Alemania. En cada propuesta se establecían una serie de restricciones, con diferentes grados de dificultad, pero sobre ninguna de ellas ha habido acuerdo y todas las partes culpan a la contraria de inmovilismo. La figura más «antipática» presente en las negociaciones es Horst Seehofer, el presidente de Baviera y del partido hermano de la CDU de Merkel, la Unión Socialcristiana (CSU), que una vez tras otra ha rechazado las posibilidades de consenso que ofrecían el resto de los partidos. Caminando en círculo Tras una reunión de cada partido por separado, todos decidieron anoche volver a la mesa en un último intento por salvar la Coalición Jamaica que, de fructificar, habría dado como fruto un borrador provisional del acuerdo de gobierno sobre el que habría que seguir negociando detalles antes de someterlo a votación a las distintas bases. «Llevamos semanas caminando en círculo, esto solo lo soluciona una reunión de los cuatro jefes de los partidos a solas», dijo anoche el vicepresidente de los liberales, Wolfgang Kubicki: «Se han quedado los jefes y hemos salido los indios». No dio resultado.
14-11-2017 | Fuente: abc.es
Así intriga Putin contra Occidente
Theresa May acusa a Rusia de «sembrar la discordia en Occidente», con su presunta injerencia en elecciones europeas, apoyo a los ataques cibernéticos y divulgación de «fake news» (noticias falsas). La «premier» británica ha sido la última dirigente en denunciar las intrigas rusas para perjudicar a las sociedades libres, este lunes por la noche durante una cena en la City de Londres. Al señalar al Kremlin por «violar de manera reiterada el espacio nacional de varios países europeos», May mencionó su intromisión en elecciones y el ataque cibernético contra el Ministerio de Defensa danés o el Bundestag (Parlamento alemán), «entre muchos otros». En el Reino Unido, en concreto, existen varias investigaciones abiertas (una en el Parlamento) sobre una posible intervención rusa en la campaña para el referéndum del Brexit (23 de junio de 2016). La firmeza de Theresa contrasta con los bandazos de Donald Trump en esta cuestión. Durante su gira asiática de la semana pasada, el presidente de EE.UU. dijo creer a Vladimir Putin cuando este le negó «con mucha fuerza y vehemencia» que hubiera intervenido en las presidenciales del 8 de noviembre de 2016. John Brennan, ex director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), declaró a la CNN sobre esta última salida de Trump que «se trata de ingenuidad, ignorancia o miedo (..) creo que el presidente está intimidado por Putin». Estados Unidos El informe de la Inteligencia estadounidense, titulado «Evaluando las Actividades e Intenciones de Rusia en las recientes elecciones de Estados Unidos», concluyó que el Kremlin intentó influir a favor del republicano Donald Trump frente a la demócrata Hillary Clinton en las presidenciales de 2016. Para ello había «hackeado» miles de correos electrónicos de los servidores informáticos del Comité Nacional Demócrata. Estados Unidos se encuentra en plena investigación sobre la trama rusa, incluida la posibilidad de que el equipo de campaña del actual jefe de la Casa Blanca hubiera tenido contacto permanente con el Kremlin para coordinar acciones conjuntas. La investigación acaba de estrenar sus primeros inculpados judiciales, entre ellos Paul Manafort, exdirector de la campaña presidencial de Trump. La primera víctima de este escándalo fue el asesor de Seguridad Nacional Michael T. Flynn, que dimitió tras conocerse que ocultó al vicepresidente, Mike Pence, sus contactos con el embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak, sobre la posibilidad de levantar las sanciones que Barack Obama había aprobado contra Moscú por su intromisión en la elección presidencial. También trascendieron los contactos rusos del yerno de Trump, Jared Kushner, quien en diciembre de 2016 se había entrevistado con el embajador ruso, así como otras tres veces durante las primarias y la campaña electoral. Cataluña Aunque públicamente el Gobierno ruso ha apoyado la integridad territorial de España, la amenaza secesionista en Cataluña no ha estado ajena a las intrigas del Kremlin. Distintas investigaciones divulgadas en los últimos días han revelado que cuentas coordinadas con origen en Rusia y también en Venezuela difunden noticias de medios como RT o Sputnik, que dependen del Kremlin, con contenidos favorables al independentismo. El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, aseguró sobre la aparición de desinformaciones en internet relacionadas con esta autonomía que «no nos consta formalmente que el Gobierno ruso esté detrás, pero sabemos que este tráfico viene de redes que tienen su punto de propagación en Rusia». El ministro teme que en las elecciones del próximo 21 de diciembre se repita la misma injerencia a través de internet procedente de territorio ruso, detectada en procesos electorales en otros países. «Es pronto para eso, pero a mí no me extrañaría», subrayó Dastis el lunes. El titular de Exteriores precisó que el 50% de la desinformación detectada sobre Cataluña procedía de Rusia y un 30% de Venezuela. Un informe del Real Instituto Elcano sostiene que la desinformación rusa sobre esta región ha tenido el apoyo de Moscú. El documento, «La guerra de la información de Rusia en Cataluña», considera que «la exitosa combinación de varios instrumentos de la guerra de la información» en este caso «ha hecho necesario el apoyo del Gobierno del régimen autocrático», así como de las agencias de inteligencia, «que definen las principales debilidades y problemas internos de un país», y de ciberinteligencia, informa Ep. El informe, firmado por la investigadora principal del Instituto Mira Milosevic-Juaristi, señala que lo que distingue a Rusia de otros «ciberactores» y divulgadores de mentiras es que la guerra de la información es una estrategia militar definida en la última Doctrina Militar de la Federación de Rusia, oficial desde 2014. Mientras en los conflictos de Siria y Ucrania la acción rusa ha consistido en combinar fuerza militar con guerra de información -explica Milosevic-, en los países occidentales «donde su objetivo es ganar influencia y no territorios», el foco está puesto en la guerra de la información. Brexit La maquinaria rusa de manipulación y desinformación a través de internet también actuó en el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), según distintas denuncias. El Brexit ha supuesto un balón de oxígeno para Vladimir Putin, a quien admira Nigel Farage, el principal valedor de la campaña a favor de la salida de la UE. Bob Posner, director de finanzas y regulaciones políticas de la Comisión Electoral, afirmó a principios de noviembre que estaban intentando averiguar con Facebook y Twitter quién pagó la publicidad política en el período previo al referéndum sobre la UE y las elecciones generales de mayo de 2017. El Partido Laborista pidió una investigación sobre si el «dinero negro» tuvo un papel en el referéndum del Brexit. Las investigaciones en el Reino Unido sobre posibles intentos rusos de influir en el voto también afectan al empresario británico Arron Banks, principal donante de la campaña favorable al Brexit Leave.EU en el referéndum. Banks ha negado que el dinero aportado (9,5 millones de euros) procediera de Rusia. Francia El equipo de la campaña presidencial de Emmanuel Macron denunció que fue objeto de un «pirateo masivo» que llevó a la «difusión en las redes sociales de informaciones internas de diversa naturaleza». En plena campaña para los comicios de la pasada primavera, medios rusos divulgaron una supuesta infidelidad homosexual del actual presidente francés. Alemania La canciller alemana, Angela Merkel, expresó abiertamente su preocupación por posibles ciberataques y manipulación de noticias desde Rusia durante la campaña para las elecciones generales del pasado septiembre. Holanda El Gobierno holandés también denunció los intentos de Moscú de influir en el resultado de las elecciones del pasado 16 de marzo, que ganó el actual primer ministro, el liberal Mark Rutte, frente al antieuropeísta de Geert Wilders. Sus servicios de inteligencia informaron de que el Gobierno ruso incidió en la difusión de noticias manipuladas o directamente falsas para condicionar el voto. Putin se defiende Desde Danang (Vietnam), donde asistió con Trump a la cumbre de la APEC, Putin se defendió ante los medios rusos: «Me he pronunciado muchas veces sobre esta cuestión. Considero que todo lo que está relacionado con el llamado dosier ruso en Estados Unidos es la manifestación de las continuas luchas internas» en ese país. A falta de suficiente fuerza militar y económica para doblegar a Occidente, Moscú ha recurrido a la llamada «guerra híbrida» para debilitar al adversario. Los ejemplos más claros de esa «guerra híbrida» fueron la anexión de Crimea y la sublevación separatista en el este de Ucrania, patrocinada por Moscú, según la OTAN. En esa pugna participan de forma activa los medios de comunicación oficiales rusos con un caudal de propaganda sin precedentes, muy superior al de la época soviética, mintiendo, tergiversando y manipulando con gran inmediatez y velocidad gracias a la enorme difusión que ofrecen las plataformas digitales, según ha informado desde Moscú Rafael Mañueco. En su ataque más feroz contra Moscú desde su llegada al número 10 de Downing Street, Theresa May sostuvo que Rusia debe tomar una senda diferente a la elegida en los últimos años, con la anexión de Crimea y el lanzamiento de ataques cibernéticos contra parlamentos europeos. Desde el epicentro de las finanzas, May advirtió a Putin de que «sabemos lo que está haciendo y no lo conseguirá, subestima la resistencia de nuestras democracias».
10-11-2017 | Fuente: abc.es
Macron termina en Líbano su gira triunfal por las autarquías musulmanas
Consagrado por la revista «Time» como «posible líder de Europa», Emmanuel Macron ha hecho una escala inesperada en Riad, capital de Arabia Saudí, tras su visita de Estado a los Emiratos Árabes Unidos (EAU), donde Francia tiene intereses de muy diversa índole y el presidente ha puesto a prueba su política de «franqueza comprensiva». En su día, Macron denunció el integrísimo islámico y sus secuelas (religiosas, financieras, bancarias) como una de las ?matrices? del terrorismo islamista. Meses más tarde, durante la inauguración oficial del Museo del Louvre del emirato de Abu Dabi, ha denunciado el «oscurantismo» (religioso) al mismo tiempo que ha dado un espaldarazo de la mejor escuela diplomática a la autarquía local, con muchas ramificaciones militares, incluso anti terroristas. Confirmada la presencia cultural francesa en Abu Dabi/Emiratos, a través de la franquicia del primero de los grandes museos nacionales, el presidente Macron se ha instalado en una posición de actor privilegiado en una región estratégica, a escala mundial. Tras ese viaje razonablemente triunfal, el presidente francés decidió a última hora hacer una escala de varias horas en Riad, para entrevistarse con el príncipe heredero al trono de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman (MbS). Trataron la situación en el Líbano tras la dimisión del primer ministro libanés Saad Hariri, quien anunció su renuncia el pasado día 4, cuando se encontraba en Riad. Cuando el presidente Trump continúa enzarzado en sus líos domésticos, y la canciller Angela Merkel intentar desbrozar el terreno de entendimiento de un posible pacto gubernamental, Emmanuel Macron confirma un liderazgo emergente. Sin duda, el «peso» de París en Oriente Medio quizá no pueda ser «determinante». Pero Macron si puede mover los peones franceses con posible eficacia: intentando «influir» en la metamorfosis en los regímenes autárquicos, intentando «convencerlos» de «incrementar» su cooperación en la lucha contra el terrorismo islámico, abriendo puertas a la industria nacional de armamentos, que sigue ocupando un puesto importante en la nueva geografía mundial del la venta de armas, tras los EE. UU. y Rusia. Las maniobras de Macron en los países árabes coinciden con la «cover» (portada) de Time consagrada al presidente francés, presentado como «posible» líder de Europa, si termina consiguiendo «poner orden» en una Francia con bajo crecimiento, incremento de la pobreza, mucha deuda y mucho déficit.
06-11-2017 | Fuente: abc.es
El centroderecha gana en Sicilia
El centro derecha es el virtual ganador de las elecciones regionales de Sicilia, confirmando una tendencia general en todo el país, según indican todas las encuestas. Le ha seguido de cerca el Movimiento 5 Estrellas, mientras el Partido Democrático ha sufrido una sonora derrota que complicará el liderazgo de su secretario general, Matteo Renzi, en el centro izquierda. Se ha dado gran relieve a estos comicios, porque han sido el último test antes de las elecciones generales que serán en la primavera próxima. En cierta forma, la campaña electoral en Sicilia ha constituido un laboratorio y los resultados pueden condicionar futuras alianzas políticas. Aunque las urnas se cerraron anoche a las diez, increíblemente solo esta mañana comenzó el escrutinio oficial y, a primeras horas de la tarde, solo se tenían los resultados de unas 2000 mesas electorales de un total de 5.300. Con casi la mitad de los votos escrutados, se da por ganador, con un 38,7 %, al candidato del centro derecha, Nello Musumeci (62 años), un exmilitante del postfascista Movimiento Social Italiano. No es una sorpresa su resultado, porque en esta región ha ganado tradicionalmente la derecha, salvo en las pasadas elecciones del 2012 en las que se presentó dividido y fue derrotado por el centro izquierda. El Movimiento de Grillo, reforzado El gran rival de Musumeci ha sido un militante del Movimiento 5 Estrellas (M5E) del cómico Beppe Grillo, Giancarlo Cancelleri (42 años), que ya fue candidato en los comicios anteriores y ahora se ha quedado en poco más del 35 %, a menos de 4 puntos porcentuales del ganador. El Movimiento de Grillo es el primer partido político de Sicilia, lo que constituye un éxito, pero en cierta forma el M5E sufre una derrota. Todos sus líderes, incluido Grillo, han recorrido pueblo a pueblo toda la isla, confiando en ganar estas elecciones, lo que podía haber catapultado al Movimiento 5 Estrellas, después de conquistar las alcaldía de Roma y Turín, a una mayor proyección nacional y hubiera constituido un triunfo de resonancia internacional. El M5E, como partido antisistema, no ha logrado movilizar al electorado. Menos de un 47 % de los cuatro millones y medio de sicilianos con derecho a voto acudió a las urnas, un porcentaje incluso inferior a las elecciones anteriores. En realidad, el abstencionismo ha sido el ?partido? ganador. En cualquier caso, el Movimiento de Grillo sale reforzado, pero prácticamente cierra la posibilidad de jugar el papel de posible vencedor en las elecciones generales de la primavera próxima, porque la nueva ley electoral favorecerá las coaliciones y penalizará a los candidatos del M5E porque sus dirigentes rechazan formar alianzas con otros partidos. Berlusconi, gran triunfador El verdadero triunfador de estas elecciones es el excavaliere Silvio Berlusconi, quien volvió a lanzarse al ruedo político logrando unir al centro derecha para obtener un óptimo resultado con la bandera del antipopulismo. Contra la aventura del populismo del M5E, Silvio Berlusconi, a sus 81 años, se ha propuesto como el ?usato sicuro?, es decir, más vale malo conocido que bueno por conocer. Ha prometido un plan Marshal para la isla y ha vuelto a sus viejos eslóganes, como la reducción de las tasas o el puente sobre el estrecho para unir la isla al continente, al tiempo que ha lanzado un duro ataque contra el Movimiento de Grillo, asegurando que son incompetentes, un peligro para el país y que subirán los impuestos. A su vez, el cómico Grillo ha gritado en sus mítines contra todos los partidos tradicionales: ?Tenéis que rebelaros, porque desde hace cien años os toman el pelo. Tendríais que ser los más ricos de Italia, pero sois los más pobres; tenéis todo: el arte, volcanes, playas, pero es como si no tuvierais nada?, gritó el cómico en las plazas de Sicilia. Dura derrota del PD de Renzi El tercero en discordia, a nivel nacional, el exprimer ministro, Matteo Renzi, líder del Partido Democrático (PD), ha permanecido lejos de la isla, porque temía una fuerte derrota, ya que, además, el centro izquierda desunido. Su candidato, Fabrizio Micari (54 años) rector de la universidad de Palermo, ha obtenido un 18,8 %, sumando las distintas fuerzas políticas que lo apoyaban Ha sido, pues, una derrota anunciada del Partido Democrático de Renzi. El PD se sitúa, con el 14,5 %, como tercer partido en Sicilia, por detrás de Forza Italia de Silvio Berlusconi, que alcanza el 16,1 %. Sin duda, este duro revés de Matteo Renzi tendrá repercusiones en su liderazgo del centro izquierda. Renzi ha reconocido que se ha tratado de una ?derrota neta? y ha mostrado su disponibilidad a unas elecciones primarias para designar un candidato de la coalición del centro izquierda en los próximos comicios nacionales de primavera. Situación inmóvil desde hace muchos años Muchos son los problemas a los que deberá enfrentarse el nuevo presidente de la región siciliana. En verdad, la situación de la isla es inmóvil desde hace muchos años. Sicilia es como uno de los agujeros negros de Italia en el que desaparecen miles de millones, donde abunda el clientelismo la corrupción, el derroche a todos los niveles y, por supuesto, como telón de fondo aparece el problema de la mafia. La Región es la más grande Sociedad de Sicilia, pero produce asistencia, no desarrollo económico. Decenas de miles de personas son pagadas para no hacer prácticamente nada, salvo el asegurar un voto a la hora de las elecciones. Sus políticos no son un ejemplo. En las elecciones de ayer se eligieron también a los miembros de la Asamblea Regional, que es el órgano legislativo de Sicilia previsto en su estatuto especial de 1946 (cinco son las regiones italianas con estatuto especial: Sicilia, Cerdeña, Valle de Aosta, Friuli-Venezia Giulia y Trentino-Alto Adige). La de Sicilia es la única asamblea regional que tiene el título de parlamento y sus miembros son denominados diputados. Sobre su capacidad de transformismo basta un dato: Catorce de esos diputados, con mejor salario que Donald Trump o Angela Merkel, que apoyaban al presidente saliente, el excomunista Rosario Crocetta, del centro izquierda, han apoyado en estas elecciones al candidato de la derecha Musumeci. Viendo la situación política en Sicilia, es un fiel reflejo de la política italiana de hace 25 años, a inicios de la década de los noventa, cuando el país aparecía inmóvil, y en el horizonte el protagonista era, ayer como hoy, el mismo personaje, aunque parezca increíble: Silvio Berlusconi.
31-10-2017 | Fuente: abc.es
Machismo, religión e idioma, los desafíos de América Latina en la acogida de refugiados sirios
Los cientos de miles de sirios que llegaron a Europa desde el inicio de la guerra desnudaron las fracturas de una Unión Europea en su momento más delicado en décadas. Si bien Angela Merkel abrió en 2015 las fronteras alemanas a los sirios, la Hungría de Viktor Orban, con la construcción de su muro, lideró a los países del Visegrado en la negativa a participar en las cuotas. En cambio, Jordania y Líbano, países que suman entre ambos 15 millones de habitantes, han asumido cerca de 1.700.000 refugiados sirios, que suponen el 20 y el 10% de la población total, respectivamente. Mientras que los países del Golfo se negaron a acoger, en América Latina, con el Atlántico como principal barrera, Brasil y Uruguay encabezaron la campaña para ayudar a los sirios; pero la feliz acogida que ofrecía el expresidente uruguayo Pepe Mujica se oscureció a los pocos meses con el arrepentimiento de algunas familias que esperaban mayor ayuda económica. Lorenzo AgarGrupos de refugiados sirios acamparon la pasada primavera en la Plaza de la Independencia de Montevideo para «salir a cualquier país» desengañados con la nueva vida que les esperaba alejados de la guerra y sin dinero suficiente para salir adelante. «Los que llegan no hablan el idioma. Además, el cheque del Estado no es muy alto, es poquita plata porque no hay recursos muy grandes. En un principio, la gente tiene la impresión de que está llegando a un país desarrollado.. Por eso es importante en la entrevista con los sirios explicarles que este caso Chile es un país de desarrollo medio: vivirán tranquilos con estabilidad política, pero que no esperen recibir del Estado un apoyo inmenso, tendrán que trabajar», dice a ABC Lorenzo Agar, sociólogo chileno de ascendencia siria y coordinador de la Unidad de Migración e Inclusión social del Gobierno chileno. Más de 10.000 sirios viven en América Latina, de los que un 80% han ido a parar a Brasil. Con 200 millones de habitantes, el gigante iberoamericano ha recibido a más de 2.000 sirios en los últimos años gracias a las políticas de apertura de Dilma Rousseff. Paradójicamente, su sucesor, el conservador Michel Temer, de origen libanés, ha promovido un mayor control en las concesiones de asilo por cuestiones de seguridad. Chile, que entre palestinos, colombianos, ecuatorianos o costarricenses, cuenta con 2.000 reasentados, ha sido el último en sumarse al desafío sirio: 14 familias -66 personas- aterrizaron en el país el pasado 12 de octubre. «Es un grupo diverso: cristianos, católicos maronitas, musulmanes, chiíes y suníes, árabes, kurdos y armenios. La intención del reasentamiento en Chile es que fuera humanitario, sin ninguna connotación religiosa ni política. Van a estar ubicados ellos en dos pequeñas ciudades o comunas, como lo llamamos nosotros, donde el Estado se hace cargo de poder integrarlos desde el punto de vista de la vivienda», agrega. De raíces sirias, los abuelos de Agar huyeron de Homs a principios del siglo XX hasta llegar a Chile. Pero no solo tiene orígenes sirios. «Mi abuelo materno era periodista español y estuvo en la Guerra Civil como republicano. Se vino a Chile en el buque Winnipeg con los exiliados». ¿Por qué querrían unas familias sirias cambiar Uruguay por Siria? Pasó lo mismo con algunos palestinos que llegaron a Chile hace una década. No hablaban el idioma, el cheque del Estado no es muy alto, es poquita plata, no hay recursos muy grandes.. En los primeros seis meses hay que dar un fuerte esfuerzo para que aprendan el idioma y empiecen a trabajar. No van a Chile para estar en una situación de asistencia, ellos tienen que emprender y empezar a generar recursos rápidamente porque no les alcanza con el subsidio. Probablemente pasó esto con los sirios en Uruguay. En Chile tendrán tranquilidad y apoyo económico: dos años con arriendo de vivienda, inserción, asistencia sanitaria, educación para los niños y subsidio monetario para los gastos de unos 120 euros por persona. Aprender el idioma y las relaciones hombre-mujer son los dos principales problemas en la adaptación de sirios y palestinos a Chile ¿Cuáles son los principales problemas de integración a los que se enfrentan? Lo más complicado para ellos, especialmente en el caso de adultos, es aprender el idioma. El segundo gran problema es en cuanto a las relaciones hombre-mujer. Están acostumbrados a que la mujer esté en la casa, sobre todo la población musulmana, y si están en la casa, no pueden generar ingresos. En Chile, para llegar más o menos a final de mes, tienen que trabajar los dos y, además, quedándose en casa no se aprende el idioma. Hay que ir modificando algunos hechos culturales para la adaptación, porque con lo que gana el hombre no les alcanzará. La atención médica también es diferente en el caso de las mujeres: muchas solo quieren ser atendidas por mujeres y en Chile no se elige género; es según lo que te toque. El país tiene que adaptarse de alguna manera a la población, porque si no, puedes generar problemas. Los palestinos han sido capaces de integrarse aquí; la integración se puede, pero no es fácil. ¿No teme brotes xenófobos en Chile como ha pasado en Europa? Chile es un país donde hubo emigración por exilio desde el Golpe de Estado de 1973 hacia diferentes partes del mundo: Europa, Norteamérica, Australia? Tenemos refugiados colombianos, por las FARC y los paramilitares, peruanos por Sendero Luminoso y hasta afganos por los talibán. En 1999 se recibió a un grupo pequeño proveniente de los países de la ex Yugoslavia, con luces y sombras en cuanto la capacidad para armar todo el programa. Pero con los palestinos tuvimos una experiencia más positiva: se adaptaron rápidamente pese al idioma. En las entrevistas previas a palestinos y sirios en Líbano se les explica claramente que el tema religioso es un tema privado, personal. Lo pueden hacer pero no tiene el peso para nada que tiene en los países de Oriente Medio. Es una gran ventaja. Puede haber algún caso de xenofobia pero todavía no lo ha habido. En Chile hay 3.000 musulmanes y la mayoría son chilenos conversos. Además tenemos una notable comunidad libanesa y judía. No ha habido rechazos por cuestiones de religión y ahora tampoco tiene sentido que lo tengan. En Argentina se ha creado la figura del «llamante», que consiste en que los propios argentinos de a pie actúen como receptores de familias de refugiados. Quienes se comprometan como voluntarios, deben proporcionar alojamiento, ayuda económica y medios para integrarlos en la sociedad. ¿Cómo lo ve? A mí no me gusta mucho porque en el fondo creo que el reasentamiento es cosa de los Estados, porque si hay algún problema, ¿quién asume la responsabilidad?, ¿qué pasa si se enojan entre familias? ¿Debe dar un paso más Iberoamérica para que no recaiga todo el peso en Jordania, Líbano, Turquía o el sur de Europa? Creo que América Latina debe dar un paso más en la acogida de refugiados, pero es un tema financiero. América Latina es una región que tiene justamente la gran ventaja de su diversidad cultural y su aceptación de las distintas personas, países, religiones y cultural, todo. Es un espacio de América Latina privilegiado, pero se requieren recursos, por eso recibimos a muy pocas familias y vamos con paso lento. Los Estados no tienen suficiente presupuesto. Todavía hay mucha pobreza en los países: ¿cómo les dices a los la sufren que sí hay dinero para refugiados? América Latina es un excelente espacio para reasentar personas, pero tenemos muchas dificultades. ¿Por qué habla de familias? Para los niños sirios o palestinos, que llegan sin hablar español, ¿prefiere tutor o escuela? Accordamos con Líbano y Acnur que traeríamos familias y no individuos porque son núcleos más sencillos. Las familias traerán niños que irán directamente a la escuela para aprender el idioma. A los menores palestinos los enviamos rápidamente al colegio para que estuvieran con compañeros chilenos. Así que nada de un tutor, no sirve de nada. La interacción con los niños será rápida, en tres meses estarán hablando. Con muchas de las ciudades más peligrosas del mundo, ¿se puede hablar de países seguros en América Latina para los refugiados? Es verdad, tienen que ser en países con cierto grado de seguridad: no puedes correr el riesgo de que sufran consecuencias de violencia urbana. Por eso se inicia en Uruguay, Chile o en algunas zonas de Brasil. En Chile hay índices de normalidad bastante altos. Aunque nadie está a salvo del peligro. Usted es nieto de sirios. Mis abuelos llegaron a Chile desde Homs en 1904. Fueron en barco hasta Argentina y luego atravesaron la cordillera porque había ya sirios en Chile. Tengo ahí una raíz de Siria siempre presente que ha hecho que siempre me haya dedicado a estudiar la cultura árabe. ¿Y lo habla? No, no hablo árabe. Mi papá, sí. Mi papá se casó con mi mamá que no era árabe y se empezó a perder el idioma. ¿Recuerda un caso de integración que le haya alegrado especialmente? ¿y algún otro que lo recuerde con tristeza? Dos hermanos palestinos que llegaron a Chile con una ceguera progresiva, y que ya se han quedado ciegos definitivamente, recibieron un apoyo muy importante de parte de las universidades para que pudieran hacer su carrera profesional y aprender bien el idioma. Ahora están trabajando con normalidad. Recuerdo especialmente el caso de una familia palestina que se fue a Europa porque Chile no colmaba sus expectativas y no había capacidad para retenerlos. Pero al final, te acostumbras. Cuando una familia de reasentados se arrepiente y decide irse, ¿lo considera un fracaso personal? No, no lo siento como un fracaso. Me ha pasado varias veces. Va a haber arrepentimiento, no te quepa duda, es lo que llamo el shock de la tranquilidad. Al cabo de un mes, dos o tres meses, cada persona empieza ese problema. Y ahí el punto está en el seguimiento.
24-10-2017 | Fuente: abc.es
Merkel, «furiosa» por las filtraciones de la cena entre Juncker y May
No parece haberle gustado a Angela Merkel que se haya filtrado a la prensa alemana parte de las conversaciones privadas en la cena que mantuvieron el día 16 de este mes el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker y la primera ministra británica Theresa May. La canciller alemana estaría «furiosa», según desvela el periódico «The Times», por estas filtraciones que ponen en desventaja al Gobierno británico en las negociaciones para el Brexit. Merkel teme que una mayor hostilidad por parte de Bruselas pueda terminar por derrocar a May. Le preocupa que las conversaciones entre ambas partes colapsen y esto provoque la caída del actual Gabinete de la primera ministra, lo que significaría que esta podría ser reemplazada por el ministro de Exteriores, Boris Johnson, el mayor «brexiter» del Ejecutivo británico y que los alemanes creen, tiene un enfoque erróneo para las negociaciones y, además, lo consideran mucho más hostil que la propia May. Se sabe que Merkel, continúa este periódico inglés, ha perdido la paciencia con los conservadores británicos, pero lo último que quiere es que su homóloga británica sea reemplazada en medio de las negociaciones, lo que sería un varapalo para las economías de los países miembro de la Unión Europea. Juncker negó que fuera verdad Unas filtraciones que han dado mucho que hablar. En ellas se mostraba a una May «abatida» o con «ojeras» por no haber dormido. Todos los focos apuntan a que surgieron del bando del presidente de la Comisión Europea. Por eso el propio Juncker las desmentía ayer, negando varias de las afirmaciones que aparecieron en el medio alemán Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung. Aseguró que fue una «excelente cena de trabajo», que May no parecía cansada «estaba en buena forma, luchaba como es su deber» y cuestionado sobre, como también se filtró, May solicitó ayuda de Bruselas, este respondió que «ese no es el estilo de los primeros ministros británicos». Y es que el Gobierno británico se está encontrando una oposición feroz por parte de Bruselas, que continúa con su postura férrea y que en sus últimas declaraciones le sigue proporcionando, dicen, una salida fácil a Reino Unido, la de dar que aún no es tarde y se puede dar marcha atrás al Brexit.
19-10-2017 | Fuente: abc.es
May no logra romper la unidad de los socios ante el Brexit
«Preparándome para la cumbre europea. Reino Unido tiene un futuro brillante tras el Brexit y su Gobierno está trabajando por un buen acuerdo para los ciudadanos británicos y de la UE». La frase escrita por la primera ministra británica en su cuenta de una red social repite el mismo eslogan que suena desde el referéndum de junio de 2016, tal vez intentando disimular la frustración que empieza a instalarse entre los negociadores por la falta de avances. Theresa May pidió este jueves a sus colegas europeos que le concedan de una vez la capacidad de empezar a negociar sobre las relaciones futuras, pero los socios le recordaron que es necesario primero que las negociaciones sobre su salida del club hayan avanzado lo suficiente. Cada vez que entra en la sala donde se reúnen todos los jefes de Estado y de Gobierno europeos para tratar juntos sobre los principales problemas, a May le debe resultar bastante complicado asumir que está luchando para dejar de participar en las discusiones y estar ausente del mecanismo de toma de decisiones. Este jueves llegó charlando animadamente con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron. Lo que le supuso una oportunidad que ni ella ni sus sucesores tendrán muy frecuentemente después de marzo de 2019, cuando se produzca su salida efectiva. Incluso si se consolida su idea de un periodo transitorio de dos años, la condición que le han impuesto sus colegas es que el Reino Unido dejaría de participar en las instituciones ?incluyendo el Consejo? aunque la legislación europea siguiera aplicándose en ese país. May ya se va acostumbrando a que los otros 27 le piden que abandone la sala De hecho, May se va acostumbrando a esa situación cada vez que los otros 27 le piden que deje la sala. O, como esta vez, cuando tras participar en la reunión y la cena del jueves, este viernes ya no será invitada a las discusiones en las que le van a decir que, para llegar al objetivo de empezar a hablar de las relaciones futuras, Londres se tiene que esmerar antes por hacer avanzar las negociaciones. Sobre todo en la cuestión de las cuentas del finiquito del divorcio. Donald Tusk, el presidente del Consejo, ya le había advertido este jueves de que las peticiones de May no tenían ninguna posibilidad de romper la unidad de los socios a la hora de mantener el orden en las fases de la negociación. En el documento que recoge las conclusiones de la reunión se le dice que sólo se pasaría a la segunda fase de la negociación si, antes del próximo consejo europeo de mediados de diciembre, ha habido «progresos suficientes», cosa que hasta ahora no se ha constatado. Cuestión de supervivencia Sin embargo, lo que pide May no es algo que esté solamente vinculado a las negociaciones del Brexit, sino que se trata de su propia supervivencia política. La razón principal que ha esgrimido May para pedir flexibilidad a sus colegas europeos es precisamente su debilidad política. Su principal rival dentro de su partido, el ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, dijo este jueves en Londres que el Gobierno debe prepararse para «cualquier posibilidad», incluida una ruptura sin acuerdo que, a su juicio, no sería nada dramática, sino que el Reino Unido se encontraría «muy bien» si se diera el caso. También el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, estaba este jueves en Bruselas en la reunión de líderes socialistas donde aseguró que, si estuviera en el Gobierno, dirigiría las negociaciones mucho mejor que May. De algún modo, se trataba de asegurar a los demás países que, si ella no es capaz de decir que ha obtenido un triunfo, aunque sea simbólico, los socios se arriesgan a tener delante a un interlocutor todavía más correoso. Ante esta situación, los europeos vieron «avances» en el discurso que May pronunció en Florencia, sobre todo después de la cena que celebró este lunes con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. También el negociador europeo, Michel Barnier, ha dicho que su equipo está dispuesto a «acelerar los trabajos al máximo» para poder decir que se han logrado «avances suficientes», aunque para ello sería necesario que los británicos dieran pasos significativos en la buena dirección. El enemigo en casa Sin embargo, el negociador británico David Davis dijo el lunes ante el Parlamento de su país que en los asuntos clave sus propuestas habían «llegado a límite» de lo que podía ofrecer y este jueves en un diario alemán volvió a insistir en que el Reino Unido ha de prepararse para el caso de que se llegue al momento de la separación sin haber llegado a un acuerdo, Es decir, May ha venido a buscar apoyo en Bruselas, pero sus enemigos están claramente al otro lado del canal.
17-10-2017 | Fuente: abc.es
Los socialistas quieren negociar un gobierno para Austria con la ultraderecha
Austria amaneció el lunes con la certeza de que los resultados de las elecciones del domingo suponen el mayor giro hacia la derecha habido desde 1945, pero aún lejos de saber cómo se plasmará en la acción política y en qué gobierno. Ayer se vieron los primeros movimientos para la gran partida en la que estarán implicados no solo los dos triunfadores del domingo, los conservadores del ÖVP (Partido Popular de centroderecha) y los derechistas del FPÖ (Partido de la Libertad), sino también los socialistas del SPÖ. Nada más ver que no se hundían todo lo que pensaban, estos comenzaron a jugar sus cartas en lo que son especialistas como el partido que más tiempo ha gobernado el país y más ha marcado y definido los procedimientos de toma de decisión en los complejos entramados de poder en Austria. Ya han anunciado los socialistas que no se quedarán quietos mientras el ganador Sebastian Kurz intenta establecer la coalición que pasa por ser la más probable, que es la alianza de derechas entre los conservadores del ÖVP y el derechismo liberal-nacional del FPÖ. Esa coalición de derechas es la que más partidarios tiene. Ha existido tan solo una vez en el año 2000 y fue entonces motivo de sanciones de la UE por el supuesto ultraderechismo del FPÖ. Las sanciones fueron levantadas después y hoy se descarta que se plantearan siquiera ante la muy probable reedición de esa coalición. El FPÖ es un partido que respeta y defiende la Constitución austriaca como los demás. La coalición de derechas es la más probable pero ayer surgieron ya voces recordando que no la única posible. El partido derechista de Hans Christian Stracher, con solo unas décimas menos que el SPÖ, ha quedado en la situación ideal. De haber superado al SPÖ los socialistas jamás se habrían avenido a negociar con ellos. Pero como socio menor se han convertido en el partido que decidirá quien, si la ÖVP o el SPÖ, pone al canciller. Y será quien más les dé. El canciller saliente y líder del SPÖ, Christian Kern, anuncia ya su intención de entablar negociaciones con el FPÖ para el caso de que el más votado Sebastian Kurz fracasara a la hora de formar gobierno. Y lo hará pese a la oposición de gran parte de su partido que celebraba en la noche electoral irse a la oposición. Y pese a la negativa de los barones, alguno tan poderoso como el jefe del partido en la capital, alcalde de Viena desde hace 23 años, Michael Häupl. Las negociaciones de los socialistas con el ÖVP de Kurz darán en principio poco de sí porque unos y otros dan por muerta y bien enterrada la gran coalición que se ha prolongado casi tres legislaturas y en todo caso demasiado. Pero no dejan de tener gracia las aproximaciones de Kern al FPÖ de Stracher porque los socialistas han sido los principales agitadores de la propaganda que ha criminalizado y demonizado al FPÖ como partido ultraderechista, antisemita y salpicado de neonazis. Lo hicieron con inmensa radicalidad y ayuda desde la izquierda europea, la UE y hasta la canciller Angela Merkel en las elecciones presidenciales. Y con menos énfasis ya en estas elecciones. Aunque fuera tan poco riguroso e injusto entonces como ahora. Los Verdes se hunden Con los resultados aún a falta de ciertas posibles modificaciones por el voto por correo, el ÖVP de Sebastian Kurz ganó con 31,6% (+7,6), seguido por el SPÖ con el 26,9% (+0.1) y el FPÖ con el 26% (+5,5). También entraron en el Parlamento el partido Neos con 5,1% y la Lista Pilz con 4,3%. Los Verdes tradicionalmente un partido fuerte en Austria los pasados treinta años se han hundido y no alcanzaron el 4% necesario. La política austriaca siempre ha sido conocida por su capacidad de generar sorpresas. Y sorpresa considerarán muchos lo rápido que el SPÖ se reconcilia con los supuestos ultraderechistas. El triunfo del FPÖ está también en eso. Pero está sobre todo en que como dice Strache, dos tercios del electorado austriaco ha votado el programa del FPÖ, al menos en cuestiones como inmigración y seguridad, revisión d prestaciones sociales y otros aspectos relaciones.
17-10-2017 | Fuente: abc.es
May pide a Juncker cesiones en el Brexit para frenar a su ministro Johnson
La «premier» británica, Theresa May, ha pedido al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que intente suavizar la negociación del Brexit para permitirle consolidar sus posiciones políticas en Londres, frente a los partidarios de una ruptura sin acuerdo. La «cena informal» de este lunes en Bruselas, anunciada por sorpresa a horas intempestivas, es el síntoma evidente de que las negociaciones están mucho peor de lo que se ha llegado a reconocer. La única concesión que la UE estaría dispuesta a hacer es aceptar el periodo transitorio de dos años que también ha pedido May, pero a condición de que «sea beneficioso para la UE». Juncker, su jefe de Gabinete, Martin Selmayr, y el negociador jefe, Michel Barnier, cenaron este lunes en el edificio de la Comisión con la líder conservadora, a la que acompañaba su ministro para el Brexit, David Davis. Oficialmente se trataba de un encuentro informal «previsto desde hace tiempo», aunque no se había anunciado hasta que no se pudo fijar en la agenda de los dos dirigentes. El viernes, que es cuando se enumeran los compromisos del presidente de la Comisión y los comisarios, no aparecía en la agenda y su anuncio provocó un revuelo considerable en los medios británicos. Juncker añadió dramatismo cuando, al responder sobre sus intenciones respecto a la cena, aconsejó «esperar a que hagamos la autopsia» del encuentro. May ha explicado que si la UE no quiere tener a Johnson en su lugar, es mejor que le ayuden a ella flexibilizando sus posicionesEl escenario en el que se produjo esta cena no se puede separar de la cumbre del jueves y viernes, en la que se ha previsto que los líderes europeos hagan una primera evaluación de si consideran que las negociaciones han avanzado lo bastante en los tres aspectos esenciales de la «salida ordenada» como para empezar a discutir las relaciones futuras, que es lo que quiere Gran Bretaña. Dado que Barnier ya ha dicho que ese avance no se ha producido, las negociaciones podrían entrar en un terreno muy conflictivo para el Gobierno británico. El jueves pasado, al término de la quinta ronda de negociaciones, Barnier dijo que estaban «en un callejón sin salida» y miembros de su equipo dieron a entender que la estrategia de Londres se basaría en la idea de que May puede intentar ablandar a los demás dirigentes europeos en la cumbre del jueves, ya que el viernes ni siquiera estará presente porque solo se reúnen los países que se quedan en la UE. El argumento principal que utilizó May este lunes es que si las negociaciones siguen encalladas o si ella debe hacer concesiones significativas en el aspecto financiero, puede quedar demasiado debilitada en el escenario político doméstico, lo que sólo beneficiaría a sus adversarios, que son los partidarios de una salida brusca, si hace falta sin acuerdo. En términos simplistas ha explicado que si la UE no quiere tener a Boris Johnson en su lugar, es mejor que le ayuden a ella flexibilizando sus posiciones. De hecho, se sabe que antes de salir hacia Bruselas, May había hablado con el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, para incidir en la misma tesis de que si la UE mantiene sus tesis sobre el calendario negociador, el proceso puede fracasar. El domingo habló con la canciller alemana, Angela Merkel, y es posible que en breve llame a otros dirigentes europeos. Cálculo del finiquito Por ahora, la parte de la UE tampoco quiere empeorar las cosas y en el proyecto de conclusiones en el que trabajan los servicios del presidente del Consejo Europeo, DonaldTusk, se dejan abiertas varias opciones, sin ocultar que el grueso de las divergencias están en el cálculo del finiquito financiero que el Reino Unido debe abonar para saldar sus cuentas. El texto «acoge con satisfacción los progresos realizados en relación con los derechos de los ciudadanos» y «reconoce que, en lo que respecta a Irlanda, se ha avanzado bastante en la convergencia de los principios y objetivos relativos a la protección del Acuerdo de Viernes Santo y al mantenimiento del Área Común de libre circulación». Sin embargo, en el aspecto financiero señala que «si bien el Reino Unido ha declarado que honrará las obligaciones financieras asumidas como miembro, esto aún no se ha traducido en un compromiso firme y concreto». Lo que propone Tusk es dar tiempo hasta diciembre para evaluar el estado de los avances en las negociaciones «con vistas a determinar si se ha logrado un progreso suficiente en cada uno de los tres temas» y, en su caso, aceptar que empiecen las negociaciones sobre la relación futura y «sobre posibles arreglos transitorios», siembre que sean beneficiosos para la UE.
15-10-2017 | Fuente: abc.es
El centroderecha arrebata el papel de favorito a la extrema derecha en las legislativas austríacas
Unos 6,3 millones de austriacos están convocados hoy a las urnas en unas elecciones en las que, por primera vez en la historia de Austria desde 1945, la pugna se dirime entre dos candidatos de la derecha. Por primera vez el legendario partido socialista SPÖ no parece poder aspirar a la victoria. Según los sondeos quedaría en un tercer puesto en lo que observadores consideran el final de la larga e incuestionada hegemonía ideológica y cultural de la socialdemocracia desde el final de la II Guerra Mundial. Se perfila un gobierno de alianza entre los dos partidos de derechas en litigio, el popular (ÖVP) y el nacional- liberal o derechista (FPÖ) que supondría un alejamiento aun mayor de la Alemania de Angela Merkel y un acercamiento a los países centroeuropeos del grupo de Visegrado. Estos países, Hungría, Polonia, Eslovaquia y Chequia, son gobernados por partidos críticos con la Unión Europea, especialmente en cuestiones de inmigración. La inmigración y todas las cuestiones derivadas de la misma como son los servicios sociales, en la seguridad y en la educación, han sido protagonistas en la campaña. Parte como favorito el ministro de exteriores Sebastian Kurz, de tan solo 31 años, que en una espectacular carrera se ha erigido en la gran esperanza de un partido popular que hace un año estaba tercero y postrado en las encuestas después de tres legislaturas de gran coalición con los socialistas. El ÖVP se ha recuperado de la mano de Kurz hasta ese primero lugar con el 33% a cambio de convertirse en poco más que una agencia electoral del candidato. El FPÖ quedaría entre 27 y 25% y el SPD entre 25 y 22%. Kurz ha neutralizado de un solo golpe a todos los barones del partido y asumido una direc ci´òn ideológica y política incontestada. Con la clara referencia de la campaña de Emmanuel Macron en Francia se postula en una candidatura extremadamente personalista, de reformas valientes, de nuevo aire y estilo y tono populista. Al mismo tiempo, Kurz ha «secuestrado» gran parte del mensaje político y electoral del partido derechista FPÖ que lideraba prácticamente todas las encuestas durante los últimos tres años. El líder de este partido, Hans Christian Strache, no ha podido competir con el joven ministro a la hora de defender la linea más dura en política de inmigración, en seguridad, reformas en los servicios sociales y en la educación. Como ha bromeado Strache durante la campaña, Kurz le ha pirateado o plagiado los materiales de campaña. Se ha registrado en Austria un giro general a la derecha que también afecta al propio partido socialista SPÖ aunque este no vaya a beneficiarse de ello. Strache se ha esforzado desde el pasado año, en que su candidato Norbert Hofer perdió la elección presidencial ante el izquierdista Alexander van der Bellen, en marcar distancias de cualquier posición susceptible de ser tachada de ultraderechista, antisemita o neonazi dentro o fuera de Austria. Dicen algunos que se ha esforzado tanto que ha perdido perfil y no evitará que la izquierda europea vuelva a tachar a su partido de ultra. Pero nadie espera que puedan tener ningún efecto estos ataques sobre la formación de un gobierno con el FPÖ. Y se excluyen sanciones de la UE como las habidas en el año 2.000 con el canciller Wolfgang Schüssel. Atasco en las reformas El candidato del SPÖ es el canciller saliente Christian Kern, un tecnócrata que sustituyó hace más de un año a Werner Faymann, que gobernó la gran coalición durante ocho años. En esos años la alianza de los dos grandes partidos, aunque inicialmente muy aplaudida, generó un atasco en sus reformas, un anquilosamiento y una falta de reflejos que fortaleció al derechista FPÖ y tuvo enormes efectos durante la crisis de los refugiados en el otoño del 2015. Faymann cayó también por su cercanía a Merkel en una política de puertas abiertas muy criticada. El encargado de revertir esta adhesión a la linea alemana y unirse a la política de firmeza del líder húngaro Viktor Orban, fue precisamente Kurz, hoy el gran favorito de ocupar la cancillería en el Ballhausplatz. Kern ha intentado adaptar a su partido a este giro general a la derecha en Austria y presentarlo como un partido reformista y realista. Pero encima de su debilidad general, la campaña electoral ha supuesto un inmenso desastre para los socialistas al revelarse una sucia operación suya para desacreditar a Kurz con falsedades en las redes. El SPÖ pagó más de medio millón de euros a un «experto comunicador», el consultor israelí Tal Silberstein que acto seguido lanzó una campaña de difamación contra el candidato del ÖVP. El escándalo ha sido mayúsculo, en el SPÖ han rodado cabezas y el candidato agredido se ha beneficiado como víctima del atropello. Kern y su SPÖ pueden sufrir un castigo añadido por ello. Él pasará así con seguridad a tener el poco envidiable título de canciller más breve de la II República. Por mucho que insista en no haber sabido nada en ningún momento de las tropelías de Silberstein. Los agravios de la inmigración Hay barrios de Viena y otras ciudades austriacas en las que una mayoría de los niños en los colegios no hablan alemán en casa. Esto lleva a graves disfunciones para los niños de padres austriacos. Como también genera tensiones y resentimiento la forma de adjudicar las ayudas para refugiados y otros inmigrantes y que son fuente de agravios entre la población austriaca más pobre. Como lo es la percepción del uso abusivo de servicios sociales por parte de sectores de la inmigración. Todos los partidos, menos los Verdes, abogan por una revisión de las ayudas y topes en las mismas. Y también por la negativa a aceptar esas cuotas que Bruselas, bajo presión de Alemania, quiere imponer a todos los países de la UE. Si los países del grupo de Visegrado se niegan a aceptar inmigración musulmana por principio, Austria alega que ya ha recibido mucha y ha cumplido con creces.
...
6
...