Infortelecom

Noticias de angela merkel

02-10-2017 | Fuente: abc.es
Francia, Alemania, Holanda e Italia apoyan a Rajoy: «Tiene derecho a evitar la consulta»
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha hablado hoy por teléfono con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a quien ha transmitido su compromiso con «la unidad constitucional de España», informaron a Efe fuentes del Elíseo. En su entrevista telefónica, Macron le ha recordado al presidente español que, como ya ha indicado el pasado viernes en su desplazamiento a Tallin (Estonia), él «no tiene más que un solo interlocutor, que es Rajoy». Por su lado, el portavoz del Ministerio francés de Exteriores ha señalado hoy que Francia «ha tomado nota de las diferentes declaraciones del 1 de octubre, principalmente la propuesta del presidente del Gobierno español de abrir una reflexión común con el conjunto de fuerzas políticas representadas en el Parlamento». «Tenemos pleno confianza en la capacidad de la democracia española de conducir un diálogo político apaciguado, en el marco de la legalidad constitucional», dijo el portavoz en la rueda de prensa electrónica diaria. El Quai d'Orsay (sede de Exteriores) también reiteró su «compromiso con la unidad y la integridad de España, país amigo cuya voz es esencial en la escena europea». El Gobierno francés se ha distinguido en los últimos días por ser uno de los más contundentes dentro de la UE en su defensa de la integridad territorial de España y de la búsqueda de una solución dentro de la Constitución. Holanda: 'Rajoy tiene derecho a evitar la consulta' El primer ministro holandés, Mark Rutte, ha afirmado por su parte que el Gobierno español está «en su derecho» de llevar a cabo las acciones en contra del referéndum ilegal de independencia en Cataluña, aunque también ha diho que «es necesario el diálogo entre todas las partes». El presidente Mariano Rajoy "tiene la ley de su parte", ha añadido el liberal Rutte, en referencia al fallo del Tribunal Constitucional español sobre el referéndum. «Al mismo tiempo, las imágenes que hemos visto son muy violentas, por lo que pedimos a todas las partes que intenten iniciar un diálogo», ha instado el primer ministro holandés. Alemania: «El separatismo no es la respuesta» El viceministro de Exteriores del Gobierno alemán, Michael Roth, ha dicho que el desarrollo de los acontecimientos en Cataluña es «muy preocupante», pero que el separatismo «no es la respuesta». «El separatismo no soluciona ningún problema» ha asegurado Roth este lunes durante una conferencia de prensa en Berlín. «Todos los miembros de la Unión Europea deberían adherirse al Estado de Derecho y la democracia», ha añadido. Roth también ha declarado que los conflictos políticos que tengan lugar dentro de la UE deberían resolverse a través del diálogo antes que con violencia. «Ambas partes deben poder decir que están preparadas para hacer frente a esto», ha apuntado el viceministro alemán de Exteriores, haciendo referencia a la actuación policial. Además, un portavoz del Gobierno alemán ha desmentido este lunes que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, mantuviera una conversación telefónica el domingo con la canciller alemana, Angela Merkel, sobre el referéndum ilegal en Cataluña. Italia: «Respeto a las leyes» Por último, el primer ministro de Italia ha pedido un diálogo al Gobierno de España y de Cataluña y apostó por "el respeto total de las leyes, del Estado de Derecho y de la Constitución". Gentiloni defendió el respeto total a las leyes, el Estado de Derecho y a la Constitución española, y expresó su deseo de que haya "una oportunidad para el diálogo en los próximos días", dijo durante el XV Foro de Diálogo Italia-España, en Roma. Ante políticos y empresarios italianos y españoles, Gentiloni expresó su deseo de que "se evite una espiral de violencia" y de que "se dé una oportunidad a la política capaz de encontrar soluciones" También América está pendiente de lo que ocurre con Cataluña y, así, Chile, a través de su ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, subrayó su respetó a la unidad de España y la Constitución e instó al diálogo, al tiempo que lamentó "profundamente" la violencia y los heridos de la jornada de ayer. En esa línea, el Gobierno mexicano expresó su confianza en que las partes lleguen a una "solución pacífica" y con "pleno respeto a la Constitución española". El Ejecutivo uruguayo, por su lado, llamó a un diálogo que "permita restablecer la normalidad institucional del país". En Asia, Pekín mostró su esperanza en que el Ejecutivo y el pueblo español "mantengan la unidad nacional y la estabilidad".
29-09-2017 | Fuente: abc.es
Merkel avisa de que «refundar» la UE llevará mucho tiempo
El debate sobre el futuro de Europa está sobre la mesa, pero no en la estructura en que se había pensado. De la cumbre informal que ha organizado la presidencia estonia ha salido un mandato para que el presidente del Consejo, Donald Tusk, prepare un plan de trabajo para los próximos dos años, porque como dijo el nuevo presidente francés Emmanuel Macron «pasamos la mayor parte del tiempo hablando del futuro» sin dar pasos concretos. Ante la decepción de las elecciones alemanas, tan perctible que ha sido la primera vez que la canciller Merkel no ha querido comparecer ante los periodistas, ha sido el dinámico presidente galo el que ha intentado llevar la batuta, aunque todavía no se ha ganado la confianza de sus colegas. Donald Tusk tiene ahora que proponer «dentro de dos semanas» una hoja de ruta sobre las reformas que se llevarán a cabo en 2017 y 2018, con vistas a las dos próximas cumbres ordinarias de la UE en octubre y diciembre, en las que intentarán ponerse de acuerdo sobre los próximos pasos a dar de modo que puedan llegar a «decisiones concretas» en junio de 2018. «El discurso del presidente Macron» es una buena base para continuar el trabajo intensivo entre Alemania y Francia», había dicho la Canciller Angela Merkel el jueves a su llegada a Tallin, al dar por hecho que hay un «amplio consenso» entre los dos países sobre las reformas que hay que poner en marcha, sobre todo en el área económica y la gestión de la zona euro y la unión bancaria. Sin embargo, también ha dicho que no piensa que el proceso será sencillo ni rápido. Macron y Merkel habían hablado el jueves por la noche, en presencia del primer ministro luxemburgués Xavier Bettel, aunque sin entrar en detalles de las propuestas francesas, especialmente en las económicas que son las más sensibles para Berlín. «Lo importante para mí es que incorporemos el mayor número posible de miembros de la zona del euro en esta discusión», dijo Merkel el viernes por la noche, en su defensa del esquema conocido como la Europa de dos velocidades, para que los que quieran avanzar lo hagan. Ese principio es rechazado por la Comisión Europea y por los países de Europa central y oriental, porque creen que «divide a Europa en pequeños grupos, es un error y sólo lleva a su destrucción», según la primera ministra polaca Beata Szydlo. Pero como la presidencia estonia había planeado una ?cumbre digital? también se habló de la propuesta de los cuatro grandes países (Alemania, Francia, Italia y España) para intentar que las grandes teconógicas, conocidas como GAFA (por Google, Apple, Facebook o Amazon) paguen impuestos en Europa. El presidente de la Comisión Jean-Claude Juncker ya ha dicho que está proponiendo un régimen de fiscalidad a partir de 2018, a pesar de la resistencia de varios países. a raíz de las nuevas normas en esta dirección en 2018, a pesar de la resistencia de algunos Estados miembros.Chipre, Malta e Irlanda, que se benefician de las diferencias de régimen fiscal en la UE se oponen ferozmente. «Si queremos que Europa pase a lal era digital, la solución no pasa por más impuestos y reglas sino todo lo contrario», dijo el irlandés Leo Varadkar.
29-09-2017 | Fuente: abc.es
Los alemanes apuestan por una coalición tripartita con Verdes y FDP para resolver el nuevo Gobierno
La mayoría de los alemanes se decanta por un tripartito liderado por la Unión Cristiano Demócrata de la canciller Ángela Merkel, acompañado por los Verdes y el Partido Liberal Democrático (FDP) para formar el gobierno encabezado por la dirigente en el que será su cuarto mandato tras su victoria en las parlamentarias del domingo. Así se ha dado a conocer a través de una encuesta organizada por la cadena alemana ZDF en la que un 59 por ciento de los participantes apuesta por la llamada «coalición jamaica» -por los colores que representan a estos tres partidos-. Un 22 por ciento de los votantes se han manifestado en contra de esta coalición mientras un 15 por ciento no han expresado interés alguno, de acuerdo con el sondeo. El caso es que esta coalición se ha convertido en la única opción de Gobierno para Merkel tras conocer que el segundo partido más votado, los Socialdemócratas, han decidido transformarse en la primera fuerza de oposición del país tras sus pobrísimos resultados electorales.
29-09-2017 | Fuente: abc.es
Los planes de Macron para la UE topan con el rechazo de Berlín a gastar más
Es difícil ser un país pequeño dentro de la UE. A Estonia le han tolerado que convoque esta cumbre europea extraordinaria en Tallin pero no estará solo centrada, como querían, en el mundo digital, sino que servirá para hablar del Brexit y, sobre todo, del futuro de la Unión después de las elecciones alemanas. Y si se va a hablar de internet y de ciberseguridad, es centrándose en la propuesta que han consensuado los cuatro grandes países -Francia, Alemania, Italia y España-, incluso teniendo en cuenta que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, decidió a última hora no participar en el encuentro, a la vista de la gravedad de lo que está sucediendo en Cataluña. La cena que celebraron este jueves los líderes europeos y la sesión de trabajo que tienen prevista este viernes son solo el preludio del Consejo formal que se celebrará el mes que viene en Bruselas, en el que sí se pueden tomar decisiones concretas. Esta cumbre debería haber sido la de las felicitaciones a Angela Merkel por su cuarta victoria electoral, pero las urnas han dejado a la canciller con un sabor agridulce, porque no sabe aún cuándo podrá formar una coalición con los Verdes y los Liberales, que vienen con planes contradictorios entre sí sobre el futuro de la UE. Incertidumbre Merkel dijo este jueves que cree que las ideas del presidente francés, Emmanuel Macron, para el futuro de Europa podrían ser la base para reforzar el eje franco-alemán. Aunque en realidad todavía no puede saber ni quién será su ministro de Finanzas ni cuál será el programa que tenga que pactar con sus nuevos aliados. Los liberales se han convertido en un partido mucho más rígido en su visión sobre Europa y los verdes, en cambio, quieren ir mucho más allá de lo que Merkel estaría dispuesta a aceptar en materia de flexibilidad presupuestaria. Pero, a la vista de los resultados electorales, se da por seguro que la nueva coalición de Gobierno tendrá mucho cuidado en dejar por sentado que Alemania no será la que pague los gastos de la reforma europea, como hizo en el pasado, porque eso sería utilizado como munición por los nacional-populistas de Alternativa para Alemania. Merkel y Macron querían tener aquí una primera reunión una vez superado el plazo de las elecciones alemanas, pensando en que ambos tendrían vía libre para maniobrar. Pero hasta el presidente francés tiene que digerir un resultado adverso en las elecciones indirectas al Senado, de modo que ni siquiera él puede garantizar que va a tener toda la fuerza política necesaria para llevar a cabo sus grandiosos planes. Macron expuso el martes una visión general de cómo ve él el futuro de Europa, con una Defensa común europea, más cooperación en inmigración, política fiscal y social, y un gobierno político para la zona euro. «Hay un claro nivel de acuerdo entre Alemania y Francia, debemos seguir discutiendo los detalles, pero estoy firmemente convencida de que Europa no puede, pararse sino que debe seguir avanzando», dijo Merkel a su llegada a Tallin. Las ideas de Macron se suman a las que expuso el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en su último discurso sobre el estado de la Unión, en el que se declaró poco partidario de una Europa a distintas velocidades, que es justo lo que le parece más realista a Francia y Alemania, e incluso a España. Rajoy, ausente Los países del Este tienen miedo de quedarse fuera de esas nuevas estructuras europeas, pero al mismo tiempo temen disolver su identidad en un entorno en el que dejarían de tener visibilidad ente los grandes. Dado que se trata de una reunión informal, no es posible que se tomen decisiones y por ello el presidente Rajoy pudo permitirse estar ausente, puesto que no está previsto que se adopten decisiones de ningún tipo. Tampoco sobre Cataluña, que seguramente habría sido un asunto sobre el que le habría preguntado alguno de sus colegas, aunque según fuentes diplomáticas, las tesis del Gobierno español «tienen el respaldo indudable de todos los demás países» y no se espera que se escuchen voces pidiendo una mediación ni nada parecido. Se diría que el Gobierno está cómodo con las posiciones fijadas por sus socios y las instituciones comunitarias sobre el referéndum ilegal y por ahora está más interesado en intentar salvar la candidatura de Barcelona para albergar la agencia del medicamento. Qué propone el presidente francés Un gobierno del euro. Macron apuesta por un ministro del euro para crear una integración política. Presupuesto común. Planteó crear un presupuesto común europeo que permita financiar proyectos o inversiones comunes en una Europa más unida. Fuerza de intervención. Macron anunció que en 2020 la UE debe contar con una fuerza militar común de intervención. Policía de fronteras. Propuso una policía europea de fronteras y una Oficina Europea de Asilo que armonice los procedimientos para dar el estatus de refugiado. Qué puede aceptar Alemania Una Defensa común. Merkel se mostró partidaria de una Defensa común. Tendría que convencer a los Verdes, pero tampoco sería muy difícil. Más rigor con el euro. Los ambiciosos planes de Macron se enfrentarán con el escepticismo alemán, que solo quiere más rigor con el euro. Vigilancia de fronteras. CDU y Liberales tienen un fuerte interés en la vigilancia de fronteras, pero los Verdes abogan por la acogida de refugiados. No más gasto en Europa. Los planes de Macron toparán con la negativa de Alemania a gastar ni un euro más en la UE. Exigencia de los liberales.
28-09-2017 | Fuente: abc.es
Imposible que Putin no aproveche el conflicto catalán para desestabilizar a la Unión Europea
Puede que no se consiga nunca probar de forma fehaciente la injerencia de Rusia en el Brexit, la elección de Donald Trump o el apoyo de Moscú a la ultraderecha en Holanda, Francia y Alemania, pero hay muchos indicios de ello. También parece imposible que el presidente Vladímir Putin vaya a desaprovechar la actual sublevación en Cataluña como medio de desestabilizar a la Unión Europea. Se trata de una oportunidad de oro para un dirigente megalómano y deseoso de mostrar a sus ciudadanos y al mundo que Occidente está en declive. Putin anhela que Europa muerda el polvo por acribillarle a sanciones y reprobar su política en Ucrania, Siria y en su propio país. La semana pasada, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos notificó a 21 de sus 50 estados que hackers vinculados al Kremlin habían tratado de atacar sus sistemas informáticos electorales y las páginas web organizativas durante la campaña de las presidenciales de 2016. Buscaban, al parecer, puntos débiles para acceder al censo e incluso intentar manipular el escrutinio. Ya anteriormente, el FBI, la CIA y la NSA, denunciaron el pirateo de los correos del Partido Demócrata y de su entonces candidata, Hillary Clinton, para entregar los de contenido más comprometedor a la organización Wikileaks, que a su vez los difundió. Como consecuencia de todo ello, en Estados Unidos se investiga ahora la presunta injerencia de Rusia en aquellos comicios, incluyendo la posibilidad de que el equipo de campaña de Trump hubiera mantenido un contacto permanente con Moscú para coordinar acciones conjuntas. En Francia, el equipo de campaña de Emmanuel Macron denunció haber sido objeto de un «pirateo masivo» que condujo a la «difusión en las redes sociales de informaciones internas de diversa naturaleza». Wikileaks señaló al hacker en cuestión, un tal Gueorgui Roshka, empleado de una empresa rusa llamada «Évrika» (Eureka), que recibió del FSB (antiguo KGB) licencia para «proteger secretos de Estado». Hubo sospechas de que la inteligencia militar rusa pudo estar también detrás del sabotaje informático. En junio, la compañía de seguridad informática FireEye aseguró que el Gobierno ruso estuvo «implicado» en los ciberataques durante la campaña electoral en Estados Unidos y en Francia a través de un grupo de hackers rusos denominado APT28, el mismo, según esta empresa, que la emprendió con Montenegro por adherirse a la OTAN. Holanda también denunció los intentos rusos de influir en los resultados de sus elecciones, en marzo pasado. Según sus servicios de inteligencia, Moscú incidió sobre todo en la difusión de noticias manipuladas o directamente falsas (fake news) para condicionar la intención de voto. Para inundar la red de mentiras capaces de conmover y movilizar voluntades no muy escrupulosas en conocer la naturaleza real de los hechos, se utilizan todo tipo de plataformas en Internet, desde redes sociales hasta publicaciones digitales supuestamente serias y fiables. Un ejemplo claro fueron las informaciones difundidas por medios rusos en plena campaña electoral francesa sobre la supuesta infidelidad homosexual de Emmanuel Macron. Alemania ha tenido que estar en alerta durante toda la campaña electoral de las legislativas del pasado día 24 por temor a ciberataques y a noticias manipuladas procedentes de Rusia. La canciller Angela Merkel no ha ocultado en ningún momento su preocupación y lo ha expresado abiertamente. El Brexit también supuso una balón de oxígeno para Putin, a quien admira Nigel Farage, el principal instigador de la campaña a favor de abandonar la UE. Al carecer de suficiente fuerza militar y económica para doblegar a Occidente, Rusia emplea la llamada «guerra híbrida», consistente en echar mano de cualquier recurso capaz de debilitar al adversario. Los ejemplos más claros del lanzamiento de esa «guerra híbrida» fueron la anexión de Crimea y la sublevación separatista en el este de Ucrania, alentada, orquestada y patrocinada por Moscú, según estima la OTAN. En esa pugna participan activamente los medios de comunicación oficiales rusos con un caudal de propaganda sin precedentes, muy superior al de la época soviética, mintiendo, tergiversando y manipulando con gran inmediatez y velocidad gracias a la enorme difusión que ofrecen las plataformas digitales. Ahora en primera línea está el canal de televisión ruso en español RT, pero también muchos «analistas» que anticipan un «cuartelazo franquista» en Cataluña y miles de acólitos del separatismo que fustigan sin descanso al Gobierno español a través de Facebook y Twitter. Todo para denigrar la democracia española y la del resto de los países de la Unión Europea. Claro, a nivel oficial se proclama el apoyo a Madrid y el respeto a las leyes españolas. Así lo han manifestado el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, y la del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.
28-09-2017 | Fuente: abc.es
«No puede haber un Ejército europeo sin Turquía»
«No puede haber un Ejército europeo sin Turquía». Así de tajante se mostró ayer el ministro para Asuntos de la Unión Europea y Jefe negociador de Turquía, Ömer Çelik, sobre la creación de una fuerza de intervencion europea en 2020, incluida dentro del proyecto de refundacion de la Unión Europea presentada esta semana por el presidente francés, Emmanuel Macron. «En las alianzas establecidas después de la Segunda Guerra Mundial está habiendo divisiones. Lo hemos visto en el tratado de medio ambiente de París, también en la conversación que mantuvieron la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la OTAN -explica Çcelik-. Dentro de esto se ha debatido muchas veces la creación de un Ejército europeo, pero siempre se ha considerado como un complemento de la OTAN. Ahora, por primera vez se habla de gestionar toda la brigada europea desde una mano. Sin Turquía no se podría hablar de un Ejército europeo. Como no puede haber un Ejército europeo sin Turquía. Ese proyecto no puede tener futuro», aseveró el ministro turco. «Europa necesitará ser más valiente para realizar las reformas de Macron y colaborar en este aspecto con Turquía»«Algunos estados consideran a Turquía simplemente como un país, y esto demuestra una mentalidad no muy sana, que no quiere compartir la democracia y el bienestar. Pero sí cuando tiene que mantener la seguridad. Turquía quiere ser un miembro de pleno derecho. El señor Macron tiene otras sugerencias -un presupuesto común europeo, policía europea de fronteras..-, pero no será posible llevarlas a cabo en la situación estática en la que se encuentra Europa. Esta necesitará ser más valiente para realizar estas reformas y colaborar en este aspecto con Turquía. Sin Turquía no se puede hablar de una seguridad europea. No es un pequeño país africano o de los Balcanes, Turquía es un país estratégico», subrayó durante un encuentro con periodistas, tras ofrecer una conferencia, promovida por el think tank Real Instituto Elcano, sobre «El futuro: Europa y las relaciones Turquía-UE». Pero Turquía no solo tiene ojos para la OTAN -a la que pertenece desde 1952- y la UE -en la que espera ingresar- en materia militar. Así lo demuestra su reciente compra de un sistema de misiles S-400 a Rusia, incompatible con la tecnología de la OTAN, lo que ha levantado ciertas suspicacias. «Nuestras relaciones con Rusia no son una alternativa a la OTAN -matizó-. Somos un miembro importante de ella, y al mismo tiempo compartimos una relación histórica con Rusia. El avance de las relaciones entre Turquía y Rusia no solo es una necesidad, sino que ha tenido resultados positivos. Por ejemplo, gracias a las conversaciones de Astaná hemos podido tener zonas de paz en Siria. En cuanto a la compra de misiles -continúa-, necesitamos un sistema de protección aérea por las amenazas que existen en este sentido y pedimos ofertas a países occidentales y a miembros de la OTAN, pero las que recibimos no nos ayudaban a recibir el transfer de I+D, y no eran muy adecuadas. Nos vieron como un simple consumidor de defensa, por lo tanto hemos firmado el acuerdo con Rusia. Grecia también tiene misiles S-300, y también está en la OTAN. Esta no prohíbe este tipo de adquisiciones». Çelik asegura que su país ha optado por la opción más adecuada ante la situación que se vive en Siria y en Irak. «Lo hubiesemos comprado a un país de la OTAN si nos hubiese dado las mismas condiciones». Un ingreso lastrado por el golpe de Estado Pero el objeto de la visita de Çelik a Madrid no era hablar de sus relaciones con Rusia, sino de la situación de las negociaciones para la adhesión de Turquía a la EU, cuestionadas tras las purgas -en el Ejército, en los medios de comunicación, en la judicatura y en la enseñanza- acometidas por el gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan como consecuencia del golpe fallido del 15 de julio. Una asonada, «que en buena parte de los países de la UE no se ha entendido, y esto nos perjudica», se lamentó Çelik. «El Gobierno fue bombardeado y el Parlamento Europeo no mostró solidaridad. En su lugar, habló de parar las negociaciones. Cometió un error, y que espero no se produzca el 4 de octubre [cuando se vota en Bruselas la congelación o no de la negociación de adhesión de Turquía]. «La adhesión a la Unión Europea es un proceso técnico que en nuestro caso se ha politizado», denunció ayer Ömer Çelik. El proceso de adhesión de Turquía a la UE se remonta a 1999, aunque las negociaciones de acceso comenzaron de manera oficial en 2005. Desde entonces se han ido dilatando y enfriado, especialmente desde el golpe de Estado cuando varios miembros pidieron que se congelaran. En la actualidad, dos países -Alemania y Austria- son los que mayor oposición han mostrado a su ingreso. Pero Turquía tiene «paciencia» y continúa ofreciendo argumentos para ser incorporado. «Turquía ha salvado a la UE de una crisis humanitaria y política con la acogida de tres millones de refugiados»Frente a una UE, «que no ha sabido dar una solución a la guerra de Siria, resolver la crisis de refugiados, luchar contra el terrorismo ni evitar el ascenso de los extremismos..», el ingreso de Turquía contribuiría, en opinión de Çelik, a paliar algunos de estos problemas. «Ya lo ha hecho en el caso de la crisis de refugiados. Desde el acuerdo firmado en 2016 ha disminuido de 7.000 a 20 0 30 las personas las que llegan al Mediterráneo gracias a las medidas tomadas. Turquía ha salvado de esta manera a la UE de una crisis humanitaria y política -asegura-. Mientras que algunos países europeos pusieron militares y barreras para parar a los refugiados, Turquía abrió las puertas a tres millones de personas». Un gesto que considera ha permitido que la extrema derecha no creciera aún más en Alemania, principal destino de gran parte de las personas que buscan asilo. «Si no hubieramos colaborado, tres millones de refugiados estarían en Europa, y el partido AfD podría haber obtenido entre un 20 o 30% de los votos. Turquía ha salvado de la crisis a la democracia europea. Alemania debería darle las gracias a Turquía, sin ella, el ascenso de la extrema derecha hubiera sido mayor», insistió el ministro turco. Çelik también recriminó ayer a la UE por «no haber cumplido ninguno de los compromisos que tenía con Turquía tras el acuerdo de marzo de 2016», en el que le prometieron 3.000 millones de euros para asumir el cuidado de los refugiados, de los que tan solo «hemos recibido 810 millones de euros. Nosotros sí hemos cumplido con todo lo pactado», señaló. Sin embargo, esta queja ya fue desmentida por la Comisión Europea en agosto de 2016, cuando el portavoz Alexander Winterstein, aseguró en rueda de prensa que a finales de julio de 2016 había sido movilizada la cantidad de 2.239 millones de euros para apoyar a los refugiados en el marco del acuerdo fimardo entre la UE y Turquía. Çelik dejó constancia de que la crisis no se ha acabado y que seguirán llegando refugiados de Siria, Irak y Afganistán en el futuro, y en esto, «Turquía juega un papel clave». Asimismo se refirió a otro país que ha sufrido la llegada masiva de refugiados, Grecia, «que se encuentra en dificultades porque no puede asumir a todas personas que llega, y a la que Europa ha dejado sola». Y advirtió que en el futuro esta crisis puede crear nuevas rutas de inmigración en África que afectarán al Mediterráneo occidental y a España, «y puede que también ella se quede sola ante la UE». Un socio de pleno derecho «Turquía no es un campo de recogida de refugiados o un actor que lucha contra el terrorismo»Para resolver las crisis de falta de credibilidad por la que atraviesa la UE, según Çelik, esta se tiene que abrir hacia fuera, salir de su estado actual, y para ello debe apoyar la negociación de acceso de Turquía, y no cerrarle las puertas. «Si quiere mantenerse como un poder global, esto es lo que tiene que hacer. Si las relaciones entre Turquía y la UE avanzan, esta resolverá parte de sus problemas». El ministro para Asuntos de la UE hizo hincapié en que su país desea ser un socio de pleno derecho, y no para temas puntuales: «Turquía no es un campo de recogida de refugiados o un actor que lucha contra el terrorismo. Es un aliado que lucha para la democracia y el bienestar común de todos. Si Europa no ve en ella un aliado es esto último, tampoco se puede ver como un aliado en la crisis de refugiados y contra el terrorismo». Preguntado sobre si el aumento de los populismos en Europa -Alemania, Francia, Holanda, Austria..- ha perjudicado la negociaciones de acceso de Turquia a la UE, Ömer Çelik señaló que estos ascensos «han demostrado que teníamos razón. El mayor motivo del incremento de populismo es que los partidos de centro-izquierda y centro-derecha en lugar de resistirse a él, lo han incluido en sus discursos. Durante el Brexit avisamos a David Cameron de que no hablara contra Turquía y los inmigrantes, y perdió las elecciones. También le dijimos a Holanda que nos nos utilizara como un elemento de política interna y hemos visto los resultados de las elecciones. Y durante el debate de 90 minutos entre Angela Merkel y Martin Schulz, durante la campaña electoral alemana, hablaron de Turquía y de refugiados durante 60 minutos. Esto les hizo perder votos a ambos. El discurso racista les hace ganar votos a los partidos de siempre. Todo esto dificulta nuestras negociaciones Si se aisla a Turquía se producirá una situación en la que todos perderemos». «Los referéndums no ayudan a avanzar en el bienestar de los pueblos» En un momento en el que Turquía ha vigilado de cerca el referéndum de los kurdos en el que piden la independencia, y ha amenazado con presiones económicas por una decisión que Erdogan calificado como una «traición» a su país, no podía faltar la pregunta sobre la consulta del 1-0 en Cataluña. «Nosotros defendemos la unión territorial y política de España, que se mantengan los límites constitucionales. Estamos viviendo un periodo en el que se necesita más integración, y creemos que esta decisiones de referéndums no ayudan en el avance del bienestar de los pueblos». En opinión de Çelik, la consulta de los kurdos desestabilizará la región, en la que conviven kurdos, turcomanos, árabes.. «Queremos estabilidad en la zona. Que todas la etnias vivan en paz. Esto es un juego arriesgado que debilitará la convivencia y creará más conflictos».
27-09-2017 | Fuente: abc.es
Schäuble abandona el Ministerio de Finanzas para presidir el Parlamento alemán
El veterano político alemán Wolfgang Schäuble abandonará su cargo como ministro de Finanzas del Gobierno saliente para presidir el Bundestag --la cámara baja del Parlamento--, según ha informado este miércoles la agencia de noticias oficial DPA. La candidatura de Schäuble se hará oficial el próximo 17 de octubre y será presentada por el jefe del grupo parlamentario de la gobernante Unión Cristiano Demócrata (UCD), Volker Kauder, y por el líder en la sede legislativa del socio bávaro de la UCDE, la CSU, Alexander Dobrindt, de acuerdo con fuentes partidistas. Con este movimiento, que se espera sea refrendado por el Parlamento, la canciller Angela Merkel conseguirá poner al frente del Congreso a un hombre de carácter para mantener a raya a los ultraderechistas de Alternativa para Alemania (AfD), que irrumpieron en el hemiciclo en las elecciones del 24 de septiembre. Además, liberará la cartera de Finanzas, en manos de Schäuble desde 2009. DPA ha indicado que Merkel confía en poder ofrecérsela a los liberales del FDP para persuadirles de que formen parte de una coalición de gobierno en la que también harían faltan los verdes para que salgan las cuentas. Schäuble, de 75 años, es una figura clave de la política alemana. Fue uno de los arquitectos de la reunificación y sirvió como jefe de gabinete del canciller Helmut Kohl. Ha ocupado distintos ministerios durante los últimos 15 años y desde 2009, como responsable de Finanzas, ha cobrado notoriedad internacional por su papel en la crisis económica. La fama de buen guardián de las finanzas alemanas le llegó en 2014, cuando logró --por primera vez en cuatro décadas-- el ansiado presupuesto de déficit cero, un objetivo que ha conseguido en los años posteriores y que prevé mantener al menos hasta 2021. «Toda su vida profesional ha estado al servicio de la política. Sin él nuestro país sería diferente», dijo Merkel de Schäuble con motivo de su 70 cumpleaños, destacando su «sentido del deber, la lealtad, la discreción y el pragmatismo».
27-09-2017 | Fuente: abc.es
Bruselas acepta que los países prolonguen los controles fronterizos
La Comisión Europea ha tomado nota del resultado de las elecciones alemanas, en las que la llegada de demandantes de asilo ha tenido un efecto decisivo en la pérdida de votos de la canciller Angela Merkel. Pero también ha escuchado las críticas que ha recibido por no haber logrado cumplir sus metas de acogida de refugiados. Así que, en un ejercicio de malabarismo, ha anunciado un nuevo plan para acoger a «al menos 50.000 refugiados los próximos dos años» y una reforma para que los gobiernos nacionales puedan prolongar los controles fronterizos, en teoría para casos de «amenaza grave». El comisario de Interor, Dimistris Avramopulos, anunció ayer la decisión de proponer una reforma del Código de fronteras de la zona Schengen de forma que los controles temporales internos se puedan mantener excepcionalmente hasta un máximo de tres años, un año más que ahora. «Se trata de reintroducir controles fronterizos temporales para hacer frente a las amenazas», como el terrorismo, «mientras mantenemos y protegemos los principios fundamentales de Schengen». Varios países, entre ellos Alemania y Francia, habían pedido que se les diera esta posibilidad, aunque cada uno mirando una amenaza diferente. El comisario fue muy cuidadoso a la hora de decir que lo que pretende la Comisión es preservar en lo posible el principio de la libre circulación, porque «si se destruyese Schengen, sería el principio del fin de Europa». «Garantías más estrictas» Las normas actuales prevén que los países puedan restablecer los controles fronterizos por un periodo inicial de 30 días, ampliable hasta seis meses, prorrogables hasta alcanzar un máximo de dos años en casos excepcionales. Por ello, el ejecutivo comunitario afirma que también introducirá «garantías más estrictas» de que los Estados miembros demuestren que no podrían afrontar eficazmente con otras medidas la amenaza en cuestión. La Comisión quiere fomentar la «inmigración legal» a través de la acogida de al menos 50.000 refugiados en los próximos dos años y, al tiempo, intensificar las expulsiones a sus países de origen de los inmigrantes sin derecho a solicitar asilo. Ayer se examinaron los resultados de la agenda europea sobre inmigración en el capítulo de reasentamiento. En los últimos años han llegado 23.000 personas por ese conducto, más de 600 a España, que es la mitad de lo que había aceptado el Gobierno. Según Avramopulos, el plan pretende abrir alternativas» a las vías clandestinas.
26-09-2017 | Fuente: abc.es
El marasmo impide a Berlín ocuparse de la UE
El terremoto político que han supuesto los resultados de las elecciones federales del domingo se ha trasladado ya con plena virulencia a todos los partidos. Y cada vez es más evidente que el 24 de septiembre supone el fin de una era larga en Europa en la que la estabilidad política en Alemania se sobreentendía. Ya no será así ni en el mejor de los casos. Que sería la rápida formación bajo la canciller Angela Merkel que esa coalición de la Unión Democristiana (CDU/CSU), los liberales del FDP y los verdes. Es impensable que sea rápido el acuerdo y es probable que sea muy frágil. Los gobiernos europeos comprobarán que Berlín no volverá a funcionar como antes. Y los planes por ejemplo del presidente Emmanuel Macron para esa refundación europea que ayer proponía con una intensificación de la unidad económica y financiera parecen ya condenados. Habrá muchas otras dificultades con los liberales, con los verdes, pero sobre todo al principio con su socio socialcristiano bávaro. En la CSU se tambalea su jefe Horst Seehofer que ha perdido nada menos que 11% el domingo frente a una AfD que sacó en Baviera su mejor resultado del oeste con el 12%. Y el jefe de grupo de la propia Merkel, Kauder sufrió un serio rapapolvo en la elección del grupo. Lo que pone en evidencia que no es un tripartito sino un cuatripartito lo que tiene que organizar primero, amarrar y mantener. La CDU y CSU tienen que ponerse de acuerdo antes para las negociaciones con los liberales y los verdes, dos gallitos ideologizados que se desprecian y detestan. Merkel es la única que dice excluir una repetición de las elecciones después de un eventual fracaso de las negociaciones en muchos meses. Humillante trauma Ayer se vieron en los partidos serias grietas ante un futuro incierto como nunca. Paradójicamente el primer partido en padecer una ruptura interna ha sido el de mayor éxito, el derechista Alternativa por Alemania (AfD). Si el lunes su dirigente Frauke Petry anunciaba que no entraría en el grupo parlamentario por sus discrepancias con la actual dirección, ayer anunció que abandonaba el partido y animaba a otros miembros del mismo en los parlamentos regionales y entre los nada menos que 93 otros diputados en el Bundestag, a unirse a ella para otra nueva formación. En el SPD también ha estallado la guerra tras la parálisis momentánea del humillante trauma que ha sido la peor derrota de la historia del partido desde 1933. Está claro que Martin Schulz, máximo responsable de la catástrofe quiere que la paguen otros. Y se ha puesto a la cabeza de la operación de renovación total del partido salvo él mismo. Lo cierto es que hay precedentes. El candidato Frank Walter Steinmeier, también humillado por Merkel, utilizó el trauma de la derrota en el 2009 para aferrarse al cargo y liquidar a los demás. Y le salió bien. Ahora Schulz coloca a Andrea Nahles como jefa del grupo en fea maniobra contra Sigmar Gabriel, jefe del partido que cedió la candidatura a Schulz. Pero este fracasa en mover otras fichas para aumentar poder. Van a pasar muchas cosas en el SPD aun. Hay corrientes fuertes que quieren que Schulz sea el primer símbolo de lo derrotado y desechable en caer para la renovación. Y otros que podían haberle protegido no le perdonan que anunciara sin previo aviso ni condiciones la ruptura de la coalición y el paso a la oposición. Que políticamente puede ser necesario para la regeneración política pero tiene sus muchas víctimas en los miembros del partido que abandonan la administración.
26-09-2017 | Fuente: abc.es
Macron propone un proyecto de «refundación» de Europa
Emmanuel Macron ha presentado en la universidad de la Sorbona, ante un público de estudiantes y académicos, un ambicioso plan de «relanzamiento y refundación de Europa», de compleja realización práctica, tras las elecciones alemanas. El presidente Macron había redactado su proyecto original en la perspectiva de un nuevo triunfo de la canciller Angela Merkel, presta a gobernar con los socialdemócratas alemanas. Tras el hundimiento socialdemócrata, «forzando» a Merkel (¿?) a intentar formar una colación con liberales (euro escépticos) y verdes (federalistas), el presidente francés ha «revisado» sus proyectos originales, dejando lo esencial de su hipotética «refundación» de Europa. El proyecto del presidente francés tiene tres grandes capítulos: «soberanía», «unidad» y «democracia». Con el fin de reforzar la soberanía europea, Macron propone proyectos en tres terrenos capitales, seguridad y defensa, zona euro e inmigración. En materia de seguridad y defensa, la pareja Merkel-Macron ya lazó el verano pasado un proyecto de construcción de un nuevo avión militar europeo. Proyecto que llevará meses y años de concertación con otros aliados interesados, antes de comenzar a materializarse. En el terreno económico, Macron propone medidas que «chocan» con los euro escépticos liberales alemanes que pudieran formar parte de una coalición con la canciller: un presupuesto común de la zona euro, la elección de un parlamento de la zona euro, un «gobierno» (político) y un ministro europeo de finanzas de la zona euro? Se trata de proyectos que han defendido, con matices, otros presidentes franceses. Sin conseguir nunca el apoyo necesario, en Berlín. Con el fin de reforzar la unidad europea (a geometría variable), Macron propone iniciativas comunes en materia de inmigración, ante la revolución numérica, favoreciendo una cooperación profunda contra el terrorismo. Entre lo simbólico y la «nueva política», Macron propone la celebración de «convenciones europeas», con participación de la sociedad civil, destinadas a «repensar» el proyecto europeo y «favoreciendo una mayor participación en el proyecto europeo». Consciente que varios capítulos importantes de tan ambiciosos proyectos chocan de manera frontal con otras percepciones del futuro de la UE, Macron matiza su proyecto de «refundación» abriéndolo a la «geometría variable»: cada miembros de la Unión podrá participar en uno u otro proyecto, abriéndose la posibilidad palmaria de una «Europa a la carta», «a varias velocidades», «en varios círculos», según las cambiantes terminologías de los últimos treinta años de proyectos y refundaciones europeas.