Infortelecom

Noticias de angela merkel

05-03-2018 | Fuente: abc.es
Así se está hundiendo el socialismo en Europa, país por país
La socialdemocracia en Europa sigue hundiéndose. La debacle del Partido Democrático de Matteo Renzi en las elecciones legislativas de Italia es solo un paso más del socialismo en su alejamiento del poder. Italia La izquierda populista ha barrido Partido Democrático, la etiqueta de la socialdemocracia en Italia. El Movimiento 5 Estrellas se ha apropiado por completo de los votos del sur, con porcentajes superiores al 50% en algunas circunscripciones. Gran parte de culpa de la debacle del PD está en su división interna, sumado al desgaste en el Gobierno. La escisión de su ala más izquierdista, Libres e Iguales, ha obtenido unos resultados irrelevantes. El desastre electoral ha forzado la dimisión del líder del PD, el ex primer ministro Matteo Renzi. Alemania El antes todopoderoso SPD alemán era la referencia en la izquierda europea hasta hace una década. En las elecciones de 2017 los socialistas bajaron del 25,7 al 20,5% de los votos, el peor resultado de la historia de los socialistas alemanes. El gobierno de «gran coalición» con la canciller Angela Merkel fue penalizado por los votantes socialistas. A pesar de que el líder socialista Martin Schulz prometió no reeditar la alianza con el CDU/CSU, finalmente firmó el pacto, ante la imposibilidad de otra coalición de partidos, previa autorización de sus bases. Francia Lejos quedan los tiempos de François Mitterrand. El socialismo francés no concurrió a la segunda vuelta en las elecciones de 2017. Quedó en quinta posición, con un 6,35% de los votos. Benoît Hamon, el candidato socialista, elegido en primarias en contra de los deseos del aparato del partido, hundió los resultados de un PS que sale de la presidencia de François Hollande por la puerta de atrás. Hollande ha sido el único presidente de la V República que no se presenta a la reelección, con su popularidad por los suelos, a pesar de haber cumplido el sueño de recuperar el Elíseo para los socialistas. Hamon, alejado del socialismo ortodoxo y más próximo a posiciones radicales, salió perjudicado en su deseo de competir en un terreno dominado por el auge de la izquierda populista de Jean-Luc Mélenchon. Reino Unido Después del largo gobierno de Tony Blair, el laborismo británico vive una etapa de zozobra. La «tercera vía» que defendió el entonces primer ministro como alternativa al socialismo está ya enterrada. El líder actual, Jeremy Corbyn, de posiciones radicales, logró derrotar al aparato del partido para acercarlo al populismo de izquierdas en auge en Europa. El líder laborista tiene parte de culpa de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, cuya defensa de la permanencia se quedó corta. Sin embargo, el error de cálculo de la primera ministra conservadora, Theresa May, de adelantar las elecciones, impulsó al líder laborista. May pensó que, debido a la enorme debilidad de Corbyn, según auguraban las encuestas, podría obtener mayor libertad para gestionar el Brexit. Los británicos, sin embargo, la castigaron en las urnas y auparon a los laboristas. Del 30,4% de los votos en 2015 pasaron al 40% en 2017. Extrema izquierda en Grecia y Portugal La fórmula para la supervivencia del Partido Socialista portugués ha sido una alianza con los radicales de izquierdas. Han logrado así encaramarse al poder a pesar de no haber sido el partido más votado. El actual primer ministro, António Costa, recupera así el poder para un partido que había quedado hundido tras el gobierno de José Sócrates, en el cargo cuando Portugal solicitó el rescate y, tras su dimisión, encarcelado por corrupción. En Grecia, el antes poderoso Pasok es ahora un partido irrelevante. Su espacio político ha sido ocupado en su práctica totalidad por los radicales de izquierda de Syriza. Holanda y Austria Los votantes penalizaron al Partido Laborista Holandés (PvdA) por la «gran coalición» formada con los democristianos. En las elecciones de 2017 pasaron de ser la segunda fuerza más votada en 2012 a quedar por debajo del 6% de los votos. En Austria dejaron de ser la fuerza más votada el año pasado. Norte de Europa La socialdemocracia sueca es la gran superviviente en Europa. Espejo durante décadas de aplicación del modelo socialista, se mantiene todavía como bastión en el continente, ahora de la mano del moderado Stefan Löfven, antiguo líder sindical. Los socialistas son favoritos según las encuestas para reeditar su victoria en las elecciones de septiembre de este año. Escandinavia, sin embargo, ya no es el bastión socialdemócrata de antaño. Recientemente han perdido el Gobierno en Noruega y Dinamarca. En el siguiente mapa se puede observar en qué países están actualmente en el poder la derecha y el centro-derecha (azul), la socialdemocracia, en solitario o coalición (rojo), los populistas de izquierdas y los verdes. En Italia, todavía en rojo por el gobierno socialista en funciones, el poder está aún por decidir después de unas elecciones donde el partido más votado ha sido la izquierda populista del Movimiento 5 Estrellas.
05-03-2018 | Fuente: abc.es
Merkel se volcará para que Alemania tenga «una voz fuerte en Europa»
No solo ha logrado ser la más votada por los alemanes, sino que además ha sido votada por el 66% de las bases socialdemócratas para ocupar la Cancillería de Berlín por cuarta vez consecutiva. Incluso una encuesta publicada este lunes por la Universidad de Colonia señala que Angela Merkel goza de mayor popularidad entre la comunidad turca de Alemania que el propio presidente del país del Bósforo, Recep Tayyip Erdogan, pero no es triunfalismo lo que respira hoy el equipo de la canciller alemana, sino prisa de la jefa por empezar a trabajar y dando prioridad a los asuntos internacionales. «Me esforzaré al máximo para que el próximo gobierno trabaje por los ciudadanos de Alemania y para que el país tenga una voz fuerte en Europa, junto a Francia, ante retos globales como el comercio internacional», ha dicho en sus primeras declaraciones tras la definitiva arrancada de la gran coalición. «Es importante que el Gobierno comience a trabajar rápido y yo como posible canciller, que espero ser elegida, pondré todo mi empeño para que este gobierno trabaje bien para los ciudadanos de Alemania, pero también para Europa», ha señalado. Respondía así a los mensajes de felicitación que han llegado desde diversos gobiernos y a la abierta satisfacción que ha expresado el francés Emmanuel Macron. «Oímos que se necesita Europa, que se necesita una voz fuerte de Alemania, junto a Francia y otros socios europeos ante, por ejemplo, en la guerra siria, en la competencia de China o las nuevas reglas en el comercio internacional», apuntaba, adoptando un papel de árbitro global dispuesto a pitar los goles de Donald Trump en el partido frente a Putin, pero también a sacar tarjeta al presidente estadounidense a la menor falta arancelaria. Todos los líderes políticos tienden a internacionalizar más su trabajo en cada legislatura en el poder, y Merkel va ya por la cuarta. Con diez años más en el poder que la mayoría de sus rivales, su fluidez en inglés y ruso y cinco portadas en la revista «Time» como mujer más poderosa del mundo, no hay duda sobre el liderazgo global de Angela Merkel. La crisis de los refugiados, que a escala nacional le ha proporcionado más de un dolor de cabeza, ha llevado a Alemania a trabajar estrechamente con los países de origen en programas de desarrollo económico y creación de empleo, lo que sin duda añade una relación extraordinaria con zonas del globo que no están presentes en el G8 y en el G20, donde por otra parte Merkel se ha consolidado como inspiradora y como mediadora entre los países miembros. Mano a mano con Macron En Europa desplegará todo su repertorio de recursos durante la presidencia alemana, en 2020, aunque desde el minuto cero está ya trabajando, mano a mano con Macron, en una estructura legal que puedan recortarse fondos europeos a los países incumplidores. Merkel ha comenzado a trabajar volviendo a los mismos papeles que dejó sobre la mesa para irse a hacer campaña electoral y repite las mismas frases que en la anterior legislatura: «Solidaridad y responsabilidad son las dos caras de una misma moneda». La condicionalidad para la recepción de fondos europeos es una iniciativa alemana que Francia apoya por conveniencia. Berlín planteó que a los países que se nieguen acoger a refugiados se les corten las ayudas comunitarias y París no sólo asiente sino que además sugiere ampliar la condicionalidad a otras áreas como el respeto al Estado de derecho y la divergencia fiscal. «El presupuesto de la Unión Europea no debe servir para financiar estados que incumplen nuestros valores o hacen dumping fiscal», ha dicho sobre una condicionalidad que se podría introducir en el próximo paquete presupuestario, a aplicar después del 2020, un paso más en la Europa a imagen y semejanza de Merkel que seguirá desarrollándose durante esta legislatura. Los recortes en cohesión y sobre todo en política agrícola parecen inevitables, tal y como Merkel defendió en sus pasados cuatro años de gobierno. En casa, la canciller ha dejado el partido en manos de su sucesora, Anegrett Kramp-Karrenbauen, a la que ha designado personalmente para evitar indeseados desacuerdos. Varios de los grandes Ministerios han quedado en manos de sus socios y sin embargo amigos socialdemócratas, con los que mantiene una relación de confianza y familiaridad después de haber gobernado ocho años juntos. Y Martin Schulz, el político que llegó de Bruselas, conocedor a fondo de los pasillos comunitarios y que se creía destinado a llevar las riendas de la política europea de Alemania, se ha quemado por el camino, por lo que quien estará personalmente al frente de la política europea, sin mucho más que hacer, por cierto, será Angela Merkel.
05-03-2018 | Fuente: abc.es
Nerviosismo inicial en la bolsa de Milán tras la victoria de los partidos radicales
La Bolsa de Milán ha reaccionado con gran nerviosismo a la vista de los resultados de las elecciones con una bajada del 2% del índice general. La victoria del Movimiento 5 Estrellas marcará la legislatura y, sobre todo, puede crear inestabilidad de gobierno, lo que no ha gustado a los mercados. La caída se ha suavizado hasta el 1,5 % a las 11.30 horas. Han caído especialmente los bancos y el grupo de Mediaset, propiedad de Silvio Berlusconi, que a esa misma hora perdía casi el 5 %, a consecuencia del mal resultado obtenido por Forza Italia, partido que ha sido superado en el centro derecha por la extremista Liga Norte. La prima de riesgo de Italia ha subido notablemente: al abrirse la sesión subió 10 puntos, y después se han reducido hasta 8, situándose en 138 puntos (la prima de riesgo de España está hoy en 88 puntos). Las pérdidas en la Bolsa de Milán han sido menores porque los mercados han recibido con gran satisfacción la buena noticia que se produjo ayer en Alemania. El apoyo de los socialdemócratas del SPD para la formación de un Gobierno de coalición con Angela Merkel, poniendo así fin a cinco meses de negociaciones.
04-03-2018 | Fuente: abc.es
Italia, condenada a la ingobernabilidad con un voto que preocupa a Europa: incógnita sobre el próximo gobierno
Italia puede verse condenada a la inestabilidad, tras las elecciones del domingo. El próximo gobierno es toda una incógnita. Ningún partido ni coalición ha alcanzado el 40 %, porcentaje necesario para obtener la mayoría parlamentaria. Con el 70 % del voto escrutado, el populista Movimiento 5 Estrellas ha sido el partido más votado, como estaba previsto, pero por encima de sus mejores previsiones: Habría superado el 32 % de votos. El centro derecha habría sido la coalición con más votos, en torno al 36 %, pero se queda por debajo de sus expectativas, y con la Liga Norte superando a Forza Italia. Mucho peor resultado ha tenido el centroizquierda, en torno al 23 %. En conjunto, el centroizquierda sufre una derrota histórica. Los resultados dejan abiertas diversas posibilidades para alianzas. Conviene destacar que estos datos son provisionales, pues se basan en encuestas realizadas a los electores tras depositar su voto en las urnas. Ha votado en torno al 70 %, una afluencia inferior al 2013 (75,2 %). En la tarde de hoy se conocerán los resultados oficiales definitivos. Pero con las proyecciones que se han hecho tras el cierre de las urnas, el voto italiano creará temor en Europa. El gobierno de centroizquierda quedado humillado con este resultado, aunque el primer ministro, Paolo Gentiloni, es el político con más consenso. País dividido y «vigilado» Con estos resultados, Italia es hoy un país completamente dividido y, además, puede quedar como un país vigilado por la Unión Europea, por temor a su radicalización, dada la fuerza que han adquirido en estas elecciones los partidos populistas o soberanistas. Italia es el país europeo donde es más fuerte el rechazo de la política tradicional. La suma de todos los partidos populistas o soberanistas ?Movimiento 5 Estrellas, Liga Norte, Hermanos de Italia y otros grupos de extrema derecha? superan en total el 50 % de los votos. La suma de todos los partidos populistas o soberanistas ?Movimiento 5 Estrellas, Liga Norte, Hermanos de Italia y otros grupos de extrema derecha? supera el 50 % de los votos El Movimiento 5 Estrellas es el partido que mejor ha sabido representar y recoger el sentimiento de protesta que recorre el país. En cambio, los partidos tradicionales se han visto relegados, en particular el gubernamental Partido Democrático que en el Senado no llega ni al 20 % (19,3 %). Es un claro fracaso. Se trata de un «resultado negativo», ha reconocido el dirigente Ettore Rosato, quien ha añadido: «Si se confirma, pasaremos a la oposición». Para esta fuerza política, situarse por debajo del límite del 20 % supone un rotundo fracaso, que puede poner en tela de juicio el liderazgo del exprimer ministro, Matteo Renzi. El PD llegó a superar en las elecciones europeas del 2014. Pero en el pasado año el partido se vio envuelto en una guerra civil que acabó en una escisión del ala más izquierdista. La lista que formaron los escindidos del PD, bajo el nombre Libres e iguales, encabezada por el presidente del Senado, el magistrado Pietro Grasso, ha obtenido también un gran fracaso: 3,5 %. Queda claro con estos resultados que el populismo, que prácticamente ha sido derrotado en toda Europa, en Italia ha obtenido un excelente resultado, que lo puede llevar al gobierno o poner dificultades al sistema. Berlusconi ya no hace milagros Junto al notable triunfo del Movimiento 5 Estrellas, fundado por el cómico Beppe Grillo en el 2009, cabe resaltar el buen resultado obtenido por la xenófoba Liga Norte: En las proyecciones de voto para la Cámara de diputados, la Liga de Matteo Salvini, obtiene el 17,5 %, mientras Forza Italia de Silvio Berlusconi no llega al 15 %. Parecido resultado se da en el Senado. El tercer partido de la coalición del centro derecha es Hermanos de Italia, que se sitúa por debajo del 5 %. Efe El resultado de Forza Italia, un par de puntos por debajo de la Liga, es un rotundo fracaso para Silvio Berlusconi, que esperaba ser el primer partido de la coalición. Por eso el ex Cavaliere designó a Antonio Tajani, actual presidente del Parlamento europeo, como candidato a primer ministro de la coalición de centroderecha. Pero Salvini solo estaba dispuesto a aceptar la candidatura de Tajani si el partido más votado de la coalición era Forza Italia. Si, como indican estos resultados, la Liga Norte terminar por superar claramente en votos a Forza Italia, Matteo Salvini se propondría como candidato a primer ministro, según sostuvo durante toda la campaña electoral. En este caso, la coalición podría disolverse, pues sería muy difícil que Berlusconi se sometiera al liderazgo del extremista Salvini. Ambos se odian. Populistas, mayoría Los dirigentes del Movimiento 5 Estrellas exultan. Sus dirigentes exultan: «Ahora todos tendrán que hablar con nosotros», manifiestan sus portavoces, lo que significa que ellos también estarán dispuestos en principio a hablar con todos los partidos. Queda abierta totalmente la posibilidad de formar diversas alianzas, lo que tampoco será nada fácil. Cabe resaltar que, en principio, una alianza es posible, la que más se temía, la de los populistas o soberanistas: La suma de votos del Movimiento 5 Estrellas, Liga Norte y Hermanos de Italia, les permitiría obtener mayoría parlamentaria. Los tres partidos tienen muchos puntos en común: oposición a la inmigración, están unidos en su hostilidad hacia Bruselas, tienen en su programa la eliminación de la reforma de las pensiones (la llamada «Ley Fornero»; la cancelación de la reforma laboral del gobierno Renzi, y su política económica sería expansiva saltándose los vínculos europeos. Pero un gobierno entre M5E y Liga Norte, aunque tuvieran mayoría, es poco probable. Terrible ley electoral Es de destacar también el fracaso que ha supuesto la ley electoral. Fue elaborada por los partidos tradicionales, fundamentalmente Forza Italia y el partido Democrático, con el objetivo de frenar el ascenso del Movimiento 5 Estrellas. Pero al final ha favorecido a los populistas, en particular al Movimiento 5 Estrellas. Los italianos votaron con la nueva ley electoral, llamada «Rosatellum», con sistema mixto: El 64 % de los escaños se eligen con método proporcional y el restante 36 % con mayoritario. Se ha confirmado totalmente, como se esperaba, un parlamento atomizado, porque así lo favorece el sistema proporcional. La complejidad de la nueva ley ha motivado algunas complicaciones y colas en los colegios electorales. Curiosamente, para la Cámara de diputados podían votar los mayores de 18 años, pero para el Senado solamente los mayores de 25. Es una de las incoherencias del sistema parlamentario italiano, con dos cámaras que tienen el mismo poder y complican extremadamente la aprobación de las leyes. El presidente Mattarella, figura clave A partir de ahora jugará un papel relevante el presidente de la República, Sergio Mattarella, una figura institucional decisiva cuando hay fragmentación en el parlamento. Él será el punto de referencia de la política italiana y el encargado de designar quién puede ser el primer ministro capaz de obtener la confianza del parlamento. La próxima fecha clave será el próximo día 23 de marzo, cuando se constituyan las dos cámaras. Con el excelente resultado obtenido, el Movimiento 5 Estrellas pretenderá hacerse con la presidencia de la Cámara de diputados o del Senado. Desde hoy llega la hora de la verdad para los políticos italianos, que se han dedicado a hacer durante la campaña infinidad de promesas irrealizables. La mayoría de los líderes, sobre todos los populistas, han tenido una actitud camaleónica. Por ejemplo, el Movimiento 5 Estrellas, escribió un programa electoral claramente antieuropeísta, con la participación electrónica de sus inscritos. Después, viendo que los ciudadanos no son tan hostiles a Bruselas, ha modificado su programa: El referéndum sobre el euro que el Movimiento 5 Estrellas tenía previsto realizar lo ha descartado y ya solamente lo considera como una «extrema ratio». Pero el fin de semana, el fundador del Movimiento 5 Estrellas, el cómico Beppe Grillo, que sigue siendo el garante de esta fuerza política, advirtió a su candidato a primer ministro, Luigi Di Maio, que el M5E no puede ser en absoluto como los demás partidos. Di Maio mostró una cierta transformación del movimiento populista, con el objetivo de ser un partido de gobierno. Está por ver si el Movimiento sigue más encadenado a Grillo que a las exigencias de los ciudadanos que lo votaron. Inestabilidad En cualquier caso, Italia parece condenada a la ingobernabilidad, una enfermedad endémica. El primer ministro Paolo Gentiloni ha contado una anécdota reveladora sobre la inestabilidad de Italia y por qué tienes menos peso de lo que podría representar su economía, la tercera de la eurozona: «Cuenta la frecuencia con la que cambiamos los gobiernos. En la antesala de Angela Merkel están los retratos de sus predecesores. En el tercer piso de Palazzo Chigi ?sede del gobierno y del primer ministro italiano- hay una galería con las fotos de 27 jefes de gobierno anteriores a mí», ha contado Gentiloni pocos días después de entrevistarse con la canciller alemana, el 16 de febrero pasado en Berlín. Solo en esta legislatura, en el gobierno italiano se han sucedido tres primeros ministros: Enrico Letta, Matteo Renzi y Paolo Gentiloni. Berlusconi, protagonista Protagonista de la jornada sin pretenderlo ha sido Silvio Berlusconi, 81 años. Cuando el líder de Forza Italia fue a votar a su colegio electoral de Milán, una joven perteneciente al movimiento feminista «Femen» se subió en una mesa en «top less» y le gritó al exprimer ministro, con visible cara descompuesta: «Berlusconi, estás caducado, tu tiempo se acabó». La misma frase se había escrito en el pecho: ?Berlusconi sei scaduto?. Lo mismo que la activista de «Femen» debe pensar el consuegro del ex Cavaliere, Rosario Pascale, el padre de Francesca Pascale, la novia de Berlusconi, ha hecho campaña electoral para el Movimiento 5 Estrellas (M5E) en su página de Facebook: Las fotos del candidato a primer ministro del M5E, Luigi Di Maio, 31 años, y otro dirigente del movimiento, las acompaña con esta frase: «Estos jóvenes son el futuro». Es sin duda la mayor provocación que ha sufrido el exprimer ministro junto al grito ?«estás acabado»- que hoy le profirió la activista de «Femen».
04-03-2018 | Fuente: abc.es
Un gran golpe del populismo lleva a Italia a la ingobernabilidad
Italia puede verse condenada a la inestabilidad, tras las elecciones del domingo. El próximo gobierno es toda una incógnita. Ningún partido ni coalición ha alcanzado el 40 %, porcentaje necesario para obtener la mayoría parlamentaria. Con el 70 % del voto escrutado, el populista Movimiento 5 Estrellas ha sido el partido más votado, como estaba previsto, pero por encima de sus mejores previsiones: Habría superado el 32 % de votos. El centro derecha habría sido la coalición con más votos, en torno al 36 %, pero se queda por debajo de sus expectativas, y con la Liga Norte superando a Forza Italia. Mucho peor resultado ha tenido el centroizquierda, en torno al 23 %. En conjunto, el centroizquierda sufre una derrota histórica. Los resultados dejan abiertas diversas posibilidades para alianzas. Conviene destacar que estos datos son provisionales, pues se basan en encuestas realizadas a los electores tras depositar su voto en las urnas. Ha votado en torno al 70 %, una afluencia inferior al 2013 (75,2 %). En la tarde de hoy se conocerán los resultados oficiales definitivos. Pero con las proyecciones que se han hecho tras el cierre de las urnas, el voto italiano creará temor en Europa. El gobierno de centroizquierda quedado humillado con este resultado, aunque el primer ministro, Paolo Gentiloni, es el político con más consenso. País dividido y «vigilado» Con estos resultados, Italia es hoy un país completamente dividido y, además, puede quedar como un país vigilado por la Unión Europea, por temor a su radicalización, dada la fuerza que han adquirido en estas elecciones los partidos populistas o soberanistas. Italia es el país europeo donde es más fuerte el rechazo de la política tradicional. La suma de todos los partidos populistas o soberanistas ?Movimiento 5 Estrellas, Liga Norte, Hermanos de Italia y otros grupos de extrema derecha? superan en total el 50 % de los votos. La suma de todos los partidos populistas o soberanistas ?Movimiento 5 Estrellas, Liga Norte, Hermanos de Italia y otros grupos de extrema derecha? supera el 50 % de los votos El Movimiento 5 Estrellas es el partido que mejor ha sabido representar y recoger el sentimiento de protesta que recorre el país. En cambio, los partidos tradicionales se han visto relegados, en particular el gubernamental Partido Democrático que en el Senado no llega ni al 20 % (19,3 %). Es un claro fracaso. Se trata de un «resultado negativo», ha reconocido el dirigente Ettore Rosato, quien ha añadido: «Si se confirma, pasaremos a la oposición». Para esta fuerza política, situarse por debajo del límite del 20 % supone un rotundo fracaso, que puede poner en tela de juicio el liderazgo del exprimer ministro, Matteo Renzi. El PD llegó a superar en las elecciones europeas del 2014. Pero en el pasado año el partido se vio envuelto en una guerra civil que acabó en una escisión del ala más izquierdista. La lista que formaron los escindidos del PD, bajo el nombre Libres e iguales, encabezada por el presidente del Senado, el magistrado Pietro Grasso, ha obtenido también un gran fracaso: 3,5 %. Queda claro con estos resultados que el populismo, que prácticamente ha sido derrotado en toda Europa, en Italia ha obtenido un excelente resultado, que lo puede llevar al gobierno o poner dificultades al sistema. Berlusconi ya no hace milagros Junto al notable triunfo del Movimiento 5 Estrellas, fundado por el cómico Beppe Grillo en el 2009, cabe resaltar el buen resultado obtenido por la xenófoba Liga Norte: En las proyecciones de voto para la Cámara de diputados, la Liga de Matteo Salvini, obtiene el 17,5 %, mientras Forza Italia de Silvio Berlusconi no llega al 15 %. Parecido resultado se da en el Senado. El tercer partido de la coalición del centro derecha es Hermanos de Italia, que se sitúa por debajo del 5 %. Efe El resultado de Forza Italia, un par de puntos por debajo de la Liga, es un rotundo fracaso para Silvio Berlusconi, que esperaba ser el primer partido de la coalición. Por eso el ex Cavaliere designó a Antonio Tajani, actual presidente del Parlamento europeo, como candidato a primer ministro de la coalición de centroderecha. Pero Salvini solo estaba dispuesto a aceptar la candidatura de Tajani si el partido más votado de la coalición era Forza Italia. Si, como indican estos resultados, la Liga Norte terminar por superar claramente en votos a Forza Italia, Matteo Salvini se propondría como candidato a primer ministro, según sostuvo durante toda la campaña electoral. En este caso, la coalición podría disolverse, pues sería muy difícil que Berlusconi se sometiera al liderazgo del extremista Salvini. Ambos se odian. Populistas, mayoría Los dirigentes del Movimiento 5 Estrellas exultan. Sus dirigentes exultan: «Ahora todos tendrán que hablar con nosotros», manifiestan sus portavoces, lo que significa que ellos también estarán dispuestos en principio a hablar con todos los partidos. Queda abierta totalmente la posibilidad de formar diversas alianzas, lo que tampoco será nada fácil. Cabe resaltar que, en principio, una alianza es posible, la que más se temía, la de los populistas o soberanistas: La suma de votos del Movimiento 5 Estrellas, Liga Norte y Hermanos de Italia, les permitiría obtener mayoría parlamentaria. Los tres partidos tienen muchos puntos en común: oposición a la inmigración, están unidos en su hostilidad hacia Bruselas, tienen en su programa la eliminación de la reforma de las pensiones (la llamada «Ley Fornero»; la cancelación de la reforma laboral del gobierno Renzi, y su política económica sería expansiva saltándose los vínculos europeos. Pero un gobierno entre M5E y Liga Norte, aunque tuvieran mayoría, es poco probable. Terrible ley electoral Es de destacar también el fracaso que ha supuesto la ley electoral. Fue elaborada por los partidos tradicionales, fundamentalmente Forza Italia y el partido Democrático, con el objetivo de frenar el ascenso del Movimiento 5 Estrellas. Pero al final ha favorecido a los populistas, en particular al Movimiento 5 Estrellas. Los italianos votaron con la nueva ley electoral, llamada «Rosatellum», con sistema mixto: El 64 % de los escaños se eligen con método proporcional y el restante 36 % con mayoritario. Se ha confirmado totalmente, como se esperaba, un parlamento atomizado, porque así lo favorece el sistema proporcional. La complejidad de la nueva ley ha motivado algunas complicaciones y colas en los colegios electorales. Curiosamente, para la Cámara de diputados podían votar los mayores de 18 años, pero para el Senado solamente los mayores de 25. Es una de las incoherencias del sistema parlamentario italiano, con dos cámaras que tienen el mismo poder y complican extremadamente la aprobación de las leyes. El presidente Mattarella, figura clave A partir de ahora jugará un papel relevante el presidente de la República, Sergio Mattarella, una figura institucional decisiva cuando hay fragmentación en el parlamento. Él será el punto de referencia de la política italiana y el encargado de designar quién puede ser el primer ministro capaz de obtener la confianza del parlamento. La próxima fecha clave será el próximo día 23 de marzo, cuando se constituyan las dos cámaras. Con el excelente resultado obtenido, el Movimiento 5 Estrellas pretenderá hacerse con la presidencia de la Cámara de diputados o del Senado. Desde hoy llega la hora de la verdad para los políticos italianos, que se han dedicado a hacer durante la campaña infinidad de promesas irrealizables. La mayoría de los líderes, sobre todos los populistas, han tenido una actitud camaleónica. Por ejemplo, el Movimiento 5 Estrellas, escribió un programa electoral claramente antieuropeísta, con la participación electrónica de sus inscritos. Después, viendo que los ciudadanos no son tan hostiles a Bruselas, ha modificado su programa: El referéndum sobre el euro que el Movimiento 5 Estrellas tenía previsto realizar lo ha descartado y ya solamente lo considera como una «extrema ratio». Pero el fin de semana, el fundador del Movimiento 5 Estrellas, el cómico Beppe Grillo, que sigue siendo el garante de esta fuerza política, advirtió a su candidato a primer ministro, Luigi Di Maio, que el M5E no puede ser en absoluto como los demás partidos. Di Maio mostró una cierta transformación del movimiento populista, con el objetivo de ser un partido de gobierno. Está por ver si el Movimiento sigue más encadenado a Grillo que a las exigencias de los ciudadanos que lo votaron. Inestabilidad En cualquier caso, Italia parece condenada a la ingobernabilidad, una enfermedad endémica. El primer ministro Paolo Gentiloni ha contado una anécdota reveladora sobre la inestabilidad de Italia y por qué tienes menos peso de lo que podría representar su economía, la tercera de la eurozona: «Cuenta la frecuencia con la que cambiamos los gobiernos. En la antesala de Angela Merkel están los retratos de sus predecesores. En el tercer piso de Palazzo Chigi ?sede del gobierno y del primer ministro italiano- hay una galería con las fotos de 27 jefes de gobierno anteriores a mí», ha contado Gentiloni pocos días después de entrevistarse con la canciller alemana, el 16 de febrero pasado en Berlín. Solo en esta legislatura, en el gobierno italiano se han sucedido tres primeros ministros: Enrico Letta, Matteo Renzi y Paolo Gentiloni. Berlusconi, protagonista Protagonista de la jornada sin pretenderlo ha sido Silvio Berlusconi, 81 años. Cuando el líder de Forza Italia fue a votar a su colegio electoral de Milán, una joven perteneciente al movimiento feminista «Femen» se subió en una mesa en «top less» y le gritó al exprimer ministro, con visible cara descompuesta: «Berlusconi, estás caducado, tu tiempo se acabó». La misma frase se había escrito en el pecho: ?Berlusconi sei scaduto?. Lo mismo que la activista de «Femen» debe pensar el consuegro del ex Cavaliere, Rosario Pascale, el padre de Francesca Pascale, la novia de Berlusconi, ha hecho campaña electoral para el Movimiento 5 Estrellas (M5E) en su página de Facebook: Las fotos del candidato a primer ministro del M5E, Luigi Di Maio, 31 años, y otro dirigente del movimiento, las acompaña con esta frase: «Estos jóvenes son el futuro». Es sin duda la mayor provocación que ha sufrido el exprimer ministro junto al grito ?«estás acabado»- que hoy le profirió la activista de «Femen».
04-03-2018 | Fuente: abc.es
Los militantes del SPD dicen «sí» a una Gran Coalición con Angela Merkel
La rueda de prensa de anuncio del resultado sobre la consulta a las bases del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) estaba convocada a las nueve de la mañana. Los 34 minutos de retraso con los que ha comenzado el acto, en el atrio central de la Casa Willy Brandt de Berlín habían aumentado la tensión al máximo, porque en los pasillos se reconocía que los resultados ya estaban sobre la mesa, pero que la directiva no saldría hasta que quedase acordado cada punto y cada coma de la presentación. Otro signo interrogativo lo constituía el hecho de que a primera hora de la mañana hubiese ingresado en el edificio, camino a la planta noble, Kevin Kühnert, el líder de las juventudes del partido, los Jusos, que durante los últimos meses ha encabezado la intensa campaña en contra de la gran coalición y con el que parecía evidente que la directiva estaba tratando de llegar a un acuerdo antes de anunciar el resultado. Finalmente, tras media hora de especulaciones y cálculos, Dietmar Nietan, el tesorero del partido ha aparecido en la tribuna ante los ansiosos periodistas para informar que el resultado era positivo. Habrá otro gobierno de gran coalición en Alemania. Concretamente, el resultado de la consulta ha sido de un 66% a favor con una participación del 78%, lo que significa que las bases se han implicado intensamente en la votación, con una participación muy superior a cualquier otra anterior, y que el respaldo de las bases ha sido finalmente más amplia que la que la gran coalición obtuvo en el último congreso por parte de los más de mil delegados del partido, que la aprobaron por un 56% de los votos. La directiva del SPD dará a conocer a lo largo de esta semana los nombres de los ministros socialdemócratas que se sentarán en el gabinete con Merkel y la Cancillería espera poder cerrar la formación de gobierno este mismo mes. A dos kilómetros y medio de este escenario, en la Casa Konrad Adenauer de Berlín, la sede central de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, la canciller seguía la presentación de estos datos reunida con la directiva de su propia formación política para articular sobre la marcha una reacción adaptada al resultado dela consulta y, una vez conocido el resultado positivo, la prioridad es dar luz verde a un calendario cuya siguiente cita será seguramente el 12 de marzo. Con alivio respiran también a esta hora los responsables de las cajas de los dos grandes partidos alemanas. Tras la campaña que precedió a las elecciones del 24 de septiembre, la situación financiera, especialmente del SPD, es realmente dramática y difícilmente podría afrontar la carga de otra campaña electoral. Los dos grandes partidos, SPD y CDU, disponen ahora de una legislatura para reponerse programática y electoralmente, mientras en Europa se ponen en marcha, finalmente, los mecanismos del nuevo marco presupuestario y de la reforma Macron.
03-03-2018 | Fuente: abc.es
¿Son ficción o realidad las nuevas armas que Putin asegura poseer?
Sea o no cierto que Rusia cuenta con el arsenal que el presidente Vladímir Putin blandió el jueves durante su discurso anual sobre el estado de la Nación, de momento solamente mediante una infografía animada bastante sugerente, lo cierto es que ha causado revuelo tanto dentro como fuera del país. «Una nueva carrera armamentística ha sido declarada», se apresuró a difundir en las redes sociales el director de la radio Eco de Moscú, Alexéi Venedíktov, después de la exhibición virtual de músculo de Putin. Sin embargo, en declaraciones a esa misma emisora, el experto en temas militares, Alexánder Golts, aclaraba que el misil intercontinental Sarmat, una de las primicias presentadas durante la intervención del presidente ruso, «ha tenido muchos problemas en los últimos años» durante las pruebas experimentales. «No se puede decir todavía que se trate de un armamento totalmente perfeccionado y listo para su utilización», añadió. Por su parte, el periodista Arkadi Bábchenko tampoco tiene plena certeza de que Rusia tenga o vaya a tener a corto plazo el arsenal descrito por Putin. «Me inclino más por pensar que es una iniciativa para consumo interno de cara a los comicios» presidenciales del próximo 18 de marzo, en los que el actual inquilino del Kremlin aspira a la reelección». Iván Moiséyev, responsable del Instituto de Política Espacial, avisa en declaraciones a «The Insider» que «es imposible que puedan existir misiles de crucero equipados con propulsores atómicos», otro de los armamentos que el jefe del Kremlin presentó durante su alocución. En la época soviética se experimentó un motor similar, pero para uso espacial y nunca llegó a ser empleado en la práctica. El que se ha tomado con auténtica sorna las amenazas del máximo dirigente ruso en cuanto a la posesión de potentes e invulnerables armas nucleares capaces de burlar el escudo antimisiles estadounidense y golpear sin ningún impedimento cualquier punto del planeta ha sido el líder opositor, Alexéi Navalni, a quien se le ha cerrado el paso a las elecciones presidenciales a causa de sus antecedentes por delitos económicos. «Es la única cuestión en la que Putin puede mentir con toda tranquilidad sin temor a ser pillado», manifestó Navalni el jueves en su canal de Youtube. «Todo el mundo observa que no cumple nada de lo que promete en sanidad, educación, economía, etcétera, porque la gente lo puedo comprobar por sí misma», aseguraba. Pero en asuntos de armamentos y puesto que está por medio el secreto de Estado, «ahí puede contarnos lo que quiera sin que luego se pueda verificar si este o aquel dispositivo ha entrado o no en servicio». En donde no han caído como una broma las belicistas recreaciones mostradas por Putin en la sala del Manezh ha sido en Estados Unidos, Europa y la OTAN. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la canciller alemana, Angela Merkel, expresaron su «preocupación» por los nuevos planes armamentísticos rusos en una conversación telefónica que mantuvieron el jueves por la noche. Washington acusó el jueves a Moscú de iniciar una carrera de armamentos y de vulnerar los acuerdos internacionales de desarme nuclear, algo que el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, negó el viernes. «Rusia sigue fiel a sus obligaciones internacionales», sostuvo Peskov. La OTAN, por su lado, en un comunicado de su portavoz, Oana Lungescu, ha calificado de «inaceptable y contraproducente» el contenido del discurso de Putin sobre el uso de supuestas nuevas armas invencibles.
03-03-2018 | Fuente: abc.es
¿Por qué una Gran Coalición es tan difícil en España cuando en Alemania ya ha habido tres?
A la espera del resultado del voto de las bases del SPD, de una consulta que determinará si la Gran Coalición entre ese partido y el bloque conservador del CDU-CSU sale adelante, el futuro de Alemania sigue en vilo. Durante estos años, tanto en 2005 como en 2013, Angela Merkel se ha servido del acuerdo entre los dos grandes partidos para ser investida canciller. Una solución que no ha sido imitada en España, donde un pacto equivalente de gobierno entre el PP y el PSOE sería difícil de imaginar; así pudo comprobarse, al menos, por las declaraciones de Alfredo Pérez Rubalcaba o Mariano Rajoy luego de las elecciones generales de marzo de 2016, cuando ambos políticos desecharon esa posibilidad. Lo cierto es que la Gran Coalición es una fórmula típicamente alemana, nacida en los años turbulentos de la Guerra Fría y en las circunstancias singularísimas que atravesaba esa nación partida en dos como consecuencia, en parte, de la Segunda Guerra Mundial. La República Federal de Alemania (RFA), una democracia liberal adscrita al bloque occidental y con una economía de libre mercado, había nacido en 1949, como también lo había hecho la República Democrática de Alemania (RDA), una democracia «popular» bajo el influjo de la Unión Soviética y regida, a pesar del colorete, por un partido único, el SED, que contaba, porque así estaba establecido, con un número fijo, y mayoritario, de escaños en la Cámara del Pueblo. El nacimiento del SED (en español, Partido Socialista Unificado de Alemania) se había oficializado en el congreso celebrado en Berlín entre el 21 y el 22 de abril de 1946, y había sido posible gracias a la fusión entre los socialdemócratas y los comunistas del este, en una conjunción que pretendía lograr, según había afirmado entonces el comunista Walter Ulbricht, el «renacimiento del movimiento obrero alemán»; Ulbricht, gustoso beneficiario de ese «renacimiento», se había convertido, entre 1960 y 1973, en el máximo dirigente de la RDA como presidente de su Consejo de Estado. A él, tras el breve paso por el cargo de Willi Stoph, le había sucedido, en 1976, el durísimo Erich Honecker, alérgico a cualquier aperturismo, como el propuesto por el soviético Gorbachov, que resquebrajara a la RDA. Para el recuerdo, y como resumen de una época, queda retratado su beso con Brejnev, el mandatario soviético en una célebre pintura sobre los restos del Muro de Berlín. El beso de Brejnev y HoneckerEl viaje ideológico del SPD en la RFA fue muy distinto. Kurt Schumacher, líder socialdemócrata recluido, por el nazismo, en el campo de concentración de Dachau, se cerró en banda y se negó a repetir el experimento unionista de la RDA. El anticomunismo se adhirió al espíritu del SPD occidental, que mantuvo su autonomía y que siguió destilando su ideología de posos marxistas hasta el congreso de Bad Godesberg, un encuentro celebrado en 1959 donde también abandonó la dialéctica de la lucha de clases. Según el diputado Herbert Wehner, el congreso también supuso la renuncia a socializar el Estado. El historiador Tony Judt, en su obra «Postguerra», señala que «el nuevo programa del Partido allí adoptado estableció claramente 'el socialismo democrático, enraizado en Europa de la ética cristiana, el humanismo y la filosofía clásica, no pretende proclamar verdades absolutas'». Acceder al poder La reforma del SPD de la RFA no solo fue fruto de las reflexiones ideológicas, sino también de fines pragmáticos. Desde el nacimiento del nuevo Estado, los socialdemócratas no habían alcanzado los resultados necesarios como para formar gobierno; de hecho, el partido no accedía a él desde el 27 de marzo de 1930 o, lo que es lo mismo, desde poco antes del final de la República de Weimar, del sistema político derrocado tras la subida, en enero de 1933, del nazismo al poder. Convenía, por tanto, volver a atraer a los electores. Los años 60 fueron una década de oro para conseguirlo, sobre todo por la crisis presuspuestaria y el incremento de la inflanción que sufría el país. Así las cosas, la Gran Coalición de 1966 nació con el reto de superar las convulsiones de ese periodo, teniendo también que lidiar con la izquierda antiparlamentaria, crítica con la aprobación de las leyes de emergencia que habilitaban al Gobierno para actuar en situaciones de excepción. Las muertes violentas de algunos militantes del movimiento tiñieron de sangre el final de la década de los 60 y anunciaron los años de plomo de la siguiente. Es el caso del líder estudiantil Rudi Dutschke, gravemente herido por un miembro de la extrema derecha el 11 de abril de 1968. Para más inri, el por entonces canciller, el conservador Kurt Georg Kiesinger, tenía una biografía polémica. Miembro del partido nazi desde marzo de 1933, había trabajado en el Ministerio de Asuntos Exteriores del Tercer Reich durante la Segunda Guerra Mundial, a unque en 1944 había recibido la acusación de tener «tendencias políticas que podrían ser hostiles a la política exterior del Führer». Muy diferente era el itinerario biográfico de su vicecanciller, el carismático y socialdemócrata Willy Brandt. Brandt, que en realidad se llamaba Herbert, había militado en formaciones socialistas desde su juventud y luego, en 1933, se había exiliado a Noruega, donde había huido del regimen totalitario que se asentaba en Alemania. Además de vicecanciller, Brandt había desempeñado, en la Gran Coalición, el cargo de ministro de Asuntos Exteriores. Aunque cartera siempre clave, en un contexto histórico de Guerra Fría, y en un país como la República Federal de Alemania, el desempeño de esa responsabilidad era particularmente delicada y útil. Desde él pudo potenciar la «Ostpolitik» o política del este, una estrategia consistente en acercarse a las «democracias populares» de la órbita de la Unión Soviética con el objetivo de promover, en ellas, el cambio político. Willy Brandt en 1972Final de una edad de oro La Gran Coalición terminó en 1969 y permitió al SPD demostrar que era un partido capaz de ponerse a las riendas de la RFA. De hecho, en las elecciones de ese año, Willy Brandt fue elegido como nuevo canciller; en esa ocasión, la coalición de gobierno se formó con el SPD y con los liberales del FDP, el tradicional partido bisagra. Comenzaron entonces años gloriosos para la socialdemocracia de la Alemania occidental, época dorada en la que Helmut Schdmidt , que subió a la cancillería en 1974 y que enfrentó una de las mayores crisis internas del país, la del terrorismo de la banda de extrema izquierda Baader-Meinhof, también fue protagonista. Hoy en día, la situación de la formación dista mucho de la de entonces. Martin Schulz, que concurrió como candidato del SPD a las elecciones del pasado año, se vio obligado a renunciar a la presidencia del partido por los decepcionantes resultados obtenidos en los comicios. «El SPD necesita una renovación», señaló entonces. Junto a las tensiones internas, el futuro del partido no parece muy halagüeño. En Alemania, la Gran Coalición cumplió la función de solucionar la crisis económica, y fue posible gracias a la necesidad del SPD de acceder al poder para demostrar que lo podía detentar con éxito. Su remodelación ideológica y su abrazo al pragmatismo facilitaron que gobernara junto al CSU-CDU. En España, la capacidad de alcanzar un acuerdo de ese tipo, con un PSOE que se ha balanceado hacia Ciudadanos o hacia Podemos pero no hacia el PP, parece, al menos a día de hoy, imposible.
02-03-2018 | Fuente: abc.es
Merkel y Trump, preocupados por los misiles de Putin
La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente estadounidense, Donald Trump, «están preocupados» por las declaraciones del presidente ruso, Vladímir Putin, acerca del desarrollo armamentístico de su país y por el «impacto negativo en los esfuerzos internacionales para un control de armas». Según informó hoy el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, Merkel y Trump mantuvieron ayer una conversación telefónica en la que abordaron el discurso de Putin ese mismo día, en el que el jefe del Kremlin anunció que su país posee armamento nuclear capaz de inutilizar el escudo antimisiles estadounidense y cualquier ataque procedente del exterior. Ambos líderes coincidieron en la necesidad de esperar a que «se concreten» los planes del presidente ruso, añadió el portavoz, que no dio más detalles acerca de lo abordado en la conversación y se remitió a la «confidencialidad» impuesta en este tipo de contenidos. En su conversación telefónica, Merkel y Trump se mostraron asimismo de acuerdo en la obligación de que el régimen sirio y sus aliados iraníes y rusos implementen «de inmediato y en su totalidad» la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que «exige un alto el fuego inmediato en Siria». La canciller alemana y el presidente estadounidense exigieron asimismo a Rusia «poner fin a su participación en los bombardeos de Guta Oriental y a mover al régimen de (el presidente sirio, Bachar al) Asad a acabar con las operaciones ofensivas» contra zonas con población civil. Al mismo tiempo, Merkel y Putin subrayaron que el régimen sirio «debe responder al empeoramiento de la situación humanitaria en Guta Oriental» en lo que se refiere tanto al uso de armas químicas por parte del régimen de Asad como a los ataques contra civiles y el bloqueo a la ayuda humanitaria.
02-03-2018 | Fuente: abc.es
Merkel se alinea con Trump frente a la amenaza nuclear de Putin
Desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca, Angela Merkel ha mantenido una considerable distancia ante el presidente estadounidense, pero los últimos movimientos rusos han servido para que Alemania gire hacia Washington y la canciller ha manifestado su «preocupación conjunta» por las declaraciones de Vladímir Putin, acerca del desarrollo armamentístico de su país. Según informó el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, Merkel y Trump mantuvieron una conversación telefónica poco después del discurso de Putin en el que el jefe del Kremlin anunciaba que posee armamento nuclear capaz de inutilizar el escudo antimisiles estadounidense y cualquier ataque procedente del exterior. Ambos coincidieron en la necesidad de esperar a que «se concreten» los planes del presidente ruso, pero establecieron pautas de reacción conjunta que Seibert evitó detallar alegando la «confidencialidad» impuesta en este tipo de contenidos. Los gobiernos de EE.UU. y Alemania coinciden además en valorar el «impacto negativo en los esfuerzos internacionales para un control de armas» y Berlín añade que, en vista de la situación «realmente horrible» que vive la población civil siria, «no existe motivo alguno para sentir orgullo respecto a determinados desarrollos armamentísticos o al uso de determinadas armas rusas in situ», que Alemania, dijo Seibert, observa «con especial preocupación». El gobierno, hackeado El gobierno alemán hace estas declaraciones mientras en las portadas de los medios germanos lleva días hirviendo el caso de ciberespionaje en el que hackers rusos han accedido a ordenadores del Ministerio de Exteriores y del Ministerio de Defensa, copiando «información sensible» y en una operación que afectaría además a gobiernos de otros países europeos y latinoamericanos. El Ministerio de Interior alemán se vio obligado ayer a reconocer que, a fecha de hoy, «no se puede descartar que el ataque haya concluido». Rusia ha cancelado las conversaciones estratégicas con EE.UU. para este mes, precisamente después de que una delegación de Washington desairase una reunión sobre ciberseguridad, según la embajada de Moscú en EE.UU. Las revelaciones de Putin, en claro tono electoral, desafían a Washington a una nueva carrera armamentista antes de las elecciones presidenciales del 18 de marzo que confirmarán a Putin en el poder. Aunque el desarrollo de armas atómicas de bajo rendimiento no está contemplado en los tratados de no proliferación, Washington considera que su uso supone un factor desestabilizador en el actual escenario internacional que confirma las alarmas expresadas ya en la última edición de la Conferencia de Seguridad de Múnich, el pasado mes de febrero.