Infortelecom

Noticias de angela merkel

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Merkel proseguirá la campaña electoral pero añadirá «espacios de reflexión» para condenar los atentados
La canciller alemana, Angela Merkel, ha confirmado que la campaña electoral para las elecciones federales del 24 de septiembre seguirá tal y como estaba previsto, pero incluirá minutos de silencio en conmemoración por los ataques terroristas de Barcelona y Cambrils, según ha hecho saber tras reunirse con los líderes del resto de partidos en liza. De esta manera, los eventos de su partido no pondrán música a gran volumen y concederán a los asistentes «minutos de reflexión» en memoria de los fallecidos y como gesto de solidaridad de la población alemana. Merkel ha defendido la decisión de proseguir con la campaña, que defendió como «una celebración de la democracia». «Los terroristas no van a entenderlo pero nosotros sabemos, precisamente en democracia, que nuestra fuerza reside en la libertad y en el respeto al individuo», ha hecho saber.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Erdogan asegura que no liberará a los tres alemanes encarcelados
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado que no tiene ninguna intención de liberar a las tres personas con nacionalidad alemana que mantiene encarceladas por su supuesta participación en el fallido golpe de Estado de julio de 2016. «He entragado a la señora que lidera Alemania», ha declarado Erdogan en relación a la canciller, Angela Merkel, «4.500 archivos de terroristas y, por desgracia, algunos de estos archivos fueron rechazados. Sin embargo, me pidieron que liberara a una, dos, tres personas». «Y lo siento, pero si ellos tienen una Judicatura, nosotros también», ha manifestado el presidente turco, en referencia a los tres ciudadanos alemanes detenidos, entre ellos el periodista de 'Die Welt' Deniz Yucel. Durante su comparecencia, Erdogan también criticó duramente al ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, quien generalmente dedica agrias críticas al Gobierno turco en medio de la crisis diplomática abierta entre ambos países. «Ese hombre es un desastre. ¿Quién se cree que es para hablar con el presidente de Turquía. Más vale que sepa qué posición ocupa», ha lamentado Erdogan.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Merkel agradece a España la libertad del escritor Dogan Akhanli
La canciller alemana, Angela Merkel, ha aprovechado este domingo una aparición en la cadena de televisión RTL para agradecer personalmente a España la decisión de poner en libertad condicional al escritor alemán de origen turco Dogan Akhanli, detenido el sábado en Granada, donde pasaba unas vacaciones con su pareja. Akhanli había sido detenido tras cursar Interpol una orden de detención solicitada por el Estado turco, que considera al escritor un enemigo político por sus críticas al gobierno de Erdogan. «Estoy muy contenta de que España de momento lo haya puesto en libertad», ha dicho Merkel durante un encuentro con ciudadanos en el que respondía en directo preguntas de estos. «Yo también podría llamar en cualquier momento al presidente del gobierno», ha señalado, después de reconocer que el ministro de Exteriores, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, se había puesto en contacto personalmente con las autoridades españolas para aclarar el caso y para pedir que Akhanli no sea extraditado a Turquía, como solicita el gobierno de Ankara. «Desde mi punto de vista esto es inaceptable», ha criticado Merkel la actuación de Ankara, «no se puede manipular a organizaciones internacionales como Interpol por algo así». Akhanli ha sido puesto en libertad en Madrid, aunque no podrá ausentarse hasta que la Justicia española se haya pronunciado sobre la solicitud de extradición. El procedimiento puede durar varias semanas. Según ha explicado su abogado, Ilias Uyar, debe presentarse cada semana ante la policía española y permanecer localizable por teléfono. «Se trata sin lugar a dudas de una detención por motivos políticos. La justificación de Turquía es que se le busca por un robo cometido en 1989, pero se trata de un juicio que en su momento fue sobreseído y que los fiscales turcos reabrieron en ausencia de mi cliente para revoca r el fallo», explica el abogado, recordando que Akhanli no tiene ya la nacionalidad turca, sino solamente la alemana, y que se vio obligado a huir de la persecución política en ese país en 1991, después de haber pasado dos años en prisión. El ministro Gabriel, telefoneó ayer a su homólogo Alfonso Dastis para solicitar la participación de Alemania en los procedimientos legales pertinentes y solicitar que el ciudadano alemán no sea extraditado a Turquía. Desde el fallido golpe de Estado de julio de 2016, Turquía ha encarcelado a nueve ciudadanos alemanes a los que acusa de apoyar al terrorismo y Gabriel ha declarado a este respecto que «sería terrible que Turquía lograse también conseguir en otros países europeos que personas que hacer oír su voz crítica con Erdogan vayan a la cárcel». «Tengo plena confianza en la Justicia española y en que nuestros amigos y socios del gobierno español saben de qué va esto», ha añadido, dejando a España en una situación diplomática un tanto delicada, en medio de la disputa entre los gobiernos turco y alemán, que ha elevado la tensión entre los dos países a la altura de crisis durante los últimos meses.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Schulz promete retirar las armas nucleares estadounidenses de Alemania
Alemania entra en la ?fase caliente? de su campaña electoral, en palabras del candidato socialdemócrata (SPD) Martin Schulz, que anoche prometió en un mitin celebrado en Trieste la retirada de las armas nucleares estadounidenses de suelo alemán. ?Trabajaré como canciller federal de Alemania para que las armas nucleares sean retiradas, por su puesto también las estacionadas en Renania Palatinado?, dijo, en referencia a los alrededor de 20 misiles nucleares que EE.UU. mantiene en las bases de Büchel y Eifel de este estado federado alemán. Schulz prometió además liderar un proceso de desarme internacional afirmando que ?no puede ser que la República Federal de Alemania este mirando de brazos cruzados y sin hacer ningún comentario la carrera armamentística que pretende Trump? y señalando concretamente que ?más que nunca, el conflicto norcoreano nos muestra la necesidad de limitar la capacidad de armamento y del desarme nuclear?. A eso siguieron reiterados reproches a Angela Merkel por los 30.000 millones de presupuesto destinados a mejorar el Ejército alemán, en respuesta a la exigencia de EE.UU. de alcanzar el objetivo de gasto militar de la OTAN. ?Rechazamos ese proceso de rearme?, se opuso Schulz, ?ese dinero debería destinarse a mejorar las escuelas, al desarrollo rural y a las infraestructuras?. Apelando al desarme nuclear y al tradicional pacifismo del electorado alemán, Schulz cree tocar una fibra sensible con la que espera remover el voto, en una situación en la que las encuestas conceden a los Cristianodemócratas (CDU) de Merkel el 29% de los votos, muy cómodamente por delante del 23% que obtiene su partido, pero en la que según un estudio Allensbach casi la mitad de los votantes declara que todavía no ha decidido cuál será su voto. Tras una legislatura de gran coalición en Berlín, en la que el SPD ha gobernado de la mano con la CDU, la campaña socialdemócrata lo tiene muy difícil para plantar cara a Merkel, por lo que la estrategia de Schulz parece ser fijar en el electorado una imagen en la que su candidatura lucha contra el enemigo político Donald Trump, al que se refirió durante el acto como un ?representante de la política de la infamia? y ?oportunista del miedo?. Acusó al presidente de EE.UU. de servirse de ?cualquier intimidación? y dijo que ?los tipos como Donald Trump representan una política en la que cualquier vileza está justificada? y suponen ?una amenaza moral sobre la política como nunca antes había existido?. Con la crisis del euro oficialmente clausurada por Bruselas y con la crisis de los refugiados dada por superada entre los grandes partidos alemanes, en un país en el que el Estado nada en dinero y en el que Merkel ha abierto campaña prometiendo ?pleno empleo?, a los socialdemócratas no parece quedarles otro camino que orientar sus mensajes electorales hacia figuras del exterior, de modo que Schulz tuvo también palabras muy duras para el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, al que instó a no interferir en la política alemana. Erdogan ha hecho un llamamiento a los ciudadanos de origen turco que viven en Alemania y tienen derecho a voto, que vienen a ser un millón de votantes, a no votar a los grandes partidos. ?A todos mis compatriotas de Alemania les digo que no cometan errores y no voten a esa gente. Ni a los democristianos ni al SPD ni a Los Verdes. Todos ellos son enemigos de Turquía. Votad a otros partidos que no sean enemigos de Turquía?, pidió en unos comentarios a la prensa en los que definió además esta cuestión como ?una lucha por el honor?. Excluidos estos partidos, Erdogan solamente deja al electorado de origen turco la posibilidad de votar al partido anti euro Alternativa para Alemania (AfD), con un 7% en las encuestas y que podría entrar por primera vez en el Bundestag en estas elecciones. Schulz no solamente considera esta intromisión en la campaña alemana como una injerencia, sino que además culpó a Erdogan y a su agresiva dialéctica de los altos violentos de los que están siendo víctimas varios candidatos del SPD. El coche de la diputada germano-turca Michelle Müntefering ha sido esta semana incendiado, estando aparcado delante de su domicilio. La mujer del ministro de Exteriores Sigmar Gabriel, de profesión dentista, ha recibido amenazas telefónicas de muerte en su consulta, de forma que ha sido necesario proporcionarle protección policial y se ha visto ?claramente superada? por la situación. ?Todavía no sabemos quiénes han sido?, reconocía anoche Schulz, ?pero por supuesto vemos que vivimos una atmósfera caliente que puede conducir a tales cosas, una situación muy, pero que muy seria, en la que un jefe de un país amigo interfiere en la política interna alemana permitiendo así que las personas se sientan naturalmente alentadas a tales acciones?. El SPD ha bautizado la gira electoral de Schulz ?Live-Tour?, como las de los grupos de rock, y promete que será diferente de los actos proselitistas de los rivales e invierte en ella 24 millones de euros. ?Nuestro potencial es mucho mayor que las encuestas actuales?, confía el vicepresidente del partido Ralf Stegner, en la primera de las 40 localidades que recorrerá la caravana antes de llegar a los actos finales el 22 de septiembre en Berlín y el 23 en Aquisgrán, la ciudad más cercana a la patria chica de Schulz, Würselen.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La cumbre de París vincula las mafias de la inmigración con el terrorismo
Las cifras frías las puso la canciller alemana, Angela Merkel: en junio, 23.500 personas cruzaron el Mediterráneo desde Libia hasta Italia, y 530 murieron en el mar; en julio, cruzaron 11.000 y murieron 210. El Mediterráneo convertido en un enorme cementerio pesó en la conciencia de la cumbre de París convocada por el presidente francés, Emmanuel Macron, para buscar medidas que atajen ese drama. El dato humano lo aportó el presidente de Chad, Idriss Déby: «Estamos perdiendo a nuestros jóvenes de 20 o 30 años. Se nos mueren en el desierto o en el Mediterráneo. Nos toca en lo más hondo de nuestra sensibilidad.. Perdemos la fuerza de trabajo de nuestro continente. Es la pobreza, el desempleo..» Macron invitó a las principales potencias de la UE al Palacio del Elíseo para sentarse a la misma mesa que tres países clave, de origen o de tránsito, en los flujos migratorios: Libia, Níger y Chad, en un formato inédito, pese a que el problema incumbe a todos desde hace muchos años. Junto a estos países, Francia, Alemania, España e Italia, también participó la Alta Representante de la UE, Federica Mogherini. La cita estuvo marcado por los recientes atentados terroristas en España. «Ninguno de nuestros países está a salvo. Mientras no se resuelva el problema de Libia, seguirá siendo una incubadora de terroristas», afirmó el presidente del Chad. Países de origen En la cumbre de París se vinculó directamente a las mafias de la inmigración irregular con el terrorismo. Macron puso sobre la mesa un plan de acción a corto plazo, dirigido a luchar contra los grupos de traficantes de seres humanos, a quienes culpó de convertir el Mar Mediterráneo en un gigantesco cementerio humano. «Son los mismos que financian el terrorismo», alertó. Por eso ve imprescindible atacar todo ese engranaje. Junto a esa guerra sin cuartel contra las mafias, para desarmarlas y neutralizarlas, la cumbre de París incidió en la necesidad de fomentar la cooperación con los países de origen y de tránsito, en la línea de la postura que siempre ha defendido España en la UE. De hecho, Rajoy, en su intervención durante la cumbre, destacó que la solución a la inmigración ilegal ha de llegar a través del diálogo y la colaboración, con varios objetivos: evitar las muertes de los migrantes, luchar contras las mafias que trafican con seres humanos «y generan todo tipo de actividades delictivas», lograr el desarrollo económico de los países de origen y cooperar con los países de las dos orillas del Mediterráneo para controlar las fronteras y las costas. El presidente del Gobierno elogió de forma especial la colaboración de Marruecos, con más presencia española en el control de las fronteras. También Rajoy ligó las mafias de la inmigración con las «bandas de crímenes organizado que tienen contactos continuos con grupos terroristas». El protagonismo de España en esta lucha contra la inmigración irregular se reflejará en la cumbre que tendrá lugar en Madrid, posiblemente a finales de octubre, entre líderes europeos y africanos, para tratar el desmantelamiento de las mafias de inmigración ilegal. El plan de acción a corto plazo que anunció Macron en París, incluye la identificación de quienes pueden acogerse al estatuto de refugiados en Níger y Chad, dos de los principales países de tránsito desde África hasta Europa. Según el presidente francés, el proceso de identificación de posibles refugiados se llevará a cabo en zonas consideradas seguras en esos dos países bajo la supervisión de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur). Esa fase incluiría a inmigrantes previamente identificados por Acnur y que se encuentren en esos dos países, para evitar así que tomen «riesgos innecesarios» en su camino hacia Europa. De esa manera, según subrayaron en la cumbre, podrán salvarse numerosas vidas. Grupo de seguimiento Las principales potencias europeas, junto a los países africanos que acudieron a la llamada de Francia, se comprometieron a un mayor control de las fronteras, una apuesta por el desarrollo económico en los países de origen y el fomento de los retornos. Todas estas medidas estarán vigiladas por un grupo operativo, que hará un seguimiento de cerca. La canciller Merkel coincidió con Macron, con quien intercambió continuos gestos de complicidad durante su comparecencia ante los medios, en que si se quiere poner frente a la inmigración ilegal es imprescindible cambiar las perspectivas económicas de África. De ahí que la cooperación con los países de origen y de tránsito ocupe un lugar protagonista. El primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, puso el «pero» a la reunión. Según explicó, él no cree en las soluciones rápidas. «Desconfío de soluciones inmediatas. En Italia no vamos a renunciar a nuestra tradición de acogida y solidaridad. Lo que tenemos que hacer es trabajar para que estos flujos sean mas controlables». Libia ocupó un papel central en la reunión. Macron subrayó que es necesaria una «acción conjunta para estabilizar la situación bajo protección de Naciones Unidas», algo imprescindible si se quieren controlar los flujos migratorios. Merkel insistió en que cualquier solución pasar por reforzar el Gobierno de Unidad nacional.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Merkel quiere reformar el convenio Dublin III que afecta a las solicitudes de asilo
En su tradicional rueda de prensa de vuelta de vacaciones de verano, la canciller alemana Angela Merkel ha valorado muy positivamente el encuentro mantenido ayer en París con los jefes de gobierno de Francia, España e Italia y ha citado expresamente la aportación española, subrayando la gran experiencia de nuestro país sobre el asunto. El encuentro ha servido para reforzar líneas de trabajo anteriormente iniciadas, como la lucha contra los traficantes de personas y la ayuda para mejorar las condiciones humanitarias de los retenes de inmigrantes en países africanos. Merkel ha visto reafirmada, además, la necesidad de reformar el convenio europeo denominado Dublín III, el que establece que los refugiados están obligados a solicitar asilo y permanecer en el primer país europeo en el que ponen los pies. «Dublín III debe reformarse. Hemos logrado mucho en estos años pero tenemos que luchar contra las causas de la migración en origen y dar un futuro a la gente en sus países», ha dicho, justificando su decisión unilateral de prescindir del convenio hace ahora dos años. «Está claro que en el verano de 2015 había una situación de excepción humanitaria. Por eso fue importante y correcto que dejásemos en suspenso el protocolo de Dublín en esa situación, pero Europa todavía no ha hecho sus deberes», ha dicho, insistiendo en que el bienestar de Europa depende del bienestar en los países vecinos. En plena crisis migratoria la canciller alemana decidió suspender temporalmente este tratado sin consulta parlamentaria previa ni acuerdo con el resto de países de la UE, para poder agilizar las peticiones de asilo de los migrantes que llegaban a las costas europeas, en su mayoría sirios con intención de ingresar en Alemania. Posteriormente, en noviembre de 2015, el portavoz de gobierno informó que la suspensión solo afectaba en esa fecha a los refugiados llegados a través de Grecia, pero que el protocolo volvería a aplicarse y que Alemania tenía intención de devolver a los refugiados a los países correspondientes, repatriaciones que después han sido imposibles en la práctica en la mayoría de los casos. El partido antieuro y antiextranjeros Alternativa para Alemania (AfD) no está dispuesto, sin embargo, a dejar así las cosas. Inmersos ya en la campaña electoral, una de sus líderes, Alice Weidel, ha anunciado que tiene intención de exigir una comisión parlamentaria que examine la suspensión unilateral de Dublín III y ha señalado la necesidad de que Merkel responda personalmente ante los tribunales por haber hecho caso omiso a una normativa vigente. «Se trata de un fenómeno transnacional que ningún país puede gestionar en solitario», ha resumido Merkel las conclusiones de la reunión de París, reiterando que el «criterio humanitario» no puede ser expulsado de las decisiones sobre inmigración y asilo y deseando que la situación pueda regularizarse cuanto antes. Críticas a Erdogan A lo largo del encuentro, de cerca de dos horas de duración, Merkel ha repasado los principales temas de campaña, dedicando palabras especialmente duras a Alexander Gauland, candidato de AfD, cuyas declaraciones recientes sobre la subsecretaria de Inmigración ha calificado de «racistas». También se ha mostrado muy crítica con el gobierno turco de Erdogan, al que ha exigido de nuevo y «claramente» la liberación de los ciudadanos alemanes que se encuentran en prisión provisional en Turquía «sin justificación», instando a Ankara a respetar los principios del Estado de Derecho. Ha reconocido que las relaciones bilaterales con Turquía atraviesan una «fase complicada» y ha adelantado que, para que mejoren, «es necesario que se respeten los principios del Estado de Derecho» que su Gobierno «no ve en estos momentos garantizados en el país». A pesar de ello, Alemania ha alentado un pacto ente la UE y Turquía por el que, a cambio de mantener cientos de miles de refugiados en su territorio, el gobierno de Ankara ha recibido ayudas por 3.000 millones de euros. Preguntada por la línea moral que permite a Alemania colaborar tan estrechamente con países que no garantizan el Estado de Derecho, Merkel ha dado una respuesta pragmática: «No trabajamos con situaciones ideales, sino con situaciones reales. Mi línea moral es que lo que hago tiene que servir para que las cosas queden después mejor de lo que estaban antes para un número considerable de personas. Si eso se logra, creo que ha merecido la pena». Campaña aburrida Merkel ha restado importancia además a las críticas reiteradas a la balanza comercial alemana, cuyo superávit sigue batiendo récords, diciendo que «yo no lo veo como algo dramático» y también ha quitado importancia al mantra de los medios de comunicación alemanes, que se quejan de que esta campaña electoral está siendo «muy aburrida». «Yo no me aburro», ha respondido la canciller. «Todo depende de lo que entendamos por campaña. Hay quien entiende que es bronca y confrontación. No es lo mío. Yo entiendo que es un tiempo en el que reforzamos con más formatos el contacto con el ciudadano para explicarle los retos que tenemos ante nosotros y cómo creemos cada uno que debemos prepararos para el futuro. Les aseguro que para mí es muy interesante acercarme a la gente y hablar de todo aquello que les interesa, como estamos haciendo ahora mismo».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Merkel aboga por reformar el derecho de asilo europeo
En su tradicional rueda de prensa de vuelta de vacaciones de verano, la canciller alemana Angela Merkel ha valorado muy positivamente el encuentro mantenido ayer en París con los jefes de gobierno de Francia, España e Italia y ha citado expresamente la aportación española, subrayando la gran experiencia de nuestro país sobre el asunto. El encuentro ha servido para reforzar líneas de trabajo anteriormente iniciadas, como la lucha contra los traficantes de personas y la ayuda para mejorar las condiciones humanitarias de los retenes de inmigrantes en países africanos. Merkel ha visto reafirmada, además, la necesidad de reformar el convenio europeo denominado Dublín III, el que establece que los refugiados están obligados a solicitar asilo y permanecer en el primer país europeo en el que ponen los pies. «Dublín III debe reformarse. Hemos logrado mucho en estos años pero tenemos que luchar contra las causas de la migración en origen y dar un futuro a la gente en sus países», ha dicho, justificando su decisión unilateral de prescindir del convenio hace ahora dos años. «Está claro que en el verano de 2015 había una situación de excepción humanitaria. Por eso fue importante y correcto que dejásemos en suspenso el protocolo de Dublín en esa situación, pero Europa todavía no ha hecho sus deberes», ha dicho, insistiendo en que el bienestar de Europa depende del bienestar en los países vecinos. En plena crisis migratoria la canciller alemana decidió suspender temporalmente este tratado sin consulta parlamentaria previa ni acuerdo con el resto de países de la UE, para poder agilizar las peticiones de asilo de los migrantes que llegaban a las costas europeas, en su mayoría sirios con intención de ingresar en Alemania. Posteriormente, en noviembre de 2015, el portavoz de gobierno informó que la suspensión solo afectaba en esa fecha a los refugiados llegados a través de Grecia, pero que el protocolo volvería a aplicarse y que Alemania tenía intención de devolver a los refugiados a los países correspondientes, repatriaciones que después han sido imposibles en la práctica en la mayoría de los casos. El partido antieuro y antiextranjeros Alternativa para Alemania (AfD) no está dispuesto, sin embargo, a dejar así las cosas. Inmersos ya en la campaña electoral, una de sus líderes, Alice Weidel, ha anunciado que tiene intención de exigir una comisión parlamentaria que examine la suspensión unilateral de Dublín III y ha señalado la necesidad de que Merkel responda personalmente ante los tribunales por haber hecho caso omiso a una normativa vigente. «Se trata de un fenómeno transnacional que ningún país puede gestionar en solitario», ha resumido Merkel las conclusiones de la reunión de París, reiterando que el «criterio humanitario» no puede ser expulsado de las decisiones sobre inmigración y asilo y deseando que la situación pueda regularizarse cuanto antes. Críticas a Erdogan A lo largo del encuentro, de cerca de dos horas de duración, Merkel ha repasado los principales temas de campaña, dedicando palabras especialmente duras a Alexander Gauland, candidato de AfD, cuyas declaraciones recientes sobre la subsecretaria de Inmigración ha calificado de «racistas». También se ha mostrado muy crítica con el gobierno turco de Erdogan, al que ha exigido de nuevo y «claramente» la liberación de los ciudadanos alemanes que se encuentran en prisión provisional en Turquía «sin justificación», instando a Ankara a respetar los principios del Estado de Derecho. Ha reconocido que las relaciones bilaterales con Turquía atraviesan una «fase complicada» y ha adelantado que, para que mejoren, «es necesario que se respeten los principios del Estado de Derecho» que su Gobierno «no ve en estos momentos garantizados en el país». A pesar de ello, Alemania ha alentado un pacto ente la UE y Turquía por el que, a cambio de mantener cientos de miles de refugiados en su territorio, el gobierno de Ankara ha recibido ayudas por 3.000 millones de euros. Preguntada por la línea moral que permite a Alemania colaborar tan estrechamente con países que no garantizan el Estado de Derecho, Merkel ha dado una respuesta pragmática: «No trabajamos con situaciones ideales, sino con situaciones reales. Mi línea moral es que lo que hago tiene que servir para que las cosas queden después mejor de lo que estaban antes para un número considerable de personas. Si eso se logra, creo que ha merecido la pena». Campaña aburrida Merkel ha restado importancia además a las críticas reiteradas a la balanza comercial alemana, cuyo superávit sigue batiendo récords, diciendo que «yo no lo veo como algo dramático» y también ha quitado importancia al mantra de los medios de comunicación alemanes, que se quejan de que esta campaña electoral está siendo «muy aburrida». «Yo no me aburro», ha respondido la canciller. «Todo depende de lo que entendamos por campaña. Hay quien entiende que es bronca y confrontación. No es lo mío. Yo entiendo que es un tiempo en el que reforzamos con más formatos el contacto con el ciudadano para explicarle los retos que tenemos ante nosotros y cómo creemos cada uno que debemos prepararos para el futuro. Les aseguro que para mí es muy interesante acercarme a la gente y hablar de todo aquello que les interesa, como estamos haciendo ahora mismo».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Macron fija la lucha antiterrorista como eje de su diplomacia
Emmanuel Macron fijó ayer ante la conferencia anual de los embajadores de Francia los grandes principios de la diplomacia nacional: combatir el terrorismo islámico, relanzar la construcción política de Europa y reafirmar la matriz cultural de las sociedades libres, denunciando las derivas totalitarias: «En Venezuela, una dictadura intenta mantenerse en pie al precio de un sufrimiento humano sin precedentes y de una radicalización ideológica preocupante». La conferencia de los embajadores de Francia es una cita clásica de la V República. El presidente reúne a la elite diplomática nacional, para fijar, confirmar y reorientar, eventualmente, los grandes principios cardinales. En su primera conferencia, Macron insistió en su aspiración de consumar un «cambio profundo», con el fin de «reinstalar a Francia en el rango que le corresponde entre las naciones de Europa y la nueva sociedad de naciones». «La primera prioridad de nuestra política exterior es la lucha contra el terrorismo islámico», comenzó el presidente. Lucha que tiene muchos frentes: militar (en África y Oriente Próximo), diplomático (intentando forjar nuevas relaciones y equilibrios, creando nuevos terrenos de acción bilateral) y económico: Francia convocará próximamente una conferencia multilateral destinada a profundizar en la lucha contra la financiación de grupúsculos y acciones terroristas. Macron citó como ejemplo a seguir la cumbre euroafricana del lunes pasado, en París, con la participación de Alemania, España, Italia, Chad, Níger, Libia y la UE. Se trata de un diálogo multilateral de nuevo cuño, que tendrá una próxima prolongación en Madrid. En el corazón de todos los desafíos pendientes, Europa. Macron aspira a relanzar la construcción política de Europa, en muchos frentes: reforzar la convergencia de las políticas monetarias y sociales, relanzar la Europa de la defensa, echar los cimientos de una nueva Europa del clima y la energía? Tras las elecciones alemanas de este otoño, Macron propondrá nuevas iniciativas. Durante el último consejo franco-alemán, de finales de junio pasado, Angela Merkel y el presidente francés avanzaron la posibilidad de relanzar un proyecto de avión militar franco-alemán o europeo. En el terreno de la defensa de los derechos y libertades, el presidente Macron puso este ejemplo práctico: «Nuestros conciudadanos no entienden cómo algunos han podido ser tan complacientes con el régimen que se está instaurando en Venezuela, una dictadura que intenta mantenerse en pie al precio de un sufrimiento humano sin precedentes y de una radicalización ideológica preocupante».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Merkel defiende los controles fronterizos en Schengen
La canciller Angela Merkel recibió ayer en Berlín al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, con el objeto de recabar apoyo en su proyecto de restablecer los controles fronterizos dentro del espacio Schengen. «A la vista de la situación de seguridad, necesitamos esos controles», exigió públicamente la canciller alemana el martes. Ya en mayo, Berlín defendió la pertinencia de prolongar los controles establecidos ante la crisis de los refugiados en Austria, Alemania, Dinamarca, Suecia y Noruega, pero la decisión necesitaba el visto bueno de Bruselas y, una vez controlada la llegada de refugiados, suponía una grave excepción. Merkel ha cambiado su argumentación y expone ahora las necesidades de la lucha antiterrorista. Aunque el contenido del encuentro de ayer no ha sido hecho público, el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, reconoció en declaraciones a Passauer Neue Presse que «la seguridad de los europeos debe tener prioridad y dentro de la Comisión pensamos que las reglas actuales para el espacio Schengen se deben adaptar a la nueva situación». Los controles fronterizos sistemáticos están prohibidos en realidad dentro de la zona Schengen, creada en 1985 y que engloba a 26 países de la Unión, pero Avramopoulos ha establecido que «hay que diferenciar entre los controles dentro de la UE que tienen que ver con la crisis de refugiados y aquellos que se introducen por cuestiones de seguridad».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La Policía confirma varios heridos en las protestas de Hanover contra el congreso del AfD
Un número todavía indeterminado de personas han resultado heridas después de que la Policía alemana empleara cañones de agua para dispersar a varios grupos de manifestantes que bloqueaban las calles de la ciudad de Hanover, donde el ultraderechista y xenófobo partido Alternativa para Alemania (AfD) está celebrando un congreso. El encuentro de hoy, que atraerá según estimaciones de la organización a unas 8.500 personas, intenta calmar las aguas del partido, dividido entre conservadores tradicionales y ultranacionalistas, aprovechando su éxito en las últimas elecciones del 24 de septiembre, donde recabó el 12,6 por ciento de los votos. Este resultado convirtió al AfD en el primer partido de ultraderecha en entrar en el Parlamento alemán desde la II Guerra Mundial, y se convertiría en la primera fuerza de oposición si finalmente fructifican las próximas conversaciones entre la canciller, Angela Merkel y Martin Schulz, líder socialdemócrata, para repetir una gran coalición de Gobierno. En el congreso posiblemente se decida el nombre que sustituirá a Frauke Petry como colíder del partido junto a Joerg Meuthen. Petry abandonó las filas de la formación, alarmada por el ascenso de la rama más extremista. Hasta ahora solo se ha postulado como sucesor el líder del partido en Berlín, el moderado Georg Pazderski.