Infortelecom

Noticias de america

21-03-2020 | Fuente: abc.es
Bolivia aplaza sin fecha las elecciones del 3 de mayo por el coronavirus
El órgano electoral de Bolivia anunció este sábado que aplaza las elecciones que estaban previstas para el próximo 3 de mayo, sin determinar una nueva fecha, debido a la situación en el país por el coronavirus. El presidente del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia, Salvador Romero, explicó que la nueva fecha será consensuada con las fuerzas políticas del país. Romero hizo este anuncio en una rueda de prensa en La Paz pocas horas después de que la presidenta interina del país, Jeanine Áñez, decretara a partir de este domingo y durante catorce días una cuarentena total para evitar la propagación del COVD-19 en Bolivia, que tiene 19 casos confirmados de esta enfermedad. Esta situación impide proseguir con el calendario electoral como estaba previsto, incluida la fecha del 3 de mayo para la elección de presidente, vicepresidente y parlamentarios, explicó. El responsable del órgano electoral instó a que la nueva fecha de votación salga de un diálogo con las principales fuerzas políticas del país, en base a criterios como la imparcialidad, para no beneficiar ni perjudicar a ninguna de ellas, y la experiencia de otros países que se vean en una situación similar. «Criterios técnicos y científicos sólidos», subrayó, además de una ley que salga del Parlamento boliviano para una nueva convocatoria a las urnas con la «certeza» que en la medida de lo posible permita la situación en el país. «El Tribunal Supremo Electoral está convencido que, en esta hora grave, el conjunto de los actores políticos, las instituciones, las fuerzas vivas de la sociedad (..) sabremos resistir el embate de la pandemia y también organizaremos un proceso electoral limpio y transparente», sostuvo Romero. Repetición de comicios Bolivia tenía convocados nuevos comicios para el 3 de mayo tras quedar anulados los del pasado 20 de octubre, en los que Evo Morales fue declarado vencedor para un cuarto mandato consecutivo. La paralización de la difusión de los resultados preliminares la noche de las elecciones y el cambio de tendencia cuando se reanudó, augurando una victoria en primera vuelta de Morales, cuando inicialmente se preveía la segunda ronda, desataron denuncias de fraude a su favor. El entonces presidente anunció en noviembre su renuncia, denunciando que era forzado a dejar el poder por un golpe de Estado para derrocarlo y privarlo de una victoria en las urnas en medio de presiones de mandos policiales y militares, entre otras. Informes de organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) advierten de irregularidades en los comicios de octubre, mientras que otros estudios como uno del expertos del estadounidense Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) mantienen que no se ha podido demostrar un fraude.
21-03-2020 | Fuente: abc.es
El comunismo chino tiene miedo
En medio de la pandemia del coronavirus, la República Popular China ha dado una nueva muestra de la singularidad de ese régimen político. Una singularidad que demuestra la debilidad del gigante. Esta semana hemos visto cómo el Gobierno del Partido Comunista de China ha ordenado la expulsión de aquel país de los periodistas que tenían destacados allí tres grandes diarios norteamericanos: «The New York Times», «The Wall Street Journal» y «The Washington Post». En total aproximadamente una docena de informadores. La razón sería que el régimen de Pekín acusa a los tres medios de ser agentes del Gobierno americano y esbirros del presidente Trump. Creo que lo de que el Times y el Post son esbirros de Trump es algo que la inteligencia china tiene que analizar con mucho cuidado. Eso sí que es novedad. Ése es el nivel de la verdad que difunde el régimen de Pekín. Y al tiempo que China expulsa a esos periodistas, exige un trato respetuoso y profesional para los corresponsales en Estados Unidos de los medios estatales chinos. Porque en la mejor tradición comunista, hay que respetar a quienes son los portavoces de la verdad del Estado. Y los que cuentan «la verdad» de acuerdo con los intereses de ese Estado. Es evidente que los corresponsales de esos tres medios norteamericanos estaban contando lo que veían en China al margen de los intereses de la Administración norteamericana. Y eso le puede parecer muy bien al Gobierno chino. Lo que no pueden soportar es que cuenten la verdad de lo que ocurre dentro de su país. El capitalismo salvaje que aplica el régimen comunista chino no alcanza a la libertad de expresión. Eso es simplemente inimaginable porque si un solo periodista chino intentase hacer al presidente Xi cualquiera de las preguntas que se hace cada día al presidente Trump, ese periodista dejaría de serlo. Puede que incluso dejase de consumir oxígeno. Como muy bien ha dicho el columnista Walter Russell Mead («Beijing Escalates the New Cold War» WSJ. 19-03-2020) «en el pasado los comunistas se conformaban con impedir que la población china leyese lo que tiene que decir la prensa libre. Eso hoy no basta. Hoy están trabajando en construir un nuevo Telón de Acero que impida conocer lo que está ocurriendo dentro de las fronteras de China.» Porque cada vez es más difícil de mantener el equilibrio entre una pujanza económica, que permite a la población reclamar algún derecho, y la falta total de libertades que sigue poniendo el régimen chino. Es cierto que el chino es un pueblo extremadamente sumiso, que rara vez habla de sus libertades. Pero lo está haciendo de forma incansable en Hong Kong y saben que no va a renunciar a ellas en Taiwan. El afán de la China unida de reprender crea incertidumbres. Y la única forma de contestar a ellas no es con mayor libertad o escuchando a la población. La respuesta siempre es la de la fuerza y la opresión del Estado. Y con ella se intenta imponer que la mayor sabiduría del partido debe ser reconocida siempre. Pero los medios extranjeros han estado contando e investigando errores que se han puesto de manifiesto en Wuhan, donde empezó esta pandemia todavía pendiente de una explicación. Y la solución de esta pandemia sólo se explica ?hasta ahora? con la mentira. Mentira en sus orígenes y mentira en su resultado, porque por mal que lo estemos haciendo en algunos países europeos, no es creíble que ya haya más muertos en Italia que en China. Lo que hay en Italia es más medios de comunicación libres que pueden decir la verdad. Y el comunismo chino tiene mucho miedo a la verdad.
21-03-2020 | Fuente: abc.es
Colapsa Venezuela, la superpotencia petrolera, por falta de combustible
El país más rico en petróleo no tiene gasolina. El colapso de Venezuela es total por la escasez de combustible. En Caracas solo dos estaciones de servicios están surtiendo a cinco millones de habitantes, lo que ha producido colas kilométricas de más de ocho manzanas. Al este de la capital las únicas estaciones abiertas de PDV son la de Santa Eduvigis, situada en la avenida Rómulo Gallegos, reservada exclusivamente para los cuerpos de bomberos, seguridad, médicos y personas autorizadas con salvoconductos, y la otra es la que está en la segunda avenida de los Palos Grandes. La paralización es absoluta, se quejan los venezolanos. Caracas siempre se ha salvado de las restricciones y del racionamiento de combustible mientras el resto del país no tiene suministro desde hace tres años pero ahora le tocó el turno a los caraqueños de padecer la escasez a raíz de la «cuarentena social colectiva» decretada por Nicolás Maduro hace cinco días. El régimen de Maduro no ha dado una explicación del porqué no hay gasolina. Su única campaña es «quedarse en casa» como el único tratamiento para combatir el coronavirus, dice Maduro y su ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez. Pero ninguno de los portavoces oficiales de la crisis han explicado los motivos de la desaparición de la gasolina más barata del mundo en un país que se ufana de tener las mayores reservas petrolíferas del planeta. La producción ha caído de 3 millones de barriles hace 20 años a menos de 700.000 barriles diarios. Los precios también han caído esta semana a cerca de 18 dólares el barril por debajo del coste de producción, dice Maduro. La otra cara de la caída es la guerra de precios que mantiene Rusia y Arabia Saudí por no bajar la producción y estabilizar el mercado, ahora en franca recesión mundial. Según los analistas la razón verdadera de que Maduro impusiera el toque de queda por el coronavirus cuando apenas había dos casos certificados era ocultar la grave escasez de gasolina. El desabastecimiento de combustible comenzó a extenderse en todo el país hace 15 días cuando el Tesoro de los Estados Unidos sancionó a la empresa rusa Rosneft y su filial por estar operando la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) en territorio norteamericano. Las sanciones contra los altos cargos del régimen y sus empresas no afectan las importaciones de alimentos y medicamentos, han aclarado las autoridades de Washington.
21-03-2020 | Fuente: as.com
Coronavirus América: Cuba confirma cinco nuevos casos
Sigue en vivo y en directo los casos y contagios por coronavirus en Cuba, Uruguay, Paraguay, Venezuela, Costa Rica, y más, hoy, 21 de marzo.
21-03-2020 | Fuente: as.com
Anthony Edwards, posible número 1, se apunta al draft
"Creo que debería ser elegido el primero", ha dicho el escolta de la Universidad de Georgia, que comenzó jugando al fútbol americano con los Vikings.
21-03-2020 | Fuente: as.com
El fútbol del totalitarismo
Mientras Videla y Pinochet intentaban tapar sus violentos gobiernos, Sócrates marcab el camino democrático en Sao Paulo en un periodo para olvidar de la historia sudamericana.
21-03-2020 | Fuente: abc.es
Latinoamérica es la última en recibir el virus y será la última en recuperarse
Los países latinoamericanos afrontan el comienzo de la expansión del coronavirus con un mayor conocimiento sobre qué medidas pueden ser más efectivas para la contención de la pandemia. Aunque hay algunos mandatarios (especialmente Andrés Manuel López Obrador o Jair Bolsonaro) que hasta ahora no parecían haberse percatado de la gravedad del momento, otros en cambio han mostrado el liderazgo a seguir (quizás el más temprano fue el de Martín Vizcarra en Perú). Está por ver cómo evoluciona la extensión del contagio en Latinoamérica: perjudica que los sistemas sanitarios sean en ciertos casos deficientes, pero beneficia el clima tropical de parte de la región, que podría atemperar la propagación del virus (en el Cono Sur, en cambio, se va hacia una estación de temperaturas más bajas). Sin embargo, lo que es seguro es que el periodo va a ser ?está siendo ya? especialmente perjudicial para la economía. La afectación más larga La paralización de China en el primer trimestre ya afectó a los países que más exportan a aquel mercado o dependen mucho de unas materias primas que están en caída de precios. Y cuando ahora la gran potencia asiática se prepara para ponerse de nuevo de pie, la paralización de Europa y, seguidamente, de Estados Unidos, con pleno efecto en el segundo trimestre, seguirá manteniendo a Latinoamérica tirada en la lona, por las dinámicas añadidas de ruptura de las cadenas de suministros, colapso del turismo y contracción de las inversiones. Cuando Europa y EE.UU. se recuperen, la región estará paralizada por el cierre de las fronteras entre vecinos, por encontrarse aún ocupada en terminar de superar el Covid 19. Siendo la última región (junto a África) en recibir el virus, Latinoamérica será la última en sacárselo de encima, pero además habrá sufrido las consecuencias económicas negativas desde el principio de la crisis global por el coronavirus hasta su final. Las economías de otras regiones habrán sufrido especialmente a lo largo de un trimestre: la latinoamericana a lo largo de dos, al menos. Caída en recesión y colapso del turismo Teniendo esto en mente, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de Naciones Unidas estima a día de hoy que la región podrá sufrir este año una contracción económica del 1,8% del PIB, lo que podría suponer un incremento del paro registrado en diez puntos. Según explicó el jueves la secretaria general de la Cepal, Alicia Bárcena, «esto llevaría a que, de un total de 620 millones de habitantes, el número de pobres en la región suba de 185 a 220 millones; en tanto que las personas ene pobreza extrema podrían aumentar de 67,4 a 90 millones». La Cepal llama la atención sobre el especial nefasto efecto de la crisis en los países caribeños que dependen básicamente el turismo. «Si la prohibición de viajes a causa del virus se prolonga por uno, dos o tres meses», la actividad turística en Caribe en 2020 «se contraerá en 8%, 17% y 25%, respectivamente», dijo Bárcena. Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) no ha avanzado de momento ninguna cifra sobre los efectos económicos de la crisis, si bien el director para el Hemisferio Occidental en ese organismo, Alejandro Werner, advirtió también el juevse que «un crecimiento negativo no es un escenario improbable». Si la OCDE prevé que el comercio global se reduzca este año entre un 0,9% y un 3,75%, no sería de extrañar que Latinoamérica caiga en recesión, sugirió Werner, quien en cualquier caso vaticinó un «impacto profundo» en la región. Países mejor y peor preparados En el aspecto de emergencia médica, el FMI señala que los países con «débiles infraestructuras» sanitarias y «limitado espacio fiscal para acelerar los servicios de salud y ayudar a los sectores y hogares afectados» se verán sometidos a una especial presión. Utilizando el Índice de Seguridad Sanitaria Mundial de la Universidad John Hopkins y estimaciones propias, el FMI considera que los países mejor preparados por sus capacidades sanitarias o características de población y su distribución son México, Chile, Argentina, Brasil y Ecuador. Menos preparados están Colombia, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Panamá, El Salvador, Nicaragua, República Dominicana y Jamaica. En del peor estadio se encuentran Honduras, Guatemala, Belice, Haití y Guyana (la clasificación no cuenta con mediciones de Venezuela, Cuba, Surinam ni Costa Rica).
21-03-2020 | Fuente: abc.es
Casi un 25% de la población de EE.UU., confinada tras las órdenes de Nueva York, California e Illinois
El confinamiento generalizado de la población ha llegado por fin a EE.UU., donde la epidemia de coronavirus avanza de forma exponencial. En menos de 24 horas, California, Nueva York e Illinois han ordenado a sus habitantes la obligación de quedarse en casa, aunque con condiciones más laxas que las impuestas en España o Italia en los últimos días. La decisión afecta a los dos estados más importante del país: California es el más poblado, con casi 40 millones de habitantes, y supone la principal economía de EE.UU. (y sería una de las mayores del mundo); en Nueva York la preocupación gira en torno a la ciudad que le da nombre, la mayor del país (9 millones de habitantes y 23 millones en su área metropolitana) y considerada la capital financiera y cultural del mundo. Entre los dos estados, cerca de un 20% de los 327 millones de habitantes de EE.UU. tiene la orden de quedarse en casa. El jueves por la noche, el gobernador de California, Gavin Newsom, anunció el confinamiento para todo el estado, con entrada en vigor desde ese mismo momento. «Es hora de que todos reconozcamos, como personas y como comunidad, que necesitamos hacer más», dijo. La decisión se producía después de que esta semana el área metropolitana de la Bahía de San Francisco y el condado de Los Ángeles impusieran restricciones al movimiento de los ciudadanos. Unas horas después, el viernes por la mañana, su homólogo en Nueva York, Andrew Cuomo, seguía la misma línea e imponía una directiva con las siguientes medidas: el 100% de los trabajadores de servicios no esenciales deberán trabajar desde casa; la gente podrá salir a la calle para acudir al trabajo, comprar o ir al médico; en cualquiera de esas salidas, los ciudadanos estarán obligados a mantener una distancia física de al menos dos metros; el uso del transporte público, que seguirá funcionando, se limitará a casos de absoluta necesidad; nadie que esté enfermo podrá salir de casa a no ser que sea para recibir tratamiento y solamente después de una revisión a distancia que determine que su salida es necesaria. «Es la única opción para frenar la expansión, para tapar la válvula», aseguró Cuomo sobre la orden de confinamiento, que entra en vigor el domingo por la noche. Durante días, Cuomo se había resistido a imponer una norma de este calado, frente a la opinión del alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, que antes del anuncio volvía a exigirlo, así como la implicación del ejército en el control de la epidemia. En Nueva York, la orden de cierre de servicios no esenciales se aplicará también a peluquerías, barberías, salones de uñas y tatuadores. Será una medida con impacto y de difícil cumplimiento, ya que las barberías y peluquerías son lugares de mucha interacción social en barrios de población afroamericana y caribeña. Por la tarde del viernes, Illinois, que tiene en su territorio a Chicago, la tercera ciudad más grade del país, se sumaba con una orden similar. Las restricciones en California, Nueva York e Illinois, sin embargo, son más «light» que en España o Italia, porque se permite a los ciudadanos salir a la calle para pasear o hacer ejercicio siempre que cumplan con el distanciamiento personal de dos metros. Tampoco habrá de momento multas para los ciudadanos que no cumplan las directivas y no hay limitación para el uso del coche cuando sea para desplazamientos esenciales. Es cuestionable que las nuevas órdenes cumplan el objetivo de frenar la expansión de los casos, sobre todo cuando son menos restrictivas que en otros países y se tiene la experiencia de que no han contenido la epidemia. El caso mas acuciante es el de Nueva York, donde los contagios se han disparado esta semana. Al cierre de esta edición, los positivos confirmados desde el lunes se habían multiplicado por diez en todo el estado, para un total de 7.845, y con la gran mayoría de ellos en la ciudad de Nueva York, con 5.151 casos. Donde más contagios hay es en el distrito de Brooklyn, donde ayer llegaba a los 1.518, cuando el lunes se habían confirmado poco más de cien. El 18% de los casos confirmados ha requerido hospitalización, pero nadie duda de que los casos reales son muchos más y de que pronto supondrán sofocarán la capacidad del sistema sanitario, donde además ya hay desabastecimiento de mascarillas y material médico protector. Según De Blasio, la ciudad necesita tres millones de mascarillas N95, 50 millones de mascarillas quirúrgicas, 15.000 respiradores y millones de batas, guantes y otros protectores. La ciudad ya se plantea utilizar hoteles y centros de convenciones para el tratamiento de enfermos.
20-03-2020 | Fuente: as.com
Los estadios que se usarán como centros de salud en Sudamérica
El rápido avance del Coronavirus en Sudamérica ha tenido una de las respuestas más llamativas en Argentina y Brasil, donde numerosos clubes, han puesto sus centros deportivos y estadios a disposición del sistema nacional de salud.
20-03-2020 | Fuente: elpais.com
La película de 14 horas que acabó en Internet
Los 840 minutos de 'La flor', del argentino Mariano Llinás, se emite 'online' en España por el coronavirus y próximamente en América Latina
...
6
...