Infortelecom

Noticias de america

05-07-2020 | Fuente: abc.es
Cae la estatua de Colón en Baltimore después de que Trump prometa proteger los monumentos
Minutos después de que el presidente de Estados Unidos saludara a Cristóbal Colón como la figura fundacional de la América moderna y prometiera defender todos los monumentos bajo ataque por la reciente ola de indignación racial, cayó derribada en Baltimore una de las estatuas más importantes dedicadas al navegante en todo el país, decapitada y lanzada al agua del puerto. «No vamos a permitir que una turba indignada timbre nuestros monumentos y borre nuestra historia, adoctrine a nuestros niños y abuse de nuestras libertades. Preservaremos nuestros valores, tradiciones, costumbres y creencias. Enseñaremos a nuestros hijos a querer y adorar a su país para que puedan construir su futuro. Juntos lucharemos por el sueño americano, y defenderemos, protegeremos y preservaremos el estilo de vida americano, que comenzó en 1492 cuando Colón descubrió América», dijo ayer Donald Trump en la Casa Blanca durante la celebración del 4 de julio, día de la independencia estadounidense.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Acaban de derrumbar la estatua de Colón en Baltimore. <a href="https://t.co/fRMGcroj06">pic.twitter.com/fRMGcroj06</a></p>&mdash; David Alandete (@alandete) <a href="https://twitter.com/alandete/status/1279581980892508160?ref_src=twsrc%5Etfw">July 5, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Caía entonces la noche sobre la costa este de EE.UU. y comenzaban los tradicionales fuegos artificiales. En Baltimore, a apenas 60 kilómetros de Washington, una multitud se había congregado alrededor de la estatua de Colón en el barrio conocido como Pequeña Italia. La ataron con unas maromas, tiraron de ella y la lanzaron al suelo. La escultura perdió en la caída la cabeza. Lo que quedaba del cuerpo fue arrastrado hacia un canal y lanzado al agua del puerto. La escultura, de mármol de carrara, fue inaugurada el 12 de octubre de 1984, en un acto solemne en el que dio un discurso el entonces presidente, Ronald Reagan. Era uno de los tres monumentos que hay en Baltimore, la mayor ciudad de Maryland, dedicados al navegante, incluido sin obelisco que fue erigido en 1792 para conmemorar el 300 aniversario de su travesía. Baltimore goza de una importante comunidad italoamericana, de la que procede la actual presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, cuyo padre fue alcalde de la ciudad.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">Columbus Day 1984, Pres Reagan speaks at dedication ceremony of Christopher Columbus statue in Baltimore, MD<a href="https://twitter.com/hashtag/ColumbusDay?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#ColumbusDay</a> <a href="https://t.co/Bvza7jVxFB">pic.twitter.com/Bvza7jVxFB</a></p>&mdash; RonaldReaganLibrary (@Reagan_Library) <a href="https://twitter.com/Reagan_Library/status/785506554393030656?ref_src=twsrc%5Etfw">October 10, 2016</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Varias son las estatuas de Colón derribadas en la reciente ola de protestas raciales, incluida la de Richmond, capital de Virginia. Los manifestantes también han atacado monumentos dedicados a conquistadores españoles y a fray Junípero Serra, fundador de nueve misiones en California. El presidente Trump ha centrado sus discursos de celebración del 4 de julio en la preservación de la memoria histórica y del patrimonio artístico. De hecho, ha instado a la Fiscalía, por decreto, a que pida 10 años de prisión para aquellos que vandalicen monumentos de propiedad federal. «Los héroes americanos derrotaron a los nazis, derribaron a los fascistas, derrocaron a los comunistas, salvaron los valores americanos, defendieron los principios americanos y persiguieron a los terroristas hasta los confines de la tierra. Ahora estamos en el proceso de derrotar a la izquierda radical, los marxistas, los anarquistas, los agitadores, los saqueadores y demás gente que en muchos casos no tienen ni idea de lo que están haciendo», dijo ayer el presidente en la Casa Blanca.
05-07-2020 | Fuente: abc.es
Tumban la estatua de Colón en Baltimore después de que Trump prometiera proteger los monumentos
Minutos después de que el presidente de Estados Unidos saludara a Cristóbal Colón como la figura fundacional de la América moderna y prometiera defender todos los monumentos bajo ataque por la reciente ola de indignación racial, cayó derribada en Baltimore una de las estatuas más importantes dedicadas al navegante en todo el país, decapitada y lanzada al agua del puerto. «No vamos a permitir que una turba indignada timbre nuestros monumentos y borre nuestra historia, adoctrine a nuestros niños y abuse de nuestras libertades. Preservaremos nuestros valores, tradiciones, costumbres y creencias. Enseñaremos a nuestros hijos a querer y adorar a su país para que puedan construir su futuro. Juntos lucharemos por el sueño americano, y defenderemos, protegeremos y preservaremos el estilo de vida americano, que comenzó en 1492 cuando Colón descubrió América», dijo ayer Donald Trump en la Casa Blanca durante la celebración del 4 de julio, día de la independencia estadounidense.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Acaban de derrumbar la estatua de Colón en Baltimore. <a href="https://t.co/fRMGcroj06">pic.twitter.com/fRMGcroj06</a></p>&mdash; David Alandete (@alandete) <a href="https://twitter.com/alandete/status/1279581980892508160?ref_src=twsrc%5Etfw">July 5, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Caía entonces la noche sobre la costa este de EE.UU. y comenzaban los tradicionales fuegos artificiales. En Baltimore, a apenas 60 kilómetros de Washington, una multitud se había congregado alrededor de la estatua de Colón en el barrio conocido como Pequeña Italia. La ataron con unas maromas, tiraron de ella y la lanzaron al suelo. La escultura perdió en la caída la cabeza. Lo que quedaba del cuerpo fue arrastrado hacia un canal y lanzado al agua del puerto. La escultura, de mármol de carrara, fue inaugurada el 12 de octubre de 1984, en un acto solemne en el que dio un discurso el entonces presidente, Ronald Reagan. Era uno de los tres monumentos que hay en Baltimore, la mayor ciudad de Maryland, dedicados al navegante, incluido sin obelisco que fue erigido en 1792 para conmemorar el 300 aniversario de su travesía. Baltimore goza de una importante comunidad italoamericana, de la que procede la actual presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, cuyo padre fue alcalde de la ciudad.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">Columbus Day 1984, Pres Reagan speaks at dedication ceremony of Christopher Columbus statue in Baltimore, MD<a href="https://twitter.com/hashtag/ColumbusDay?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#ColumbusDay</a> <a href="https://t.co/Bvza7jVxFB">pic.twitter.com/Bvza7jVxFB</a></p>&mdash; RonaldReaganLibrary (@Reagan_Library) <a href="https://twitter.com/Reagan_Library/status/785506554393030656?ref_src=twsrc%5Etfw">October 10, 2016</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Varias son las estatuas de Colón derribadas en la reciente ola de protestas raciales, incluida la de Richmond, capital de Virginia. Los manifestantes también han atacado monumentos dedicados a conquistadores españoles y a fray Junípero Serra, fundador de nueve misiones en California. El presidente Trump ha centrado sus discursos de celebración del 4 de julio en la preservación de la memoria histórica y del patrimonio artístico. De hecho, ha instado a la Fiscalía, por decreto, a que pida 10 años de prisión para aquellos que vandalicen monumentos de propiedad federal. «Los héroes americanos derrotaron a los nazis, derribaron a los fascistas, derrocaron a los comunistas, salvaron los valores americanos, defendieron los principios americanos y persiguieron a los terroristas hasta los confines de la tierra. Ahora estamos en el proceso de derrotar a la izquierda radical, los marxistas, los anarquistas, los agitadores, los saqueadores y demás gente que en muchos casos no tienen ni idea de lo que están haciendo», dijo ayer el presidente en la Casa Blanca.
05-07-2020 | Fuente: as.com
Eclipse lunar de julio 2020 o luna de trueno: horario y cómo ver online hoy
Es el tercero del año. Se verá en toda España, menos en Baleares, en América del Norte y del Sur, África y el Pacífico. Durará 2 horas y 45 minutos.
05-07-2020 | Fuente: abc.es
Al menos 350 ejecuciones extrajudiciales se registraron en Venezuela durante el primer trimestre del año
Las ejecuciones extrajudiciales en Venezuela no han cesado y las fuerzas de seguridad del régimen siguen siendo las responsables de las atroces operaciones que han sido denunciadas incluso por organismos como Human Rights Watch y por Naciones Unidas. Desde 2012 hasta marzo de este año, la ONG venezolana Cofavic ha registrado más de 11.300 presuntas ejecuciones cometidas por funcionarios de seguridad del Estado; y solo en el primer trimestre de 2020, la organización que defiende los derechos humanos, ha contabilizado 357 casos, todos ellos ocurridos en sectores populares o deprimidos, conocidos como barrios. Los procedimientos especiales iniciaron en 2015 en los barrios populares con despliegues policiales, ordenadas por el régimen, y con ellos nacieron las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), el temido grupo de exterminio, con la finalidad de «combatir» la violencia. Pero estas operaciones se han traducido en excesos y abusos de autoridad que incluyen además la toma de la zona hasta la detención arbitraria de mujeres y hombres, dejando muy lejos las garantías para el respeto de sus derechos humanos. La directora de Cofavic, Liliana Ortega, dijo en conversación con ABC que el 99% de las víctimas son hombres y 76% son menores de 25 años, y quienes denuncian son en su mayoría pensionados que viven en precarias condiciones y cuyo ingreso económico es el salario mínimo -casi dos euros mensuales-. Explicó que los ejecutados dejan hijos pequeños, y las familias sobrevivientes se ven obligados a salir de manera forzada por miedo a las represalias que toman muchas veces los funcionarios al volver. «La media de las ejecuciones ocurren a plena luz del día con presencia de vecinos como un mecanismo de mostrar control social. El 99% de los casos no llegan a juicios y las familias de las víctimas no tienen la oportunidad de sentarse frente a un juez independiente para ser escuchadas. Esto ha sido documentado por las Naciones Unidas, por la Corte Interamericana de los Derechos Humanos y por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos», dijo Ortega. En un informe presentado por Human Rights Watch (HRW) en septiembre del año pasado arrojó que desde 2016 hasta la fecha de publicación, las FAES habían ejecutado a casi 18.000 personas por supuestamente «resistirse a las autoridades». En ese momento, el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, dijo que «las fuerzas de seguridad venezolanas matan y detenienen arbitrariamente a quienes son acusadas de cometer delitos sin mostrar ninguna evidencia». Las denuncias realizadas por Cofavic y por HRW son consistentes con el patrón identificado por la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, dirigida por Michelle Bachelet, que a través de un demoledor informe pidió al régimen de Nicolás Maduro disolver al grupo de exterminio y expuso casos con seudónimos para proteger la integridad de los denunciantes. Sin embargo, Maduro solo se pronunció para decir que era un reporte «selectivo» y «parcializado». El informe detallaba que los miembros de las FAES llegaban vestidos de negro con el rostro cubierto. Se transportan en camionetas sin matrícula y portando armas largas. Una vez en las casas, separan a los jóvenes que presuntamente están inmersos en delitos y los asesinan. También detalló que algunas mujeres sufren violencia sexual en esos escenarios. Familias víctimas En julio de 2018, Ruth Pérez perdió a su hermano cuando unos funcionarios de las FAES le quitaron la vida luego de irrumpir en su vivienda con golpes y amenazas durante un presunto allanamiento ilegal donde reside con su familia. Pérez contó a ABC que han vivido siempre en Petare, una de los barrios populares más grandes de Latinoamérica, y recordó que ese día l os encapuchados sometieron a su hermano Jesse Pérez, de 29 años, antes de ejecutarlo. «A mi hermano lo encerraron en la casa y luego se lo llevaron para asesinarlo», dijo. Posteriormente, la mujer comenzó a recibir amenazas y maltratos verbales y psicológicos sistemáticos por parte de las FAES por denunciar su caso. La voz de Ruth Pérez fue escuchada también por Bachelet cuando se reunieron mientras la Alta Comisionada estuvo en Venezuela a mediados del año pasado. Pérez sufrió en agosto de 2019 otra pérdida, esta vez la de su sobrino. Los funcionarios volvieron a su zona residencial e irrumpieron nuevamente en su vivienda de donde se llevaron al joven detenido. En el operativo, los uniformados preguntaban a los vecinos por ella y a plena luz del día fue ejecutado Jondry Pérez, de 18 años de edad, en la parte baja del edificio. El 27 de agosto de 2017, a las 6.00 de la mañana, fue la última vez que Elibeth Pulido vio a su hijo. La madre salió ese día de su casa rumbo a su trabajo, pero antes de cruzar la puerta, su hijo le advirtió de unos disparos que hacían eco cerca del barrio Santa Rosalía (oeste de Caracas), donde viven. «Hijo ten cuidado, no vayas a salir y cuida a los niños», le dijo la mujer al joven. Pulido narró aquel día en el que las FAES asesinó a su hijo José Daniel Bruzual, de 27 años, que dejó dos niños de 3 y 4 años. Regresar a su casa fue un desafío. Su vida también estuvo en riesgo, pero la preocupación que tenía por su hijo la hacía superar cada amenaza de los encapuchados mientras la apuntaban y le impedían entrar al barrio. «Cuando por fin llegué, me bloqueó el paso uno de esos hombres. Yo escuché tres disparos. Jamás pensé que mi hijo podría estar muerto. Ellos (policías) solo me dijeron que estaban buscando a un secuestrador que había entrado a mi casa». «A mi hijo lo vieron asomado en el balcón, fumándose un cigarrillo, y los policías lo obligaron a bajar». José Daniel murió de un disparo en el pecho, en su propia vivienda y la ejecución fue hecha por un policía delante de sus hijos. Elibeth, al igual que Ruth, clama justicia.
05-07-2020 | Fuente: abc.es
República Dominicana celebra elecciones generales, las primeras en Latinoamérica en medio de la pandemia
República Dominicana celebra este domingo elecciones generales en las que elegirán un nuevo presidente hasta 2024. Los ciudadanos también votarán por el vicepresidente, 32 senadores y 190 diputados en las primeras elecciones generales que tienen lugar en Latinoamérica desde que inició la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19). De hecho, los comicios estaban originalmente previstos para el 17 de mayo, pero fueron pospuestas debido a la expansión de la enfermedad. Los candidatos son cuatro. El favorito es Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM), quien obtendría entre el 50% y el 55,2% de los votos, según las últimas encuestas publicadas a finales de junio. El segundo es Gonzalo Castillo, del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), con un 28% y 33%. Le siguen el expresidente Leonel Fernández, por la Fuerza del Pueblo, con alrededor de un 9,7%, y Guillermo Moreno, de Alianza País, con apenas un 1,7%. Abinader, de 52 años, es un empresario del sector turístico, actividad que genera cerca del 10% del PIB de la República Dominicana y que atraviesa un bache por el Covid-19. El candidato del PRM es el presidente ejecutivo de Grupo Abicor, una compañía que ha desarrollado y operado importantes proyectos turísticos en este país que antes de la pandemia recibía más de 6 millones de visitantes al año. Es la segunda vez que se presenta como candidato. Abinader ya participó en las últimas elecciones, las de 2016, y recibió casi un 35% de los votos en la segunda ronda, menos que los 61,7% que recabó Danilo Medina, presidente de República Dominicana desde 2012. Medina, del PLD, no puede participar en estas elecciones porque ha cumplido dos mandatos seguidos como presidente, el máximo que permite la constitución del país caribeño. Castillo, de 59 años, es el segundo en las encuestas y es el sucesor de Medina en el PLD. Ha servido como ministro de Obras Públicas entre 2012 y 2019 y es propietario desde 1992 de Helidosa Aviation Group, una compañía que provee servicios de transporte aéreo. De confirmarse los resultados que ofrecen las encuestas, el PLD podría registrar su primera derrota desde 2004. Desde entonces, este partido gobierna ininterrumpidamente tras haber ganado un total de cuatro elecciones. Si un candidato obtiene más del 50% de los votos en esta ronda, entonces, no sería necesario celebrar una segunda vuelta. Abinader es el único que podría llegar a recibir suficientes apoyos como para lograr que no sea necesaria una segunda elección. Si ninguno supera ese umbral, los dos que recibieron más votos se enfrentarán en la segunda vuelta. Leonel Fernández fue en 2004 el último presidente dominicano que ganó en la primera vuelta, tras lograr el 57% de los votos. Hipólito Mejía fue entre 2000 y 2004 el último presidente que militó en el PRD, tras imponerse en el año 2000 a Danilo Medina. República Dominicana ?de 10,7 millones de habitantes? ha contabilizado un total de 35.148 infectados y 775 muertos por el Covid-19. Debido a la emergencia sanitaria, los aeropuertos de Santo Domingo y Puerto Plata han permanecido cerrados hasta este mes. Durante todo julio, los dos aeropuertos esperan recibir más de 600 vuelos internacionales con 19 ciudades europeas y de todo el continente americano. Los dominicanos no están incluidos entre los ciudadanos de 15 países que sí podrán entrar en la Unión Europea.
04-07-2020 | Fuente: as.com
Pretemporada NBA: 33 partidos en 7 días y Doncic contra LeBron el segundo día
La Liga norteamericana hizo público el calendario de amistosos (del 22 al 28 de julio) antes de arrancar el curso el próximo 30 de julio.
04-07-2020 | Fuente: as.com
América Latina ya tiene tantos contagios como Europa, pero menos muertos
En Latinoamérica ya se registran 2.730.037 casos, unos 18.000 menos que en Europa, que contabiliza 2.748.313. Brasil se sitúa a la cabeza con 1.539.081.
04-07-2020 | Fuente: abc.es
Trump carga contra «el nuevo fascismo de extrema izquierda» en la celebración del 4 de julio
Bajo los rostros de los cuatro presidentes tallados en la roca del Monte Rushmore (Dakota del Sur) Donald Trump abrió este viernes las celebraciones oficiales del 4 de julio en Estados Unidos con un discurso en el que arremetió contra la «nuevo fascismo de extrema izquierda» y lo que calificó de «campaña despiadada» para retirar ciertos monumentos y estatuas de personajes históricos. Su intervención ante un anfiteatro lleno de invitados tiene lugar a apenas cuatro meses de las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre, en las que Trump aspira a revalidar como inquilino de la Casa Blanca frente al demócrata Joe Biden. Además, EE.UU. afronta el puente festivo del 4 de julio, en el que el país conmemora la Declaración de independencia de las trece colonias británicas de Norteamérica en 1776, en un momento en que la pandemia de coronavirus experimenta un preocupante repunte en numerosos estados del país. Durante el acto en el Monte Rushmore se vieron pocas mascarillas y la distancia de seguridad brilló por su ausencia. Precisamente, una de las contagiadas es Kimberly Guilfoyle, novia del hijo mayor del presidente estadounidense y una de las principales integrantes del comité de recaudación de fondos para la campaña de la reelección de Trump, que dio positivo por Covid-19, según medios locales. «El Monte Rushmore será para siempre como un tributo eterno a nuestros antepasados y nuestra libertad», declaró Trump desde una tarima decorada con banderas estadounidenses y que tenía como telón de fondo el imponente monumento en la montaña, informa Efe. «Este monumento nunca será profanado. Estos héroes nunca serán desfigurados. Su legado nunca, nunca será destruido», puntualizó, mientras los asistentes lo animaban con aplausos y coros de «USA, USA». En días pasados, Trump criticó la remoción de estatuas o símbolos confederados en medio de las protestas raciales que se han propagado por el país tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco. Trump, con la primera dama, Melania Trump, en el Monte Rushmore - AFP «Nuestra nación está siendo testigo de una campaña despiadada para borrar nuestra historia, difamar a nuestros héroes, borrar nuestros valores y adoctrinar a nuestros hijos», alertó. El gobernante denunció la que calificó como una «revolución cultural de izquierda» y advirtió de que «está diseñada para derrocar a la revolución estadounidense». «Al hacerlo, destruirían la misma civilización que rescató a miles de millones de la pobreza, la enfermedad, la violencia y el hambre, y que llevó a la humanidad a nuevas alturas de logros, descubrimientos y progresos», comentó el presidente, al tiempo de señalar que «están decididos a derribar cada estatua, símbolo y recuerdo de nuestro patrimonio». Según el líder estadounidense, el objetivo de los manifestantes es «acabar con Estados Unidos». «Las turbas enojadas están tratando de derribar las estatuas de nuestros fundadores, desfigurar nuestros monumentos más sagrados y desatar una ola de crímenes violentos en nuestras ciudades», se quejó. Protestas de nativos La famosa ladera de Dakota del Sur donde están esculpidos los rostros de los expresidentes George Washington (1789-1797), Thomas Jefferson (1801-1809), Abraham Lincoln (1861-1865) y Theodore Roosevelt (1901-1909) es para miles de indígenas estadounidenses un lugar sagrado en el que tallaron los rostros de sus colonizadores. Y se convirtió en escenario de una ceremonia que tiene lugar cuando EE.UU. vive un proceso de reflexión sobre el historial racista de muchos de los estadistas y generales homenajeados en monumentos y estatuas. Ese movimiento también ha arrojado luz sobre una herida que los nativos americanos de la zona tienen abierta desde hace más de un siglo. Grupos de personas, entre ellas nativos americanos, protestaron por la llegada de Trump e intentaron bloquear con vehículos la vía hacia el monte, pero fueron retirados por la Policía y la Guardia Nacional encargadas de resguardar la zona, según imágenes difundidas en redes sociales.