Infortelecom

Noticias de america

26-03-2020 | Fuente: abc.es
Maduro propone un nuevo diálogo con la oposición para frenar el coronavirus y deja fuera a Guaidó
Nicolás Maduro ha dicho nuevamente que está dispuesto a dialogar con la oposición venezolana para que unidos puedan hacerle frente al Coronavirus en su país, que hasta ahora ha confirmado 106 contagios y más de 10 días de cuarentena total. En principio, la propuesta del líder chavista es «llegar a acuerdos con ellos en función de los intereses del país», y para ello, ha extendido la invitación a dirigentes opositores, sin mencionar a Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, y quien pidió al régimen venezolano «dejar a un lado la soberbia» y admitir que no tienen capacidad de respuesta para atender la pandemia. El excandidato presidencial, Henrique Capriles Radonski, sugirió hace dos días al régimen de Maduro y a la oposición para que exista «algún tipo de acuerdo» para enfrentar el Covid-19. Capriles ha dejado claro que aunque Maduro tiene el control interno, Guaidó, por su parte, cuenta con el «apoyo internacional», por lo que sugirió «unir las dos manos» para afrontar la emergencia sanitaria, ya que la única salida a la pandemia es llegar a un acuerdo y conseguir recursos del exterior. Maduro parece haber recibido el mensaje porque ha dicho ayer que ha «escuchado voces sensatas de la oposición. Ahorita hay que cuidarse mucho, pero con los cuidados estoy dispuesto a reunirme con todos los sectores de la oposición que quieran conversar sobre la pandemia del coronavirus y los cuidados de nuestro pueblo y llegar a acuerdos con ellos en función de los intereses del país». Para ello, Maduro ha propuesto a la Nunciatura Apostólica que preste su sede para la reunión con los dirigentes de la oposición. Y de momento solo ha pedido la participación de Capriles, de otro excandidato presidencial, Manuel Rosales, y del expresidente del Parlamento, Henry Ramos Allup. «No me importa que no me reconozcan, lo que me importa es que trabajemos por Venezuela (..) y nos pongamos de acuerdo para que se levanten las sanciones», dijo el líder chavista, en momentos en que su país no ha podido salir de la crisis, y cuando Estados Unidos ha anunciado que incluirá a Venezuela en la lista de países que promueven el terrorismo. Juan Guaidó, quien es además el jefe de la Asamblea Nacional, dijo que ha recuperado unas cuentas que eran usadas por el régimen. En ese sentido, anunció ayer la entrega de 20 millones de dólares, procedentes de esas «cuentas rescatadas por el Gobierno encargado», a organismos internacionales para la atención de la pandemia en territorio venezolano. Según el líder opositor, Venezuela contabiliza más casos de personas que han dado positivo y dijo el pasado lunes que cuando el régimen reportaba 77 casos en el país sudamericano, realmente había más de 200, por lo que acusó al chavismo de mentir con las cifras reales. El presidente interino ha pedido como condición irrenunciable que estos recursos no sean tocados por Maduro «ni por sus cómplices» y reiteró que ese dinero sería desviado por el chavismo: «Los robaría y extorsionaría como lo ha hecho en los últimos años», agregó. La semana pasada, Guaidó anunció la entrega de 3.500 kits de protección para el personal de emergencia de los cinco principales hospitales de la ciudad de Caracas, y cuestionó la poca preparación de los hospitales del país y dijo al régimen que después de la llegada del coronavirus a Venezuela no hay tiempo «para la partidización de una emergencia en la que toca evitar una tragedia de dimensiones incalculables. El pueblo necesita nuestra ayuda, ustedes (régimen) saben que requieren del apoyo que yo puedo conseguir de la comunidad internacional», sentenció.
26-03-2020 | Fuente: abc.es
A finales de los ochenta -en el proceso de transformar su apellido en una rentable marca comercial con ayuda de su virtuosismo a la hora del autobombo- Donald Trump lo tuvo claro. Y de la especulación inmobiliaria decidió saltar a la industria del juego siempre más apalancado que Arquímedes y con sucesivas bancarrotas como parte de su plan de negocios. De sus fulleras inversiones en Las Vegas y Atlantic City no queda nada salvo una distintiva mentalidad de tahúr que apuesta con engaños y trampas. A ocho meses de unas elecciones que desesperadamente quiere ganar, Trump ha vuelto a exhibir su ludópata carencia de escrúpulos ante el reto del Covid-19. En esta coyuntura tan peligrosa, y con una curva de contagios en Estados Unidos que anuncia catástrofe, la posición de la Casa Blanca va más allá de la negligencia para situarse en lo criminal. De negar, minimizar o mentir sobre la pandemia, el presidente ahora se dedica a defender la vuelta cuanto antes (12 de abril en su interesado calendario) la vuelta a la normalidad. La normalidad para Trump significa acabar con la cuarentena y el confinamiento, reactivar a marchas forzadas la paralizada economía americana y generar un porcentaje suficiente de popularidad como ganar un segundo mandato. En este dilema tan inmoral, el presidente juega con sus perspectivas electorales y la salud de Estados Unidos. En contra del consejo de todos los expertos en Washington, y la amenaza más que evidente para los grupos de riesgo, Trump se está colocando a la cabeza de los más insolidarios que se niegan a quedarse en casa ni un día más. Con el Despacho Oval convertido en un casino, en el que siempre gana el resentimiento politizado, la América del nacional-populismo contrasta más que nunca con el resto de las democracias liberales. Gobierno tras gobierno están pidiendo a sus ciudadanos un acto de solidaridad social y económica sin precedentes fuera de tiempos de guerra. En las antípodas de la irresponsabilidad, el tahúr de la Casa Blanca prefiere la ruleta rusa.
26-03-2020 | Fuente: abc.es
El Senado de EE.UU. aprueba el mayor estímulo de la historia por el coronavirus: dos billones de dólares
El Senado de Estados Unidos ha aprobado esta pasada madrugada el mayor paquete de estímulo de la historia del país, incluido el que sucedió a la Gran Recesión de hace una década, ante la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. Con un resultado de 96 votos a favor y ninguno en contra, demócratas y republicanos se han unido y tras unas laboriosas negociaciones con la Casa Blanca han aprobado una serie de leyes que autorizan ayudas y créditos por un monto de dos billones de dólares, 1,8 millones de euros. Nunca antes han acordado demócratas y republicanos un paquete de ayudas tan monumental: 50.000 millones para empresas, estados y municipios; 367.000 millones para pequeños comercios; subsidios al desempleo por valor de 250.000 millones; 130.000 millones para hospitales y empresas médicas; 50.000 millones para aerolíneas. Han tardado más de una semana, con un bloqueo en el Senado de tres días, pero finalmente ayer los dos grandes partidos se pusieron de acuerdo y se centraron en ultimar detalles a la espera de una votación final que llegó al filo de la medianoche. Hubo durante el día negociaciones intensas, y tres republicanos ?Ben Sasse, Tim Scott y Lindsey Graham? demoraron la votación final porque buscaban una reducción sustancial en los subsidios por desempleo que prevé la ley, un intento finalmente fallido. La Cámara Alta del Capitolio tiene 100 escaños pero cuatro senadores se han ausentado por estar en aislamiento para prevenir el contagio del coronavirus. Uno de ellos, Rand Paul, dio positivo en la prueba. Ahora, la ley del estímulo deberá ser enviada a la Cámara de Representantes para ser ratificada, y de allí llegará al despacho del presidente, para su ratificación final. Los mercados, que encadenan días de pérdidas y gran inestabilidad, han reaccionado con optimismo ante el acuerdo, y el martes el índice Dow Jones experimentó su mayor subida desde 1933. Ni en la Gran Recesión de hace una década ni nunca antes en realidad se pusieron de acuerdo demócratas y republicanos en movilizar semejante cantidad de recursos del Gobierno federal, algo que hace apenas unas semanas hubiera sido impensable, sobre todo para los conservadores pero también para muchos demócratas centristas. El Producto Interior Bruto de España, por ejemplo, fue el año pasado de esa misma cantidad, 1,8 billones de euros. El importe total de las ayudas es la mitad de lo que cada año gasta todo el Gobierno estadounidense. Ante el drama de una economía paralizada y obligados a aprobar el mayor gasto público jamás concebido, los republicanos quisieron dejar ayer claro que a su entender esto no es un estímulo económico como el de la Gran Recesión. Según dijo ayer el líder de la mayoría conservadora en el Senado, «esto no es un paquete de estímulo, es una ayuda urgente por una situación de emergencia extrema». Los analistas calculan que el desempleo alcanzará hasta el 30% entre abril y junio, un drama en un país que tras el «crack» de 1929, en la Gran Depresión, no superó el 24,5%. «La ayuda llega ya. Una ayuda grande. Una ayuda rápida», dijo el líder demócrata en el Senado, Chuck Schummer, a pesar de que su partido decidió retener el paquete de rescate en el Senado desde el domingo, buscando una serie de garantías de que las ayudas no irían a parar a las empresas de la familia del presidente Trump y medidas de ayuda a los asalariados y desempleados. Fue la Casa Blanca la que cedió para desatascar la ley, mientras ascendía de forma vertiginosa el número de diagnosticados con el virus y los fallecidos, que ya superan los 700. Las ayudas se centran en los sectores más afectados de la economía, y también incluyen pagos directos a los norteamericanos que ingresen menos de 150.000 dólares por familia, o 75.000 dólares a nivel individual. «No es de ningún modo su culpa el estar padeciendo esta crisis», dijo ayer el presidente Trump en unas declaraciones a la prensa en las que además calificó al profesional sanitario de héroes: «Les destinamos más recursos a nuestros heroicos médicos y enfermeras, y también a nuestros hospitales». El presidente, sin embargo, mantiene que la economía necesita, para sobrevivir, levantar al menos en parte las medidas excepcionales de cuarentena en vigor en la gran mayoría del país. «No podemos dejar que el remedio sea mucho peor que la enfermedad», ha dicho el presidente en repetidas ocasiones desde el lunes. Ante la resistencia de los demócratas a aprobar el paquete de estímulo para hacer frente a la crisis del coronavirus, la Casa Blanca finalmente ha cedido y ha aceptado que el reparto de 500.000 millones de dólares esté bajo la supervisión del Capitolio. Esa concesión acercó ayer la postura de demócratas y republicanos y retiró el mayor obstáculo a un acuerdo final de dos billones de dólares justo en un día en que la cifra de fallecidos por el virus ascendió a 544.
25-03-2020 | Fuente: elmundo.es
Exteriores prevé la vuelta de 5.000 españoles atrapados en el extranjero por el coronavirus hasta el fin de semana
El Gobierno prevé 11 vuelos a Latinoamérica y activar el mecanismo de protección en países donde ya no operan aerolíneas 
25-03-2020 | Fuente: abc.es
La ONU pide 2.000 millones para combatir el coronavirus en los países más vulnerables
El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha hecho este miércoles un llamamiento a la comunidad internacional para dedicar 2.000 millones de dólares a la lucha contra la epidemia del coronavirus en los países más vulnerables. «Las respuestas individuales de los países no serán suficientes» para frenar la pandemia, ha advertido Guterres, para quien «el mundo es tan fuerte como el más débil de sus sistemas sanitarios». El plan pretende ayudar a 51 países de Sudamérica, África, Oriente Próximo y Asia, en especial en zonas de conflicto o con crisis humanitarias anteriores. Atiende, según Guterres, a la necesidad de ayudar a los «millones y millones de personas que tienen menos capacidad de protegerse». El secretario general de la ONU calificó el fondo solicitado a los gobiernos de la comunidad internacional como «una gota en el océano», en referencia al paquete de estímulo económico que pocas horas antes se había aprobado entre los líderes del Senado de EE.UU. y la Casa Blanca, que busca movilizar 2 billones de dólares. «Es mil veces más», recalcó Guterres. El objetivo es suministrar equipamiento esencial de laboratorio para diagnosticar el virus y suministros médicos para tratar a las personas, instalar puntos de lavado de manos en campamentos y asentamientos, así como poner en marcha campañas de información pública sobre cómo protegerse y proteger a otros del virus. En el anuncio participaron también el secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock; el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus; y la directora ejecutiva del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), Henrietta Fore. «Abandonar a los países más pobres y vulnerables del mundo a su suerte sería cruel e imprudente», defendió Lowcock. «Regiones enteras se sumirían en el caos y el virus tendría la oportunidad de dar la vuelta al mund». «Lo peor que podría pasar -recalcó Guterres- es controlar la enfermedad en los países desarrollados y dejarlo correr como el fuego en el mundo en desarroll0, donde ocurrirán millones de contagios, morirán millones de personas y habrá riesgo de mutaciones, con lo que el virus podría volver a fortalecerse».
25-03-2020 | Fuente: abc.es
El presidente salvadoreño acusa a Trump de convertir EE.UU. en el próximo «epicentro mundial» de Covid-19
Nayib Bukele, el presidente de El Salvador, afirmó el martes que Estados Unidos se convertirá a finales de marzo en el nuevo «epicentro mundial» de la pandemia provocada por el nuevo coronavirus (COVID-19), debido a que el Gobierno de Donald Trump no está haciendo lo suficiente para contener la expansión de la enfermedad en la primera potencia. EE.UU. tiene más de 320 millones de habitantes. «Estados Unidos en nueve días va a ser el epicentro mundial, no solo porque va a ser donde más crece, sino porque va a ser el país con más casos del mundo y eso nadie lo puede detener», dijo Bukele durante una conversación que mantuvo el cantante boricua Residente en la red social Instagram en la que abordaron la evolución de la pandemia, además de otros temas como la actualidad política de El Salvador. La charla fue transmitida en directo y se conectaron unos 159.000 usuarios en la red social. «Ya es muy tarde porque los próximos 15 días no dependen de lo que hagan ahorita, sino de lo que se hizo hace 15 días», indicó Bukele, quien añadió que «Estados Unidos está haciendo muy poco». Estados Unidos tiene 55.000 contagiados y 785 muertes desde que el primer enfermo fue confirmado el 15 de enero. Según Bukele, Estados Unidos terminará superando en número de contagiados a China e Italia, países que respectivamente tienen alrededor de 81.000 y 69.000 infectados. Durante la charla de una hora, Residente aprovechó a preguntar al presidente salvadoreño su opinión sobre las medidas que se han implementado en Brasil y México. «Simplemente no entienden lo que está pasando», dijo sobre el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el de México, Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, sobre López Obrador dijo que «es un hombre con buen corazón». El Gobierno de México apenas ha tomado medidas para contener el avance de la enfermedad e incluso ha animado recientemente a los ciudadanos que salgan a la calle y consuman. La Organización Mundial de la Salud ha indicado que el país mesoamericano está ya en la fase 2 de extensión de la pandemia. Bukele dio estas declaraciones a preguntas de Residente en una conversación que se extendió más de una hora. El Salvador ha confirmado hasta el momento nueve infectados de coronavirus. En un intento de reforzar la economía del país, el Gobierno salvadoreño pretender aprobar un plan de 5.000 millones de dólares con los que apoyar el cierre temporal de negocios por el coronavirus. En un momento de la conversación, Residente criticó cuando el 9 de febrero Bukele entró en el congreso salvadoreño acompañado de un grupo de militares armados. En aquella sesión, el presidente dio un ultimátum de una semana a los diputados para que aprobaran un préstamo que el gobierno necesitaba para comprar material con el que equipar mejor a sus fuerzas de seguridad. «Es una forma de presión», admitió Bukele durante la charla.
25-03-2020 | Fuente: abc.es
Brasil localiza 1,1 toneladas de cocaína en un camión con guantes para el Covid-19
El hallazgo en Brasil, en medio de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, de 1,1 toneladas de cocaína ocultas en un camión que transportaba guantes quirúrgicos, pone en evidencia que el narcotráfico se amolda siempre al cambio de circunstancias: los cierres fronterizos dificultan los envíos, pero la dedicación de las fuerzas del orden a fumigaciones y otras actividades de emergencia puede reducir la vigilancia. El episodio, ocurrido el 13 de marzo, también subraya el papel de Brasil como país fundamental en la salida de la cocaína producida en Perú y Bolivia y en menor medida Colombia, países con los que en conjunto tiene una frontera más larga que la que separa Estados Unidos y México. Brasil es un «significativo país de tránsito y destino» de cocaína, según lo define el Informe de Estrategia Internacional para el Control de Narcóticos del Departamento de Estado norteamericano. Si bien la mayor parte de la cocaína originada en Colombia viaja a EE.UU. o Europa, a través Centroamérica y México ?muchas veces partiendo desde Venezuela, y en menor medida desde Ecuador? o del Caribe, la mayor parte de la que se produce en Perú pasa a Bolivia y la de ambos países viaja sobre todo a Brasil, tanto para la exportación a Europa ?en ocasiones a través de África? como para el consumo de un creciente mercado propio (también el consumo ha aumentado en Argentina). Segundo mayor consumidor Precisamente ese aumento del consumo en Brasil es destacado por el último informe del Departamento de Estado norteamericano. «Brasil sufre de un importante y creciente problema de consumo interno de drogas. Brasil es el segundo mayor consumidor de cocaína del mundo», después de Estados Unidos, «y probablemente el mayor consumidor de productos derivados de la cocaína». La violencia vinculada al narcotráfico constituye la principal amenaza a la seguridad en Brasil, donde casi una cuarta parte de la población reclusa cumple condena por crímenes relacionados con las drogas (150.000 internos), más que por ningún otro tipo de crimen. En abril de 2019 el Gobierno aprobó una nueva Política Nacional de Drogas, que estableció una nueva estructura institucional para la lucha contra este problema. En junio, el presidente Bolsonaro firmó la nueva Ley contra las drogas. El informe estadounidense, en cualquier caso, avala la lucha antinarcóticos brasileña e indica que no ve indicios de implicación de autoridades públicas en ese negocio ilícito: «Hay poca evidencia que sugiera que altos funcionarios del gobierno están involucrados en tal actividad. Si bien hubo varias denuncias y ejemplos de corrupción política en todo Brasil en 2019, no hubo vínculos directos entre la corrupción política y el narcotráfico a nivel nacional» Conexión con el yihadismo El papel de Brasil como centro operacional sur del narcotráfico de la región (como México es el centro operacional norte) lo destaca la investigadora italiana Maria Zuppello en un reciente libro. Zuppello subraya cómo el puerto de Santos (la salida al mar de Sao Paulo) se ha convertido en «el nuevo hub del comercio mundial de narcóticos», del cual sale casi el 80% de las drogas de Latinoamérica con destino a Europa. Zuppello establece que en el negocio del narcotráfico convergen las redes del crimen organizado, como es el caso del poderoso PCC (Primeiro Comando da Capital), y también del terrorismo islámico, cuya presencia en Brasil documenta. Precisamente su libro, «Tropical Jihad», rastrea esas conexiones con el radicalismo islamista y advierte que, debido al gran negocio de la cocaína, América Latina podría «acabar siendo el nuevo cajero automático para financiar la Yihad global». En Latinoamérica, según Zuppello, «narcotráfico y terrorismo aparecen cada vez más próximos y aliados que nunca (similar al patrón en Afganistán con el mercado de la heroína)». Habitualmente ha sido señalada la Triple Frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay, como lugar de presencia de elementos de Hezbolá y de Al Qaida. Zuppello también se refiere a otros dos puntos fronterizos del «nexo crimen-terrorismo». Uno de ellos es el paso entre la ciudad uruguaya de Chuy y la brasileña de Chuí, y el otro, el paso entre la población paraguaya de Pedro Juan Caballero y la brasileña Ponta Pora. Este último paso transfronterizo, según Zuppello, «se ha convertido en la tierra de nadie del tráfico de drogas», pues se encuentra en una de las rutas de transporte que llevan la cocaína desde Perú y Bolivia hasta el puerto de Sao Paulo.
25-03-2020 | Fuente: abc.es
Boti existía antes de que el coronavirus llegara a la Argentina pero ahora se ha convertido en el primer y único robot del mundo que realiza test por WhatsApp para identificar y derivar a los posibles contagiados. El invento es de la ciudad de Buenos Aires. A ninguna otra se le ocurrió todavía aprovechar el principal canal de comunicación de la sociedad, whatsApp, para prevenir el Covid-19. Dudaba de la eficacia y decidí probarlo desde Madrid. Marqué el +549 11 5050 0147 y? funciona. Me salió negativo. En Argentina la pandemia llega tarde pero llega. De momento, son menos de 300 contagiados y cuatro muertos. La enfermedad se suma a las de siempre, el dengue y la tuberculosis. El Gobierno tomó conciencia de la dimensión y gravedad del problema y, como el resto de los países de la región, con sus matices, confinó hace tiempo a la población. La mayor preocupación ahora es el futuro de las villas miserias y en especial, de la provincia de Buenos Aires. Los pobres no tienen presente y se les acelerará la ausencia de futuro porque el sistema sanitario es el que es. A Bolsonaro le puede pasar lo mismo o parecido con las favelas Por suerte, existen los gobernadores en Brasil. En Perú, el presidente Vizcarra recupera respeto por su gestión de la crisis (dos muertos y algo más de trescientos contagiados). Algo similar le sucede a Jeanine Añez (ningún muerto y 27 tocados) que suspendió las elecciones del 3 de mayo donde el MAS de Evo Morales, iba en cabeza. En su caso, no hay mal que por bien no venga. Lo de Ecuador (15 muertos y 790 contagiados), es diferente. Lenín Moreno se desespera con los ricos de Guayaquil (concentra el mayor número de contagios), «Basta de irresponsabilidad», bramó. Según la OMS, en las Américas, los muertos son 504 (con las horas varia el número) y el líder es Estados Unidos con.. 415 fallecidos y 33.337 contagiados. Quizás, sólo quizás, un Boti para los estadounidenses sería un buen regalo.
25-03-2020 | Fuente: abc.es
Las recetas de la izquierda en Iberoamérica frente al Covid-19
Mientras que casi todos los países iberoamericanos han tomado varias medidas para tratar de contener la expansión del coronavirus, como el cierre de frontera y la suspensión de actos electores, los Gobiernos de México, Nicaragua y Venezuela han minimizado o frivolizado la pandemia al pedir tranquilidad a sus ciudadanos o señalando conspiraciones «bioterroristas». Los tres países mantienen sus fronteras abiertas, además de haber permitido que se celebren masivos eventos -manifestaciones y conciertos- en un momento en que medio planeta se encuentra confinado en casa. «No dejen de salir» «Mexicanos, vamos para adelante y no dejen de salir. Yo les voy a decir cuándo no salgan. Pero si pueden hacerlo, y tienen posibilidad económica, pues sigan llevando a la familia a comer», dijo el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador en un polémico vídeo subido a redes sociales el domingo. «No ayudamos si nos paralizamos sin ton ni son, de manera exagerada. Vamos a seguir haciendo la vida normal», añadió. México entró el jueves en la fase 2 de la pandemia, según la Organización Mundial de la Salud. Esta fase señala que el contagio ya es local y no se produce por visitas producidas del extranjero. Hasta el momento sólo han fallecido cuatro personas y hay 367 casos confirmados desde que el 27 de febrero el país identificó al primer muerto por una enfermedad que puede ser muy grave en el noveno país con más diabéticos del mundo, un 10,7% de las personas entre 20 y 69 años. El Gobierno mexicano no ha tomado medidas excesivamente restrictivas hacia el Covid-19, debido al impacto que tendría pegar un frenazo al consumo en la economía. Aproximadamente la mitad del país, con 120 millones de personas, viven en situación de pobreza y la mitad de la población activa trabaja en la informalidad, un sector que es muy dependiente del consumo y al que el Gobierno le resultaría complicado proveer de ayudas económicas en caso de recesión. «Tenemos que cuidar la salud y al mismo tiempo cuidar la economía», dijo el lunes AMLO en rueda de prensa. Marcha por el Covid-19 Mientras tanto, Nicaragua sólo ha tenido dos casos de personas contagiadas por el nuevo coronavirus, aunque existen otros seis casos sospechosos de estar infectados. Sin embargo, el Gobierno de Daniel Ortega no ha implementado ninguna medida para tratar de frenar la expansión de la pandemia. Es más, el 14 de marzo el Gobierno convocó una marcha «Amor en tiempos del Covid-19» en un intento de expresar solidaridad con el mundo por esta enfermedad, una manifestación que llegó en un momento en el que las autoridades sanitarias de varios países habían aconsejado que no se celebren concentraciones en las calles. Honduras, El Salvador y Costa Rica, los tres países vecinos de Nicaragua, han implementado varias medidas para restringir la movilidad de sus ciudadanos para contener la enfermedad en Centroamérica, una de las regiones más pobres del mundo. Sin embargo, el Gobierno de Ortega no ha cerrado escuelas y sigue promocionando varios eventos de Semana Santa a pesar de que la Iglesia católica ha suspendido los suyos. La inacción del Gobierno, sin embargo, contrasta con la de algunas organizaciones civiles como unos 200 estudiantes de odontología de la Universidad Autónoma de Nicaragua, quienes han decidido dejar de ir a clase para tratar de detener el avance de la enfermedad. Pero la universidad ha expresado que planea continuar con las clases con el objetivo de, así, alinearse con la posición oficial de mantener la mayor estabilidad posible. Arma «bioterrorista» Otros no han dudado en utilizar la pandemia para elucubrar teorías conspiratorias. Es el caso de Nicolás Maduro, que se ha quejado a Twitter por haberle borrado un mensaje en el que compartió tres documentos de investigación sobre el coronavirus desarrolladas por el doctor venezolano, Sirio Quintero, en el que se refiere a la pandemia como un arma «bioterrorista» y recomienda la receta para un remedio casero para contrarrestar el Covid-19. Según el estudio, el virus es «la expresión de la más alta capacidad científica y tecnológica alcanzada por los núcleos de poder imperial en su prontuario bioterrorista con la liga de fábricas de armas bacteriológicas bajo la fachada de laboratorios». Los documentos compartidos por Maduro aseguran que el coronavirus «es un parásito intracelular que procede de una cepa de larvas del VIH-Sida, cruzadas con larvas de helmintos de Fasciola Hepática. Agregando segmentos del ADN humano de crecimiento embrionario y cultivadas en un laboratorio en líquido amniótico de mujeres embarazadas». El estudio indica también que el virus fue diseñado para «atacar específicamente órganos humanos de razas chinas y etnias latinoamericanas», una premisa que sostiene Maduro desde febrero -antes de la llegada del virus a Venezuela- cuando dijo que el coronavirus es «un arma de guerra que se está utilizando contra China y ahora contra los pueblos del mundo en general». Para neutralizar esta presunta arma biológica, el doctor Quintero prescribió una receta que consiste en un antibiótico natural resultado de mezclar malojillo, jengibre, saúco, pimienta negra, limones amarillos y miel. Y a esta receta mágica la ha llamado «preparado P-6 SQ». El país suramericano suma ya 84 casos confirmados en apenas doce días, aunque el presidente interino, Juan Guaidó, lo desmintió el lunes asegurando que hay más de 200 positivos en el país, que sufre su peor crisis sanitaria.
24-03-2020 | Fuente: abc.es
El vicegobernador de Texas dice que los abuelos están dispuestos a morir por coronavirus para no dañar la economía
El vicegobernador de Texas, Dan Patrick, apoya el nuevo enfoque del presidente Donald Trump de salvar la economía ante la pandemia global del coronavirus. Patrick sugirió en Fox News el lunes por la noche que preferiría morir por la rápida propagación del nuevo coronavirus antes de ver la inestabilidad en el sistema económico estadounidense. «Nadie se acercó a mí y me dijo: Como ciudadano de la tercera edad, ¿estás dispuesto a arriesgar tu supervivencia a cambio de mantener la América tal y como es por tus hijos y nietos? Y si ese es el intercambio, estoy de acuerdo», dijo. «Y eso no me hace noble o valiente ni nada de eso», aseguró. «Creo que hay muchos abuelos en este país como yo.. que lo que nos importa y lo que todos amamos más que nada son los niños», agregó. «Y quiero, ya sabes, vivir de manera inteligente y ver a través de esto, pero no quiero ver que todo el país sea sacrificado, y eso es lo que veo». Patrick tiene 69 años, una edad que estadísticamente lo pone en mayor riesgo de consecuencias fatales del virus. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades advierten que las personas con enfermedad pulmonar, asma, problemas cardíacos, sistemas inmunes comprometidos, obesidad, diabetes y enfermedad hepática también tienen un mayor riesgo de complicaciones graves por el virus. Los funcionarios de la administración Trump también han presionado a los estadounidenses más jóvenes para que tomen el virus en serio.