Infortelecom

Noticias de america

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Muerte de juez de caso Petrobras en accidente aéreo, levanta sospechas
Las teorías de conspiración están tomando fuerza tras la muerte en un accidente aéreo de Teori Zavascki, el juez del escándalo más importante de la historia de Brasil, la operación Lavacoches. El caso, que investiga una gigantesca red de corrupción en la estatal Petrobras, envuelve y cita en sus informes a políticos de todos los partidos, llegando incluso al presidente Michel Temer y con más fuerza, al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Zavascki, de 68 años, era un juez muy respetado y temido por buena parte de los congresistas y políticos bajo sospecha. El magistrado se preparaba para presentar en los próximos días la fase final de las confesiones de 77 ejecutivos de la constructora Odebrecht, que prometían incendiar aún más el tenso escenario político brasileño. Las confesiones son consideradas el principal acuerdo de acusaciones colaborativas de la operación, en un proceso que ahora debe atrasarse. Su responsabilidad en el caso era sobre políticos, ministros y personas con fuero privilegiado. Se espera ahora que el presidente Temer o la presidente de la Corte Suprema, Carmen Lucia Rocha, definan quien será el nuevo magistrado a cargo del caso. En el caso de que sea el presidente, deberá primero nombrar un nuevo juez en el lugar de Zavascki, lo que puede llevar el tiempo que el mandatario decida. La solución dentro de la Corte sería más ágil. «Investigación a fondo» El detective de la policía federal, Marcio Adriano Anselmo, uno de los principales responsables de la Operación Lavacoches, pidió que se investigue «a fondo» la muerte del juez, «en la víspera de la confirmación legal de la colaboración premiada de Odebrecht». En una nota en su mural de Facebook, Anselmo no dejó dudas de sus sospechas al marcar entre comillas la palabra «accidente». Entre los puntos que han levantado las teorías conspiratorias sobre la muerte del juez están las condiciones meteorológicas, dado que en el momento del accidente solo había lluvia débil, las condiciones del avión, que eran excelentes, y el avance del proceso de investigación, en el que se esperaban fuertes revelaciones. El hijo de Zavascki, Francisco Prehn Zavascki, había publicado en su cuenta de Facebook el año pasado que su familia sufría amenazas. «Es obvio que hay movimientos de todos los tipos para frenar la Operación Lavacoches», escribió Francisco, diciendo creer que las instituciones vencerían. «Pero alerto, que si algo le ocurre a alguien de mi familia, ya sabrán donde buscar. Dejo ese recado», avisó el hijo del juez. Los sospechosos, sin embargo, serían muchos y de todos los colores políticos. El juez federal Sergio Moro, principal responsable por las investigaciones del caso Lavacoches en primera instancia, declaró estar «perplejo» con la muerte del juez, que es también ministro de la Corte Suprema. «El ministro Teori Zavascki fue un gran magistrado y un héroe brasileño. Ejemplo para todos los jueces, promotores y abogados de este país. Sin él, no habría existido la Operación Lavacoches», lamentó. El Cuerpo de Bomberos de Río confirmó que además del juez, otras tres personas murieron en el accidente, entre ellas el dueño de la lujosa cadena de hoteles brasileña Emiliano, Carlos Alberto Filgueiras, propietario del bimotor King Air C-90 accidentado, una aeronave de fabricación norteamericana con capacidad para siete personas, incluídos los tripulantes. La avioneta, prefijo PR-SOM, partió en la tarde del Campo de Marte, en São Paulo, con destino a Paraty, una ciudad histórica en la costa de Río de Janeiro, que cayó en el mar a dos kilómetros de la pista de aterrizaje.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump, el osado negociante que nunca pierde
El Despacho Oval acoge desde este viernes al primer hombre de negocios, al primer presidente que está dispuesto a «gestionar el país como una empresa». Según se mire, Donald Trump siempre ha hecho política, pero no tal y como la entendemos. Su capacidad para llegar a acuerdos ha estado detrás de cada operación, de cada paso con el que ha edificado su imperio, el mismo que ahora traspasa a dos de sus hijos, Donald Jr. y Eric. Aunque difícilmente va a dejar de interesarse por el rumbo que adopte el grupo, Trump Organization, y por los pasos de los nuevos gestores. Como los posibles conflictos de interés serán una constante en el mandato que se abre. La diferencia es que el promotor inmobiliario neoyorquino no está acostumbrado a buscar acuerdos mediante el diálogo. Como ya saben las grandes multinacionales automovilísticas, su política consiste en negociar, pero sólo para ganar: amenaza, ablanda, y después ejecuta. Para sus críticos, el primer populista que habitará en la Casa Blanca no pasa de ser un charlatán megalómano que ha sabido conectar con sectores en dificultades con un mensaje fácil. Un populista más. Pero, visto en perspectiva el año y medio de recorrido electoral, con el añadido de dos meses de traspaso de poderes, nadie puede negarle una instintiva y hábil forma de llevar todas las polémicas que él mismo crea a un terreno favorable. Con el cheque en blanco de los advenedizos en el establishment que abomina. A nadie puede sorprender que Donald Trump se convierta en el presidente con menos popularidad de la historia reciente. Su particular forma de enfrentarse con el rival, bien por diferencia de criterios, bien porque le conviene para mantener viva su comunicación con el exterior, le ha ido granjeando enemigos en cada batalla, que toma como si fuera la última. Demócratas, republicanos, mujeres, hispanos, afroamericanos, altos ejecutivos, periodistas? En las primarias, en la campaña, en el periodo de transición? No hay grupo que no se sienta hoy llamado a una afrenta de quien aspira a ser noticia para estar vivo, en una mezcla de necesidad vital y de caldo de cultivo para preparar cada victoria. Pero el nuevo presidente de EE.UU. también llega con una imagen favorable en materia económica y de lucha contra el terrorismo. En ambos casos, seis de cada diez estadounidenses creen que lo hará bien. Es su asidero para abrirse un camino que ni siquiera sus compañeros de partido en el Congreso se lo pondrán fácil. Como ocurrió cuando derrotó a 16 de ellos en la carrera por la nominación. Internado militar Donald John Trump (Queens, Nueva York, 1946) alcanza la cumbre de sus aspiraciones, que no es otra que el triunfo. Convertido en el presidente que con más edad entra en la Casa Blanca, a los 70 años, para él no puede haber mayor victoria que alcanzar el primer puesto del mundo. Para entender la forma de pensar del magnate hay que remitirse al machacón mensaje que le transmitió su padre de que en el mundo está dividido entre ganadores y perdedores, winners y losers. Según su propia confesión, su otra gran influencia para convertirse en la ambiciosa y osada persona que es hoy fue el internado militar en el que su progenitor le ingresó con sólo trece años. Una determinada forma de convertir al travieso niño, aficionado a las peleas que desataba siempre que perdía al béisbol, en el disciplinado empresario capaz de sobreponerse a tres grandes momentos de negocios en bancarrota. Una convicción y una gran tenacidad, combinadas con el rápido aprendizaje del negocio inmobiliario y de la construcción al que le sometió su padre, permitieron que el cuarto (y no otro) de dos hijos de inmigrantes, Fred Trump y Marie Anne MacLeod, un alemán y una escocesa, se convirtiera en heredero e impulsor de la compañía. Pero Donald marcaría diferencias pronto en la forma de llevar el negocio. En el Nueva York de los años 70 y 80, que empezaba a poner de moda Manhattan en el mundo, no bastaba con trabajar duro. El dicharachero, rubio y fornido hombretón de Queens se valió de su carácter extrovertido y su don de gentes para atraer a los famosos a los edificios que construía. Una capacidad de convicción que le ha servido para rodearse de un creciente número de fieles, incluidos muchos miles de trabajadores blancos de los estados industriales más deteriorados que, desencantados de su apuesta demócrata, le entregaron su decisivo voto. Su lenguaje directo, y a veces bravucón, conectó bien con ese nuevo público, que le permitió presumir de «ensanchar la base del Partido Republicano». Presidente-marca Así llenó de clientes la Trump Tower, que décadas después ha convertido en templo trumpista de visitas durante la transición de poderes, donde acaba de pergeñar su Administración y equipo de confianza. A su demostrada habilidad de vendedor, quien también es considerado ya primer presidente-marca sumó una obsesiva insistencia en exhibir su apellido en cada edificio, con el doble objetivo de hacer marca y de perpetuarla. Siempre adornado con la inconfundible visión del mármol y el oro. Un ansia comunicadora semejante no podía sino irrumpir como medio de comunicación. Inicialmente, como hiciera Silvio Berlusconi para alcanzar el poder, Trump quiso ir más allá de una agitada vida social y los concursos de misses, que le limitaban si acaso a la alta sociedad neoyorquina, y se enroló en la televisión. Pero, a diferencia del empresario italiano, su apuesta, que ha terminado siendo acertada, fue convertirse en comunicador. Era su forma de tener proyección, de llegar a la gran masa. Con el mismo éxito, su gran descubrimiento, el juguete con el que disfruta y marca la agenda política y periodística cada día, su cuenta de Twitter, le ha ayudado decisivamente a alcanzar la presidencia de EE.UU. Casi nadie lo pensaba, ni siquiera él, que ya había previsto construir un imperio mediático a partir de sus millones de seguidores, lo que él llama su «movimiento». Un manejo personal que le permite arremeter un día contra la cadena CNN y otro día contra The New York Times, lo que le ha dado notoriedad desde el primer día en que se lanzó a la carrera electoral. Con la ventaja de quien tiene poco que perder en las disputas mediáticas, su capacidad para decir una cosa y la contraria es directamente proporcional al tamaño del fin con el que justifica los medios. De la vida entendida como una guerra diaria no se ha librado ni la revista Forbes. Desde que en los años 90 osara cuestionar el valor real de su fortuna, cada vez que la publicación da a conocer su célebre ránking de estadounidenses más ricos, Trump le disputa la veracidad. El momento más sonado se produjo durante las primarias republicanas. Después de que Forbes anunciara que el valor de su imperio no superaba los 4.200 millones de dólares, situándole en el puesto 143, el magnate proclamó que en realidad poseía 10.000 millones. Una cifra que le permitía diferenciarse de los políticos y presumir de pagarse su campaña.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Sigue en directo la investidura de Donald Trump como presidente de Estados Unidos
17.50 Donald Trump está a punto de juramentar como el 45 presidente de EE.UU. 17.47 El coro de la Universidad de Missouri ha cantado antes de la toma de posesión de Donald Trump. Así es este país. Fe, valores y unidad. Aunque esto último ahora esté en entredicho https://t.co/zySP6GTcUs? Manuel Erice (@manuelerice) January 20, 2017 17.44 El cardenal Timothy Michael Dolan, arzobispo de Nueva York; el pastor evangelista Samuel Rodriguez; y la pastora Paula White-Cain han pronunciado unas oraciones en honor a Donald Trump y Mike Pence, futuros presidente y vicepresidente de Estados Unidos. 17.37 El senador Roy Blunt ha hablado de la importancia del discurso de toma de posesión a lo largo de la historia de los Estados Unidos. 17.36 Bandas militares amenizan a los asistentes desde antes de empezar la ceremonia, mientras que la cantante de 16 años Jackie Evancho interpretará el himno nacional ante la concurrencia. 17.33 Lo que parecía imposible para muchos hace justo un año está a unos instantes de hacerse realidad. El magnate y outsider político Donald Trump va a tomar posesión como presidente. Ahora espera el turno para hablarle al país y al mundo entero, atento a lo que será su mandato. 17.31 El 45ª presidente de Estados Unidos sale a escena entre aplausos y va a tomar la palabra ante el pueblo norteamericano , su esposa y el hasta hoy presidente de EE.UU., Barack Obama. 17.29 Sale el que fuera gobernador de Indiana y nuevo vicepresidente de EE.UU., Mike Pence. Pence, congresista por Indiana entre 2001 y 2013, guarda buenas conexiones de ese periodo en Washington, donde batalló por la disciplina fiscal, un Gobierno federal con menos peso, una política de defensa fuerte, restrictivas leyes migratorias y una agenda social rigurosamente conservadora. Es decir, por el abecé de la ortodoxia republicana. «Es un candidato que cumple todos los requisitos». 17.28 Trump ha sido recibido por sus simpatizantes con vítores y aplausos al llegar desde la cara oeste del Capitolio para jurar su cargo ante el juez y magistrado jefe del Tribunal Supremo, John Roberts, y con su mano derecha sobre la biblia que usó el presidente Abraham Lincoln (1861-65) en la asunción de la Presidencia. 17.27 La ceremonia tiene lugar en las escalinatas del Congreso, frente a la inmensa explanada del National Mall, donde centenares de miles de simpatizantes del ganador de las elecciones de noviembre se congregan pese a una lluvia intermitente y el frío. 17.26 La imagen de unidad de los presidentes saliente y entrante es rotunda. Han salido juntos de la Casa Blanca y han llegado juntos al Capitolio https://t.co/T3H5pSrPd6? Manuel Erice (@manuelerice) January 20, 2017 17.24 Los primeros tuits comparando a Melania Trump con Jackie Kennedy Melania Trump reflects Jackie Kennedy in her Ralph Lauren ensemble for #InaugurationDay. https://t.co/3396jLSsdh pic.twitter.com/TpRd3WO3bb? NBC Nightly News (@NBCNightlyNews) 20 de enero de 2017Aparición de la primera dama Melania Trump 17.22 Manifestantes vestidos de negro han roto escaparates y ventanillas de coches en una marcha en Washington contra el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, en poco más de una hora tomará posesión del cargo. Los manifestantes, unos 500, también han atacado una sucursal de Bank of America, un restaurante McDonalds y un Starbucks, provocando la intervención de la Policía antidisturbios, que ha respondido con spray pimienta y granadas aturdidoras. La multitud, que portaba pancartas y al menos un cartel en el que se podía leer 'Make racist afraid again' (Haced que los racistas teman de nuevo), emulando al lema de Trump 'Make America great again', se han dispersado ante la intervención de la Policía. 17.20 Sigue en streaming la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. 17.16 La llegada al Capitolio, primero seria, luego sonriente, de @HillaryClinton, exrival de Trump #AFP pic.twitter.com/8F5BSuztXN? Agence France-Presse (@AFPespanol) January 20, 2017 17.14 Cientos de personas se han reunido este viernes en las inmediaciones de la plaza DuPont en Washington en una concentración por la legalización de la marihuana, en la que se repartieron miles de cigarrillos gratis, que discurre en paralelo con la investidura del presidente electo de EE.UU., Donald Trump. 17.13 Obama ha abandonado definitivamente la Casa Blanca tras ocho años de presidente. 17.12 El equipo de Trump ha recaudado 100 millones de dólares para financiar su #Inauguration , una cifra récord en la historia de EE.UU., informa el instituto The Hispanic Council. 17.07 El ex presidente estadounidense Bill Clinton y la primera dama Hillary Clinton llevan ya unos minutos en la inauguración presidencial de Donald Trump en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington DC. 17.04 «Estoy aquí hoy para honrar nuestra democracia y sus valores. Nunca dejaré de creer en nuestro país y su futuro» I'm here today to honor our democracy & its enduring values. I will never stop believing in our country & its future. #Inauguration? Hillary Clinton (@HillaryClinton) January 20, 2017 17.02 El presidente saliente de EE.UU., Barack Obama, y su esposa, Michelle, partieron de la Casa Blanca junto al mandatario electo, Donald Trump, y su mujer, Melania, para participar en la ceremonia de transmisión de mando ante el Capitolio. Primero se vio salir de la Casa Blanca a Michelle y Melania, que subieron al mismo vehículo blindado, y después hicieron lo mismo el vicepresidente saliente, Joseph Biden, y su sucesor, Mike Pence. Por último, Obama y Trump se montaron en otra limusina blindada para recorrer los casi 3 kilómetros de la Avenida Pensilvania que separan la Casa Blanca del Congreso. Los Obama y los Trump tomaron un té protocolario en la Casa Blanca, a puerta cerrada, antes de salir hacia el Capitolio. Melania Trump, quien entregó a los Obama un regalo a su llegada a la Casa Blanca, lleva un vestido de dos piezas de Ralph Lauren en tono azul claro, con guantes y zapatos de tacón a juego, y el pelo recogido, en un estilo que recordaba a la fallecida primera dama Jackie Kennedy. Informa EFE La policía ayuda a varias personas que trataban de asisitir al desfile de investidura y que han sido bloqueados por los manifestantes ubicados en la avenida Pennsylvania, en protesta contra el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, en Washington- EFE 16.58 Barack Obama y Donald Trump se dirigen en estos momentos al acto en directo en torno al capitolio. Imagen de las limusinas presidencialesCuenta atrás para la salida de "Trump, el triunfo del showman", escrito con la colaboración de @Muni_Jensen y publicado por @EEncuentro pic.twitter.com/yoOlE41QEC? Manuel Erice (@manuelerice) 16 de enero de 2017 16.54 Cerca de 30.000 agentes vigilan las calles de Washington antes de la toma de posesión de Donald Trump como el 45º presidente de Estados Unidos. 16.51 Imágenes de las protestas antes de la llegada de Donald Trump "Si se puede" When protests converge - part 3" #DeploraBall #InaugurationDay pic.twitter.com/2gVTwi0svj? ChuckModi (@ChuckModi1) 20 de enero de 2017 16.45 Los Obama han recibido a los Trump en la escalinata de la Casa Blanca, donde se han saludado, con un abrazo, en el caso de las mujeres. Melania, vestida con un traje de chaqueta y falda azul claro firmado por Ralph Lauren al estilo Jackie Kennedy, ha entregado a Michelle una caja de la exclusiva joyería Tiffany's. Ambos matrimonios han tomado el té acompañados del vicepresidente saliente, Joe Biden, y de quien pronto le dará el relevo, Mike Pence, así como de los líderes demócratas y republicanos del Congreso, todos acompañados por sus parejas. Movimientos de apoyo y de protesta en Washington instantes previos a la llegada de Donald Trump- AFP Flags that flew on the first and last day of President Obama's presidency presented to him and First Lady Michelle Obama as a parting gift. pic.twitter.com/Z8DwZKOlna? ABC News (@ABC) January 20, 2017 16.19 Los Obama reciben de regalo las banderas que ondearon en el primer y último día de su presidencia. 16.12 Según una encuesta de la cadena ABC y el diario The Washington Post, en este momento un 40 % de los estadounidenses tiene una opinión «favorable» acerca de Donald Trump, frente a un 54 % que afirma poseer una impresión «desfavorable» sobre el presidente entrante. 16.08 El Kremlin ha informado que el presidente ruso, Vladimir Putin, no tiene previsto seguir la toma de posesión de Donald Trump, después de una campaña electoral en la que a menudo se ha mencionado su proximidad con el presidente ruso. Donald Trump y Barak Obama, junto con Melania Trump y Michelle Obama, se reúnen en la Casa Blanca- AFP 15.56 Tras la misa, Trump y su esposa se dirigen a la Casa Blanca para desayunar con los Obama, con quienes conversarán durante una hora antes de encaminarse hacia el Capitolio y dar comienzo a la ceremonia. 15.51 Exactamente a las doce del mediodía, hora en Washington, Trump jurará el cargo de presidente de EE.UU. sobre la Biblia, como es tradicional. La novedad es que el presidente entrante ha querido incorporar las Sagradas Escrituras que le regaló su madre cuando tenía doce años, por lo que la jura se llevará a cabo sobre dos biblias. 15.49 Donald Trump ha afirmado este viernes en Twitter que hoy «comienza el trabajo» y que «el movimiento continúa», apenas cuatro horas antes de jurar el cargo para convertirse en el presidente número 45 del país. It all begins today! I will see you at 11:00 A.M. for the swearing-in. THE MOVEMENT CONTINUES - THE WORK BEGINS!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 20 de enero de 2017 15.44 El vicepresidente electo Mike Pence se ha reunido con su predecesor Joseph Biden en la Casa Blanca. .@VP greets his successor at the White House. pic.twitter.com/zhhpIvcQri? Jeff Mason (@jeffmason1) 20 de enero de 2017 15.43 El presidente saliente, Barack Obama, se ha despedido este viernes del Despacho Oval, donde pasó unos minutos apenas tres horas antes de entregar el cargo a su sucesor en la Casa Blanca, Donald Trump. 15.43 Wall Street ha abierto, día de la investidura de Donald Trump como nuevo presidente de EE.UU., con ganancias y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía un 0,39 %, el selectivo S&P 500 avanzaba un 0,41 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq, un 0,43 %. 15.35 La investidura de Trump ha empezado con su visita a un oficio religioso en la Iglesia Episcopal de San Juan, junto a la Casa Blanca. 15.30 Buenas tardes a todos. Por fin ha llegado el día D y la hora H en la que el controvertido magnate, que irrumpió hace año y medio en la escena internacional y al que pocos tomaban en serio, va a tomar posesión como presidente de Estados Unidos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La muerte del juez que lleva el caso Petrobras en un accidente aéreo levanta sospechas
Las teorías de conspiración están tomando fuerza tras la muerte en un accidente aéreo de Teori Zavascki, el juez del escándalo más importante de la historia de Brasil, la operación Lavacoches. El caso, que investiga una gigantesca red de corrupción en la estatal Petrobras, envuelve y cita en sus informes a políticos de todos los partidos, llegando incluso al presidente Michel Temer y con más fuerza, al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Zavascki, de 68 años, era un juez muy respetado y temido por buena parte de los congresistas y políticos bajo sospecha. El magistrado se preparaba para presentar en los próximos días la fase final de las confesiones de 77 ejecutivos de la constructora Odebrecht, que prometían incendiar aún más el tenso escenario político brasileño. Las confesiones son consideradas el principal acuerdo de acusaciones colaborativas de la operación, en un proceso que ahora debe atrasarse. Su responsabilidad en el caso era sobre políticos, ministros y personas con fuero privilegiado. Se espera ahora que el presidente Temer o la presidente de la Corte Suprema, Carmen Lucia Rocha, definan quien será el nuevo magistrado a cargo del caso. En el caso de que sea el presidente, deberá primero nombrar un nuevo juez en el lugar de Zavascki, lo que puede llevar el tiempo que el mandatario decida. La solución dentro de la Corte sería más ágil. «Investigación a fondo» El detective de la policía federal, Marcio Adriano Anselmo, uno de los principales responsables de la Operación Lavacoches, pidió que se investigue «a fondo» la muerte del juez, «en la víspera de la confirmación legal de la colaboración premiada de Odebrecht». En una nota en su mural de Facebook, Anselmo no dejó dudas de sus sospechas al marcar entre comillas la palabra «accidente». Entre los puntos que han levantado las teorías conspiratorias sobre la muerte del juez están las condiciones meteorológicas, dado que en el momento del accidente solo había lluvia débil, las condiciones del avión, que eran excelentes, y el avance del proceso de investigación, en el que se esperaban fuertes revelaciones. El hijo de Zavascki, Francisco Prehn Zavascki, había publicado en su cuenta de Facebook el año pasado que su familia sufría amenazas. «Es obvio que hay movimientos de todos los tipos para frenar la Operación Lavacoches», escribió Francisco, diciendo creer que las instituciones vencerían. «Pero alerto, que si algo le ocurre a alguien de mi familia, ya sabrán donde buscar. Dejo ese recado», avisó el hijo del juez. Los sospechosos, sin embargo, serían muchos y de todos los colores políticos. El juez federal Sergio Moro, principal responsable por las investigaciones del caso Lavacoches en primera instancia, declaró estar «perplejo» con la muerte del juez, que es también ministro de la Corte Suprema. «El ministro Teori Zavascki fue un gran magistrado y un héroe brasileño. Ejemplo para todos los jueces, promotores y abogados de este país. Sin él, no habría existido la Operación Lavacoches», lamentó. El Cuerpo de Bomberos de Río confirmó que además del juez, otras tres personas murieron en el accidente, entre ellas el dueño de la lujosa cadena de hoteles brasileña Emiliano, Carlos Alberto Filgueiras, propietario del bimotor King Air C-90 accidentado, una aeronave de fabricación norteamericana con capacidad para siete personas, incluídos los tripulantes. La avioneta, prefijo PR-SOM, partió en la tarde del Campo de Marte, en São Paulo, con destino a Paraty, una ciudad histórica en la costa de Río de Janeiro, que cayó en el mar a dos kilómetros de la pista de aterrizaje.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Donald Trump, 45º presidente de Estados Unidos
LA NOTICIA El populismo de Trump toma el mando de la Casa Blanca Donald Trump ya es nuevo presidente de Estados Unidos. El magnate neoyorquino ha jurado este viernes su cargo en Washington y releva en el poder a Barack Obama como 45º mandatario del país. El republicano no faltó al estilo directo que le sirvió para vencer en las elecciones de noviembre y dejó algunos mensajes claros en su primer discurso, prometiendo «transferir el poder de Washington a la gente», así como poner a Estados Unidos «primero» a la hora de llevar a cabo cualquier negociación con otros países. La toma de posesión comenzó con una visita a la Casa Blanca, donde fue recibido por Obama, y después se trasladó al Capitolio, centro de todas las miradas del mundo por unas horas. Allí le esperaban cerca de un millón de personas que no quisieron perderse la inauguración, además de los antiguos presidentes George W. Bush, Jimmy Carter y Bill Clinton. También su mujer, Hillary Clinton, que acudió en calidad de antigua primera dama a la toma de posesión del que fue su rival en la carrera presidencial. A las 18.00 horas, hora española, Donald Trump juró su nuevo cargo, comprometiéndose a «preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos» y saliéndose ligeramente del protocolo al pedir a Dios que le ayudase en su nueva tarea. Lo hizo sobre dos biblias, una de su propiedad, un regalo de su madre cuando acabó la escuela primaria, y otra que usó Abraham Lincoln en su primera toma de posesión, la misma que empleó Obama en sus dos investiduras. REPERCUSIÓN Donald Trump dejó en su primer discurso la línea clave de lo que será su mandato: Estados Unidos va «primero». Sus palabras, cargadas de patriotismo, han ido dirigidas como en la campaña a las clases medias perdedoras de la globalización, manteniendo su retórica. «Hoy no estamos transfiriendo el poder de un gobierno a otro, o de un partido a otro, estamos quitando el poder de Washington y se lo estamos devolviendo al pueblo». Mientras, en España, el presidente Rajoy le deseó mucho éxito en su nueva andadura, esperando que las relaciones con el país americano sigan siendo buenas. El Rey también le envió un telegrama para felicitarle. LA OPINIÓN DE ABC Trump y su cambio de rumbo radical Donald Trump ya es el 45º presidente de los Estados Unidos tras la solemne y tradicional toma de posesión protagonizada en la explanada del Capitolio, en Washington. Su entrada en la Casa Blanca se produce en un contexto y bajo unas características muy diferentes a las de sus predecesores en el cargo, debido al polémico y populista perfil que exhibió como candidato, así como al radical cambio de rumbo que pretende insuflar a la política desarrollada por la primera potencia mundial durante las últimas décadas, tanto dentro como fuera de sus fronteras. Prueba de esa singularidad es que Trump accede a la Presidencia con el mayor índice de impopularidad de la historia reciente, con su propio partido dividido acerca de su liderazgo y después de culminar uno de los traspasos de poder más enrarecidos y tensos que se recuerdan, tal y como evidencian los numerosos actos de protesta convocados para este viernes. Sin embargo, si algo ejemplifica el cambio que supone Trump es su discurso. El magnate neoyorquino aprovechó su primera intervención como presidente para blandir de nuevo el gran lema de su campaña, «América primero», con todo lo que ello implica para Estados Unidos, y, por ende, para el resto de mundo. Sus mensajes se dirigieron, una vez más, contra el establishment de Washington y contra la globalización, con el objetivo de evitar la deslocalización de fábricas y crear nuevos puestos de trabajo para «hacer grande de nuevo» a Estados Unidos, recuperando así los eslóganes que le otorgaron la victoria. Sus promesas de cierre de fronteras, proteccionismo comercial y aislacionismo político no solo supondrán un colosal vuelco social y económico a nivel interno, sino que, en caso de materializarse, cambiarán por completo el actual orden geopolítico internacional, cuyas consecuencias son todavía imprevisibles.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Diez frases que han marcado el discurso de investidura de Trump
Un total de 25 minutos. Eso es lo que ha durado el discurso de investidura de Donald Trump, ante el Capitolio, como 45 presidente de Estados Unidos. No estaba improvisando, aunque pudiera parecerlo. Ha leído sus mensajes en un teleprompter palabra por palabra. Ha sustituido el «Yes we can» de Obama por un nuevo eslogan: «Es vuestro momento». Y, como era de esperar, ha buscado la polémica desde el primer minuto, cargando contra la Administración saliente, sin morderse la lengua, como ha sido habitual en el magnate durante la campaña electoral. Estas son las diez frases más importantes de Trump durante su discurso: 1.- «El poder de Washington» «No estamos transfiriendo el poder de un gobierno a otro, o de un partido a otro, estamos quitando el poder a Washington DC y se lo estamos devolviendo al pueblo. Durante demasiado tiempo un pequeño grupo en la capital de nuestra nación se ha quedado con la recompensa, mientras el pueblo se ha quedado con el coste. Washington florecía pero los ciudadanos no participaban de los mismos beneficios. El 'establishment' se protegía a sí mismo, pero no a los ciudadanos». 2.- «Los políticos que no hacen nada» «No vamos a admitir a políticos que solo hablen y no hagan nada por arreglar las cosas. Ya no más mensajes vacíos: es el momento de pasar a la acción. Que nadie os diga que hay algo que no se puede conseguir. Ningún reto está fuera del alcance de Estados Unidos. Nuestro país va a prosperar de nuevo. Estamos al comienzo de un nuevo milenio». 3.- «Recuperaremos nuestros trabajos» «Estados Unidos volverá a ganar como nunca antes, recuperaremos nuestros puestos de trabajo, recuperaremos nuestras fronteras, recuperaremos nuestra riqueza y recuperaremos nuestros sueños. Vamos a construir nuevas carreteras, puentes, aeropuertos, túneles y ferrocarrilles a lo largo de nuestra nación y haremos que nuestros ciudadanos vuelvan a trabajar para reconstruir nuestro país con manos estadounidenses». 4.- «Las mismas libertades» «Es hora de recordar que toda la inteligencia de nuestros soldados no será olvidada nunca. Seamos negros, marrones o blancos, todos llevamos la misma sangre roja de patriotas. Todos disfrutamos de las mismas libertades y todos juramos honor a la misma bandera». 5.- «América primero» «Hoy solo miramos al futuro. Desde este momento, una nueva visión gobernará nuestra tierra. Desde este día, solo será "América primero". Cada decisión en comercio, impuestos, inmigración o asuntos exteriores, tendrá el objetivo de defender a los ciudadanos y trabajadores estadounidenses». 6.- «Los hombres y mujeres olvidados» «Lo que realmente importa no es quién está en el poder sino si los ciudadanos controlan a los poderosos. Hoy los ciudadanos han vuelto a convertirse en los líderes de este país. Los hombres y mujeres olvidados de América no volverán a ser olvidados». 7.- «Contra el terrorismo islámico» «Vamos a reforzar todas las alianzas que tenemos y vamos a abrir otras nuevas. Vamos a erradicar completamente el terrorismo radical de la faz de la tierra. Y en el centro de esa política habrá una lealtad total a los Estados Unidos de América». 8.- «Pensar a lo grande» «Por último: tenemos que pensar a lo grande y soñar aún más grande. En Estados Unidos entendemos que una nación solo vive mientra prospera». 9.- «EE.UU. es imparable». «Cuando Estados Unidos se une, Estados Unidos es imparable. No debemos tener miedo, estamos protegidos. Estaremos protegidos por los mejores hombres y mujeres de nuestro ejército. Y lo más importante: estaremos protegidos por Dios». 10.- «Nunca volveréis a ser ignorados» «En todas las ciudades, cercanas o lejos, grandes o pequeñas, de océano a océano, escuchad estas palabras: "Nunca volveréis a ignorados". Vuestra voz, vuestra esperanza y vuestros sueños definirá nuestro destino. Juntos haremos a Estados Unidos fuerte de nuevo. Haremos que Estados Unidos vuelva a sntirse orgullosa y, sí, juntos haremos América grande de nuevo».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Donald Trump: «Este es vuestro momento. Haremos que Estados Unidos vuelva a sentirse orgulloso»
Donald Trump va a seguir siendo Donald Trump . Ni el boato de la toma de posesión del cargo que había ansiado durante décadas fue capaz de elevar la forma y el discurso del promotor inmobiliario neoyorquino. Es su personalidad, pero también su determinación de ser entendido y seguir conectado al «movimiento» que le ha llevado a la Casa Blanca. No se culminó un traspaso de poderes. Lo que se ha producido es un cambio entre dos mundos. El que representaban las alusiones a los principios y valores de un teórico, profesor de Derecho, al del discurso directo y sin circunloquios de quien se dispone a gestionar el país como una empresa. La oratoria de un intelectual, a veces falto de ejecutoria política, dejó paso ayer al discurso mitinero del primer multimillonario, hombre de negocios, que se sienta en el Despacho Oval, quien avisó de que va a pasar «inmediatamente a la acción». Escuchar al presidente número 45 de los Estados Unidos de América ayer alejaba de cualquier predecesor que se le pudiera equiparar. Como era también retrotraerse al candidato republicano que, de acto en acto, recorrió el país con el machacón mensaje de recuperar una nación secuestrada por los políticos y amenazada por los perjuicios económicos de un enemigo exterior. Que su final fuera idéntico al de todos sus discursos de campaña lo dice todo: «Vamos a hacer América más fuerte, más sana, más orgullosa, más segura y más grande». Mientras se dirigía Trump a los cientos de miles de congregados, el rostro de Barack Obama era un poema. El presidente, que exhibió ayer el rol del cierre de filas institucional, alejado esta vez de la agresiva cara política destapada las semanas anteriores, no lograba encajar una declaración de intenciones que hace saltar por los aires todos los convencionalismos de un acomodado establishment. Y no digamos nada sobre el futuro de su legado propio. Las apelaciones reiteradas del nuevo presidente a la «desatención» que las clases medias y los pobres que habían sufrido durante su mandato, sin citarlo, desencajaban literalmente la faz del ya expresidente estadounidense. Lo lanzó a los cuatro vientos Trump, en su habitual forma de dirigirse desde el estrado, dedo en alto: «No permitiremos que los políticos protesten y después no hagan nada para resolver los problemas?. Un mensaje que sigue manteniendo al presidente outsider en el bando de los «buenos», el que le asegura su conexión directa y permanente con la calle. Una evidente manera de advertir a todo el sistema, incluidos sus compañeros de viaje republicanos que aunque él ha entrado en Washington, difícilmente Washington va a entrar en él. Galería de imágenes Vea la galería completa (14 imágenes) El escenario era el mismo que durante dos siglos ha sido testigo del acto de renovación institucional más respetado por un país que se resiste a poner en riesgo la democracia más antigua del mundo moderno. Un engalanado Capitolio, adornado con banderas nacionales, cientos de invitados de los tres poderes públicos y de todo el cuerpo diplomático acreditado en la capital del mundo, aunque con el boicot en forma de ausencia de medio centenar de congresistas demócratas, había sido preparado para la ocasión. Como cada cuatro años. Pero el mensaje que se escuchó y las formas fueron inéditos, al menos en la historia reciente. El proceder institucional con el que se habían dirigido a la nación todos sus antecesores había desaparecido. Previamente a la toma de posesión de Trump, le tocó el turno al vicepresidente, Mike Pence. Cuando hubo terminado sus palabras, apareció Trump, que vestía con la misma estética con la que se había presentado ante sus fieles en campaña, un largo abrigo azul marino y corbata roja. Otra manera de seguir conectado a su ejército de acólitos. Con apenas algunas frases añadidas que pretendieron llegar a toda la nación como destinataria, Donald Trump lanzó esencialmente las mismas promesas que en la campaña electoral le habían aupado a la presidencia. Un tono cercano al mismo espíritu rebelde y contestatario que el magnate neoyorquino ha utilizado siempre anunció la llegada de «una nueva visión», con la que pretende que su paso por el Despacho Oval no sea algo sencillamente testimonial: «Voy a transferir el poder de Washington a vosotros». Una frase a la que añadió una de las pocas reflexiones profundas de su intervención, en la que sugirió que Estados Unidos no son sólo las dos cosas, este y oeste, las más pobladas, las de las grandes urbes. Algo que explica en parte el vuelco electoral del pasado 8 de noviembre. Frente al hombliguismo de las zonas ilustradas del país, la reivindicación de la América olvidada, la que parece haber abandonado al Partido Demócrata. El nuevo presidente lo resumió en esta frase: «El establishment no ha protegido a todos los ciudadanos de este país, permitiendo el cierre de fábricas y la pérdida de bienestar» en otros estados. Trump no va a abandonar a los obreros de raza blanca que le han conducido a la presidencia, especialmente en los estados industriales más deteriorados por la crisis. El arrojo y el intervencionismo que demostró durante los dos meses de transición, metiendo en cintura a las multinacionales automovilísticas mediante la amenaza de aranceles a la importación, recibieron ayer un renovado compromiso. En un tono genérico, insistió repetidas veces en los nuevos aires proteccionistas que llegan con la Administración Trump: «En cualquier decisión, pondremos a América por delante». Y, cuando se refirió a futuras decisiones concretas, dio a entender que hará todo «con tal de beneficiar a las familias y a los trabajadores y evitar que se lleven nuestros trabajos». La advertencia a las grandes corporaciones norteamericanas sonó en forma de una doble máxima, como si el nuevo presidente de Estados Unidos pretendiera también reducir los mandamientos a dos: «Comprar americano y contratar americano». En su alocución paternalista y protectora, su argumentación simple anunció un nuevo repliegue de Estados Unidos con respecto al país promotor del libre comercio que ha impulsado el cambio del mundo desde la Segunda Guerra Mundial. Partiendo de una sonora crítica a los ?billones y billones de dólares malgastados en proteger las fronteras exteriores?, el nuevo presidente de Estados Unidos realizó el simple planteamiento de que todo ese dinero vaya destinado a ?las autopistas, al ferrocarril, a los hospitales, y a un sinfín de infraestructuras?. Se espera que una de las primeras decisiones que adopte Trump desde la Casa Blanca sea la puesta en marcha de un ambicioso plan de inversiones, valorado en un billón de dólares, para el que espera contar con las grandes constructoras privadas. Su alusión a la protección de las fronteras propias sirvió al nuevo mandatario para lanzar el gran alegato nacionalista: «Cuando América está unida, América es mucho más fuerte», expresó, poco antes de concluir con una nueva llamada con su intención de «redescubrir el patriotismo». Fue en el que utilizó la expresión «terrorismo radical islamista», en su única alusión a una guerra durante su discurso, lo que viene a indicar que la presencia militar de Estados Unidos en el exterior puede limitarse en principio a derrotar a los yihadistas de Daesh. En esta serie de apelaciones a los elementos que más unen al país, Trump no se olvidó de utilizar una cita de la Biblia, la que «nos habla de la gente buena y de su contribución a la unidad». Y a continuación lanzó otro compromiso con la seguridad del país: «Estaremos protegidos por nuestro ejército, pero, lo que es más importante, estaremos protegidos por Dios». A diferencia de sus antecesores en el cargo, Donald Trump juró sobre dos ejemplares de las Sagradas Escrituras. Además de la llamada Biblia Lincoln, que es la que usa para dar continuidad a una de las tradiciones más arraigadas en el país, echó mano del ejemplar que le regaló su madre cuando contaba sólo con doce años. El primero de ellos es el mismo que utilizó el recordado presidente
01-01-1970 | Fuente: abc.es
90 detenidos en las protestas contra la Trump
«So help me god». «Que Dios me ayude». Donald Trump cierra así su juramento como presidente y la muchedumbre en el Mall, la explanada que articula la capital de EE.UU., reacciona con una ovación leve, salpicada con gritos de protesta. Durante su juramento, casi todo el mundo ha estado en silencio, unos tocados con la gorra roja trumpista de «Hacer América Grande otra Vez», otros armados con pancartas que le acusan de racista, misógino o fascista. Las protestas, que se han saladado con 90 detenciones y que han estado repartidas por toda la ciudad, y los manifestantes, incrustados, a lo largo de todo el Mall, convirtieron la investidura en poco ilusionante. «Tienen que superarlo», protesta Josh, que ha venido con dos amigos desde Tennessee, sobre los manifestantes. «Trump defiende las mismas cosas que los estadounidenses decimos en privado», dice sobre el éxito de su nuevo presidente. «Como presidente, quiero que sea fiel a sí mismo, sea bueno, malo o feo. Y que se ponga duro con la inmigración». El escenario tampoco ayuda en los fastos presidenciales. Es un día plomizo, de luz apagada. El Mall, que conecta el Capitolio con el Memorial de Lincoln, está cuarteado por vallas y barreras policiales, con los árboles pelados y el césped amarillento por el invierno. Comparado con otras ocasiones -como la investidura de Obama en 2009- el aspecto es desangelado. Hay lagunas enormes en las zonas designadas por la policía. Trump, que presumía de mítines multitudinarios durante la campaña, no ha conseguido contagiar esa ilusión en el momento más histórico de su vida. «Aunque él no te caiga bien, hay que apoyarle. Si no, nuestro país va a ir todavía a peor, y no nos lo podemos permitir», dice Greg, protegido por un jersey con capucha grueso y con los colores de la bandera de EE.UU. Viene desde Pensilvania, uno de esos estados del cinturón industrial de EE.UU. que todo el mundo creía que caería del lado demócrata, y que Trump conquistó con un discurso que caló en la clase media blanca. «Hay que mejorar la economía. Tengo gente alrededor que ha perdido sus casas, sus trabajos, es una vergüenza». De vez en cuando, saltan discusiones entre diferentes grupos. «¿Construir el muro con México es racista?», pregunta un seguidor de Trump a una manifestante que lleva la acusación pintada en un cartel. «¡Es necesario controlar las fronteras», se responde a sí mismo. «Ha estereotipado a los mexicanos con sus acusaciones de ser criminales y violadores», reprende otra chica. «Esto es EE.UU., la libertad de expresión», celebra después Cynthia, que ha venido desde una «zona cero» de la inmigración, El Paso (Texas). «México ya ha empezado a pagar el muro con la extradición de ?El Chapo?». Disturbios No todo es civismo. Unas horas antes, un grupo de jóvenes se reúnen en Logan Circle a quince minutos a pie del Mall. No hay policía alrededor, pero algunos ya llevan puestos pasamontañas y pañuelos para taparse la cara. Antes de que Trump empiece a hablar, inician una marcha en la que tiran piedras a limusinas y rompen cristales de negocios como Starbucks y Bank of America. Se describen como «antifascistas y anticapitalistas». La policía responde con porras y con gas pimienta. En otro punto de la ciudad, otro grupo trata de entorpecer el desfile presidencial bloqueando calles. Cerca del Mall, un veterano del Ejército vende flores y banderitas de EE.UU. a un dólar y protesta cuando alguien le agradece sus servicios. «¡Menos agradecer y más comprar banderas!», les grita. Aunque trata de sacar algún dinero con ella, la investidura le cabrea, reconoce. «Odio a Trump. Yo fui al frente y él a la universidad».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Donald Trump proclama hoy el Día del Patriotismo
22.45 Máxima cobertura en las cadenas de televisión estadounidenses: President Donald Trump arrives in front of the White House during the Inaugural Parade https://t.co/o8KLyMo1fI https://t.co/xUokICmdXM? CNN Breaking News (@cnnbrk) January 20, 2017 22.42 El nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha hecho una parada frente al hotel de su propiedad en Washington, para saludar a sus seguidores congregados en el desfile que le lleva junto su esposa Melania a la Casa Blanca. Trump ha salido del automóvil pocos metros antes de la entrada de su Hotel Trump, junto a Melania, a quien llevaba de la mano, y su hijo pequeño Barron, y caminó saludando a los miles de asistentes congregados a ambos lados de la avenida Pensilvania. 22.20 El presidente estadounidense, Donald Trump, ha colgado en la web oficial de la Casa Blanca un documento guía oficial para la política energética a las pocas horas de tomar posesión, y que incluye la derogación del Plan de Acción Climático de su antecesor, Barack Obama: «El presidente Trump está comprometido con la eliminación de políticas perjudiciales e innecesarias como el Plan de Acción Climático o la Ley de Aguas de Estados Unidos. El fin de estas restricciones será de gran ayuda para los trabajadores estadounidenses y permitirá subir sus salarios en más de 30.000 millones de dólares durante los próximos siete años», destaca la citada guía. 22.15 Wall Street ha cerrado en esta jornada histórica con ganancias y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, ha subido un 0,48%, después de la toma de posesión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Según datos provisionales al cierre de las operaciones, ese índice ha aumentado 94,85 puntos hasta los 19.827,25 enteros, el selectivo S&P 500 ha avanzado un 0,34% y el índice compuesto del mercado Nasdaq ha sumado un 0,28%. ?? ??? ?????? ???? ?????? ?????? ?????? ?? 2009 ? ????? 2017 #inauguration pic.twitter.com/bBx028WYm1? Mohamed Osman (@Mo_Osman_) 20 de enero de 2017 20.57 El Papa Francisco ha felicitado al nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y ha abogado por que se deje guiar por "valores éticos" durante los cuatro años que pasará en la Casa Blanca, según ha informado el Vaticano. "Rezo por que sus decisiones estén guiadas por el rico espíritu y los valores éticos que han marcado la historia del pueblo estadounidense y el compromiso de su país con el progreso de la dignidad humana y la libertad", ha dicho en un mensaje enviado a Trump. 20.45 El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha felicitado este viernes al nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, y ha destacado el beneficio que ambos países obtienen de las relaciones comerciales, frente a la pretensión del magnate neoyorquino de dinamitar los tratados de libre comercio. «En nombre del Gobierno de Canadá, me gustaría extender mis felicitaciones a Donald Trump por su toma de posesión como 45º presidente de los Estados Unidos de América», ha dicho Trudeau a través de un comunicado. 20.42 Con la música de un trío de mariachis y gritos como «¡Ahí viene el hombre!», el grupo del exilio cubano Vigilia Mambisa y una treintena de simpatizantes festejaron hoy frente al famoso restaurante Versailles de Miami (Florida) la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. 20.39 La presidenta de Taiwán, Tsai Ing Wen, ha felicitado este viernes a su nuevo par estadounidense, Donald Trump, subrayando que la "democracia" es el principal vínculo bilateral, en el contexto de la creciente tensión con China por el cambio de la política de la Casa Blanca hacia la isla. 19.57 Enrique Peña Nieto, presidente de México, ha felicitado a Donald Trump tras su juramento. «La soberanía, el interés nacional y la protección de los mexicanos guiarán la relación con el gobierno de Trump» 19.52 «El presidente de Estados Unidos ha firmado tres cosas», ha contado Spicer en Twitter: la dispensa de James Mattis como nuevo secretario de Defensa, las nominaciones formales de su Gabinete para el Senado y la proclamación del Día del Patriotismo» The George W. Bush reaction cam during Trump's inauguration speech was lit pic.twitter.com/x33V19MLTn? Max Tani (@maxwelltani) 20 de enero de 2017 19.29 El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha felicitado a Donald Trump, que ha jurado el cargo de presidente de EE.UU., y auguró que la alianza entre los dos países será «más fuerte que nunca», publicó en sus redes sociales. «Felicitaciones a mi amigo presidente Trump. Deseando trabajar cerca de ti para hacer la alianza entre Israel y los EEUU más fuerte que nunca», difundió en Facebook y Ttwitter Netanyahu dos horas antes de la ceremonia de investidura. 19.28 El ya expresidente estadounidense Barack Obama agradeció hoy a sus seguidores y al personal que le ha acompañado en la Casa Blanca por haber demostrado «el poder de la esperanza» y se despidió con su lema de campaña: «Sí, se puede. Sí, pudimos». 18.48 Barack y Michelle Obama han abandonado el Capitolio en un helicóptero oficial 18.42 El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha deseado hoy éxito en su gestión al nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, y que acierte en sus decisiones, y ha confiado en que se mantengan las buenas relaciones que Estados Unidos tiene con España, como «socios y aliados». 18.26 La jovencísima Jackie Evancho canta el himno de Estados Unidos en la toma de posesión de Donald Trump. Evancho, de 16 años, apareció por primera vez en el programa de televisión «Got Talent» de Estados Unidos a los 10. La cantante estadounidense Jackie Evancho llega al CapitolioPres. Trump at conclusion of #inauguration address: "Thank you, God bless you, and God bless America" https://t.co/aemExNNIyt pic.twitter.com/jATr2DPP8X? ABC News Politics (@ABCPolitics) 20 de enero de 2017 18.24 Presidente Trump, el nuevo twitter de Donald Trump, que sin tuitear aún ya cuenta con casi 4 millones de seguidores. Michelle y Barack Obama han mantenido sus cuentas @FLOTUS44 | @POTUS44 18.23 La nueva presidencia estrena Twitter de la Casa Blanca: «Ya es oficial. ¡Nuestro 45º Presidente ha jurado el cargo y no podríamos estar más emocionados!» It?s official. Our 45th president has taken the oath of office & we couldn't be more excited! Congratulations to @POTUS Trump #Inauguration? The White House (@WhiteHouse) 20 de enero de 2017 18.18 Donald Trump concluye su discurso como nuevo presidente de Estados Unidos con «Dios bendiga a América». Sus palabras, cargadas de patriotismo, han ido dirigidas como en la campaña a las clases medias perdedoras de la globalización. Mantiene así su retórica de campaña. Nueva cuenta de Twitter de la primera dama Melania Trump 18.13 «No queremos imponer nuestro modo de vida, solo queremos ser un modelo para el mundo. Erradicaremos el terror de la faz de la tierra». 18.10 «America, first!». Donald Trump promete ganar como nunca antes y recuperar los sueños de los norteamericanos. Ha recurrido a la Biblia para apelar a la solidaridad. «Siempre estaremos protegidos por nuestro ejército, policía y por Dios!» «Que nadie os diga que esto no se puede hacer. Y lo más importante. Dios nos protegerá» 18.09 «Hemos hecho ricos a muchos otros países. Millones y millones de trabajadores se han quedado atrás. La riqueza de la clase media se ha redistribuido por todo el mundo. Pero esto es el pasado y ahora miramos hacia el futuro.» 18.09 Donald Trump deja atrás el «Yes, we can» para decir al pueblo norteamericano: «Este es vuestro momento. Estados Unidos, primero». 18.06 «El 20 de enero se recordará como el día que el pueblo estadounidense volvió a controlar las riendas de su país. Este es vuestro día y Estados Unidos es vuestro país». 18.04 «Durante mucho tiempo la élite de Washington se ha quedado con la riqueza del pueblo. Los trabajos se iban y las fábricas se iban. El establishment se protegía a sí mismo y no a los ciudadanos de nuestro país. Sus triunfos no eran los del pueblo», empieza Trump con un tono mesiánico. 18.02 Trump, tras saludar a los expresidentes presentes en la inauguración, habla de retos de Estados Unidos, de la construcción de su país. Agradece a los Obama por el «gran proceso de transición». 18.02 Habla Trump 18.00 Llegó el momento. Donald Trump ya es presidente de Estdos Unidos. Saluda a Barack Obama y Joe Biden, arropado Trump por su familia. 17.59 Donald J. Trump jura como presidente de Estados Unidos ante el presidente de la Corte Suprema John Roberts. «Yo Donald John Trump juro solemnemente que ejerceré fielmente el cargo de Presidente de Estados Unidos, y hasta el límite de mi capacidad, preservar, proteger y defender la Constitución de los Estados Unidos» 17.57 Lo que se escucha en estos momentos es el Hail Columbia, himno oficial de la vicepresidencia de los Estados Unidos. 17.53 «Yo Michael Pence juro solenmenmte que daré apoyo y defenderé la constitución de los Estados Unidos contra cualquier enemigo interno y externo, que me mantendré leal y sincero, que asumo esta obliugación con total libertad sin ningún tipo de reserva o deseo de huir y que cumpliré los deberes que comportan el cargo que ahora asumo, con la ayuda de Dios». Mike Penco ha jurado como nuevo vicepresidente de Estados Unidos (el número 58). «Que dios me ayude», ha concluido. Luego ha abrazado a su esposa Karen y a otros miembros de su familia. Donald Trump, junto a Barack Obama- AFP 17.50 Donald Trump está a punto de jurar como el 45 presidente de EE.UU. 17.47 El coro de la Universidad de Missouri ha cantado antes de la toma de posesión de Donald Trump. Así es este país. Fe, valores y unidad. Aunque esto último ahora esté en entredicho https://t.co/zySP6GTcUs? Manuel Erice (@manuelerice) January 20, 2017 17.44 El cardenal Timothy Michael Dolan, arzobispo de Nueva York; el pastor evangelista Samuel Rodriguez; y la pastora Paula White-Cain han pronunciado unas oraciones en honor a Donald Trump y Mike Pence, futuros presidente y vicepresidente de Estados Unidos. 17.37 El senador Roy Blunt ha hablado de la importancia del discurso de toma de posesión a lo largo de la historia de los Estados Unidos. 17.36 Bandas militares amenizan a los asistentes desde antes de empezar la ceremonia, mientras que la cantante de 16 años Jackie Evancho interpretará el himno nacional ante la concurrencia. 17.33 Lo que parecía imposible para muchos hace justo un año está a unos instantes de hacerse realidad. El magnate y outsider político Donald Trump va a tomar posesión como presidente. Ahora espera el turno para hablarle al país y al mundo entero, atento a lo que será su mandato. 17.31 El 45ª presidente de Estados Unidos sale a escena entre aplausos y va a tomar la palabra ante el pueblo norteamericano , su esposa y el hasta hoy presidente de EE.UU., Barack Obama. 17.29 Sale el que fuera gobernador de Indiana y nuevo vicepresidente de EE.UU., Mike Pence. Pence, congresista por Indiana entre 2001 y 2013, guarda buenas conexiones de ese periodo en Washington, donde batalló por la disciplina fiscal, un Gobierno federal con menos peso, una política de defensa fuerte, restrictivas leyes migratorias y una agenda social rigurosamente conservadora. Es decir, por el abecé de la ortodoxia republicana. «Es un candidato que cumple todos los requisitos». 17.28 Trump ha sido recibido por sus simpatizantes con vítores y aplausos al llegar desde la cara oeste del Capitolio para jurar su cargo ante el juez y magistrado jefe del Tribunal Supremo, John Roberts, y con su mano derecha sobre la biblia que usó el presidente Abraham Lincoln (1861-65) en la asunción de la Presidencia. 17.27 La ceremonia tiene lugar en las escalinatas del Congreso, frente a la inmensa explanada del National Mall, donde centenares de miles de simpatizantes del ganador de las elecciones de noviembre se congregan pese a una lluvia intermitente y el frío. 17.26 La imagen de unidad de los presidentes saliente y entrante es rotunda. Han salido juntos de la Casa Blanca y han llegado juntos al Capitolio https://t.co/T3H5pSrPd6? Manuel Erice (@manuelerice) January 20, 2017 17.24 Los primeros tuits comparando a Melania Trump con Jackie Kennedy Melania Trump reflects Jackie Kennedy in her Ralph Lauren ensemble for #InaugurationDay. https://t.co/3396jLSsdh pic.twitter.com/TpRd3WO3bb? NBC Nightly News (@NBCNightlyNews) 20 de enero de 2017Aparición de la primera dama Melania Trump 17.22 Manifestantes vestidos de negro han roto escaparates y ventanillas de coches en una marcha en Washington contra el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, en poco más de una hora tomará posesión del cargo. Los manifestantes, unos 500, también han atacado una sucursal de Bank of America, un restaurante McDonalds y un Starbucks, provocando la intervención de la Policía antidisturbios, que ha respondido con spray pimienta y granadas aturdidoras. La multitud, que portaba pancartas y al menos un cartel en el que se podía leer 'Make racist afraid again' (Haced que los racistas teman de nuevo), emulando al lema de Trump 'Make America great again', se han dispersado ante la intervención de la Policía. 17.20 Sigue en streaming la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. 17.16 La llegada al Capitolio, primero seria, luego sonriente, de @HillaryClinton, exrival de Trump #AFP pic.twitter.com/8F5BSuztXN? Agence France-Presse (@AFPespanol) January 20, 2017 17.14 Cientos de personas se han reunido este viernes en las inmediaciones de la plaza DuPont en Washington en una concentración por la legalización de la marihuana, en la que se repartieron miles de cigarrillos gratis, que discurre en paralelo con la investidura del presidente electo de EE.UU., Donald Trump. 17.13 Obama ha abandonado definitivamente la Casa Blanca tras ocho años de presidente. 17.12 El equipo de Trump ha recaudado 100 millones de dólares para financiar su #Inauguration , una cifra récord en la historia de EE.UU., informa el instituto The Hispanic Council. 17.07 El ex presidente estadounidense Bill Clinton y la primera dama Hillary Clinton llevan ya unos minutos en la inauguración presidencial de Donald Trump en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington DC. 17.04 «Estoy aquí hoy para honrar nuestra democracia y sus valores. Nunca dejaré de creer en nuestro país y su futuro» I'm here today to honor our democracy & its enduring values. I will never stop believing in our country & its future. #Inauguration? Hillary Clinton (@HillaryClinton) January 20, 2017 17.02 El presidente saliente de EE.UU., Barack Obama, y su esposa, Michelle, partieron de la Casa Blanca junto al mandatario electo, Donald Trump, y su mujer, Melania, para participar en la ceremonia de transmisión de mando ante el Capitolio. Primero se vio salir de la Casa Blanca a Michelle y Melania, que subieron al mismo vehículo blindado, y después hicieron lo mismo el vicepresidente saliente, Joseph Biden, y su sucesor, Mike Pence. Por último, Obama y Trump se montaron en otra limusina blindada para recorrer los casi 3 kilómetros de la Avenida Pensilvania que separan la Casa Blanca del Congreso. Los Obama y los Trump tomaron un té protocolario en la Casa Blanca, a puerta cerrada, antes de salir hacia el Capitolio. Melania Trump, quien entregó a los Obama un regalo a su llegada a la Casa Blanca, lleva un vestido de dos piezas de Ralph Lauren en tono azul claro, con guantes y zapatos de tacón a juego, y el pelo recogido, en un estilo que recordaba a la fallecida primera dama Jackie Kennedy. Informa EFE La policía ayuda a varias personas que trataban de asisitir al desfile de investidura y que han sido bloqueados por los manifestantes ubicados en la avenida Pennsylvania, en protesta contra el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, en Washington- EFE 16.58 Barack Obama y Donald Trump se dirigen en estos momentos al acto en directo en torno al capitolio. Imagen de las limusinas presidencialesCuenta atrás para la salida de "Trump, el triunfo del showman", escrito con la colaboración de @Muni_Jensen y publicado por @EEncuentro pic.twitter.com/yoOlE41QEC? Manuel Erice (@manuelerice) 16 de enero de 2017 16.54 Cerca de 30.000 agentes vigilan las calles de Washington antes de la toma de posesión de Donald Trump como el 45º presidente de Estados Unidos. 16.51 Imágenes de las protestas antes de la llegada de Donald Trump "Si se puede" When protests converge - part 3" #DeploraBall #InaugurationDay pic.twitter.com/2gVTwi0svj? ChuckModi (@ChuckModi1) 20 de enero de 2017 16.45 Los Obama han recibido a los Trump en la escalinata de la Casa Blanca, donde se han saludado, con un abrazo, en el caso de las mujeres. Melania, vestida con un traje de chaqueta y falda azul claro firmado por Ralph Lauren al estilo Jackie Kennedy, ha entregado a Michelle una caja de la exclusiva joyería Tiffany's. Ambos matrimonios han tomado el té acompañados del vicepresidente saliente, Joe Biden, y de quien pronto le dará el relevo, Mike Pence, así como de los líderes demócratas y republicanos del Congreso, todos acompañados por sus parejas. Movimientos de apoyo y de protesta en Washington instantes previos a la llegada de Donald Trump- AFP Flags that flew on the first and last day of President Obama's presidency presented to him and First Lady Michelle Obama as a parting gift. pic.twitter.com/Z8DwZKOlna? ABC News (@ABC) January 20, 2017 16.19 Los Obama reciben de regalo las banderas que ondearon en el primer y último día de su presidencia. 16.12 Según una encuesta de la cadena ABC y el diario The Washington Post, en este momento un 40 % de los estadounidenses tiene una opinión «favorable» acerca de Donald Trump, frente a un 54 % que afirma poseer una impresión «desfavorable» sobre el presidente entrante. 16.08 El Kremlin ha informado que el presidente ruso, Vladimir Putin, no tiene previsto seguir la toma de posesión de Donald Trump, después de una campaña electoral en la que a menudo se ha mencionado su proximidad con el presidente ruso. Donald Trump y Barak Obama, junto con Melania Trump y Michelle Obama, se reúnen en la Casa Blanca- AFP 15.56 Tras la misa, Trump y su esposa se dirigen a la Casa Blanca para desayunar con los Obama, con quienes conversarán durante una hora antes de encaminarse hacia el Capitolio y dar comienzo a la ceremonia. 15.51 Exactamente a las doce del mediodía, hora en Washington, Trump jurará el cargo de presidente de EE.UU. sobre la Biblia, como es tradicional. La novedad es que el presidente entrante ha querido incorporar las Sagradas Escrituras que le regaló su madre cuando tenía doce años, por lo que la jura se llevará a cabo sobre dos biblias. 15.49 Donald Trump ha afirmado este viernes en Twitter que hoy «comienza el trabajo» y que «el movimiento continúa», apenas cuatro horas antes de jurar el cargo para convertirse en el presidente número 45 del país. It all begins today! I will see you at 11:00 A.M. for the swearing-in. THE MOVEMENT CONTINUES - THE WORK BEGINS!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 20 de enero de 2017 15.44 El vicepresidente electo Mike Pence se ha reunido con su predecesor Joseph Biden en la Casa Blanca. .@VP greets his successor at the White House. pic.twitter.com/zhhpIvcQri? Jeff Mason (@jeffmason1) 20 de enero de 2017 15.43 El presidente saliente, Barack Obama, se ha despedido este viernes del Despacho Oval, donde pasó unos minutos apenas tres horas antes de entregar el cargo a su sucesor en la Casa Blanca, Donald Trump. 15.43 Wall Street ha abierto, día de la investidura de Donald Trump como nuevo presidente de EE.UU., con ganancias y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía un 0,39 %, el selectivo S&P 500 avanzaba un 0,41 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq, un 0,43 %. 15.35 La investidura de Trump ha empezado con su visita a un oficio religioso en la Iglesia Episcopal de San Juan, junto a la Casa Blanca. 15.30 Buenas tardes a todos. Por fin ha llegado el día D y la hora H en la que el controvertido magnate, que irrumpió hace año y medio en la escena internacional y al que pocos tomaban en serio, va a tomar posesión como presidente de Estados Unidos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump y Melania eligen «My Way» de Sinatra para su primer baile presidencial
El nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la primera dama, Melania, han elegido la mítica canción «My Way», de Frank Sinatra, para su primer baile como nuevos inquilinos de la Casa Blanca. La pareja fue recibida con aplausos y ovaciones por centenares de personas en el Centro de Convenciones de Washington, repleto de vestidos de noche, esmóquines y pajaritas. «Bueno, lo conseguimos y dijeron que no teníamos posibilidades, pero ganamos. Y hoy tuvimos un gran día», ha destacado Trump en un breve mensaje que dirigió a sus seguidores tras entrar en el escenario. «Queremos que pasen grandes cosas en nuestro país, queremos hacer a Estados Unidos grande de nuevo y lo haremos», ha prometido el magnate, en alusión a su lema de campaña «Hacer a EE.UU. grande de nuevo» («Make America Great Again»). «Este es un movimiento y ahora el trabajo comienza, no hay juegos, no jugamos a juegos, el trabajo comienza ahora», ha concluido Trump, quien acto seguido comenzó el baile con su esposa. Galería de imágenes Vea la galería completa (14 imágenes) Ataviado con una pajarita negra, el millonario neoyorquino se desplazó al centro del escenario y comenzó a balancearse suavemente con su esposa, Melania, vestida con un elegante vestido largo de color blanquecino. En la mitad de la canción «My Way» hicieron su entrada en el escenario el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, y su mujer, Karen, que lucía un vestido largo con vuelo de color azul. La pareja vicepresidencial tiene previsto acompañar a Trump y a Melania a las tres galas oficiales de esta noche, un peregrinaje que sirve para poner el broche de oro a la ceremonia de investidura. Hace ocho años, en otro baile histórico, la cantante Beyoncé interpretó «At last», de Etta James, en el primer baile entre el ya expresidente Barack Obama y su esposa, Michelle. Después de ser elegido como presidente en 2008, Obama acudió a diez bailes la noche de su investidura, una cifra que redujo tras las elecciones de 2012, cuando apareció solo en dos. El expresidente republicano George W. Bush fue, sin embargo, más constante en el número de bailes, pues la primera vez que fue elegido acudió a ocho y la segunda, a nueve. Desde 1809, las investiduras de los presidentes de EE.UU. van acompañadas de estos tradicionales bailes, convertidos en uno de los grandes eventos sociales para políticos de todo el país.