Infortelecom

Noticias de america

27-07-2018 | Fuente: abc.es
Pyongyang ha entregado a EE.UU. restos de soldados muertos en la Guerra de Corea
Corea del Norte entregó a EE.UU. en la mañana de este viernes los restos de 55 soldados estadounidenses muertos durante la Guerra de Corea (1950-1953) en cumplimiento de lo acordado con Kim Jong-un en la Cumbre de Singapur del 12 de junio. La Casa Blanca explicó en un comunicado que un avión C-17 de la Fuerza Aérea de EE.UU. con miembros del Comando de Naciones Unidas para Corea a bordo recogió los restos en Wonsan (Corea del Norte). El Comando de Naciones Unidas para Corea dijo en otro comunicado que la entrega fue de 55 cajas con restos. El avión puso después rumbo a la base aérea de Osan, en Corea del Sur, donde aterrizó antes del mediodía hora local. En Osan, Estados Unidos celebrará una ceremonia oficial de repatriación el próximo 1 de agosto, dijo la Casa Blanca. En Washington lo ven como «un primer paso» para repatriar más cuerpos, pues se estima que murieron allí unos 5.300 soldados estadounidenses La Casa Blanca dijo que la entrega de hoy «es un primer paso significativo para reiniciar la repatriación de restos» desde Corea del Norte y las operaciones de búsqueda sobre terreno de los 5.300 soldados que se estima murieron allá. «Hoy, Kim Jong-un cumple parte del compromiso que asumió con el presidente (Donald Trump) de devolver a nuestros soldados caídos. Nos alientan las acciones de Corea del Norte y el momento para un cambio positivo», dijo en un comunicado la Casa Blanca. Trump, en su cuenta de Twitter, dio las gracias a Kim Jong-un por la entrega: «Los restos de soldados estadounidenses pronto saldrán de Corea del Norte rumbo a EE.UU. Después de tantos años, este será un gran momento para muchas familias. Gracias, Kim Jong-un». The Remains of American Servicemen will soon be leaving North Korea and heading to the United States! After so many years, this will be a great moment for so many families. Thank you to Kim Jong Un.? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 27 de julio de 2018El mandatario estadounidense anunció el pasado 20 de junio que Corea del Norte ya había entregado los restos de 200 soldados, aunque esa entrega, y en menor número, no se dio hasta hoy. Miles de desaparecidos Más de 36.000 militares estadounidenses fallecieron en la Guerra de Corea y cerca de 7.700 desaparecieron, de los que 5.300 se cree que lo hicieron al norte del paralelo 38. Equipos conjuntos de Estados Unidos y Corea del Norte recuperaron 229 cuerpos entre 1996 y 2005, pero Washington suspendió el programa de búsqueda por el deterioro de las relaciones entre los dos países. En 2007, Pyongyang entregó otros seis cuerpos. Según medios estadounidenses, durante los próximos cinco días en Osan, forenses realizarán un análisis preliminar de los restos, que después de la ceremonia del 1 de agosto serán trasladados a un laboratorio del Pentágono en Hawái para tratar de identificarlos mediante pruebas de ADN.
27-07-2018 | Fuente: abc.es
La Comisión nos representa
Tal vez se deba a un cambio de humor más de Donald Trump, arrastrado por su propia deriva temperamental. Pero la declaración de que su país y la UE «se quieren», comentando en un tuit la foto de los besos que le dio Juncker al llegar a Washington, se apoya en un acuerdo político muy positivo. El frenazo a la escalada de sanciones comerciales entre los dos lados del Atlántico es un giro de ciento ochenta grados. La Unión ya no es el enemigo, como afirmaba el magnate neoyorquino en su tóxica gira continental de hace pocos días, sino un socio con el que promover el comercio libre y justo. Es obligado reconocer el buen trabajo de los enviados de la Comisión para lograr este cambio de discurso, que permite reconstruir puentes entre aliados esenciales. Jean-Claude Juncker y Cecilia Malmström han sabido representar en las negociaciones en la Casa Blanca y ante el Congreso a quinientos millones de ciudadanos de una gran potencia económica. Juncker ha hablado directo y claro para que Trump sintiera que había una buena jugada («deal») encima de la mesa con el que contentar a sus legisladores republicanos, en las antípodas del proteccionismo. Uno de los déficits de la integración europea es no conseguir la adopción de políticas eficaces, que den resultados tangibles, pero en el terreno comercial el ejecutivo comunitario dispone de estrategias y capacidades. Ahora toca aprovechar la tregua para repensar las sanciones que aún permanecen entre EE.UU. y la UE. El objetivo a medio plazo sería recuperar el espíritu del acuerdo transatlántico de comercio e inversiones, varado desde hace dos años por el populismo al alza en Washington y en muchas capitales europeas. El sitio por donde empezar serían los capítulos que tienen que ver con la eliminación de tarifas. La otra novedad esta semana del presidente americano es el endurecimiento de su discurso hacia el régimen de su admirado Vladimir Putin, con el que ya no tiene prisa alguna por volver a reunirse. Trump no ha cambiado, solo se va de vacaciones con su capacidad intacta de sorprender.
27-07-2018 | Fuente: elpais.com
México se suma a la lista negra en el asesinato de ecologistas
América Latina es el lugar más mortífero del planeta para los defensores de la tierra y México uno de los países del mundo donde más aumentaron los homicidios
27-07-2018 | Fuente: elpais.com
Neil Gaiman, cuentacuentos también en la televisión
Amazon Prime Video estrenará en 2019 'Buenos presagios' y la segunda temporada de 'American Gods', ambas basadas en libros del escritor británico y producidas por él
26-07-2018 | Fuente: abc.es
Una trama internacional desfalcó 1.200 millones de dólares de la petrolera venezolana PDVSA
Las autoridades de Estados Unidos han detenido a dos personas, un alemán residente en Panamá y a un colombiano nacionalizado estadounidense, que supuestamente habrían participado en una trama internacional de lavado de dinero desfalcado de PDVSA, la petrolera estatal de Venezuela que ha estado en el centro de distintos escándalos de corrupción. La red, que utilizaba inmuebles de Miami (Florida) y sofisticados procesos de falsas inversiones, habría blanqueado 1.200 millones de dólares, según informa en un comunicado el Departamento de Justicia norteamericano. Precisamente, la UDEF Central de la Comisaría General de Policía Judicial detuvo en España el pasado junio a cinco ciudadanos venezolanos acusados de blanquear grandes cantidades de dinero procedentes de PDVSA, que fue quien denunció los hechos. Matthias Krull, ciudadano alemán de 44 años residente en Panamá, y Gustavo Adolfo Hernández Frieri, colombiano de 45 nacionalizado estadounidense, fue acusado en una denuncia penal por consipración para el lavado de dinero. Krull fue detenido en la noche del pasado martes en Miami y compareció al día siguiente ante la magistrada Alicia M. Otazo-Reyes, en esta ciudad de Florida. Por su parte, la detención de Frieri tuvo lugar el miércoles en Sicilia (Italia) y está pendiente del proceso de extradición. La denuncia también acusaba a Francisco Convit Guruceaga, de 40 años; José Vicente Amparan Croquer, «Chente», de 44; Carmelo Urdaneta Aqui, de 44, y Abraham Eduardo Ortega, 51, todos venezolanos, así como el portugués Hugo Andre Ramalho Gois, de 39 años, y el uruguagyo Marcelo Federico Gutierrez Acosta y Lara, de 40, por su supuesta participación en la trama. Todos estos aún no han sido detenidos. Una compleja trama de blanqueo De acuerdo con la denuncia, la conspiraciión habría comenzado en diciembre de 2014 con una trama de cambio de moneda diseñada para desfalcar unos 600 millones de dólares de PDVSA, obtenidos a través de soborno y fraude, y las operaciones de los acusados para lavar parte de las ganancias. En mayo de 2015, la conspiración habría doblado supuestamente la cantidad malversada de la compañía petrolera, hasta los 1.200 millones de dólares. La denuncia señala que en torno a estas tramas de falsas inversiones para el lavado de dinero actuarían como cómplices diferentes gestores financieros tanto en Estados Unidos como en otros países, tejiendo una red de blanqueadores de dinero profesionales. Los supuestos conspiradores incluirían antiguos funcionarios de PDVSA, blanqueadores de dinero profesionales para terceros y miembros de la elite venezolana, que la propia nota del Departamento de Justicia indica que se conocen en ocasiones como «boliburgueses». En el caso de los detenidos en España, como informó ABC, entre los arrestados se encontraba José Roberto Rincón Bravo, hijo del magnate afincado en Estados Unidos Roberto Enrique Rincón Fernández, quien se encuentra inmerso en ese país en un proceso judicial relacionado con las mismas actividades delictivas.
26-07-2018 | Fuente: marca.com
"Estoy en el América porque siempre gana títulos"
  Leer
26-07-2018 | Fuente: abc.es
La UE acoge con alivio el pacto de no agresión entre Trump y Juncker
Cocinado en la sombra por los dos hombres de confianza del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y del norteamericano Donald Trump, el sorprendente acuerdo de no agresión desvelado ayer ha sido recibido en Europa con cierto alivio pero también con inquietud porque lo único que se sabe del pacto es que no hay nada claro. Mientras Francia ha reaccionado con recelo evidente al ver que Juncker ha aceptado incluir, aunque sea parcialmente, el sector agrícola, Alemania sin embargo celebra un resultado que entiende que deja a salvo por ahora al sector automovilístico. No todos los países podrían ver las cosas con el mismo cristal, pero en general la sensación inicial en Bruselas ha sido la de alivio por el cambio de rumbo del problema. De ser considerada como el enemigo de Estados Unidos, en unos días Europa pasa a ser el socio preferente en una situación en la que además parece haber un cierto distanciamiento -al menos aparente- entre Trump y el autócrata ruso Vladimir Putin. Después de haber anunciado el acuerdo, un periodista belga que acompaña a la delegación comunitaria le preguntó a Juncker si creía que sería razonable fiarse de un personaje tan voluble como Trump, a lo que el presidente de la Comisión respondió con una de sus frases lapidarias: «¿y usted cree que sería sensato que yo le dijera que no me fio de él?». Una buena señal La expresión más representativa de la acogida de la noticia en las instituciones económicas europeas la hizo el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que calificó el resultado de la reunión de Washington como «una buena señal» que «demuestra que hay una gran disposición para debatir asuntos comerciales en un marco multilateral una vez más», pero teniendo en cuenta que «para nosotros sería difícil ir más allá porque realmente no conocemos la esencia» del acuerdo. «La razón ha prevalecido», dijo el presidente de la patronal europea «Business Europe» Pierre Gattaz, mientras que para las cámaras de comercio alemanas «las soluciones propuestas se mueven en la dirección correcta, pero sigue habiendo una importante dosis de escepticismo». Eso es lo único cierto, que ni el BCE ni nadie sabe todavía cuales son los detalles concretos de un acuerdo que era tan improbable antes del comienzo de la reunión que no se había previsto ni siquiera una rueda de prensa. Fuentes de la delegación europea reconocían que habían llegado a Washington sin tener la menor idea de cual podría ser el resultado de sus gestiones, preparados tanto para esto como para una reacción furibunda de Trump y un resultado desastroso. Si acaso, los únicos que habían preparado el encuentro han sido Martin Selmayr, el secretario general de la Comisión y auténtico brazo derecho de Juncker para todo tipo de asuntos, y Larry Kudlow, el principal consejero económico de Trump que el martes se habían reunido en Bruselas con toda discreción. En realidad, la base del pacto es dejar las cosas como están, es decir, que las dos partes se abstendrán de tomar ninguna medida suplementaria que entorpezca las relaciones comerciales, teniendo en cuenta que las tarifas que decretó Trump y que provocaron un primer paquete de contramedidas europeas de represalia seguirán en vigor. Por un lado se ha logrado paralizar de momento los planes de Trump de subir los impuestos a las importaciones de coches y de piezas para las fábricas del sector y como una especie de «compensación» difusa, la UE se compromete a aumentar sus compras de soja norteamericana, que es una medida muy simbólica para la Administración norteamericana porque es un guiño al poderoso grupo de presión de los agricultores y para Trump además un pellizco contra China, que había incluido a este producto en la lista de los que han visto aumentar sus tarifas aduaneras, precisamente como represalia a los ataques estadounidenses. Alto el fuego El problema es que la soja norteamericana puede que no cumpla los rígidos requisitos medioambientales europeos y específicamente de una potencia agrícola como Francia, donde están prohibidos los cultivos transgénicos. En una declaración divulgada ayer, el ministro de Economía francés Bruno Le Maire alabó la vuelta al diálogo con Washington porque «había que evitar una guerra comercial de la que no habría más que perdedores», pero al mismo tiempo insistió en que la agricultura debe permanecer al margen porque hay instrumentos de regulación en Europa, al margen de las barreras arancelarias, que «no son negociables». O tal vez es el síntoma de que alguien ha conseguido convencer a Trump de que el rumbo que había tomado, atacando a unos y otros y desequilibrando sectores enteros de la economía mundial, no conducía a nada bueno para nadie. De hecho, los sectores que él pensaba estar defendiendo, como el del automóvil, están siendo los más dañados. Pero eso solo lo sabe Trump. Y tal vez Juncker.
26-07-2018 | Fuente: abc.es
Casi 450 muertos en Nicaragua tras cien días de protestas
Lo que comenzó como una queja ciudadana por la reforma de las pensiones y la seguridad social por el gobierno de Daniel Ortega ha derivado, cien días después, en la mayor la crisis que atraviesa el Nicaragua desde los años 80. La represión a los opositores a través de la Policía del régimen y los paramilitares partidarios de Ortega ha dejado un sangriento reguero de 448 asesinados y más de 2.000 heridos, además de cientos de secuestrados o desaparecidos y un éxodo a los países vecinos de miles de nicaragüenses que huyen de la violencia, denuncia la Asociación Nicaragüense Pro-Derechos Humanos (Anpdh). La esperanza de una solución pacífica se aleja y el fantasma de la guerra civil se hace más patente. «Lamentablemente, cada día es más distante la posibilidad de recuperar prontamente la paz social en nuestro país», aseguraba esta semana a ABC desde Managua el secretario general de la Anpdh, Álvaro Leiva. Los últimos datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) situó el miércoles en 295 el número de muertos desde el estallido de la contestación ciudadana el pasado el 18 de abril, pero la Asociación Nicaragüense Pro-Derechos Humanos la ha elevado este jueves a 448. Esta asociación asegura que el fin de semana se registraron, en solo 24 horas, más de 700 desapariciones. Según Leiva, Nicaragua atraviesa una «profunda crisis de violación de los derechos humanos». La negativa de Ortega a renunciar al poder y a convocar elecciones anticipadas ha enquistado la situación y el terror de los paramilitares, con la connivencia de la Policía, se ha extendido por el país. El ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, ha reconocido en los últimos días que ve al país «casi en guerra civil» por la represión del Gobierno de Daniel Ortega contra los manifestantes. El proceso de diálogo que se puso en marcha el pasado mes de mayo para poner una solución al conflicto se encuentra suspendido, sin visos de que se pueda reanudar. La Conferencia Episcopal, que ha venido ejerciendo el papel de mediadora entre los manifestantes y el gobierno, ha pasado a estar bajo el punto de mira de las fuerzas represoras. El propio Ortega, durante la celebración del aniversario 39 de la revolución sandinista el pasado 19 de julio, tachó a los obispos de «golpistas», al tiempo que llamó a los manifestantes opositores «vándalos» y «terroristas» pagados por otros países para derrocar al Gobierno. Al menos siete templos han sido profanados y tanto el Nuncio de la Santa Sede como prelados y sacerdotes han sufrido agresiones, lo que ha llevado al cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, a denunciar la «persecución» a la Iglesia católica. Este miércoles, el propio Brenes llamó a sus fieles a «no dejarse provocar» ante las agresiones sufridas. Según dijo en una «misa de desagravio por los actos irrespetuosos realizados días atrás por simpatizantes del Gobierno», «el odio lo podemos vencer con el amor que Cristo nos da». Precisamente, el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, acusó este jueves al presidente nicaragüense de estar librando una «guerra» contra la Iglesia, según recoge Efe. «Muchedumbres respaldadas por el ejército armadas con machetes e incluso con armas pesadas han atacado parroquias y propiedades eclesiásticas. La Policía ha agredido físicamente a obispos y sacerdotes», aseguró Pence durante una cumbre sobre libertad religiosa en la sede el Departamento de Estado norteamericano, en Washington. Ataque a un medio de comunicación Tampoco los medios de comunicación se libran del acoso de los partidarios de Ortega. Un grupo de encapuchados armados intimidó a los trabajadores de la empresa ND Medios, uno de los grupos mediáticos más importantes de Nicaragua, informó este jueves «El Nuevo Diario». A todo ello se suman las consecuencias económicas por el estado de grave violencia en el país, que ha provocado el cierre de numerosos negocios y ha ahuyentado al turismo. Las protestas comenzaron el 18 de abril tras la reforma de la Seguridad Social que pretendía aplicar Ortega, que aumentaba las contribuciones de empleados y trabajadores y recortaba un 5% las pensiones. Los empresarios, que hasta entonces se habían mostrado como aliados del líder sandinista, le empezaron a retirar el apoyo, uniéndose al descontento de estudiantes y jubilados. Pese a que el presidente retiró la reforma, para entonces habían aflorado las tensiones larvadas desde hacía tiempo en el país, donde la pareja formada por Daniel Ortega y la vicepresidenta, Rosario Murillo, han consolidado un régimen de tintes autocráticos, y pidieron la renuncia del mandatario. En los comicios de 2016 en los que salió reelegido, los principales candidatos con opciones habían sido marginados.
26-07-2018 | Fuente: elpais.com
BME se alía con el mercado mexicano para la venta de datos bursátiles latinoamericanos
La inversión total del proyecto será de 10 millones de dólares que cada compañía asumirá al 50%
26-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump invitará a Putin a la Casa Blanca cuando acabe la «caza de brujas»
No parecía una buena idea dado el clima que se ha generado en Washington después de la cumbre de Helsinki, y tampoco Moscú había mostrado especial interés en visitar este año la Casa Blanca, así que el segundo cara a cara entre Donald Trump y Vladimir Putin tendrá que esperar. ¿Hasta cuándo? Según señaló ayer su consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, a comienzos del año que viene, cuando «haya terminado la caza de brujas». Es decir, en lenguaje Donald Trump, cuando se haya cerrado la investigación que el fiscal especial Robert Mueller lleva adelante sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016. En realidad resulta muy aventurado afirmar que la investigación de Mueller se haya cerrado para entonces, dado que su trabajo no tiene una fecha límite. Eso sí, algunos congresistas republicanos ya se están moviendo para intentar ponerle punto y final lo antes posible. Once de ellos, liderados por el representante por Carolina del Norte, Mark Meadows, han presentado una iniciativa para destituir al número dos del Departamento de Justicia, Rod Rosenstein, responsable de supervisar la investigación de la trama rusa, de la que su inmediato superior, el fiscal general Jeff Sessions, se inhibió en marzo del año pasado. Le acusan de falta de cooperación, a pesar de que Rosenstein les ha entregado hasta la fecha más de 800.000 documentos de una investigación todavía en marcha. El retraso de la invitación para que el presidente ruso, Vladimir Putin, visite la Casa Blanca, que Rusia ya había desestimado para este año, coincidió con la comparecencia del Secretario de Estado, Mike Pompeo, ante el Comité de Relaciones Internacionales del Senado, en el que fue interrogado por el encuentro que Trump y Putin mantuvieron en Helsinki, especialmente por el contenido de la conversación que ambos presidentes mantuvieron a solas, con la única compañía de sus traductores. Pompeo, al que varios senadores señalaron que la administración Trump carece de una estrategia en política internacional, no desveló ningún detalle nuevo sobre la charla, y se defendió diciendo que «no me corresponde a mí desvelar el contenido de esas conversaciones». A pesar de su apoyo en Helsinki a las palabras exculpatorias de Putin sobre la injerencia rusa -que Trump, a su regreso a casa, atribuyó a un error lingüístico-, y de que el presidente sigue calificando de «caza de brujas» la investigación de Mueller, Pompeo aseguró a los senadores que el presidente «tiene una comprensión completa y correcta de lo que sucedió. Lo sé porque le he estado informando personalmente durante un año». Para mostrar la firmeza americana frente a Rusia, Secretario de Estado expuso las medidas y sanciones que la administración Trump ha aprobado hasta el momento, inlucida la expulsión de 60 espías rusos y diplomáticos, o la colaboración militar con Ucrania en el conflicto de Crimea, cuya anexión a Rusia, señaló Pompeo en un comunicado, «rechaza Estados Unidos».