Infortelecom

Noticias de amazon

05-06-2020 | Fuente: as.com
Estreno en exclusiva de 'Futbolistas por el mundo'
Amazon Prime Video estrena hoy una docuserie centrada en Xavi Hernández, David Villa, Juan Mata y Javi Martínez. 'Futbolistas por el mundo' ya está disponible.
02-06-2020 | Fuente: as.com
Ni Netflix, ni Amazon, ni HBO... El sorprendente último documental del fútbol inglés
"Round our way" es la obra de Mike Parrish, de 38 años, que decidió grabar cada instante de su equipo, el modesto Plymouth Parkway, de la novena división inglesa.
26-05-2020 | Fuente: abc.es
La extrema izquierda alemana acelera el salto a la normalidad total
Alemania mantiene ya solamente unas cuantas restricciones, relacionadas con las fronteras, del cierre de teatros, cines y gimnasios, además de la limitación de aforos en los establecimientos, la distancia social de metro y medio y el uso obligatorio de mascarilla en interiores. Pero en el este del país hay estados federados impacientes y cuyos gobiernos no consideran necesario prolongar más las medidas. Uno de ellos, el presidente de Turingia, Bodo Ramelow, del partido de extrema izquierda Die Linke, ha anunciado que a partir del 6 de junio quedarán levantadas todas las restricciones, que serán sustituidas por recomendaciones y recordatorios. Con 2.882 casos, apenas 118 nuevos en la última semana, y un total de 154 muertes, Ramelow justifica que «hemos demostrado el éxito de nuestra estrategia contra el virus y ahora el éxito radica en tomar medidas realistas y actuar cuanto antes». Su tesis es que los más desfavorecidos son también los más perjudicados por las restricciones y califica la limitación a la libertad de movimientos de la población como un «experimento de masas» por parte del Estado. Turingia tiene 2,15 millones de personas. Es el quinto estado alemán menos poblado y apenas ha sufrido los efectos del COVID-19. Hajo Zeeb, del Instituto de Investigación de Prevención y Epidemiología de Leibniz, considera que uno de los factores decisivos han sido la edad, ya que casi una cuarta parte de la población de Turingia tiene más de 65 años. «A menudo asumimos que la edad es un factor de riesgo de enfermedades graves», explica, «pero al principio la propagación tendía a ser entre personas más jóvenes mientras que las personas mayores y menos móviles permanecían más fácilmente fuera de contacto». La pobre economía de Turingia y su carácter rural también han supuesto una ventaja. Con solo 132 habitantes por kilómetro cuadrado, se encuentra entre los menos densamente poblados de Alemania y, mientras en regiones más ricas, como Baviera, Baden-Wurtemberg y Hamburgo, los turistas alemanes trajeron el virus de estaciones de esquí de Austria, como Ischgl, en las vacaciones de invierno, Turingia quedó a la cola de las cadenas de contagio. «Pero nada de esto justifica ahora abandonar las restricciones», critica el diputado socialdemócrata y epidemiólogo Karl Lauterbach, «Turingia está cuestionando las medidas a las que debemos todo el éxito en este momento y ese sí que es un experimento altamente peligroso». Florian Hermann, conservador, reprocha que Turingia vaya ahora a poner en peligro con su decisión a otros Bundesländer como Baviera, con un çinidce de infecciones significativamente más alto, pero Sajonia, la vecina oriental de Turingia, parece dispuesta a moverse en similar dirección. «Si el número de nuevas infecciones se mantiene estable en un nivel bajo, estamos planeando un cambio de paradigma a partir del 6 de junio», ha anunciado la ministra de Salud de Sajonia, la socialdemócrata Petra Köpping, siguiendo los pasos de Turingia, aunque reconoce que la decisión final no debería depender de los estados federados individualmente, sino que «debería decidirse conjuntamente a nivel nacional». Puñetazo en la mesa Durante toda la crisis sanitaria, el Gobierno ha mantenido videoconferencias semanales con los presidentes de los Bundesländer para unificar criterios y decisiones. En varias ocasiones, Merkel ha debido dar un puñetazo sobre la mesa para poner fin a tensas discusiones sobre el ritmo de la desescalada, pero ahora que Turingia anuncia que actuará por su cuenta, o quizá precisamente por eso, la canciller alemana ha suspendido esas reuniones virtuales, de manera que el desafío a la autoridad central no podrá ser escenificado en ese contexto. «Para los ricos es fácil renunciar a ir a España o a Grecia este verano, porque podrán permitirse ir a las costas francesas del Mediterráneo, pero quienes no tenemos tanto dinero, nos quedaremos sin vacaciones y eso es injusto», dice Helga, jubilada de Jena que apoya la decisión de su presidente regional. Su hija, que vive en Erfurt y tiene tres hijos, ha aumentado su presupuesto familiar en unos 300 euros mensuales para la compra de mascarillas y geles desinfectantes obligatorios. «Esa cantidad no es nada para mucha gente, pero para ella es inalcanzable», se queja Helga, que protesta también en la radio local MDR por las trabas que se están poniendo a las empresas. «Amazon no tiene problemas, se está haciendo de oro, lo mismo que todas las grandes compañías que pueden vender por internet o que serán rescatadas por el Estado, pero en las pequeñas y medianas empresas está habiendo muchos despidos y hay ya mucha gente que no sabe cómo saldrá adelante», lamenta, «después de esta crisis los ricos serán más ricos y los pobres más pobres».
22-05-2020 | Fuente: abc.es
El cadáver de una posible víctima de Covid-19 permanece 30 horas en la calle en Río de Janeiro
Un cuerpo extendido en el suelo pudriéndose durante 30 horas en la calle de un barrio pobre de Río de Janeiro es el retrato de las grandes diferencias que se viven en los tiempos de Covid-19 en Brasil, país que es el epicentro del coronavirus de América del Sur con más de 20.000 muertes. Mientras unos tienen la protección de buenos hospitales privados y condiciones para protegerse en casa, muchos cuentan con la sanidad pública, de buena calidad, pero que nunca da abasto, menos en una pandemia. Los sistemas de salud en varios estados brasileños han superado su capacidad, con las unidades de cuidados intensivos llenas, incapaces de recibir nuevos pacientes con coronavirus. Valnir da Silva, un hombre pobre de 62 años que vivía en las calles de Río, falleció en una vereda del barrio de Arara, en la zona norte de la ciudad, y es probablemente una de las víctimas no contabilizadas entre los 20.000 muertos que ya se cuentan en Brasil, el tercer país en número de contagios, después de Estados Unidos y Rusia. Especialistas como Domingos Alves, investigador del Laboratorio de Inteligencia en Salud (LIS) de la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto de la Universidad de São Paulo (USP), creen que hay muchos más casos que no están siendo notificados, probablemente el doble de los oficiales. «La desigualdad en Brasil puede hacer que la pandemia sea más extensa», explica el líder de un grupo de científicos que se han unido para buscar datos más precisos. Uno de los problemas de Brasil, según el especialista, es que Brasil es uno de los países que menos exámenes sobre el contagio han hecho. Manaos, en la Amazonía, llegó a registrar un aumento de personas que mueren en sus hogares, una realidad que puede ocurrir en otras ciudades. El cadáver de Valnir, encontrado por periodistas de la agencia Reuters, permaneció 30 horas en ese barrio marginal, uno de tantos donde la enfermedad se arrastra sin control, no sólo en Río, sino en las ciudades grandes del gigante sudamericano, con 210 millones de habitantes. Según vecinos entrevistados por la agencia de noticias, que llegó al local a las 7 de la mañana del domingo, el cuerpo de Silva estaba en el mismo lugar donde había fallecido el sábado por la mañana, encajonado entre una fila de coches estacionados y una pequeña cancha de fútbol donde pequeños jugaban un partido. La ambulancia lo dejó donde estaba Clientes de un bar vecino contaron que Silva se deprimió tras la muerte de su esposa hace unos meses, motivo que lo llevó a vivir en la calle. Antes de morirse, el sábado, el hombre se quejó de que no podía respirar y los vecinos llamaron a una ambulancia, que no llegó a tiempo. Lo más espeluznante de la historia, es que cuando la ambulancia llegó alrededor de las 4 de la tarde, se fue sin llevarse el cuerpo. Según el registro de defunción verificado por la agencia, los sanitarios se limitaron a registrar su muerte como un paro cardíaco y otra causa no identificada. Según la sanidad pública, la ambulancia no tenía la responsabilidad de recoger el cuerpo y no informó si le hicieron una prueba de coronavirus a Silva. Los vecinos, sin embargo, apuntan a esa causa. La Policía tampoco asumió la remoción del cadáver, porque sólo puede hacerlo en caso de delitos. Esa fue la información dada al hijastro de Silva, Marcos Vinicius Andrade da Silva, de 26 años, cuando se presentó en la comisaría más cercana para pedir ayuda. El joven finalmente consiguió que un servicio funerario se llevase el cuerpo, a las 5 de la tarde del domingo. «Nos sentimos aliviados de haberlo llevado.., pero también muy tristes por lo que sucedió», declaró el muchacho. Silva fue enterrado el lunes, en una ceremonia a la que asistieron cuatro parientes.
04-05-2020 | Fuente: as.com
Se sentía el líder y lo dejó claro: las 2 frases de Ceballos en pleno vestuario en el Sub-21 que ganó España
Amazon ha publicado el tráiler de la serie documental La 5a de la quinta sobre el último Europeo Sub-21 que ganó La Rojita.
03-05-2020 | Fuente: abc.es
Mueren cuatro españoles al estrellarse una avioneta en Bolivia
Cuatro españoles que iban a ser repatriados por el coronavirus han fallecido al estrellarse este sábado la avioneta en la que viajaban en la región amazónica de Beni, en Bolivia, informaron fuentes oficiales. El accidente ocurrió en esa zona amazónica durante un vuelo humanitario que transportaba a los españoles «para repatriación», según la Fuerza Aérea Boliviana (FAB). La aeronave Beechcraff Baron B-55 de la Fuerza Aérea Boliviana se estrelló hacia las 13:42 hora local (17:42 GMT) cuando realizaba un vuelo de «ayuda humanitaria» entre las ciudades bolivianas de Trinidad, capital de la región de Beni, y Santa Cruz. El comunicado de la FAB indicó que además de los cuatro españoles, fallecieron los dos tripulantes de la aeronave, un capitán y un teniente. La FAB reveló la identidad de los españoles fallecidos que corresponde a Francisco José G.G., Yandira O.V., Deliz S.V. y Alba A.F., así como la de los militares: el capitán Fabio Daniel J.L. y el teniente Richard Anderson C.B. La Fuerza Aérea Boliviana inició una investigación sobre las causas del accidente, cuyo resultado se podrá conocer en un plazo de ocho días. El director regional en Beni de la empresa estatal de aeropuertos bolivianos Aasana, David Pedraza, dijo a los medios en Trinidad que la aeronave había despegado de Base Aérea Militar de esta ciudad. Pedraza relató que el destino era el Trompillo, un aeropuerto secundario de Santa Cruz, y unos doce minutos después del despegue informó de un fallo del motor, por lo que avisó de que regresaba a Trinidad y se le dio prioridad para aterrizar. A unos ocho o diez kilómetros del aeropuerto de origen se perdió contacto con la avioneta y después se divisó humo en el lugar donde se estrelló, añadió el director. Uno de los pasajeros murió cuando era trasladado a un hospital y el resto falleció calcinado en el lugar del accidente, señaló. La próxima semana está previsto un vuelo entre Santa Cruz, que tiene en Viru Viru el principal aeropuerto boliviano, y Madrid para repatriar a españoles varados en Bolivia, donde está declarado estado de emergencia sanitaria por el coronavirus, con el espacio aéreo cerrado salvo para vuelos humanitarios y de repatriación. El pasado 21 de marzo fallecieron dos militares bolivianos, tripulantes de la FAB, en un vuelo de instrucción en la región boliviana de Cochabamba.
03-05-2020 | Fuente: abc.es
Mueren tres españoles al estrellarse una avioneta en Bolivia
Tres españoles y una mujer boliviana residente en España han fallecido al estrellarse este sábado la avioneta en la que viajaban en la región amazónica de Beni, en Bolivia, informaron fuentes oficiales. Según ha confirmado la Oficina de Información Diplomática (OID) a Europa Press, los cuatro fallecidos estaban siendo trasladados en un avión del Ejército boliviano a la ciudad de Santa Cruz para sumarse al vuelo de repatriación de españoles que partirá el 6 de mayo. La aeronave Beechcraff Baron B-55 de la Fuerza Aérea Boliviana se estrelló hacia las 13:42 hora local (17:42 GMT) cuando realizaba un vuelo de «ayuda humanitaria» entre las ciudades bolivianas de Trinidad, capital de la región de Beni, y Santa Cruz. El comunicado de la FAB indicó que además de los cuatro españoles, fallecieron los dos tripulantes de la aeronave, un capitán y un teniente. La FAB reveló la identidad de los españoles fallecidos que corresponde a Francisco José G.G., Yandira O.V., Deliz S.V. y Alba A.F., así como la de los militares: el capitán Fabio Daniel J.L. y el teniente Richard Anderson C.B. La Fuerza Aérea Boliviana inició una investigación sobre las causas del accidente, cuyo resultado se podrá conocer en un plazo de ocho días. El director regional en Beni de la empresa estatal de aeropuertos bolivianos Aasana, David Pedraza, dijo a los medios en Trinidad que la aeronave había despegado de Base Aérea Militar de esta ciudad. Pedraza relató que el destino era el Trompillo, un aeropuerto secundario de Santa Cruz, y unos doce minutos después del despegue informó de un fallo del motor, por lo que avisó de que regresaba a Trinidad y se le dio prioridad para aterrizar. A unos ocho o diez kilómetros del aeropuerto de origen se perdió contacto con la avioneta y después se divisó humo en el lugar donde se estrelló, añadió el director. Uno de los pasajeros murió cuando era trasladado a un hospital y el resto falleció calcinado en el lugar del accidente, señaló. La próxima semana está previsto un vuelo entre Santa Cruz, que tiene en Viru Viru el principal aeropuerto boliviano, y Madrid para repatriar a españoles varados en Bolivia, donde está declarado estado de emergencia sanitaria por el coronavirus, con el espacio aéreo cerrado salvo para vuelos humanitarios y de repatriación. El pasado 21 de marzo fallecieron dos militares bolivianos, tripulantes de la FAB, en un vuelo de instrucción en la región boliviana de Cochabamba.
27-04-2020 | Fuente: elpais.com
Los ganadores empresariales de la pandemia son tecnológicos
Netflix suma 16 millones de suscriptores y Goldman sube el objetivo de Amazon un 12%, hasta los 2.900 dólares Zoom llega a 300 millones de usuarios y vale en Bolsa unos 46.000 millones, más del doble que Twitter
1
...