Infortelecom

Noticias de adolescencia

20-09-2020 | Fuente: as.com
El curioso caso de Denis Vashurin: el ruso de 32 años con un cuerpo de 13
A medida que envejecía, la diferencia entre él y otros niños de su edad se hizo más evidente, y para su adolescencia, parecía como si hubiera dejado de envejecer.
23-08-2020 | Fuente: abc.es
La pedofilia acosa en Bolivia a Evo Morales y a su candidato presidencial
El Gobierno interino de Bolivia presentó el pasado jueves una denuncia penal que puede tener un enorme impacto en la campaña electoral. Es una acusación al expresidente Evo Morales por una relación pedófila con una joven. La relación comenzó cuando la niña tenía 14 años y hay imágenes como la que aquí se reproduce, del candidato del partido del expresidente Morales a los comicios del próximo 18 de octubre, Luis Arce, con la pareja. El viceministro de Transparencia de Bolivia, Guido Melgar, informó el mismo jueves de que el Ministerio de Justicia presentó una denuncia contra el expresidente por los presuntos delitos de estupro, abuso sexual, trata y tráfico, entre otros. El funcionario añadió que «de ser cierta toda la información documentada, en videos, audios y mensajes, vamos a solicitar que se le imponga a Evo Morales la pena máxima». Al día siguiente, Melgar anunció que la próxima semana, probablemente mañana lunes, presentarán, de manera coordinada con la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de La Paz, una segunda denuncia contra Morales, por otra presunta relación amorosa con una menor de edad. Y la cosa no quedó ahí. Poco después se sumaron otras acusaciones en idéntico sentido. La abogada boliviana Paola Barriga informó por Radio Fides, la emisora boliviana perteneciente a la Compañía de Jesús, que presentará en los próximos días una querella respecto a otras jovencitas menores de edad, que también habrían mantenido relaciones con Evo Morales. Ampliación de la denuncia Resulta evidente que las acusaciones contra Morales pueden generar un impacto en el resultado de las inminentes elecciones presidenciales, que se llevarán a cabo dentro de menos de dos meses, el 18 de octubre. La realidad es que el exministro de Economía y candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, se puede ver muy afectado por las acusaciones, dada su cercanía a Morales. El diputado de Unidad Demócrata (UD), Tomás Monasterio, anunció ?según recogía el diario «Página siete» el pasado viernes? que pedirá formalmente al Ministerio Público que la denuncia contra Evo Morales se amplíe contra el candidato Luis Arce, por complicidad y encubrimiento. Monasterio alega que «Luis Arce tenía conocimiento de que Evo Morales estaba con una menor de edad y no fue capaz de llevar adelante las denuncias ante las autoridades para poder procesar». El diputado de Unidad Demócrata por Santa Cruz, Luis Felipe Dorado, pidió que «Luis Arce reconsidere su candidatura porque, según las fotografías que aparecen en redes sociales, el ahora candidato a la presidencia del MAS, sabía del delito de estupro y hasta podría ser cómplice del mismo», según recogía el diario «El Deber». Por su parte, el cinco veces ministro de diferentes carteras en Bolivia y director del Interamerican Institute for Democracy, Carlos Sánchez Berzaín, declaró en @plomovision_24h que «Luis Arce, aparece en fotos con Evo Morales y la víctima, la señorita Meneses, porque es un propiciador de esa relación». Las informaciones sobre estas graves acusaciones al dirigente que se ha convertido en referencia de la izquierda populista internacional y de manera específica de Podemos en España, han sido contestadas con el silencio por parte del acusado, quizá por la cantidad de pruebas que hay en su contra. Un editorial del diario «El Deber» del pasado viernes señala que «Evo Morales, que constantemente se refiere a Bolivia, ahora guarda silencio ante las acusaciones que surgen desde hace varios días por estupro y trata y tráfico, por mantener una relación sentimental con una menor de edad». Ni siquiera un apunte en su cuenta de Twitter, pese a que tiene ahí más de un millón de seguidores. Entre «Narcos» y «La fiesta del Chivo» La realidad es que nadie sabe exactamente cuántos hijo tiene Evo Morales. Hay casos en los que ha tenido que reconocer descendencia por mandato judicial. Pero hay muchos otros casos supuestos y en las próximas horas pueden conocerse nuevos nombre de madres de hijos del ex presidente. Con Morales se está dando un «factor Harvey Weinstein». Primero lo decía una y nadie la creía; después fueron tres y tampoco las creían, pero se prestaba atención. Cuando ya fueron diez era imposible ignorar el asunto. En el caso de su pareja Noemí Meneses, la joven nació en abril de 2017. En Bolivia el delito de estupro se comete con menores de 17 años, por lo que la relación sería ajena a ese delito desde abril de 2018. Meneses dice que el expresidente y ella llevan juntos cinco años. Desde el entorno del Morales se está intentando justificar en los medios internacionales que hay una cierta costumbre en las comunidades indígenas de ofrecer a las menores al jefe. Algo que es absolutamente falso. Eso es lo que hacían los ministros del dictador Trujillo en la República Dominicana, como bien se recoge en «La fiesta del Chivo» de Vargas Llosa. Pero no en las comunidades bolivianas. Una vez más, Morales intenta revestirse de un falso indigenismo. Como cuando promovía su reelección. En esa comunidades jamas hay reelección. La jefatura pasa de unos a otros. Él cambio sí es cocalero y ahí tiene concomitancias con otro personaje real de enorme impacto cinematográfico en la serie «Narcos»: Pablo Escobar. Al colombiano sus secuaces le ofrecían sus hijas y sus novias.
07-08-2020 | Fuente: as.com
Bale y James, dos confinados sin virus
Hace poco leí la primera novela de Miguel Pardeza, ?Torneo?, una estupenda reflexión sobre la adolescencia.
29-07-2020 | Fuente: abc.es
Ricos
Los ricos de América Latina, con el coronavirus, se están volviendo más ricos. Según un estudio de la organización Oxfam, las 73 principales fortunas de la región incrementaron sus bolsillos, entre marzo y junio, en más de 48.000 millones de dólares. La tendencia a mejorar las finanzas de los más adinerados parece extensible al resto de la tierra. La Iglesia católica lo ve, lo advierte y lo dice pero el problema no está en los ricos, si no en los pobres que parecen predestinados a serlo hasta el último de sus días. En el nuevo mundo, que va camino de ser viejo sin haber superado la adolescencia, estos anuncios impactan más en la sensibilidad universal porque la brecha entre los de.. Ver Más
03-07-2020 | Fuente: as.com
Sergio Ramos recupera una foto de su adolescencia para felicitar a su hermana Mirian
El futbolista del Real Madrid le dedicó su tanto de penalti frente al Getafe a "la niña de mis ojos" y un bonito mensaje desde su perfil de Instagram.
19-06-2020 | Fuente: as.com
Iker-Xavi, los genes de la Roja
El madridista, capitán y salvador. El azulgrana, el dueño del estilo. Una amistad para toda la vida nacida al final de su adolescencia.
22-04-2020 | Fuente: as.com
En la adolescencia me quería comer el mundo
22-04-2020 | Fuente: elpais.com
Lartigue: instantes en la vida de un joven fotógrafo
Un libro profundiza en la infancia y adolescencia del artista francés, periodo durante el cual realizó la mayoría de las imágenes que hicieron de él una referencia
19-04-2020 | Fuente: elpais.com
Lartigue: instantes en la vida de un joven fotógrafo
Un libro profundiza en la infancia y adolescencia del artista francés, periodo durante el cual realizó la mayoría de las imágenes que hicieron de él una referencia
15-03-2020 | Fuente: abc.es
«El presidente Putin es quien controla todo en Siria»
En Siria, donde este fin de semana se cumplen nueve años del inicio del levantamiento pacífico contra el régimen de Baschar al Assad, millones de inocentes se han acostumbrado a vivir con miedo al propio miedo: miedo a ser detenido, miedo a una bomba, miedo a un secuestro, miedo a perder todo lo que aman. «Durante mi infancia se tenía miedo a todo: al régimen, al poder, a los militares e incluso a las personas. Las personas solían tener miedo unas de otras, desconfiar de los demás. Crecí con miedo. Mi generación es una generación asustada», escribe la escritora siria Dima Wannous (Damasco, 1982) en «Los que tienen miedo» (Editorial Sitara), una novela que no ahonda en la violencia explícita de Siria, tan ampliamente detallada en esta década, sino en la psicología de los que esperan su tragedia. Desde hace años, Occidente habla de guerra civil en Siria, pero no parece usted muy de acuerdo con esta denominación. Es falso que sea una guerra civil, todos los periodistas me preguntan sobre cómo está yendo la guerra civil en Siria. Una guerra civil es una guerra entre los ciudadanos, y no, es un régimen alauí que mata a su pueblo. No hablo del pueblo, sino del poder. Los occidentales no conocen la realidad de lo que ocurre en Siria. Está esa impresión de que Assad lidera un régimen laico que protege a las minorías y que lucha contra el terrorismo. Los primeros liberados fueron los islamistas y terroristas. Han encarcelado a intelectuales favorables a una revolución pacífica. Occidente no le da importancia a lo que ocurre. ¿Qué ha perdido en estos años? He sufrido mucho. He perdido mi identidad, no tiene que ver con la nación o nacionalismo. He perdido la identidad de tener un lugar donde poder vivir, mi casa, mis padres.. Lo he perdido todo. Aunque tengo todavía el pasaporte sirio, que renuevo cada dos años, y pago 800 euros por él, no tengo el derecho de entrar en el país con este pasaporte. Es fácil perder la memoria y la capacidad de visitar el lugar donde has crecido. Al mismo tiempo creo que mi vida comenzó en 2011. No puedo volver a la Siria anterior, esa no era mi vida, era una prisión de la que no era consciente. ¿Es el mismo miedo para hombres y mujeres en Siria? Ha sido el mismo miedo, de hombres y mujeres. Me opongo a organizar conferencias para hablar de los derechos de las sirias cuando hombres y mujeres, todos, estamos privados de derechos. Aunque sí es cierto que las mujeres están aún peor por la familia, sociedad y el poder. No es fácil debido a tantos prejuicios y rumores sobre la tradición y la vida privada. El miedo controla a la gente. Tengo muchos amigos que se han vuelto locos después de la revolución, sobre todo en Europa, porque lo han perdido todo. Es muy duro. ¿Hasta Al Assad sufre esa locura? Assad está sostenido por los rusos e iraníes, no tiene miedo a un destino como el de Gadafi. Hace unas semanas, Putin estuvo en Siria y fue Bashar al Assad quien fue a visitarlo y no al revés. Es Putin quien controla el ejército. Lo controla todo. Por supuesto Bashar al Assad tiene miedo a perder la capacidad de utilizar ese miedo contra la gente. ¿Por qué un libro sobre el miedo? Me mudé a Beirut cuando empezó la revolución siria en 2011. Desde allí intenté empezar una novela, pero fue muy duro encontrar la historia. Cada vez que intentaba escribir sobre la revolución, no había lugar para la imaginación por lo que estaba ocurriendo en Siria. No pude escribir nada durante tres años, pero pensando sobre el miedo que sentíamos creí que era algo común de todos los sirios. Hemos vivido bajo el terror durante más de 40 años: primero con Assad padre y luego con su hijo. Con el paso de los años, la acumulación del miedo te lleva a tal extremo de que dejas de sentirlo más. Una vez que eres arrestado, el nivel máximo de miedo ya ha pasado. Algunos amigos me decían que estaban más felices en prisión porque estaban seguros y no pasándolo peor aterrorizados. La mejor manera de entender qué ha pasado en cualquier revolución u otro gran evento político es por medio de la psicología de la gente, incluso de un criminal como Bashar al Assad. Es muy útil para poder para analizar el presente y el futuro pero sin prejuicios. No quiero escribir sobre violencia. Todos sabemos que este régimen es lo peor que ha ocurrido en Siria. ¿Ha pasado por ese miedo de los protagonistas? Crecí en un ambiente familiar muy rebelde, muy abierta, teniendo en cuenta que vivíamos en Siria. Fui a las escuelas controladas por el Baaz. Sentía que ese miedo estaba por todos lados, incluso en el aire. Yo no he tenido miedo de que me arrestaran, pero mi prima se quedó en Siria y fue detenida varias veces. Era una actriz muy famosa. Le dije que si se quedaba iban a matarla. El régimen quería que todos los intelectuales dejaran el país para que solo se quedaran leales e islamistas. Mi padre era alauí, mi madre suní. Yo alauí. Es muy peligroso ser alauí (como los Assad) y opositor del gobierno. Ser alauí y escribir en contra del régimen es muy peligroso. A los 20 años empecé a escribir en un periódico libanés donde criticaba también a los Assad. Una vez, el ministro de información sirio, que creo que llegó a vivir en España, me dijo: «O paras y te callas porque dices cosas estúpidas o vas a la cárcel, aunque seas alauí e hija de un escritor muy conocido». Mis amigos no se atrevían a hablar en la calle, era peligroso para ellos. ¿Es una novela sobre su experiencia? No es el caso, aunque claro que hay cosas en común, porque soy una escritora. No puedo separarme al 100% de mis emociones y mi memoria. Estoy en todos los libros que escribo Solo se educa mediante el miedo.. El miedo fue la manera de educar y la mentalidad allí. Cada mañana, todos los estudiantes teníamos que gritar por la vida de Hafez al Assad y luego Bashar al Assad, aunque cuando él llegó al poder yo ya había dejado atrás el colegio. Había fotos en todas partes, todo el mundo llevaba fotos de Assad. Una vez, cuando tenía cinco o seis años, iba en un taxi con mi madre y me llamó la atención que el taxista no llevara una foto de Hafez al Assad. Entonces le pregunté por qué no la llevaba. Se asustó un poco y miró a mi madre. «¿Tu hija es de los mujabarat (servicios secretos del régimen)?», preguntó. Durante mi adolescencia tenía la sensación que los taxistas eran de los mujabarat, la gente no decía nada en los taxis. Después de la revolución he descubierto algo muy sorprendente para mí. Cada noche iba un local de Beirut con amigos para hablar de lo que estaba pasando en Siria. Un día mi ya exmarido estaba en Damasco me llamó y me pidió ir a Siria con urgencia. Fui para verle durante dos días, y me mostró varios papeles con toda la conversación en detalle. Sabía que estaba Hizbola pero no me imaginaba tal represión para que grabaran toda la conversación. Me pidió que tuviera cuidado con lo que decía porque él seguía en Damasco. Ese miedo es también algo psicológico. Desde hace un tiempo hay touroperadores para visitar Siria y hacer turismo de guerra.. Eso es horrible. Los turistas van a la zona controlada por Assad y Rusia. Es una suerte de normalización de las relaciones. Ahora hay millones de sirios que tienen prohibido entrar de vuelta al país. Por ejemplo, hay directores de cine que utilizan las ciudades destruidas para decir mentiras como que el régimen lucha contra el terrorismo. Utilizar esa destrucción para fomentar el turismo o un cine de ese estilo lo encuentro inhumano. En estos nueve años varios autores occidentales han publicado libros sobre Assad, los sirios, Daesh? Pero en las librerías españolas apenas hay autores sirios. Sí. La primera razón es el lenguaje, la mayoría de los sirios que han dejado el país no hablan más allá del árabe. En el sistema del régimen se aprende un poco de inglés o el francés en el colegio pero no es nada. Llegamos a la universidad sin la capacidad de poder expresarnos. Su política consistía en aislar al pueblo, no darle el medio de comunicarse con Occidente. Después los intelectuales no hablan la lengua del país en el que se refugian, manteniendo la idea de retornar a Siria en dos o tres años por lo que no se esfuerzan en aprender la lengua. Conozco a un sirio que reside en Madrid desde hace seis años. Le pregunté hace dos semanas que por qué no hablaba nada de español, y me decía que porque perdía la paciencia muy rápido.
1
...