Infortelecom

Noticias de administracion estado

20-09-2020 | Fuente: abc.es
El voto venezolano se vuelca en Trump en la recta final
José Iorio ya ha decidido a quién va a votar en las elecciones de Estados Unidos del 3 de noviembre. Nacido en Venezuela hace 52 años, es ciudadano desde 2010 y reside en Florida. La primera vez que pudo votar en unas presidenciales, en 2012, optó por Barack Obama, según dice por «lo que hizo por los inmigrantes y la reestructuración del sistema de salud». Cuatro años después, en 2016, se abstuvo, porque no le convencía ninguno de los dos candidatos. En esta ocasión, Iorio ha visto suficiente. Su voto será para Donald Trump, por una razón principal: «Este presidente ha sido el único que ha hecho algo concreto y conciso para la causa de Venezuela». Casos como el Iorio, que es parte de una comunidad de inmigrantes y exiliados venezolanos asentados en Florida, son una de las razones por las que los dos candidatos, Trump y el demócrata Joe Biden, están empatados en ese estado que es decisivo ?e incluso necesario? para ganar las elecciones. Una reciente encuesta de la universidad de North Florida y El Diario de Venezuela vaticina que dos de cada tres venezolanos en ese estado votarán por el presidente Trump. De los 421.000 venezolanos que hay en EE.UU., la mitad reside en el sur de la Florida. Desde que llegó a la Casa Blanca, el presidente Trump ha aprobado varias rondas de sanciones contra los jerarcas del régimen chavista, ha autorizado un embargo del crudo venezolano y ha amenazado con una intervención militar, que no se ha materializado. Las gestiones de la administración estadounidense han sido decisivas para que medio centenar de países reconozca al gobierno de Juan Guaidó como representante legítimo, y gracias a una invitación de Trump, el propio presidente interino visitó en febrero no sólo la Casa Blanca sino también el Capitolio durante el discurso del Estado de la Unión. El venezolano José IorioA pesar del apoyo de EE.UU. a un pronunciamiento el 30 de abril de 2019, el cambio no ha llegado. Aunque Maduro sigue en el poder, el grueso de esta comunidad venezolana está convencido de que Trump ha hecho todo lo posible, y que con cuatro años más puede cumplir el objetivo que se marcó en el mismo discurso del Estado de la Unión al que invitó a Guaidó: «La tiranía de Maduro será destruida». «El presidente Trump se ha comprometido a la causa venezolana usando todos los recursos posibles», asegura Andrés Malave, de 36 años y estratega republicano en Florida. «Está tratando de hacerlo todo de una forma legal y correcta, para asegurarse de que todas las injusticias de la dictadura se vean en todo mundo y se sepa la verdad. Gracias a él más de 50 países reconocen a Guaidó como presidente, y no a Maduro», añade. Acercamiento de Obama al castrismo Para Malave, hay además una razón de peso para no votar al demócrata Biden, que resuena en realidad en todo el sur de la Florida: el recuerdo del acercamiento del Gobierno de Obama al castrismo, que permitió el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre EE.UU. y Venezuela y el aligeramiento del embargo, que ha revertido en gran parte Trump. «El vicepresidente Biden quiere aflojarle las sanciones de nuevo a Cuba, y no hay duda de que eso ayuda a Maduro, porque depende de los cubanos», explica Malave, quien cree que en esta política de mano dura hacia los regímenes castrista y chavista han sido cruciales los dos senadores de la Florida, Rick Scott y Marco Rubio, ambos republicanos. Aunque el demócrata Biden lleva ventaja en las encuestas de intención de voto a nivel nacional, estas son mucho más reñidas en estados claves como Pensilvania, Wisconsin o la misma Florida, donde el presidente ganó en 2016. Aquel año, a nivel nacional, Trump obtuvo tres millones de votos menos que su contrincante, Hillary Clinton, pero se llevó la presidencia porque ganó en los estados necesarios para sumar más de 270 votos del colegio electoral, 29 de los cuales corresponden a Florida. La encuesta más reciente en ese estado, de Florida Atlantic University, vaticina un empate al 50%. Recientemente, un artículo del periodista venezolano Orlando Avendaño, director del diario PanAm Post, reivindicaba el uso de la palabra «magazolanos», uniendo los términos «maga» y «venezolanos». «#MAGA» es el acrónimo de la campaña de Trump en redes sociales, que usa las iniciales del lema «Make America Great Again», o «Hagamos América Grande de Nuevo». Según escribió Avendaño, «Trump ha sido el presidente americano que más ha apoyado la libertad de Venezuela. Punto. Punto, punto, punto. No hay grises en la discusión. El presidente americano y el presidente del mundo, porque hoy hemos logrado lo que logramos gracias a que en la Casa Blanca gobierna el odioso de piel naranja». Un golpe demoledor Según explica el periodista a ABC, «la presión que está notando en este momento el régimen es mayor de la que notaba cuatro años antes seguro, sobre todo por la presión a Cuba». Avendaño considera que una derrota de los republicanos sería un golpe demoledor para muchos venezolanos que padecen una crisis humanitaria sin precedentes. «Sería un golpe letal. El exilio aumentaría porque muchos venezolanos hoy en Venezuela han decidido quedarse estos últimos tres o cuatro años precisamente por la postura que asumió la administración republicana. Creo que una victoria de Biden sería algo completamente demoledor, sobre todo por el historial del Partido Demócrata con la causa venezolana y por su blanqueamiento de la tiranía castrista», añade. Daniel Di Martino, exiliado venezolano de 21 años, coincide. Él mismo tuvo la oportunidad de trasladar a Trump sus impresiones durante una reunión en el Despacho Oval el año pasado, en un acto con víctimas del comunismo. Ahora, desde Kentucky, donde reside, hace campaña a favor del presidente y trata de movilizar a su comunidad para que vote. Todos los fines de semana se echa a la calle a convencer a demócratas e indecisos y a asegurarse de que los republicanos también van votar. «Les digo que la destrucción de mi país fue por políticas de izquierda, socialistas, que nos hicieron pobres, y a mí me obligaron a irme», asegura. «Si Venezuela tiene opción de ser libre, solo será libre si Trump es presidente», asegura. Para Iorio, el venezolano nacionalizado en EE.UU. que ha pasado de Obama a Trump, no es necesario coincidir con todo lo que hace o dice el presidente: «No comparto muchas ideas de su política en cuanto a, por ejemplo, el tema de las armas. No comparto muchas de sus ideas de inmigración, o cosas que él quiere reestructurar en el sistema de salud. Vamos, no lo comparto todo al 100%, pero sí comparto su oposición al socialismo y su firmeza para que haya por fin un cambio en Venezuela».
16-09-2020 | Fuente: abc.es
La OMC condena a Trump y pide que retire los aranceles a China
La Organización Mundial del Comercio (OMC) falló ayer que los multimillonarios aranceles aplicados por Donald Trump sobre productos importados de China en su dura guerra comercial son ilegales, aunque este dictamen no tendrá ningún efecto práctico, porque el sistema de apelaciones de esa organización internacional que se ocupa de las normas que rigen el comercio mundial está paralizado. La Casa Blanca respondió ayer airadamente a ese fallo, acusando a la OMC, como ha hecho en otras ocasiones, de ser un mero instrumento político al servicio de China. El informe publicado el martes por la OMC concluye que «EE.UU. no ha probado que sus medidas estén justificadas», dándole la razón al régimen chino, que pidió mediación ante la aplicación de aranceles (impuestos en aduanas sobre la importación) por parte de Trump. China denunció que esos aranceles tienen «una finalidad descaradamente coercitiva». Además el informe dice que el comité «es muy consciente del contexto más amplio en el que opera actualmente el sistema de la OMC, que refleja un abanico de tensiones comerciales mundiales sin precedentes». A petición de China En diciembre de 2018, China pidió que un grupo de expertos se pronunciara sobre la legalidad de esos aranceles, después de dos rondas de mediación que no lograron acuerdo alguno. El grupo lo conformaron tres expertos y participaron como observadores representantes de la Unión Europea, Australia, Brasil, Canadá, Rusia, India y otros países. El responsable de comercio de EE.UU., Robert Lighthizer, respondió ayer a ese fallo alegando que la OMC es «incapaz de detener las prácticas tecnológicas nocivas de China». «Se debe permitir a EE.UU. defenderse de esas prácticas comerciales desleales [de China], y la Administración Trump no permitirá que China utilice la OMC para aprovecharse de los trabajadores, las empresas, los agricultores y los ganaderos estadounidenses», dijo Lighthizer en un comunicado. En sus alegaciones ante la OMC, la Casa Blanca había defendido previamente que tiene el derecho a tomar represalias porque China ha roto el principio de buena fe, y ha actuado repetidamente de forma desleal en el comercio con EE.UU., con subsidios gubernamentales para reducir precios, espionaje industrial y violación de la propiedad intelectual. La Casa Blanca se remitió a unas regulaciones de 1974 para justificar esos impuestos. Lo cierto es que EE.UU. tenía un as en la manga en este proceso: la negativa de Washington desde 2016 al nombramiento de nuevos jueces en el tribunal de apelaciones de la OMC, que ha llevado a la organización a una parálisis completa. Ese tribunal de apelación, que habitualmente consta de siete jueces, tiene actualmente sólo uno: la china Hong Zhao. Al ser ese tribunal la instancia más alta en la resolución de disputas comerciales, cuyas decisiones son vinculantes, cualquier fallo final está congelado. Ahora, a EE.UU. sólo le basta con apelar el fallo del comité de este martes para que este quede paralizado de forma indefinida. Puede hacerlo en un plazo de 60 días. Desde que llegó a la Casa Blanca, el presidente Trump ha aprobado aranceles sobre productos chinos por valor de más de 500.000 millones de dólares (unos 340.000 millones de euros al cambio actual), del los que quedan en vigor los últimos, por valor 370.000 millones de dólares, según los datos oficiales de la Administración estadounidense. Según ha dicho repetidamente el presidente, el objetivo de esos impuestos es forzar a China a que «tenga un trato comercial más equitativo y justo» con EE.UU. En 2019 EE.UU. importó de China bienes por valor de 450.000 millones de dólares, y exportó a ese país apenas 106.000 millones. El nuevo fallo de la OMC se refiere a dos rondas de aranceles de Trump en 2018 de hasta el 25%, a bienes por un valor estimado de 234.000 millones de dólares. De todos modos, mientras ha litigado con EE.UU. en la OMC, China se ha apresurado a sentarse a la mesa de negociaciones. Hace un año ambos países llegaron a un acuerdo para retirar los aranceles, según el cual China se comprometió a importar entre 40.000 y 50.000 millones de dólares a los ganaderos y agricultores estadounidenses y a firmar un pacto en materia de propiedad intelectual. Trump firmó el acuerdo en una ceremonia en la Casa Blanca a la que invitó al vice primer ministro y artífice de la política económica de China, Liu He. Apenas 15 días después de recibir a la delegación de China en la Casa Blanca, Trump cerró las fronteras de EE.UU. a visitantes extranjeros que hubieran estado en el país asiático en los 14 días anteriores para prevenir las llegadas de personas infectadas con coronavirus. Guerra diplomática Desde enero, esta guerra diplomática entre Washington y Pekín ha mudado en un enfrentamiento por la gestión de la pandemia, que aquí en EE.UU. ha matado ya a 190.000 personas de seis millones contagiadas. Trump se suele referir al coronavirus como el «virus chino». Por su parte, el ministerio de Comercio de China dijo en un comunicado el que informa Bloomberg que «está de acuerdo con esta decisión objetiva y justa del grupo de expertos». Además, reiteró las críticas del régimen chino al supuesto unilateralismo de EE.UU. y describió a la OMC como «una parte fundamental del sistema de comercio multilateral». «China espera ahora que la parte estadounidense respete plenamente la decisión del grupo de expertos», añadió. El presidente Trump es muy crítico con las instituciones internacionales, y ya ha retirado a EE.UU. de la Unesco, la agencia de la ONU para la educación y la cultura, y ha iniciado la salida de la Organización Mundial de la Salud por sus lazos con China y su gestión de la pandemia.
09-09-2020 | Fuente: abc.es
Docenas de austriacos reciben por error cheques de Donald Trump destinados a pensionistas
«Volvíamos de vacaciones y en el correo acumulado en el buzón estaba la carta. El remitente era el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de América», relata Manfred Barnreiter. En el interior del sobre, encontró un cheque por valor de 1.200 dólares, uno de los 80 millones de cheques que la administración Trump ha extendido, fundamentalmente a pensionistas, para ayudar a paliar las dificultades económicas ocasionadas por la crisis sanitaria. «Economic Impact Payment President Donald J. Trump», aparecía en el membrete del cheque. Son docenas de personas las que han recibido cheques como este en Austria, aparentemente a causa de un error administrativo. Manfred, hoy jubilado, pasó en EE.UU. tres años de su vida, después de terminar los estudios en el colegio, y fue entonces cuando debió dejar alguna huella administrativa que ha conducido hasta el cheque. «Fue a principios de los años cincuenta, ni siquiera guardo papeles o documentos de entonces, me he ido deshaciendo de todo en diversas mudanzas», reflexiona extrañado. Y celebra que la administración estadounidense no solo le ha enviado un cheque a él, sino también otro cheque a su mujer. «Estuvimos pensando qué hacer, pero el día siguiente fuimos al banco y cobramos los cheques sin problemas», explica, «no nos atrevemos todavía a gastar el dinero, por si nos piden que lo devolvamos, pero tenemos ya un par de planes». Varios días después, llegó una carta de la Secretaría de Estado estadounidense en la que se explicaba el motivo del cheque, pero que no recogía reclamación alguna. Explicaba que cada empleado de Estados Unidos, con un salario inferior a los 75.000 dólares anuales, ha recibido una de esas ayudas, además de 500 dólares por cada hijo, siempre con el objetivo de paliar los efectos económicos de la crisis del coronavirus. Manfed no tiene hijos, pero sospecha que, de haberlos tenido, la ayuda habría sido aun mayor. Cheques por valorde 1,1 millones, a fallecidos Según dos bancos regionales austríacos, solo en el estado federado de Alta Austria, al oeste de Viena, se han recibido y cobrado más de cien de estos cheques. Paul Kaiser, portavoz de un banco regional de Alta Austria, aseguró a la cadena de televisión austriaca ORF que, si bien es posible que el Gobierno estadounidense reclame la devolución del dinero, es poco probable que lo haga, debido al elevado coste que esto significaría. Los bancos austriacos están por su parte cobrando los cheques como válidos sin problema alguno. Este no es el único error en relación con la entrega de los más de 8 0 millones de queques en total que el Tesoro americano ha emitido. Alrededor de 1,1 millones de cheques, por ejemplo, fueron enviados a ciudadanos estadounidenses ya fallecidos. Pero sí es el primer error detectado fuera de las fronteras de Estados Unidos, algo que los austriacos consideran como todo un detalle. Por algún motivo que nadie ha logrado explicar, al ?America first? le sigue el ?Austria second?.
05-08-2020 | Fuente: abc.es
Trump sugiere que la explosión de Beirut pudo ser provocada por «algún tipo de bomba»
Mientras los investigadores libaneses se emplean a fondo para descubrir qué ocurrió ayer en el puerto de Beirut, donde una explosión provocó al menos 100 muertos y causó 4.000 heridos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció su teoría ante la prensa. Según el mandatario, el suceso habría sido provocado por un «ataque» con «algún tipo de bomba». «Me he reunido con algunos de nuestros grandes generales y ellos parecen sentir que fue un ataque. Esto no fue un suceso tipo una explosión industrial», afirmó Trump, a pesar de que en estos momentos la teoría que se privilegia es la del accidente. Sin embargo, según fuentes la Administración estadounidense citadas por Reuters, no está claro de dónde procede la información presentada por Trump, y las primeras noticias apuntan al carácter accidental del suceso, que ha destruido parte de la capital del Líbano. Por su parte, desde el Reino Unido, la teoría de Trump no ha sido todavía respaldada, añade la agencia. El ministro de Educación, Nick Gibb, dijo: «Las autoridades del Líbano están investigando la causa de la tragedia y, antes de que tengamos resultados, es prematuro especular».
26-06-2020 | Fuente: abc.es
Rusia respalda una posible reunión entre Trump y Maduro
Rusia respalda una posible reunión entre los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y Venezuela, Nicolás Maduro, para encontrar una salida a la crisis en el país latinoamericano, informó hoy el departamento de América Latina de la Cancillería rusa. «Consideramos que la señal procedente del presidente de EE.UU. sobre la posibilidad de una reunión con el presidente Maduro, es una señal en la dirección correcta», dijo Alexandr Schetinin, jefe del departamento, a la agencia Interfax. El funcionario ruso llamó a Caracas y Washington a encontrar «el lugar y el momento» para dichas negociaciones directas. «Todo está en las manos, principalmente, dada su postura, de la Administración estadounidense», precisó. Destacó que tanto el Gobierno venezolano como el ruso han tenido en cuenta las declaraciones de Trump en las que se mostró dispuesto a reunirse con Maduro. «Podría pensarlo (..) A Maduro le gustaría reunirse. Y nunca me opongo a las reuniones», dijo Trump en una entrevista, aunque después en Twitter precisó que «sólo» se reuniría con el líder venezolano para discutir una cosa: «Una salida pacífica del poder». Al respecto, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, comentó el jueves a la televisión rusa que Maduro está abierto a reunirse con el líder estadounidense. Por otra parte, Schetinin adelantó que Moscú ha invitado a Maduro a visitar Rusia y abogó por el pronto levantamiento de las sanciones contra Venezuela por parte de EE.UU. que, recordó, han repercutido en sectores vitales de la economía nacional. Según comentó el jueves Arreaza en una rueda de prensa en Moscú, Venezuela ha entregado a la Corte Penal Internacional (CPI) documentación adicional en el marco de su denuncia por crímenes de lesa humanidad presentada en febrero pasado contra EEUU por sus sanciones contra el país andino, al sumar ahora las medidas coercitivas aplicadas «en medio de la pandemia». La medida más reciente de EE.UU. contra Venezuela, dijo, fue la sanción este miércoles de cinco capitanes de barco iraníes que entregaron 1,5 millones de barriles de petróleo al «régimen ilegítimo» del presidente venezolano, Nicolás Maduro. Recordó además que Venezuela tiene bloqueados casi 10.000 millones de dólares en EE.UU. y en Europa, además de 31 toneladas de oro en el Reino Unido.
26-06-2020 | Fuente: abc.es
Trump hace campaña por el presidente polaco conservador Duda
La decisión siembra cizaña en Centroeuropa y Donald Trump lo sabe. Estados Unidos trasladará tropas estacionadas en Alemania desde la II Guerra Mundial a Polonia, según ha anunciado tras recibir en la Casa Blanca al presidente polaco, Andrzej Duda, a sólo cuatro días de las elecciones presidenciales en ese país en las que se presenta por el partido ultraconservador Ley y Justicia (PiS). Los efectivos estadounidenses en las bases alemanas pasarán de un máximo de 52.000 a 25.000. Los polacos «nos han preguntado si íbamos a enviar soldados adicionales (..) Vamos a salir probablemente de Alemania para ir a Polonia», ha dicho ante la prensa a la salida del Despacho Oval, «vamos a reducir nuestras fuerzas en Alemania. Algunas regresarán a casa y otras irán a otros lugares, pero Polonia será uno de esos lugares en Europa». Duda, por su parte, y a sabiendas del escozor que esta medida causará en Berlín, se ha apresurado a declarar que «no hemos pedido que traiga las tropas a Polonia, sino sencillamente le hemos pedido que no se lleve las tropas estadounidenses de Europa». «No me atrevería a decirle al presidente estadounidense dónde debe enviar a sus soldados, pero consideró la decisión muy razonable», ha dicho, y admitió haberle pedido «no retirar tropas estadounidenses de Europa para preservar la seguridad del continente». Es la primera vez que Trump recibe a un presidente extranjero desde el inicio de la pandemia y la reunión se produce antes de que los votantes decidan el domingo en Polonia si le otorgarán o no un segundo mandato. Trump ha sido generoso con sus elogios a Duda y ha respaldado abiertamente su reelección. «Al presidente Duda le está yendo muy bien en Polonia», ha resumido, «está haciendo un trabajo excelente». «No creo que necesite mi ayuda», respondió a periodistas polacos que señalaron el apoyo de EE.UU. a su candidatura electoral. Polonia lleva tiempo tratando de obtener una mayor asistencia militar estadounidense, particularmente desde la anexión rusa de Crimea en 2014. «Creo que envío una señal muy fuerte», ha dicho Trump al respecto. No ha proporcionado cifras sobre cuántos soldados serán trasladados de Alemania a Polonia, dejando la medida un poco en el aire, puesto que ni hay fecha ni cantidad de soldados. Pero no perdió la ocasión de repetir su consabida acusación a Berlín de no estar haciendo aportaciones justas al presupuesto de defensa de la OTAN. Aviones de combate F-16 Según ha informado el periódico polaco Dziennik Gazeta Prawna, 30 aviones de combate estadounidenses F-16 estacionados en Alemania podrían trasladarse a Polonia junto con unos 2.000 soldados en las próximas semanas y el movimiento supondría una ruptura del status quo militar. La OTAN se comprometió con Rusia en 1997 a no establecer bases permanentes en el antiguo bloque oriental y estría ahora incumpliendo unilateralmente y sin consultas previas ese compromiso. La alianza ha rotado tropas por esos países y llevado a cabo espectaculares maniobras, pero ahora hablamos de establecimiento militar permanente en una instalación pagada por Varsovia y llamada Fort Trump. La ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, ha aludido a ese acuerdo con Rusia en una entrevista con el Consejo del Atlántico Norte que ha tenido lugar esta mañana. «Si, por ejemplo, las tropas estadounidenses en Europa se trasladan a Polonia, esto debe hacerse teniendo en cuenta el pacto OTAN-Rusia», advirtió, «no debemos perder de vista este punto». Pero los intereses comerciales de EE.UU. parecen etar para Trump muy por delante de esas consideraciones. Polonia se ha comprometido a comprar gas natural licuado estadounidense a partir de 2022, para diversificar sus fuentes de energía y a dejar de depender de la estatal rusa Gazprom. Varsovia y Washington están además negociando un acuerdo para construir plantas nucleares de gran escala en Polonia con tecnología estadounidense y Trump también ha discutido con Duda la Iniciativa de los Tres Mares, liderada por Polonia y Croacia con el objetivo de promover la conectividad entre las naciones de Europa Central y Oriental mediante el apoyo a la infraestructura, la energía y la interconectividad digital. Estados Unidos ha prometido hasta 1.000 millones de dólares para el proyecto y ha agradecido a Polonia la inversión de 500 millones de euros. El pasado mes de septiembre, Estados Unidos y Polonia firmarn una declaración conjunta sobre el 5G para seleccionar solo proveedores y equipos de confianza que garanticen la seguridad de las telecomunicaciones y la privacidad de los datos, con la puesta en marcha proyectos concretos y la exclusión de proveedores chinos. Trump trató de sumar a Alemania a un acuerdo similar pero la gran coalición prefirió no romper con Huawei Por lo demás, Polonia pertenece al pequeño grupo de aliados de la OTAN que sí gastan el 2% de su PIB en defensa, según lo acordado por todos los miembros de la alianza y se encuentra en el proceso de «modernizar todo su ejército e invertir en equipo y preparación para asegurar la disuasión y defensa del Flanco Este de la OTAN», según su Ministerio de Defensa. En este contexto, Polonia tiene 126 contratos para comprar equipo militar estadounidense, incluyendo el programa de aviones de combate F-35; el sistema de defensa aérea y de misiles Patriot; el sistema de cohetes de artillería de alta movilidad (HIMARS); y los misiles de separación conjunta aire-tierra, según los funcionarios. El país también participa en las misiones de la OTAN en todo el mundo, como la Operación Resolute Support en Afganistán y la Fuerza de Kosovo. «Polonia es un socio modelo en materia de defensa tanto de Estados Unidos como de la más amplia Alianza de la OTAN», señalan funcionarios de la administración estadounidense.
17-06-2020 | Fuente: abc.es
Alemania acusa a Trump de perjudicar la seguridad de Europa
El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, trasladó ayer a la UE la presión que Donald Trump pretendía ejercer sobre Alemania, al anunciar de forma unilateral y en un discurso lleno de reproches, la retirada de parte de sus tropas estacionadas en bases militares alemanas. Su presencia es «importante, no solo para Alemania, sino también para la seguridad de EE.UU. pero en particular para la seguridad de Europa en su conjunto», dijo Maas, que reaccionó al anuncio durante una visita a Polonia que se volvió inusualmente tensa, debido a que Varsovia no oculta su interés por recibir a los soldados americanos que abandonen Alemania. «Hemos tomado nota. No tenemos informaciones más concretas o más detalladas: cuándo, cómo, qué será implementado por el Departamento de Estado o por el Pentágono. No hemos recibido información y estamos a la espera», dijo el ministro alemán, subrayando así lo improvisado y unilateral de la medida, que según el anuncio supone reducir la presencia de la armada estadounidense a solo 25.000 soldados y la salida de seguramente más de 10.000. Los desencuentros entre los gobiernos de Trump y Merkel son incontables y desde la llegada del primero a la Casa Blanca Berlín ha extendido sus contactos con la Administración estadounidense y con la sociedad civil de este país, siguiendo la estrategia que en su día fuentes de exteriores definieron como «Trump pasará, la relación trasatlántica quedará». Pero esta primera retirada de tropas que llevan es las bases alemanas desde la II Guerra Mundial toma el camino de cambios estructurales en los equilibrios de defensa y seguridad en Europa peligrosamente difíciles de restaurar en un futuro. Maas habló ayer de «pasos que cambian la arquitectura de la seguridad de Europa» y de los que «es necesario hablar». Pero Trump parece dar a entender que el tiempo de las palabras ya ha pasado y reacciona con hechos a la negativa de Merkel a asistir a una reunión del G-7 que deseaba convocar en EE.UU. «Alemania está pagando a Rusia miles de millones de dólares por energía y luego ¿somos nosotros los que deberíamos proteger a Alemania de Rusia? ¿Cómo se supone que funciona esto? ¡No funciona!», justificó el presidente estadounidense la retirada de las tropas, en referencia a la construcción del gasoducto Nord Stream 2 del Mar Báltico, prácticamente listo para transportar gas de Rusia a Alemania, sin pasar por Ucrania y Polonia. Trump ha decretado incluso sanciones contra las empresas que participan en su construcción. «Nuestra posición al respecto no cambia. Las sanciones que se están barajando son extraterritoriales por naturaleza, desde nuestro punto de vista, y las rechazamos», respondió Maas al respecto. Trump también acusó a Alemania de discriminar a Estados Unidos en el comercio, en referencia a las fallidas negociaciones con la UE sobre un acuerdo comercial trasatlántico, «que nos han causado daños por cientos de miles de millones de dólares». Y de no cumplir con la OTAN, por desatender el compromiso aumentar el gasto en defensa hasta el 2% del PIB. El presidente de la Comisión de Política Exterior del Parlamento alemán, el conservador Norbert Röttgen, atribuyó sin embargo el paso dado por Trump a motivos electorales. «La crítica al gasto en defensa de Alemania no tiene nada que ver con la retirada de tropas, que debilita especialmente a los propios EE.UU. Trump está en campaña e intenta ganar puntos en su política interna». Las presiones de Rusia Junto a Maas, su homólogo polaco Jacek Czaputowicz, mencionó por su parte las conversaciones mantenidas por su gobierno con EE.UU. para un potencial fortalecimiento de la presencia estadounidense en Polonia y destacó que «ayudan a garantizar la seguridad y son un instrumento disuasorio adecuado contra las amenazas». «Para nosotros, Rusia es un país que usa instrumentos económicos para hacer política exterior, lo que conlleva una cierta amenaza. Puede emplear el suministro de gas para presionar a países para tomar ciertas decisiones», añadió Czaputowicz. Para el ministro polaco, la solución es «diversificar proveedores», un contexto en el que citó un contrato a largo plazo firmado recientemente con Estados Unidos. Desde Bruselas, la embajadora estadounidense ante la OTAN, Kay Bailey Hutchison, se ocupó del control de daños y aseguró que el compromiso militar de su país con Europa es «más fuerte que nunca», además de destacar que, a pesar del anuncio, «por el momento no se ha tomado ninguna decisión concreta».
06-05-2020 | Fuente: abc.es
Los bulos del Kremlin sobre una inminente guerra por Venezuela
En el universo paralelo de la desinformación en español financiada directamente por el Kremlin, hay una guerra en ciernes en el Caribe. Una serie de diarios digitales creados por Moscú han publicado informaciones dudosas como que «Rusia está lista para romper el bloqueo de Venezuela con sus buques de guerra» o que «las tropas rusas capturaron a mercenarios estadounidenses» en un frustrado intento de invasión ocurrido el domingo. Esas afirmaciones, poco creíbles, llegan después del éxito de la campaña de máxima presión de la Casa Blanca para cortar el suministro de petróleo venezolano a la empresa pública rusa Rosneft y después del despliegue en el Caribe de buques de guerra estadounidenses contra el narcotráfico procedente de Venezuela. Tras una llamada el mes pasado entre Nicolás Maduro y el presidente ruso, Vladímir Putin, el sitio web Avia.pro, que según el ?think tank? The Atlantic Council recibe dinero del Kremlin, publicó una nota en la que alertaba de toda una campaña militar defensiva rusa frente a las cosas de Venezuela en caso de que EE.UU. procediera a un bloqueo naval. Dice la nota: «Como se desprende de datos proporcionados por las autoridades venezolanas, Rusia está dispuesta a proporcionar a la República Bolivariana apoyo y asistencia necesarios si EE.UU. quiere organizar un bloqueo marítimo de este país. Dada la lejanía de Rusia desde Venezuela, los expertos no excluyen que Moscú pueda enviar su flota a la región, además, estamos hablando no solo de buques de guerra, sino también de submarinos». Bloqueo naval En la Casa Blanca se estudia desde hace tiempo la posibilidad de someter a Venezuela a un bloqueo naval completo para aislar al régimen después de varias rondas de sanciones y un embargo casi integral al crudo de ese país. Así lo dijo a principios de año un alto funcionario de la Administración estadounidense a ABC. Después, el propio Donald Trump anunció un despliegue militar sin precedentes en el Caribe, cuyo objeto es cortar el suministro de droga hacia EE.UU. por medio de Centroamérica y México. Ese dispositivo militar sigue en pie, y recientemente ha sido reforzado. Aislado, el régimen de Maduro ha estrechado sus lazos con Irán, otro socio preferente de Rusia. Y aunque Rusia tuvo que abandonar el negocio del crudo venezolano tras ser sancionada dos veces por ello por parte de EE.UU., el Kremlin ha decidido intensificar su campaña de desinformación en apoyo de Maduro. Desde el año pasado, Moscú ha enviado a decenas de uniformados y técnicos a Caracas, que han tenido un discreto papel en el mantenimiento y recalibración de un sistema de misiles de fabricación rusa, que el chavismo había dejado inservible. Desde entonces, poco más se había sabido del apoyo militar de Putin a Maduro, hasta que los medios de desinformación del Kremlin publicaron esa semana que el intento de invasión de un puñado de mercenarios, el domingo, fue frustrado en parte por soldados rusos. «El ejército estadounidense, que trató de organizar una toma del poder en Venezuela, podría ser capturado con la participación directa en la operación especial del ejército ruso» dice, de nuevo, el portal Avia, en una nota con miles de interacciones en redes sociales, como otras publicadas por ese medio.
23-04-2020 | Fuente: abc.es
Repsol insiste en que cumple el régimen de sanciones de la Administración estadounidense
La decisión del Gobierno estadounidense de obligar a las petroleras de su país a salir de Venezuela antes de que acabe el año no supone ningún cambio para los intereses de Repsol en aquel país porque «seguimos cumpliendo y respetando el régimen de sanciones impuesto por EE.UU. y las leyes, tanto internacionales como nacionales, de los países en los que estamos presentes», afirman fuentes de la compañía española. Repsol está presente en Venezuela desde 1991 y explota importantes yacimientos de gas y petróleo, como los de Perla, Quiriquire, Mene Grande y Barua Motatán. Lo que hace la compañía es cobrar en especie, es decir, en cargamentos de petróleo, las deudas que tiene con ella el Gobierno bolivariano desde hace años. Hay que destacar que el año pasado llegaron a España 2,297 millones de toneladas de crudo venezolano, la cifra más alta desde 2015. Sin embargo, en los dos primeros meses de este año, las importaciones han caído un 76,5% respecto al mismo periodo de 2019 al sumar solo 152.000 toneladas. Es el 1,5% de todo el crudo que llegó a nuestro país. En paralelo, Repsol continuó recortando su exposición patrimonial en aquel país en 2019, situándola en 239 millones de euros, lo que supone una reducción de casi el 50% con respecto a los 456 millones de euros a que ascendía a finales de 2018. Un año antes, la cifra era de 1.480 millones. Según consta en el informe anual, esta exposición al país latinoamericano incluye fundamentalmente la financiación otorgada a sus filiales venezolanas y esta reducción se explica por la existencia de deudas comerciales, así como por la actualización del riesgo de crédito por la pérdida esperada correspondiente a deudas de la estatal Pdvsa con entidades del grupo.
21-04-2020 | Fuente: abc.es
Trump rebaja la estimación de muertos por coronavirus en EE.UU. y vaticina entre 50.000 y 60.000
El presidente de Estados Unidos, Donald T rump, ha rebajado la estimación de fallecimientos por coronavirus en el país norteamericano realizada por su Administración y ha vaticinado que morirán entre 50.000 y 60.000 personas. Según indicó a finales del mes pasado el principal responsable científico en la lucha contra el coronavirus en Estados Unidos, Anthony Fauci, unas 100.000 personas morirían por el Covid-19 en el país. Hasta el momento, Estados Unidos ha registrado un total de 41.872 víctimas mortales, según el balance de la Universidad Johns Hopkins. «Ahora vamos hacia las 50.000 o 60.000 personas. Eso es inferior, se suponía que el final de las proyecciones debían ser 100.000 persona», ha indicado Trump durante la rueda de prensa diaria del grupo de trabajo del coronavirus en la Casa Blanca. En este sentido, ha defendido su gestión de la crisis y ha precisado que si su Administración no hubiera tomado medidas, el número de muertos se habría incrementado notablemente. «Si no hubiéramos hecho lo que hemos hecho, habríamos tenido, creo, un millón de personas (fallecidas), tal vez dos millones de personas, tal vez más que eso», ha aseverado, según ha recogido la cadena de televisión CNN. Por otra parte, Trump ha anunciado que el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, se reunirá con él este martes en la Casa Blanca. «Creo que el gobernador vendrá a vernos mañana. Vendrá al Despacho Oval mañana por la tarde», ha trasladado el presidente estadounidense, al tiempo que ha asegurado que «lo están logrando en Nueva York, están sucediendo muchas cosas buenas en Nueva York». Trump y Cuomo han protagonizado varios desencuentros en el marco de la gestión de la pandemia del coronavirus. Cuomo ha solicitado en varias ocasiones recursos a la Administración estadounidense y que el mandatario dé una verdadera respuesta a la crisis sanitaria desatada por el Covid-19. Además, el gobernador ha sido especialmente crítico con los planes de Trump de tener el país abierto para el 1 de mayo. En este sentido, llegó a afirmar que Estados Unidos tiene «una Constitución, no un rey» frente a las declaraciones de Trump sobre su autoridad «total» para decidir cuándo levantar las medidas de contención adoptadas por los estados para contener la pandemia.
1
...