Infortelecom

Noticias de Africa meridional

22-11-2017 | Fuente: abc.es
Mnangagwa, sustituto provisional de Mugabe, promete una «nueva democracia» para Zimbabue
El exvicepresidente Emmerson Mnangagwa, que sustituirá a Robert Mugabe como presidente de Zimbabue de forma provisional, prometió este miércoles una «nueva democracia» para el país tras haber cerrado de forma definitiva los 37 años de reinado del derrocado líder. El próximo líder de esta nación del África meridional regresó este miércoles tras haberse exiliado en Sudáfrica después de su destitución como vicepresidente el pasado 6 de noviembre, forzada por la facción afín a las ambiciones de la primera dama, Grace Mugabe, de convertirse en la sucesora de su marido en el poder. Según afirmó, su exilio en el país vecino se debió a que, tan solo dos horas después de ser cesado, fue informado de que existían planes para acabar con su vida. La vuelta a Zimbabue de Mnangagwa se produjo tan solo horas después de haber sido nominado para ocupar provisionalmente la presidencia por su partido, la gobernante Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), que lo confirmará en su congreso de diciembre como candidato para las presidenciales de 2018. Mnangagwa adelantó que tomará posesión de su nuevo cargo el viernes hacia las 10.00 hora local (08.00 GMT). Aunque la dimisión el martes de Mugabe haya dejado al país en un interregno de facto, técnicamente es el vicepresidente, Phelekezela Mphoko, quien actúa como jefe de Estado en funciones. Sin embargo, Mphoko se encuentra en Japón y, según el diario local «NewsDay», estaría buscando refugio en países como Mozambique o Zambia ante el temor a ser procesado, ahora que ya no cuenta con la protección del caído Mugabe, su principal valedor. Por tanto, el camino parece allanado para que Mnangagwa cumpla por fin sus deseos de convertirse en presidente: su nombre ya había estado vinculado a planes y conspiraciones para sustituir a Mugabe desde hace casi 15 años. «Crecimiento económico, paz y trabajos» son las promesas que hizo este miércoles ante sus seguidores en el primer discurso como presidente electo -por su propio partido- ante sus seguidores, a los que agradeció «la disciplina y el pacifismo» demostrados durante los días siguientes al alzamiento militar contra Mugabe. El oscuro pasado de Mnangagwa Aunque ahora es visto como el salvador de la democracia, Mnangagwa, conocido con el apodo de «Cocodrilo», tiene un pasado oscuro: como ministro de Seguridad tras la independencia en 1980 jugó un papel clave en la matanza de más de 20.000 miembros de la etnia Ndebele. La llamada operación Gukurahundi, que muchos califican de genocidio, fue una purga étnica contra simpatizantes de la Unión del Pueblo Africano de Zimbabue, que se saldó con la fusión de esa formación con la ZANU-PF y le valió a Mugabe su ascenso definitivo a la presidencia, ya que hasta entonces gobernaba como primer ministro. Mientras que el ya expresidente, de 93 años, mantuvo malas relaciones con los principales potencias mundiales (excepto con China, que lo llamó «buen amigo» incluso después de su dimisión), quienes lo tachaban de «dictador», Mnangagwa dijo apostar por cooperar con socios regionales, de África y de todo el mundo para reconducir la economía. Esta es, sin duda, una de las principales preocupaciones de los ciudadanos, ya que el país ha visto cómo empeora en los últimos meses una crisis que arrancó con la hiperinflación de 2008 y que se ha llevado por delante hasta la propia moneda de Zimbabue, tristemente popular por haberse llegado a emitir billetes de cien billones. «Me comprometo a serviros», recalcó el nuevo líder, antes de pedir a «todos los zimbabuenses patrióticos que aúnen esfuerzos y trabajen juntos» en una nueva etapa para el país en la que «nadie será más que nadie». Pese a este optimismo, Mnangagwa criticó las «intensas intentonas para hacer descarrilar al proceso» de acabar con la presidencia de Mugabe, que finalmente no prosperaron debido a que «la voluntad de la gente siempre se impone» y a que el Ejército, con el que mantuvo «contacto constante» durante la crisis, gestionó «de forma pacífica» la situación, según declaró. Algo de lo que no habló en su discurso son las elecciones presidenciales, previstas para 2018, para las que será candidato de la ZANU-PF y cuya celebración está todavía en el aire, pese a que la provisionalidad de su nuevo cargo parece indicar que su presidencia se limitará a durar hasta dichos comicios. Un día después de su dimisión, no se sabe nada de Mugabe ni de su paradero, y su futuro parece un misterio: unos apuntan a que se exiliará en Singapur, donde posee activos y adonde viaja a menudo para recibir tratamiento médico, mientras que otros afirman que ha llegado a un pacto de impunidad con el Ejército. Sin embargo, hoy pocos parecen preocupados por esto en el país. Su nuevo líder ha llegado y les promete todo aquello que les ha sido negado durante los últimos años: democracia, trabajos, crecimiento económico y paz.
19-11-2017 | Fuente: abc.es
Mugabe, destituido del partido del Gobierno de Zimbabue
El Comité Central del partido del presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), acordó este domingo destituirle como su líder y le sustituyó por el exvicepresidente Emmerson Mnangagwa, informan medios locales. En una reunión extraordinaria convocada después de que las secciones provinciales retirasen su apoyo a Mugabe, el máximo órgano ejecutivo del partido eligió como nuevo líder provisional a Mnangagwa, destituido la semana pasada tras las presiones de la facción afín a las ambiciones de la primera dama, Grace Mugabe, de suceder a su marido en el poder. La ZANU-PF acaba así con el liderazgo de su cofundador, que ha gobernado el país durante los últimos 37 años. El partido cofundado por Mugabe ha dado un ultimátum al presidente para que dimita antes de mañana o le someterá a una moción de censura en el Parlamento. Antes de la reunión, celebrada a puerta cerrada, el presidente del Comité, Obert Mpofu, se refirió a Mugabe ante los medios locales como «presidente saliente» y celebró la intervención de las Fuerzas Armadas, que abren una «nueva era, no solo para el partido sino para el país». Mpofu consideró que el aún presidente del país había hecho un gran trabajo «hasta que Grace y sus socios se aprovecharon de él cuando envejeció». El partido también ha expulsado a la primera dama, Grace Mugabe, informó el diario «The Standard», así como varios de sus aliados. La decisión del Comité Central del ZANU-PF allana el camino para que el Parlamento apruebe una moción de censura para expulsar de la presidencia de la nación al veterano mandatario, de 93 años, según el diario «NewsDay». Las informaciones apuntan a que la sesión parlamentaria para acabar con la era Mugabe se podría celebrar el próximo martes y que la moción contaría con el apoyo de la ZANU-PF y de la oposición. Mugabe se reúne hoy con los mandos del Ejército -que lo mantienen bajo arresto domiciliario desde el alzamiento del martes- para negociar su dimisión, aunque en los últimos días se habría negado a ceder el poder. Las Fuerzas Armadas buscan forzar la dimisión del mandatario o que sea destituido por el Parlamento para evitar la intervención de organismos internacionales como la Unión Africana (UA) o la Comunidad para el Desarrollo de África Meridional (SADC, siglas en inglés), que no ven con buenos ojos un cambio en el poder a través de un golpe de Estado.
17-11-2017 | Fuente: abc.es
Sudáfrica se presenta como clave para una mediación en el conflicto con Mugabe
Sudáfrica y su presidente, Jacob Zuma, están teniendo un activo papel en la mediación para la resolución del conflicto político de Zimbabue gracias a una rápida actuación del líder del país fronterizo a las pocas horas de la intervención militar. En un primer momento el máximo mandatario sudafricano denunció cualquier toma inconstitucional del gobierno en Zimbabue, en un intento por tratar de ayudar a su homólogo, Robert Mugabe. Zuma dio la cara a las pocas horas del golpe de Estado encubierto y pidió calma y moderación a la población local. El presidente de Sudáfrica instó al Gobierno de la República de Zimbabue y al Ejército a que resolvieran el estancamiento político y defendieran la paz y la seguridad del país. Zuma reveló, además, información privilegiada al confirmar que el nonagenario Robert Mugabe se hallaba «detenido en su domicilio» y que se encontraba bien tras hablar con su homólogo por teléfono. El presidente sudafricano habría mantenido también contactos con las Fuerzas Armadas de Zimbabue (ZDF) en todo momento. Fuentes militares del grupo que protagonizó el golpe militar informaron inmediatamente después de la conversación de que tienen también bajo arresto domiciliario a la primera dama, Grace. Despliegue diplomático En calidad de número uno de la organización regional Comunidad para el Desarrollo de África Meridional (SADC por sus siglas en inglés), el presidente del país del sur de África envió a dos delegados de su Gobierno para reunirse, durante el jueves, con Robert Mugabe y con los militares que lideran el golpe encubierto que se materializó el martes. Dicha delegación estaba encabezada por el ministro de Defensa, Nosiviwe Mapisa-Nqakula, y por el ministro de Seguridad del Estado, Bongani Bongo. «Los enviados especiales también viajarán a la República de Angola para reunirse con el presidente, Joao Lourenco, con la finalidad de informarle de la situación actual del país vecino», dijo la Presidencia sudafricana a través de un comunicado. El máximo mandatario de Sudáfrica convocó, además, una reunión de urgencia en Botsuana para discutir el despliegue de mediaciones políticas y la situación de seguridad en Zimbabue. La reunión debía celebrarse en Gaborone (Botsuana) donde se encuentra la sede del SADC y estaban invitados representantes de los miembros de la Troika: la República de Angola, la República Unida de Tanzania y la República de Zambia, además del presidente del Consejo de este organismo internacional. Zuma «expresó su deseo de que los acontecimientos en Zimbabue no conduzcan a un cambio en las posiciones de la SADC y la Unión Africana» y advirtió de que seguirán controlando de cerca la situación hasta su completa resolución.
12-10-2012 | Fuente: abc.es
El Tribunal Supremo de Botsuana falló hoy a favor del derecho de las mujeres a heredar propiedades en el país africano, en una sentencia que se considera histórica, informó hoy el Centro de Litigios del África Meridional.En su sentencia, el juez Key Dingake aseguró que «ha llegado el momento en que este tribunal se convierta en la comadrona que asista al parto de un nuevo mundo que lucha por nacer».El fallo del tribunal considera inconstitucional la ley consuetudinaria que prohíbe a las mujeres heredar la casa familiar, informó el Centro de Litigios del África Meridional, una organización que ..
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Sudáfrica concede la inmunidad diplomática a Grace Mugabe tras una supuesta agresión
Las autoridades sudafricanas confirmaron hoy que la primera dama de Zimbabue, Grace Mugabe, ha recibido inmunidad diplomática tras la supuesta agresión que cometió contra una joven de Sudafrica a quien golpeó con una alargadera eléctrica en la cabeza. En la gaceta del Gobierno del domingo, la ministra de Relaciones Internacionales y Cooperación, Maite Nkoane-Mashabane, dijo que de acuerdo con los poderes que le confiere la Ley de Inmunidades y Privilegios Diplomáticos y actuando «en el interés de Sudáfrica» reconocía «las inmunidades y privilegios de Grace Mugabe». La primera dama de Zimbabue volvió esta mañana a su país después de días de incógnita en los que no se sabía si se le permitiría abandonar la vecina Sudáfrica ya que la policía emitió una «alerta roja» para que Mugabe no saliera del país. Mugabe fue denunciada el pasado martes por supuestamente golpear en la cabeza a la joven modelo Gabriella Engels con una alargadera eléctrica tras encontrarla en la habitación de su hijo, en un lujoso barrio de Johannesburgo el pasado domingo. Por su parte el Gobierno de Zimbabue reclamó el pasado miércoles inmunidad diplomática para la primera dama con la base de que asistiría con su marido a una reunión de jefes de Estado de la Comunidad para el Desarrollo del África Meridional (SADC) celebrada este fin de semana. La primera dama no hizo finalmente aparición con su marido en la cumbre y medios locales apuntaron a que Mugabe estaba en Sudáfrica para una revisión médica por la herida que sufrió en un reciente accidente de tráfico. Los Mugabe regresaron a su casa hoy después de que las autoridades de aviación de ambos países interrumpieran ayer algunos vuelos, lo que dio pie a pensar que el ataque podría desencadenar un incidente diplomático entre Zimbabue y Sudáfrica. Ante la mala salud del presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, de 93 años, los rumores apuntan a que Grace Mugabe, de 52, podría convertirse en la sucesora de su marido. Zimbabue ha vivido varios meses de protestas sociales contra Mugabe y huelgas a finales de 2016 por la precaria situación económica del país, la corrupción en las clases políticas y la constante represión policial contra cualquier disidencia.
1