Infortelecom


Wuhan da de alta a los últimos pacientes del coronavirus

27-04-2020 - Fuente: abc.es
Wuhan da de alta a los últimos pacientes del coronavirus
Después de cuatro meses de pesadilla y 76 días de confinamiento estricto sin poder sacar ni al perro a pasear, Wuhan dio ayer de alta a sus últimos pacientes del coronavirus. Con la salida del hospital de estos últimos doce enfermos de Covid-19, se cierra simbólicamente el capítulo más trágico en esta ciudad de once millones de habitantes enclavada en el centro de China, donde estalló la pandemia que azota a todo el planeta. Atrás quedan los primeros casos detectados en diciembre, el estallido tras el cierre decretado el 23 de enero y los dramáticos días de febrero, cuando el 18 se alcanzó el pico con 38.000 contagiados, de los que 10.000 estaban graves. Con 50.000 de los 83.000 infectados y 3.869 de los 4.632 fallecidos, Wuhan fue la «zona cero» de esta epidemia cuyos orígenes todavía no se saben a ciencia cierta. Mientras las primeras hipótesis apuntaron a su mercado de animales de Huanan, donde se vendían especies salvajes y el virus pudo haber mutado, Estados Unidos sospecha de un accidente en su laboratorio de alta seguridad P4, que maneja los patógenos más peligrosos del mundo. Al margen de esta bronca política entre ambos países, la ciudad intenta dejar atrás el trauma bajo draconianas medidas de seguridad para impedir los tan temidos rebrotes. Pero el alta de los últimos pacientes no significa el final. Según el periódico «South China Morning Post», hay más de una decena de pacientes que, tras haberse curado del coronavirus, siguen ingresados por otras enfermedades, muchos de ellos en cuidados intensivos y algunos incluso con ventiladores de respiración asistida. Además, en Wuhan se han detectado 20 nuevos casos positivos, pero que todavía no han desarrollado la enfermedad, y otros 535 pacientes en observación porque no tienen síntomas. Tras dar por controlada la epidemia, el peligro ahora son tanto los asintomáticos como los casos importados del extranjero, en su mayoría chinos que trabajan o estudian en otros países y vuelven a casa para ponerse a salvo. En total, ya son casi 700, entre ellos 60 de un reciente vuelo a Shanghái procedente de Moscú, más los 800 casos de transmisión local bajo tratamiento. Unas cifras que indican que la guerra contra el coronavirus no ha terminado todavía en China.