Infortelecom


Venezuela dejará de exportar petróleo a finales de año y abandonará la OPEP

13-06-2018 - Fuente: abc.es
Venezuela dejará de exportar petróleo a finales de año y abandonará la OPEP
Al paso que va su caída en la producción petrolera, Venezuela se quedará a finales de año sin barriles de crudo para exportar, lo que obligará al país fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a abandonar este club selecto tras 58 años de su creación. El régimen de Maduro afronta una situación complicada con la empresa estatal petrolera, que no ha sido tocada por las sanciones, pero que sin embargo atraviesa dificultades por la reducción de su producción que incide en la exportación de su crudo. El ex ministro de Industria, Víctor Alvarez, informó que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) notificó a ocho clientes suyos que no podía cumplir con el suministro contratado por fuerza mayor. Su producción cayó en 900 mil barriles diarios. «De los 1,42 millones de barriles sólo cuenta con 694.000 barriles diarios para exportar, pero se enfrenta al problema de no disponer de espacio para almacenar ni de buques para transportar por lo que su situación es más que comprometida», explica Álvarez. «La producción de petróleo crudo en Venezuela está prácticamente cayendo a un promedio del 10% cada trimestre y ha sido desde mediados de 2017. Un escenario con producción de petróleo en el país perdiendo al menos otros 500.000 barriles por día antes de fin de año no es poco realista. Tener sanciones adicionales impuestas sin duda enviaría un fuerte mensaje geopolítico de los EE. UU. A riesgo de generar más inestabilidad en los mercados mundiales de suministro», dice la revista Forbes según reportes de GlobalData. Si el pronóstico de GlobalData es correcto, entonces «la interrupción temporal de las exportaciones de Venezuela puede ser permanente, ya que se irán a cero hacia el final del año», sentencia la publicación norteamericana. En apenas cinco años y medio que lleva en el poder, el régimen de Nicolás Maduro ha destruido la industria petrolera nacional, que le aporta el 96% de los ingresos al país, sin necesidad de un embargo ni bloqueo internacional decretado por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sino dejar que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) colapse por sí misma. Las sanciones internacionales en realidad han afectado a los altos cargos del régimen de Maduro, que se aferran al poder cueste lo que cueste. Lo que afecta a Pdvsa y a sus 30 millones de venezolanos es que Maduro la ha puesto en manos de militares como el general Manuel Quevedo de la Guardia Nacional, en noviembre de 2017, que ha ido cerrando el bombeo de crudo, por encarcelar a más de 50 gerentes de PDVSA, que son los que saben del negocio petrolero, dejándolos en manos de militares inexpertos. Para ese momento el mandatario, que hizo el anuncio en su programa semanal de televisión, le puso como principal reto al general Quevedo «elevar la producción» petrolera, que se ubicaba en 1.9 millones de barriles diarios (mbd) hace ocho meses frente a 2.27 mbd en 2016. La cifra llegó a 3.2 mbd en 2008. El economista José Toro Hardy, ex miembro del directorio de PDVSA, alertó que de no salir los buques la estatal petrolera deberá disminuir su ya mermada producción ante el agotamiento de sus acopios. «Los buques no pueden salir y qué pasa con la producción, hay que almacenarla. La capacidad en oriente venezolano ya se copó, y el petróleo lo estaban enviando por cabotaje a occidente. Si no se resuelve el tema de la salida del petróleo tenemos que parar la producción. El oriente ya está copado, y en occidente puede faltar de una semana a 10 días para coparse todo si no salen los tanqueros», añade Toro Hardy. El experto explicó que el retraso de la salida de los buques obedece ?entre otras razones- al temor por el embargo de esos activos tras el embargo de ConocoPhillips a los activos de la empresa en las islas Aruba, Curazao y Bonaire. El exministro Álvarez sostiene que Venezuela no tiene la mayor reserva petrolera del mundo y no va a poder extraer seis millones de seis millones de barriles diarios porque esto requiere una inversión de 300.000 millones de dólares que ni Pdvsa ni el Estado venezolano tiene. «Empeñarse en extraer crudos pesados es desperdiciar el verdadero margen de recuperación que tiene Pdvsa si prioriza la reactivación de los pozos de petróleo convencional». Reactivar la industria petrolera venezolana implica cambiar la orientación de los planes, reducir las inversiones en la FPO y volver la mirada hacia los pozos de petróleo liviano que se pueden reactivar de manera rentable porque no requieren las cuantiosas inversiones en mejoradores de los crudos pesados de la FPO. De lo contrario, la extracción de petróleo seguirá cayendo, Venezuela «no podrá exportar más petróleo y en los hechos dejará de ser un país de la OPEP», concluye el ex ministro Alvarez.