Infortelecom


Venezuela califica de «amenaza» la llegada de Colombia a la OTAN

01-06-2018 - Fuente: abc.es
Venezuela califica de «amenaza» la llegada de Colombia a la OTAN
Después de dos períodos consecutivos al frente del Gobierno, Juan Manuel Santos se marchará de la Casa de Nariño con dos recientes victorias: el ingreso de Colombia en la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Hace días se conoció que el país suramericano formalizaría su incorporación como «socio global» de la organización, con lo que se convierte en el primer país de América Latina en ser parte de ese bloque. Ayer, Juan Manuel Santos se reunió con el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, en Bruselas para oficializar el estatus de la nación. En el acto, también participó el ministro de la Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, que declaró a ABC que «la alianza con la OTAN nos permite participar en la lucha contra el crimen organizado, el narcotráfico, el terrorismo urbano, entre otros ámbitos. Sin embargo, no buscamos una intención bélica. No somos un peligro para ningún país de la región». Oana Lungescu, portavoz de la OTAN, explicó por su parte que la cooperación con Colombia se ha desarrollado desde 2013 y que la Alianza «ayuda a las naciones a construir una mayor transparencia en las cuentas de las instituciones militares». Asimismo, aseguró que ser socio de a OTAN permite el intercambio para que las Fuerzas Armadas reciban entrenamiento militar, como en efecto Colombia hace desde hace algunos años en Alemania e Italia. Amenaza directa Con la adhesión de Colombia como «socio global», la OTAN pisa fuerte en el interior de América Latina. Venezuela, su gran vecino, con quien comparte una frontera de 2.200 kilómetros, es uno de sus mayores adversarios en la región. Junto a Cuba, protagoniza el repudio de los países bolivarianos a la nueva alianza, por considerar que «se abre una puerta a la injerencia militar extranjera» como lo es de facto hoy la presencia de tropas estadounidense en territorio colombiano. A través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, Nicolás Maduro rechazó el anuncio realizado por su homólogo Juan Manuel Santos, y aseguró que se trata de una «alianza militar externa con capacidad nuclear, lo que constituye a todas luces una seria amenaza para la paz y la estabilidad de la región». El Gobierno Bolivariano de Venezuela denuncia la intención de las autoridades colombianas de introducir en América Latina una alianza militar externa con capacidad nuclear, ante el ingreso de ese país como socio global en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) pic.twitter.com/gMkCofG3Uv? Jorge Arreaza M (@jaarreaza) 26 de mayo de 2018El Gobierno de Maduro ve con preocupación que Colombia, después de medio siglo de lucha contra las guerrillas, comience a cooperar y compartir información con los países del pacto del Atlántico Norte sobre narcotráfico, terrorismo y crimen organizado. Así como el hecho de que las Fuerzas Armadas de Colombia continúen con los entrenamientos militares en el extranjero y de esa manera, se potencie su ejército frente al resto de la región. Estrecha relación El abogado venezolano especialista en Relaciones Internacionales de la Universidad Católica Andrés Bello, Mariano de Alba, explicó a ABC que la entrada de Colombia en la OTAN demuestra la estrecha relación con países europeos, y que a partir de ahora tendrá acceso a técnicas militares que pueden «despertar cierta incomodidad en la región». Sin embargo, de Alba señaló que bajo el estatus privilegiado que alcanzó Colombia no es aplicable el artículo 5 del Tratado del Atlántico Norte, que prevé que algún tipo de ataque armado contra un miembro de la OTAN será considerado como un ataque dirigido a todos y, en consecuencia, responderán de forma colectiva. «Que colaboren de manera más directa no signifca el traslado de tropas o bases militares a Colombia», aseguró el abogado internacionalista. Asimismo, comentó que la nación suramericana no viola níngun tratado internacional, en especial el tratado para la Proscripción de Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (Tlatelolco), que establece «una zona de paz libre de armas nucleares». Colombia se convirtió oficialmente en socio global compartiendo este estatus con países como Afganistán, Australia, Irak y Corea del Sur. En 2015, el Gobierno de Santos contribuyó con un barco a la «Operación Ocean Shield» para contrarrestar la piratería en el Cuerno de África. Este fue un paso importante para la cooperación ante un desafío de seguridad internacional.