Infortelecom


Turquía se vuelca con Catar en la crisis del Golfo

09-06-2017 - Fuente: abc.es
Turquía se vuelca con Catar en la crisis del Golfo
Turquía ha tomado claro partido en la crisis diplomática que amenaza con incrementar la inestabilidad en Oriente Próximo, una región del mundo ya suficientemente convulsa de por sí. El presidente, Recep Tayyip Erdogan, ha ratificado las dos acuerdos aprobados por el Parlamento turco para el envío de tropas de su país a Catar. Los Gobiernos de Ankara y Doha habían firmado el acuerdo el pasado mes de mayo, pero todavía tenía que ser refrendado por la Gran Asamblea Nacional Turca, algo que los diputados del islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) y del ultraderechista Movimiento de Acción Nacional (MHP) se apresuraron a hacer tras la explosión de la crisis, a pesar de que hay cerca de 300 protocolos y acuerdos pendientes de aprobación parlamentaria. La medida se ha tomado después de que la tensión se disparara en el Golfo arábigo cuando cinco países árabes, entre ellos Arabia Saudí y Egipto, decidieron cortar relaciones diplomáticas con Catar bajo la acusación de que el pequeño y rico país «apoya organizaciones terroristas». Estos, además, han cerrado su espacio aéreo a los aviones con bandera de Catar y el transporte de alimentos, lo que complica el acceso al mercado internacional del pequeño país, famoso por sus inmensas reservas energéticas y por la cadena de televisión estatal Al Jazeera. Turquía ya tiene desplegados 90 soldados en una base militar provisional en Catar. Según fuentes citadas por el diario Hürriyet, entre 200 y 250 militares se desplazaran en los próximos dos meses al país árabe, en lo que sería la primera fase del nuevo despliegue. El número de barcos y aviones de guerra que Ankara enviará a la base, que se podría convertir en permanente, se determinará tras una inspección sobre el terreno, de acuerdo con las mismas fuentes. Asimismo, según dicta el acuerdo, agentes de la Gendarmería turca entrenarán a unidades cataríes y los dos países podrán realizar maniobras militares conjuntas. «Las tropas turcas vienen a Catar para aumenta la seguridad entoda la región», ha asegurado el ministro de Exteriores catarí Mohammed bin Abdulrahman al-Thani. Aunque Turquía no ha querido criticar directamente la decisión de Arabia Saudí, su posicionamiento junto a Catar complica el rol de «mediador» que Erdogan dijo que quería para su país en esta crisis. Y es que Ankara y Doha comparten más que acuerdos militares. Arabia Saudí señala a los Hermanos Musulmanes, una organización política y social islamista que en Egipto alcanzaron el poder tras las revoluciones árabes, como una de esas «organizaciones terroristas» a las que acusa a Catar de apoyar. Turquía, en especial el Gobierno del AKP, es uno de los principales valedores de los Hermanos Musulmanes en la región. Relación económica Además, durante los últimos años, los mismos en los que una fallida política exterior ha aumentado su número de enemigos en la zona, Turquía experimenta un aumento de la inversión catarí. En una reciente visita al país árabe, Erdogan aseguraba su intención de aumentar las relaciones económicas bilaterales. «En 2017 llevaremos a cabo proyectos de industria de defensa por valor de 2.000 millones de dólares». Y no es solo en el campo militar. «Catar es el séptimo país de la lista donde las constructoras turcas tienen más proyectos», en palabras del propio ministro vice primer ministro turco Mehmet Simsek. «Es especialmente destacable el éxito de nuestras empresas en los proyectos del metro y el aeropuerto de Doha. Me gustaría también subrayar que estamos listos para cualquier contribución con nuestros amigos cataríes en la organización del Mundial de Fútbol de 2022».